Noticias de "facebook"

15-03-2019 | abc.es
Zuckerberg, cada vez más solo en Facebook: su amigo Chris Cox abandona la empresa
La red social más usada del mundo, Facebook, anunció este jueves que abandonarán la compañía dos de sus ejecutivos de más alto nivel, el jefe de Producto, Chris Cox, y el responsable de WhatsApp (propiedad de Facebook), Chris Daniels. En una carta pública dirigida a sus empleados, el consejero delegado y cofundador de la empresa, Mark Zuckerberg, reveló que tanto Cox como Daniels han decidido abandonar la firma después de 13 y 8 años trabajando en ella, respectivamente. Cox fue uno de los primeros ingenieros de Facebook y se le considera muy cercano y amigo personal de Zuckerberg, mientras que Daniels llevaba menos de un año como vicepresidente para la aplicación de mensajería WhatsApp después de haber ejercido como jefe del proyecto Internet.org. «Hace algunos años que Chris (Cox) me lleva comentando su deseo de hacer algo distinto. Es una de nuestras personas con mayor talento y sé que tiene el potencial para hacer lo que quiera», apuntó Zuckerberg en su misiva. Sobre Daniels, indicó que es uno de «los pensadores empresariales más claros y con principios» que jamás ha conocido y que la «diversidad de retos con los que ha ayudado a la compañía resulta impresionante». Estas dos bajas tienen lugar después de que la semana pasada, Zuckerberg prometiese una reconversión de la red social en una «plataforma de comunicaciones centrada en la privacidad» tomando como referente WhatsApp. En esa ocasión, el cofundador de la red social más usada del mundo explicó que la gente «cada vez tiene más interés en conectar con otros de forma privada en lo que sería el equivalente digital de un salón». Según Zuckerberg, Facebook ha visto en los últimos años cómo los mensajes privados, las publicaciones efímeras (al estilo de Snapchat) y la actividad dentro de pequeños grupos en la red social son las áreas de mayor crecimiento en las interacciones online. Al conocerse este jueves la marcha de los dos directivos, varios medios especializados especularon con la posibilidad de que su decisión forme parte de este nuevo enfoque de la compañía. En paralelo, Facebook ha sufrido durante las últimas horas, junto a las plataformas de su propiedad Instagram, Messenger y WhatsApp, una de las «caídas» más largas de su historia, que ha provocado que durante 22 horas entre el miércoles y el jueves millones de usuarios en todo el mundo no pudiesen acceder a algunas de sus funciones.
15-03-2019 | elpais.com
Relevos en la cúpula de Facebook tras la deriva de la red social, la caída mundial y la investigación penal
Los jefes de productos y de WhatsApp dejan la compañía de Zuckerberg tras otro convulso mes
15-03-2019 | abc.es
Polémica alrededor de Facebook Live: el tirador de Nueva Zelanda emitió 17 minutos de masacre
Tragedia en directo. El terrorismo retransmitido en primera persona. El atentado de Nueva Zelanda en dos mezquitas que ha dejado al menos 40 personas a manos de un tirador ha vuelto a emsombrecer los servicios digitales de retransmisión vía «streaming». Fueron 17 minutos de angustia real. El terrorista lo difundió en un vídeo a través de las plataformas Facebook Live y Twitter, que permiten realizar retransmisiones en directo al alcance de cualquiera. La secuencia del tiroteo, emitida en directo en redes sociales por el autor de la masacre, es, cuanto menos, aterradora. Las imágenes se pudieron ver por cualquier persona que tuviera acceso a la plataforma de Mark Zuckerberg. Brenton Tarrant llegó a retransmitir en directo 17 minutos del atentado a través de Twitter y Facebook Live desde sus cuentas personales hasta que fueron bloqueadas. Un tiempo que demuestra la falta de control de este tipo de servicios. Hasta la denuncia por parte de diferentes usuarios, que reportaron un problema, no se cerró la emisión. «La policía nos alertó de un video en Facebook poco después de que comenzara la emisión y rápidamente eliminamos tanto el video como las cuentas integradas. También estamos eliminando cualquier alabanza o apoyo del crimen y el autor tan pronto como seamos conscientes», ha defendido en un comunicado Mia Garlick, responsable de Facebook en Nueva Zelanda. No es la primera vez que este tipo de herramientas se han empleado en la difusión de atentados. En 2017, Steve Stephens, de 37 años, aparecía, por sorpresa, en un video colgado en su perfil de Facebook. En una conexión en directo aseguraba que había matado a trece personas. La muerte, contada en tiempo real. Si bien es cierto que la muerte siempre está presente, las nuevas tecnologías han sufrido en sus carnes cómo servicios en teoría útiles y prácticos como las retransmisiones en directo (Periscope, Twitter, Facebook Live, Twitch?) se han convertido en un arma de doble filo. El «troll», aquellos usuarios que bajo el anonimato han encontrado un paraíso para el insulto, o el criminal de turno lo que quieren en realidad es atención. Propaganda. Y cuanta más, mejor. Por esta razón hay quienes no dudan ni un segundo que encontrarán cobijo en sus actos incívicos, vandálicos o de dudosa actividad. Son casos aislados, es cierto, pero demuestran que las nuevas tecnologías, en muchos casos, se han utilizado para otros fines que no fueron originalmente planificados. Son muchas las cuestiones alrededor de la falta de control sobre este tipo de emisiones. ¿Qué responsabilidades tiene una plataforma «online» ante un crimen de uno de sus usuarios? ¿Hasta qué punto se les puede acusar? ¿Qué pueden hacer? Es más, ¿puede la tecnología anticiparse (y evitar incluso) ante una tragedia? Las políticas de uso registradas en Facebook o Twitter recogen que está literalmente «prohibido hacer apología de la violencia o incitar a ella». Y, para evitarlo, un sistema informático basado en inteligencia artificial se encarga de velar por el cumplimiento de estas normativas. Pero en la mayoría de los casos es la comunidad la encargada de autorregular (o censurar) estos contenidos gracias al uso de una serie de herramientas a su alcance para denunciar y reportar el contenido inapropiado, tal y como sucedió en otro caso similar cuando dos personas de 14 y 15 años violaron a una menor mientras treinta personas lo presenciaban, impasibles, en directo a través de Facebook Live. El problema, de nuevo, se encuentra en los tiempos de reacción. La multinacional americana hace «todo lo posible», como han defendido en declaraciones a este diario en anteriores ocasiones, para frenar este tipo de retransmisiones, pero los usuarios, al final, también tienen responsabilidades a la hora de denunciar los hechos. Las dificultades a la hora de analizar y revisar en tiempo real lo que difunden más de 2.300 millones de personas, las registradas en Facebook, es una de las mayores dificultades de este tipo de plataformas.
15-03-2019 | abc.es
Polémica alrededor de Facebook Live: un tirador de Nueva Zelanda emitió 17 minutos de masacre
La tragedia narrada en directo. El terrorismo retransmitido en primera persona como si se tratase de un videojuego bélico. El atentado de Nueva Zelanda en dos mezquitas que ha dejado al menos 49 personas ha vuelto a emsombrecer los servicios digitales de retransmisión vía «streaming». Fueron 17 minutos de angustia real. Uno de los terroristas lo difundió en un vídeo a través de las plataformas Facebook Live y Twitter, que permiten realizar retransmisiones en directo al alcance de cualquiera. La secuencia del tiroteo, emitida en directo en redes sociales por uno de los autores de la masacre, es, cuanto menos, aterradora. Las imágenes se pudieron ver por cualquier persona que tuviera acceso a la plataforma de Mark Zuckerberg. Brenton Tarrant llegó a retransmitir en directo 17 minutos del atentado a través de Twitter y Facebook Live desde sus cuentas personales hasta que fueron bloqueadas. Un tiempo que demuestra, una vez más, la falta de control de este tipo de servicios. Hasta la denuncia por parte de diferentes usuarios, que reportaron un problema, no se cerró la emisión. «La policía nos alertó de un vídeo en Facebook poco después de que comenzara la emisión y rápidamente eliminamos tanto el vídeo como sus cuentas integradas. También estamos eliminando cualquier alabanza o apoyo del crimen y el autor tan pronto como seamos conscientes», defiende en un comunicado Mia Garlick, responsable de Facebook en Nueva Zelanda. Galería de imágenes Vea la galería completa (18 imágenes) No es la primera vez que este tipo de herramientas se han empleado en la difusión de atentados. En 2017, Steve Stephens, de 37 años, aparecía, por sorpresa, en un vídeo colgado en su perfil de Facebook. En una conexión en directo aseguraba que había matado a trece personas. La muerte, contada en tiempo real. Si bien es cierto que la muerte siempre está presente, las nuevas tecnologías han sufrido en sus carnes cómo servicios en teoría útiles y prácticos como las retransmisiones en directo (Periscope, Twitter, Facebook Live, Twitch?) se han convertido en un arma de doble filo. El «troll», aquellos usuarios que bajo el anonimato han encontrado un paraíso para el insulto, o el criminal de turno sus pretensiones, en realidad, es captar la atención. Mera p ropaganda. Y cuanta más, mejor. Son casos aislados, es cierto, pero demuestran que las nuevas tecnologías, en muchos casos, se han utilizado para otros fines que no fueron originalmente planificados. Son muchas las cuestiones alrededor de la falta de control sobre este tipo de emisiones. ¿Qué responsabilidades tiene una plataforma «online» ante un crimen de uno de sus usuarios? ¿Hasta qué punto se les puede acusar? ¿Qué pueden hacer? Es más, ¿puede la tecnología anticiparse (y evitar incluso) ante una tragedia? Las políticas de uso registradas en Facebook o Twitter recogen que está literalmente «prohibido hacer apología de la violencia o incitar a ella». Para evitarlo, una combinación de sistemas informáticos basados en inteligencia artificial y revisores humanos se encarga de velar por el cumplimiento de estas normativas. Pero en la mayoría de los casos es la comunidad la encargada de autorregular (o censurar) estos contenidos gracias al uso de una serie de herramientas a su alcance para denunciar y reportar el contenido inapropiado, tal y como sucedió en otro caso similar cuando dos personas de 14 y 15 años violaron a una menor mientras treinta personas lo presenciaban, impasibles, en directo a través de Facebook Live. El problema, de nuevo, se encuentra en los tiempos de reacción. La multinacional americana hace «todo lo posible», como han defendido en declaraciones a este diario en anteriores ocasiones, para frenar este tipo de retransmisiones, pero los usuarios, al final, también tienen responsabilidades a la hora de denunciar los hechos. Las dificultades a la hora de analizar y revisar en tiempo real lo que difunden más de 2.300 millones de personas, las registradas en Facebook, es una de las mayores dificultades de este tipo de plataformas.
14-03-2019 | elpais.com
Facebook prepara el ?yo? virtual
La red social investiga cómo conseguir avatares hiperrealistas de los usuarios
14-03-2019 | elpais.com
Investigación penal sobre Facebook en EE UU por su gestión de datos personales
Fiscales federales indagan en los acuerdos que la red social firmó con algunos de las mayores compañías tecnológicas
14-03-2019 | abc.es
WhatsApp quiere luchar contra los bulos: te dejará buscar en Google las imágenes que recibas para comprobar su veracidad
WhatsApp está preparando varias novedades para Android que llegarán próximamente. Y, entre ellas, estará una nueva opción cuyo objetivo es luchar contra la proliferación de noticias falsas. Algo que popularmente se conoce como «fake news». La popular aplicación de mensajería instantánea ya puso en marcha la limitación del reenvío de mensajes a un máximo de cinco chats para luchar las noticias falsas. No hay que olvidar que WhatsApp es propiedad de Facebook , donde el escándalo de Cambridge Analytica evidenció el poder que puede llegar a tener la desinformación. Por esta razón, la «app» sigue innovando. Y está testando una nueva herramienta en Android que pondrá en marcha próximamente. Se trata de la opción «Buscar por imagen» en Google, con la que los usuarios podrán comprobar la veracidad de la imagen que reciban por WhatsApp. Especialmente ahora, en plena campaña electoral, la aplicación es el nicho perfecto en el que se distribuye de forma masiva y sin control, por ejemplo, los clásicos fotomontajes relacionados con políticos. Este tipo de imágenes actúan como «fake news» pero le corresponde al usuario saber si esa información que recibe o reenvía es verdadera. Según ha desvelado «WABetaInfo», WhatsApp está probando en Android la herramienta con la que un usuario pueda buscar esa imagen que recibe en Google. Es decir, basta con tener en un chat dicha fotografía, seleccionarla y dar a la opción «Buscar imagen» («Search image»), que próximamente se pondrá en marcha, para efectuar la búsqueda en Google. Entonces, la «app» abrirá el navegador para mostrar los resultados obtenidos y ayudar al usuario, así, a contrastar la información recibida, de tal manera que le sea más fácil identificarla o no como bulo.
14-03-2019 | abc.es
EE.UU. abre una investigación criminal contra Facebook por el uso masivo de datos personales
Los fiscales federales de Nueva York han abierto una investigación criminal sobre las prácticas de Facebook de compartir datos personales de los usuarios sin su consentimiento, con otras compañías, según ha publicado «The New York Times» este miércoles. Fue a finales de 2018 cuando saltó un nuevo escándalo salpicó a la compañía que dirige Mark Zuckerbeg. Microsoft, Amazon, Spotify o Netflix fueron cuatro de las 150 firmas tecnológicas con las que la red social compartió los datos personales de los usuarios, una información que reveló en exclusiva el mismo diario. El objetivo de Facebook con esta masiva filtración era mejorar el negocio publicitario. Netflix y Spotify, por ejemplo, tuvieron acceso a los mensajes de los usuarios en Messenger para así «sugerir películas, programas de televisión y música». Pero esta comercialización de la vida privada de quienes tienen cuenta en la red social fue aún más allá. Tanto que Amazon, Yahoo y Huawei también colaboraron para, a raíz de los datos compartidos, desarrollar modelos complejos de redes de amigos y sugerir más conexiones. Ahora, un gran jurado de Nueva York ha exigido oficialmente que «al menos dos fabricantes importantes de 'smartphones'» proporcionaran también su información sobre este tema, lo que implicaría a cientos de millones de usuarios. El objetivo de esta causa es aclarar cómo Facebook negoció con las compañías el acceso a los datos privados de los usuarios sin su previo consentimiento. Las investigaciones, que se han ido desvelando en los últimos meses, apuntan a que la popular red social, que cuenta con 2.300 millones de usuario en el mundo, comparte o ha compartido una gran cantidad de datos personales con otras empresas tecnológicas, entre los que se encuentran los fabricantes de móviles, por ejemplo, para que sus servicios sean compatibles con sus sistemas operativos. Y es que todo apunta a que las principales fabricantes de móviles, como Mirosoft, Apple o Samsung, también estarían implicadas en el escándalo, junto a Spotify, Amazon o Netflix. Facebook se defiende La pregunta que se plantea la investigación ahora es si esta práctica se ha hecho de manera transparente para los usuarios. Al tratarse de una investigación criminal, que arrancó hace apenas unos días, Zuckerberg no se enfrenta solo a sanciones económicas. «Ya se ha informado que hay investigaciones federales en curso, incluso por parte del Departamento de Justicia. Como hemos dicho antes, estamos cooperando con los investigadores y tomamos todo esto con seriedad. Hemos dado testimonio públicos, respondido preguntas y prometemos que seguiremos haciéndolo», ha apuntado Facebook en un comunicado. Facebook está en plena controversia sobre el uso de los datos personales de los usuarios desde el escándalo de Cambridge Analytica hace un año. Funcionarios electos, reguladores e investigadores de todo el mundo están investigando si la compañía ha ocultado los detalles en sus prácticas a la hora de intercambiar datos. Solo en los EE.UU., la Comisión Federal de Comercio (FTC) y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), así como el Ministerio de Justicia, están investigando las prácticas de manejo de datos de los usuarios de Facebook. La FTC ya confirmó que ha abierto una investigación no pública sobre las prácticas que utiliza Facebook para gestionar la privacidad de sus usuarios. De hecho, Zuckerberg está negociado una multa millonaria, que podría ser histórica, con la Comisión Federal del Comercio tras la filtración de Cambridge Analytica. La información personal de decenas de millones de usuarios había estado, sin saberlo, en manos de la firma británica Cambridge Analytica, especializada en el análisis de datos, y que trabajó en 2016 para la campaña del candidato republicano Dondald Trump, quien se convirtió en presidente de Estados Unidos. Facebook corre el riesgo de enjuiciamiento civil y penal, incluidas multas importantes, entre otras sanciones. Solo la FTC, podría imponerle una multa de 2.000 millones de dólares.
74