Noticias de "facebook"

30-07-2019 | elpais.com
Así son las etiquetas sensibles que Facebook sigue empleando para marcar a sus usuarios
A pesar del nuevo reglamento europeo, la red social permite anuncios a partir de atributos potencialmente discriminatorios
27-07-2019 | elmundo.es
Cómo borrar tu cuenta de Facebook para siempre
El proceso para desvincularte definitivamente de la red social es bastante más sencillo de lo que parece, pero tiene truco 
27-07-2019 | abc.es
Inteligencia Artificial para erradicar el suicidio
La Inteligencia Artificial (IA) es una de las tecnologías más candentes de momento. El recurso al que se aferran las empresas para completar la ya iniciada transformación digital. Una tecnología que despierta tantas dudas como expectación. Existen innumerables proyectos que sacan provecho de sus bondades, aunque no todos aplican estos avances a un nivel demasiado profundo. La medida, sin ir más lejos, tiene una gran oportunidad para lograr diagnósticos más precisos por medio de los algoritmos. No como sustituto, pero sí como complemento. El llamado «aprendizaje profundo» («Deep Learning», en inglés) es una de sus ramas con más fuerza. Representa un cambio conductual y metodológico que promete resultados más precisos. Estudios clínicos, de hecho, han empezado a experimentar con esta tecnología en los últimos años para casos muy concretos, pero sobre todo se vislumbra con gran esperanza para lograr la detección precoz en patologías. Incluso en salud mental, cuyos casos están cada vez más aumentando a un ritmo preocupante. Recientes investigaciones han apuntado a la tesis de compatibilidad de la IA con los diagnósticos de trastornos de estrés postraumático. Expertos están convencidos de que existen posibilidades de aprovechar sistemas de «aprendizaje profundo» para una detección temprana mediante la identificación y la monitorización de marcadores muy concretos como señales verbales y físicas que pueden indicar un comportamiento suicida en una persona, informa «The Next Web». El suicidio es la décima causa de muerte en los Estados Unidos y la segunda entre adolescentes. Un estudio reciente de la universidad de Nueva York ha permitido crear un sistema basado en inteligencia artificial que es capaz de procesar el lenguaje natural de una persona basándose en la misma tecnología de los asistentes digitales domésticos como Alexa, Assistant y Siri. Según los expertos, se puede detectar trastornos de estrés postraumáticos en veteranos de guerra con una precisión del 89 % con solo con escuchar grabaciones de audio. Algo que podría ejecutarse a casos domésticos. La voz puede ser un indicador de un posible impulso suicida. Esta es la teoría en la que empezaron a trabajar otros investigadores hace varios años a partir de investigaciones previas de Stephen Silverman, psiquiatra de la universidad de Yale, quien participó a principios del milenio en el desarrollo de un protocolo para ayudar a los servicios de atención telefónica. A partir de entonces se han desarrollado herramientas concebidas para la detección precoz. En 2017, la universidad de Vanderbilt (Nashville, Estados Unidos) crearon un algoritmo capaz de predecir los intentos suicidas con una precisión del 92 %. Para ello, el software cruzaba varios parámetros para devolver una previsión. Se analizan registros médicos de los paciente, pero también otros valores como el género o, incluso, la ubicación por medio del código postal. El problema al que se enfrentan los investigadores es que el suicidio, un problema tabú en las sociedades avanzadas, no es una enfermedad como tal sino un síntoma o consecuencia. Aunque se ha avanzado hacia una mayor concienciación, los problemas de salud mental como la depresión o ansiedad generan cierta incomprensión social que provoca que muchas veces no sean ni siquiera tratados por profesionales médicos. Conscientes de estos problemas, las principales redes sociales han incluso diseñado protocolos de actuación para intentar frenar esta lacra. Muchas veces, usuarios con tendencia suicidas suelen dejar pistas en sus publicaciones. Desde 2017 Facebook ha puesto en marcha una herramienta de inteligencia artificial para ayudar a usuarios que puedan estar contemplando el suicidio mientras usan la plataforma, con objeto de evitar que den ese paso. La compañía busca reconocer patrones en las publicaciones y en los vídeos en directo de los usuarios que sugieran que un persona está considerando la opción de acabar con su vida, explicó la empresa en un comunicado. También la multinacional asegura contar con equipos humanos que prestan su ayuda en estos casos.
26-07-2019 | elpais.com
Libra, una moneda con tres caras
Los poderes económicos, con la Reserva Federal a la cabeza, le están enseñando los colmillos a Facebook. El motivo es Libra, una moneda digital capaz de alterar las políticas económicas globales y los equilibrios de poder en la economía digital. Tres expertos responden sobre sus implicaciones fi nancieras, éticas y tecnológicas.
25-07-2019 | abc.es
Adiós a la farsa del «influencer»: el fenómeno entra en fase de madurez
Vivir por encima de las posibilidades. Vivir en una burbuja. Y aprovecharse de los demás. Aprovecharse del desconocimiento de los demás y, sobre todo, de una tendencia que ha dominado el fenómeno de los «influencers» en los últimos años: pseudoinfluencers que dicen tener un gran inventario de seguidores y «me gusta» que, en realidad, son falsos. Métricas e interacciones cuantitativas que, lejos de demostrar la verdadera relevancia de un prescriptor en redes sociales, han servido para que mucha gente sacara tajada viviendo del cuento. El caso de la «instagramer» estadounidense Arii es especialmente paradigmático. Una chica con más de 2,6 millones de seguidores en su perfil de Instagram debía valer su peso en oro. Posiblemente recomendada por algún gurú, decidió sacar, como otras tantas personalidades del sector, una línea de ropa. Negocio asegurado. No fue así: no pudo vender 36 camisetas entre sus seguidores. La demostración que el número de seguidores no representa a una audiencia fiel ni tampoco una masa de potenciales clientes. El negocio de la publicidad digital empieza a resentirse al tiempo que busca la solvencia de marcas fuertes como garantía de éxito, pero por el camino se ha hinchado una burbuja alrededor de los llamados »influencers» que, ahora, está entrando en fase de madurez; de ajuste. Las empresas de redes sociales son conscientes de que en esta última década han potenciado comportamientos tóxicos impulsados, en parte, por amasar seguidores. Unos seguidores que, en muchas ocasiones, resultan ser falsos. Una simple búsqueda por internet da una pista: existen numerosas herramientas para comprar paquetes de seguidores por menos de cien euros. Un negocio que, según las estimaciones que hizo una startup, Influencity, en 2016, están metidos más de 20 millones de influencers en todo el mundo. Así que tirando de billetera, cualuqiera se puede presentar como «influencer». La realidad, por más triste que sea, es otra. El nivel de sospecha sobre fraudes ha ido in crescendo en los dos últimos años. Un escenario que Twitter, red de micromensajes, ha querido corregir con algunos movimientos como eliminar del contador de seguidores a las cuentas que no han finalizado el proceso de creación. Pero el nuevo diseño de su plataforma, que progresivamente está liberándose entre sus 319 millones de usuarios, va por esos derroteros: a simple vista no aparece el número de seguidores de cada uno hasta entras en tu perfil. Si se desincentiva la ansiedad de acumular seguidores, los usuarios producirán mejores publicaciones. Instagram, red de fotografía propiedad de Facebook, también ha dado pasos en esa línea, aunque todavía no lo ha materializado. La plataforma, que gestiona mil millones de cuenta, ha empezado a experimentar con la la eliminación públicamente de los «me gusta». Una interacción que le ha hecho famosa y que, desde que Facebook apareciera hace quince años, se ha convertido en uno de los códigos conductuales más relevantes. Todavía no lo ha hecho efectivo, pero ya da pistas sobre un posible cambio. Lo ha hecho en siete países (Australia, Brasil, Canadá, Irlanda, Italia, Japón y Nueva Zelanda) pero puede acabar con una de las funciones más populares y, de paso, arrancar la mala hierba. Con ello, la compañía pretende darle mayor protagonismo a otro tipo de métricas: la influencia será más una cuestión de calidad que de cantidad. «El tema de ocultarlo es porque Instagram ha detectado que tiene mucho volumen de gente que saca tarjeta de perfiles pero sin sacar un duro. Hay empresas que ponen en contacto a prescriptores con marcas; esa parte la compañìa no la ve. lo que se ve son datos cuantitativos», reflexiona en declaraciones a este diario Esteban Mucientes, director de marketing de Microbio Comunicación. El argumento de la red social es comprensible; considera que la «actividad no auténtica» es mala para la comunidad. Es algo que ya ha empezado a repercutir en las estrategias de marketing digital de las marcas. Según el informe de Trust Insights, la relevancia de los «influencers» de moda -una de las áreas con más proyección- se ha reducido en un 44% sólo este año. Los expertos consideran que la burbuja «influencer» ha explotado. «El tema no es tanto el buscar el tema de cantidad, aunque es importante, pero también lograr resultados. Y es donde Instagram ha empezado a trabajar esa parte para poder meter a más socios, agencias que puedan acceder a la información o prescriptores», añade. A su juicio, un problema que tiene Instagram es la confianza por culpa de prescriptores e «influencers» que tienen muchos usuarios pero, luego, no son capaces de vender nada cuando han creado sus tiendas digitales. «Ocultar una métrica que se ha convertido en estándar dentro de la industria es un buen movimiento porque ese número [el número de me gusta] no demuestra nada», sostiene Mucientes, al tiempo que se muestra tajante: «es una interacción que no demuestra nada». En sintonía se encuentra Ana Aldea, responsable de Data Social, agencia de marketing digital, que considera, sin embargo, que la «la burbuja de los influencers se estaba desinflando» antes de que se quiten los likes. «Si tienes mucha exposición pero no produces acciones concretas no vale para mucho. El like por el like no vale nada», sostiene en conversación por vía telefónica. En su opinión, de hecho, el «me gusta» representa una métrica de vanidad que «a todos nos hace felices», pero no es un motivo importante para hacer un negocio. «Las empresas serias no se van a ver afectadas, pero sí la gente que estaba haciendo campañas con métricas que no tienen fondo. Hay mucho pseudo influencer que tiene muchos likes comprados y se van a ver muy afectados; la pregunta es si hay marcas que confían en esa gente», añade.
24-07-2019 | abc.es
Estados Unidos controlará las políticas de Facebook en materia de privacidad
El Gobierno de Estados Unidos, que ha confirmado hoy la multa de 5.000 millones de dólares que la Comisión Federal de Comercio (FTC) impuso a Facebook, ha anunciado que obligará a la tecnológica a llevar a cabo restricciones de privacidad de gran envergadura. «La Comisión toma en serio la privacidad del consumidor, y hará cumplir las órdenes de la FTC en la máxima medida de la ley», ha afirmado el presidente de la Comisión, Joe Simmons, a este respecto. El presidente del organismo ha hecho hincapié en que, a pesar de que Facebook prometió a sus usuarios que estos podrían controlar cómo se compartía su imformación, la compañía de Mark Zuckerberg acabó faltando a su palabra. Por su parte, la fiscal general Jody Hunt, de la División Civil del Departamento de Justicia, remarcó que «el Departamento de Justicia se compromete a proteger la privacidad de los datos de los consumidores y a garantizar que las empresas de medios sociales como Facebook no engañen a las personas sobre el uso de su información personal». De este modo, la FTC comenzará a vigilar que Facebook cumpla a la hora de proteger los datos de sus usuarios. Para ello, a través de una orden reciente, se ha garantizado el derecho a revisar todas las medidas implementadas por la compañía en materia de privacidad a través de un comite independiente. Este tendrá como principal objetivo evaluar las políticas de privacidad adoptadas por la empresa e identificar cualquier fallo que pueda existir De acuerdo con esta disposición, el CEO de la tecnológica, Mark Zuckerberg, perderá el control absoluto de los datos de los usuarios. Al mismo tiempo, la junta directiva de la empresa tendrá mayor responsabilidad en caso de que se registren fallos en sus políticas de protección. Entre los requisitos que figuran en la orden, se encuentra, además, la obligación de Facebook de ejercer una mayor supervisión sobre las aplicaciones de terceros. La tecnológica también tendrá que «establecer, implementar y mantener un programa integral de seguridad de datos». Al mismo tiempo, se prohibe el uso de los números de teléfono de los usuarios para fines publicitarios. Estas medidas no afectarán en exclusiva a Facebook, sino también a otras redes sociales propiedad de la compañía, como es el caso de Instagram y Whatsapp.
24-07-2019 | abc.es
Facebook e Instagram restringirán el contenido relacionado con el alcohol y el tabaco
Las redes sociales Facebook e Instagram van a empezar a penalizar aquellos contenidos en los que aparezca alcohol, tabaco y cigarrillos electrónicos. Así se lo ha reconocido un portavoz de Facebook a la «CNN». Según esta nueva política, a la prohibición de vender este tipo de sustancias a través de redes sociales, se le añadirán los intercambios, la compraventa y los regalos llevados a cabo por privados. A su vez, cualquiera empresa que publique contenido referente a la venta de estos productos, deberá limitar el acceso a sus publicaciones a los menores de 18 años. La nueva política se adoptará el miércoles y se aplicará también a cualquier grupo de Facebook creado para vender alcohol o productos relacionados con el tabaco, según afirmó el portavoz al medio. En estos momentos, la red social propiedad de Mark Zuckerberg está comunicando a los administradores de grupos los cambios que piensan realizar. En caso de que alguna algún grupo optase por saltarse la prohibición, Facebook y sus redes sociales procederan a eliminar el contenido y las cuentas. La compañía tecnológica ya prohíbe la venta de tabaco y alcohol en Facebook Marketplace. Pero ahora ha decidido ampliar la prohibición a las publicaciones regulares de usuarios privados, que no necesariamente tienen que estar relacionados con una empresa en concreto. Para garantizar que la prohición tenga efecto, Facebook «utilizará una combinación de tecnología, revisión humana e informes de nuestra comunidad para encontrar y eliminar cualquier contenido que viole estas políticas», dijo la portavoz a la «CNN». Sin embargo, esta prohición no se extenderá a los «influencers» que cobran gracias a la promoción de productos relacionados con la nicotina o el alcohol. Tampoco tendrán que restringir el acceso a dicho contenido a los usuarios menores de edad. Sin embargo, Facebook no descarta llevar a cabo cambios en este sentido próximamente.
23-07-2019 | abc.es
EEUU abre una investigación a Twitter, Facebook y otras empresas tecnológicas
El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció este martes que ha abierto una investigación para examinar las prácticas comerciales de gigantes tecnológicos como Twitter, Facebook y Google con el fin de determinar si están asfixiando a la competencia de manera ilegal. En un comunicado, el Departamento de Justicia de EE.UU. dijo que está «revisando cómo las empresas tecnológicas han conseguido poder en el mercado y si se han involucrado en prácticas que perjudican a la competencia, impiden la innovación o perjudican a los consumidores». Si el Departamento determina que esos gigantes tecnológicos están violando las leyes, entonces «procederá de manera apropiada para buscar una reparación». La investigación del Gobierno de Donald Trump tiene como objetivo evaluar las condiciones en las que compiten las firmas tecnológicas y determinar si algunas compañías han ganado tanto poder que se han convertido en monopolios u oligopolios, impidiendo la competencia de libre mercado. El Departamento de Justicia quiere «garantizar que los estadounidenses tengan acceso a mercados libres en los que las empresas compiten para brindar los servicios que los usuarios desean», agrega el comunicado. El Departamento no menciona en su nota de prensa el nombre de ninguna compañía tecnológica, pero especificó que las pesquisas se dirigirán a las empresas que dominan las búsquedas de Internet, las redes sociales y otros servicios similares, como el desarrollo de sistemas operativos. Actualmente, Twitter y Facebook controlan el negocio de las redes sociales; Amazon domina el comercio electrónico; mientras que Apple y Android (propiedad de Alphabet) tienen casi un duopolio en el desarrollo de los sistemas operativos para móviles Además, el motor de búsqueda de Google (subsidiaria de Alphabet) es el sitio web más visitado a nivel mundial y su servicio de correo electrónico (Gmail), de mapas (Google Maps, Google Street View y Google Earth) tienen una posición dominante en el mercado, así como el sitio de web de vídeos YouTube, también propiedad de Alphabet. En los últimos años, los gigantes tecnológicos se han enfrentado a las críticas de diferentes Gobiernos y organismos como la Unión Europea (UE) debido a la gran cantidad de poder que acumulan y los desorbitados beneficios que obtienen, en ocasiones mayores al PIB de algunas naciones pequeñas. En varias ocasiones, Trump ha pedido mayor vigilancia sobre compañías como Facebook, a las que acusa de estar suprimiendo las voces conservadoras en Internet sin aportar ninguna prueba. En febrero, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) ya anunció la creación de una fuerza especial destinada a investigar si los gigantes tecnológicos violan las leyes antimonopolio.
23-07-2019 | elmundo.es
EEUU investiga a Twitter, Facebook  y Google por competencia desleal
EEUU dice que está "revisando cómo las empresas tecnológicas han conseguido poder en el mercado y si se han involucrado en prácticas que perjudican a la competencia 
4