Noticias de "facebook"

09-02-2018 | abc.es
Facebook prueba un botón «No me gusta» (pero no será como piensas)
Que sí, que no, que caiga un chaparrón. Desde el principio de los tiempos de Facebook ha paseado como un permanente sueño la implementación de un botón «No me gusta». En términos sociales podría estar más que justificado como equilibrio al discurso. Siempre, siempre, siempre se ha rechazado por el mismo motivo: puede representar un caos en las conversaciones. Nunca ha cedido. Aún así, se vuelve a rescatar como uno de las funciones que estudia la multinacional estadounidense. La posibilidad de mostrar opiniones negativas sigue siendo una de las opciones más deseadas entre sus usuarios. Todo indicaba que tarde o temprano harían algo similar. Según ha desvelado el medio especializado «Techcrunch», Facebook prepara la incorporación de una nueva interacción dentro de la plataforma que permitirá, en principio, rechazar los comentarios inapropiados y ocultarlos de la conversación. Una decisión, no obstante, que puede derivar en críticas y denuncias sobre la existencia de censura y, por extensión, acusar directamente al servicio de su papel como responsable del contenido publicado. Bajo el nombre de «Downvote» -voto negativo, en español-, en caso que finalmente entre en vigor esta medida se añadirá al resto de reacciones ya existentes como las reacciones, el clásico «Me gusta» o responder. Facebook, por tanto, ha rechazado de facto que esté realmente trabajando en un botón «No me gusta» como se entendería. La única opción del editor del contenido publicado sería la de calificar un comentario determinado (posiblemente cargado de insultos y opiniones extremistas) como «ofensivo», «engañoso» o «fuera de lugar». El objetivo, por tanto, es señalas las razones por las que se ha vetado esa opinión. ¿Será pues una estrategia para controlar las «noticias falsas»? Los primeros detalles que han trascendido apuntan a que esta interacción forma parte de una serie de pruebas entre un grupo limitado de usuarios. Facebook ha confirmado que estaba probando la función entre el 5% de los usuarios localizados en Estados Unidosde y con actividad en la plataforma en Android como una medida para ayudar a evaluar si ciertos comentarios sobre publicaciones públicas son inapropiados. En las «reacciones» de Facebook ya se incluyeron algunos sentimientos negativos como estar enojado, mientras que en Messenger, la aplicación de mensajes, sí se añadió una opción de estar en desacuerdo simbolizado con el característico pulgar hacia abajo.
09-02-2018 | elpais.com
El diario brasileño ?Folha de São Paulo? deja de publicar su contenido en Facebook
El periódico brasileño ha tomado esta decisión tras un cambio en el algoritmo de esta red social que ha disminuido "la visibilidad del periodismo profesional"
09-02-2018 | elpais.com
Tres ideas para que Facebook solucione sus problemas
El autor cree que la red social ha creado "un servicio con un poder, un atractivo y un potencial adictivo enormes", pero critica que no ha sabido madurar en consonancia con ese poder
08-02-2018 | abc.es
Facebook pierde por primera vez usuarios en España
El abrumador e incomparable crecimiento de Facebook ha empezado a dar muestras de agotamiento. El «mundo feliz» que quiere Mark Zuckerberg se ha tambaleado ligeramente. En el último trimestre, ha tropezado con dos piedras, EE.UU. y Canadá, donde por primera vez ha perdido usuarios. Pero en España esa tendencia también se ha producido. Pese a que la red social aglutina unos 23 millones de usuarios registrados en este país, en 2017 se ha dejado un 4,16% de usuarios en comparación con el año anterior. En contraposición con esa situación, Twitter e Instagram han granado usuarios (8,8% y 35,4%, respectivamente), una muestra que cada vez más los internautas se encuentran cada vez más cómodos en otras alternativas sociales a la hora de compartir sus experiencias y publicar fotografías rápidamente. Según el «IV Informe sobre Redes Sociales en las 50 ciudades españolas más pobladas» (PDF), publicado por la consultora The Social Media Family, Instagram alcanzó su cénit durante el año 2016 superando la barrera de los 10 millones de usuarios. En concreto, unos 13 millones de españoles disponen de un perfil de esta plataforma dedicada a subir fotografías, lo que equivale al 28% a la población total de España, aunque eso no quiere decir que un perfil suponga una persona física, dado que un mismo usuario puede gestionar varias cuentas. Aún así, el dato es revelador acerca del panorama actual de las redes sociales en la que, también, se encuentra tercero en discordia Twitter, que se acerca a los cinco millones de perfiles. Según los datos facilitados por la propia plataforma recientemente, Facebook contaba en julio de 2017 con 2.070 millones de usuarios activos mensuales, una «cifra más que respetable» apuntan los expertos, máxime a que se estima que en todo el planeta hay unos 3.500 millones los internautas. En 2014, Facebook contaba aglutinaba a 20 millones de personas; 22 millones, en 2015; y 24 millones en el año 2016. Ahora, se queda en 23 millones. Twitter, por su parte, ha mantenido en los últimos años un incremento de usuarios constante, pasando de los 3,5 millones de perfiles que registraba en 2014 hasta lograr unos 4,9 millones en 2017. El crecimiento de Instagram ha sido, por contra, espectacular: 13 millones de usuarios en tres años. En 2015 se contabilizaban unos 7,4 millones de usuarios, mientras que en 2016 se llegó a 9,6 millones de usuarios. El informe constata además que se han identificado más perfiles de Facebook que habitantes en ciudades como Barcelona, Valencia, Sevilla o Málaga. «A pesar de lo llamativo de dicha cifra, no ha dejado de repetirse a lo largo de las cuatro ediciones del informe, por lo que no se trata de ningún error de cálculo, sino más bien un compendio de coyunturas», apuntan los expertos. Desde el punto de vista cuantitativo, los datos relativos a Instagram presentan «una gran evolución», siendo Barcelona, con un 87%, la ciudad con mayor número de perfiles (2,3 millones). Valencia, con un 22,33% y 980.000 usuarios, es la ciudad que mayor número de perfiles de Twitter, seguido de Sevilla (1,1 millones). Asimismo, la investigación apunta que, en términos cuantitativos, Madrid continúa siendo la ciudad con un mayor número de perfiles en Facebook (3,1 millones de perfiles), Twitter (560.512 perfiles) e Instagram (1,8 millones de perfiles). En el caso de Twitter, después de Madrid, también aparece la ciudad condal (346.248), Valencia (176.457) y Sevilla (152.451); en Instagram, Barcelona cuenta con 1,4 millones de perfiles, Sevilla con 530.000 y Valencia con 500.000. En relación con la edad de los perfiles en cada red social, el estudio concluye que Facebook es la más intergeneracional, con cifras muy similares entre los menores de 39 años (52%) y los mayores de 40 (42%); mientras que Instagram es en la que abundan «millennials» (hasta el 65% de los perfiles tiene entre 18 y 39 años). Otro detalle que se refleja es que solo el 25,7% de los usuarios analizados indican a la red social su estado civil, dejando patente que son más las mujeres que se declaran abiertamente casadas, mientras que por el contrario los hombres son más proclives a revelar su estado de soltería. El 35,7% de los perfiles analizados declaran en su biografía haber finalizado sus estudios universitarios o seguir cursándolos.
08-02-2018 | abc.es
Facebook pierde el 4% de sus usuarios en España en 2017
El abrumador e incomparable crecimiento de Facebook ha empezado a dar muestras de agotamiento. El «mundo feliz» que quiere Mark Zuckerberg se ha tambaleado ligeramente. En el último trimestre, ha tropezado con dos piedras, EE.UU. y Canadá, donde por primera vez ha perdido usuarios. Pero en España esa tendencia también se ha producido. Pese a que la red social aglutina unos 23 millones de usuarios registrados en este país, en 2017 se ha dejado un 4,16% de usuarios en comparación con el año anterior. En contraposición con esa situación, Twitter e Instagram han granado usuarios (8,8% y 35,4%, respectivamente), una muestra que cada vez más los internautas se encuentran cada vez más cómodos en otras alternativas sociales a la hora de compartir sus experiencias y publicar fotografías rápidamente. Según el «IV Informe sobre Redes Sociales en las 50 ciudades españolas más pobladas» (PDF), publicado por la consultora The Social Media Family, Instagram alcanzó su cénit durante el año 2016 superando la barrera de los 10 millones de usuarios. En concreto, unos 13 millones de españoles disponen de un perfil de esta plataforma dedicada a subir fotografías, lo que equivale al 28% a la población total de España, aunque eso no quiere decir que un perfil suponga una persona física, dado que un mismo usuario puede gestionar varias cuentas. Aún así, el dato es revelador acerca del panorama actual de las redes sociales en la que, también, se encuentra tercero en discordia Twitter, que se acerca a los cinco millones de perfiles. Según los datos facilitados por la propia plataforma recientemente, Facebook contaba en julio de 2017 con 2.070 millones de usuarios activos mensuales, una «cifra más que respetable» apuntan los expertos, máxime a que se estima que en todo el planeta hay unos 3.500 millones los internautas. En 2014, Facebook contaba aglutinaba a 20 millones de personas; 22 millones, en 2015; y 24 millones en el año 2016. Ahora, se queda en 23 millones. Twitter, por su parte, ha mantenido en los últimos años un incremento de usuarios constante, pasando de los 3,5 millones de perfiles que registraba en 2014 hasta lograr unos 4,9 millones en 2017. El crecimiento de Instagram ha sido, por contra, espectacular: 13 millones de usuarios en tres años. En 2015 se contabilizaban unos 7,4 millones de usuarios, mientras que en 2016 se llegó a 9,6 millones de usuarios. El informe constata además que se han identificado más perfiles de Facebook que habitantes en ciudades como Barcelona, Valencia, Sevilla o Málaga. «A pesar de lo llamativo de dicha cifra, no ha dejado de repetirse a lo largo de las cuatro ediciones del informe, por lo que no se trata de ningún error de cálculo, sino más bien un compendio de coyunturas», apuntan los expertos. Desde el punto de vista cuantitativo, los datos relativos a Instagram presentan «una gran evolución», siendo Barcelona, con un 87%, la ciudad con mayor número de perfiles (2,3 millones). Valencia, con un 22,33% y 980.000 usuarios, es la ciudad que mayor número de perfiles de Twitter, seguido de Sevilla (1,1 millones). Asimismo, la investigación apunta que, en términos cuantitativos, Madrid continúa siendo la ciudad con un mayor número de perfiles en Facebook (3,1 millones de perfiles), Twitter (560.512 perfiles) e Instagram (1,8 millones de perfiles). En el caso de Twitter, después de Madrid, también aparece la ciudad condal (346.248), Valencia (176.457) y Sevilla (152.451); en Instagram, Barcelona cuenta con 1,4 millones de perfiles, Sevilla con 530.000 y Valencia con 500.000. En relación con la edad de los perfiles en cada red social, el estudio concluye que Facebook es la más intergeneracional, con cifras muy similares entre los menores de 39 años (52%) y los mayores de 40 (42%); mientras que Instagram es en la que abundan «millennials» (hasta el 65% de los perfiles tiene entre 18 y 39 años). Otro detalle que se refleja es que solo el 25,7% de los usuarios analizados indican a la red social su estado civil, dejando patente que son más las mujeres que se declaran abiertamente casadas, mientras que por el contrario los hombres son más proclives a revelar su estado de soltería. El 35,7% de los perfiles analizados declaran en su biografía haber finalizado sus estudios universitarios o seguir cursándolos.
08-02-2018 | elpais.com
Peligro: las redes sociales distorsionan la realidad
El autor reflexiona sobre cómo el uso de Facebook, Instagram o LinkedIn puede incrementar el sentimiento de inseguridad de muchas personas.
06-02-2018 | abc.es
Fueron «lo más» en la época de los años noventa cuando llegaron las primeras conexiones domésticas de internet. Con la perspectiva que otorga el tiempo, las animaciones en formato GIF quedaron desterradas y sustituidas por otros motivos gráficos, en teoría, más propios de los protocolos de internet. Con los años, y gracias a la popularización de las aplicaciones de mensajería instantánea y al calor de las redes sociales, que han modificado las estructuras conversacionales de los seres humanos, han regresado por todo lo alto. La segunda vida de estas imágenes en movimiento se han convertido en los cimientos desde los que se levantan los comentarios jocosos de los internautas, la aparición y refuerzo de los «memes» y una nueva forma para comunicarse. De ahí que las principales redes sociales y «apps» de chat se hayan rendido a lo evidente y hayan apostado por integrar funciones para compartir GIF entre sus usuarios. En su mayoría tiran de plataformas y agregadores de estas imágenes, como Giphy, una de las más populares. Desde ahí, los usuarios pueden buscar propuestas para enriquecer sus conversaciones en base a unos criterios de búsqueda o por diferentes temáticas. Esa tarea se hace en función de las imágenes ya recopiladas, pero también es posible crear tus propios GIF fácilmente a partir de un video o fotografías. Los pasos, en líneas generales, son bastante accesibles para cualquier usuario, independientemente de sus conocimientos. Desde Giphy: rápido y social Como decimos, Giphy es la mayor comunidad de imágenes en formato GIF del mundo. Ahí se pueden encontrar miles de reacciones, que se pueden o bien descargar en un archivo local o compartirlo directamente en tu perfil de alguna red social. Es posible que, por ejemplo, se pueda buscar directamente en la misma red social como Twitter dado que incorpora un buscador interno. Pero, afortunadamente, la tarea de producir un GIF está abierta a cualquier usuario. Tan solo hay que tomar de base un video en particular, que no supere los sesenta segundos de duración, y practicar el corte y duración de la animación que se desea. Lo lógico es que se delimite un momento divertido o singular que tenga sentido como para ser compartido entre los usuarios. La duración de la animación no puede superar los 15 segundos. Esta herramienta también incluye la posibilidad de editar texto y otros recursos, añadir «stickers» o pegatinas, pasar filtros de imagen (sepia, blanco y negro? ) o, incluso, dibujar. Entonces, la idea ya se puede subir directamente a la plataforma, desde donde compartirlo posteriormente. Desde otros servicios web: limitados pero útiles Es posible que se desee utilizar otros servicios web gratuitos disponibles para tal fin. Hay muchos ejemplos, por ejemplo, Makeagif, Gickr, Bloggif o Gifsoup. Ambas plataformas son fáciles de utilizar. Solo hay que seguir los pasos que informan, pero da la opción por ejemplo de convertir un video de YouTube a GIF, de Facebook a GIF o, la más interesante y personal, recortar un video propio para convertirlo en este formato que está revolucionando las redes sociales en los últimos años. Ambas permiten seleccionar la duración, la velocidad del mismo, personalizar el tamaño, así como poner marcos, introducir texto y demás caracteres. Desde WhatsApp: cómodo y efectivo Otra opción que existe en caso de ser usuario de la aplicación WhatsApp es crear y compartir el GIF propio a través de esta «app». Es otra operación sencilla, que se incluye en las últimas versiones del servicio. Para hacerlo posible es necesario contar con el video en cuestión al que se le quiere pegar el tajo ya descargado. Sirve, por supuesto, uno que hayamos grabado directamente desde el terminal. Entonces, y solo entonces, es posible agregarlo desde una ventana de chat. Para convertirlo en GIF hay que tirar de una herramienta de edición que permite recortar el contenido de video en 5-6 segundos de duración. En ese momento aparecerá un botón en la parte superior derecha (iOS y Android) que informa que es posible pasarlo a formato GIF. Y, hala, a mandárselo a alguien. Aplicaciones dispuestas a darte GIF En las tiendas de aplicaciones también se pueden encontrar diversos servicios especializados o, al menos, con funciones propias para editar y crear animaciones GIF. Por ejemplo, podemos encontrar GIF Keyboard, Momento, GiphyCam, PicArts, GIFO, cuya mecánica es sencilla. Teniendo a mano el video a recortar o las imágenes a hacer el montaje tan solo hay que importarlas directamente desde la «app» y seguir los pasos.
05-02-2018 | abc.es
Nuevo bulo en Facebook: el niño que llora con una dirección en la mano
Que las redes sociales están llenas de bulos no es algo nuevo: desde desaparecidos que no son tal a enfermos que piden dinero para tratamientos. La última «engañifa» es la historia de un niño que llora solo en una acera con una dirección en la mano. Según el mensaje, difundido por Facebook, se trata del «modus operandi» de una banda criminal que roba, secuestra y hasta viola a los «incautos» que acompañen al menor al lugar donde indica la nota. Sin embargo, la Policía Nacional ha desmentido a través de su cuenta de Twitter que se estén produciendo sucesos parecidos. Las autoridades han insistido en «desconfiar de este tipo de mensajes», y de asegurarse de la veracidad de los mismos antes de reenviarlos. En el mensaje de Facebook se puede leer el siguiente texto: «Para los que salen por la noche, a los que salen de la universidad, trabajo, y a la salida de los colegios: si encuentran a un niño que llora en la calle, con una dirección en la mano, y les dice que lo acompañen a esa dirección (aunque sea cercana), llamen o llévenlo a la Policía en lugar de a esa dirección. Es el nuevo método que están usando para el secuestro, robo y violaciones. Atención. Seamos sabios. Comparta esta información. Nunca se sabe si nos toca. Compartir no cuesta nada, solo unos segundos. ¡Gracias!». Desconfía de este tipo de mensajes que no proceden de fuentes oficiales ? ¡Asegúrate de su veracidad antes de reenviar!#StopBulos pic.twitter.com/AFduIMteUV? Policía Nacional (@policia) 3 de febrero de 2018El mensaje de la Policía Nacional ha sido compartido un centenar de veces desde que se publicase este fin de semana. Sigue la estela de otros bulos, como el reciente sobre la condición cancerígena de la pulsera Xiaomi.
05-02-2018 | abc.es
Antiguos miembros de Facebook y Google luchan ahora contra todo aquello que construyeron
Asentaron las bases de algunos de los avances de la tecnología de consumo que, con el tiempo, se han integrado en la vida diaria de millones de personas hasta el punto que, muchas de ellas, casi no despegan los ojos de las pantallas. Pero en los últimos meses se ha producido una quiebra en la percepción social sobre este tipo de servicios a priori tan inocentes. Algunas de las mentes más brillantes y expertos en tecnología han iniciado una cruzada contra los servicios digitales que construyeron, que potenciaron, que desarrollaron y que, por extensión, han provocado atención y adicción en las sociedades actuales. La aparición de diversas voces autorizadas y figuras potentes en el sector que claman a los cuatro vientos aquello por lo que se esforzaron en levantar ha abierto una nueva visión de una sociedad tecnologizada. Un grupo de expertos en tecnología y emprendedores de Silicon Valley, la cuna de la innovación, que estuvieron involucrados en los avances y desarrollos de las grandes firmas Google y Facebook, se han unido para denunciar los «efectos nocivos» de las redes sociales y los teléfonos móviles inteligentes. En un manifiesto fundación del llamado Centro de Tecnología Humana -Center for Humane Technology, en inglés-, estos expertos, pioneros en algunos aspectos de la tecnología que está a nuestro alrededor, se muestran interesados en comprender cómo impacta la transformación digital en la cultura y en la sociedad y de qué manera las técnicas de diseño y las estructuras de las empresa «impulsan la forma en que la tecnología secuestra» las mentes de los usuarios. «Estamos avanzando en soluciones inteligentes para cambiar el sistema», rezan los estatutos de esta institución. «Estamos avanzando en soluciones inteligentes para cambiar el sistema» El grupo incluye a ex empleados de algunas de las compañías tecnológicas más grandes de este momento como Tristan Harris (ex de Google), Sandy Parakilas (exgerente de operaciones de Facebook), Lynn Fox (exejecutiva de comunicaciones de Apple y Google), Dave Morin (que formó parte del plantel ejecutivo de Facebook), Justin Rosenstein (creador del botón «Me Gusta» en Facebook) o Renée DiResta (una tecnóloga experta en comportamientos de los «bots»). El escenario que han perfilado estos expertos es que la tecnología actual ha derivado en una adicción profunda entre los usuarios. «Lo que comenzó como una carrera para monetizar nuestra atención ahora está erosionando los pilares de nuestra sociedad: la salud mental, la democracia, las relaciones sociales y nuestros hijos», sostienen en un comunicado, en el que califican a esta situación como un «problema invisible» que afecta a toda la sociedad. En opinión de estos expertos, empresas como Facebook, Twitter, Instagram y Google han creado productos increíbles que han beneficiado enormemente al mundo. «Pero estas compañías también están atrapadas en una carrera de suma cero por nuestra atención infinita que necesitan para ganar dinero. Por esta razón, están constantemente obligadas a superar a sus competidores, utilizar técnicas cada vez más persuasivas para mantenernos pegados. Señalan en nuestras mentes las noticias, el contenido y las notificaciones impulsadas por la Inteligencia Artificial continuamente aprendiendo métodos para engancharnos aún más profundamente a partir de nuestro propio comportamiento», manifiestan. Los posibles efectos perniciosos y tóxicos de la tecnología actual, especialmente entre los jóvenes, es uno de los debates más candentes que se han puesto en marcha en los últimos tiempos. Chamath Palihapitiya, exejecutivo de Facebook, ha criticado en los últimos meses la forma de operar de la empresa al considerar que está «desgarrando el tejido social de la sociedad». Otros como Sean Parker, primer presidente de Facebook, también se ha manifiestado en contra: «Solo Dios sabe lo que hace en el cerebro de nuestros hijos», dijo. Este grupo de expertos se muestran contrarios a estas estrategias digitales, dado que lo más beneficioso para captar nuestra atención «no es lo mejor para nuestro bienestar». Para relatar su lucha han destacado algunos de los servicios más populares en la actualidad como la aplicación Snapchat, que en su opinión «convierte las conversaciones en rayas redefiniendo cómo nuestros hijos miden la amistad». O la conocida red de fotografía Instagram que creen que «glorifica la vida de la imagen perfecta erosionando nuestro a amor propio». Sobre todo Facebook, la mayor red social del mundo, a la que acusan de «segregar en cámaras de eco, fragmentando nuestras comunidades». No se libra tampoco YouTube, la mayor plataforma de videos caseros, y a la que consideran que forma parte de un sistema «diseñado para crear adicción». Concienciación social Esta iniciativa, además, planea poner en marcha una campaña de cienciencación en más de 55.000 centros educativos públicos en EE.UU. bajo el lema «The Truth About Tech» -La verdad sobre la tecnología, en español-. Para ello, el grupo ha recaudado unos 7 millones de dólares de Common Sense, una plataforma similar, además de recibir la donación de varios socios entre ellos Comcast o DirecTV en una cantidad que asciende a 50 millones de dólares. El proyecto está dirigido a educar a estudiantes, padres y profesores sobre los peligros de la tecnología, incluido la posible depresión que puede generar del uso intensivo de las redes sociales. «Estábamos dentro», apuntaba en una conferencia Tristan Harris, exespecialista en ética de Google y una de las personas que encabeza este proyecto. «Sabemos lo que miden las empresas. Sabemos cómo hablan y sabemos cómo funciona su ingeniería», relata a «The New York Times». Los servicios digitales que han aparecido en los últimos tiempos al calor del auge de internet han modificado las conductas del ser humano en la forma en que se relacionan entre ellos. Un escenario que ha ido cada vez a más, pero empieza a ser cuestionado. Las «apps» de comunicación como WhatsApp han mejorado, en efecto, las formas de interrelación, las ha agilizado y, por su propia naturaleza, han contribuido a tejer puentes en las conversaciones humanas. También servicios como Snapchat y el empleo de «emojis» y todo tipo de emoticonos se utilizan diariamente, modificando los patrones de conducta. El ecostiema digital que ya no se percibe como algo que aporte beneficios. Una encuesta de la consultora Honest Data concluye que uno de cada cuatro ciudadanos norteamericanos cree que Facebook es algo negativo para la sociedad.
05-02-2018 | elpais.com
Los pioneros de Google y Facebook reniegan de su creación
El Centro para Humanizar la Tecnología quiere repensar su uso y abuso
85