Noticias de "facebook"

30-03-2020 | enter.co
En medio de la pandemia actual, los medios son claves para comunicar la situación. No hablamos de los boletines alarmantes o las promesas de curas a dos años, sino de los mensajes de prevención o los partes de calma que se dan a través de ellos. También han sido los relatores de las crisis que […]
30-03-2020 | abc.es
Así es cómo la realidad virtual puede resurgir gracias al coronavirus
Confinados en el hogar, la única pista para aterrizar las relaciones sociales se encuentran en la imaginación. Millones de españoles han acudido a internet para seguir conectados a sus relaciones personales. Las videoconferencias aumentan su uso estos días por culpa de un bicho invisible llamado coronavirus. Y las experiencias inmersivas producto de la tecnología de realidad virtual sirven para mandar al cerebro a otro lugar. Abandonados a su suerte en un cajón tras pasarse el efecto «wow», muchos propietarios de estos visores han encontrado una nueva válvula de escape. Los cambios en los comportamientos sociales ¿a qué conducirán? Hace cuatro años hubo un runrún tremendo alrededor de la realidad virtual. «Es el futuro», llegaron a decir expertos en este campo. «Esto lo va a cambiar todo», vendieron otros. No hubo tal revolución y, aunque se han parido experiencias magistrales en este tiempo, la adopción de esta tecnología en el mundo doméstico ha sido lenta. Esperanzadoramente lenta, pero nada destacado. La firma de análisis IDC estima que el gasto en realidad virtual para el 2020 será de 18.800 millones de dólares, lo que refleja un aumento del 78,5% en comparación con el gasto del 2019 (10.500 millones). Durante este desafío sin precedentes, la realidad virtual (VR) ofrece una alternativa sólida a las videollamadas y aquellos que la adopten podrían optar por mantener la comunicación virtual como una estrategia a largo plazo. La llegada de «Half Life: Alyx», nueva entrega de la saga de videojuegos de culto, ha mostrado el camino a seguir por la industria VR. Una industria que ya tiene en su mano, por el momento, a su título insignia. Disponible para los principales dispositivos de realidad virtual para ordenadores (Valve Index, Oculus, HTC Vive?), la experiencia incluso ha servido para la educación. Para enseñar fórmulas matemáticas por la capacidad de interactuar con el mobiliario (virtual) disponible en el juego. Esta experiencia, repleta de acción en primera persona y rompecabezas, establece un punto de inflexión en la industria, demostrando sus capacidades para aprovechar el lenguaje y la narrativa de la realidad virtual. Pero, al margen las experiencias de entretenimiento que van apareciendo, hay quien está empleando los visores para hacer quedadas virtuales -como las posibilidades que ofrecerá Facebook Horizon, previsto para este año- y para videollamadas en horario laboral. Para estar ahí, aunque no sea físicamente. Para aparentar pero seguir manteniendo las formas. La realidad virtual ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos. En ese sentido, la empresa Two Reality ha desarrollado un servicio inmersivo que permite que las reuniones y conferencias en realidad virtual alcance altos niveles de interacción, comunicación no verbal y capacidad de inmersión entre sus participantes. En ese sentido, desde MeetinVR, empresa danesa, afirman que se produce un aumento del 25% en la atención cuando se realiza una reunión virtual en comparación con la videoconferencia. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de Two Reality. Ante esta situación de alarma que ha llevado a la cancelación de numerosos eventos multitudinarios ha crecido el interés por la realidad virtual. Y existen distintas herramientas para mantener las actividades. Empresas como la «startup» asturiana Virtway ofrecen la posibilidad a organizadores de ferias de todo el mundo de crear una versión virtual 3D de su evento con el objetivo de que todas las empresas que hayan cancelado su asistencia, o estén pensando en cancelarla, puedan participar a través de sus dispositivos móviles accediendo a una plataforma virtual. «Las aplicaciones de la realidad virtual están constantemente evolucionando, y ya no sólo se piensa en ellas para entornos de entretenimiento, si no que en el sector de los eventos, reuniones y ferias hay una gran oportunidad a explorar», asegura en un comunicado José Antonio Tejedor, director general y fundador de Virtway. Desde la firma aseguran a ABC que han notado un mayor interés, más visitas, más tráfico, más peticiones y más variadas durante las últimas semanas coincidiendo con el confinamiento de la población. Algo similar es la propuesta de Engage VR, que propone un sistema de formación virtual que permite conectar hasta cincuenta personas al mismo tiempo en remoto. Disponible para el dispositivo Oculus, rumii es un espacio de realidad social-virtual que permite a las personas colaborar y comunicarse en una habitación desde cualquier parte del mundo como si todas estuvieran en la misma ubicación física. Otro ejemplo se encuentra en meetingRoom, servicio permite que las personas trabajen entre sí utilizando instalaciones de salas de reuniones como pizarras interactivas. Y también en la teleducación, aunque en este terreno son todavía pocas las experiencias. La falta de material y la brecha social existente en España en materia educativa no da suficiente como para asentar las clases virtuales. Pero es algo que está sobre la mesa. Porque han empezado a surgir distintas propuestas para este fin. Como VR Angel, desarrollado por la firma española Kuantiko Studios, que ha creado un software desarrollado que permite que un grupo de alumnos se pueda conectar a través de gafas de realidad virtual a una clase a distancia tutorizada por su profesor, quien controla en todo momento dónde está la atención de sus alumnos. De esta manera a través de la teleeducación y el «e-learning» se «podrían seguir impartiendo clases» en colegios y así «ayudar a que los niños no se atrasen con el programa educativo», apuntan desde la compañía. Pero la pandemia de coronavirus Covid-19 también está provocando estragos en el sector. Varias firmas estadounidenses, The Void (participada por Disney), Sandbox VR o Two Bit Circus han cesado su actividad temporalmente para cumplir con las exigencias gubernamentales para frenar la curva de contagios. Soluciones para momentos excepcionales.
27-03-2020 | abc.es
España, el país donde más crece el uso de WhatsApp durante la pandemia de coronavirus
WhatsApp es la aplicación de mensajería que más está creciendo en uso durante la pandemia del nuevo coronavirus, con un incremento del 76 % en España, frente al 40 % de crecimiento generalizado. Las aplicaciones y los servicios de mensajería permiten mantener el contacto a distancia con familiares y amigos, por lo que el tiempo que se les dedica se ha incrementado durante la crisis generada por el nuevo coronavirus a nivel global. En el caso concreto de España, los datos de Kantar señalan un incremento del tiempo dedicado a WhatsApp del 76 %, por encima del 40 % de crecimiento registrado en líneas generales, y del 50 % indicado por Facebook hace unos días. En China, primer país en verse afectado por el coronavirus, también ha crecido el uso de las aplicaciones locales, como WeChat o Weibo, que han experimentado un incremento del 58 %. Este mayor uso se ubica principalmente en la franja de edad de entre 18 y 34 años. Kantar señala que el crecimiento de WhatsApp, Facebook e Instagram ha sido de más del 40 % entre los menores de 35 años. Además de este tipo de aplicaciones, durante la pandemia se ha registrado un incremento en el uso de los navegadores web (70 %), la televisión tradicional (63 %) y las redes sociales (61 %).
27-03-2020 | abc.es
Los problemas de privacidad de Zoom, la aplicación para videollamadas de moda
Es uno de los servicios de videollamadas de moda, pero no está exenta polémica por su laxa protección de datos. La aplicación de videoconferencias Zoom para dispositivos móviles iOS comparte datos de navegación de los usuarios con Facebook incluso en los casos en que estos no están registrados, algo que el servicio no especifica en sus políticas. Desde el momento en que el usuario descarga la aplicación Zoom conecta con la herramienta de programación Graph de Facebook, utilizada por desarrolladores de software para obtener datos de los productos de la compañía, como ha advertido el medio especializado «Vice» al analizar el código de la «app» de Zoom para iOS. Entre los datos que se envían a Facebook se encuentra la información de navegación del usuario en el servicio: cuándo se abre la aplicación, detalles del dispositivo, ubicación, compañía telefónica y un identificar publicitario único utilizado para la publicidad dirigida. La información, que según la investigación no incluye datos sensibles, se envía a la compañía estadounidense incluso en los casos en que las personas no se han registrado a través de su cuenta en la red social, el único de los supuestos en el que las políticas de Zoom contemplan al interacción con Facebook. Facebook, por su parte, advierte en sus términos de uso a los desarrolladores que utilizan sus herramientas de programación de que «terceras partes, incluida Facebook, pueden recolectar o recibir información de la aplicación y usarla para proporcionar servicios de medición y anuncios dirigidos».
27-03-2020 | abc.es
La industria de la telefonía estudia el seguimiento mundial de usuarios en la lucha contra el coronavirus
El ejemplo está en China, el origen del coronavirus Covid-19 que ha paralizado al planeta. Pero también en Singapur o Corea del Sur. Países en donde se han empleado, con óptimos resultados, los datos de movimiento de los ciudadanos para rastrear las infecciones. La detección precoz de los contagios, según los expertos, sigue siendo la primera arma contra el incremento de casos. Aunque se han dado algunos pasos, como un proyecto piloto en la Generalitat valenciana, todavía queda un estadio superior que se empieza a mirar con detenimiento: Europa. La industria de la telefonía móvil ha empezado a explorar, según informa «The Guardian», la creación de un sistema global de intercambio de datos diseñado para rastrear a las personas en todo el mundo. La decisión está sobre la mesa, aunque la información aclara que las negociaciones se encuentran en una «fase inicial». Se trata, en cualquier caso, de una iniciativa que forma parte del esfuerzo conjunto entre empresas y autoridades sanitarias para frenar la propagación de Covid-19. Pero, también, puede plantear dudas en materia de privacidad y en reducción de derechos civiles. A diferencia de otros países asiáticos, en Europa la transferencia de datos está regida por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que supone un marco legal garantista en favor del ciudadano. Hasta el momento, la capacidad para rastrear datos anonimizados las redes de telefonía móvil en la lucha contra el Covid-19 se ha limitado a algunos pocos ensayos realizados por algunos países, que monitorizan la geolocalización dentro de sus fronteras para asegurarse de que están manteniendo la distancia social. Esto supondría dar un paso a nivel global. La decisión no se ha hecho oficial, aunque según la agencia Reuters Vodafone, Deutsche Telekom, Orange y otras cinco compañías de telecomunicaciones han acordado compartir datos de ubicación de móviles con la Comisión Europea (CE). En cambio, otras firmas, entre las que se incluyen Telefónica, Telecom Italia, Telenor, Telia, se reunieron con el comisario de industria de la UE, Thierry Breton. Según la información, los datos recopilados se eliminarán una vez que termine la crisis. Pero ahí queda la duda principal. ¿Se convertirá en la norma? Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) denuncian que la situación de emergencia sanitaria, que ha llevado a desarrollar iniciativas de tratamientos de datos, «no puede suponer una suspensión del derecho fundamental a la protección de datos» y que la normativa «no puede utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que adopten las autoridades competentes, especialmente las sanitarias, en la lucha contra la epidemia». «En esta situación de emergencia, la GSMA y sus miembros están haciendo todo lo posible para ayudar a la lucha global contra Covid-19», señala en declaraciones a «The Guardian» Mats Granryd, director de la GSMA, organismo que representa a la industria. «Nos estamos involucrando para explorar soluciones viables de Big Data para luchar contra esta pandemia y cumplir con los principios de privacidad y ética». Recientemente trascendió que el gobierno de los Estados Unidos ha citado a Facebook, Google y otras compañías tecnológicas para intentar atajar la propagación de la epidemia utilizando los datos de ubicación de los «smartphones» de ciudadanos estadounidense. La iniciativa recogía que las autoridades sanitarias están interesadas en conocer datos agregados y anónimos que podrían ayudar a mapear la propagación del coronavirus.
27-03-2020 | abc.es
Europa rastrea los teléfonos de los ciudadanos para investigar las infecciones del coronavirus
El ejemplo está en China, el origen del coronavirus Covid-19 que ha paralizado al planeta. Pero también en Singapur o Corea del Sur. Países en donde se han empleado, con óptimos resultados, los datos de movimiento de los ciudadanos para rastrear las infecciones. La detección precoz de los contagios, según los expertos, sigue siendo la primera arma contra el incremento de casos. Aunque se han dado algunos pasos, como un proyecto piloto en la Generalitat valenciana, todavía queda un estadio superior que se empieza a mirar con detenimiento: Europa. La industria de la telefonía móvil ha empezado a explorar, según informa «The Guardian» y «The Wall Street Journal», la creación de un sistema global de intercambio de datos diseñado para rastrear a las personas en todo el mundo. La decisión está sobre la mesa, aunque la información aclara que las negociaciones se encuentran en una «fase inicial». Se trata, en cualquier caso, de una iniciativa que forma parte del esfuerzo conjunto entre empresas y autoridades sanitarias para frenar la propagación de Covid-19. Pero, también, puede plantear dudas en materia de privacidad y en reducción de derechos civiles. A diferencia de otros países asiáticos, en Europa la transferencia de datos está regida por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que supone un marco legal garantista en favor del ciudadano. De momento, los acuerdos firmados entre operadoras y gobiernos se encuentran en Alemania, Austria, Bélgica, el Reino Unido y España, entre otros. Hasta el momento, la capacidad para rastrear datos anonimizados las redes de telefonía móvil en la lucha contra el Covid-19 se ha limitado a algunos pocos ensayos realizados por algunos países, que monitorizan la geolocalización dentro de sus fronteras para asegurarse de que están manteniendo la distancia social. Esto supondría dar un paso a nivel global. La decisión, según la agencia Reuters, ha involucrado a Vodafone, Deutsche Telekom, Orange y otras cinco compañías de telecomunicaciones, que ya han acordado compartir datos de ubicación de móviles con la Comisión Europea (CE). En cambio, otras firmas, entre las que se incluyen Telefónica, Telecom Italia, Telenor, Telia, se reunieron con el comisario de industria de la UE, Thierry Breton. Según la información, los datos recopilados se eliminarán una vez que termine la crisis. Pero ahí queda la duda principal. ¿Se convertirá en la norma? Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) denuncian que la situación de emergencia sanitaria, que ha llevado a desarrollar iniciativas de tratamientos de datos, «no puede suponer una suspensión del derecho fundamental a la protección de datos» y que la normativa «no puede utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que adopten las autoridades competentes, especialmente las sanitarias, en la lucha contra la epidemia». «En esta situación de emergencia, la GSMA y sus miembros están haciendo todo lo posible para ayudar a la lucha global contra Covid-19», señala en declaraciones a «The Guardian» Mats Granryd, director de la GSMA, organismo que representa a la industria. «Nos estamos involucrando para explorar soluciones viables de Big Data para luchar contra esta pandemia y cumplir con los principios de privacidad y ética». Recientemente trascendió que el gobierno de los Estados Unidos ha citado a Facebook, Google y otras compañías tecnológicas para intentar atajar la propagación de la epidemia utilizando los datos de ubicación de los «smartphones» de ciudadanos estadounidense. La iniciativa recogía que las autoridades sanitarias están interesadas en conocer datos agregados y anónimos que podrían ayudar a mapear la propagación del coronavirus.
26-03-2020 | abc.es
Instagram: trucos que deberías conocer para aprovechar al máximo la aplicación
Instagram es el caramelito de Facebook. La aplicación de su catálogo que más crece y la que está manteniendo a la generación más joven de usuarios. Que buena falta le hace ante los nuevos códigos de los miembros de la Generación Z. Unos chavales que prefieren TikTok, «Fortnite» o los filtros de determinados editores que entrar a una red social. Pero la conocida aplicación de fotografía tiene muchas funciones, algunas de ellas quizás desconocidas para la mayoría de sus usuarios. Convertir una «story» en una publicación Las «stories» o historias» son publicaciones efímeras. Contenidos que desaparecen a las veinticuatro horas y que han causado furor entre sus más de mil millones de usuarios registrados. Una oportunidad comercial y que ha logrado que Facebook, su empresa propietaria, se interese cada vez más por este formato tan cautivador. Bien. El problema, en teoría, es que a veces a uno le gusta conservar sus recuerdos de otro modo. Pues la «app» permite guardar esa imagen en forma de publicación. La idea es utilizar la función llamada «Compartir como publicación» que se encuentra en el menú de cada historia. Hacer privadas las «stories» Estas historias, que generan tanto éxito, pueden servir para que muchos usuarios quieran sacar su lado más creativo o compartir una imagen golosa o, incluso, controvertida. O simplemente sea una imagen más personal. Pero en ocasiones uno cae en la cuenta que no desea que la vea todo el mundo. Por las razones que sean. Pues bien, la aplicación permite limitar el número de seguidores que pueden ver las publicaciones. Es decir, se puede hacer que solo los amigos más cercanos la disfruten. Para activarlo hay que dirigirse al menú de configuración de Instagram y entrar en el apartado «Mejores amigos». Una vez activado, cuando vayas a publicar la fotografía podrás escoger este grupo fácilmente. Evitar que te etiqueten en una imagen Con el tiempo, Instagram ha venido añadiendo mejoras en la privacidad de sus usuarios. Es algo fundamental que va ganando peso en la vida digital, aunque a veces se pase por alto. En la «app» se puede, desde «Configuración», decidir qué contacto o seguidor te puede etiquetar en una imagen. Así evitamos las pillerías de ciertos amigos a los que les gusta gastar bromas. Eliminar imágenes pero conservándolas El perfil de cada usuario representa, para muchos de ellos, su vida entera. Y más si han sido personas cuidadosas que le han dedicado bastante tiempo en dejarlo listo para la posteridad. Pero, en ocasiones, uno va repasando esas publicaciones subidas dándose cuenta que en alguna no estuviste muy acertado que digamos. Quieres quitarla porque representa una cierta incoherencia con la temática que has ido trabajando pero en realidad no deseas eliminarla al completo. Hay una opción, que es redirigirlas al «Archivo». Pulsando sobre el menú de opciones de cada imagen te encontrarás esta posibilidad. Evitar que sepan si ves una «story» Si un usuario no quiere se sepa que ha visto una «storie», esas publicaciones con una duración de 24 horas, existe un procedimiento para conseguirlo. En primer lugar, se debe entrar en la aplicación de Instagram para smartphone para que los «stories» de las cuentas que sigue se carguen. Una vez hecho esto, deberá salir de la «app» fotográfica y hacer «clic» sobre los «Ajustes» del teléfono y ponerlo en «Modo Avión». Tras realizar este procedimiento, podrá regresar a a la aplicación y visualizar todas las «stories» que quiera sin riesgo de que aquel que las ha subido se entere. Subir varias fotos a una «story» Se trata de una nueva funcionalidad para crear montajes con varias imágenes en las historias. Para ello, hay que abrir Instagram. Entonces, pinchar sobre el símbolo de la cámara, ubicado en la esquina superior izquierda. Acto seguido, seleccionar «Layout», si su dispositivo tiene sistema operativo iOS, o «Diseño», en caso de que sea Android. Publicar vídeos sin audio Aunque Instagram nació como una red de fotografía, y esta es su verdadera esencia, la aplicación se ha venido reorientando hacia el vídeo. Y ofrece varias posibilidades para potenciar este formato. En ocasiones, un usuario necesita subir un vídeo sin sonido. Por las razones que sean. Pues también se puede hacer, aunque hay que decidirlo previamente a la publicación. En el proceso de subida hay una opción que indica, a través de un icono, si deseas eliminar el sonido. Silenciar las publicaciones de alguien Otro de los trucos más interesantes es la posibilidad de dejar de ver las publicaciones de los usuarios. Esto es muy positivo para aquellos usuarios pesados que, por ejemplo, intentan restregarle su vida de color de rosa a los demás. Hay una opción para limitar la visualización de los contenidos sin tener que dejar de seguirle. El secreto está en el menú desplegable de las imágenes del contacto. En uno de los apartados hay una opción que se llama «Silenciar». Así de fácil. Y así de efectivo.
25-03-2020 | abc.es
El uso de WhatsApp y Facebook se dispara un 50% en países como España y se duplican las videollamadas
Estamos en una economía de guerra. En una situación en donde el tejido empresarial ha reorientado su producción para sacar adelante productos de primera necesidad. El brote de coronavirus Covid-19 ha paralizado el planeta al completo, pero los servicios mínimos, al margen de la alimentación, el transporte y la sanidad, también tienen a internet como aliado en esta batalla. ¿Quiénes están, sin embargo, ganando dinero? Empresas tecnológicas con servicios a internet y plataformas de ?streaming" siguen a pleno rendimiento a pesar de haberse registrado una ralentización del 10% en la velocidad de internet. Se están usando cada vez más las redes sociales, pero sus negocios alrededor están sufriendo una importante desaceleración. Twitter, conocida red de micromensajes, ha aumentado su audiencia en torno al 23% en las últimas semanas, pero ya amenaza tormenta financiera. No va a cumplir los objetivos previstos inicialmente para este trimestre ante la espantada de anunciantes, su corazón económico. En el mismo escenario se encuentra Facebook, dueño y señor de varios de los servicios digitales más importantes del mundo que está repeliendo el embate del coronavirus. Su uso ha crecido exponencialmente, la infraestructura está aguantando un ?tute? increíble, pero su negocio va a caer estrepitosamente. La multinacional estadounidense ha admitido en un comunicado que está experimentando un ?crecimiento extremo? en las últimas semanas por culpa del confinamiento de millones de personas en varios mercados importantes como Europa. Pero la mayor parte del uso se concentra en la mensajería privada y las videollamadas, productos que la empresa no monetiza. La publicidad digital, su principal fuente de ingresos, está cayendo. Y, como resultado, el gigante de las redes sociales ha reconocido que su negocio está sufriendo al mismo tiempo que lucha por mantener sus herramientas de comunicación estables. Las aplicaciones de mensajería Facebook, Instagram y WhatsApp en las áreas más afectadas del mundo como Italia y España ha aumentado en más del 50 por ciento en comparación con sus valores normales. Las videollamadas en Messenger y WhatsApp en esas mismas áreas se han duplicado en las dos últimas semanas. ?El crecimiento del uso de Covid-19 no tiene precedentes en toda la industria, y estamos experimentando nuevos registros de uso casi todos los días", escriben los jefes de análisis Alex Schultz y de ingeniería Jay Parikh. "Mantener la estabilidad a lo largo de estos picos de uso es más desafiante de lo habitual ahora que la mayoría de nuestros empleados están trabajando desde casa", lamentan. El principal problema es que los servicios de mensajería no se monetizan de igual manera como el ?News Feed? o panel de actualizaciones de Facebook -similar en Instagram-. El gasto en publicidad digital se está disminuyendo en todos los ámbitos en los países que actualmente están bloqueados para detener la propagación de Covid-19. Y este escenario está ?afectando negativamente? a Facebook como muchas otras empresas "Gran parte del aumento del tráfico está generándose en nuestros servicios de mensajería, pero también hemos visto a más usuarios que utilizan nuestros productos de noticias y noticias para obtener actualizaciones de sus familiares y amigos", explican desde la empresa. ?Al mismo tiempo, nuestro negocio se ve afectado negativamente como tantos otros en todo el mundo. No monetizamos muchos de los servicios donde vemos un mayor uso, y hemos visto un debilitamiento del negocio publicitario en países que han tomado medidas más agresivas para el coronavirus?, reconocen las mismas fuentes. La mayor caída de venta de móviles de la historia A las empresas tecnológicas que no cuentan con servicios digitales tan relevantes la factura es aún mayor. La demanda de teléfonos móviles se ha reducido drásticamente. Según un informe de la consultora Strategy Analytics, la venta global de ?smartphones? ha registrado una caída de 38% en los mercados más importantes como Europa, Estados Unidos y, sobre todo, China, donde se originó el foco de coronavirus. Los datos son preocupantes. Se ha pasado de los 99.2 millones de unidades vendidas en febrero de 2019 a 61.8 millones colocadas en este pasado mes de febrero, pero se espera que marzo, que aún no ha terminado, sufra una caída más acentuada. La demanda de dispositivos colapsó Asia arrastrando con ello a los envíos a otras regiones. ?Algunas fábricas asiáticas no pudieron fabricar teléfonos inteligentes, mientras que muchos consumidores no pudieron o no quisieron visitar tiendas minoristas y comprar nuevos dispositivos?, reconoce Linda Sui, directora de Strategy Analytics. Por marcas, Samsung y Apple han reducido sus ventas pero se han mantenido como primer y segundo fabricante. La sorpresa ha sido Xiaomi, que ha superado a Huawei por primera vez. El veto del gobierno de Trump y la pandemia de coronavirus ha condenado al gigante chino a perder la relevancia que había conquistado en los últimos meses.
24-03-2020 | abc.es
El uso de redes sociales en España aumenta un 55% en la pandemia de coronavirus
Malos tiempos para la lírica. En un momento crucial como la pandemia de coronavirus Covid-19, en donde millones de personas se muestran ávidos de información, los medios de comunicación han disparado sus audiencias. También las principales plataformas sociales, que han experimentado un aumento del 55% de uso en las últimas semanas. De ellas, Twitter ha capitalizado la conversación en las últimas semanas. Su audiencia se ha disparado un 23% más, aunque sus finanzas se empiezan a resentir ante la caída de anunciantes. Son momentos difíciles, llenos de incertidumbre. Internet es la tabla de salvación para millones de personas. Desde el teletrabajo para mantener activas a las empresas que pueden optar por esta fórmula productiva hasta el ocio digital que permite horas de entretenimiento para todas las edades. Y todo ello ha abofeteado duramente a la infraestructura de red, que ha empezado a ralentizarse un 10% a nivel global, según diversos informes. En Europa, uno de los principales focos de las infecciones, el uso de las redes sociales se ha disparado. España lidera en estos momentos el tráfico de estas plataformas, según estimaciones del auditor Comscore recogido por «El Economista». En la última semana, el consumo de información de redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram o LinkedIn ha crecido un 55%. Frente a estos datos, el crecimiento del consumo de información por redes sociales en Italia fue el 30%, en Alemania el 11%, en el Reino Unido el 18% y en Francia el 14%. La relación de los ciudadanos de países afectados con las nuevas tecnologías ha empezado a estrecharse. El largo tiempo disponible confinado en casa está llevando a usar dispositivos móviles a un ritmo incalculable. Según el estudio «Impacto del coronavirus en el uso del móvil» (PDF) elaborado por la compañía Smartme Analytics, los internautas españoles usan un 38,3% más el teléfono móvil. Los datos recogen que se ha pasado de las dos horas y cuarenta minutos diarios de media a tres horas y veinticuatro minutos en la semana más dura del confinamiento. Este incremento está relacionado con dos factores relacionados con el aislamiento, según recoge el estudio. El primero, es la necesidad de comunicarse con familiares y amigos, que ha aumentado en un 53% su uso para llamadas y para aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp y de videoconferencia como Hangouts o Skype, respecto a la semana anterior. El segundo factor es la necesidad de entretenimiento. Así, el uso de juegos en el móvil ha crecido ligeramente, con casos como «Clash of Clans», «Township» o el Parchís, que han visto un incremento en su uso de hasta un 60%, y también las redes sociales, que han subido un 21%. Pese a estos datos, empresas como Twitter, una de las redes sociales que más crecimiento de uso está registrando en estos momentos, está sufriendo el embate de la publicidad digital. Según estimaciones de Reuters, se han reducido las inversiones de los anunciantes debido a la incertidumbre del brote de coronavirus. El lunes trasladó a sus inversores que ignoraran las previsiones del último trimestre con respecto a ingresos porque se verán afectados «significamente» en las próximas semanas.
30