Noticias de "facebook"

09-10-2018 | abc.es
Google Plus: cómo descargarse todos tus datos personales
El anuncio del cierre de la red social Google Plus ha pillado a más de uno desprevenidos. A otros usuarios, por el contrario, no tanto, puesto que la plataforma no ha tenido el éxito esperado. Y eso que la multinacional estadounidense, al principio, activaba por defecto un perfil de manera automática a todos aquellos que se abrieran cuenta en Gmail. Eso luego cambió, pero tampoco reforzó la presencia de nuevos usuarios. Ese abandono definitivo de la versión para consumidores de la que en su momento se definiera como «rival de Facebook» quedará constatado en agosto del próximo año. Fecha escogida por la compañía para cerrarlo al completo. Mientras tanto, los usuarios que hubieran publicado datos y contenidos personales pueden descargárselos fácilmente en caso de no querer perder ese material. Es cierto que todavía se desconoce si, finalmente, Google mantendrá alojados esos archivos en alguno de sus múltiples servicios, pero por ahora es posible recuperar todo el material a través de una herramienta oficial que proporciona la multinacional, Google Takeout. Requiere, como es obvio, ingresar el nombre de usuario y las credenciales de Gmail. Cabe señalar que esta operación se trata de hacer una copia de seguridad, por lo que por el momento tus publicaciones se conservarán en tu perfil. Desde esta plataforma los usuarios pueden exportar una copia de seguridad de los servicios que utiliza, como la aplicación Home -para controlar el asistente de voz-, Blogger -el gestor de blogs-, el calendario, los contactos o Fit -servicio de monitorización de actividad física-, así como Mapas o Hangouts -la aplicación de mensajería instantánea-. En el caso de Google+, la herramienta incluye varios apartados distintos, con lo que hay que tener en cuenta que para guardar los datos guardados en esta plataforma hay que activar unos cuantos. Desde ahí ha que señalar «G+1», los «círculos de Google+», las «comunidades de Google+» y «stream de Google+». Una vez seleccionados los productos, hay que elegir el formato del archivo. Es decir, decidir si se quiere descargar en el ordenador o guardarlo en un servicio de almacenamiento en la «nube». Además de esta opción, los usuarios también pueden elegir el tipo de archivo. Hay dos, el tradicional archivo de compresión con extensión .zip -que se puede abrir en cualquier ordenador- o el archivo .tgz -que requiere de un software adicional para abrirlo-. Lo más recomendable es optar por el primero. El tamaño del archivo se puede cambiar, aunque el servicio avisa que se si elige más de 2 GB se guardarán en varias carpetas distintas. Otra de las opciones que se incluyen es la posibilidad de recibir un enlace de descargar a tu buzón de correo o añadirlo directamente a alguno de los servicios en la «nube» como Drive, Dropbox, OneDrive o Box. Completados esos pasos hay que aceptar. De manera automática se creará el archivo con todos los datos. El proceso tarda un poco en función de todo el contenido publicado en estos años. Pasos a seguir 1.- Acceder con tu cuenta de Gmail a Google Takeout. 2.- Pulsar en «No seleccionar ninguno». 3.- Seleccionar los datos a incluir en la copia de seguridad. 4.- Personalizar el formato del archivo con el tipo de archivo de compresión, el tamaño y el método de entrega. 5.- Crear archivo.
08-10-2018 | abc.es
Cierra Google+ tras exponer por error datos de medio millón de usuarios
Alphabetm, la matriz de Google, ha decidido este lunes cerrar Google+, su red social, después de que los datos personales de 500.000 usuarios quedaran expuestos al ser afectados por un error de programación, según ha informado la compañía en un comunicado. La brecha de seguridad ocurrió en marzo de 2018 y, según ha publicado el diario 'The Wall Street Journal', el gigante de Internet decidió no comunicar que dicho fallo existía. El informe interno al que ha tenido acceso el diario estadounidense indica que el equipo legal de Google recomendó no comunicar el fallo de seguridad para evitar el "interés regulatorio inmediato", comparando las posibles consecuencias con el escrutinio sobre Facebook después de descubrirse la brecha de seguridad que usó Cambridge Analytica. Un total de 438 aplicaciones usaron la interfaz de programación que permitía acceder a los datos privados de los usuarios. No obstante, Alphabet ha subrayado que no ha encontrado pruebas de que los desarrolladores fueran conscientes de que existía esta brecha de seguridad o de que haya hecho uso de esos datos. Las acciones de Alphabet han descendido un 1,36% tras conocerse el fallo de seguridad hasta un precio de 1.151,83 dólares, frente a los 1.167,83 dólares en los que cerró el viernes.
08-10-2018 | abc.es
Google cierra Google+ después de haber expuesto los datos de sus usuarios durante 3 años
Alphabet, la matriz de Google, ha decidido este lunes cerrar Google+, su red social, después de que los datos personales de 500.000 usuarios quedaran expuestos al ser afectados por un error de programación, según ha informado la compañía en un comunicado. La brecha de seguridad ocurrió en marzo de 2018 y, según ha publicado el diario «The Wall Street Journal», el gigante de Internet decidió no comunicar que dicho fallo existía. El informe interno al que ha tenido acceso el diario estadounidense indica que el equipo legal de Google recomendó no comunicar el fallo de seguridad para evitar el «interés regulatorio inmediato», comparando las posibles consecuencias con el escrutinio sobre Facebook después de descubrirse la brecha de seguridad que usó Cambridge Analytica. Un total de 438 aplicaciones usaron la interfaz de programación que permitía acceder a los datos privados de los usuarios. No obstante, Alphabet ha subrayado que no ha encontrado pruebas de que los desarrolladores fueran conscientes de que existía esta brecha de seguridad o de que haya hecho uso de esos datos. Las acciones de Alphabet han descendido un 1,36% tras conocerse el fallo de seguridad hasta un precio de 1.151,83 dólares, frente a los 1.167,83 dólares en los que cerró el viernes.
08-10-2018 | elpais.com
Facebook lanza un dispositivo de videollamadas
La compañía se anticipa a las posibles brechas de seguridad o de la intimidad con funciones de encriptado y limitando las funciones de la inteligencia artificial
08-10-2018 | abc.es
Spotify cumple 10 años como salvavidas de la música grabada
Huérfana de ideas, la otrora floreciente industria de la música grabada hacía aguas por los rigores de una piratería descarnada cuando en 2008 nació Spotify, salvavidas que en 10 años de existencia se ha revelado además como clave para su radical transformación. [Gráfico elaborado por Statista] Aunque su desarrollo tecnológico arrancó en 2006, mañana se cumple una década del lanzamiento oficial de la «más célebre» plataforma de audio en «streaming» del mundo, desde Suecia para el mundo, alterando para empezar la percepción fuertemente asentada de que la música había que poseerla para su disfrute. En plena eclosión digital, los consumidores ya se habían acostumbrado por aquel entonces a que no hacía falta palparla en formato físico, pero por cada canción descargada de forma legal se adquirían, lo que había llevado al negocio a encadenar 8 años de pérdidas consecutivas (llegarían a ser 15). STATISTA Este sector pasó así de generar casi 23.300 millones de dólares en el año 2000 a cerca de 17.000 millones de euros en 2008 y tocar fondo en 2014 con 14.300, lo que supuso una contracción de casi el 40%, según cifras de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés). Solo en los últimos tres años se ha vuelto a la senda del crecimiento, hasta los 17.300 años de 2017, gracias al empuje del "streaming", que amasó un 38 por ciento de los ingresos totales tras subir su facturación un 41% de un año a otro, mientras los formatos físicos siguen hundiéndose, con la excepción del vinilo. Con 3 5 millones de canciones en catálogo, Spotify (cuyo nombre resulta de combinar las palabras «spot» e «identify») se sigue presentando como el servicio de audio online «más popular del mundo», con una comunidad de 180 millones de usuarios, 83 de ellos de pago, en 65 mercados del planeta (en marzo llegó a Sudáfrica, lo que supuso su desembarco en África). También es el servicio que más retorno económico proporciona hoy por hoy al negocio de la música (9,2 billones de dólares a 31 de diciembre de 2017). Por cada usuario, paga 20 dólares a las discográficas, mientras que YouTube, el otro gigante del «streaming», remunera a los artistas con menos de un dólar. Los efectos de la compañía sueca no se han dejado sentir solo en lo económico. Desde el principio definió su modelo de negocio con una opción de pago «premium» que permite por ejemplo la escucha sin conexión a internet y, sobre todo, con una suscripción gratuita con publicidad que democratizó un acceso fácil, inmediato y permanente a la música, independientemente de la ubicación. «Las discográficas, más grandes o más pequeñas, teníamos antes un monopolio porque éramos a las que se nos permitía acceder a los principales centros de distribución» «Las discográficas, más grandes o más pequeñas, teníamos antes un monopolio porque éramos a las que se nos permitía acceder a los principales centros de distribución; con los medios de comunicación pasaba lo mismo: una radiofórmula no podía atender a 400 personas, sino a actores de la cadena de valor que le aportaban el 80% de su programación», reconoce José María Barbat, presidente de Sony Music Spain. Las emisoras de radio, sobre todo las «mainstream», perdieron su predominio como prescriptoras de contenido, abriendo el abanico a sellos más pequeños, artistas independientes y músicas ajenas al hegemónico patrón anglosajón. A nadie se le pasa por alto en este sentido el fenómeno de la música en español, con el colombiano J Balvin a la cabeza, quien llegó a destronar al canadiense Drake como el artista con mayor número de reproducciones a nivel mundial en Spotify. «Estamos viviendo cosas tan increíbles como que un grupo de pop coreano llamado BTS sea uno de los mayores vendedores de tickets en EE.UU.», añade Barbat, cuya compañía prepara en estos momentos el lanzamiento a nivel mundial de un artista española, Rosalía. Y es que la ingente cantidad de datos que proporcionaba cada escucha de una canción permite además a sus autores identificar aquellos lugares donde su música es más apreciada y, por tanto, afinar mucho mejor las rutas de giras, la cual no es la única consecuencia en otra industria musical, la del directo. «De alguna manera ayuda a descubrir y prescribir a través de playlists. Hay una correlación directa entre el descubrimiento y el acudir a un show futuro», reconoce Joe Pérez-Orive, director de márketing del gigante Live Nation Entertainment en Barcelona, que apuesta por abundar en esa relación en el futuro. Por otra parte, con el «streaming» el consumidor de música no está obligado a adquirir un disco entero si lo único que le interesa es un tema, lo que devolvió a la industria a sus inicios, con el peso de los lanzamientos en los sencillos y no en los álbumes. Asimismo, mientras una canción suene en Spotify genera dinero, de ahí la importancia de revitalizar el catálogo antiguo mediante diversas estrategias y figuras como Michael Jackson, «un icono de la cultura pop cuya música trasciende generaciones», destaca Barbat, quien cita cómo la inclusión de «Bad» en una reciente película de animación para niños generó grandes picos de reproducciones. En pérdidas Este apogeo, así como el de YouTube o la francesa Deezer (lanzada en abril de 2007), hizo que surgieran nuevos actores en escena, como Apple Music y Tidal (la plataforma «de los artistas», fundada para mejorar su remuneración, pero dirigida por la elite entre ellos, véase Jay-Z o Beyoncé). Pero la mayor sombra que se cierne sobre el futuro de Spotify tiene que ver con su balance económico, ya que desde su fundación se mantiene en pérdidas (1.500 millones de dólares en 2017, aunque sus ingresos han ido progresando: 2.370 millones de dólares en 2015; 3.600 millones en 2016 y 4.990 millones el pasado año). «Los servicios de streaming viven un momento ideal para llegar a ser realmente servicios de masas, con rumbo a los 200 millones de suscriptores a nivel mundial» A la búsqueda de números verdes y con mucho camino de crecimiento en la conversión de suscripciones gratuitas a «premium», se busca ahora «reducir costos operativos mediante acuerdos directos con artistas de peso y permitiendo la distribución directa a artistas», señala Ángel Navas, analista de la web Industria Musical. «Los servicios de streaming viven un momento ideal para llegar a ser realmente servicios de masas, con rumbo a los 200 millones de suscriptores a nivel mundial. Solo en la primera mitad del año en EE.UU. han aumentado el número en 47,3% y las acciones de Spotify siguen bastante por encima de su precio de salida, lo que demuestra que Wall Street aún cree en la empresa», subraya. Fue el pasado 3 de abril cuando la plataforma digital hizo su debut en el mercado bursátil de Nueva York, uno de los más importantes del sector tecnológico en los últimos años, con la tercera cuantía mayor desde los lanzamientos de Alibaba y Facebook. «El valor mundial de la industria de la música ronda los 17.000 millones de dólares, pero el de Spotify es el doble: 32.000», destaca Barbat, optimista ante unas proyecciones que indican que, «a 5 o 10 años, la música volverá a estar en su mejor momento histórico».
08-10-2018 | abc.es
Facebook confirma lo que todos esperaban: los anuncios publicitarios llegarán a WhatsApp
Más tarde o más temprano era prácticamente evidente que sucedería. La aplicación WhatsApp, por la que Facebook pagó en 2014 unos 19.000 millones de euros, tenía que buscar un modelo de negocio sostenible para garantizarse su futuro. La economía de escala a la que se ha sumergido por culpa de un servicio aparentemente gratuito no es suficiente. La multinacional norteamericana tiene vía libre para hacer lo que más le convenga tras la salida de los dos fundadores del servicio de chat. Una de las primeras medidas que se buscó fue hacer profundos pero silenciosos cambios para cruzar ambos servicios, Facebook y WhatsApp, pero un reglamento más restrictivo con las empresas y garantista con los usuarios como el de Europa, paralizó aquellas medidas. Pero las inserciones publicitarias, los anuncios, han sido un espejo en el que mirar. Una constante que cada ciertos momentos se rumoreaba. Todo llegará a principios de 2019 ; la aplicación de chats incorporará publicidad en los Estados, esa función de contenidos efímeros que ha incorporado el servicio en el último año. Así lo ha confirmado Luca Colombo, director de Facebook Italia, quien durante una conferencia en una cumbre de transformación digital en el país, ha asegurado que por el momento esta estrategia comercial se probará en las llamadas «historias» de WhatsApp. Para evitar una «invasión masiva» de anuncios y parar un posible reguero de criticas, la multinacional ha reconocido que los chats «normales», aquellos en los que un usuario se comunica con otra persona, estarán excluidos del programa de anuncios. Sin embargo, la versión WhatsApp Business, por la cual las empresas comerciales pueden crear perfiles verificados para dirigierse de manera oficial con sus potenciales clientes, forma parted e un paquete de medidas para rentalizar la aplicación. Por el momento han trascendido pocos detalles acerca de la forma en que se incorporarán anuncios a los Estados, pero el directivo de la empresa ha avanzado que se evitará hacer «spam» o una intrusión en la privacidad de los usuarios. En el último año, los cofundadores de WhatsApp han salido escopetados de la aplicación que crearon en 2009 por tensiones internas con Mark Zucklerberg, fundador de Facebook, según han aireado medios especializados. La obcecación de Zuckerberg en monetizar lo antes posible la aplicación de chat más importante del mundo motivó que Brian Acton primero y luego Jan Koum abandonaran la compañía. Desde el primer momento, ambos prometieron que «jamás» WhatsApp tendría publicidad, pero ahora, en manos del Zuckerberg, todo apunta a que ha logrado allanar el camino para explorar nuevas formas publicitarias. Algo en lo que, además, se mantuvo contrario durante todas las intervenciones públicas que ha realizado en los últimos años. Por el momento, este tipo de anuncios ya se han implementado en una versión de pruebas de la aplicación, según desvela el medio especializado «WABetaInfo», a falta de lanzado en un futuro.
08-10-2018 | abc.es
La Inteligencia Artificial no es el arma imbatible para combatir el cibercrimen
La reciente brecha de seguridad de Facebook se ha saldado con 50 millones de cuentas en riesgo y otras 40 millones en situación de riesgo leve. Hace unos meses, Ticketmaster sufrió un «hackeo» masivo de datos en Reino Unido al igual que British Airways. Yahoo sufrió en 2017 el robo de 500 millones de cuentas de su sistema, siendo uno de los mayores «hackeos» de datos de la historia. MySpace, LinkedIn, eBay o Ashley Madison son otras entidades que siguen «engordando» la lista de las brechas de seguridad más populares de los últimos años. Y lo peor es que esta lista es infinita. «En los dos primeros meses de este año España ha gestionado más ciberincidentes en infraestructuras críticas que en todo 2014», declaró el exministro de Interior, Juan Ignacio Zoido a principios de 2018. De hecho, según un estudio de Gartner («The 2018 Gartner CIO Agenda: Mastering the New Job of the CIO»), el 95% de los CIO (directores de sistemas) espera un crecimiento de las ciberamenazas. Y ante este panorama, cada vez son más los estudios que apuntan a que la Inteligencia Artificial (IA) es una gran aliada para frenar las intentonas de los ciberdelincuentes. El estudio «Closing the IT Security Gap with Automation & AI in the Era of IoT» de Ponemon Institute, encuestó a 4.000 profesionales de la seguridad y TI en América, Europa y Asia. Todos coincidieron en que la IA un arma clave para ganar la batalla contra las amenazas sigilosas dentro de sus infraestructuras de TI. «Pensar en que la IA puede ayudar a mejorar la identificación de fallos de seguridad en infraestructuras o ayudar a la detección de potenciales indicadores de compromiso, no tiene por qué ser desacertado» «Pensar en que la IA puede ayudar a mejorar la identificación de fallos de seguridad en infraestructuras o ayudar a la detección de potenciales indicadores de compromiso, no tiene por qué ser desacertado. De ahí a que sea la solución de todos los problemas, creo que hay un trecho», explica a este diario Lorenzo Martínez, director técnico de Securízame. Según el informe, en la búsqueda de la protección de datos y otros activos de alto valor, los sistemas de seguridad que incorporan el aprendizaje automático y otras tecnologías basadas en la Inteligencia Artificial son esenciales para detectar y detener los ataques contra usuarios y dispositivos conectados. La mayoría de los encuestados coincidió en que los productos de seguridad con funcionalidades de IA ayudarán a reducir en un 68% las falsas alertas, aumentar en un 63% la eficacia de sus equipos, proporcionar una mayor eficiencia en la investigación (60%) y avanzar en su capacidad de descubrir y responder más rápidamente a los ataques sigilosos que hayan logrado evadir los sistemas de defensa perimetral (56%). Además, el 25% de los encuestados afirmó que ya utiliza algún tipo de solución de seguridad basada en IA mientras que un 26% planea hacerlo en los próximos 12 meses. «La IA lleva mucho tiempo ayudando a las soluciones de seguridad y a los profesionales de la misma» «La IA lleva mucho tiempo ayudando a las soluciones de seguridad y a los profesionales de la misma», recuerda Pablo San Emeterio, experto en seguridad. Y basta un sencillo ejemplo para que cualquier usuario lo entienda: «A día de hoy resulta raro que en tu bandeja de entrada encuentres un correo malicioso o spam». Las herramientas de seguridad basadas en IA son un arma más para ayudar a las empresas y usuarios a mantenerse al día frente a los crecientes niveles de amenaza. Sin embargo, no puede ser la única ni es infalible. «La IA y la automatización están siendo puntos clave en la mejora de los departamentos de seguridad de muchas organizaciones, pero no creo que la IA sea o vaya a ser, la única herramienta que permita resolver todos los problemas de ciberseguridad de compañías, instituciones o particulares», explica San Emeterio. «Los procedimientos y las personas siguen siendo puntos vitales sobre los que asentar la seguridad de una organización. No se puede delegar toda la seguridad en la tecnología», defiende. El papel actual de la IA en materia de ciberseguridad se encuentra en múltiples áreas, tales como «la protección del correo electrónico, el análisis de 'malware' o el análisis de tráfico de red», cuenta San Emeterio. «Se puede encontrar algoritmos que agrupan o detectan muestras de malware por sus características o algoritmos que analizan el tráfico de red de una compañía en búsqueda de anomalías, las cuales hagan sospechar sobre la existencia de un 'malware' o de un ataque». Y, aún así, cada día suceden casos. De cara al futuro, veremos. «Hay que aprovechar la potencia de Machine Learning e IA para mejorar determinadas tareas seguridad porque ayudar, seguro que ayuda. Aunque no es algo que esté ampliamente desplegado e implementado, es difícil saber qué resultados da, pero no me parece mala idea», reconoce Martínez. «No creo que la IA sea o vaya a ser, la única herramienta que permita resolver todos los problemas de ciberseguridad de compañías, instituciones o particulares. Los procedimientos y las personas siguen siendo puntos vitales sobre los que asentar la seguridad de una organización. No se puede delegar toda la seguridad en la tecnología» «Creo que no tardaremos en ver Inteligencias Artificiales que realicen el descubrimiento de los activos de información de una organización, para luego llevar a cabo una valoración de dichos activos en base a los procesos de negocio que soportan. Que además puedan surgir controles, procedimientos y políticas para protegerlos o incluso puedan llegar a validar que los controles son realmente efectivos», añade San Emeterio. Las herramientas actuales son insuficientes Lo único claro hasta ahora, es que «las medidas tradicionales de proteger la seguridad de los sistemas no están dando buen resultado (la prueba está en que sigue habiendo compromisos de seguridad a diario)», recuerda el Director Técnico de Securízame. Y en este punto, el estudio recoge también que las herramientas actuales no son suficientes para combatir las ciberamenazas. Sorprende también que dos tercios de los encuestados admitiesen que tienen poca o ninguna capacidad para proteger sus dispositivos IoT de los ataques y parece que al ser preguntados sobre quien es el responsable de seguridad de la empresa, muy pocos tienen a nadie. «No deja de sorprenderme también que en pleno 2018 - añade San Emeterio - y con las campañas de concienciación que se dan en todo tipo de foros, un 70% de los encuestados siga compartiendo con terceras personas su contraseñas o sus dispositivos». En opinión de Martínez, la mayoría de las PYMES españolas no dedican tiempo a estas cosas. «El problema de los dispositivos IoT es que suelen ir en sistemas embebidos que no siempre aportan mecanismos fáciles de actualización para un usuario de nivel medio. Por ello se hace muy complicado reforzar la seguridad de este tipo de equipos», continúa. Basta con recordar el caso de los routers infectados o los que «aportan las operadoras con contraseñas por defecto o predecibles para el acceso Wireless, cámaras de vigilancia, juguetes conectados, etc.», ejemplifica Martínez. «Falta por ver qué pasará con neveras, lavadoras y otros electrodomésticos conectados a internet. Explicarle a una ama de casa que tiene que actualizar el 'firmware' de uno de estos equipos, y que si llama a un técnico le va a costar dinero hacerlo.. Al final, la lavadora se quedará sin actualizar».
06-10-2018 | abc.es
Cómo programar vídeos y emitirlos en falso directo en Facebook
Facebook está decidida a ser el rey del video. Con permiso de YouTube, la principal plataforma para estas vicisitudes, la red social ha lanzado recientemente una nueva función, Facebook Estrenos, que permite publicar un vídeo grabado con anterioridad y compartirlo como si se tratase de una retransmisión en directo. Es decir, un falso directo. Está pensado, como es obvio, para los creadores de contenido y las páginas corporativas. De tal forma que las empresas comerciales, medios de comunicación y usuarios «influencers» podrán potenciar aún más sus propuestas audiovisuales. Crear un «Estreno» es fácil y está disponible dentro de la herramienta de «subida de vídeos» que muchas páginas ya utilizan actualmente. Muchas de las funciones disponibles para los vídeos grabados también están habilitadas , incluidas las herramientas de monetización, como el contenido patrocinado. Esta función, que ya está disponible también en la versión española, permite programar un vídeo con hasta treinta días de antelación. Por el momento, solo se puede utilizar desde el navegador web y no desde la aplicación para dispositivos móviles. El objetivo es, por tanto, incrementar las audiencias con alertas y avisos a los usuarios receptores. Estos videos pregrabados aparecerán en el muro de actualizaciones, News Feed, pero también se podrán compartir a través del servicio Facebook Watch. Los videos de estreno deben tener una duración mínima de 30 segundos. Pasos a seguir: 1.- Estrar en Watch pulsando el icono de la barra de herramientas con forma de «televisión» desde tu página de perfil. 2.- Pulsar en «Añadir vídeo» desde un menú que aparece en la parte superior derecha. Y añadir el contenido deseado. 3.- Rellenar los campos disponible con un titular, una descripción y palabras clave -necesarias para luego encontrarse por otros usuarios-. 4.- Entonces, antes de publicar, el menú deja al usuario la opción de publicarlo ya o seleccionar una fecha y hora para compatirlo, así como decidir el destino del mismo, ya sea el News Feed o tu perfil. 5.- Los usuarios se encontrarán con un evento programado.
05-10-2018 | abc.es
Cómo añadir encuestas a las retransmisiones en vídeo en Facebook
Facebook ha agarrado fuerte el contenido multimedia. La red social aspira a hacer negocio de este formato y empieza a potenciar aún más los vídeos. De ahí nació Watc h, que aspira ser una especie de YouTube, aunque con cierta distancia. Entre las novedades exploradas se encuentra la posiblidad de añadir encuestas durante las retransmisiones en vídeo. Es una opción interesante a tener en cuenta puesto que permite que los creadores de contenido tengan un abanico más de posibilidades de opciones con las que interactuar con su audiencia. Ahí está el enfoque: estas encuestas permiten ayudar a los creadores y a los editores a invitar a sus audiencias a participar y a direccionar los vídeos. Están aora disponibles para todas las páginas a través de la API, la herramienta de publicación en directo, y pronto permitiremos añadir encuestas también a los vídeos bajo demanda. Se pueden realizar en cualquier momento de una emisión. Pasos a seguir: 1.- Acceder a la pestaña «Watch» que se encuentra disponible para la aplicación de los dispositivos móviles. 2.- Seleccionar «Herramientas de publicación» en tu página de Facebook. 3.- En vídeos, hay que hacer clic en «Videoteca». 4- entonces, es necesario empezar la configuración de tu publicación de video en vivo. 5.- A continuación, pulsar en «Conectar» para conectar tu software de codificación con Facebook y darle a publicar, aunque antes añadir un título y descripción al contenido. 6.- Durante la emisión, el usuario emisor se encontrará con diversas opciones para enriquecer el vídeo. Para realizar una encuesta aparecerá el campo que rellenar. Aparecerán sobreimpresionadas en la pantalla. Las marcas, además, tendrán acceso a informes estadísticos con los resultados de la encuesta.
61