Noticias de "facebook"

05-06-2018 | elpais.com
Cada usuario español usa activamente al menos cuatro redes sociales
Facebook y Whatsapp son las redes más utilizadas, pero es Instagram la que gana más usuarios
05-06-2018 | abc.es
Facebook experimenta problemas en su News Feed
Facebook ha experimentado fallos técnicos que afectan, principalmente, a la actualización de su NewsFeed o muro de publicaciones. Unos problemas intermitentes que provocan que, pese a poder subir contenidos, éstos no sumen interacciones por parte de los usuarios y que la primera página de la red social no reciba actualizaciones. Fuentes no oficiales de la filial española de la multinacional norteamericana han confirmado a este diario que la plataforma ha sufrido durante toda la mañana de este martes problemas técnicos. Según Down Detector, un servicio en donde se muestran los registros de fallos de usuarios de los servicios digitales más populares, se recogen interrupciones del servicio en regiones de Centroeuropa y sur de Europa, entre ellos, España. El NewsFeed es la principal vía de entrada a la red social. Una primera visualización que el algoritmo de Facebook, en función de una serie de parámetros, decide organizar y jerarquizar los contenidos publicados por los usuarios. Un espacio de información que ha ido variando a lo largo del tiempo. En uno de sus últimos cambios, la compañía ha ensayado con reducir la cantidad de publicaciones de empresas y procedentes de medios de comunicación para privilegiar los mensajes publicados por los contactos. Una medida encaminada a reducir, en parte, la propagación de las llamadas «fake news» o «noticias falsas», e incitar a los usuarios a consumir más contenidos. Una iniciativa reciente que entronca, precisamente, con esa filosofía de Facebook es la prueba que ha puesto en marcha en España para decidir si, finalmente, cambia ese algoritmo en nuestro país.
04-06-2018 | abc.es
Nuevo potaje de críticas sobre Facebook: compartió datos con sesenta fabricantes de móviles
Facebook vuelve a cocinar un potaje de críticas. Si 2017 se convirtió en su «annus horribilis», el de este año debe marcar un punto de inflexión en su trayectoria. Las crisis de la fuga de datos personales y las polémicas en torno a su benevolencia con las noticias falsas pueden pasarle factura a largo plazo. Y, ahora, se empieza a calentar una nueva polémica: le acusan de compartir datos personales con, al menos, unos sesenta fabricantes de teléfonos móviles inteligentes, que tuvieron acceso privilegiado a la información personal de millones de personas. La multinacional estadounidense ha mantenido, Según publica «The New York Times», acuerdos comerciales con fabricantes de dispositivos móviles con los que ha facilitado acceso a datos personales de sus usuarios. Entre las marcas acusadas se encuentran Samsung o Apple, dos de las que más dinero gestionan pro la venta de estos productos, aunque también se encuentran en la lista firmas como Microsoft, HTC o BlackBerry. La investigación apunta, además, que este acceso a información sensible de la red social se proporcionó sin consentimiento explícito durante diez años, aunque no se especifica el tiempo en que, supuestamente, se ha llevado a cabo este proceso. Un acuerdo entre ambas partes que permitió, al parecer, que los fabricantes tuvieran consultar información de millones de usuarios como el estado civil, sexo, religión o ideología, en caso de que los perfiles de los mismos lo tuvieran agregado, dado que es son datos opcionales. Y siguen vigentes en la actualidad, según las primeras hipótesis. Además de estos datos, se cree que Facebook también ha proporcionado a las marcas información a los contactos y amigos de los usuarios, un acceso privilegiado que pudieron romper las restricciones supuestamente implantadas por la red social. Esta práctica, según la Comisión Federal de Comercio, ya no se produce. El escándalo de Cambridge Analytica no ha hecho más que poner de manifiesto cómo Facebook había mirado hacia otro lado durante muchos años en el efervescente ecosistema de los desarrolladores que construían aplicaciones en su plataforma. Muchos de ellos exitosos, que van desde conocidos juegos móviles como Zynga, el creador del juego FarmVille, hasta otros más pequeños, como el de la consultora vinculada al gabinete de Donald Trump que usó un cuestionario instalado por unos 300.000 usuarios para acceder a los perfiles de hasta 87 millones de sus amigos. Esos desarrolladores se basaron en los canales de datos públicos de Facebook, conocidos como interfaces de programación de aplicaciones o API que, a partir de 2007, la compañía también los relacionó con datos privados para fabricantes de dispositivos. El detalle que no ha pasado por alto es que la «app» ha venido preinstalada en algunos modelos de teléfonos. La red social confirma parte de la información La compañía ha negado haber intercambiado los datos, pero sí ha admitido haber compartido otros como la lista de contactos y las imágenes en los casos en que sus usuarios habían dado el correspondiente consentimiento, a la vez que ha desmentido abusos por parte de los fabricantes. Eso sí, con un matiz: estos acuerdos no suponen ningún peligro adicional. «Aunque estamos de acuerdo con muchas de las preocupaciones pasadas sobre el control de información de Facebook a través de aplicaciones de terceros, no estamos de acuerdo con los problemas que han planteado sobre estas APIs», sostiene en un comunicado Ime Archibong, vicepresidente de producto de asociacines de Facebook. «Esto es muy diferente de las API públicas utilizadas por desarrolladores externos, como Aleksandr Kogan. A estos desarrolladores de terceros no se les permitió ofrecer versiones de Facebook a los usuarios y, en cambio, utilizaron la información de la red social que los usuarios compartieron con ellos para crear experiencias completamente nuevas», añade.
04-06-2018 | abc.es
Facebook admite que compartió datos de sus usuarios con los fabricantes de móviles
Facebook vuelve a cocinar un potaje de críticas. Si 2017 se convirtió en su «annus horribilis», el de este año debe marcar un punto de inflexión en su trayectoria. Las crisis de la fuga de datos personales y las polémicas en torno a su benevolencia con las noticias falsas pueden pasarle factura a largo plazo. Y, ahora, se empieza a calentar una nueva polémica: le acusan de compartir datos personales con, al menos, unos sesenta fabricantes de teléfonos móviles inteligentes, que tuvieron acceso privilegiado a la información personal de millones de personas. La multinacional estadounidense ha mantenido, Según publica «The New York Times», acuerdos comerciales con fabricantes de dispositivos móviles con los que ha facilitado acceso a datos personales de sus usuarios. Entre las marcas acusadas se encuentran Samsung o Apple, dos de las que más dinero gestionan pro la venta de estos productos, aunque también se encuentran en la lista firmas como Microsoft, HTC o BlackBerry. La investigación apunta, además, que este acceso a información sensible de la red social se proporcionó sin consentimiento explícito durante diez años, aunque no se especifica el tiempo en que, supuestamente, se ha llevado a cabo este proceso. Un acuerdo entre ambas partes que permitió, al parecer, que los fabricantes tuvieran consultar información de millones de usuarios como el estado civil, sexo, religión o ideología, en caso de que los perfiles de los mismos lo tuvieran agregado, dado que es son datos opcionales. Y siguen vigentes en la actualidad, según las primeras hipótesis. Además de estos datos, se cree que Facebook también ha proporcionado a las marcas información a los contactos y amigos de los usuarios, un acceso privilegiado que pudieron romper las restricciones supuestamente implantadas por la red social. Esta práctica, según la Comisión Federal de Comercio, ya no se produce. El escándalo de Cambridge Analytica no ha hecho más que poner de manifiesto cómo Facebook había mirado hacia otro lado durante muchos años en el efervescente ecosistema de los desarrolladores que construían aplicaciones en su plataforma. Muchos de ellos exitosos, que van desde conocidos juegos móviles como Zynga, el creador del juego FarmVille, hasta otros más pequeños, como el de la consultora vinculada al gabinete de Donald Trump que usó un cuestionario instalado por unos 300.000 usuarios para acceder a los perfiles de hasta 87 millones de sus amigos. Esos desarrolladores se basaron en los canales de datos públicos de Facebook, conocidos como interfaces de programación de aplicaciones o API que, a partir de 2007, la compañía también los relacionó con datos privados para fabricantes de dispositivos. El detalle que no ha pasado por alto es que la «app» ha venido preinstalada en algunos modelos de teléfonos. La red social confirma parte de la información La compañía ha negado haber intercambiado los datos, pero sí ha admitido haber compartido otros como la lista de contactos y las imágenes en los casos en que sus usuarios habían dado el correspondiente consentimiento, a la vez que ha desmentido abusos por parte de los fabricantes. Eso sí, con un matiz: estos acuerdos no suponen ningún peligro adicional. «Aunque estamos de acuerdo con muchas de las preocupaciones pasadas sobre el control de información de Facebook a través de aplicaciones de terceros, no estamos de acuerdo con los problemas que han planteado sobre estas APIs», sostiene en un comunicado Ime Archibong, vicepresidente de producto de asociacines de Facebook. «Esto es muy diferente de las API públicas utilizadas por desarrolladores externos, como Aleksandr Kogan. A estos desarrolladores de terceros no se les permitió ofrecer versiones de Facebook a los usuarios y, en cambio, utilizaron la información de la red social que los usuarios compartieron con ellos para crear experiencias completamente nuevas», añade.
04-06-2018 | elpais.com
Facebook también compartió los datos de los usuarios con los fabricantes de móviles
La tecnológica dio acceso a los perfiles de sus usuarios y a los de sus 'amigos' a al menos 60 empresas, entre ellas Samsung o Apple
04-06-2018 | abc.es
Nuevo potaje de críticas sobre Facebook: le acusan de compartir datos con los fabricantes de móviles
Facebook vuelve a cocinar un potaje de críticas. Si 2017 se convirtió en su «annus horribilis», el de este año debe marcar un punto de inflexión en su trayectoria. Las crisis de la fuga de datos personales y las polémicas en torno a su benevolencia con las noticias falsas pueden pasarle factura a largo plazo. Y, ahora, se empieza a calentar una nueva polémica: le acusan de compartir datos personales con, al menos, unos sesenta fabricantes de teléfonos móviles inteligentes. La multinacional estadounidense ha mantenido, Según publica «The New York Times», acuerdos comerciales con fabricantes de dispositivos móviles con los que ha facilitado acceso a datos personales de sus usuarios. Entre las marcas acusadas se encuentran Samsung, una de las que más dinero gestionan pro la venta de estos productos, aunque también se encuentran en la lista firmas como Microsoft o BlackBerry. La investigación apunta, además, que este acceso a información sensible de la red social se proporcionó sin consentimiento explícito durante diez años, aunque no se especifica el tiempo en que, supuestamente, se ha llevado a cabo este proceso. Un acuerdo entre ambas partes que permitió, al parecer, que los fabricantes tuvieran consultar información de millones de usuarios como el estado civil, sexo, religión o ideología, en caso de que los perfiles de los mismos lo tuvieran agregado, dado que es son datos opcionales. Y siguen vigentes en la actualidad, según las primeras hipótesis. Además de estos datos, se cree que Facebook también ha proporcionado a las marcas información a los contactos y amigos de los usuarios, un acceso privilegiado que pudieron romper las restricciones supuestamente implantadas por la red social. El escándalo de Cambridge Analytica no ha hecho más que poner de manifiesto cómo Facebook había mirado hacia otro lado durante muchos años en el efervescente ecosistema de los desarrolladores que construían aplicaciones en su plataforma. Muchos de ellos exitosos, que van desde conocidos juegos móviles como Zynga, el creador del juego FarmVille, hasta otros más pequeños, como el de la consultora vinculada al gabinete de Donald Trump que usó un cuestionario instalado por unos 300.000 usuarios para acceder a los perfiles de hasta 87 millones de sus amigos. Esos desarrolladores se basaron en los canales de datos públicos de Facebook, conocidos como interfaces de programación de aplicaciones o API que, a partir de 2007, la compañía también los relacionó con datos privados para fabricantes de dispositivos. El detalle que no ha pasado por alto es que la «app» ha venido preinstalada en algunos modelos de teléfonos. La red social confirma parte de la información La propia compañía estadounidense ha confirmado parte de la investigación, aunque ha matizado que estos acuerdos no suponen ningún peligro adicional: «Aunque estamos de acuerdo con muchas de las preocupaciones pasadas sobre el control de información de Facebook a través de aplicaciones de terceros, no estamos de acuerdo con los problemas que han planteado sobre estas APIs», sostiene en un comunicado Ime Archibong, vicepresidente de producto de asociacines de Facebook. «Esto es muy diferente de las API públicas utilizadas por desarrolladores externos, como Aleksandr Kogan. A estos desarrolladores de terceros no se les permitió ofrecer versiones de Facebook a los usuarios y, en cambio, utilizaron la información de la red social que los usuarios compartieron con ellos para crear experiencias completamente nuevas», añade.
04-06-2018 | abc.es
Los adolescentes abandonan a Facebook pero se refugian aunque no lo sepan en Facebook
Acertada visión de futuro tuvo Mark Zuckerberg cuando en 2012 compró Instagram, una red de fotografía que había puesto de moda aquello de ponerle filtros a la vida. Con el tiempo, los mil millones de euros desembolsados se saborean como una ganga. Porque, ahora, y en medio del huracán de los cambios de hábitos entre los consumidores, es una de las plataformas preferidas por los nuevos internautas, es decir, adolescentes y jóvenes usuarios que buscan abrirse un perfil en una red social donde están sus amigos. Básicamente, los servicios que más han crecido en los últimos dos años tienen algo en común: están especializados en la imagen. Instagram, con más de 800 millones de usuarios registrados, es uno de los que está recogiendo a los usuarios que «pasan», literalmente, de Facebook. La gracia de todo esto es que pese a que dan de lado la red social del «me gusta» se refugian en otras plataformas que tienen al mismo director de orquesta. Así que para el caso, es caer en sus mismos deseos. Porque lo más curioso es que, pese a la matraca que damos los medios, hay una inmensa cantidad de personas que no saben que Instagram forma parte de la multinacional Facebook. Y eso es para hacérselo mirar. Solo YouTube, plataforma de vídeos de Google, y la independiente Snapchat amasan grandes números por su cuenta. Según un estudio de la consultora Pew Research Center, los adolescentes estadounidenses han empezado a abandonar Facebook. Y los números, pese a que pueden camuflarse entre el continuo aumento global, han disminuido significativamente desde hace tres años. En concreto, el informe desvela que los jóvenes que aseguran formar parte de Facebook ha caído desde el 71% al 51% en la actualidad. Una realidad explicada por el continuo trasvase de usuarios que reciben Instagram y Snapchat. ¿Qué quiere decir esto? Que esa mitad de los usuarios estadounidenses entre 13 y 17 años que interactúan en la red social es cada vez menor. Su uso es «notablemente más bajo» en comparación con aquellos usuarios que dicen utilizar YouTube (con el 85%), Instagram (72%) y Snapchat (69%). Unos datos que han pasado del 2015 de cifras muy alejadas (52% para Instagram, 41% para Snapchat), aunque también es cierto que la aplicación de chat del fantasma ha tenido una gran explosión entre 2015 y 2016, aunque en España sigue siendo un servicio residual casi sin éxito. Peor suerte lleva Twitter, la red favorita de solo el 32% de los adolescentes. No es el primer estudio que indica que los adolescentes han empezado a abandonar Facebook. En febrero de este año, un estudio de la consultora eMarketer estimó que la base de usuarios de Facebook entre los estadounidenses de 12 a 17 años disminuyó un 9,9% en 2017, tres veces más de lo que se desveló en agosto. Entonces, las previsiones eran poco halagüeñas: este año se apuntó a la pérdida de 2,1 millones de usuarios menores de 25 años. A pesar de este éxodo sigue siendo la plataforma social más grande del mundo con 2.230 millones de usuarios mensuales.
83