Noticias de "facebook"

19-09-2018 | elpais.com
Facebook anuncia su mayor esfuerzo estratégico desde el paso de ordenador a móvil
La red social crea una "war room" específica para controlar interferencias en las elecciones de Brasil y EEUU
19-09-2018 | abc.es
¿Discrimina Facebook a las mujeres en sus ofertas laborales?
Una organización de protección de los derechos civiles presentó este martes una queja ante el Gobierno de EE.UU. contra Facebook por discriminar a las mujeres en los anuncios de ofertas laborales de la red social. En un comunicado, la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU) aseguró que la plataforma dirigió exclusivamente a usuarios varones algunos anuncios de ofertas laborales en los que sus clientes -las empresas anunciantes- así lo habían pedido. «Facebook gana dinero gracias a su decisión de colgar anuncios que excluyen a las mujeres y a los trabajadores mayores» El organismo ACLU que esta es una práctica «discriminatoria e ilegal» de acuerdo con la legislación estadounidense, por lo que ha presentado una queja formal ante la Comisión por la Igualdad de Oportunidades en el Empleo. Además del sexo, ACLU apuntó que la edad también es otro factor por el que la red social más usada del mundo permite a sus clientes diferenciar entre candidatos potenciales. «Facebook gana dinero gracias a su decisión de colgar anuncios que excluyen a las mujeres y a los trabajadores mayores», indicó la organización de defensa de los derechos civiles. En febrero del año pasado, la red social anunció una serie de cambios que en principio iban dirigidos a reforzar precisamente su política contra la discriminación en los anuncios. En esa ocasión, sin embargo, los cambios se introdujeron fundamentalmente para evitar casos de discriminación por motivo de pertinencia a un grupo étnico o racial.
19-09-2018 | abc.es
La tecnología amenaza el futuro del bienestar
La tecnología ha vivido hasta ahora su mayor desarrollo. Todos hemos sido testigos de cómo los avances tecnológicos nos han otorgado mejoras que hasta hace no mucho parecían impensables. Pero recientemente se está desarrollando un debate paralelo del que aún queda mucho por escrutar. El Centro de Investigación Pew Research Center junto a Elon University han llevado a cabo una investigación sobre las ventajas e inconvenientes del futuro tecnológico: «El futuro del bienestar en un mundo saturado de tecnología». Para ello, preguntaron a expertos en tecnología, académicos y especialistas en salud, entre el 11 de diciembre de 2017 y el 15 de enero de 2018, una complicada cuestión: «Durante la próxima década, ¿cómo afectarán física y mentalmente los cambios de la vida digital en el bienestar general de las personas?» Aunque la mayoría de los encuestados considera que la vida digital continuará superando límites y ofreciendo oportunidades, un tercio de los expertos piensa que la futura vida digital será perjudicial para la salud, la aptitud mental y la felicidad de las personas. Por suerte, apuntan, hay soluciones. Y es que la percepción generalizada es buena. Pero no hay que olvidar otras cuestiones que han empañado el fantástico panorama tecnológico, como el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica o las «Fake news», así como las investigaciones científicas en torno a los impactos personales y sociales de la tecnología (aumento de estrés, exposición de los menores ante los nuevos medios, mayores índices de suicidio, etc.) Claves para mitigar los problemas «Unos 1.150 expertos respondieron en este escrutinio no científico», explica Pew Research Center. De ellos, el 47% asegura que el futuro tecnológico traerá más cosas buenas que malas mientras que el 32% opina todo lo contrario: considera que el bienestar de los individuos se verá más perjudicado que beneficiado. El 21% restante predice que no habrá muchos cambios. «Muchos de los que argumentan que el bienestar humano se verá perjudicado, también reconocen que las herramientas digitales continuarán mejorando varios aspectos de la vida», explican. «También saben que no hay vuelta atrás» y por ello ofrecen una serie de ideas para que se mitiguen los problemas y se enfaticen los beneficios. «Además, muchos de los encuestados optimistas también están de acuerdo en que surgirán nuevos daños en el futuro, especialmente para aquellos que son vulnerables», añade el estudio. Amy Webb, profesora de la Universidad de Nueva York, aseguró: «Si nuestros hábitos actuales se mantienen sin cambios, obtendremos escenarios pesimistas y catastróficos», es decir, seguiremos rodeados de información falsa o «los reguladores, con la esperanza de salvaguardar nuestro bienestar, introducirán leyes y estándares que difieren de un país a otro, creando de manera efectiva un internet fragmentada». La experta recuerda que «nuestro bienestar está directamente relacionado con nuestra sensación de seguridad y protección». Por suerte, hay escenarios catastróficos que, por suerte, no son aún una realidad. «Podemos decidir que queremos un resultado diferente, pero eso requiere hacer cambios serios», avanza la experta, tales como mejorar la calidad de nuestras experiencias digitales , educación digital temprana, vigilar a los distribuidores de contenido, etc. «Podemos decidir que queremos un resultado diferente, pero eso requiere hacer cambios serios» Para Ethan Zuckerman, director del Centro de Medios Cívicos del MIT, las consecuencias negativas que ya hemos experimentado de la tecnología ha hecho que nos hallamos vuelto «más conscientes de los peligros y deficiencias de una vida conectada digitalmente. Estamos en un momento de despertar a las desventajas y descubrir cómo abordarlas». Según Aram Sinnreich, profesor asociado de la American University's School of Communication, «lo más importante que podemos hacer para mitigar los efectos sociales negativos de internet es recurrir a la investigación social científica y de la comunicación. comprender las funciones multifacéticas que desempeña en las vidas públicas y privadas, y utilizar las medidas reguladoras estatales y de mercado para abordar estas diferentes dimensiones por separado, mientras se mantiene una comprensión holística de su potencial de transformación en general. En la práctica, esto significa: 1) Hacer que los algoritmos, y las empresas responsables de ellos, rindan cuentas de su papel en el cambio y la configuración de la dinámica del poder social y político. 2) Desarrollar una 'declaración digital de derechos' que privilegie la dignidad humana sobre el afán de lucro. 3) Involucrar a múltiples partes interesadas a escala global en la gobernanza de internet. 4) Integrar la alfabetización mediática digital más profundamente en nuestros sistemas educativos. 5) Regular las comunicaciones por internet de una manera que privilegie la diversidad de la participación en todos los niveles y exija responsabilidad y transparencia a los consumidores y los ciudadanos».
18-09-2018 | abc.es
Facebook inicia las pruebas de un programa para monitorizar ciberataques a políticos en EE.UU.
Facebook está apretando el acelerador. La red social no quiere cometer los mismos errores de la campaña presidencial de 2016. En la recta final para las elecciones legislativas de Estados Unidos -las de mitad de mandato- que se celebrarán en noviembre, la multinacional ha venido implementando medidas de cara a proteger a los candidatos, combatir la desinformación y las injerencias extranjeras y, de paso, limpiar su mermada confianza. La última iniciativa que ha puesto en marcha se enmarca dentro del bloque de seguridad. La plataforma ha iniciado las pruebas de un programa piloto que está diseñado para monitorizar los posibles ciberataques a los candidatos políticos. «Durante el año pasado hemos invertido en nuevas tecnologías y más empleados para estar por delante de los actores malintencionados que están decididos a usar Facebook para interrumpir las elecciones», escribe en un comunicado Nathaniel Gleicher, responsable de ciberseguridad. Esta herramienta tendrá como objetivo también proteger no solo a los principales candidatos en la contienda política, sino que se extenderá a los empleados y trabajadores relacionados como las campañas de cada partido. Pese a sus intenciones, la multinacional es consciente de las dificultades a las que se enfrenta. «Debido a la naturaleza a corto plazo de las campañas electorales, no siempre sabemos quiénes son estos usuarios afiliados a una campaña, por lo que es más difícil protegerlos» Los candidatos y los funcionarios electos, así como su personal, pueden ser atacados por ciberdelincuentes y adversarios políticos en el extranjero desde múltiples plataformas. «Debido a la naturaleza a corto plazo de las campañas electorales, no siempre sabemos quiénes son estos usuarios afiliados a una campaña, por lo que es más difícil protegerlos», añade. De tal forma que tanto los candidatos para cargos federales o estatales como miembros del personal y representantes de los comités de partidos políticos federales y estatales podrán agregar en sus perfiles protecciones de seguridad adicionales, que facilitará a la empresa tecnológica a agilizar los plazos de revisión de los contenidos afectados. Entre las medidas que incluye el programa de seguridad informática se encuentra el establecimiento de un sistema de verificación de dos pasos de contraseñas así como un catálogo de buenas prácticas para configurar la privacidad de las cuentas de manera más robusta. Con esta batería de medidas, algo limitada en realidad, Facebook cree que es un paso importante, puesto que las previsiones avanzan a un repunte de ataques como el «phishing» y otras técnicas habituales por grupos de ciberdelincuentes para desestabilizar la campaña.
18-09-2018 | abc.es
Instagram hace más infelices a los chavales
Vinieron a conectar el mundo, hacerlo más pequeño, pero han acabado por introducir en nuestras vidas una obsesión permanente: consultarlas constantemente. Las redes sociales también tienen su lado negativo. Explotan la faceta más cotilla y fisgón de las personas que, refugiadas en la distancia que favorece el anonimato, pueden ir saltando en segundos a los diferentes perfiles que componen su comunidad. Una acción que esconde, sin embargo, un problema: esa obsesión provoca en los usuarios con carencias afectivas una frustración. Con poco significado ulterior, la gran recompensa de las plataformas digitales se encuentra en la fría conexión con otras personas, más o menos conocidas, sin más miramientos que el hecho de comportarse como una ventana hacia lo desconocido. Porque tenemos que asumirlo; en estos servicios se miente. Y mucho. ¿Quién no ha subido una foto de un lugar paradisiaco cuando estaba tranquilo en su casa? ¿Quién no ha resaltado su felicidad cuando, sin embargo, no la sentía como tal? ¿Quién no revisa los perfiles de sus amigos o exparejas para ver si tienen unas vidas más divertidas? Un interesante artículo de «The Guardian» aduce a esas «vidas perfectas» que intentan comunicar muchos usuarios de redes sociales. Y pone un ejemplo, Instagram, la mayor red de fotografía que está en estos momentos canibalizando el crecimiento del que antes gozaba Facebook, su empresa matriz. La plataforma, que cuenta con más de 800 millones de usuarios, se ha convertido en la travesía de los usuarios hastiados de la red social de Mark Zuckerberg. Sobre todo los jóvenes. No le encuentran interés alguno en su diseño y, según diversos informes estadísticos recientes, una de cada cuatro personas se ha borrado la aplicación de sus teléfonos. Aunque esta acción no implica darse de baja del servicio puede indicar que su consumo va a menos. La mayoría de redes sociales tradicionales se han aplatanado; no crecen al mismo ritmo que hace unos años. Algo lógico, por otra parte, al ir acercándose al techo de internautas. Las marcas de nicho y especializadas como Instagram, en cambio, han experimentado una mayor atracción entre las nuevas generaciones. No es para menos, puesto que su diseño está concebido para ser fácil e intuitivo: solo subir fotos. Así de rápido. Así de simple. Es una dinámica de «happy hour» en donde todo el mundo quiere gustar. «Es una comunidad visualmente donde el método principal de interacción es hacer doble clic en una imagen para agradar, donde las publicaciones que se vuelven virales tienden a hacerlo por un sentido de positividad en lugar de la indignación y donde muchas de las cuentas más influyentes publican imágenes de perros y gatos», relata el artículo del medio británico. «Si Facebook demuestra que todos los usuarios son aburridos y Twitter que todos son terribles, Instagram te hace preocuparte de que todos son perfectos, excepto tú» Sin embargo, lo que aparentemente es su gran virtud también es su mayor atrocidad: Expertos en salud mental consideran que ese excesivo positivismo de Instagram alienta a sus usuarios a presentar una imagen atractiva y optimista que otros puedan encontrar, en el mejor de los casos, engañosa y, en el peor de los casos, perjudicial. «Si Facebook demuestra que todos los usuarios son aburridos y Twitter que todos son terribles, Instagram te hace preocuparte de que todos son perfectos, excepto tú», subraya. Una encuesta (en inglés) realizada por la Real Sociedad para la Salud Pública en Reino Unido (RSPH) a 1.500 jóvenes entre 14 y 24 años situaba a Instagram como una red negativa que afectaba al sueño, a su imagen corporal y que desarrollaba el llamado Síndrome Fomo, una patología psicológica que se produce por el miedo a quedarse fuera del mundo tecnológico. «En apariencia, Instagram puede parecer muy amigable», apunta Niamh McDade, portavoz de este organismo benéfico. «Pero ese desplazamiento sin fin sin mucha interacción en realidad no deriva en un gran impacto positivo en la salud mental y el bienestar. No tienes control sobre lo que estás viendo. Y a menudo ves imágenes que dicen mostrarte realidad, pero que no lo son. Y eso es especialmente dañino para los jóvenes». Parte de ese problema -aducen los expertos- se debe a las dinámicas existentes en esta plataforma tan visual en la que los usuarios llamados «influencers» han logrado obtener grandes cuantías de dinero por publicar imágenes con productos regalados por marcas, imágenes de viajes retocadas previamente por filtros que han ocasionado el deseo de mucha gente de querer esas vidas tan felices. La consecuencia es preocupante: en lugar de potenciar el bienestar de los usuarios puede disminuirlo.
17-09-2018 | abc.es
Facebook reduce por primera vez la interacción de las «fake news» en un 50 por ciento
Ahora sí que ya podemos empezar a creernos que Facebook está haciendo algo por reducir las «fake news». Lo que necesitábamos eran pruebas -y no tanta palabra- como las que recoge el estudio «Tendencias en la difusión de desinformación en redes sociales», elaborado por investigadores independientes de la Universidad de Stanford y la Universidad de Nueva York. Aunque las conclusiones son positivas, los investigadores advierten que el estudio está «lejos de ser definitivo». Se trata del primer informe que analiza realmente cuál es la situación actual del gigante tecnológico desde que saliera a la luz el escándalo de las «fake news» en 2016 con las elecciones presidenciales en las que ganó Donald Trump. Hasta ahora el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, se había dirigido a mandatarios, usuarios y público en general de una manera poco creíble. Aunque recientemente aseguró que su empresa estaba mejor preparada «para evitar la desinformación en las elecciones», faltaban pruebas. Lo mismo sucede con Twitter que curiosamente sale peor parado en el informe. El estudio mide las tendencias en la difusión de desinformación en Facebook y Twitter entre enero 2015 y julio de 2018. «Nos centramos en historias de 570 sitios que han sido identificados como productores de historias falsas», explican los investigadores. «Las interacciones con estos sitios en Facebook y Twitter -continuan- subieron constantemente a finales de 2016. Después, cayeron bruscamente en Facebook mientras continuaban en ascenso en Twitter». Los expertos utilizaron datos de más de 570 sitios clasificados como noticias falsas de fuentes como «Politifact», «FactCheck» y «BuzzFeed». A través de la firma de análisis de marketing BuzzSumo, que rastrea las interacciones de los usuarios con contenido de internet en Facebook, Twitter y otras plataformas, se encontraron con datos sorprendentes. Twitter, en la senda contraria Las interacciones de noticias falsas aumentaron constantemente en Twitter y Facebook desde principios de 2015 hasta las elecciones de 2016. Después, cayeron bruscamente en Facebook un 50%. Sin embargo, las acciones en Twitter aumentaron de 4 millones en 2016 a los 6 millones en 2018. Hay que recordar que la lucha que lleva a cabo la compañía que dirige Jack Dorsey se ha centrado principalmente en «bots», «spam», acoso o discurso de odio, y no en noticias falsas. El estudio va aún más allá para comprobar que esa reducción no fuese sólo el resultado de los cambios de algoritmo que Facebook realiza continuamente para combatir la desinformación. Para ello, los investigadores analizaron también sitios web legítimos de noticias tales como «The York Times», «Wall Street Journal», «CNN»o «Fox News» y concluyeron que «las interacciones se han mantenido relativamente estables a lo largo del tiempo y han seguido tendencias similares antes y después de las elecciones». De momento, los datos son positivos pero limitados, ya que el problema de la desinformación está evolucionando y cada día surgen nuevas fuentes que potencian las «fake news» e incluso evaden los controles de Facebook.
16-09-2018 | elpais.com
Facebook extiende los sistemas de detección de bulos a fotos y vídeos
La red social aplica a las imágenes equipos de verificación e inteligencia artificial especializada en identificar noticias falsas
16-09-2018 | elpais.com
Oculus: la realidad virtual entre escándalos
La empresa que domina el presente de la realidad virtual nació del sueño de dos aficionados a los videojuegos. Creció por la obsesión de su comprador, Facebook. Y tras la abrupta salida de sus fundadores, su futuro está en manos de un hombre con el corazón roto.
15-09-2018 | elpais.com
Oculus: la realidad virtual entre escándalos
La empresa que domina el presente de la realidad virtual nació del sueño de dos aficionados a los videojuegos. Creció por la obsesión de su comprador, Facebook. Y tras la abrupta salida de sus fundadores, su futuro está en manos de un hombre con el corazón roto.
15-09-2018 | elpais.com
Facebook extiende los sistemas de detección de bulos a fotos y vídeos
La red social aplica a las imágenes equipos de verificación e inteligencia artificial especializada en identificar noticias falsas
55