Noticias de "facebook"

21-03-2020 | abc.es
Houseparty: la «app» de videollamadas y juegos que está arrasando durante la cuarentena
La cuarentena por el coronavirus obliga a afilar el ingenio para pasar un buen rato con los más cercanos y, de este modo, poder matar el aburrimiento. Durante estos días, los usuarios están recurriendo a aplicaciones como WhatsApp, Skype, Zoom, Instagram o Hangouts para conseguirlo. También a Houseparty, una «app», disponible en iOS y Android, que se ha vuelto especialmente popular durante estos días entre los más jóvenes. Tanto que se ha convertido en una de las más descargadas durante la última semana. El principal atractivo de esta aplicación está en que no solo permite a los usuarios verse las caras mientras charlan, sino que también incorpora juegos para amenizar la conversación, de la que pueden formar parte hasta un máximo de ocho usuarios. Te explicamos paso a paso cómo sacarle partido. Ojo con los permisos Evidentemente, lo primero que debe hacer es ir a la App Store o a Google Store para descargarla. Hecho esto, tendrá que rellenar un sencillo formulario, nada más abrirla, en el que se le pregunta el nombre de usuario, el correo o el número de teléfono. Aunque, en teoría, sus datos no deberían correr ningún peligros, es recomendable que a la hora de abrir la cuenta no aporte ni su nombre auténtico ni su fecha de nacimiento. Tenga en cuenta que, a la hora de compartir información en internet, el mejor dato es el que no se da. Tras cumplimentar todos los campos, la plataforma le enviará al número que ha dado un SMS con una clave de verificación que es imprescindible para poder abrir la cuenta. Llegados a este punto, Houseparty le solicitará permiso para acceder a su agenda y a su cuenta de Facebook para poder mostrarle los contactos que están empleando la aplicación. Sin embargo, en caso de que no quiera compartir este tipo de información, puede saltárselo e ir añadiéndolos usted mismo más tarde. También le pedirá permiso para acceder a su micrófono y a la cámara, algo que es imprescindible en cualquier «app» de videollamadas, así como a su ubicación, algo que no es recomendable que comparta con ninguna plataforma online. Cómo realizar una conferencia con varios amigos Tras configurar la «app», podrá comenzar a utilizarla con normalidad. Si quiere añadir a sus contactos, puede hacerlo de varias formas. Tanto buscando su nombre de usuario dentro de Houseparty, como importándolos desde Facebook o la agenda del móvil. Una vez haya terminado, si quiere establecer una videollamada con único usuario, únicamente tiene que hacer «click» en el icono con forma de cara que se puede ver en la esquina superior derecha de la pantalla y seleccionar la opción «My friends». Entonces, se desplegarán todos los contactos que utilizan la aplicación. Debe seleccionar aquel con el que desea hablar y pulsar sobre el icono con el teléfono de color verde. En el momento en que lo haga, el otro usuario recibirá un mensaje en el que se le notifica la videollamada. Para que comience tendrá que aceptarla. Si queremos que más contactos se unan a la videollamada, podremos hacerlo nosotros manuelamente desde dentro de la conversación pulsando sobre «+» hasta llegar a ocho participantes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cualquier amigo puede entrar en la conferencia a no ser que esté bloqueada. Para evitar que más gente se una, existe la opción del candado, que se encuentra en la parte inferior de la pantalla. Juegos disponibles Como explicábamos anteriormente, la «app» también cuenta con una amplia variedad de juegos disponibles que, a su vez, tienen sus variantes de pago. Sin embargo, no es necesario recurrir a ella para pasar un buen rato. Los títulos disponibles son Heads up! (para adivinar palabras), Trivia (el clásico Trivial de toda la vida), Chips and Guac (el típico juego de cartas y adivinanza) y Quick Draw! (exactamente igual que Chips and Guac, pero con dibujos). Podrá seleccionarlos a través del icono con forma de dados que se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla.
20-03-2020 | abc.es
Cómo descargar todas tus fotos de Facebook e Instagram
En las redes sociales cabe toda la información del usuario. No solo las fotos que sube a plataformas como Instagram o Facebook. También sus amistades, la forma en la que se relaciona con estas, sus gustos y una amplia variedad de datos que pueden ir desde el correo electrónico personal hasta el número de teléfono. Posiblemente, si ha pasado de ser un usuario activo a emplearlas de vez en cuando, en alguna ocasión se habrá preguntado como puede recuperar toda esta cantidad de información antes de echarle el cierre a la cuenta. Especialmente las fotografías. Para solucionar esta duda, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ha recopilado los pasos que debe seguir ya estemos hablando de Facebook o Instagram. Facebook En el caso de la red social por antonomasia, si desea descargar sus datos lo primero que debe hacer es abrir la aplicación en su dispositivo móvil o ir a la página web de Facebook e iniciar sesión. Hecho esto, deberá ir a «Configuración» y desde ahí a «Tu información de Facebook». Llegados a este punto, tan solo tendrá que hacer «click» sobre «Descargar tu información». Allí podrá seleccionar los datos que desea descargar. Las opciones son varias y van mucho más allá de las fotografías que haya subido a la plataforma. Entre ellas figuran «Publicaciones», «Fotos y vídeos», «Comentarios», «Me gusta y reacciones», «Amigos», «Historia», y muchas cosas más. También es posible realizar una copia de todos los datos de golpe y descargarla en tu dispositivo. «La descarga de tu información es un proceso protegido con contraseña al que solo tú tienes acceso. Una vez creada la copia, estará disponible para su descarga durante algunos días», explica Facebook. Asimismo, puede seleccionar el formato en el que se descargan los datos (HTML o JSON), la calidad de los archivos multimedia y establecer un intervalo de fechas de la información deseada. Hecho esto, tan solo tendra que seleccionar «Crear archivo» y comenzará a realizarse la copia de los datos. En el apartado «Copias disponibles» podrá ver el estado de la operación. Cuando se haya completado, Facebook le mandará una notificación para avisarle. Instagram La «app» fotográfica por excelencia también cuenta con una herramienta para que los usuarios puedan descargar sus datos si lo consideran necesario. Es un procedimiento bastante simple que pasa por acceder a esta página web dentro de la propia Instagram. Cuando se abra el sitio, verá que aperece seleccionada la opción «Privacidad seguridad». Y que, a media pantalla, aparece desplegado un apartado en el que se puede leer «Obtén una copia de lo que has compartido en Instagram»: «Te enviaremos un correo electrónico con un enlace a un archivo con tus fotos, tus comentarios, la información de tu perfil y más. Solo podemos trabajar en una solicitud de tu cuenta a la vez y podríamos tardar hasta 48 días en recopilar estos datos y enviártelos». Justo debajo de este texto debe introducir el correo electrónico en el que desea recibir todos estos datos. Si pulsa sobre «Siguiente», el servicio le solicitará la contraseña de la plataforma para cerciorarse de que nadie le está intentando suplantar. Después de escribirla, comenzará la descarga. También puede realizar esta operación desde la aplicación de la red social para «smartphones». En caso de que desee hacerlo de esta forma, debe abrir la «app» e ir a su perfil. Allí verá, en la esquina superior derecha, tres líneas horizontales sobre las que deberá pulsar. Una vez ahí, debe ir a «Configuración», «Seguridad» y «Descargar datos». Desde este punto, el procedimiento será similar al descrito anteriormente. Tendrá que escribir el correo electrónico al que desea que le envíen los datos y pulsar sobre «Solicitar descarga».
19-03-2020 | abc.es
Riesgo de colapso en internet: Europa pide a Netflix que baje la calidad en la pandemia de coronavirus
«Es como si fuera Año Nuevo». Son palabras de Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook, que este miércoles tuvo que salir a la palestra para avanzar una serie de medidas para combatir las noticias falsas. En su intervención reconoció que el uso de sus servicios, entre ellos, WhatsApp, se ha duplicado desde que se decretó la pandemia de coronavirus de Covid-19. Aunque las empresas de telecomunicaciones y energéticas aseguran estar preparadas, lo cierto es que en los últimos días se ha disparado el uso de internet y plataformas digitales. Algunas de ellas, como Netflix, videoclub de contenidos en «streaming», ha empezado a utilizarse de manera masiva. Un escenario preocupante que ha llevado a la Unión Europea a pedir a las plataformas de contenidos audiovisuales online como Netflix a reducir la calidad de imagen. En una conversación que ha hecho pública en la red Twitter, el comisario europeo de Industria, Thierry Breton, ha instado a estas plataformas tan populares que difundan sus contenidos en calidad estándar y no en alta definición para «prevenir una congestión de internet» mientras dura el confinamiento provocado por la pandemia. «Las autoridades públicas y empresas han puesto en marcha soluciones para hacer frente al teletrabajo. Universidades y centros educativos han preparado herramientas de enseñanza online. La gente que está confinada en sus casas, así que usa más aplicaciones de entretenimiento, como películas en 'streaming' o juegos multijugador online», apunta en un comunicado la Comisión Europea. Bruselas ha asegurado que estas medidas vienen encaminadas a proteger y mantener los «mejores servicios a los usuarios» y hacerlo «sin interrupciones». Hasta ahora, las empresas tecnológicas se habían mostrado optimistas con soportar el envite de tráfico de internet derivado del estado de alerta decretado en numerosos países. Ahora, existe riesgo de colapso. Los repentinos cambios conductuales de los ciudadanos europeos a raíz del brote de coronavirus puede saturar la infraestructura de red. Y eso provocaría que actividades como el teletrabajo o tareas importantes vean mermadas sus capacidades frente al uso lúdico de internet. «El comisario tiene razón al destacar la importancia de garantizar que internet continúe funcionando sin problemas durante este momento crítico. Durante muchos años, nos hemos centrado en la eficiencia de la red, incluyendo el suministro de forma gratuita de nuestro servicio de conexión abierta a las empresas de telecomunicaciones», valoran a este diario desde Netflix. La realidad es que, pese a los esfuerzos contenidos para hacer frente al empuje del tráfico de internet, empieza a florecer la preocupación de que las conexiones de banda ancha domésticas sean incapaces para soportar el teletrabajo, las videollamadas, la educación a distancia y, su vez, el ocio electrónico. Las «telecos» pidieron recientemente un «uso racional» y emplear «horas valle» para consumir contenidos multimedia, que consumen muchos recursos técnicos. La consecuencia es que «la demanda de la capacidad de internet se ha incrementado, y la distribución anormal del tráfico corre el riesgo de poner la infraestructura de red bajo una gran tensión justo cuando la necesitamos para estar operativa al mejor nivel posible», avanzan desde la Comisión. Las leyes acerca de la neutralidad en la red que impera en Europa, un principio que rige internet desde sus comienzos, prohíben, como recuerda «Financial Times» , la limitación de los servicios digitales. En este escenario, el comisario ha hablado con el consejero delegado de la firma estadounidense Netflix, Reed Hastings, para pedirle (junto a otras plataformas de «streaming») que «cooperen» con los proveedores de telecomunicaciones y «adapten el rendimiento» de la transmisión en vídeo. En la propuesta se contempla ofrecer temporalmente una calidad básica de imagen en lugar de Full HD o 4K que soportan algunas tarifas contratadas.
19-03-2020 | abc.es
El coronavirus empuja a Facebook al límite
A Juanjo, español residente en Alemania, le llega un mensaje sorprendente por WhatsApp. Habla de que el coronavirus detrás del Covid-19 se ha gestado en un laboratorio y está diseñado por Estados Unidos para un control poblacional. Acto seguido, y después de que la excitación de su ritmo cardiaco, lo reenvía a sus grupos de amigos y lo comparte en su perfil en Facebook. Las llamadas «fake news» o noticias falsas son una de las principales lacras de las plataformas de medios sociales desde hace cuatro años, pero en plena pandemia han empezado a alterar la estabilidad de las empresas tecnológicas. Su respuesta, ahora, debe ser implacable aunque coincide con una situación problemática: sus equipos de revisores humanos están confinados en sus casas para evitar contagios. Y, con ello, la propagación del virus del miedo. Facebook ha reconocido que el uso de su red social en las regiones más afectadas por el coronavirus se ha disparado en valores superiores a Nochevieja, tradicionalmente un momento de gran trasiego del tráfico de internet. La compañía estadounidense, que ha mandado a gran parte de su plantilla a sus domicilios a teletrabajar, ha empezado a llegar al límite, con menos medios disponibles. Para contrarrestar a las «fake news», ha creado una página informativa para recoger opiniones de expertos y recopilar consejos sanitarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La idea es crear nuevos puentes de comunicación para reducir la desinformación. Un centro de información sobre el coronavirus que ha empezado a funcionar este jueves en mercados como España, Francia o Alemania. En estos tiempos de crisis, los expertos creen que Facebook, como uno de los principales canales de comunicación del mundo, debe asumir una responsabilidad como servicio quasi público. Una oportunidad, sin embargo, para restañar su ya consumida imagen pública. Uno de los problemas es que el contenido particularmente sensible, como el relacionado con intentos de suicidio, terrorismo o pedofilia, difícilmente se puede filtrar ahora desde la sala de estar de los revisores. Estos equipos dedicados suelen estar apoyados emocionalmente por visualizar diariamente contenidos sensible, pero en estos momentos no es posible mantener estos planes. «Estamos reorganizando la moderación del contenido más sensible: empleados de tiempo completo se encargarán de esta tarea por ahora», adelantó Zuckerberg. Mark Zuckerberg, fundador y director general de Facebook, ha asumido en una conversación telefónica este miércoles con una docena de periodistas de todo el mundo, que las estrategias de contención implementadas para detener la propagación del virus supondrán «un gran golpe económico». En su intervención, el empresario estadounidense reconoció que él también teletrabaja al igual que la mayoría de sus empleados. Y subrayó que los servicios digitales de la empresa se enfrentan a «un gran aumento» en el uso de sus servicios a medida que el coronavirus obliga a millones de personas en todo el mundo a quedarse en casa. Y dio algunos datos: las llamadas de voz y videollamadas en WhatsApp y Facebook Messenger, en particular, han crecido más del del doble en comparación con sus niveles habituales. Otro de los principales desafíos en estos momentos es seguir abordando la solución para reducir la información falsas y potencialmente peligrosa sobre el coronavirus, mientras que al mismo tiempo trata de averiguar el límite al que pueden llegar sus moderadores de contenido de forma remota en casa. «En este momento, no hay un brote masivo en la mayoría de los países del mundo», añadió. «Pero si llega -dijo- realmente entonces necesitaremos asegurar que a infraestructura esté preparada para que no se desmoronan».
17-03-2020 | abc.es
Las mejores aplicaciones para hacer videollamadas y sobrellevar el confinamiento del coronavirus
WhatsApp La conocida aplicación de mensajería WhatsApp, que alberga a más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, cuenta desde hace dos años con una funcionalidad que se hizo de rogar, las videollamadas, pero que son bastante estables. Salvo que lo tengas desactivado desde los permisos, el servicio digital permite comunicarse por vídeo con un usuario determinado. Propiedad de Facebook, está disponible para iOS y Android para el dispositivo móvil. Tan solo hay que pulsar en el icono que aparece en la parte superior. Para hacer una videollamada grupal, es necesario previamente hacer una llamada a un contacto. Entonces aparecerá un icono de ?añadir contactos? a la conversación en la parte superior derecha. La ?app? permite hasta cuatro interlocutores al mismo tiempo. Es posible utilizar esta función desde los altavoces inteligentes Facebook Portal. Como punto negativo, la calidad es algo mejorable, pero al tratarse de una ?app? Skype Propiedad de Microsoft, esta potente herramienta ha pasado del entorno laboral al mundo del consumo. Es útil, intuitiva y ofrece muchas posibilidades. Incluso se puede realizar una llamada a un determinado número aunque no lo tengas en tu lista de contactos. Incluye, además, un chat para que los interlocutores puedan intercambiar mensajes de texto. Para iniciar sesión se requiere de un número de teléfono o correo electrónico. Se puede llamar incluso a números de teléfono en lugar de utilizar los datos como si fuera un servicio OTT -Over The Top- y se cobrará a través de una tarifa concreta. Aunque ofrece versiones más avanzadas para empresa, la versión gratuita permite una conversación en tiempo real de hasta 10 personas. La calidad de imagen, aunque depende de la conexión utilizada y de la cámara del dispositivo empleada, es muy buena. Zoom Esta estupenda herramienta de videoconferencia que ofrece muchas posibilidades. Por ejemplo, los usuarios pueden cambiar el fondo de la imagen para sustituir una pared o un mueble que no sea demasiado apropiado para una conversación formal. Se puede, entre otras cosas, mostrar la pantalla del equipo en el equipo se esté utilizando para que pueda verlo el receptor. También uso compartido de escritorio, así como grabación de la pantalla. Es algo útil para el trabajo o para clases particulares. Está preparado para conectar hasta un máximo de cien personas (con límite de tiempo, eso sí) y compartir hasta 49 vídeos. Que no va a ser lo habitual, pero es posible. Y la calidad es bastante decente. También incluye una ventana de chat para comunicarse y otras funciones como la sincronización con el calendario. Así que es muy útil para el entorno laboral. Hangouts El servicio de mensajería de Google ofrece, al igual que otros de sus rivales, varias formas de comunicación, entre ellas, la de videollamadas. Aunque su calidad es mejorable, al tratarse de una herramienta que requiere de una cuenta de Gmail para iniciar sesión está muy extendida. En su versión gratuita se puede incluso mantener una conversación con hasta diez personas. Para utilizarla haya que entrar en el servicio, que aparece por defecto desde el buzón de correo Gmail, y hacer clic en el icono de cámara que aparece en cada ventana de chat. Por supuesto, hay que darle permiso a la cámara y al micrófono. Un aspecto bastante positivo es que está disponible para iOS y Android, además de versión de escritorio. FaceTime Esta es la herramienta de comunicación de Apple para sus dispositivos. Con lo qu eso conlleva: limitación de dispositivos. Aún así, resulta potente y ofrece una buena calidad de imagen. Para acceder hay que ingresar con las credenciales registradas para los dispositivos de la empresa. Es un servicio de chat también. Permite hablar con hasta treinta personas y utilizar diversos recursos gráficos como los ya célebres ?memojis?, emoticonos personalizados. Instagram La conocida aplicación de fotografía propiedad de Facebook también ofrece esta posibilidad. Está diseñada para hablar con los usuarios de este entorno. Para ello, hay que entrar en la ventana de los mensajes directos. Desde ahí aparecerá el icono correspondiente a las videollamadas. Para hacer una llamada a varias personas a la vez hay que hacer una selección previa de los contactos. Hasta cuatro personas a la vez. Entonces, pulsar en el icono por lo que es necesario crear un grupo previamente. Dada su naturaleza, el servicio está limitado a los dispositivos móviles. Duo Este es el recurso adicional de Google para hacer únicamente videollamadas. Ofrece una calidad bastante decente y es multiplataforma, con lo que se puede utilizar desde un ?smartphone? con Android o iOS o, incluso, desde una tableta. Así se puede charlar fácilmente con tus seres queridos. Pero, sin embargo, se queda algo atrás que sus rivales al permitir hasta ocho interlocutores al mismo tiempo. A diferencia de otras herramientas, incluye un modo de poca luz que se adapta a las condiciones de luz ambiental. WebEx Propiedad de Cisco, esta potente herramienta de videoconferencia también está orientado al mundo laboral. Funciona de manera profesional a modo de reuniones, en las que hay que ir aceptando para establecer conexiones con distintas personas (por ejemplo, jefes de área distribuidos por zonas o residentes en otras zonas). Se pueden conectar hasta cien personas a la vez. El creador de la reunión puede ir viendo a los distintos interlocutores. La calidad es muy buena. Además, se puede planificar y organizar el calendario de citas para estar preparado y, al igual que otros servicios similares, se puede compartir contenido fácilmente.
14-03-2020 | abc.es
La primera pandemia de la era virtual: cómo ayudan las redes sociales en la crisis del coronavirus
La anterior pandemia registrada se produjo en 2009 con la gripe aviar. No fue la primera en la historia, pero entonces las redes sociales estaban despuntando en la sociedad. La del Covid-19 es la primera en la que se narran todos los acontecimientos en tiempo real. Entonces, Facebook ya existía (se fundó en 2004). También Twitter (apareció en 2006). Su relevancia todavía era insignificante. En las últimas semanas han sido canales desde donde han coexistido los mensajes racionales y oficiales para combatir el problema sanitario con un torrente de bulos que solo pretenden desinformar a la población. Terrible que, en plena vorágine del miedo, muchos usuarios le den pábulo a las «fake news». Noticias falsas que se aprovechan de la desesperación y preocupación de los usuarios, que se encuentran con las defensas bajas. Las plataformas de medios sociales también han puesto su granito de arena para ayudar en la crisis del coronavirus de origen chino. Twitter, conocida red de micromensajes, introdujo recientemente una medida para ayudar a informarse de manera fidedigna a sus más de 330 millones de usuarios registrados en todo el mundo. Para ello, desde el pasado 3 de febrero se añadió un servicio de alerta en las búsquedas que aparece destacado cuando se busca información del coronavirus. Si se introduce en el buscador el término «coronavirus», el sistema recomienda seguir la cuenta oficial de Salud Pública. «Asegúrese de tener la mejor información sobre el coronavirus. Conozco los recursos del Ministerio de Sanidad de España» es el texto que acompaña la recomendación. Este servicio de alertas estás activo en aproximadamente 50 países de todo el mundo, y en cada uno de ellos nos hemos asociado con la agencia nacional de salud pública o la Organización Mundial de la Salud directamente. «Estamos intensificando nuestros esfuerzos para generar acuerdos, proteger la conversación pública, ayudar a las personas a encontrar información de salud autorizada, recaudar fondos de ayuda y contribuir con apoyo publicitario pro bono para garantizar que las personas reciben el mensaje correcto de fuentes autorizadas», señala en un comunicado remitido a este diario Camino Rojo, directora de políticas públicas de Twitter España. Facebook también ha empezado a mover los hilos para frenar los bulos del coronavirus, así como ayudar en la información. «Estamos trabajamos con las autoridades sanitarias para coordinar nuestras acciones y mantener a la gente segura e informada», apuntan a ABC fuentes de la multinacional estadounidense. Así, equipos de toda la compañía están trabajando en varias áreas: proporcionar información, apoyo de expertos en salud mental y limitar la información errónea. La red social, que alberga a más de 2.500 millones de usuarios en todo el mundo, es uno de los canales principales de comunicación. Así, si una persona busca coronavirus en Facebook o utiliza un «hashtag» o etiqueta relacionado con éste en Instagram verá una ventana emergente que le dirigirá a la Organización Mundial de la Salud para obtener la información más reciente. «Estamos trabajando con la autoridades de cada país y organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF para ayudarles a difundir información oportuna y precisa sobre el coronavirus», aseguran las mismas fuentes, al tiempo que insisten en que se están incluso ofreciendo tantos anuncios gratuitos como necesiten para responder ante el coronavirus. Combatir los bulos Otra de las grandes preocupaciones de la empresa estadounidense es mitigar el problema alrededor de los bulos sobre el Covid-19. Son muchas las publicaciones que, por ignorancia o de manera deliberada, pretenden propagar consejos sin garantía científica para protegerse o bulos sobre situaciones de emergencia que no se corresponde con el momento actual. En ese sentido, desde Twitter se asegura que un equipo de revisión va a aplicar «tolerancia cero frente a la manipulación» de la plataforma y «cualquier otro intento de abusar del servicio en esta coyuntura crítica». «Estamos eliminando las publicaciones relativas a afirmaciones y teorías de conspiración que han sido desacreditadas por la OMS u otros expertos en salud y que podrían causar daño a las personas que las creen» Pese a las dudas iniciales, la empresa ha encontrado evidencias acerca de casos de manipulación coordinada. «Vamos a permanecer vigilantes y haremos inversiones significativas para garantizar de manera proactiva que las tendencias, las búsquedas y otras áreas comunes del servicio estén protegidas de comportamientos maliciosos», añade Rojo. Por su parte, Facebook ha asegurado que va a limitar la información errónea y el contenido perjudicial. «Estamos eliminando las publicaciones relativas a afirmaciones y teorías de conspiración que han sido desacreditadas por la OMS u otros expertos en salud y que podrían causar daño a las personas que las creen», agregan portavoces de la red social a este diario. Esta medida incluye afirmaciones relacionadas con falsas curas o métodos de prevención, como el uso de lejía para curar el coronavirus, o afirmaciones que desaconsejan el tratamiento o crean confusión sobre los recursos médicos disponibles. «También prohibimos las prácticas abusivas en los anuncios. Prohibiendo aquellos anuncios relacionados con el coronavirus que fomentan una sensación de urgencia o incluso garantizan una cura o prevención absoluta para vender determinados productos», prometen.
12-03-2020 | elpais.com
Facebook, Paypal, Microsoft y Dropbox, las principales webs suplantadas durante 2019
Los intentos de ?phising? crecieron un 640% en 2019 y el ?malware? dirigido a Windows 7 aumentó un 125%, según el informe Webroot 2020
12-03-2020 | abc.es
Estos son los riesgos que corres cuando compartes tu ubicación y tu móvil en redes sociales
Las redes sociales se han convertido en una suerte de contenedores en los que cabe toda la vida del usuario. Desde sus amistades hasta el lugar donde pasa las vacaciones; pasando -evidentemente- por sus datos personales. Por eso es importante tener cuidado con la información que se comparte. Y es que los ciberdelincuentes necesitan muy poco, casi nada, para aprovecharse e intentar sacar partido a costa del internauta. Para mejorar la comprensión sobre los datos que no se deben compartir en este tipo de entornos, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), ha compartido una serie de recomendaciones. Ubicación Una de las informaciones más peligrosas que se pueden compartir en redes sociales. Especialmente cuando se hace de forma tan habitual que puede servir para conocer la rutina del usuario. «El que compartas la ubicación habitual supone un riesgo, porque permite localizarte con cierta facilidad. Si un tercero sabe si estas en casa, en el trabajo, o en cualquier otro sitio cuenta con información más que suficiente para actuar en tu contra», explica a ABC Eusebio Nieva, director de la empresa de ciberseguridad Check Point. Fecha de nacimiento A la hora de abrir una cuenta en espacios como Facebook o Instagram, el usuario debe compartir información personal como la fecha de nacimiento. Como apuntan en OSI, esto es una práctica completamente normal. Sin embargo, hay que tener cuidado para que no esté a disposición de terceros, ya que se puede emplear para suplantar o tratar de estafar al internauta. «Hay que tener mucho cuidado con la información que puede servir al ciberdelincuente para suplantar al internauta. Desgraciadamente a día de hoy es muy fácil acceder a información referente a la identidad, como la que aparece en el DNI. Otro riesgo es que hay mucha gente que utiliza para autentificarse en plataformas digitales datos como su cumplaños, por lo que se lo ponen fácil a los criminales para acceder a sus redes sociales», apunta Nieva. Teléfono móvil y correo electrónico A pesar de las medidas implementadas por redes sociales como Facebook, todavía existen plataformas digitales que siguen solicitando el número de teléfono a los usuarios. Desde empresas de compraventa online, hasta otras redes sociales. En caso de caer en manos de los cibercriminales, esta información puede emplarse para tratar de suplantar al usuario, realizar intentos de estafa o, incluso, engañar a los contactos de la víctima. «Esa información puede utilizarse para suplantar al usuario y atacar a sus contactos mediante "phishing". Es más difícil sospechar de una acción de este tipo cuando llega desde una persona a la que conoces», expresa Nieva. Por su parte, OSI destaca que compartir el correo electrónico supone otro riesgo. Un ciberestafador podría emplear este dato para bombardear el «email» con mensajes de spam o realizar ataques destinados a sustraer claves o datos bancarios. Cómo mantener tus datos a salvo La protección total en entornos online no existe, pero eso no implica que no se le puedan poner las cosas difíciles a los atacantes. Una de las principales medidas que se deben tener en cuenta, como expresabamos anteriormente, es evitar que esa información esté visible a terceros dentro de la red social. También se debe prescindir -según Nieva- de sistema de autentificación o de recuperación de contraseñas que contengan este tipo de información del usuario: «Hay privacidad, pero no demasiada. Cuando empleamos este tipo de servicios es mejor utilizar preguntas personales o doble factor de autenficación. En caso de que no te fies demasiado de algún servicio, también es recomendable falsificar datos como tu fecha de nacimiento o tu nombre». El experto también recomienda como medida de seguridad crear cuentas de correo electrónico específicas para autentificarse en redes sociales.
11-03-2020 | elpais.com
Facebook, Paypal, Microsoft y Dropbox, las principales webs suplantadas durante 2019
Los intentos de ?phising? crecieron un 640% en 2019 y el ?malware? dirigido a Windows 7 aumentó un 125%, según el informe Webroot 2020
24