Noticias de "facebook"

27-11-2019 | abc.es
Black Friday 2019: cuidado con la estafa de las opiniones falsas en productos
Las estafas en internet están a la orden del día, y se vuelven especialmente peligrosas durante épocas en las que el consumismo se dispara. Como es el caso, por ejemplo, de Black Friday. Ahora, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirma en un comunicado que ha constatado la existencia de empresas que venden sus productos a través de internet, y que que ofrecen una comisión o sus productos gratis a cambio de una valoración positiva. OCU explica que estas empresas, o sus intermediarios, suelen emplear redes sociales como Facebook o Telegram para establecer el contacto con los consumidores que emiten esas opiniones. Por el momento, la organización ha podido reunir más de 75 empresas, casi todas radicadas en China, que venden centenares de productos en Amazon y están utilizando este mecanismo para dar más visibilidad a sus productos. A su vez, afirma que las opiniones falsas se pueden encontrar en las tres plataformas más importantes: Amazon, TripAdvisor y Booking. Para descubrirlas, se han empleado técnicas de big data y se han analizado 6.360.000 opiniones, sobre 47.000 productos y hoteles. De este análisis se desprende que un 8,4% de los productos analizados en Amazon están afectados por opiniones anómalas. En TripAdvisor el 6,2% de los hoteles anunciados está afectado por este problema, mientras que en el caso de Booking se limita al 2,1%. OCU apunta que estas pruebas han demostrado que las opiniones falsas, lejos de ser una anécdota, podrían estar teniendo una significativa influencia en la oferta de los grandes gigantes comerciales en internet. A su vez, señala que los controles que establecen no son suficientes para eliminar este tipo de opiniones. Según los datos de la organización, y dependiendo del producto, casi un tercio de los consumidores señala las opiniones de los usuarios como un motivo importante para decidir su compra. Si además, explican, aproximadamente el 70% de los consumidores solo mira los resultados de la primera página del buscador, la existencia de opiniones falsas tiene una repercusión negativa en las decisiones de compra de los consumidores.
27-11-2019 | abc.es
Un fallo de Facebook y Twitter pone en riesgo los datos de cientos de usuarios
Un error de código permitió a desarrolladores de aplicaciones descargadas a través de la tienda virtual Google Play acceder a los datos personales de centenares de usuarios de Facebook y Twitter, informaron hoy las compañías. El error se hallaba en el paquete para desarrolladores de software One Audience y permitía a quienes creasen aplicaciones acceder a información de los usuarios como direcciones de correo electrónico, nombres de usuario y contenidos compartidos. Facebook y Twitter informaron del hallazgo en sendos comunicados y dijeron tener constancia de que hay «centenares de afectados», con quienes las empresas contactarán para comunicarles que sus datos podrían haber sido expuestos sin su consentimiento explícito. Pese a que la información que quedó expuesta era la contenida en las redes sociales, el error en este caso no habría sido culpa de Facebook y Twitter, sino de «One Audience» y sus herramientas para el desarrollo de software. «Aunque no tenemos pruebas que sugieran que este error fue usado para tomar el control de alguna cuenta de Twitter, es posible que eso pueda haber ocurrido», indicaron desde la empresa que dirige Jack Dorsey. Los datos de los usuarios podrían haber quedado expuestos después de que un usuario utilizase su cuenta de Facebook o Twitter para registrarse en alguna de las aplicaciones descargadas a través de Google Play y creadas mediante One Audience. En ese caso, serían los desarrolladores de estas aplicaciones -y no Facebook, Twitter o One Audience- quienes habrían podido acceder a los datos personales de los internautas. Aunque las empresas propietarias de las redes sociales evitaron mencionar aplicaciones específicas, medios estadounidenses apuntaron a que por lo menos dos de los afectados podrían ser los programas de edición de fotografía Giant Square y Photofy. «Tras la investigación, hemos eliminado las aplicaciones de nuestra plataforma por violar las políticas de uso y hemos emitido órdenes para finalización de la actividad a One Audience y Mobiburn», apuntaron desde Facebook.
26-11-2019 | elpais.com
Libra, en el limbo de las gafas inteligentes
Alguna innovación sale con el pie torcido. Facebook no ha sabido guardar nuestros datos y ahora quería mover nuestro dinero. ¿Qué podía salir mal?
25-11-2019 | abc.es
Facebook creó una aplicación de reconocimiento facial para sus empleados
Facebook ha creado una app que utilizó entre 2015 y 2016 que permitía a sus empleados identificar a sus compañeros y amigos que habían habilitado la función de reconocimiento facial al enfocarles con la cámara del teléfono. Con la app, los trabajadores de la compañía, que apuntasen con las cámaras de sus teléfonos a otras personas, podían ver tras unos segundos el nombre y la foto de perfil de Facebook de dicha persona, según ha informado Business Insider. «Como una forma para aprender sobre nuevas tecnologías, nuestros equipos crean regularmente apps para que sean utilizadas de forma interna», ha indicado un portavoz de Facebook a CNET. Facebook ha negado que esta app pudiera reconocer a cualquier persona externa a la compañía, y ha explicado que «estaba solo disponible para empleados de Facebook y tan solo podía reconocer a trabajadores y a sus amigos que han habilitado el reconocimiento facial». La app fue desarrollada entre 2015 y 2016, pero desde entonces estaba interrumpida, según una fuente anónima citada por Business Insider. A principios de noviembre, Facebook anunció que estaba experimentando con una nueva herramienta de reconocimiento facial para identificar a los usuarios de la red social, con la que tienen que hacerse un vídeo en el que aparezcan todos los ángulos de su cara. Asimismo, en septiembre, la compañía extendió su herramienta de reconocimiento facial, permitiendo a los usuarios dotar de un factor extra de protección de su cuenta. También notifica sobre las fotografías en las que aparece el usuario pero en las que todavía no ha sido etiquetado. La «app» fue creada antes del escándalo de Cambridge Analytica en 2018, cuando se desveló que la empresa había obtenido de forma ilegal datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook, que luego fueron utilizados en beneficio de la campaña electoral del presidente estadounidense, Donald Trump.
22-11-2019 | abc.es
Twitter lanza una herramienta para combatir a los «trolls» en la red social
Facebook lleva tiempo trabajando para que sus redes sociales, entre las que se encuentran Twitter e Instagram, cuenten con un ecosistema más sano. Así lo demuestra el que, hace una semana, la «app» fotográfica comenzara a probar la desaparición del marcador de «like» en todo el mundo. Ahora la plataforma del pajarito ha lanzado una funcionalidad que permite a los usuarios ocultar las respuestas a los tuits. «Todo el mundo debería sentirse seguro y cómodo mientras habla en Twitter. Para hacerlo posible, necesitamos cambiar cómo funcionan las conversaciones en nuestro servicio. Actualmente, los usuarios que participan en una conversación pueden cambiar el tema o el tono de una conversación y desviarse del asunto del que tanto tú como tu audiencia queréis hablar», afirma la red social a través de su blog. La nueva funcionalidad, que ya está disponible, permitirá a los usuarios gestionar sus conversaciones en la plataforma. Si estos reciben algún comentario en un post que no quiere que vea el resto, lo único que debe hacer es pulsar sobre el tuit en cuestión y seleccionar la opción «ocultar respuesta». Cuando se realiza esta occión, Twitter da la opción automática de bloquear a la persona que ha escrito el texto. A su vez, si en algún momento el usuario quiere que el post vuelva a ser visible, puede hacerlo sin ningún problema. De acuerdo con esto, el usuario no elimina las respuestas de forma genérica, sino que las oculta. Esto implica que, aunque en el hilo de la conversación no aparezcan como tal, estarán disponibles para su consulta en un nuevo botón ubicado en el primer «tuit». De esta forma, se «garantiza que se haga un buen uso de la nueva herramienta». Cabe recordar que Twitter ya estaba probando la herramienta en Canadá, donde, según la red social, fue empleada por el 85% de los usuarios. A su vez, la compañía ha adelantado que está trabajando en más opciones sobre quién puede responder o ver conversaciones específicas, y probando cambios relacionados con la interacción para ver si ayudan a una conversación más saludable. Como hemos dicho, la opción de ocultar respuestas se está implementando en iOS, Android, Twitter Lite y twitter.com.
22-11-2019 | abc.es
Cuidado, las «apps» de Facebook y de Instagram en Android están llenas de vulnerabilidades
La empresa de ciberseguridad Check Point ha descubierto que aún continúan vigentes antiguas vulnerabilidades críticas en cientos de aplicaciones de Android como Facebook, Instagram, Yahoo Browser o WeChat, que podrían ser usadas por los ciberdelincuentes para robar la información que sus usuarios tienen almacenada. Los fallos de seguridad, además de exponer los datos de los usuarios, permiten obtener los permisos de Android a los que la aplicación tiene acceso, como la ubicación del usuario o leer conversaciones, como ha advertido Check Point en un comunicado. Los investigadores de la compañía han descubierto esta situación al encontrar patrones conocidos asociados con versiones vulnerables de código abierto que ya habían sido descubiertos con anterioridad, en una muestra de tres vulnerabilidades de Ejecución de Código Arbitrario que ya fueron descubiertas y solventadas entre 2014 y 2016. El análisis demuestra que este tipo de brechas de seguridad ya conocidas pueden mantenerse vigentes con el paso del tiempo en aplicaciones populares para Android, incluso aunque hubieran sido corregidas en su momento, ya que su código obsoleto puede reutilizarse, según han apuntado desde la compañía. Esto se debe a que una aplicación móvil suele utilizar docenas de componentes reutilizables, también denominados bibliotecas nativas, que pueden derivar de proyectos de código abierto o incorporar fragmentos de código de estos proyectos. Cuando se encuentra una vulnerabilidad en uno de estos proyectos y se corrige, resulta complicado tener el control sobre aquellas bibliotecas nativas que se han visto afectadas por el fallo de seguridad o sobre las aplicaciones que hacen uso de esos componentes. El director técnico de Check Point para España y Portugal, Eusebio Nieva, ha señalado al respecto que «a pesar de que las tiendas de aplicaciones móviles y los desarrolladores analizan de forma proactiva estos programas en busca de patrones de «malware» (virus informático), por lo general dedican menos atención a aquellas vulnerabilidades críticas conocidas desde hace tiempo». «Actualizar las aplicaciones es una medida de seguridad primaria, pero no ofrece una certeza absoluta de que el dispositivo se está protegiendo al máximo nivel», como ha apuntado también Nieva. Además, la compañía ha resaltado que Google no obliga a los desarrolladores a modificar el código de terceros, ofreciéndoles únicamente la actualización de sus aplicaciones cuando se encuentra un fallo de seguridad. Esto supone un grave riesgo para la seguridad de los usuarios, de acuerdo con la compañía. Check Point ha asegurado que ya le ha comunicado tanto a las aplicaciones como a Google la vigencia de estas antiguas vulnerabilidades críticas en Android.
21-11-2019 | abc.es
Google limitará los anuncios políticos dejando solo a Facebook
Las próximas elecciones estadounidenses se van a mirar con lupa. Lo que se pretende es que no se produzcan interferencias ajenas como sucedieron en la victoria de Donald Trump hace cuatro años. Y, de nuevo, las plataformas de internet juegan un papel determinante en la construcción de los discursos sociales. Aunque no está demostrado científicamente la capacidad de influencia de las llamadas «fake news» en redes sociales, las principales compañías han movido ficha. La última, Alphabet, propietaria del buscador Google, que ha anunciado una nueva medida para limitar el alcance de los anuncios políticos. Los partidos políticos, por tanto, no podrán hacer publicidad en Google segmentada por diferentes categorías como su ubicación o su sexo, según explica en un comunicado Scott Spencer, vicepresidente de Gestión de productos de Google Ads, su plataforma de publicidad. El gigante de internet, por tanto, va a dejar de ofrecer a los anunciantes la capacidad de orientar sus mensajes electorales utilizando datos de registro de votantes públicos y afiliaciones políticas generales, algo permitido en el mercado estadounidense. Hasta ahora, aquellos anunciantes verificados podían segmentar sus anuncios utilizando información ideológica de sus usuarios tales como si eran defensores de discursos de la izquierda, eran más conservadores o se definían como independientes. Esta medida se produce en un momento delicado en el que las plataformas de redes sociales están bajo una gran presión acerca de su negocio de la publicidad política de cara a las próximas elecciones presidenciales de EE.UU. en 2020. Pese a todo, Google ha avanzado que los anunciantes aún podrán aprovechar su sistema de publicidad contextual y publicar anuncios dirigidos a usuarios que, por ejemplo, están leyendo una información determinada o consumen un video en particular a través de su servicio YouTube. La compañía comenzará a aplicar este nuevo enfoque en el Reino Unido dentro de una semana, antes de las elecciones generales previstas para el 12 de diciembre. También lo extenderá ala Unión Europea a finales de año y al resto del mundo a partir de enero. «Dadas las actuales preocupaciones y debates acerca de la publicidad política y la importancia de la confianza en el proceso democrático, queremos garantizar a los votantes lo que pueden ver en nuestras plataformas publicitarias», añade Spencer. La empresa, para justificarlo, ha mostrado ejemplos sobre cómo se pueden tergiversar los anuncios para influir en los usuarios, aunque ha adelantado que no se permitirán afirmaciones falsas sobre los resultados electorales o los candidatos políticos. Esta medida, sin embargo, se produce un mes después de que Google se negara a retirar un anuncio publicado por la campaña de reelección del presidente Donald Trump en su servicio YouTube que, según los responsables de la campaña del demócrata Joe Biden, contenía afirmaciones falsas. El gigante de internet se une así a otros servicios como Twitter, popular red de micromensajes, que ha decidido recientemente prohibir los anuncios electorales a riesgo de reducir sus ingresos. Contrasta, en cambio, con la postura del gigante de las redes sociales Facebook, que ha sido duramente criticado por legisladores y reguladores por su decisión de no verificar las informaciones vertidas por los políticos en su plataforma.
20-11-2019 | abc.es
Las empresas tecnológicas se movilizan contra los anuncios falsos (salvo Facebook)
La trama rusa derivó en otros frentes en el universo virtual de las redes sociales. Entes que, utilizados y saboreados por millones de personas, han catapultado, y anulado deliberadamente, un sinfín de torrentes de información. La pregunta es clara: qué fue lo primero, si el huevo o la gallina; si las noticias falsas ya se distribuían por internet antes de la llegada de estas plataformas tan populares, pero lo cierto es que la mentira, que siempre ha sido capitalizada por el mentiroso, ha aprovechado la dejadez de los servicios digitales para manipular a los ciudadanos en los últimos años. En plena burbuja electoral en muchos países, entre ellos, Estados Unidos, el terreno donde se ha originado todo el problema, las empresas de internet han empezado a mover ficha para intentar subsanar el germen del mal, aunque con pequeñas grandes diferencias. La primera en reconocerlo ha sido Twitter. La red de micromensajes ha sido tajante; prohibir los anuncios políticos directamente. Así, muerto el perro se acabó la rabia, debieron entender en la junta directiva de la empresa estadounidense. Es una medida drástica, que su fundador, Jack Dorsey, defendió recientemente: «Pagar para aumentar el alcance de un discurso político tiene ramificaciones significativas que la infraestructura política actual podría no estar preparada para gestionar. Merece la pena da un paso atrás para abordarlo», manifiesta. De hecho, cree que «el alcance del mensaje político debe ser ganado, no comprado». El mayor problema de las redes sociales es su credibilidad. Servicios digitales muy criticados en los últimos años por no bloquear las campañas de manipulación rusas en las elecciones estadounidenses de 2016. La decisión de Twitter contrasta, sin embargo, con la de Facebook, cuyo fundador y líder Mark Zuckerberg, ha defendido incluso la compra de mensajes políticos en la red social incluso si contenían mentiras o falsedades como defensa de la libertad de expresión. Este enrocamiento de Zuckerberg solamente se puede entender únicamente en términos económicos: el golpe a sus ingresos sería brutal. Pero han empezado a surgir voces críticas que piden un cambio por el bien de la democracia. El obstáculo al que se enfrenta Facebook es que, si acepta que trata contenidos informativos, debería ajustarse a otro tipo de regulación, tal vez menos favorable en algunos mercados a su boyante economía. Pero, por contra, si mira al tendido es posible que vuelva a suceder lo que se teme; que alguien malintencionado intente interceder entre los usuarios con la propagación de anuncios políticos que, en muchas ocasiones, contienen datos falsos. Zuckerberg quiere abanderar así la «libertad de expresión». Y no solo acepta anuncios políticos de todo tipo sino que se niega a verificarlos. Lo ha manifestado en reiteradas ocasiones a pesar de enfrentarse a la opinión de expertos y dirigentes políticos incluso que, como su nueva villana, la demócrata Elizabeth Warren, proponen «fragmentar» Facebook. Pero ante la marejada, el ejecutivo estadounidense ha empezado a modificar su discurso; está dispuesto a considerar la posibilidad de limitar la capacidad que actualmente tienen los candidatos políticos para mostrar anuncios políticos a grupos de personas concretos, conocidos como microanuncios políticos dirigidos, basándose en la información personal que recoge la plataforma sobre los mismos, con el fin de disminuir la difusión de informaciones falsas. Tres portavoces de Facebook lo contaron hace poco a la cadena «NBC News». Zuckerberg, ahora, ha visto las orejas al lobo: se encuentra abierto a considerar nuevas ideas sobre cómo disminuir la difusión de información falsa a través de los anuncios políticos que emiten los candidatos correspondientes en su plataforma. Pero ¿quién está detrás de los anuncios falsos patrocinados en redes sociales? Ha habido muchas teorías, pero la preocupación y el nerviosismo se ha asentado en Bruselas y Washington que han iniciado sendas investigaciones, aunque la complejidad del asunto limita sus capacidades de actuación. Aunque no es una red social al uso, Google también es corresponsable de albergar contenido fraudulento y repleto de falsedades. Alphabet, su empresa matriz, ha empezado a planear cambios en su política de anuncios electorales para su buscador, según avanzó «The Wall Street Journal». Lo que ha trascendido extraoficialmente es que la medida más conveniente va a ser hacer ajustes sobre el tipo de audiencia a los que van a dirigirse sus anuncios pagados a través de su plataforma publicitaria. Una medida que, además, se extendería a todos sus servicios como YouTube, el canal de vídeos más popular del mundo.
20-11-2019 | abc.es
Cuidado, si ves este cupón de descuento por Facebook te pueden robar el dinero y los datos
La empresa de ciberseguridad ESET ha descubierto un nuevo troyano bancario, llamado Mispadu, que pone en riesgo los datos y el dinero de los usuarios. El virus se hace pasar por un inofensivo cupón de descuento de la empresa de comida rápida McDonald's. El objetivo que persigue es robar los datos de la cuenta corriente de aquellos que hacen «click» encima de las ventanas emergentes en las que se muestra en Facebook. En el momento en que el usuario pincha sobre la publicidad, los cibercriminales detrás del malware (virus) le redirigen a un sitio web malicioso en el que se descarga un archivo comprimido, que es en el que se aloja Mispadu. En caso de que se ejecute, el dispositivo en cuestión quedará infectado y extraerá las credenciales almacenadas, especialmente las bancarias. «El virus está interesado en todo lo que sean datos bancarios, especialmente códigos de tarjetas de crédito. En el caso de Brasil modifica los boletos, un tipo de pagaré que allí se emplea, con el fin de redirigirlos a los ciberdelincuentes», explica a ABC el responsable de investigación y concienciación de ESET España, Josep Albors. Mispadu, además, aprovecha los dispositivos electrónicos que infecta para reproducirse vía correo electrónico entre los contactos de la víctima. También cuenta con una puerta trasera que toma capturas de pantalla, copia el puntero del ratón, realiza acciones de teclado y registra las teclas pulsadas por el usuario cuando introduce sus credenciales. Desde la empresa de ciberseguridad apuntan que, por el momento, el virus ha estado activo exclusivamente en países Iberoamericanos. «No podemos decir que esté muy extendido. Pero ha afectado mucho en Latinoamerica, especialmente en Brasil. Este tipo de troyanos suelen estar desarrollados en el sitio donde más daño hacen. En España, por el momento, no hay ningún caso», apunta Albors.
20-11-2019 | abc.es
Cuidado: si ves este cupón de descuento de McDonald's por Facebook te pueden robar el dinero y los datos
La empresa de ciberseguridad ESET ha descubierto un nuevo troyano bancario, llamado Mispadu, que pone en riesgo los datos y el dinero de los usuarios. El virus se hace pasar por un inofensivo cupón de descuento de la empresa de comida rápida McDonald's. El objetivo que persigue es robar los datos de la cuenta corriente de aquellos que hacen «click» encima de las ventanas emergentes en las que se muestra en Facebook. En el momento en que el usuario pincha sobre la publicidad, los cibercriminales detrás del malware (virus) le redirigen a un sitio web malicioso en el que se descarga un archivo comprimido, que es en el que se aloja Mispadu. En caso de que se ejecute, el dispositivo en cuestión quedará infectado y extraerá las credenciales almacenadas, especialmente las bancarias. «El virus está interesado en todo lo que sean datos bancarios, especialmente códigos de tarjetas de crédito. En el caso de Brasil modifica los boletos, un tipo de pagaré que allí se emplea, con el fin de redirigirlos a los ciberdelincuentes», explica a ABC el responsable de investigación y concienciación de ESET España, Josep Albors. Mispadu, además, aprovecha los dispositivos electrónicos que infecta para reproducirse vía correo electrónico entre los contactos de la víctima. También cuenta con una puerta trasera que toma capturas de pantalla, copia el puntero del ratón, realiza acciones de teclado y registra las teclas pulsadas por el usuario cuando introduce sus credenciales. Desde la empresa de ciberseguridad apuntan que, por el momento, el virus ha estado activo exclusivamente en países Iberoamericanos. «No podemos decir que esté muy extendido. Pero ha afectado mucho en Latinoamerica, especialmente en Brasil. Este tipo de troyanos suelen estar desarrollados en el sitio donde más daño hacen. En España, por el momento, no hay ningún caso», apunta Albors.
2