Noticias de "facebook"

18-06-2020 | abc.es
Facebook denuncia a una empresa madrileña que vendía «likes» y comentarios falsos en Instagram
Facebook ha denunciado a la empresa con sede en Madrid MGP25 Cyberint Services por vender «likes» y comentarios falsos automatizados a cuentas de Instagram. Cabe recordar que las condiciones de uso de la red social por antonomasia, así como las de la plataforma fotográfica, que también es propiedad de Mark Zuckerberg, prohíben el uso de herramientas automáticas para generar interacciones fraudulentas. Además de la demanda, que ha sido presentada este mismo jueves, la empresa madrileña ha sido castigada por Facebook con la prohibición del uso de la red social. «El servicio del acusado (MGP25 Cyberint Services) fue diseñado para evadir las restricciones de Instagram contra el compromiso falso imitando la aplicación oficial de Instagram en la forma en que se conecta a nuestros sistemas. Los acusados hicieron esto con fines de lucro, y continuaron haciéndolo incluso después de que enviamos una carta de cese y desistimiento y deshabilitamos sus cuentas», apunta Facebook en un comunicado. La tecnológica añade, a su vez, que se trata de «una de las primeras veces en una compañía de redes sociales que se usa un litigio coordinado y multi jurisdiccional para aplicar sus términos de uso y proteger a sus usuarios». Un problema extendido La interacciones falsas en redes sociales se han convertido en un problema endémico y un quebradero de cabeza para Mark Zuckerberg. Gracias a su uso, políticos, «influencers» y empresas pueden aumentar su visibilidad de forma artificial dentro de estos entornos. Tanto Facebook como Instagram llevan tiempo implementando medidas que tienen como objetivo paliar sus efectos. Uno de los más importantes, y criticados, fue la desaparición del contador de «Me Gusta» lanzado en fase de pruebas en ambas plataformas. «Este tipo de uso pone en riesgo la credibilidad de quien lo emplea. También, evidentemente, lo empobrece mucho. Especialmente después de la pandemia, cuando la gente lo que está buscando en empresas y personalidades, sobre todas las cosas, es ética humana. Entonces, meter, por ejemplo, a bots en una discusión en redes sociales para ganar influencia y ganar por goleada, o comprar seguidores, supone poner en riesgo tu marca. Además, a quienes lo hacen más tarde o temprano se les coge», explicaba recientemente a ABC el experto en marketing digital Pablo Herreros. Herreros apuntaba, a su vez, que inflar las estadísticas en redes sociales, ya sea con la compra fraudulenta de interacciones o de seguidores, es realmente sencillo: «Si escribes en Google comprar seguidores en cualquier red social te encontrarás facilmente con empresas que lo ofertan. También los puedes encontrar de más calidad. Aquellos a los que los programadores se han preocupado de ponerles un foto y rellenarles la biografía. El precio, evidentemente, sube según se van sofisticando».
17-06-2020 | abc.es
¿Es peligroso el 5G para la salud? La UE se pronuncia
Varios mensajes compartidos en redes sociales dicen que la Unión Europea ha «confirmado» recientemente que la tecnología 5G es perjudicial para la salud de las personas y el medio ambiente. No es cierto: lo que el Consejo de la UE ha hecho es, precisamente, advertir sobre ese tipo de falsedades, y especialmente de los mensajes que afirman que las redes de 5G «suponen una amenaza para la salud o están vinculadas con la COVID-19». Los mensajes que se han hecho virales en Facebook y Twitter en España tergiversan las conclusiones del Consejo de la Unión Europea sobre «El futuro digital de Europa» del 9 junio para argumentar un supuesto rechazo de las autoridades comunitarias a la tecnología 5G. El contenido compartido enlaza con un artículo publicado en el sitio web de la Plataforma Ciudadana para la Investigación Judicial del Sector Eléctrico, una asociación que se define como «dedicada a la defensa de consumidores y usuarios de electricidad» y que analiza la relación entre las radiaciones electromagnéticas y la salud. La base de este artículo es un punto del documento del Consejo, en el que el organismo europeo destaca que la implantación de redes de telecomunicaciones como 5G o 6G «tiene en cuenta las directrices internacionales sobre los efectos de los campos electromagnéticos en la salud». Esta última afirmación es la que desarrolla la web de esta plataforma, obviando que, a continuación de esa frase, el Consejo de la UE «manifiesta la importancia de combatir la expansión de información falsa ligada a las redes de 5G, especialmente en lo relativo a afirmaciones falsas según las cuales dichas redes suponen una amenaza para la salud o están vinculadas con Covid-19». Datos: La Unión Europea no ha reconocido que las redes de telecomunicaciones de 5G supongan una amenaza para la salud ni el medio ambiente y, de hecho, regula unos niveles máximos de exposición a redes móviles que son 50 veces inferiores a los que pueden causar daños en la salud, según investigaciones científicas. Por tanto, la afirmación acerca de que la UE confirma que el 5G es perjudicial es «un bulo», confirman a EFE fuentes comunitarias. «Proteger la salud de la población es una de las prioridades de la UE, también cuando se trata de la expansión del 5G. Los límites de exposición para el público en general fijados por la UE aplicados a cualquier red móvil son al menos 50 veces más bajos de lo que la evidencia científica internacional sugiere que tiene algún efecto potencial sobre la salud», indican desde la Comisión Europea. La normativa comunitaria respecto a los niveles de exposición a campos electromagnéticos se basan en una recomendación del Consejo que fija estos límites estrictos en línea con las directrices de la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP, por sus siglas en inglés) de 1998. Después de 20 años y tras haber revisado la literatura científica, las nuevas pautas de la ICNIRP confirman la idoneidad de los límites actuales para la exposición a campos electromagnéticos, con ligeras adaptaciones a las frecuencias de las redes 5G. Igualmente, la normativa comunitaria tiene en cuenta las recomendaciones del Comité Científico sobre Salud, Medio Ambiente y Riesgos Emergentes (SCHEER), que evalúa los riesgos para la salud que pueden estar asociados con la exposición a campos electromagnéticos. El Parlamento Europeo, por su parte, no ha aprobado ningún reglamento o resolución que reconozca que el 5G es perjudicial, aunque ha subrayado la necesidad de realizar las pruebas necesarias para garantizar que no existen riesgos para la salud pública, indican a EFE fuentes de la Eurocámara. El Consejo de Europa no es una institución de la UE Los mensajes que acompañan a la afirmación falsa acerca de la UE y el 5G sostienen su argumentación en una resolución de 2011 del Consejo de Europa, que no es una institución comunitaria, sobre los «Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos sobre el medio ambiente». En este texto de 2011, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa pide revisar los límites en los niveles de radiofrecuencias como las de la telefonía móvil, ya que «parecen tener efectos biológicos no térmicos potenciales más o menos dañinos para plantas, insectos y animales, así como en el cuerpo humano cuando se expone a niveles inferiores a los umbrales oficiales». El artículo que se ha viralizado comparte, en su parte final, unas supuestas exigencias del Tratado de Funcionamiento de la UE, tales como «tomar las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos» o «prestar especial atención a las personas electrosensibles», que no están recogidos en dicho texto jurídico europeo. Una radiación no ionizante, como la radio o la televisión La tecnología 5G, como se conoce a la quinta generación de redes de telecomunicaciones, pertenece dentro del espectro radioeléctrico a las radiaciones «no ionizantes», similares a las ondas de radio o televisión y cuya menor frecuencia provoca que la energía que transportan no altere los electrones de los materiales con los que contacta o las células del ser humano. «Los efectos sobre la salud de las ondas de radio se vienen estudiando desde finales del siglo XIX, en particular en las inmediaciones de emisoras de radio y televisión, que emiten con una potencia mucho mayor que el 5G», explica a EFE el catedrático de Ingeniería Telemática de la Universidad Carlos III de Madrid Arturo Azcorra, director del instituto de investigación IMDEA Networks. Azcorra apunta que «múltiples emisoras llevan emitiendo durante décadas ondas con potencias de hasta 100.000 watios, sin que se hayan constatado efectos adversos». «Los teléfonos 5G emiten con potencias en torno a 0,5 watios, y las estaciones base 5G, en torno a 60 watios», precisa. El otro grupo, el de las radiaciones ionizantes, incluye aquellas que tienen alta frecuencia y sí pueden alterar los electrones de un átomo o la información de una célula, como la luz ultravioleta o los rayos X, que se emplea en entornos controlados. No obstante, aunque estas radiaciones no ionizantes no tengan estos efectos, tanto la UE como España establecieron a finales de la década de los 90 límites a la exposición a este tipo de radiaciones basados en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la ICNIRP. La comisión internacional de expertos médicos en la que se basan estos límites, la ICNIRP, controla periódicamente esos umbrales y, dos décadas después, no ha detectado riesgos para la salud, explica a EFE el epidemiólogo Francisco Vargas, director científico del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS). «La ICNIRP publicó en marzo de 2020 unas directrices que actualizan sus umbrales de seguridad y en esta revisión no han considerado que haya que ser más estrictos, y se trata de una comisión que consulta a expertos de todo el mundo. No hay fundamento científico para reducir esos límites», ha asegurado Vargas. A este respecto, el físico y profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha Alberto Nájera, vocal del CCARS, añade que las investigaciones realizadas por este organismo revelan que la exposición media está muy por debajo de esos umbrales. «La radiación media a la que estamos expuestos está entre 10.000 y 100.000 veces por debajo de esos límites de seguridad y no se espera que 5G los incremente mucho», ha asegurado a EFE. No se ha detectadi ningún efecto perfudicial El artículo viral también hace referencia a una petición del Defensor del Pueblo para realizar una evaluación de impacto ambiental del Plan Nacional de 5G, a la que la Secretaría de Estado de Avance Digital responde que los límites de emisiones «no dependen de la tecnología utilizada (4G ó 5G)», sino de la banda de radiofrecuencias. El 5G va a emplear la banda de radiofrecuencias que «ya se utilizan a nivel masivo en España, con la única excepción de la banda de 26 GHz, que aún no ha sido adjudicada para el uso de 5G para servicios comerciales masivos», añade la Secretaría de Estado. En este sentido, el director científico del CCARS recuerda que en España se realizan habitualmente estudios que miden la exposición de las personas a las radiofrecuencias y no se ha detectado «ningún efecto perjudicial hasta el momento». «Desde los años 90 ha transcurrido tiempo suficiente para observar el incremento de una enfermedad y dar una alerta, y la realidad es que ninguna enfermedad ha demostrado tener como causa las radiofrecuencias», apunta Vargas. Por su parte, Azcorra considera «radicalmente falso» que se hayan detectado daños sobre la salud o el medio ambiente por el efecto de las radiofrecuencias. «En el Reino Unido se está investigando a una empresa que vendía unos dispositivos que falsamente protegían contra los falsos efectos negativos del 5G. Esto es otro ejemplo de entidades que se lucran promoviendo falsas informaciones, y que deberían tener consecuencias penales», opina el catedrático de la Carlos III de Madrid. El «electrosmog», un término no científico atribuido a la OMS El artículo viral también hace referencia al término «electrosmog» como sinónimo de «radiación electromagnética peligrosa» que, según el texto, fue «acuñado por la propia OMS». Sin embargo, ese término no está recogido en la web oficial de la Organización Mundial de la Salud. «El electrosmog es un término no científico que denomina al conjunto de ondas de radio producidas por distintas fuentes (radio, televisión, WiFi, telefonía móvil, mandos a distancia, motores eléctricos, radares, ..) y busca hacer un paralelismo con la contaminación del aire, que en inglés se denomina 'smog'», explica Azcorra. Para Vargas, el objetivo de ese concepto es «asemejar la toxicidad de los motores de combustión a la exposición electromagnética», dos aspectos que «no son comparables» porque los límites de la exposición son «extremadamente bajos». EFE consultó a la Plataforma Ciudadana para la Investigación Judicial del Sector Eléctrico para exponerle estas pruebas, pero mantuvo que su artículo es «correcto» y «no contiene ningún error».
17-06-2020 | abc.es
Los usuarios de Facebook podrán desactivar los anuncios políticos en las elecciones estadounidenses
Facebook se preparara para las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Una de las medidas para hacer frente a las posibles dudas de manipulación informativa será la posibilidad de desactivar los anuncios políticos en este contexto. La multinacional norteamericana se ha enfrentado a fuertes críticas por permitir este tipo de publicidad que en ocasiones puede incluir información falsa. Esta decisión sigue los pasos de la plataforma rival Twitter, que limitó los anuncios de contenido político en octubre pasado. Los directivos de la compañía estadounidense han salido en tromba a prometer lo prometido: los cambios realizados en los últimos años no afectarán al desarrollo de las votaciones en Estados Unidos en noviembre donde Donald Trump se juega la reelección. Dos personas de mucho peso como su fundador Mark Zuckerberg y su relaciones públicas internacionales Nick Clegg han asegurado que la compañía está preparada para hacer frente al desarrollo de los acontecimientos. En una columna de opinión publicada en «USA Today», Zuckerberg ha adelantado que Facebook va a impulsar el registro en las elecciones de los votantes, un sistema obligatorio en el país para poder ejercer el derecho a voto. «Nuestro objetivo es contribuir a que cuatro millones de personas se registren para votar», escribe el empresario. Para ello, se ha comprometido a divulgar contenidos institucionales para animar al voto en una campaña informativa de alcance nacional. Para lograr esto, la red social creará un nuevo Centro de información de votaciones con información institucional, que incluye cómo y cuándo votar, así como otros aspectos de interés acerca del sistema de registro y el cauce para votar por correo. También se incluirán publicaciones de funcionarios electorales estatales y autoridades locales verificadas. Estos contenidos se mostrarán en un apartado destacado en el «News Feed» (muro de actualizaciones, la primera página de Facebook) y también en Instagram. La compañía estima que estos contenidos alcancen a 160 millones de personas en Estados Unidos entre julio y noviembre. Todo está preparado para una nueva prueba de fuego para Facebook. El objetivo: que no se repita la misma historia que en 2016 cuando todo saltó por los aires al demostrarse una injerencia extranjera a expensas de las elecciones presidenciales. El mundo cambió su percepción sobre una red social que parecía inocua y que tiene capacidad para desestabilizar la democracia con sus acciones. «Las elecciones de 2020 serán diferentes de cualquier otra» «Las elecciones de 2020 serán diferentes de cualquier otra. Ya iba a haber una campaña tensa, y eso fue antes de la pandemia y antes del asesinato de George Floyd y otros ciudadanos que nos obligaron una vez más a enfrentanos a la dolorosa realidad del racismo endémico en Estados Unidos. La gente pide responsabilidad, y en una democracia, la mejor manera de hacerlo es a través de la votación», apunta. Y ha dejado claro la capacidad de la mayor red social del mundo de influir en el electorado: «Plataformas como Facebook pueden desempeñar un papel positivo en estas elecciones al ayudar a los estadounidenses a alzar su voz donde más importa: votar». Zuckerberg ha asegurado que los cambios realizados en la plataforma a raíz de diversos escándalos como el de Cambridge Analytica han dado sus frutos. «Tenemos la responsabilidad de proteger la integridad de las votaciones», dice, admitiendo, además, que en 2016 fueron lentos a la hora de identificar interferencia extranjera en la plataforma. «Desde entonces, hemos construido algunos de los sistemas más avanzados del mundo para proteger contra la injerencia electoral: invirtiendo miles de millones de dólares en tecnología y contratando a decenas de miles de personas para trabajar en seguridad». En la prensa británica, Nick Clegg, otrora viceprimer ministro de Reino Unido, ha reforzado esta tesis en un artículo en «The Telegraph», en el que reconoce que Facebook se está preparando para unas elecciones controvertidas y, para ello, la empresa ha examinado detenidamente lo que salió mal en 2016 para realizar «grandes cambios».
16-06-2020 | abc.es
WhatsApp estrena los pagos móviles, aunque solo en Brasil
Los pagos a través del teléfono móvil es un fenómeno muy extendido. Durante las medidas de confinamiento se han revelado como grandes alternativas al dinero físico. Las empresas tecnológicas quieren sacar tajada de este negocio. Entre ellas, Facebook, que ha ido desplegando en sus distintas aplicaciones sistemas de pago. WhatsApp es una de ellas. Acaba de estrenar en Brasil una prueba piloto para poder mandar y recibir dinero desde el propio servicio. Las transacciones están protegidas mediante un código PIN de seis dígitos o mediante la lectura de la huella dactilar. Su funcionamiento es simple. Desde el campo de texto donde los usuarios escriben sus mensajes se encontrarán con un nuevo icono que permite iniciar el proceso de transferencia. Para ello, habrá que asociar un método de pago. Esta nueva función cobrará un 3,99% de comisión a los comercios por las transferencias, según especifica en un comunicado la aplicación. Funciona a través de WhatsApp Business, la versión de la aplicación de mensajería para empresas. A través de este canal se puede enviar, recibir y hasta solicitar dinero entre contactos (amigos y familiares) como sucede en Bizum, una herramienta impulsada por entidades bancarias en España. No existen límites de transferencias. Aunque WhatsApp Par funciona de manera independiente, se procesa a través del software de pago Facebook Pay, con lo que en un futuro se espera que se pueda mandar dinero entre los distintos canales de la empresa como Instagram o Facebook. Esta medida todavía está pendiente una investigación sobre el posible cruce de datos entre distintas aplicaciones, que ya en el pasado despertó las dudas por la Comisión Europea. Los pagos de WhatsApp, que llegarán «pronto» a España según los primeros indicios, permite realizar compras y transferencias con una tarjeta de débito o crédito, pudiendo así pagar por productos y servicios de otras empresas. En cambio, cuando se envía dinero a los contactos existe un límite de envío de 1.000 reales brasileños por transacción (170 euros) y un límite de recepción de 20 transacciones por día. No hay límites para realizar compras con los comerciantes. En Brasil todos los pagos se procesan a través del proveedor de pagos local, Cielo. El lanzamiento de WhatsApp Pay se produce en un momento en el que Libra, el proyecto de criptodivisa estable liderado por Facebook, se encuentra bajo escrutinio por parte de los reguladores en varios países, como Estados Unidos o la Unión Europea. Otras empresas como Twitter y Apple también se han interesado en este fenómeno. Recientemente, Square, empresa del fundador de Twitter, Jack Dorsey, ha adquirido la plataforma de pagos española Verse en una operación cifrada entre 30 y 50 millones de euros, según medios especilizados.
15-06-2020 | abc.es
Facebook se niega a pagar a los medios de comunicación australianos por sus noticias
La plataforma social Facebook rechazó este lunes un plan de las autoridades australianas para que los gigantes tecnológicos paguen a los medios de comunicación del país un porcentaje por la publicación de sus noticias. En una carta enviada a la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, siglas en inglés), Facebook recalcó que el dejar de publicar contenidos periodísticos no supone un gran impacto dado que, ya en enero de 2018, hizo cambios en los algoritmos que privilegian las publicaciones de amigos y familiares y reducen la exposición de los usuarios a las noticias. «Tenemos la confianza de que el impacto y los ingresos de la comunidad de Facebook en Australia sería poco significativa si dejamos de ofrecer contenidos noticiosos en Australia», precisó la empresa de Mark Zuckerberg en un comunicado de prensa. La ACCC tiene previsto publicar en julio próximo el borrador de un código de conducta obligatorio, encargado por el gobierno de Australia, que incluye el pago y el intercambio de los ingresos generados por parte de las multinacionales tecnológicas por la publicación de noticias publicadas en los medios locales. Conducta Si bien Facebook recalcó que apoya la idea de la creación de un código de conducta que regule la relación entre las plataformas digitales y los medios periodísticos, considera que compartir los ingresos supondría subsidiar a un competidor. «No es saludable ni sostenible esperar que dos empresas privadas, Facebook y Google, sean enteramente responsables de apoyar un bien público y resolver los retos que enfrenta la industria mediática australiana», afirma la compañía a través del comunicado. «El código (de conducta) necesita reconocer que hay una rivalidad saludable y competitiva entre las plataformas digitales y los que publican noticias y que en ella competimos por los ingresos publicitarios», añade la nota de Facebook. Además, la gran empresa asegura que a través de su plataforma se han producidos 2.300 millones de visitas a los enlaces de las noticias publicadas por los medios australianos entre enero y mayo de 2020, lo que a su parecer está valorado en unos 133 millones de dólares (118 millones de euros). Un medio de comunicación australiano propuso el mes pasado que Facebook y Google deberían pagar 386 millones de dólares (357 millones de euros), lo que supone un diez por ciento del total de los ingresos de estas multinacionales. En el documento enviado a la ACCC, el gigante de Palo Alto propuso además la creación de un Consejo Australiano de Noticias Digitales para mediar en las disputas entre las plataformas y los medios de comunicación, como alternativa a posibles multas y sanciones contempladas en el nuevo plan. Ingresos publicitarios La ACCC destacó en su informe final, publicado el año pasado, que las plataformas digitales en Australia concentraban el 51 por ciento del gasto publicitario en 2017 tras doblar su participación en los cinco años anteriores a costa de las publicaciones impresas, que en el mismo periodo pasaron del 33 al 12 por ciento del gasto. Facebook, la red social más popular en Australia, dispone de 17 millones de usuarios mensuales en el país, el 68 por ciento de su población, mientras que Instagram -la segunda con más seguidores y propiedad de Facebook- tiene 11 millones. En 2017, Google acumuló el 90 por ciento del tráfico de búsqueda desde ordenadores en Australia y el 98 por ciento desde teléfonos móviles. Australia, como otras organizaciones y gobiernos del mundo, está preocupada por la atracción de Facebook y Google de la mayor parte de los ingresos por publicidad digital en un espacio en el que no son los autores del material periodístico que publican.
15-06-2020 | abc.es
¿Puede dañar la vista la tecnología de realidad virtual?
Puede ayudar a combatir la ansiedad. Se ha utilizado para fines terapéuticos. Para proyectos industriales. Y también comerciales. La tecnología de realidad virtual despertó de un sueño latente de veinte años para intentar reflotar una edad dorada y mostrar un gran potencial en distintos campos. Bien entrado el milenio se alinearon los astros; el software y el hardware trabajaron en paralelo para ofrecer una experiencia inmersiva totalmente cautivadora. Aunque ha evolucionado, muchos usuarios temen sufrir mareos (algunos lo experimentan), mientras que existe un cierto temor sobre los posibles efectos nocivos contra la salud ocultar. Un comentario en su perfil de la red Twitter de Danny Bittman, desarrollador de videojuegos y que ha trabajado como creador de experiencia de realidad virtual en los últimos cuatro años, ha vuelto a encender la mecha de las dudas. En su mensaje tras visitar a su oculista afirmaba que se sintió «preocupado» por su uso de la realidad virtual. El médico que le atendió -dice- culpó a la tecnología de un problema con su visión, según informa «BBC». Bittman, que reconoció pasar hasta seis horas diarias usando la realidad virtual, también añadió: «Mis ojos bailan cuando leo cosas como una pantalla o libros. Siempre he tenido una pequeña sensación así, pero ahora se ha intensificado. También está relacionado con dolores de cabeza y vértigo». No existen evidencias científicas de que la realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés) provoque problemas de vista a largo plazo. Lo que sí se han hallado son problemas derivados de una fatiga visual, provocado del uso prolongado de este tipo de gafas que se están volviendo cada vez más sofisticados. «Su capacidad para crear una experiencia inmersiva y transportarnos a otro lugar los hace fascinantes. Sin embargo, se sabe poco sobre los efectos de esta tecnología en nuestros ojos y nuestra vista», explica en un comunicado la Asociación Canadiense de Optometristas. La mayoría de los dispositivos VR contienen dos pequeños monitores de tipo LCD, cada uno proyectado en un ojo y utilizando audio binaural que crea un efecto estereoscópico. Brinda a los usuarios una ilusión de profundidad. Problema: estos monitores se colocan «muy cerca de los ojos», lo que dado pie a que los expertos se pregunten sobre los posibles efectos negativos, especialmente cuando se usan por largos períodos de tiempo. «Estas preocupaciones son reales, porque es susceptible de sufrir fatiga visual cuando uno se enfoca en un objeto durante un período prolongado de tiempo, como cuando vemos una película o miramos nuestro ordenador o teléfono inteligente a lo largo del día», insisten los expertos. La mayoría de los fabricantes de estos cascos VR han establecido advertencias también para los menores. «Esto es importante porque el sistema visual de un niño continúa desarrollándose durante la infancia», aducen las mismas fuentes. También se ha descubierto que el mareo asociado con los visores VR se produce cuando existe una falta de coincidencia entre la información visual y la posición corporal. Es engañar al cerebro. Fuentes de la Asociación de Optometristas a «BBC» han señalado que en la actualidad no tienen evidencias acerca de que la realidad virtual cause un «deterioro permanente» de la vista en niños o adultos: «Ha habido algunos estudios que analizan los efectos a corto plazo sobre el uso de visores inmersivos y no revelaron un problema en la vista. Sin embargo, algunas personas sufren síntomas temporales como náuseas, ojos secos e irritables, dolor de cabeza o fatiga visual», apuntan. Los fabricantes de este tipo de dispositivos han defendido la calidad de sus productos, aunque por regla general advierten a los consumidores de evitar largos periodos. En los términos de uso de las gafas Oculus, empresa propiedad de Facebook, se recoge que uno de cada cuatro mil personas «puede sufrir mareos y convulsiones» y, en caso de experimentarlo, acudir al médico de cabecera.
13-06-2020 | abc.es
Facebook pagó por «hackear» a un depredador de infantil investigado por el FBI
Facebook ayudó al FBI en una investigación por acoso sexual a menores contra uno de sus usuarios en Estados Unidos, y pagó a una compañía de ciberseguridad para que lo «hackeara» a través de una vulnerabilidad en otro software, Tails, una distribución de Linux diseñada para preservar el anonimato. El ciudadano de California, Buster Hernandez, apodado «Brian Kil», acosó sexualmente a docenas de niñas de forma virtual, utilizando aplicaciones de mensajería, correo electrónico y Facebook, a quienes amenazaba con llevar a cabo tiroteos en sus escuelas si no le enviaban imágenes de desnudos. Meses después de la condena y de la confesión de Hernandez, una investigación del medio especializado «Vice» ha informado de que Facebook ayudó al FBI en esta investigación y que pagó más de 100.000 dólares a una compañía de ciberseguridad para que lo «hackease» para ayudar a descubrir su identidad. Se trata de la primera vez que la compañía estadounidense toma este tipo de medida. Hernandez utilizaba herramientas para proteger su anonimato, en concreto Tails, un sistema operativo basado en Linux que oculta la identidad del usuario encriptando todas las conexiones salientes a través del navegador anónimo Tor. Con la ayuda de la empresa externa, Facebook desarrolló un «exploit» basado en una vulnerabilidad «día cero» presente en el reproductor de vídeo de Tails. De esta forma, Facebook obtuvo la dirección IP de Hernandez, lo que permitió al FBI detenerlo. Según Vice, Tails no tuvo conocimiento del «exploit» desarrollado por Facebook ni tampoco el FBI, que no llegó a obtener esta herramienta. «En este caso, no había ningún riesgo para otros usuarios más allá de esta persona, para quien había mucho más que una causa probable. Nunca habríamos hecho un cambio que hubiera afectado a más gente, como una puerta trasera», según ha asegurado un empleado de Facebook.
10-06-2020 | enter.co
La Unión Europea (UE por sus siglas en español) cree que los gigantes de la tecnología pueden hacer más para combatir las noticias falsas. Josep Borrell, líder de políticas internacionales para la EU, junto con Vera Jourova, vicepresidente del Comité Europeo de valores y transparencia, han dicho que Google, Twitter y Facebook están en la […]
10-06-2020 | abc.es
Una empresa india espió a políticos y activistas de todo el mundo
Una hasta ahora desconocida empresa india especializada en servicios de piratería informática ha sido acusada de intentar acceder a más de 10.000 cuentas de correo electrónico de dirigentes políticos, activistas e, incluso, periodistas de todo el mundo en los últimos siete años. La firma de espionaje patrocinado, conocida como BellTroX InfoTech Services, tiene sede en Nueva Delhi. Entre sus objetivos se encontraban autoridades gubernamentales europeas, magnates e importantes inversores estadounidenses como el fondo de capital riesgo Kohlberg Kravis Roberts o la empresa de inversión Muddy Waters Research. Así lo recoge una investigación de Citizen Lab, grupo de ciberseguridad adscrito a la Universidad de Toronto (Canadá), que avanza algunas de las técnicas empleadas por los cibermercenarios. Fuentes de Reuters han revelado que algunas actividades que afectaron a víctimas estadounidenses ya están siendo investigadas por la policía de EE.UU. Las técnicas empleadas fueron la suplantación de identidad («phishing», en el argot informático) para engañar a las víctimas incitándoles a hacer clic en enlaces fraudulentos. La polémica empresa se fundó por Sumit Gupta, que describe al proyecto como una consultoría especializada en estrategia digital creado en 2013. El equipo de investigación vinculó los intentos de «phishing» con un acortador de direcciones URL personalizado, que se utilizó para disfrazar los enlaces fraudulentos. «Debido a que los acortadores crearon URL con códigos cortos secuenciales, pudimos enumerarlos e identificar casi 28,000 direcciones que contienen el correo electrónico de los objetivos», añaden los investigadores. Para la elaboración del estudio, los investigadores pasaron más de dos años analizando y siguiendo el rastro de la infraestructura utilizada por los piratas informáticos. «Es una de las operaciones de espionaje a sueldo más grandes que se han conocido», apunta en un comunicado el investigador de Citizen Lab, John Scott-Railton. «Nuestra investigación encontró que ningún sector es inmune», añade. La investigación detalla que se diseñaron decenas de miles de mensajes con contenido maliciosos para engañar a las víctimas para que desvelaran sus contraseñas en una campaña teledirigida organizada entre los años 2013 y 2020. Algunos de esos mensajes fraudulentos se hacían pasar por personas cercanas o familiares a los afectados, mientras que en otros de esos emails incluían solicitudes para iniciar de sesión en redes sociales como Facebook o notificaciones para darse de baja de páginas web de pornografía. En la lista de víctimas se encuentran desde jueces de Sudáfrica, políticos de México, juristas de Francia y grupos de activistas de Estados Unidos. Según informa «El País», también hay víctimas españolas, aunque no han trascendido sus nombres. El propietario de la empresa india ya fue acusado en un trama de ciberespionaje en 2015. Dos investigadores privados estadounidenses admitieron haberle pagado para intentar «hackear» las cuentas de ejecutivos de departamentos de marketing de grandes compañías. Gupta ha negado estar detrás de las actividades de ciberespionaje. «No los ayudé a acceder a nada, simplemente los ayudé a descargar los correos y me dieron todos los detalles», apunta el empresario en declaraciones a Reuters. «No sé cómo obtuvieron estos detalles, pero solo los estaba ayudando con el soporte técnico». Reuters no pudo determinar por qué los investigadores privados podrían necesitar a Gupta para descargar correos electrónicos. Gupta no devolvió los mensajes de seguimiento y se negó repetidamente a hablar cuando un periodista de Reuters lo visitó en su oficina el lunes. Los portavoces de la policía de Delhi y el Ministerio de Asuntos Exteriores de la India no respondieron a las solicitudes de comentarios.
09-06-2020 | abc.es
Fuga de datos en WhatsApp: cómo saber si tu número de teléfono se ha publicado en Google
El experto en ciberseguridad indio Athul Jayaram ha descubierto que, debido a una vulnerabilidad, la aplicación de mensajería WhatsApp ha filtrado cerca de 300.000 números de teléfono de usuarios en el buscador de Google. Entre los afectados, según apunta el experto, se encuentran residentes en Estados Unidos, Reino Unido, India y España, entre otros países. Concretamente, el experto afirma que la función de WhatsApp «clic para chatear», que se emplea cuando un usuario quiere iniciar una conversación con alguien que no tiene guardado como contacto, ha sido la clave de este fallo. Y es que la funcionalidad, disponible tanto en la versión móvil como en WhatsApp Web, crea un enlace para la conversación, pero no lo cifra, por lo que nada impide que Google lo lea y lo indexe en internet dejando al descubierto el número de teléfono. «Como resultado, si este enlace se comparte en cualquier lugar, su número de teléfono también es visible en texto sin formato. Por ejemplo, si comparte este enlace con un amigo en Twitter para comunicarse con usted en WhatsApp, su número de móvil estrá visible en texto plano en esta URL y cualquiera que se apodere de la URL puede conocer su número de móvil, no puede revocarlo», apunta Jayaram en su página de Medium. Oro para un ciberestafador El experto apunta que los dueños de los números publicados en Google pueden ser objeto de intentos de estafa. «Personas desconocidas pueden enviarte mensajes. Tal vez sean ejecutivos de Marketing, cibercriminales o estafadores que lo atacan. Dependiendo de su configuración de privacidad de Whatsapp, si la configuración de privacidad está establecida para el público, es posible que ya tenga su foto de perfil, nombre y estado. Como tienen su número de teléfono móvil, pueden hacer SMS y llamadas». Recordemos que los mensajes de WhatsApp y los SMS son dos de los mecanismos predilectos de los cibercriminales para sus campañas de estafa. Recientemente, el portal especializado WABetaInfo se hizo eco de un intento de suplantación del soporte de WhatsApp dentro de la «app» de mensajería. Los criminales enviaban mensajes a las víctimas en los que afirmaban que era necesario que compartiese con ellos el número de verificación para descubir si eran realmente los dueños de sus cuentas. Tras descubrir la vulnerabilidad, el experto se puso en contacto con Facebook para solicitar una recompensa. Aunque la tecnológica propietaria de WhatsApp optó por no concedérsela, el experto apunta que han tomado nota del fallo y han eliminado la indexación de algunos de los números de teléfono. Sin embargo, aún quedan varios colgados en internet. Cómo saber si mi número se ha filtrado Para saber si su número de teléfono se encuentra indexado en Google, lo mejor que puede hacer es realizar una búsqueda empleando la fórmula ideada por el portal Genbeta: site:https://api.whatsapp.com/send?phone= +34 XXX Tendrá que cambiar las tres «X» que aparecen al final por los tres primeros dígitos de su teléfono.
21