Noticias de "facebook"

03-03-2020 | abc.es
Modo oscuro: la funcionalidad más esperada de WhatsApp llega a iPhone y a Android
El modo oscuro, una de las funcionalidades más esperadas por los usurios de WhatsApp, ya está disponible todos los «smartphones». Tanto iOS como Android. Según le ha expresado Facebook, empresa propietaria de la «app» de mensajería, a ABC, la funcionalidad se puede habilitar en aquellos terminales con iOS 13 y Android 10 mediante la descarga de la última actualización del sistema. «WhatsApp ha creado una experiencia única en el modo oscuro que sustituye el tradicional negro de muchas aplicaciones por un gris oscuro para reducir la fatiga ocular y facilitar la conversación», explican desde la compañía. El modo oscuro llega a WhatsApp pocos meses después de haber sido adoptado en Instagram, aplicación que también es propiedad de Facebook. A la hora de desarrollar la funcionalidad, la compañía afirma que se han tenido en cuenta dos áreas en concreto. Por un lado, se ha intentado facilitar lo máximo posible la legibilidad de los mensajes. Para ello, se han escogido colores que minimicen la fatiga ocular en situaciones de poca luz. A su vez, se han seleccionado tonalidades cercanas a las predeterminadas en iOS y en Android, que, como se puede ver en las imágenes, varían algo en función del sistema operativo. Por otra parte, desde Facebook han tenido cuidado a la hora de seleccionar los colores para que el usuario se fije en lo importante cuando la funcionalidad esté activa. Es decir, en los mensajes, especialmente aquellos que estén sin leer, y en las herramientas (grabador de voz, cámara, etc). Como expresamos anteriormente, desde la compañía aseguran que los usuarios de Android 10 e iOS 13 ya pueden usar el modo oscuro habilitándolo en la configuración del sistema. Aquellos que cuenten con Android 9 y versiones posteriores deben ir a Ajustes > Chats > Tema > seleccionar «Oscuro». El modo oscuro para iPhone Como se puede observar en las imágenes, la interfaz de la aplicación con el modo oscuro activo es completamente negra a excepción de las herramientas, que aparecen en gris. Los nombres de los contactos están en blanco y, en caso de que haya un mensaje pendiente de leer, el aviso aparece en azul claro. En lo que respecta a las converciones, los cuadros de texto alternan entre el color gris, para los mensajes que recibe el usuario, y el verde oscuro para los que envía. Para los iconos, como el de fotografía o grabación de voz, Facebook ha escogido un tono azul claro, similar al empleado para resaltar las conversaciones con mensajes pendientes. El modo oscuro para Android En el caso de Android, los tonos escogidos para el modo oscuro en la interfaz parecen, a primera vista, ligeramente más claros que en la versión para iPhone. Por otra parte, para las conversaciones con mensajes pendientes se ha escogido un color más cercano al verde que al azul que veíamos en el caso anterior. Para las conversaciones, las diferencias son menores con respecto a iOS. Se mantiene el verde oscuro para los mensajes que enviados y el gris claro para los recibidos. El icono de la grabación de voz es el único que destaca con un color diferente al resto de herramientas.
28-02-2020 | abc.es
Facebook demanda a una compañía de analítica por robar datos de los usuarios
Facebook ha demandado a la compañía estadounidense de analítica OneAudience por acceder y recopilar de forma inapropiada los datos de los usuarios de la red social a través de aplicaciones de terceros. La empresa dirigida por Mark Zuckerberg apunta que OneAudience pagó a desarrolladores de aplicaciones para que instalaran un kit de desarrollo de software (SDK) malicioso en sus «apps». Esto le habría permitido recopilar información de los usuarios de la red social sin conocimiento de la compañía. «A través de estas demandas, continuaremos enviando un mensaje a aquellos que intentan abusar de nuestros servicios y de que Facebook se toma en serio el cumplimiento de nuestras políticas», ha indicado la red social a través de un comunicado. Desde Facebook afirman que el caso fue descubierto gracias al programa de recompensas por abuso de datos de la compañía. Sostiene, a su vez, que ya en su momento se tomaron medidas contra OneAudience, entre las que se incluye la deshabilitación de las aplicaciones, el envío a la empresa de una carta de cese y desistimiento y la solicitud de su participación en una auditoría. Algo a lo que OneAudience se negó a cooperar. «Este es el último en nuestros esfuerzos para proteger a las personas y aumentar la responsabilidad de quienes abusan de la industria de la tecnología y los usuarios. A través de estas demandas, continuaremos enviando un mensaje a las personas que intentan abusar de nuestros servicios de que Facebook se toma en serio el cumplimiento de nuestras políticas, lo que incluye exigir a los desarrolladores que cooperen con nosotros durante una investigación y avance el estado de la ley cuando se trata del uso indebido de datos y privacidad», sostienen desde la red social. Cabe recordar que el pasado mes de noviembre, Facebook se vio obligada a reconocer que unos «cien desarrolladores aproximadamente» pudieron acceder «incorrectamente» a los datos de los usuarios a través de su función Grupos. Incluidos nombres y fotografías de perfil de las personas.
28-02-2020 | abc.es
Los peligros de WhatsApp: alertan sobre un aumento de casos de suplantación de identidad
WhatsApp se ha convertido en uno de los medios de comunicación más importantes para buena parte de la sociedad. Pero no todo son ventajas. En las tripas de la «app» se almacena una cantidad ingente de información sobre el dueño de la cuenta. Algo que, evidentemente, no pasa inadvertido a ojos de los ciberdelincuentes. Buena muestra de ello son los recientes «hackeos» de Jeff Bezos o Albert Rivera. Entre los métodos predilectos de los atacantes para explotar la aplicación se encuentra el «spoofing». Una técnica que sirve para suplantar al usuario, especialmente a través de correo electrónico, empleando tecnología con fines maliciosos. Ahora, la empresa de ciberseguridad Panda Security, afirma que este tipo de casos han aumentado considerablemente durante el último año dentro de la aplicación de mensajería. «Este tipo de técnicas dan mucho dinero. El retorno de la inversión es brutal. Las acciones de "phishing", y de "spoofing" en concreto, no exigen grandes esfuerzos», explica Hervé Lambert, responsable de operaciones de Panda Security. El experto, en conversación con ABC, se muestra muy preocupado por el aumento de los ciberataques que emplean ingeniería social para engañar al usuario y robarle los datos: «Los cibermalos son muy buenos y muy listos. Se les da muy bien encontrar fórmulas a través de las que robar información. Muchas veces la gente piensa que sus datos no valen nada, que en su teléfono no hay nada que interese. No es así. A día de hoy un "smartphone" alberga toda la vida digital del usuario. Su navegación, sus gustos, sus opiniones, sus amistades, sus datos bancarios.. Todo eso cuesta dinero». Un fenómeno muy extendido Los ataques destinados a la suplantación de identidad no son un fenómeno nuevo en internet. Ni de lejos. Durante los últimos años han afectado a numerosos usuarios y, a su vez, han ido mejorando. Un buen ejemplo de sus posibilidades lo encontramos en «el timo del CEO». Una ciberestafa en la que el atacante, haciéndose pasar por el jefe de una compañía, solicita a alguien de la plantilla que transfiera una cantidad de dinero a una cuenta concreta. Precisamente, esta técnica estuvo (presuntamente) relacionada con la pérdida de cuatro millones de euros de la EMT valenciana el año pasado. El dinero terminó en una sucursal de un banco en Hong Kong. «El crecimiento de los ataques basados en suplantación del usuario es muy grande y muy difícil de cuantificar. Más o menos del 40% desde 2017. Hay fuentes americanas que afirman que cada mes se crean dos millones de estafas de "phishing". El mayor número de ciberataques contra empresas durante 2019 ha sido de este tipo», afirma Lambert. Durante los primeros meses de 2020, firmas de ciberseguridad, como Kaspersky, han alertado sobre la aparición de varias estafas destinadas a robar cuentas de WhatsApp. Recientemente, la Guardia Civil informaba sobre un caso en el que el atacante, haciéndose pasar por un contacto al que ha suplantado previamente, trata de engañar al usuario para que le comparta el código de verificación de su cuenta de WhatsApp, con lo que tendría vía libre para tomar el control de la misma. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¿Has recibido un SMS como este?<br><br>¡¡¡NO LO CONTESTES!!!<br><br>Es el mensaje con el código de verificación para la instalación. Si se lo facilitas a un tercero controlará tu cuenta en su dispositivo y con ello, el acceso a todos tus grupos y contactos<a href="https://twitter.com/hashtag/NoPiques?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#NoPiques</a><a href="https://t.co/mkiaDcCUHc">https://t.co/mkiaDcCUHc</a> <a href="https://t.co/OgUvVgqRtC">pic.twitter.com/OgUvVgqRtC</a></p>&mdash; Guardia Civil (@guardiacivil) <a href="https://twitter.com/guardiacivil/status/1227208160429080576?ref_src=twsrc%5Etfw">February 11, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> La seguridad de WhatsApp Desde Panda Security apuntan que, a pesar de las mejoras de «app» en materia de seguridad, como la adopción del sistema de doble verificación, el riesgo de que un cibercriminal pueda atacar una cuenta y robarla es «preocupante». WhatsApp, por su parte, hace hincapié dentro de su página de soporte en que cualquier persona que tenga el número de un usuario tiene la capacidad de mandarle un mensaje, por lo que es importante tener cuidado. «Los mensajes no deseados enviados por terceros no autorizados pueden llegarte de diferentes maneras: spam, estafas o mensajes de impostores que se hacen pasar por miembros de nuestro equipo. Todos estos mensajes tratan de engañarte e intentan que realices alguna acción que puede ponerte en peligro», explican desde WhatsApp. A su vez, la «app» recomienda a aquellos que reciban un mensaje de este tipo que bloqueen al emisario, ignoren la información que aparece y que borren la conversación. A pesar de los esfuerzos de WhatsApp por garantizar la seguridad de los usuarios, muchas entidades internacionales albergan dudas sobre el servicio. Ese es el caso, por ejemplo, de la ONU, que el mes pasado prohibió a sus representantes el intercambio de mensajes a través de la aplicación propiedad de Facebook. «Los altos funcionarios de la ONU han recibido instrucciones de no usar WhatsApp. No es un mecanismo seguro», afirmó el portavoz Farhan Haq en declaraciones recogidas por Reuters. Cómo protegerte Según el responsable de operaciones de Panda Security, para hacer frente a los ataques de suplantación de identidad es imprescindible tener un sistema de seguridad adaptado a las necesidades del usuario. También se debe emplear el sentido común. Entender, por ejemplo, que una entidad bancaria nunca va a pedir las credenciales de un cliente a través de un mensaje de WhatsApp o un correo. O que la Guardia Civil no va a enviar una multa empleando alguno de estos mecanismos. A su vez, recomienda fijarse en los elementos que componen el correo electrónico o la conversación de WhatsApp de la que se sospecha. Si existiese alguna duda sobre su veracidad, se debe entrar en contacto con la persona o la entidad que, supuestamente, ha enviado el mensaje.
27-02-2020 | abc.es
«Hackean» los datos de Clearview IA, polémica empresa de reconocimiento facial
La revelación de que una desconocida «startup» de reconocimiento facial llamada Clearview IA colaboraba con la Policía estadounidense sumió a los usuarios más preocupados por la privacidad de los datos de internet en una pesadilla. La herramienta que habían desarrollado sus ingenieros parecía de película: identificar a cualquier persona desde una base de datos alimentada de redes sociales como Facebook o Twitter. Esa información ha quedado comprometida. La empresa estadounidense, según ha informado el medio «Daily Beast», ha sufrido recientemente una brecha de seguridad que ha podido poner en compromiso la base de datos de sus clientes, entre los que se cree que se encuentran organismos e instituciones de seguridad. La firma ha asegurado que ha diseñado una base de datos compuesta por más de 3.000 millones de imágenes recopiladas de redes sociales como Facebook, Twitter o servicios como YouTube. Solo un usuario ha podido acceder, aseguran las mismas fuentes, que avanzan que este incidente no se debe a un «hackeo» del sistema de seguridad. Pese a las dudas, sus responsables han insistido en que la información se ha extraído de plataformas abiertas y no de perfiles privados de usuarios. Las empresas tecnológicas, sin embargo, han intentado paralizar el proyecto exigiendo a la empresa a detener la recopilación de imágenes de sus usuarios. El fiscal general de Nueva York ha prohibido incluso a la Policía local usar el software para sus labores de investigación. El «hackeo» todavía se encuentra en fase de análisis, pero fuentes de la firma han asegurado que sus sistemas han detectado un «acceso no autorizado» a su lista de usuarios, aunque han insistido que no se ha accedido a los servidores. La vulnerabilidad se ha reparado. La tecnología de reconocimiento facial se ha ido extendiendo en los últimos años por fuerzas de seguridad, aunque ha despertado las preocupaciones de organismos internacionales por las posibles implicaciones en la intimidad de las personas.
27-02-2020 | abc.es
¿De qué viven las empresas tecnológicas? Así es el oligopolio de la publicidad digital
Existen multitud de modelos de negocio gracias a internet, pero la publicidad digital es, para muchas empresas del sector, su principal medio de subsistencia. Su motor financiero a pesar de hacerlo a espuertas de recabar los datos personales de sus usuarios. El célebre mantra de cuando un servicio es gratuito es porque tú eres el producto se lleva explotando desde hace dos décadas a nivel mundial. El problema: muchos consumidores aún desconocen de qué viven. [Gráfico elaborado por Statista] Aunque no es una novedad, el primer vagón del tren publicitario lo conducen tres empresas que operan a nivel mundial, Alphabet (Google), Facebook y, cada vez con más fuerza, Amazon. De hecho, el gigante del comercio electrónico estadounidense se ha convertido a su vez en el principal anunciante en internet del mundo. Se reparten el pastel. Entre los tres acumulan el 70% de los ingresos publicitarios en internet, según estadísticas de la consultora eMarketer. Un negocio demasiado suculento: datos recabados por la firma especializada Digiday advierte que de los 333.250 millones de dólares invertidos en publicidad a nivel global en 2019, 144.600 millones fueron a parar al bolsillo de estas empresas. Aunque es un aumento menos pronunciado que otros años, según el informe de Tendencias de Publicidad Global de Warc, la inversión en publicidad en los motores de búsqueda aumentó un 9,6% el pasado año hasta generar unos 135.900 mil millones de dólares. Un escenario interesante porque, además, en 2019 se produjo el punto de inflexión que auguraban los analistas. Fue el primer año en que la publicidad online superó a la tradicional. Muchas empresas con servicios digitales, entre ellos, los medios de comunicación, están también llegando a ese punto en sus finanzas internas. La actividad principal de las empresas tecnológicas conocidas como GAFAM -Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft-, que en su mayoría está relacionada con algunos de los supuestos que recoge el nuevo gravamen europeo conocido como «Tasa Google», se dedica a la publicidad online o las plataformas de intermediación digital. Facebook, a la sombra de las sanciones En el caso de Facebook, la mayor red social del mundo, el 98,5% de sus ingresos provienen de los anuncios online. Razón de más para no intentar mediar en una nueva dimensión de su herramienta para evitar los llamados «anuncios falsos» que grupos compran para intentar manipular a los usuarios. A sus más de 2.500 millones de usuarios, que se dice pronto. La multinacional estadounidense facturó en 2019 unos 70.697 millones en el cuarto trimestre, un 27% más que el año anterior, pero sus resultados cayeron debido a las multas por infracciones sobre la privacidad, su gran desafío desde hace cuatro años desde que saltara el escándalo de Cambridge Analytica. El menor crecimiento en un periodo desde que cotiza en bolsa (2012). Alphabet, de las búsquedas a la «nube» Bajo el paraguas de Alphabet se esconden varios tentáculos, uno de ellos, el principal motor de búsqueda del mundo que, para muchos usuarios, es sinónimo de internet. Aunque existen muchas otras alternativas, si de repente no se tuviera acceso a Google es muy posible que tuvieran que «aprender» cómo encontrar los resultados que quieren. Pero, a su vez, el gigante de internet estadounidense cuenta con otros servicios de impresionante factura. YouTube, un canal de vídeos muy popular que genera por sí solo 15.000 millones de dólares anualmente, una tercera parte de lo que suma todo el sector de la televisión por cable en Estados Unidos. Según los datos recopilados por Statista, el 83,3% de sus ingresos provienen de la publicidad digital. Lo que quiere decir que cuantas más reproducciones y visualizaciones le entregan los usuarios, la máquina de hacer dinero se acelera. De igual manera que en el último año la empresa ha puesto más el foco en las campañas SEM o publicidad pagada que aprovecha los resultados de búsqueda introducidos por sus usuarios. De ahí sus intenciones de eliminar las «cookies» de terceros porque, de esta manera, podrá controlar aún más el negocio de la publicidad digital. Una medida adoptada teóricamente diseñada para proteger a los usuarios pero que los analistas ya estiman que causar estragos en el reparto de la tarta publicitaria a largo plazo. Durante 2019 obtuvo un beneficio neto de 34.343 millones de dólares, un 11,7% más que el año anterior, cuando logró 30.736 millones de dólares. En el mismo periodo, sus ingresos ascendieron a 161.857 millones de dólares, un incremento del 18,3 % con respecto a los 136.819 millones facturados en el ejercicio fiscal de 2018. El negocio del «cloud», de los servicios en la nube, logró unas ventas por valor de 8.920 millones. Amazon, de los libros a la logística Por su parte, es curiosa la evolución del gigante del comercio electrónico. Empezó vendiendo libros y se ha convertido en el mayor escaparate de productos del mundo. Aunque es el tercer jugador que más se está beneficiando de la publicidad digital, le firma con sede en Seattle tiene un gran músico de las tiendas online, que genera la mitad de sus ingresos anuales. Su política, a diferencia de sus rivales dentro del sector de la innovación, es diversificar sus negocios y reinvertir parte de sus ganancias en la empresa en búsqueda de nuevos servicios. Así, por ejemplo, Amazon Web Services, su división en la nube, logró unos ingresos de 10.000 millones en el último trimestre de 2019, más de los 7.400 obtenidos en el mismo periodo de 2018. Durante todo el año, según su último balance trimestral, recoge que logró unos beneficios de 11.588 millones de dólares, un 15% más con respecto al año anterior. Su facturación ingresó unos 280.522 millones, un 20,45% más que los 232.887 millones facturados un año antes. Apple, el rey de los productos De Apple se ha dicho todo, pero también hay que valorar su apuesta por el negocio en la «nube» y los servicios. Lo que más crece en sus balances. Pero, por supuesto, su principal fuente de ingresos se encuentra en la venta de productos tecnológicos (82,2%), con el iPhone como la estrella del firmamento, que representa el 61% del total. En todo el ejercicio fiscal relativo a 2019, la firma de la manzana acumuló unos 260.174 millones de dólares, que cierra en septiembre, y que en este caso acabó un 7% por debajo del año anterior. El primer trimestre del año ha sido espectacular. Apple ganó durante los tres primeros meses de su ejercicio fiscal de este año 22.236 millones de dólares, un 11,37% más que en el mismo período del año pasado, aupado por las ventas de teléfonos iPhone que han vuelto a resurgir. La multinacional de Cupertino se impuso a los pronósticos de los analistas y sorprendió con un aumento de ingresos del 7,6% en la categoría de teléfonos inteligentes, justo después de cerrar un año en el que las ventas del iPhone habían ido a la baja y habían surgido dudas sobre su crecimiento futuro.
26-02-2020 | abc.es
Facebook prohíbe los anuncios que prometen curas milagrosas para el coronavirus
Facebook prohibirá los anuncios que prometen curar y prevenir del coronavirus (COVID-19). El objetivo de la empresa de Mark Zuckerberg es limitar la información destinada a causar pánico entre la sociedad. «Recientemente implementamos una política para prohibir los anuncios que hacen referencia al coronavirus y crean una sensación de urgencia, como implicar un suministro limitado o garantizar una cura o prevención. También tenemos políticas para sitios como Marketplace que prohíbe un comportamiento similar», ha explicado un portavoz de la compañía a «Bussines Insider». La información falsa sobre el virus ha estado corriendo como la pólvora por la red desde el comienzo de la epidemia. Si hace una búsqueda rápida en Google no le llevará demasiado tiempo encontrar teorías que apuntan a la sopa de murciélago o a un mercado de animales exóticos como causante. Tampoco hace falta esforzarse demasiado para encontrar remedios milagrosos. Desde homeopatía, hasta una supuesta solución mineral milagrosa. Facebook emplea verificadores para dilucidar si la información que se sube a la plataforma es cierta. Recientemente, la red social decidió cambiar sus normas publicitarias de cara a las próximas elecciones de Estados Unidos. Cabe recordar, además, que la OMS ya ha compartido varios consejos para prevenir el contagio. Entre estos se encuentra lavarse las manos frecuencia, toser con el codo flexionado, mantener una distancia prudencial con aquellas personas que estén enfermas, no tocar con las manos ojos o nariz, acudir al médico ante la presencia de cualquier síntoma o evitar comer carne cruda. Respecto a las mascarillas, que ya se han agotado en numerosas farmacias, la OMS solo recomienda su empleo en los casos en los que la persona tenga tos como medida de protección contra los demás. También se deben emplear si se va a atender a alguna persona que se encuentre enferma.
26-02-2020 | abc.es
¿Hay que dejar de usar WhatsApp?
De repente, parece que se han puesto de acuerdo. Las Naciones Unidas reconoció hace unas semanas que había recomendado a sus miembros no utilizar el popular servicio de mensajería WhatsApp por posible robo de información. Ahora, es el gobierno de Trump el que ha cuestionado el sistema de cifrado de la aplicación. A principios de enero, un portavoz de la ONU adelantó la tormenta perfecta: un servicio perteneciente a una multinacional y unas dudas al respecto. Lo consiguió. Por motivos de seguridad, el protocolo del organismo fue que evitaran el intercambio de mensajes a través de la aplicación propiedad de Facebook. Una plataforma muy extendida, que llega a más de 2.000 millones de usuarios registrados, con lo que ello supone. Porque no siempre la tecnología más avanzada ha sido la que se ha posicionado en el mercado. Ha sido su uso lo que en realidad ha conquistado a las masas. En WhatsApp ha sucedido tres cuartos de lo mismo: como tus amigos están ahí, pues te ves obligado a estar presente también. Estar fuera del circuito provoca el oscurantismo, no estar al tanto de tu grupo cercano. Poco tentador en los tiempos que corren. A raíz del «hackeo» al teléfono móvil de Jeff Bezos, fundador y líder de Amazon, a través de un supuesto mensaje en vídeo recibido a su teléfono, organismos internacionales han traccionado para cuestionar a la plataforma. Los funcionarios de la ONU, desde este año, no pueden utilizar este servicio por razones de seguridad. Se teme posibles intervenciones en sus comunicaciones digitales y, por tanto, que se robe información sensible. El gobierno de Donald Trump lleva varios años dirigiendo sus ataques hacia la «app». El pasado año movió ficha para prohibir que las empresas tecnológicas utilizan el sistema de cifrado de extremo a extremo por dificultarles las labores de investigación a las fuerzas de seguridad de cara a obtener acceso a la información de sospechosos. Todo ello ha accionado la palanca de la preocupación en la Comisión Europea (CE), que recientemente informó que también quiere que su personal, entre los que se incluyen diplomáticos y funcionarios de alto rango, no usen aplicaciones como WhatsApp. En su lugar, recomienda el uso de Signal, considerada por muchos expertos como una aplicación de mensajería más segura. Según la consultora AppAnnie, Signal ha crecido exponencialmente en los últimos meses, aunque todavía muy lejos de los primeros puestos de las listas de descargas. La aplicación se creó en 2013 por un grupo de activistas de privacidad y ha sido bendecida incluso por el analista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, que la recomienda en sus intervenciones. El sistema de cifrado implantado por servicios como Signal o el propio WhatsApp permite que los mensajes se mantengan privados excepto del destinatario. En cambio, Telegram, de procedencia rusa, ha empañado su imagen pública al asociarse como la herramienta que utilizan grupos yihadistas para comunicarse y, por supuesto, por las dudas en las relaciones con los poderes fácticos de Rusia. Según han declarado recientemente fuentes de WhatsApp, el servicio ofrece «uno de los mayores niveles de seguridad de la industria» y «todos los mensajes están protegidos con cifrado de extremo a extremo».
19-02-2020 | abc.es
Isabelle Guyon, Bernhard Schölkopf y Vladimir Vapnik, Premio «Fronteras del Conocimiento» de la Fundación BBVA
Reconocimiento a la capacidad de las máquinas por pensar. El Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación ha sido concedido este miércoles en su duodécima edición a Isabelle Guyon, Bernhard Schölkopf y Vladimir Vapnik, por sus «contribuciones fundamentales al aprendizaje automático». Según el acta del jurado, los tres galardonados han logrado que los ordenadores sean capaces de reconocer patrones en grandes cantidades de datos, y poder así clasificarlos en categorías. Se trata de un proceso en el que la máquina aprende a partir de numerosos ejemplos. Los métodos que han desarrollado en inteligencia artificial están contribuyendo a la «transformación de nuestro mundo cotidiano, mejorando campos tan diversos como el diagnóstico médico, la visión por ordenador, el procesamiento del lenguaje natural y la vigilancia del cambio climático». Todos ellos, según añade el acta, han llevado a cabo de manera conjunta una investigación que «trasciende las fronteras tradicionales de las ciencias de la computación, y merecen figurar entre los innovadores de mayor impacto a escala mundial. Gracias a sus contribuciones, los ordenadores pueden en la actualidad «ser entrenados» para clasificar conjuntos de datos con una precisión humana o, en ocasiones, hasta mejor. Esta capacidad de aprendizaje les permite reconocer desde la voz y la escritura hasta rostros e incluso se ha utilizado en astrofísica para lograr el hallazgo de 21 nuevos exoplanetas. Ivan Sutherland, «padre de los gráficos por ordenador», fue el anterior ganador por sentar las bases de una interacción hombre-máquina intuitiva y potente al liderar de forma pionera la transición de una relación con los ordenadores basada en texto a otra gráfica. El jurado de esta categoría ha estado presidido por Joos Vandewalle, presidente de honor de la Real Academia Flamenca de Ciencias y Artes de Bélgica, y cuenta como secretario con Ron Ho, director de Ingeniería de Silicio en Facebook (Estados Unidos). Los vocales son Liz Burd, vicerrectora adjunta de Aprendizaje y Enseñanza en la Universidad de Newcastle (Australia); Georg Gottlob, catedrático de Informática en la Universidad de Oxford (Reino Unido) y en la Universidad Tecnológica de Viena (Alemania); Oussama Khatib, catedrático de Ciencias de la Computación y director del Laboratorio de Robótica en la Universidad de Stanford (Estados Unidos); Rudolf Kruse, catedrático emérito de la Facultad de Ciencias de la Computación en la Universidad de Magdeburgo (Alemania); y Mario Piattini, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Castilla-La Mancha.
19-02-2020 | elpais.com
Bruselas presenta su ?Paquete digital?, que regulará el uso de datos y la inteligencia artificial
El Departamento de Justicia de EE UU celebrará también una reunión para discutir el futuro de una ley federal que puede eximir a plataformas como Facebook de la responsabilidad legal por los contenidos
33