Noticias de "facebook"

14-05-2018 | abc.es
Facebook investiga una nueva filtración masiva de datos que afecta a tres millones de usuarios
En el momento que Facebook aseguró que investigaría las aplicaciones que moran en su plataforma tras el escándalo de Cambridge Analytica (por el que se vieron comprometidos los datos de 87 millones de usuarios en todo el mundo que después fueron utilizados para influir en procesos políticos como las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016), era posible que saltasen más casos parecidos. Ahora le ha tocado el turno a la aplicación «MyPersonality», una herramienta que preguntaba a los usuarios sobre aspectos psicológicos y que utilizaron seis millones de personas en todo el mundo, la mitad utilizando sus cuentas de Facebook. La noticia la ha revelado una investigación del medio británico New Scientist, donde se asegura que tanto Facebook como el Gobierno de Reino Unido ya está investigando esta «app», creada también por un equipo asociado a la Universidad de Cambridge (al igual que «This is your digital life», la herramienta por la que se recabaron todos los datos que luego utilizó la consultora Cambridge Analytica) que guardó no solo los datos obtenidos a través de los test, sino que además se compartían con otros investigadores en una web con «seguridad insuficiente». Así, solo había que registrarse como colaboradores del proyecto, acción que acometieron más de 280 personas de 150 instituciones diferentes. Y no fueron solo académicos, sino también empresas como el propio Facebook, Google, Microsoft y Yahoo. La única condición era quitar nombres y datos personales deeste paquete de información. En el caso de las empresas, se «donaban» los datos siempre que aceptaran acatar estrictos procedimientos de protección de los mismos y no ganaran dinero directamente de ellos. Sin embargo, nadie parece haber comprobado este extremo. De hecho, según explican en New Scientist, era tan fácil acceder a los datos como encontrar un usuario y contraseña que estaba disponible en internet con una simple búsqueda en la red. «Este tipo de datos es muy poderoso y existe un potencial real de uso indebido», ha afirmado Chris Sumner de Online Privacy Foundation. El organismo de control de datos del Reino Unido, la Oficina del Comisionado de Información, le aseguró a New Scientist que está investigando la cuestión. La plataforma ha estado en activo desde su creación en 2007 hasta el pasado 7 de abril, cuando Facebook comenzó la «criba» entre las aplicaciones que más volumen de datos habían acumulado. La noticia coincide el mismo día en que Facebook ha anunciado que ha bloqueado un total de 200 aplicaciones del estilo de «This is your digital life», que permitió la filtración masiva que ha menoscabado la credibilidad y confianza de los usuarios de la red social ideada por Mark Zuckerberg.
14-05-2018 | abc.es
Tinder le «chivará» a tus ligues los lugares que sueles frecuentar (y tú podrás ver los suyos)
Que Facebook le quiere hacer la competencia a Tinder no es una noticia: en su última comferencia de desarrolladores, el F8, anunció el lanzamiento de Facebook Dating, una aplicación que usará su red social para juntar a usuarios que quieran iniciar relaciones amorosas. Sin embargo, Tinder no se iba a quedar quieta: según el digital The Verge, la compañía está ya probando un sistema por el que envía geolocalización a tus «matchs». Es decir, sus usuarios podrán ver en cada momento en el mapa dónde han estado sus ligues y qué lugares frecuentan normalmente. La nueva función, llamada «Places» («lugares» en inglés) y que ya está siendo probada por unos pocos en Estados Unidos, resaltará los lugares que los usuarios han visitado, aunque no en tiempo real. Tinder dice que esperará «un rato» antes de poblar el mapa de un usuario con sus destinos visitados. Además, la compañía asegura que filtrará lugares que no califican como lugares «sociales», incluidos consultorios médicos, bancos y el lugar de trabajo. No está claro si los usuarios tendrán que elegir manualmente eliminar el sitio donde se ubica oficina o si lo hará automáticamente. Según informa The Verge, los lugares se eliminan automáticamente después de 28 días. Tinder también afirma que buscará tendencias en las ubicaciones de los usuarios e intentará unirlas con personas que estén interesadas en cosas similares, por lo que es probable que alguien que vaya al parque a pasear al perro quiera salir con otra persona con mascota. Esta opción se podrá ver en un mapa de la propia aplicación, aunque no se podrá editar si la ubicación está equivocada.
14-05-2018 | abc.es
Facebook bloquea 200 «apps» como la que recopiló datos para Cambridge Analytica
La red social Facebook ha anunciado el bloqueo de alrededor de 200 aplicaciones por considerarlas responsables de la recopilación de datos de los usuarios de su plataforma de forma indebida y ha abierto una investigación contra otras miles de 'apps' sospechosas. Se trata de una medida preventiva tras una investigación en curso que intenta determinar si las aplicaciones presentes en su red social «utilizan de forma indebida» los datos de los usuarios de Facebook, como ha explicado la compañía a través de un comunicado, publicado en su blog oficial este lunes. La investigación desarrollada por Facebook analiza datos que las aplicaciones presentes en la red social habrían obtenido hasta el año 2014, fecha en que la compañía de Mark Zuckerberg modificó sus términos de uso y redujo los datos a los que podían acceder terceros. Facebook, que ya anunció la investigacion el pasado 21 de marzo a través del CEO de la compañía, desarrolla actualmente una auditoría de las miles de compañías desarrolladoras de aplicaciones que accedieron a los datos antes de 2014. La investigación incluye peticiones de información, registros físicos y el bloqueo de las 'apps' que no faciliten los datos solicitados. Asimismo, Facebook ha anunciado que informará a los usuarios cuyos datos se encuentren en propiedad de terceros a través del mismo apartado web de ayuda desde el que ya advierte a quienes han sido víctimas de la filtración de datos a Cambridge Analytica.
08-05-2018 | abc.es
Cómo crear tus propios GIF de tus series preferidas de Netflix, HBO o YouTube
Cuántas veces, mirando un GIF animado de tu serie preferida, has pensado «¿cómo lo habrán hecho?». Existen varias respuestas a esta pregunta, pero, ante todo, debes saber que no es necesario ser un experto «hacker» para crear un vídeo animado de series como «Juego de Tronos», «Los Simpson», «Stranger Things» o «La casa de papel». Existen varias aplicaciones que nos permiten crear este tipo de archivos, pero una de las más sencillas es «Projections». Esta herramienta, que se instala como una extensión de Google Chrome, permite convertir en vídeos de hasta 20 segundos tus escenas favoritas, ya sean películas, series, documentales o programas. Y no solo de Netflix, sino también de otras plataformas como HBO, Hulu o YouTube. Después podrás compartirlas a través de las redes sociales o por WhatsApp, y todo desde tu ordenador (no funciona para dispositivos móviles). Así se utiliza «Projections» Para ello, solo tienes que descargarte la aplicación a través de su página y registrarte, ya sea a través de la cuenta de Facebook o introduciendo un email. Una vez completado este paso, solo queda grabar el clip de vídeo. Entrando en Netflix o cualquiera de las plataformas que soportan esta aplicación de forma normal, a partir de aquí solo queda elegir el momento que deseas inmortalizar a través de un GIF (recuerda que, si tienes los subtítulos activados, también se recogerán en el vídeo). En este momento, en la barra de direcciones de Chrome aparecerá un símbolo que representa la aplicación «Projections». A partir de ahí, se grabará lo que se reproduzca en la plataforma de vídeo, con una duración máxima de 20 segundos (si se desea que sea más corto, habrá que volver a pulsar de nuevo encima del icono de «Projections»). Después aparecerá en la esquina superior derecha la captura de pantalla junto a las opciones de editar y compartir, donde podremos cambiar la duración del GIF, darle un nombre al archivo, incluir «hashtags» e incluir categorías. Una vez completado, se guarda y se publica. De ahí, se nos redigirá a una página con el vídeo editado, donde podremos seleccionar la opción «GIF» para que el vídeo se reproduzca en bucle. A partir de ese momento, se puede guardar en el ordenador para compartir con quien se desee.
08-05-2018 | abc.es
Los posibles peligros de darle la tarjeta de crédito a Instagram para comprar directamente
Facebook, ahora, tiene solo ojos para Instagram. Es la red que más crece, a la que más empeño está poniendo para intentar recuperar terreno y ganarse a las nuevas generaciones. Y lo está consiguiendo. De manera casi silenciosa, esta conocida red de fotografía ha venido ganando nuevas funcionalidades. Una de sus últimas apuestas, la posibilidad de comprar incluso directamente con solo pulsar una imagen. Un factor más para explicar que la mutltinacional estadounidense está convirtiendo a Instagram en una red social mucho más completa. Su principal objetivo es hacer que, en la medida de lo posible, sus más de 800 millones de usuarios registrados en todo el mundo no salgan de la plataforma ni por asomo. Su última idea es posible que, pese a ser algo útil y práctico, y generarle a su vez una nueva fuentes de ingresos, le despierte ciertas reticencias a los usuarios. La razón: para poder adquirir productos directamente, Instagram requerirá introducir la tarjeta de crédito o débito. Unos datos necesarios para poder efectuar las transferencias de dinero. De tal forma, que ya no hará falta abandonar el servicio para comprar un determinado producto que nos encontramos por ahí o el anuncio de turno. Una decisión comprensible en términos económicos pero que, después de los últimos escándalos de filtraciones de datos, es posible que los usuarios sientan en conjunto ciertas dudas al respecto. La multinacional estadounidense Facebook, propietaria del servicio, garantiza, no obstante, la seguridad de los pagos. Registrando el número de tarjeta requiere configurar una clave de seguridad. ¿Es seguro? ¿Hay que confiar? Para incluir los datos, la operación es sencilla: Ir a «Configuración», el usuario se encontrará con una nueva pestaña llamada «Pagos» desde donde añadir la tarjeta completando una serie de pasos Esta medida está, claramente, enfocada a potenciar el comercio electrónico en Instagram, en donde en los últimos años ya se realizan agresivas campañas de publicidad y, en el caso de los usuarios «influencers», añadir incluso un enlace con lo que se dan muchos casos en los que se añade una web de compra online. No está descartado que a partir de ahora se preparen, incluso, contenidos especiales para por ejemplo reservar y comprar billetes para eventos en directo o cine. En caso de ofrecer un buen funcionamiento, esta estrategia puede incentivar a las marcas comericales a anunciarse aún más en Instagam. Algo que no ha trascendido es su presentación en el muro de actualizaciones de Instagram. Las primeras capturas filtradas sugieren que la opción de pagos puede funcionar como «Etiquetas comprables», algo que ya empezó a probarse hace dos años para ciertos anuncios. Por ahora, este servicio está solo disponible para los mercados norteamericano y británico. En consecuencia, las redes sociales apuestan duro en el «ecommerce».
08-05-2018 | abc.es
Cómo descargar tus datos personales de WhatsApp
Facebook ya lo permite, Instagram también ha hecho lo propio y, cómo no, la posibilidad de descargar una copia de seguridad con todos los datos personales y la información que hemos publicado hasta la fecha llegará a WhatsApp. Aunque es una opción que todavía no está disponible -llegará pronto, según los nuevos rumores-, ya nos podemos hacer una idea de cómo funcionará. La aplicación lleva tiempo ajustando algunos parámetros y cláusulas de sus servicios para llegar a tiempo a la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (GDRP) de mayo. El mecanismo será, como es de esperar, sencillo atendiendo a las exigencias europeas en esta materia. La idea es saber de primera mano la información que ha recopilado WhatsApp de ti todos estos años de uso. En el momento en el que esté disponible, los usuarios tan solo deberán ir a la pestaña de «Configuración» que se encuentra en la parte de abajo de la aplicación. Entonces, habrá que ir a «Cuenta/Solicitar información de la cuenta» y aceptar el requerimiento para poder recibir el informe con toda la información. En el momento en el que se haya solicitado la petición los usuarios recibirán en un plazo máximo de tres días una notificación en la que se le informa de los pasos a seguir para descargarlo. Configuración/Cuenta/Solicitar información de la cuenta Las previsiones contemplan que el usuario tendrá a mano un enlace para descargar un archivo comprimido en formato .zip en donde se encontrarán todos los datos personales. Lo que todavía no está claro es el tiempo estimado que concede WhatsApp para poder descargar el material, pero si atendemos a lo marcado por Facebook en su red social será de un plazo máximo de tres días. Esta medida está enfocada, a su vez, a que si un usuario decide borrar o eliminar su cuenta, así como cambiar de número de teléfono asociado a la aplicación, WhatsApp permite ese derecho de portabilidad existente en el reglamento europeo. La preocupación por el uso de los datos personales que manejan las redes sociales, y en especial la mayor compañía en este sector, Facebook, ha acelerado los esfuerzos de las empresas en ofrecer nuevos recursos de privacidad a sus usuarios.
07-05-2018 | abc.es
Con la empresa descabezada, ¿llegará la publicidad a WhatsApp?
«Sin anuncios, sin juegos, sin trucos». Este era el mantra que Jan Koum ha defendido hasta la fecha en WhatsApp. Mucho ha llovido desde entonces. La aplicación de mensajería forma parte del entramado Facebook y, desde la semana pasada, ya no forma ni siquiera parte de la empresa que fundó en 2009. Sin él como parapeto y tampoco sin la ayuda de Brian Acton, cofundador, el futuro del servicio puede romper con un principio en el que se había sostenido hasta entonces, la ausencia de publicidad. No hay excusas que valga. El principal valedor de esta estrategia, Jan Koum, ha salido por patas de la compañía después de haberse convertido en multimillonario y, sobre todo, escocido después de discrepar con Mark Zuckerberg, dueño y consejero delegado de Facebook, acerca de su política de seguridad. Su idea de mantener la aplicación siempre gratuita había girado como una centrifugadora. Pero poco a poco, y tras el escándalo de la filtración masiva de datos, hay una tendencia que empieza a cobrar forma; la de cobrar por acceder a estos servicios como medida de protección. Una decisión, la de cobrar por acceder a algo que hasta ahora era gratuito, que chocaría, sin embargo, con la estrategia de WhatsApp en todos estos años. Y la razón por la que en principio se creó la aplicación de chat se transformaría en algo distinto y más codicioso, la llegada de inserciones publicitarias. Poco a poco se ha abierto esa puerta. WhatsApp Business, por ejemplo, se ha diseñado como puente entre empresas y potenciales clientes. Y, como tal, sí está contemplado un modelo de negocio algo más tradicional, basado en una especie de cuota por suscripción a la empresa que decida abrirse un perfil, de momento solo disponible para dispositivos Android. Según las previsiones de analistas de Barclays, es «probable» que WhatsApp empiece a recurrir y a emplear más anuncios para rentabilizar el proyecto de manera «más agresiva» ahora que su fundador ha abandonado la empresa. Las disputas entre los diferentes equipos para buscar un canal de monetización se había dirimido, hasta ahora, en favor de Koum y sus aliados, pero el futuro de la «app» en el mundo de los negocios sigue sin estar claro. Porque WhatsApp, pese a ser una de las aplicaciones más descargadas del mundo (1.500 millones de usuarios registrados), aporta muy pocos ingresos a su empresa matriz Facebook. De hecho, no se encuentra ni por asomo entre las «apps» que más dinero producen. Son los juegos móviles, sobre todo aquellos que han abordado modelos intermedios como el «free to play», los que se llevan la palma. Solo en 2017, Clash Royale obtuvo unos ingresos que rondan los 13,3 millones de euros, seguido de Candy Crush Saga, con 6,8 millones de euros. En ese ranking se cuela, como curiosidad, la «app» de citas Tinder que dispone de una versión «premium». De acuerdo con diversos informes consultados, China es el principal mercado para el gasto por consumidor de las tiendas de aplicaciones.
07-05-2018 | abc.es
El origen genético del término «meme»
Aquel que hoy en día desconozca lo que es un «meme» o un gif corre el riesgo de estar desconectado del mundo. Puede que le traiga sin cuidado, pero las siglas, los recursos gráficos de los «emojis» y «stickers» que emplean los usuarios de teléfonos móviles han introducido nuevos códigos de conducta y han modificado, en parte, los principios básicos de la comunicación, que el emisor y el receptor de un mensaje se entiendan. Puede que no se dominen otros idiomas, pero algunos de esta unidad de información cultural ha roto fronteras, haciéndose prácticamente comprensibles en cada estamento cultural. Los «memes» nacieron entre las páginas de papel pero han fraguado su éxito alc calor de las redes sociales. Tuvieron un origen, un inicio bajo una piel en forma de neologismo. Una invención curiosa atribuida al divulgador científico Richard Dawkins en su obra «El gen egoísta», publicada en 1976. En ella describe a los «memes» como unidades «de transmisión cultural o unidad de imitación». Con ellos se expresan ideas, fundamentos y dan cobijo a la cruda realidad. Pero tienen un componente biológico atribuidas, en parte, a su capacidad de reproducción y evolución. A la sazón, una idea maleable, cambiante y creciente. Su relación con los genes es clara: se expanden de manera interpersonal formando parte de una cultura y desgranando comportamientos propios de una evolución similar a la que se enfrentan los códigos genéticos. El término, sin embargo, tiene un encaje etimológico diferente. Proviene del griego «mimema» (cosa o algo que es imitada). En el momento de la construcción social de internet, en los años noventa, cuando se produjo su primera gran explosión, foros y servicios primarios asumieron (o copiaron) esta terminología para referirse a textos escritos superpuestos en imágenes o fotomontajes personales acerca de un fenómeno de actualidad. Dirigentes políticos, empresas, comentarios de famosos o una imagen curiosa sirve de antesala a la creación de un «meme». Cuando una comunidad -Twitter, Facebook, WhatsApp- lo asume se prende una llama de la que nadie conoce su final, puesto que puede o no hacer furor. Vivimos sacudidos por los fenómenos virales. Esta actividad toca, sin embargo, aristas algo más peliagudas. Pueden manipular, hacer escocer los sentimientos del parodiado o mostrar las críticas de un colectivo. Pero el «meme», en cualquier caso, crece como el moho y se reproduce entre las líneas de las plataformas sociales más exitosas como langostas en verano. De ahí que el autor lo asocia directamente con un virus, raíz primigenia de lo que hoy en día se entiende como viralidad. Y, sobre todo, se mueve libre. Su potencial espontaneidad y sorpresividad es su mayor aliado, porque nunca se sabe de antemano lo que se convertirá en un «meme». Es más, su gran aliado es que no existe en realidad una fórmula secreta para su éxito. No irrumpe por ningún lado una sesuda planificación y, al moverse por impulsos, suele tener una corta vida.
07-05-2018 | abc.es
Facebook ayudó involuntariamente a propagar el Daesh
Parece que tras la máxima de Facebook de «conectar a gente» se encierran peligros mucho más allá de la privacidad de los datos. Según una investigación adelantada por el diario británico The Telegraph, la plataforma creada por Mark Zuckerberg sirvió para conectar a cientos de terroristas a través de sus sugerencias de amistad. El estudio, que será publicado por la organización sin ánimo de lucro Counter Extremism Project, recabó información sobre miles de simpatizantes del Daesh de 96 países diferentes. Lo llamativo del caso es que la mayoría no se conocían entre sí, ni tenían contactos comunes, sino que fue Facebook quien les puso en contacto. Se recoge, por ejemplo, el caso de un ciudadano de Nueva York, quien recibió una sugerencia de amistad de un simpatizante de Indonesia que no conocía, y a los seis meses se unió al ISIS. «Durante un período de seis meses, este usuario estadounidense pasó de no tener una religión clara a convertirse en un musulmán radicalizado que apoya a Daesh», afirma el documento. Pero la historia no queda ahí, pues uno de los investigadores, Gregory Waters, afirma que comenzó a recibir «un bombardeo de sugerencias de amistad de miembros pro-ISIS» después de contactar con un extremista activo. Otro de los responsables del estudio, Robert Posting, afirma que, en su caso, recibió multitud de solicitudes de amistad de extremistas solo por buscar información sobre el tema. «Facebook, en su deseo de conectar tanta gente como sea posible, inadvertidamente ha creado un sistema que ayuda a conocerse a extremistas y terroristas», asegura. Facebook no hace lo suficiente Esta organización, cuyo objetivo es que compañías tecnológicas hagan más para eliminar el contenido extremista y terrorista de sus plataformas, denuncian que Facebook, en concreto, solo ha borrado en seis meses menos de la mitad de las cuentas terroristas de las que fue informado. Por ejemplo, aseguran que un sospechoso de terrorismo del Reino Unido reactivó su cuenta de Facebook hasta en nueve ocasiones, ya que la plataforma borra el contenido, pero no siempre las cuentas. Facebook asegura por su parte que en los últimos meses está realizando un importante esfuerzo para eliminar contenido relacionado con el terrorismo. Además, en su última conferencia de desarrolladores, Zuckerberg aseguró que se está reforzando el equipo de control, así como los sistemas basados en inteligencia artificial para detectar mensajes de este tipo.
89