Noticias de "facebook"

02-08-2019 | abc.es
Cómo mejorar tu privacidad en Facebook y WhatsApp
La privacidad de los datos personales preocupan cada vez más a los usuarios de servicios digitales, aunque es cierto que muchos de ellos, por dejadez o desconocimiento, no levantan las medidas de contención a su alcance para evitar ciertos riesgos. Aunque el dato que se filtra es aquel que no se da, las redes sociales disponen de herramientas para controlar las publicaciones que uno realiza, gestionar quién las ve o no, así como otros factores interesantes a tener en cuenta. En Facebook, por ejemplo, la mayor red social del mundo con más de 2.450 millones de usuarios registrados, todas las funciones relativas a la privacidad se amontonan en la pestaña de «Configuración» que se encuentra en cada uno de los perfiles. Generalmente, en un apartado ubicado en la parte superior derecha. Desde ahí se pueden realizar numerosas tareas. Pon medidas de seguridad de por medio Antes que nada es recomendable introducir una contraseña robusta, que sea difícil descubrir (combinar mayúsculas, minúsculas, otros caracteres, evitar datos personales?) y, aunque tal vez resulte algo engorroso, activar el sistema de verificación de dos pasos. Así protegeremos algo más la cuenta personal. También es aconsejable evitar que el navegador o dispositivo guarde la contraseña. Es cierto que es una medida cómoda, sobre todo, si se va a entrar varias veces al día, pero puede poner en riesgo la información. Igualmente, es conveniente consultar los dispositivos autorizados, así como activar el sistema de alertas en caso de producirse inicios de sesión no reconocidos. ¿Quién puede ver lo que publico? Facebook deja la posibilidad de decidir quién queremos que pueda ver nuestras publicaciones. Es una medida importante que, sin embargo, gran parte de los usuarios tiene abandonada. Es posible que la razón se encuentre en que «Es que yo no soy nadie, a nadie le va a importar lo que diga». No se suelen preocupar, aunque es interesante explorar esta vía para evitar que se filtre alguna publicación que en algún momento determinado se desee proteger. Porque nunca se sabe, sobre todo si somos de esas personas (o padres) que subimos periódicamente imágenes de nuestros hijos. En definitiva, existen muchas razones para echarle un vistazo a todas las opciones de privacidad, que son bastante amplias. Por ejemplo, desde el apartado «Privacidad» los usuarios pueden decidir «Quién quieres que vean tus publicaciones», algo que nos encontraremos con varias posibilidades (público, amigos, amigos concretos, amigos excepto o, la medida más extrema, solo yo). También se puede «limitar los destinatarios de tus publicaciones antiguas en tu biografía», aunque no se puede revocar esta opción una vez activada, con lo que si se quiere deshacer habrá que ir gestionando la privacidad de cada una de las entradas de manera individual. ¿Y si le decimos qué amigos queremos? Otra de las medidas más interesantes que incluye Facebook es la posibilidad de decidir qué usuarios nos pueden enviar solicitudes de amistad. Hay usuarios que utilizan esta red social como una comunidad personal, solamente metiendo en su red de contactos a familiares y amigos muy cercanos. Para evitar que cualquiera nos cotillee el perfil es importante mirar al menos este apartado. En el menú podemos elegir entre «Todos» o «Amigos de Amigos». Se da por supuesto que los usuarios pueden eliminar las peticiones de contactos en caso de no interesarle la persona. Este compromiso también se aplica, aunque con más opciones, a la opción de «Quién puede ver nuestra lista de contactos». Hay muchos usuarios que recelan de dar este tipo de información, por razones personales, con lo cual es posible bloquear este acceso a «Público», «Amigos», «Amigos excepto», «Amigos concretos» o «Solo yo». Si lo que se pretende es ser «invisible», también es importante activar la opción de que nadie pueda buscarte a través de la dirección de correo electrónico que se proporcionó y que está asociada a tu perfil. Aquí se dejan varias opciones como «Amigos de amigos», que puede ser una buena opción. Esto también se aplica al número de teléfono, en caso de haberse añadido previamente. Entre otros elementos que se han venido añadiendo con el tiempo es la posibilidad de que los motores de búsqueda como Google indexen tu perfil de Facebook, algo que es poco recomendable a no ser que le demos un uso profesional. ¿Y las publicaciones de otros? Facebook también tiene otra dimensión relacionada con la privacidad y es en todo lo relativo a lo que hacen tus contactos. En ocasiones, tal vez ya no sucede tan habitualmente, muchos de tus amigos graciosos suelen publicar (y etiquetarte) en imágenes en las que quizás no sales demasiado favorecido. Todos vivimos, sobre todo cuando somos jóvenes, algún momento de locura y desenfreno que queremos que nadie vea. Pues bien, la red social permite decidir, entre otras cosas, quién puede publicar en tu biografía, quién puede ver lo que otros publican, quién puede ver las publicaciones en las que te etiquetan pero, y lo más importante, dar la aprobación y revisar cuando alguien añada tu nombre a una imagen. De igual forma, se puede desactivar la opción de que compartan tu «story», esas historias efímeras que han cobrado más importancia en los últimos años. En el apartado «Publicaciones públicas», los usuarios pueden aplicar filtros como la posibilidad de decidir quién queremos que puedan comentar nuestras entradas que hemos calificado para todo el mundo, que también puede ser útil si no queremos llevarnos una sorpresa desagradable. Brindemos por los bloqueos Para casos extremos se puede incluso «bloquear» a una persona con solo añadir su dirección de correo electrónico, bloquear sus mensajes y, ojo, hasta las invitaciones a determinadas aplicaciones o juegos móviles que de vez en cuando inundan nuestros perfiles. Además de todo esto, la red social permite desactivar el sistema de reconocimiento facial aplicado a las imágenes. Bajo el nombre de «¿Quieres que Facebook pueda reconocerte en imágenes y videos?» le tendríamos que decir, tajantemente, «No». Bueno, bueno, ¿y qué pasa con WhatsApp? Aunque son mundos distintos, lo cierto es que WhatsApp, por si queda alguno que no lo sepa, es una aplicación de mensajería que pertenece al conglomerado de Facebook. El servicio, que dispone de un sistema de encriptado para las transferencias de mensajes, incluye también varias opciones de privacidad que es necesario tener presente. Así, desde el apartado «Configuración», que generalmente se encuentra en el menú de navegación en la parte inferior, hay que acceder a «Cuenta». Desde aquí se pueden mirar algunos aspectos determinantes que se engloban, a su vez, en dos opciones diferenciadas, «Privacidad» y «Seguridad». En la primera se puede decir si queremos que se vea o no («Nadie», «Mis contactos» o «Todos») la hora de la última vez conectada. Esta es una información tal vez trivial pero que para muchas personas puede generar controversia y discusión, sobre todo, entre parejas. También es recomendable decidir quién queremos que pueda ver nuestra foto de perfil. Muchos usuarios añaden imágenes personales en este espacio, pero puede ser visto por cualquiera que tenga nuestro número de teléfono. ¿Te imaginas que no queremos que vean esa información un señor del servicio de paquetería que en algún momento dado le tuvimos que facilitar nuestro teléfono? Pues se puede elegir también entre varias opciones («Todos», «Nadie» o «Mis contactos». Algo que también se aplica tanto a la información de usuario como a los «Estados».
01-08-2019 | abc.es
Así serán las gafas de Facebook que te permitirán comunicarte con la mente
El mundo de la tecnología lleva experimentando un progreso vertiginoso desde hace décadas. Lo que hace un puñado de años se consideraba una fantasía, ahora es cada vez más accesible. Y es que, ¿quién pensaba en los noventa, si dejamos a un lado el cine de ciencia ficción, que se iba a alcanzar el grado de hiperconectividad actual?. Pues bien, parece que la carrera continua, porque ahora Facebook afirma, a través de un comunicado, que está progresando en el desarrollo de unas gafas que permiten al usuario escribir con la mente. Ya hace más de dos años que la compañía de Mark Zuckerberg anunció en la conferencia anual de desarrolladores F8 que estaba trabajando en este proyecto, sin embargo, hace tiempo que no ofrecían ninguna información sobre su estado. Según afirmaron por entonces, en 2017, el dispositivo, que consistiría en unas gafas de realidad aumentada (AR), permitiría al usuario escribir palabras simplemente imaginando que está hablando. El sistema no sería invasivo y, a su vez, no haría falta decir nada ni realizar ningún movimiento para que funcionase. «Va a ser algo completamente nuevo, tan limpio como un descanso de todo lo que había antes», explica Michael Abrash, el jefe científico del equipo que se encuentra detrás de este proyecto, Facebook Reality Labs (FRL). Según señalan desde la tecnológica, aún queda tiempo para que estas gafas enfilen la fase final de su desarrollo. Todavía están buscando la forma de que puedan convertirse en una realidad. A pesar de ello, se muestran muy optimistas al respecto. Esto se debe, principalmente, a los avances que se están experimentando en el campo de la tecnología BCI, que permite la comunicación entre el cerebro y una máquina. En el comunicado, Facebook se hace eco del trabajo realizado por unos investigadores de la Universidad de California, ubicada en San Francisco (USCF), que han conseguido gracias a su trabajo decodificar un pequeño grupo de palabras en un monitor en tiempo real mientras hablaban. A pesar de que el grupo de palabras que puede leer esta tecnología actualmente es bastante reducido, se espera que próximamente sea capaz de «traducir vocabularios mucho más grandes con tasas de error dramáticamente más bajas», se asegura en el comunicado. Y es que el objetivo de la universidad estadounidense es desarrollar un sistema que pueda ayudar a las personas con afecciones neurológicas. De este modo, esperan que este alcance una velocidad de decodificación de 100 palabras por minuto, con un vocabulario de 1.000 palabras y con una tasa de error por palabra inferior al 17 por ciento. Desde Facebook se muestran confiados, pero son conscientes de las dificultades a las que se enfrentan. Por el momento, siguen trabajando en su desarrollo: «Dentro de una década, la capacidad de escribir directamente desde nuestros cerebros puede aceptarse como un hecho. No hace mucho tiempo, sonaba como ciencia ficción. Ahora, se encuentra al alcance plausible. Y nuestra responsabilidad de garantizar que estas tecnologías funcionen para todos comienza hoy».
01-08-2019 | elpais.com
Apple se une a Google, Microsoft, Facebook y Twitter en el Proyecto de Transferencia de Datos
Apple se ha unido al Proyecto de Transferencia de Datos (Data Transfer Project), centrado en la creación de una plataforma de código abierto que permita a los individuos la transferencia de sus datos entre proveedores de servicios digitales de forma sencilla.
01-08-2019 | abc.es
Apple, Google, Microsoft, Facebook y Twitter se alían para la transferencia de datos de los usuarios
Apple se ha unido al Proyecto de Transferencia de Datos (Data Transfer Project), centrado en la creación de una plataforma de código abierto que permita a los individuos la transferencia de sus datos entre proveedores de servicios digitales de forma sencilla. El Proyecto de Transferencia de Datos cuenta entre sus miembros con Google, Microsoft, Facebook y Twitter, a los que ahora se une Apple. Su adhesión al mismo se debe a su creencia compartida en que «la portabilidad y la interoperabilidad son centrales en la innovación», como recoge la iniciativa. La idea consiste en desarrollar una plataforma de código abierto que conecte a dos proveedores de servicios digitales, lo que facilitaría la transferencia de los datos de los usuarios, por ejemplo, cuando quieren abandonar un servicio de música por no estar de acuerdo con sus políticas, pero no quieren perder las listas de canciones. La plataforma les permitiría importar una copia para guardarla en la nube y posteriormente exportarla a otro proveedor. Esta iniciativa exige a los proveedores adheridos tener «fuertes medidas de privacidad y seguridad», como el cifrado en tránsito, y aceptar el principio de reciprocidad, es decir, los usuarios «deben tener la garantía de que los datos importados a proveedor pueden de igual forma exportarse de nuevo, si así lo eligen». Lo que las compañías tecnológicas buscan conseguir con la plataforma es «especialmente importante» para los usuarios de mercados emegentes, donde las conexiones no son muy estables ni rápidas, dado que el proyecto «no requiere que el usuario cargue y descargue los datos». El Proyecto de Transferencia de Datos todavía está en desarrollo. En julio, se ha conseguido, además, de la participación de Apple, la integración para Deezar, Mastodos y Solid, y se ha actualizado la integración de Google Fotos y Smugmug. 18 colaboradores han añadido más de 42.000 líneas de código y han cambiado más de 1.500 archivos.
31-07-2019 | abc.es
Facebook trabaja en una herramienta que permitirá analizar los mensajes de WhatsApp de los usuarios
Facebook está trabajando en una herramienta que permitiría sortear la encriptación de extremo a extremo de su servicio de mensajería WhatsApp. Gracias a esto, la red social podrá escanear los mensajes en busca de contenidos que violen las políticas de la compañía. Como explican en Forbes, la compañía tecnológica está avanzando hacia una vigilancia masiva directamente desde el dispositivo del usuario, y lo haría mediante la introducción en el cliente de mensajería de un algoritmo diseñado para moderar y filtrar contenido. Esta herramienta se saltaría la protección que provee la encriptación de extremo a extremo, que promete un canal de comunicación seguro, al estar integrada directamente en el dispositivo. El algoritmo, como señala el medio citado, funcionaría de forma local en el dispositivo del usuario, y transmitiría la información en tiempo real desde un servicio en la nube, ya que escanearía el contenido del mensaje justo antes de su envío y el mensaje encriptado después de ser desencriptado. La encriptación seguiría impidiendo que terceros pudieran acceder al contenido de la conversación, pero la herramienta integrada en el servicio de mensajería permitiría a Facebook acceder al mismo y analizarlo, aunque el usuario objetara. Desde Forbes indican que Facebook ya adelantó en mayo que estaba trabajando en la infraestructura que permitiría implementar una herramienta como esta, una idea que sigue la visión compartida por el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, por la que proponía la creación de una puerta trasera para que el gobierno pudiera acceder a las comunicaciones encriptadas de servicios como WhatsApp o Telegram en la lucha contra el terrorismo. El medio citado informa que contactó con Facebook para preguntar por los avances en esta tecnología y su futura implementación, pero la compañía prefirió no hacer comentarios al respecto.
31-07-2019 | abc.es
La popular aplicación china TikTok lanzará su propio teléfono inteligente
Finalmente, los rumores son ciertos. La empresa detrás de la plataforma de vídeos TikTok, la china ByteDance, está intentando desarrollar su propio teléfono inteligente. Así lo reconocieron desde la compañía en comunicado del que se ha hecho eco Reuters. La firma asiática aprovechará la reciente compra de la tecnológica Smartisan, que ya se encontraba trabajando en un teléfono móvil, para crear su primer smartphone. «El producto es una continuación de los planes anteriores de Smartisan, con el objetivo de satisfacer las necesidades de la antigua base de usuarios de la compañía», señalan desde ByteDance. Según las filtraciones, este nuevo dispositiivo llevará preinstalado TikTok. Al mismo tiempo, contará con un servicio de mensajería, así como con un servicio de streming de música que se encuentra actualmente en desarrollo. Cabe recordar que Smartisan ya había creado anteriormente un smartphone que destacaba por contar con 1TB de capacidad: el Smartisan R1, lanzado el año pasado con un precio superior a los 1.000 euros . Por el momento, se desconoce el precio y la fecha de lanzamiento del terminal. Únicamente sabemos que el teléfono lleva siete meses en desarrollo, por lo que habrá que esperar para ver como responden los usuarios ante el futuro terminal. A pesar de esto, el proyecto recuerda bastante a los intentos de otras compañías por meter el pie en el mundo de los teléfonos inteligentes. Intentos que, finalmente, terminaron convirtiéndose en un total y absoluto fracaso. Ese fue el caso, por ejemplo, del Facebook Phone. En el año 2013 la empresa de Mark Zuckerberg lanzó un teléfono que no contaba con ningún rasgo que le diferenciase de la gama baja de la época. Realmente, su principal «atractivo» era el hecho de contar con Facebook Home, una especie de híbrido entre app y sistema operativo que pasó con (mucha) más pena que gloria. Este servicio estaba disponible, además, para todos los smartphone con Android, por lo que ni siquiera era necesario comprar el dispositivo de la compañía estadounidense -un HTC First con un nombre diferente- para poder emplearlo. Tampoco juega precisamente a favor de ByteDance el hecho de que TikTok esté siendo investigada desde hace menos de un mes por el Parlamento Británico debido a la falta de control sobre los datos de los menores que la emplean. Y es que la plataforma permite entrar en contacto a niños con adultos sin que sea necesario que los padres den autorización previa. Sin embargo, esa no es la primera vez que el servicio se encuentra en el centro de la polémica. En febrero de este año, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos multó a la compañía con 5'7 millones de dólares por recopilar los datos personales de menores de 13 años. Poco después, en abril, sus servicios fueron prohibidos en la India debido a que, supuestamente, la aplicación estaba siendo utilizada para compartir material sexualmente explícito.
31-07-2019 | abc.es
Los peligros del «Me gusta»: Así ayudan las páginas web a que Facebook te rastree
No corren buenos tiempos para la protección de la información en el entorno digital. Especialmente si hablamos de redes sociales. Y es que, si hace tan solo una semana el Gobierno de Estados Unidos confirmaba la histórica multa de 5.000 millones de euros a Facebook debido al escándalo de Cambridge Analytica, ayer el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) afirmó que aquellas páginas que cuentan con un botón de «Me gusta» dentro de su sitio web están ayudando a rastrear a los usuarios. Así lo ha demostrado el caso de la firma alemana de comercio electrónico Fashion ID. Esta compañía, que fue acusada por una asociación de consumidores, contaba con un botón de «Me gusta» de Facebook en su página web. Cada vez que un usuario lo pulsaba, la empresa enviaba toda la información de aquel que interactuaba con la herramienta directamente a Facebook Ireland, una sucursal de la tecnológica estadounidense ubicada en el país europeo. Independiente de que la persona en cuestión contase o no con perfil en la red social. Con el fin de ponerle freno a esta actividad, desde el TJUE se ha dictaminado que aquellas compañías que compartan datos de terceros con Facebook a través del empleo del botón «Me gusta», tendrán la obligación de informar a los visitantes sobre dicha conducta. La corte señala, a su vez, que el administrador de la página de una empresa puede tener acceso a la información de los usuarios de forma anonimizada. Es decir, que la cadena de datos a través de los cuales una persona pueda ser rastreada se encuentre fragmentada. Esto implica, que tiene en su poder tanto datos demográficos sobre los visitantes (sexo, edad, profesión, intereses) como geográfica. Pero que esto no exime a la firma de la responsabilidad de informar a los visitantes acerca del tratamiento de sus datos. De las consecuencias que lleva implícitas el interactuar con el botón de «like». Expertos en informática consultados por ABC señalan que, en muchas ocasiones, las mismas empresas no saben lo que implica que un usuario interactue con una herramienta diseñada por Facebook. Simplemente las emplean con el fin de que la red social premie su contenido y, de este modo, puedan llegar a un número de gente mayor. «A una compañía le interesa tener seguidores en redes sociales para poder llegar a más gente. Sin embargo, en casos como este, la mayoría de las veces ni siquiera son conscientes de que están enviando datos de sus consumidores a Facebook», señala a este diario Lorenzo Martínez, director de la consultora informática española Securízame. Respecto a la necesidad de la red social de hacerse con los datos de los usuarios, incluso de aquellos que no forman parte de la red social, Martínez afirma que la información es un bien muy importante para Facebook. Gracias a esta, la empresa de Mark Zuckerberg puede necesita «perfilar a los usuarios en base a sus gustos. Saber cómo son, cuantos años tienen, cuál es su sexo o qué les interesa».
30-07-2019 | elpais.com
Así son las etiquetas sensibles que Facebook sigue empleando para marcar a sus usuarios
A pesar del nuevo reglamento europeo, la red social permite anuncios a partir de atributos potencialmente discriminatorios
27-07-2019 | elmundo.es
Cómo borrar tu cuenta de Facebook para siempre
El proceso para desvincularte definitivamente de la red social es bastante más sencillo de lo que parece, pero tiene truco 
27-07-2019 | abc.es
Inteligencia Artificial para erradicar el suicidio
La Inteligencia Artificial (IA) es una de las tecnologías más candentes de momento. El recurso al que se aferran las empresas para completar la ya iniciada transformación digital. Una tecnología que despierta tantas dudas como expectación. Existen innumerables proyectos que sacan provecho de sus bondades, aunque no todos aplican estos avances a un nivel demasiado profundo. La medida, sin ir más lejos, tiene una gran oportunidad para lograr diagnósticos más precisos por medio de los algoritmos. No como sustituto, pero sí como complemento. El llamado «aprendizaje profundo» («Deep Learning», en inglés) es una de sus ramas con más fuerza. Representa un cambio conductual y metodológico que promete resultados más precisos. Estudios clínicos, de hecho, han empezado a experimentar con esta tecnología en los últimos años para casos muy concretos, pero sobre todo se vislumbra con gran esperanza para lograr la detección precoz en patologías. Incluso en salud mental, cuyos casos están cada vez más aumentando a un ritmo preocupante. Recientes investigaciones han apuntado a la tesis de compatibilidad de la IA con los diagnósticos de trastornos de estrés postraumático. Expertos están convencidos de que existen posibilidades de aprovechar sistemas de «aprendizaje profundo» para una detección temprana mediante la identificación y la monitorización de marcadores muy concretos como señales verbales y físicas que pueden indicar un comportamiento suicida en una persona, informa «The Next Web». El suicidio es la décima causa de muerte en los Estados Unidos y la segunda entre adolescentes. Un estudio reciente de la universidad de Nueva York ha permitido crear un sistema basado en inteligencia artificial que es capaz de procesar el lenguaje natural de una persona basándose en la misma tecnología de los asistentes digitales domésticos como Alexa, Assistant y Siri. Según los expertos, se puede detectar trastornos de estrés postraumáticos en veteranos de guerra con una precisión del 89 % con solo con escuchar grabaciones de audio. Algo que podría ejecutarse a casos domésticos. La voz puede ser un indicador de un posible impulso suicida. Esta es la teoría en la que empezaron a trabajar otros investigadores hace varios años a partir de investigaciones previas de Stephen Silverman, psiquiatra de la universidad de Yale, quien participó a principios del milenio en el desarrollo de un protocolo para ayudar a los servicios de atención telefónica. A partir de entonces se han desarrollado herramientas concebidas para la detección precoz. En 2017, la universidad de Vanderbilt (Nashville, Estados Unidos) crearon un algoritmo capaz de predecir los intentos suicidas con una precisión del 92 %. Para ello, el software cruzaba varios parámetros para devolver una previsión. Se analizan registros médicos de los paciente, pero también otros valores como el género o, incluso, la ubicación por medio del código postal. El problema al que se enfrentan los investigadores es que el suicidio, un problema tabú en las sociedades avanzadas, no es una enfermedad como tal sino un síntoma o consecuencia. Aunque se ha avanzado hacia una mayor concienciación, los problemas de salud mental como la depresión o ansiedad generan cierta incomprensión social que provoca que muchas veces no sean ni siquiera tratados por profesionales médicos. Conscientes de estos problemas, las principales redes sociales han incluso diseñado protocolos de actuación para intentar frenar esta lacra. Muchas veces, usuarios con tendencia suicidas suelen dejar pistas en sus publicaciones. Desde 2017 Facebook ha puesto en marcha una herramienta de inteligencia artificial para ayudar a usuarios que puedan estar contemplando el suicidio mientras usan la plataforma, con objeto de evitar que den ese paso. La compañía busca reconocer patrones en las publicaciones y en los vídeos en directo de los usuarios que sugieran que un persona está considerando la opción de acabar con su vida, explicó la empresa en un comunicado. También la multinacional asegura contar con equipos humanos que prestan su ayuda en estos casos.
6