Noticias de "facebook"

15-06-2018 | abc.es
Nuevo abandono en Facebook: el jefe de comunicación renuncia tras los escándalos de privacidad
Otro más, y van tres. Los altos cargos de Facebook están abandonando el barco capitaneado por Mark Zuckerberg con una velocidad asombrosa tras los escándalos relacionados con el uso indebido de datos, con los casos de las «fake news» y Cambridge Analytica como detonantes. Esta vez se trata de un ejecutivo clave, precisamente, en las respuestas que la compañía está ofreciendo para defenderse de todas las acusaciones surgidas a raíz de estos episodios. Elliot Schrage, jefe de comunicaciones y política pública deja la Facebook (además de confidente del propio Zuckerberg y de su segunda a bordo, la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg) abandona su cargo después de una década entre sus filas. La noticia la ha proporcionado la propia empresa, que ha explicado que Schrage permanecerá como asesor de Facebook mientras se elige a su sucesor y, posteriormente, ayudará con proyectos especiales, ha señalado la firma en un comunicado recogido por Reuters. Schrage no tiene planes inmediatos, excepto «comenzar un nuevo capítulo en su vida», agregó la compañía. Parece que el desgaste de lidiar en el que probablemente sea el capítulo más escabroso de la firma creada por Zuckerberg le ha pasado factura. De hecho, The New York Times recoge que Schrage, de 57 años, habría comunicado su decisión de dejar su cargo hace meses, pero que se estaban discutiendo las condiciones. Por el contrario, también existen voces que aseguran que la determinación del hasta ahora jefe de comunicación está motivada por la presión de las altas esferas de Facebook y que no habría abandonado por decisión propia. Desde la compañía niegan este extremo a través de su portavoz Vanessa Chan, quien ha asegurado que Schrage ya habría avisado a Zuckerberg antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016 sobre su intención de abandonar el cargo, pero que permaneció ante los ruegos de Zuckerberg y Sandberg. El tercero en medio año Schrage es al menos el tercer ejecutivo de alto nivel que deja Facebook este año. El primero fue Jan Koum, cofundador y presidente ejecutivo del servicio de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, quien alegó «discrepancias» con la ejecutiva el pasado mes de abril. También ha abandonado su anterior director de seguridad, Alex Stamos, quien saldrá en agosto. El pasado mes de mayo, Facebook anunció la mayor reorganización de su estructura ejecutiva. Marcó tres ámbitos distintos: área de aplicaciones, con el control de de Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger en ella, liderada por Chris Cox; Tecnología, con Mike Schroepfer a la cabeza; y Productos y servicios centrales, bajo el mandato de Javier Olivan.
14-06-2018 | elpais.com
Facebook confirma que rastrea incluso tus movimientos del ratón
La compañía de Mark Zuckerberg utiliza técnicas que permiten conocer los movimientos del cursor del ratón en la pantalla de tu ordenador
13-06-2018 | abc.es
El «yo confieso» por carta de Mark Zuckerberg
Dos meses después de someterse a un «tercer grado» en el Senado de los Estados Unidos (al que le siguió la comparecencia ante el Congreso y hace poco más de un mes su aparición en el Parlamento Europeo), el fundador y responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, dirigió ayer una carta a los senadores para contestar a todas las dudas que en su día dejó sobre la mesa, siendo mucho más rotundo ahora en sus contestaciones. «Los anunciantes, desarrolladores de aplicaciones y editores nos envían información a través de las herramientas publicitarias de Facebook, como el botón "Me gusta"» Facebook guarda información tanto de sus usuarios como de personas que no tienen cuenta en esta red social a través de las páginas y aplicaciones que utilizan su herramienta de publicidad. Es decir, cada persona que se «pasea» por webs que tienen integrada su tecnología (sus anuncios con el típico botón de «Me gusta»), envía información a la plataforma, que a su vez utiliza para poner a punto y puliar su lucrativa tecnología publicitaria, su principal fuente de ingresos. Esta afirmación es mucho más explícita que la ofrecida ante el Senado, donde afirmó: «Puede que haya asuntos específicos sobre cómo usted usa Facebook, incluso cuando no está conectado, de los que hacemos un seguimiento para asegurarnos de que no esté infringiendo las políticas del sistema (..) Sé que la gente utiliza "cookies" en internet, y que las personas pueden asociar la actividad entre diferentes sesiones iniciadas». «Nuestros socios nos proporcionan información de los usuarios fuera de Facebook, incluyendo datos sobre su dispositivo, los sitios web que visita, las compras que hace, los anuncios que ve, tenga o no una cuenta de Facebook» Un apartado para la polémica. Zuckerberg confirma de esta manera que Facebook recopila datos incluso de los usuarios que no están conectados y de aquellos que no poseen cuenta, señalando a sus «socios», que son empresas anunciantes y desarrolladores de aplicaciones principalmente, como los «chivatos» de la ecuación. Y no solo de que ha entrado en determinada página, sino de su interacción dentro de la misma. Sin embargo, el dueño de Facebook matiza que no emplea los llamados «perfiles ocultos» para guardar información sobre aquellas personas que no tienen cuenta en Facebook. «Agregamos esos registros para proporcionar resúmenes y puntos de vista a sitios web y aplicaciones sobre cómo visitan muchas personas sus páginas o cómo utilizan sus productos y características específicas, como nuestro botón» Zuckerberg confiesa de esta manera que toda la información que recopila de la navegación fuera de Facebook después la comparte con sus empresas «socias» (las que se publicitan a través de su plataforma y con su tecnología), una respuesta mucho más concreta que la ofrecida en el Senado, donde dejó claro que su compañía «no vende datos», pero sin especificar hasta qué punto muestra su potencial informativo. «Si un navegador visitó cientos de sitios en los últimos cinco minutos, es una señal de que podría tratarse de un "bot". Sería una muestra de estar ante una cuenta potencialmente falsa», afirma Zuckerberg en la misma respuesta por escrito, argumentando una defensa ante el mal uso de su plataforma por parte de los usuarios («echando balones fuera» de Facebook). Sin embargo, según afirma el estadounidense, no utilizan «datos de navegación web para mostrar anuncios a los no usuarios o almacenar perfiles sobre ellos». «Sí. Recopilamos de ordenadores, teléfonos, televisores y otros dispositivos conectados» La incógnita de hasta dónde se extienden los tentáculos de Facebook queda resuelta: cualquier equipo conectado de un usuario con cuenta en Facebook y que utilice la plataforma, no solo para navegar, sino para, por ejemplo, registrarse en una aplicación diferente a la red social, enviará información no solo acerca de su actividad, sino también sobre los dispositivos que utiliza (marca, modelo, frecuencia de uso e incluso «el nivel de batería», según explica en esta misma respuesta remitida al Senado) para tener un perfil más completo de esa persona. Hasta ahora, Zuckerberg nunca había sido tan rotundo en afirmar acerca de la cantidad de equipos que utiliza para «engordar» su lista de información acerca de los usuarios. De hecho, presencialmente en el Senado afirmó que «no podía asegurar» que su plataforma hiciese uso de dispositivos conectados que no estuvieran conectados a Facebook. «En general no lo hace, pero sí que usa Google o alguna aplicación de mensajería, siempre que el usuario lo permita», remató. De hecho, hace unos días se supo que la compañía otorgó «permisos especiales» sobre datos a fabricantes de dispositivos móviles. «No sabemos cuántos usuarios compartieron datos con Cambridge Analytica, por lo que los 87 millones de afectados son una estimación muy conservadora» Una de las críticas que más se repitió en todas las comparecencias de Zuckerberg (ante el Senado, el Congreso e incluso delante del Parlamento Europeo, donde Zuckerberg acudió a explicar de forma voluntaria el escándalo Cambridge Analytica de manera voluntaria hace apenas un mes) fue que Facebook no quería dar cifras exactas acerca de cuántos usuarios habrían visto sus datos personales comprometidos por el caso de la fuga de datos. Las primeras estimaciones contemplaron que 50 millones de personas habrían sido afectadas directamente, aunque poco después las cifras crecían hasta los 87 millones. En su nueva respuesta, el creador de la red social vuelve a rectificar y asegura que, en realidad, se desconoce el alcance del suceso y que, de hecho, las últimas cifras son «conservadoras». «Hasta la fecha, se han suspendido alrededor de 200 aplicaciones. (..) Muchas son de ?prueba? y nunca fueron accesibles, aunque nuestra investigación está en curso» Aunque la auditoría que Facebook está realizando sobre las aplicaciones que operan en su plataforma y manejan gran cantidad de datos está en marcha, son los medios de comunicación y no la propia compañía quienes están filtrando algunos resultados preliminares. Si bien Zuckerberg informó de que 200 «apps» habrían sido eliminadas por ser sospechosas de recopilar datos como «This is your digital life» (herramienta de la que sacó Cambridge Analytica toda su información para luego influir en procesos políticos como las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU. a favor de Donald Trump o incluso el Brexit), no se habían facilitado los nombres concretos de estas aplicaciones para la opinión pública hasta ahora, donde se señala concretamente a desarrolladores como Kogan, AIQ, Cube You, the Cambridge Psychometrics Center y myPersonality. Con esta afirmación, además, se reconoce que existen más desarrolladores que utilizaron el mismo sistema para recopilar información. «En 2017 tomamos medidas contra unas 370.000 aplicaciones, que van desde la imposición de ciertas restricciones a su eliminación. Por otra parte, hemos requerido que borren los datos a aquellos desarrolladores que han utilizado nuestros datos sin autorización» Sin dar más datos, esta afirmación de Zuckerberg tiene implícita la confirmación de que otras aplicaciones a terceros han abusado de la información recopilada, si bien no se tiene constancia de que se haya avisado a los usuarios que se han podido ver envueltos en estas filtraciones. A pesar de que la compañía ha prometido informar de nuevas filtraciones, de momento solo ha confirmado un error informático que afectó a 14 millones de personas. «Vamos a ofrecer a todos los mismos controles y ajustes, sin importar dónde vivan. Pero también seremos más sensibles a las normas regionales, para tener la flexibilidad de trabajar con los reguladores locales» Zuckerberg se contradice en sus respuestas al Senado afirmando que, por un lado, se aplicarán las mismas políticas de privacidad en toda su plataforma a nivel mundial, pero que se atenderá a las normas específicas de cada país, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR por sus siglas en inglés), mucho más restrictivo que el norteamericano. La explicación de esta enrevesada cita está en el movimiento de la compañía antes de la entrada en vigor de la ley europea, que desplazó 1,5 millones de cuentas alojadas en Irlanda a sus oficinas en Estados Unidos. Algo por lo que Zuckerberg fue la diana de las críticas a pesar de que en el Congreso de su país aseguró que «los mismos controles de seguridad de Facebook estarán en todo el mundo».
12-06-2018 | abc.es
Facebook acaba con el mito: recopila datos de incluso los usuarios que no pertenecen a la red social
Las intenciones Mark Zuckerberg de postulares en política se han esfumado por los últimos escándalos de Facebook, pero apunta maneras; es de esa clase de personas que donde dije digo, digo Diego. Poco a poco va admitiendo algunas de las acusaciones que ha recibido en los dos últimos años. Y eso que siempre las había negado. Al final, por unas cosas u otras, todo se sabe. Es lo que les está pasando a sus declaraciones que se van desmontando conforme pasa el tiempo. Una preocupante sensación que lastra, sin lugar a dudas, su ya maltrecha confianza. El único atributo al que se acoge la sociedad para seguir existiendo. Dos meses después de su «tercer grado» en el Senado de los Estados Unidos, el fundador y líder de Facebook, la mayor red social del mundo, ha contestado a las preguntas que eludió acerca del impacto de Cambridge Analytica. En una extensa carta de 225 páginas (PDF, en inglés) remitida a los senadores, Zuckerberg se ha defendido de los escándalos de privacidad y ha roto, con ello, uno de los mitos que se paseaban entre los más escépticos. Facebook no emplea los llamados perfiles ocultos para monitorizar las actividades de sus usuarios, pero sí reconoce que emplea un sistema de seguimiento sobre los no usuarios. Un rastreo que le sirve para potenciar aún más su lucrativa herramienta publicitaria, su principal fuente de ingresos. Un estrategia que, según los primeros indicios, podría incurrir en técnicas monopolísticas. En su primera declaración, Zuckerberg se mostró ambiguo: «Puede que haya asuntos específicos sobre cómo usa Facebook, incluso cuando no está conectado, de los que hacemos un seguimiento para asegurarnos de que no esté infringiendo las políticas del sistema», deslizó. Y añadió: «Sé que la gente utiliza "cookies" en internet, y que las personas pueden asociar la actividad entre diferentes sesiones iniciadas». Ahora ese misterio queda resuelto, aunque con ciertos matices. «No creamos perfiles para usuarios que no pertenecen a Facebook», defiende en el texto Zuckerberg, al tiempo que insiste en que la compañía que dirige no utiliza el historial de navegación y la aplicación para mandarle anuncios a los usuarios que no son de Facebook ni para personalizar el contenido que ven». Pero, en efecto, sí obtiene información interesante de ellos, de los que no tienen cuenta en la red social, para diseñar campañas de publicidad sujetas a los intereses de los que sí son usuarios miembros. «Cuando los usuarios visitan aplicaciones o sitios web que incluyen nuestras tecnologías, como el botón "Me gusta", nuestros servidores registran automáticamente datos del navegador o la aplicación tales como si un dispositivo o usuario particular visitó el sitio web o la aplicación [..] y cualquier información adicional que el editor de la aplicación decida compartir con Facebook sobre las actividades de la persona en ese sitio», recoge. Facebook también apunta que un usuario que no tenga cuenta puede incluso solicitar una copia de cualquier dato que la red social tenga sobre ellos tan solo rellenando un formulario de solicitud. «Facebook no tiene información que identifique a esa persona [no usuario] y no crea perfiles para este individuo. Usamos el navegador y los registros de la aplicación que nos envían las aplicaciones y los sitios web», recoge el texto. Y lo hace de dos formas. En primer lugar, estos registros son fundamentales para proteger la seguridad y para detectar o prevenir el acceso a cuentas falsas. «Si un navegador visitó cientos de sitios en los últimos cinco minutos es una señal de que el dispositivo podría tratarse de un "bot", y sería una muestra de estar ante cuenta potencialmente falsa si ese navegador intentara registrarse para una cuenta», asegura. Pero, en segundo lugar, la red social sí obtiene esos registros para «proporcionar informes y puntos de vista» para ciertas aplicaciones sobre, por ejemplo, cuántas personas visitan o usan sus productos o usan características específicas como el botón «Me gusta», «pero sin proporcionar ninguna información sobre una persona específica». En su opinión, «no utilizamos datos de navegación web para mostrar anuncios a los no usuarios o almacenar perfiles sobre ellos». Las conexiones de Facebook con los diferentes sistemas operativos móviles y fabricantes de teléfonos móviles también se ha destapado recientemente. La red social ha admitido recientemente haber dado a empresas chinas (Huawei, Lenovo, OPPO y TCL) un acceso especial a los datos de sus usuarios. Unos acuerdos destinados a facilitar a los usuarios el acceso a los servicios de la plataforma. En total, unos sesenta fabricantes de tecnología que tuvieron un «permiso» para integrar las API de Facebook en el sistema operativo y, por tanto, recopilar información sensible de los usuarios como la lista de contactos.
12-06-2018 | elpais.com
Nos vamos a Sónar +D y prometemos contártelo todo
EL PAÍS RETINA, como 'media partner' del evento, retransmitirá la cobertura en directo en Facebook Live y YouTube Live de distintas actividades que tendrán lugar entre los días 13 y 16 de junio
80