Noticias de "facebook"

21-11-2019 | abc.es
Google limitará los anuncios políticos dejando solo a Facebook
Las próximas elecciones estadounidenses se van a mirar con lupa. Lo que se pretende es que no se produzcan interferencias ajenas como sucedieron en la victoria de Donald Trump hace cuatro años. Y, de nuevo, las plataformas de internet juegan un papel determinante en la construcción de los discursos sociales. Aunque no está demostrado científicamente la capacidad de influencia de las llamadas «fake news» en redes sociales, las principales compañías han movido ficha. La última, Alphabet, propietaria del buscador Google, que ha anunciado una nueva medida para limitar el alcance de los anuncios políticos. Los partidos políticos, por tanto, no podrán hacer publicidad en Google segmentada por diferentes categorías como su ubicación o su sexo, según explica en un comunicado Scott Spencer, vicepresidente de Gestión de productos de Google Ads, su plataforma de publicidad. El gigante de internet, por tanto, va a dejar de ofrecer a los anunciantes la capacidad de orientar sus mensajes electorales utilizando datos de registro de votantes públicos y afiliaciones políticas generales, algo permitido en el mercado estadounidense. Hasta ahora, aquellos anunciantes verificados podían segmentar sus anuncios utilizando información ideológica de sus usuarios tales como si eran defensores de discursos de la izquierda, eran más conservadores o se definían como independientes. Esta medida se produce en un momento delicado en el que las plataformas de redes sociales están bajo una gran presión acerca de su negocio de la publicidad política de cara a las próximas elecciones presidenciales de EE.UU. en 2020. Pese a todo, Google ha avanzado que los anunciantes aún podrán aprovechar su sistema de publicidad contextual y publicar anuncios dirigidos a usuarios que, por ejemplo, están leyendo una información determinada o consumen un video en particular a través de su servicio YouTube. La compañía comenzará a aplicar este nuevo enfoque en el Reino Unido dentro de una semana, antes de las elecciones generales previstas para el 12 de diciembre. También lo extenderá ala Unión Europea a finales de año y al resto del mundo a partir de enero. «Dadas las actuales preocupaciones y debates acerca de la publicidad política y la importancia de la confianza en el proceso democrático, queremos garantizar a los votantes lo que pueden ver en nuestras plataformas publicitarias», añade Spencer. La empresa, para justificarlo, ha mostrado ejemplos sobre cómo se pueden tergiversar los anuncios para influir en los usuarios, aunque ha adelantado que no se permitirán afirmaciones falsas sobre los resultados electorales o los candidatos políticos. Esta medida, sin embargo, se produce un mes después de que Google se negara a retirar un anuncio publicado por la campaña de reelección del presidente Donald Trump en su servicio YouTube que, según los responsables de la campaña del demócrata Joe Biden, contenía afirmaciones falsas. El gigante de internet se une así a otros servicios como Twitter, popular red de micromensajes, que ha decidido recientemente prohibir los anuncios electorales a riesgo de reducir sus ingresos. Contrasta, en cambio, con la postura del gigante de las redes sociales Facebook, que ha sido duramente criticado por legisladores y reguladores por su decisión de no verificar las informaciones vertidas por los políticos en su plataforma.
20-11-2019 | abc.es
Las empresas tecnológicas se movilizan contra los anuncios falsos (salvo Facebook)
La trama rusa derivó en otros frentes en el universo virtual de las redes sociales. Entes que, utilizados y saboreados por millones de personas, han catapultado, y anulado deliberadamente, un sinfín de torrentes de información. La pregunta es clara: qué fue lo primero, si el huevo o la gallina; si las noticias falsas ya se distribuían por internet antes de la llegada de estas plataformas tan populares, pero lo cierto es que la mentira, que siempre ha sido capitalizada por el mentiroso, ha aprovechado la dejadez de los servicios digitales para manipular a los ciudadanos en los últimos años. En plena burbuja electoral en muchos países, entre ellos, Estados Unidos, el terreno donde se ha originado todo el problema, las empresas de internet han empezado a mover ficha para intentar subsanar el germen del mal, aunque con pequeñas grandes diferencias. La primera en reconocerlo ha sido Twitter. La red de micromensajes ha sido tajante; prohibir los anuncios políticos directamente. Así, muerto el perro se acabó la rabia, debieron entender en la junta directiva de la empresa estadounidense. Es una medida drástica, que su fundador, Jack Dorsey, defendió recientemente: «Pagar para aumentar el alcance de un discurso político tiene ramificaciones significativas que la infraestructura política actual podría no estar preparada para gestionar. Merece la pena da un paso atrás para abordarlo», manifiesta. De hecho, cree que «el alcance del mensaje político debe ser ganado, no comprado». El mayor problema de las redes sociales es su credibilidad. Servicios digitales muy criticados en los últimos años por no bloquear las campañas de manipulación rusas en las elecciones estadounidenses de 2016. La decisión de Twitter contrasta, sin embargo, con la de Facebook, cuyo fundador y líder Mark Zuckerberg, ha defendido incluso la compra de mensajes políticos en la red social incluso si contenían mentiras o falsedades como defensa de la libertad de expresión. Este enrocamiento de Zuckerberg solamente se puede entender únicamente en términos económicos: el golpe a sus ingresos sería brutal. Pero han empezado a surgir voces críticas que piden un cambio por el bien de la democracia. El obstáculo al que se enfrenta Facebook es que, si acepta que trata contenidos informativos, debería ajustarse a otro tipo de regulación, tal vez menos favorable en algunos mercados a su boyante economía. Pero, por contra, si mira al tendido es posible que vuelva a suceder lo que se teme; que alguien malintencionado intente interceder entre los usuarios con la propagación de anuncios políticos que, en muchas ocasiones, contienen datos falsos. Zuckerberg quiere abanderar así la «libertad de expresión». Y no solo acepta anuncios políticos de todo tipo sino que se niega a verificarlos. Lo ha manifestado en reiteradas ocasiones a pesar de enfrentarse a la opinión de expertos y dirigentes políticos incluso que, como su nueva villana, la demócrata Elizabeth Warren, proponen «fragmentar» Facebook. Pero ante la marejada, el ejecutivo estadounidense ha empezado a modificar su discurso; está dispuesto a considerar la posibilidad de limitar la capacidad que actualmente tienen los candidatos políticos para mostrar anuncios políticos a grupos de personas concretos, conocidos como microanuncios políticos dirigidos, basándose en la información personal que recoge la plataforma sobre los mismos, con el fin de disminuir la difusión de informaciones falsas. Tres portavoces de Facebook lo contaron hace poco a la cadena «NBC News». Zuckerberg, ahora, ha visto las orejas al lobo: se encuentra abierto a considerar nuevas ideas sobre cómo disminuir la difusión de información falsa a través de los anuncios políticos que emiten los candidatos correspondientes en su plataforma. Pero ¿quién está detrás de los anuncios falsos patrocinados en redes sociales? Ha habido muchas teorías, pero la preocupación y el nerviosismo se ha asentado en Bruselas y Washington que han iniciado sendas investigaciones, aunque la complejidad del asunto limita sus capacidades de actuación. Aunque no es una red social al uso, Google también es corresponsable de albergar contenido fraudulento y repleto de falsedades. Alphabet, su empresa matriz, ha empezado a planear cambios en su política de anuncios electorales para su buscador, según avanzó «The Wall Street Journal». Lo que ha trascendido extraoficialmente es que la medida más conveniente va a ser hacer ajustes sobre el tipo de audiencia a los que van a dirigirse sus anuncios pagados a través de su plataforma publicitaria. Una medida que, además, se extendería a todos sus servicios como YouTube, el canal de vídeos más popular del mundo.
20-11-2019 | abc.es
Cuidado, si ves este cupón de descuento por Facebook te pueden robar el dinero y los datos
La empresa de ciberseguridad ESET ha descubierto un nuevo troyano bancario, llamado Mispadu, que pone en riesgo los datos y el dinero de los usuarios. El virus se hace pasar por un inofensivo cupón de descuento de la empresa de comida rápida McDonald's. El objetivo que persigue es robar los datos de la cuenta corriente de aquellos que hacen «click» encima de las ventanas emergentes en las que se muestra en Facebook. En el momento en que el usuario pincha sobre la publicidad, los cibercriminales detrás del malware (virus) le redirigen a un sitio web malicioso en el que se descarga un archivo comprimido, que es en el que se aloja Mispadu. En caso de que se ejecute, el dispositivo en cuestión quedará infectado y extraerá las credenciales almacenadas, especialmente las bancarias. «El virus está interesado en todo lo que sean datos bancarios, especialmente códigos de tarjetas de crédito. En el caso de Brasil modifica los boletos, un tipo de pagaré que allí se emplea, con el fin de redirigirlos a los ciberdelincuentes», explica a ABC el responsable de investigación y concienciación de ESET España, Josep Albors. Mispadu, además, aprovecha los dispositivos electrónicos que infecta para reproducirse vía correo electrónico entre los contactos de la víctima. También cuenta con una puerta trasera que toma capturas de pantalla, copia el puntero del ratón, realiza acciones de teclado y registra las teclas pulsadas por el usuario cuando introduce sus credenciales. Desde la empresa de ciberseguridad apuntan que, por el momento, el virus ha estado activo exclusivamente en países Iberoamericanos. «No podemos decir que esté muy extendido. Pero ha afectado mucho en Latinoamerica, especialmente en Brasil. Este tipo de troyanos suelen estar desarrollados en el sitio donde más daño hacen. En España, por el momento, no hay ningún caso», apunta Albors.
20-11-2019 | abc.es
Cuidado: si ves este cupón de descuento de McDonald's por Facebook te pueden robar el dinero y los datos
La empresa de ciberseguridad ESET ha descubierto un nuevo troyano bancario, llamado Mispadu, que pone en riesgo los datos y el dinero de los usuarios. El virus se hace pasar por un inofensivo cupón de descuento de la empresa de comida rápida McDonald's. El objetivo que persigue es robar los datos de la cuenta corriente de aquellos que hacen «click» encima de las ventanas emergentes en las que se muestra en Facebook. En el momento en que el usuario pincha sobre la publicidad, los cibercriminales detrás del malware (virus) le redirigen a un sitio web malicioso en el que se descarga un archivo comprimido, que es en el que se aloja Mispadu. En caso de que se ejecute, el dispositivo en cuestión quedará infectado y extraerá las credenciales almacenadas, especialmente las bancarias. «El virus está interesado en todo lo que sean datos bancarios, especialmente códigos de tarjetas de crédito. En el caso de Brasil modifica los boletos, un tipo de pagaré que allí se emplea, con el fin de redirigirlos a los ciberdelincuentes», explica a ABC el responsable de investigación y concienciación de ESET España, Josep Albors. Mispadu, además, aprovecha los dispositivos electrónicos que infecta para reproducirse vía correo electrónico entre los contactos de la víctima. También cuenta con una puerta trasera que toma capturas de pantalla, copia el puntero del ratón, realiza acciones de teclado y registra las teclas pulsadas por el usuario cuando introduce sus credenciales. Desde la empresa de ciberseguridad apuntan que, por el momento, el virus ha estado activo exclusivamente en países Iberoamericanos. «No podemos decir que esté muy extendido. Pero ha afectado mucho en Latinoamerica, especialmente en Brasil. Este tipo de troyanos suelen estar desarrollados en el sitio donde más daño hacen. En España, por el momento, no hay ningún caso», apunta Albors.
18-11-2019 | elpais.com
WhatsApp detecta un agujero de seguridad que obliga a actualizar la versión
Es al menos la tercera vez en pocos meses que Facebook debe reaccionar para proteger su red de mensajería
18-11-2019 | elpais.com
Los gigantes de internet se movilizan contra los vídeos falsos
Google y Facebook anuncian la creación de una base de datos con miles de archivos audiovisuales manipulados para entrenar herramientas de detección automática
18-11-2019 | abc.es
Descubren una vulnerabilidad crítica en WhatsApp que expone tus datos personales
Facebook ha descubierto una vulnerabilidad crítica en WhatsApp que afecta tanto a dispositivos Android como iOS y que permite que los hackers puedan robar información personal de los usuarios almacenada en la «app» a través del envío a los mismos de un vídeo en formato MP4 malicioso. «Un desbordamiento de búfer («stack-based buffer overflow») podría desencadenarse en WhatsApp enviando un archivo especialmente elaborado a un usuario de WhatsApp. Este asunto estuvo presente en el análisis de los metadatos elementales de un archivo MP4 y puede resultar en un ataque DoS o RCE», ha explicado Facebook. El ataque DoS se basa en la sobrecarga de los sistemas de las víctimas para que el dispositivo o la red de las mismas deje de estar disponible y pueda acceder así al robo de su información personal. Por su parte, el RCE es un ataque informático que consiste en que el hacker puede hacer que el dispositivo de la víctima pueda ejecutar el código de manera remota, mientras él se encarga de desarrollar su propia programación para conseguir tener un completo acceso al dispositivo de la víctima. En este caso, para acceder a los datos de las víctimas, el hacker tiene que enviar un archivo MP4 a las mismas a través de la aplicación. Si estas lo abren, el ciberdelincuente aprovecha la vulnerabilidad de la aplicación denominada de desbordamiento de la pila de «búfer» para lanzar los ataque DoS o REC y robar la información almacenada en la «app». Esta vulnerabilidad se trata de un error de «software» que se produce cuando un programa no controla adecuadamente la cantidad de datos que se copian y almacenan en una memoria diseñada para ello. Si la cantidad de datos destinada a almacenar en la misma supera la capacidad que esta tiene, los «bytes» sobrantes se guardan en zonas de memoria adyacentes sobreescribiendo su contenido original que suele pertenecer a datos o códigos almacenados en memoria. Esto da lugar a una vulnerabilidad que puede ser explotada por un «hacker» para hacer un uso malintencionado de la misma. De acuerdo con el comunicado emitido por Facebook, esta vulnerabilidad ha afectado tanto a dispositivos iOS como Android en versiones antiguas de WhatsApp. El error fue parcheado con la actualización del pasado 3 de octubre, pero sigue afectando a los dispositivos con «software» desactualizado. En concreto, están afectadas las versiones de Android anteriores a 2.19.274, las de iOS previas a 2.19.100, versiones de Enterprise Client anteriores a 2.25.3, las de Windows Phone anteriores e incluyendo 2.18.368, las de Business para Android previas a 2.19.104, y las de Business para iOS anteriores a 2.19.100.
18-11-2019 | abc.es
WhatsApp alerta de un fallo grave que expone tus datos personales mediante vídeos falsos
Facebook ha descubierto una vulnerabilidad crítica en WhatsApp que afecta tanto a dispositivos Android como iOS y que permite que los hackers puedan robar información personal de los usuarios almacenada en la «app» a través del envío a los mismos de un vídeo en formato MP4 malicioso. «Un desbordamiento de búfer («stack-based buffer overflow») podría desencadenarse en WhatsApp enviando un archivo especialmente elaborado a un usuario de WhatsApp. Este asunto estuvo presente en el análisis de los metadatos elementales de un archivo MP4 y puede resultar en un ataque DoS o RCE», ha explicado Facebook. El ataque DoS se basa en la sobrecarga de los sistemas de las víctimas para que el dispositivo o la red de las mismas deje de estar disponible y pueda acceder así al robo de su información personal. Por su parte, el RCE es un ataque informático que consiste en que el hacker puede hacer que el dispositivo de la víctima pueda ejecutar el código de manera remota, mientras él se encarga de desarrollar su propia programación para conseguir tener un completo acceso al dispositivo de la víctima. En este caso, para acceder a los datos de las víctimas, el hacker tiene que enviar un archivo MP4 a las mismas a través de la aplicación. Si estas lo abren, el ciberdelincuente aprovecha la vulnerabilidad de la aplicación denominada de desbordamiento de la pila de «búfer» para lanzar los ataque DoS o REC y robar la información almacenada en la «app». Esta vulnerabilidad se trata de un error de «software» que se produce cuando un programa no controla adecuadamente la cantidad de datos que se copian y almacenan en una memoria diseñada para ello. Si la cantidad de datos destinada a almacenar en la misma supera la capacidad que esta tiene, los «bytes» sobrantes se guardan en zonas de memoria adyacentes sobreescribiendo su contenido original que suele pertenecer a datos o códigos almacenados en memoria. Esto da lugar a una vulnerabilidad que puede ser explotada por un «hacker» para hacer un uso malintencionado de la misma. De acuerdo con el comunicado emitido por Facebook, esta vulnerabilidad ha afectado tanto a dispositivos iOS como Android en versiones antiguas de WhatsApp. El error fue parcheado con la actualización del pasado 3 de octubre, pero sigue afectando a los dispositivos con «software» desactualizado. En concreto, están afectadas las versiones de Android anteriores a 2.19.274, las de iOS previas a 2.19.100, versiones de Enterprise Client anteriores a 2.25.3, las de Windows Phone anteriores e incluyendo 2.18.368, las de Business para Android previas a 2.19.104, y las de Business para iOS anteriores a 2.19.100.
18-11-2019 | elpais.com
Facebook afronta otra demanda por orientar sus anuncios de forma discriminatoria
Segunda acción legal contra la red social por permitir a los anunciantes filtrar la publicidad de vivienda y productos financieros por raza, género y edad
18-11-2019 | abc.es
WhatsApp trabaja en una nueva función para blindar tu cuenta
WhatsApp trabaja en la versión de la aplicación para dispositivos iOS en una nueva función que avisará al usuario cuando el servicio detecte un intento de registrar su número en otro dispositivo. La «app» de mensajería propiedad de Facebook solicita un código de verificación cuando un usuario activa una cuenta en el servicio, que está vinculado a su número de teléfono. El código llega como un mensaje de texto al número introducido. No obstante, se han detectado casos en los que un tercero intenta crear una cuenta en WhatsApp con un número que no es el suyo. En este caso, el usuario no recibe un aviso de este intento, y si ha sido víctima de un hackeo de tarjeta SIM, puede que ni siquiera reciba el código de verificación, que le haría sospechar. WaBetaInfo ha encontrado en la última versión beta de la «app» para iOS una función que notifica al usuario un intento de crear una cuenta con su teléfono. En concreto, le comunicará que se ha recibido una solicitud de código de registro, y le indicará que, si no ha sido él quien lo ha pedido, no lo comparta con nadie. Esta función se relaciona también con la posibilidad de tener activa la misma cuenta en distintos dispositivos, en la que también trabaja la compañía, según WaBetaInfo. Ayudaría a clarificar si ese intento es del propio usuario o un intento de suplantación de identidad. Para Android Por otra parte, en la versión beta para Android, WaBetaInfo ha accedido a una nueva función que notificará en el chat si se ha bloqueado al otro interlocutor. Se mostrará un mensaje, que solo podrá ver el usuario -no la persona bloqueada-, que indicará que ese contacto ha sido bloqueado, y ofrecerá «pulsar» para desbloquear, si así se quiere. Asimismo, en el listado de contactos bloqueados, realizará una distinción entre contactos y negocios, con la introducción de un segundo apartado. La ubicación en uno u otro se realizará de forma automática.
36