Noticias de "facebook"

25-10-2019 | abc.es
WhatsApp prohíbe a los partidos políticos enviar mensajes masivos en campaña electoral
La desinformación tiene las patas muy largas, especialmente en campaña electoral. Buena parte de la culpa la tienen las redes sociales, que han contribuido en los últimos años a amplificar mensajes tóxicos que pueden influir en las opiniones políticas de los usuarios. Dentro de este grupo se encuentra Facebook, que lleva años siendo dúramente criticada por su falta de efectividad a la hora de combatir los bulos que circulan por la plataforma. Una exigencia que se extiende a WhatsApp, aplicación de la que es propietaria, y que cada vez gana más protagonismo como medio a través del que se difunde información. La conocida aplicación de chat, para evitar los mismos problemas de la anterior convocatoria electoral del 28-A, va a prohibir tajantemente el envío de mensajes masivos por parte de los grupos políticos. Desde la anterior campaña electoral en España, celebrada en abril de este año, Facebook exige a los partidos políticos registrarse para que puedan anunciarse en la plataforma, así como comunicar el gasto invertido. Pese a todo, hubo una gran polémica acerca del cierre de cuentas de formaciones como Unidas Podemos, a las que le siguieron otras formaciones como Partido Popular y PSOE. ¿La razón? El «spam» electoral. Sin embargo, desde la compañía prometen que el control sobre las formaciones va a ser «más exhaustivo» de cara a los comicios del próximo 10 de noviembre, especialmente dentro de WhatsApp. Así lo ha dejado claro Ben Supple, Responsable de Elecciones a nivel Global en WhatsApp, en un evento celebrado este jueves al que ha asistido ABC, en el que ha recordado que el empleo de sistemas informáticos, programas o software para automatizar mensajes para enviarlos masivamente implicará el cierre de las cuentas. «Los partidos políticos pueden emplear WhatsApp como herramienta a través de la cual acercarse a los votantes. Sin embargo, desde la compañía controlamos que no se lleve a cabo un uso abusivo del servicio» Durante el encuentro, Supple se mostró tajante a la hora de afirmar que el empleo de mensajes automatizados y masivos por parte de los partidos políticos no estará permitido durante la campaña. Aferrándose a los términos de uso de la aplicación, en los que esta conducta está terminantemente prohibida, el directivo de la empresa hizo hincapié en que «vigilan» las actuaciones de las formaciones durante los periodos electorales. «Los partidos políticos pueden emplear WhatsApp como herramienta a través de la cual acercarse a los votantes. Sin embargo, desde la compañía controlamos que no se lleve a cabo un uso abusivo del servicio», expresó Supple. Por otra parte, el directivo hizo hincapié en la importancia de que los partidos empleen la aplicación de una forma eficaz y que se plieguen a las normas de uso de la compañía. De este modo, deberán contar con el consentimiento de los usuarios para añadirlos a los grupos, no podrán emplear las listas de contactos de terceros, ni tampoco abusar de los mensajes. Desde WhatsApp, también afirman que estarán muy pendientes del «feedback» negativo. Es decir, que los participantes en los grupos comiencen a salir de forma masiva o realicen bloqueos. «El que un montón de gente bloquee una cuenta es un buen ejemplo de que se podría estar llevando a cabo un uso abusivo», dijo el directivo. Cabe recordar que durante la elecciones del pasado mes de abril, Facebook no tomó medidas contra el envío masivo de mensajes por parte de las formaciones políticas hasta pocos días antes de que se produjese la votación. El directivo dejó claro que el spam no tendrá lugar durante la campaña. También recordó que cada mes dos millones de usuarios son eliminados en la plataforma por este tipo de conducta. «La realidad es que los términos y condiciones nunca han admitido este tipo de mensajes masivos que utilizaban los partidos políticos a través de herramientas de terceros. WhatsApp Business está pensado para facilitar el contacto con los clientes» «La realidad es que los términos y condiciones nunca han admitido este tipo de mensajes masivos que utilizaban los partidos políticos a través de herramientas de terceros. WhatsApp Business está pensado para facilitar el contacto con los clientes, pero no para realizar comunicaciones al nivel que se realizaban, y es lo que llevó al bloqueo original de múltiples cuentas y las quejas que hicieron públicas», explica a ABC Sergio Carrasco, experto en derecho digital. Respecto a los bloqueos a partidos políticos que incumplan esta norma, el experto recuerda que es posible que un determinado caso, por las circunstancias en que se haya usado, puedan saltarse las herramientas de detección, pero eso no implica que el uso sea acorde a las condiciones. «Basta con ver los términos de muchos de los servicios que venden este tipo de comunicaciones, en que se indica que no son responsables de los posibles bloqueos de cuentas por parte de WhatsApp. Algunos realizaban determinadas actuaciones para evitar la detección automatizada (dividir los envíos por lotes, separar los mensajes en el tiempo), pero los gestores de redes sociales de los partidos estaban en la obligación de conocer las herramientas con las que trabajaban», añade. De hecho -insiste- no basta con que resulte cómodo su uso, sino que en el caso de que queramos acudir a ellas «tendremos que aceptar sus términos y condiciones, más en un ámbito tan concreto como es el potencial spam». Durante la reunión, Supple puso un ejemplo de lo que sería un buen empleo de la plataforma por parte de los partidos. El directivo mostró el mensaje de un usuario en el que se pregunta acerca acerca de la hora y lugar de un acto. En la respuesta que recibe aparece toda la información necesaria, pero sin hacer empleo de spam o propaganda. Facebook entiende WhatsApp, sobre todo, como una plataforma destinada a la comunicación entre amigos y familiares. La mayoría de conversaciones que tiene lugar dentro de la aplicación (en torno al 90 por ciento) se producen entre dos únicos usuarios. A su vez, la «app» ha realizado grandes esfuerzos durante los últimos tiempos para combatir el spam. Recientemente implementaba una función que permite a los usuarios seleccionar a los contactos que pueden añadirles a un grupo. También les daba la opción de que «nadie» contase con autorización para ello. Todo con el objetivo de mejorar la experiencia de los que cada día utilizan la «app». Luchar contra las «fake news» Los grupos políticos tienen claro desde hace tiempo que explotar las capacidades de las herramientas digitales es muy importante a la hora de dirigir sus mensajes a los ciudadanos. Son pocos los grupos que no cuentan con sus propios departamentos de comunicación y social media para difundir sus propuestas. Formaciones como Podemos o Pacma han sido algunas de las siglas que se dieron de alta en el nuevo servicio de Facebook. En aras de reducir el impacto de las «fake news», la red social por antonomasia también cuenta con un equipo de verificadores -internos y externos- compuesto por unas 30.000 personas repartidas por todo el mundo. Entre sus obligaciones, se encuentra la de eliminar directamente todo aquel contenido que promocione la violencia o el odio. Pero no solo eso. Facebook también ha empezado a penalizar todo contenido detectado por su Inteligencia Artificial (IA) como sospechoso de contener datos falsos. De esta manera, y aunque este no desaparecerá, pero sí permanecerá «perdido», frenando así su difusión. Según la estimación de la compañía, la existencia de alertas de posible bulo puede reducir hasta un 80% la propagación de los mismos.
24-10-2019 | abc.es
Zuckerberg: amigo o enemigo de la democracia
El dinero llama al dinero. Siempre. Y Facebook no está dispuesto a cortar el grifo de una de sus principales fuentes de ingresos, los anuncios políticos. Lo hace por reforzar sus cuentas, aunque lo ha querido «vender» por otros motivos: la libertad de expresión. El acoso y derribo al que se ha visto sometido su fundador, Mark Zuckerberg, ante el torrente de preguntas de uno y otro bando (demócrata y republicano) ha servido para dejar patente sus intenciones, seguir amasando fortuna. El caso es que, con 35 años, el empresario, niño mimado de América hasta hace poco, se ha convertido en el foco de los ataques de los principales partidos estadounidenses. Algo que, tras protagonizar varios episodios controvertidos en un corto espacio de tiempo, se lo ha ganado a pulso. ¿Censura en la red social? Es lo que se puede interpretar con su defensa de una de las medidas más inquietantes que ha acometido la red social en los últimos tiempos, permitir que los anuncios políticos puedan desinformar o incluir falsedades -algo prohibido, en teoría, a todos los usuarios- en periodo electoral. Con la cabeza alta, dice aceptarlo porque Facebook no es censor. Que no actúa como regulador de lo que es o no verdad. Que no le compete esa misión. Pero es cierto, sin embargo, que la plataforma se lucra a costa de, precisamente, el flujo informativo y, sibilinamente, actúa tratando noticias. Para bien o para mal, pero decide, organiza y jerarquiza. Como negocio, nunca va a hacer nada que perjudique. Sobre los derechos civiles Su intervención ante las incisivas preguntas de los políticos estadounidenses, Zuckerberg, curtido en mil y una batallas de este tipo, supo defenderse, aunque hubo ocasiones en los que tuvo que arquear la ceja. En más de una vez dudó y admitió errores. Joyce Beatty, política demócrata, puso en cuestión que la compañía respete los derechos civiles considerando que los esfuerzos de Facebook para abordar los abusos en esta materia eran insuficientes, calificándolos incluso de «atroces y desagradables». «En su declaración inicial, habló mucho sobre los derechos civiles", señaló la congresista. «Creo que probablemente deberíamos expresarlo de manera un tanto diferente: que su trabajo con los derechos civiles se debe a la cantidad de demandas que ha tenido». Problemática sobre la diversidad Asegurando, escuetamente, que es uno de sus grandes desafíos, Zuckerberg conservó su cara inerte durante todo el interrogatorio. Preguntó acerca de la contratación de mujeres por parte de Facebook, las denuncias de discriminación sobre anuncios de viviendas o la auditoría de derechos civiles en curso de la compañía, a cargo de Relman Dane & Colfax, una firma de abogados de Washington. «¿Sabe quién es la empresa con la que trabaja para asesorarse de derechos civiles?», comentó Beatty. «Congresista, no», respondió. «¿Cómo podría no saberlo cuándo ha empleado a la firma de derechos civiles más histórica y más importante? Es muy frustrante para mí. Es pensar que se trata de una broma cuando arruinó la vida de muchas personas», adujo. También se intentó arrinconar a Zuckerberg por la cuestionada diversidad en la plantilla de Facebook. Beatty, de hecho, le recordó las denuncias de racismo por parte de algunos exempleados: ?¿Sabe cuál es el porcentaje de afroamericanos que hay en Facebook en comparación con la sociedad? ¿Sabe cuál es el porcentaje??, preguntó. «¿Gente que usa Facebook?», respondió Zuckerberg. «¿Sabe cuántos afroamericanos?», insistió Beatty, a lo que el empresario se limitó a decir que: «No, porque no recogemos la raza de usuarios». La mediática legisladora demócrata Alexandria Ocasio-Cortez se atrevió con preguntas más insistentes acerca del escándalo de Cambridge Analytica y sus sistema de publicidad política. Preguntado sobre la decisión de eximir en la publicidad política la aplicación de su sistema de verificación de hechos, Zuckerberg admitió que sí elimina contenido en casos de violencia o represión de votantes. Pero hubo más: le cuestionó si era posible publicar un anuncio con fechas erróneas acerca de la convocatoria electoral dirigido a sus usuarios negros. No hubo contestación. Pero cabe recordar que la red social se negó a eliminar un anuncio falso de la campaña de Trump sobre las relaciones de Biden con Ucrania. Sobre Libra, su gran proyecto Facebook ha estado bajo el escrutinio público en los últimos meses a costa de su gran proyecto de Libra, su propuesta de criptomoneda que no ha gustado nada a reguladores, gobiernos y entidades bancarias de todo el mundo. Ante las preguntas de los políticos, Zuckerberg apeló al patriotismo al asegurar que Libra servirá para ampliar el «liderazgo financiero» de EE.UU., a la vez que reconoció los "problemas" de credibilidad de su empresa en los últimos años. «Es algo que hay que hacer, pero entiendo que no somos el mensajero ideal ahora mismo. Hemos encarado un montón de problemas en los últimos años y estoy seguro que la gente desearía que fuese otro en vez de Facebook quien proponga esta idea», afirmó. El objetivo de Facebook -dijo- es «poner el poder en las manos de la gente». «Durante un largo periodo de tiempo el lema de Facebook fue 'muévete rápido, rompe cosas'. No queremos romper el Sistema Monetario Internacional», aseveró Nydia Velázquez, congresista por Nueva York. Pero, de nuevo, quiso erigirse como el abanderado de la democracia: «si no cuenta con el respaldo de Estados Unidos retiramos la iniciativa».
24-10-2019 | elpais.com
Una nueva red social más adictiva que Facebook
Los motores de recomendación de TikTok son distintos de los algoritmos utilizados por Facebook. TikTok recoge ideas basadas en lo que leen y buscan sus usuarios, dónde hacen clic, hasta el tipo de música, caras y voces que aparecen en los videos
23-10-2019 | abc.es
Mark Zuckerberg defiende Libra y afirma que ayudará a ampliar el «liderazgo financiero» de EE.UU.
El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha defendido esta tarde ante el Congreso su criptomoneda Libra como una herramienta que puede expandir el «liderazgo financiero» y los «valores democráticos» de Estados Unidos en el mundo, al advertir de que China está trabajando en ideas «similares». «Libra estará respaldada mayoritariamente por dólares y creo que extenderá el liderazgo financiero de EE.UU., así como nuestros valores democráticos y supervisión en todo el mundo. Si EE.UU. no innova, nuestro liderazgo financiero no está garantizado», afirmó el empresario en su comparecencia ante el comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. «Mientras debatimos estos temas, el resto del mundo no está a la espera. China se está moviendo con rapidez para lanzar ideas similares en los próximos meses», advirtió Zuckerberg a los legisladores. Las criptomonedas han generado notable preocupación internacional entre los gobiernos y reguladores. La pasada semana, tras una cumbre ministerial en Washington, el G20, el grupo de las principales economías mundiales, expresó sus recelos acerca de estas monedas digitales y aseguró que «los riesgos como el lavado de dinero, la financiación ilícita, la protección de inversores y consumidores, deben ser evaluados antes de que estas opciones puedan comenzar a operar». La comparecencia del consejero delegado del gigante tecnológico se produce, además, en un momento complicado para la compañía dada la preocupación en el país sobre la posible interferencia extranjera en las elecciones presidenciales de 2020 a través de esa plataforma. Facebook y las otras 27 organizaciones que forman la Asociación Libra (entre ellas Visa, Mastercard, Uber, Lyft, eBay, Vodafone y Spotify) anunciaron en junio de forma oficial la creación de la criptomoneda para 2020, que estará integrada en WhatsApp y Messenger. Libra no dependerá directamente de la empresa de Mark Zuckerberg, sino que será gestionada por la asociación, cuya sede estará en Ginebra (Suiza), y su valor estará respaldado por una cesta de activos subyacentes compuesta por depósitos bancarios y deuda soberana de varios países.
23-10-2019 | abc.es
Zuckerberg cree que la moneda digital de Facebook «perpetuará la hegemonía financiera» de EE.UU.
Día clave en la evolución de una de las iniciativas que más interés ha despertado en el último año en la esfera tecnológica, la propuesta de criptomoneda de Facebook, Libra. Un proyecto que viene precedido de una espantada de los principales miembros fundadores y la presión por parte de reguladores y gobiernos de todo el mundo. Su fundador, Mark Zuckerberg, interviene precisamente este miércoles ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara baja de Estados Unidos para dar a conocer más detalles. Pero su mensaje es claro: «es esencial para garantizar el dominio del sistema financiero estadounidense». En un avance sobre el discurso que defenderá ante los dirigentes políticos, el empresario estadounidense describe a Libra como una «importante innovación financiera» que, en su opinión, va a ser «necesaria» para «proteger al país contra el auge de China» en el incipiente sector de las criptomonedas. La compañía tiene previsto lanzar su divisa en 2020, pero ha avanzado que paralizará el proyecto hasta ser aprobado por el gobierno estadounidense. Desde que se desvelaran sus intenciones, Facebook ha estado bajo el escrutinio público de reguladores de numerosos países como Reino Unido y la presión de gobiernos y entidades bancarias al considerar que es una «amenaza» para la soberanía económica de los estados. Zuckerberg pretende insistir en la misma idea que ha defendido en los últimos meses: que Libra simplemente está concebida para transferir dinero y no competir con las monedas de cada país. Es más, incluso ha abierto la puerta a ligar su valoración a las monedas de cada país en donde opere. Zuckerberg testificará el miércoles ante el donde se espera que enfrente preguntas críticas de legisladores que desconfían de los esfuerzos de Facebook para construir una moneda digital mundial y otras incursiones en servicios financieros. En su defensa, el creador de Facebook defenderá que Libra puede contribuir a romper con la desigualdad económica de millones de personas al facilitar, entre otras cosas, mandar dinero fácilmente. Los reguladores, en cambio, temen que el servicio pueda ser utilizado para fines delictivos y blanqueo de dinero. «Es algo que necesita ser construido, pero entiendo que no somos el mensajero ideal en este momento», afirma el testimonio. «Estoy seguro de que la gente está deseando que alguien más que Facebook pensara en esta idea». Para tranquilizar al «establishment», Zuckerberg planea mostrarse dialogante asegurando que no pretende eludir a los reguladores. «Si el escepticismo, que es saludable, se convierte en hostilidad generalizada, el proyecto estará en riesgo», afirma su testimonio recogido por medios internacionales. «Entiendo que existen inquietudes acerca de Libra, pero creo que sería negativo para nuestro país y el mundo si se desanimara a las empresas a asumir desafíos como estos»
23-10-2019 | elpais.com
Facebook se pasa al modo oscuro
El acceso a la versión de la red social comienza a distribuirse mediante invitación
22-10-2019 | elpais.com
Facebook corta el uso masivo de WhatsApp para la próxima campaña
En una reunión privada con representantes de los partidos, la compañía avisa que ya no tolerará envíos automatizados a votantes
22-10-2019 | abc.es
Facebook desvela nuevas operaciones de Irán y Rusia para intoxicar las elecciones estadounidenses
El gigante tecnológico Facebook presentó este lunes una serie de cambios para intentar evitar campañas de desinformación e interferencia extranjera en su plataforma de cara a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre de 2020. «Tenemos la responsabilidad de detener el abuso y la interferencia electoral en nuestra plataforma. Es por eso que hemos realizado importantes inversiones desde 2016 para identificar mejor nuevas amenazas, cerrar vulnerabilidades y reducir la propagación de información errónea viral y cuentas falsas», señaló la empresa en un comunicado. Requisitos más claros Es por eso que Facebook anunció este lunes «varias medidas nuevas para ayudar a proteger el proceso democrático y brindar una actualización sobre las iniciativas que ya están en marcha». Los cambios incluyen nuevos requisitos para los propietarios de páginas de Facebook, que deben ser más claros ahora sobre las organizaciones que dirigen o si están vinculados a medios de comunicación estatales de un país. Nueva medida para rastrear los gastos electorales También incluirá una herramienta para facilitar la comprensión de los anuncios políticos que rastreará los gastos de los candidatos a la Presidencia de EE.UU. Asimismo, para combatir la injerencia extranjera, la red social protegerá las cuentas de candidatos, funcionarios electos y sus equipos con nuevos mecanismos. Prohibición de anuncios que animan a no votar Con el objetivo de prevenir la propagación de información errónea, Facebook añadirá etiquetas de verificación de datos «más claras», aunque la compañía no dio más detalles al respecto. Por último, la compañía dirigida por Mark Zuckerberg prohibirá la publicación de ciertos anuncios que sugieren que votar es «inútil» o aconsejan a las personas que no voten. Contramedidas frente a la injerencia extranjera También este lunes, la compañía de Zuckerberg anunció el cierre de cuatro redes de cuentas falsas que actuaban tanto en Facebook como en Instagram de manera coordinada y que tenían su presunto origen en Irán y en Rusia. En el caso de la red supuestamente vinculada a Moscú, Facebook cerró 50 cuentas de Instagram manejadas por personas que se hacían pasar por estadounidenses en estados clave y que compartían contenidos políticos de todo signo. Una de las redes manejadas desde Irán, según Facebook, tenía como foco países latinoamericanos como Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador y México. Siguen sus planes de Libra Estos anuncios de Facebook llegan dos días antes de que Zuckerberg testifique ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara Baja sobre los planes de la empresa de lanzar una criptomoneda Libra. Se espera que los legisladores presionen al directivo sobre el trabajo de Facebook para proteger las elecciones estadounidenses de manipulación extranjera, después de que se conociera que en 2016 varios agentes rusos difundieron falsedades en esa red social para impulsar al ahora presidente estadounidense, Donald Trump, y dañar a la candidata demócrata Hillary Clinton.
18-10-2019 | abc.es
Inteligencia Artificial y Matemáticas, el arma contra los bulos en Twitter
Investigadores de la Universidad de Granada y del Imperial College London emplean técnicas de Inteligencia Artificial para detectar informaciones falsas, «bulos» que descubren con un análisis matemático que ha permitido diseñar un sistema informático para reconocerlos. La investigación responde al auge de las «fake news», un término importado para hablar de noticias falsas que se han popularizado por su impacto y la desinformación que han generado desde redes sociales en diversos acontecimientos políticos y sociales como el referéndum del Brexit o las elecciones generales en España de abril de 2019. Los investigadores Miguel Molina Solana y Juan Gómez Romero, del departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Granada (UGR), junto a varios colaboradores del Imperial College London, han presentado un estudio sobre el uso de Inteligencia Artificial para detectar estas noticias falsas en Twitter. El trabajo, que ha publicado la revista internacional «IEEE Access» y del que ha informado la Universidad de Granada en un comunicado, analiza matemáticamente qué características presentan los mensajes en Twitter que contienen información falsa y propone un sistema informático para detectar mentiras o bulos. El enfoque se aleja de los sistemas de comprobación periodística, que requieren un ingente trabajo de verificación de datos y revisión de hemeroteca. «Analizar el contenido de los tuits de forma automática es muy complicado, ya que requiere estudiar si el autor está simplemente siendo irónico o realmente está intentando hacer pasar una noticia falsa como verdadera», añade Molina, que ha recalcado que la Inteligencia Artificial puede ayudar en esta tarea. «Los experimentos han mostrado que los usuarios que distribuyen información falsa de manera intencionada tienen un comportamiento diferente a los normales» Los investigadores decidieron utilizar, junto al contenido del tuit, los datos disponibles sobre el mismo y sobre su autor -los metadatos-, para tener en cuenta el número de seguidores en el momento de publicar, la fecha de registro en la red social o la cantidad de mayúsculas e iconos utilizados. «Los experimentos han mostrado que los usuarios que distribuyen información falsa de manera intencionada tienen un comportamiento diferente a los normales», apunta Molina, que ha detallado que ese comportamiento anómalo aparece en propiedades que se pueden medir como el número de contactos o de tuits favoritos. El estudio apunta qué características pueden usarse para ayudar a detectar de manera automática noticias potencialmente falsas. El trabajo utiliza datos de Twitter sobre las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos recopilados por los propios autores y los hallazgos se han presentado además en la conferencia Truth and Trust Online que han organizado en Londres Twitter, Facebook y la Universidad de Cambridge, entre otros.
18-10-2019 | abc.es
Zuckerberg reescribe la historia de Facebook para defender la libertad de expresión
La historia necesita de mitos a los que agarrarse. Las mentes brillantes que han revolucionado la sociedad actual con sus servicios digitales desconocían lo que estaban inventando. De adolescente, Jack Dorsey, creador de Twitter, plataforma de mensajes que ha servido para «democratizar» la sociedad, le apasionaban los mapas, pero echaba de menos algún código que permitía dibujar a los ciudadanos. Así nació la aplicación del pajarito. Facebook, por el contrario, se gestó en la universidad en un momento en el que las redes sociales ya existían como MySpace. Ahora, su fundador Mark Zuckerberg se alza para reescribir su creador amparándose en que lo creó para defender la libertad de expresión. Un concepto inerte y vacuo que dice muchas cosas pero que, a su vez, encarna los mayores desafíos de las sociedades occidentales. Controlar los flujos conversacionales ha sido uno de los objetivos de todos los gobiernos. En los tiempos de la bidireccionalidad promulgada en redes sociales el acceso a la información se ha multiplicado. Pero desde la industria de la tecnología se intenta mandar un mensaje a la sociedad: queremos proteger vuestra privacidad. Lo hacen después de varios años en los que se han mirado con lupa por parte de los reguladores y se les ha criticado duramente (a los servicios digitales) de mirar más por su negocio que por la salud social. Este jueves, en una charla en la universidad de Georgetown (Washington), Mark Zuckerberg ha defendido, primero, la libertad de expresión avanzando además su salida de China, y segundo, deslizando un cuestionado mensaje: que Facebook se ideó en 2003 en plena vorágine de la guerra de Irak y la invasión del ejército estadounidense en el país. Su objetivo -insistió- fue darle voz a todos. «Cuando estaba en la universidad, nuestro país acababa de ir a la guerra en Irak. El ambiente en el campus era de incredulidad. Se sentía como si estuviéramos actuando sin escuchar a muchas perspectivas importantes. El costo para los soldados, las familias y nuestro sentimiento nacional fue grande y la mayoría de nosotros nos sentimos impotentes. Recuerdo haber pensado que si hubiera más personas que tuvieran una voz para compartir sus experiencias tal vez las cosas hubieran sido diferentes. Esos primeros años moldearon mi creencia de que darles voz a todos empodera a los impotentes y empuja a la sociedad a ser mejor», manifestó en su intervención que se puede leer íntegro en un comunicado. La versión oficialmente aceptada es distinta. Tras varios episodios judiciales y mensajes alrededor de las personas implicadas apuntan, como recuerda el medio especializado «Mashable», que la red social nació inicialmente bajo el nombre de «The Facebook». Siguió los pasos de otro proyecto embrionario conocido como «Facemash», que empleó una base de datos «hackeada» de los estudiantes de la universidad de Harvard para que los usuarios calificaran a sus compañeros del campus. En 2018, el propio Zuckerberg insistió durante su intervención el congreso de Estados Unidos que ambos proyectos no estuvieron conectados eliminando las trazas de la historia que se ha asumido socialmente. Ahora, se pone la chaqueta de defensor de la privacidad y la libertad de expresión, alegando incluso -se detalla en su intervención- que Facebook no va a regresar a China, país donde se cuestionan los derechos civiles fundamentales: «Quería nuestros servicios en China porque creo que no conecta a todo el mundo y pensé que tal vez podríamos ayudar a crear una sociedad más abierta», recordó. «Trabajé duro durante mucho tiempo, pero nunca pudimos llegar a un acuerdo sobre lo que se necesitaría para operar allí [..] Nunca nos dejaron entrar». Y animó, además, a otras compañías tecnológicas a seguir sus pasos «No creo que la gente quiera vivir en un mundo donde solo se pueden decir cosas que las compañías tecnológicas deciden que son cien por ciento verdaderas. Y creo que esas tensiones son algo con lo que tenemos que vivir», añadió en su discurso, al tiempo que aseguró que en una democracia «las personas deberían decidir qué es creíble, no las empresas tecnológicas» a pesar de admitir que hay excepciones: «No permitimos contenido que incite a la violencia o a un riesgo inminente de daño». «Dada la sensibilidad en torno a los anuncios políticos, he considerado si deberíamos dejar de permitirlos por completo» Una perspectiva dudosa, porque el líder de Facebook defendió la política de esa red social de publicar anuncios de campaña que contenga declaraciones falsas o mentiras y admitió que esas tensiones son algo con lo que «tenemos que vivir». Porque, en su opinión, «la gente se preocupa, y yo también me preocupo profundamente por la erosión de la verdad». «Dada la sensibilidad en torno a los anuncios políticos, he considerado si deberíamos dejar de permitirlos por completo», matizó Zuckerberg, aunque defendió que prohibir la propaganda electoral favorece a quienes ya ocupan un cargo público o a los candidatos en unas elecciones. «Si quisiéramos prohibir los anuncios políticos no está claro dónde debemos trazar el límite. Hay muchos más anuncios sobre asuntos que los que hay directamente sobre las elecciones» pero «hay problemas de cualquier forma si eliminas esto», por lo que se sitúa «en el lado de una mayor expresión». Tuvo palabras también sobre TikTok, una de las redes sociales de moda y que ha empezado a interesar mucho a los más jóvenes, pero a pesar de que la idea le gusta a Zuckerberg como para poder copiarla en sus servicios consideró que el servicio, de procedencia china, ha censurado las protestas políticas. «Si bien nuestros servicios como WhatsApp son utilizados por manifestantes y activistas en todo el mundo debido a un fuerte sistema de cifrado y protecciones de privacidad, en TikTok, la aplicación china que crece rápidamente a nivel global, las menciones de estas protestas están censuradas, incluso en los Estados Unidos», criticó.
42