Noticias de "facebook"

01-01-1970 | abc.es
Un 45% de los internautas españoles abandonó alguna red social el pasado año
Un 45% de internautas españoles abandonó alguna red social en 2016 y fueron Twitter, Telegram y Google+ las que más desertores tuvieron, según el «Estudio anual de redes sociales 2017» de la asociación de publicidad IAB Spain. El 13% de los usuarios que se marcharon de alguna red social abandonó Twitter (el 16% de las mujeres y el 9% de los hombres), si bien el número de españoles presentes en la red de «microblogging» se mantuvo porque las partidas se suplieron con nuevas llegadas. Un 10% dejó de utilizar Telegram, un 9% Google+ y un 8% Snapchat. El estudio de IAB, presentado este miércoles en Madrid, indica que en España hay 19,2 millones de usuarios de redes sociales, esto es, el 86% de los 22,4 millones de internautas del país.El número es un 5% superior al de 2016, un incremento que la asociación atribuye a que el rango de edad de los participantes en el estudio de 2017 ha aumentado, sin embargo el uso ha bajado desde las 2,5 a las 2'35 horas diarias. En esta ocasión, el informe se ha realizado a partir de cuestionarios a 1.248 internautas con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años y se han considerado redes sociales desde las clásicas Facebook, Twitter o Instagram, a servicios de mensajería como WhatsApp, Snapchat o Telegram, pasando por los portales de vídeo Youtube y Twitch y el reproductor de música Spotify. La más usadas por los españoles son Facebook (un 91% del total de los usuarios de redes sociales está presente, frente al 94% del pasado año), WhatsApp (89%), Youtube (que sube desde el 66% hasta el 71%) y Twitter (que se mantiene en el 50%). Los servicios sociales que más crecen en usuarios, según IAB, son Instagram (con un porcentaje del 45%, frente al 34% de 2016) y Spotify (31% frente al 24% del año anterior). Aunque Facebook sea la red más usada por los españoles, no es la más valorada por usuarios encuestados: con un 7,4 de nota media, ocupa la octava posición de una clasificación liderada por WhatsApp (con un 8,3 sobre 10), Youtube (8,1) y Spotify (8). En cuanto a la frecuencia de uso, WhatsApp se lleva también la palma con un promedio de 5 horas semanales, seguido por la red de visionado de vídeos de videojuegos Twitch y Spotify, con casi 4 horas cada una, Facebook (3,3 horas), Youtube (3 horas) e Instagram (casi 3 horas). Mayor presencia de hombres en Twitter Los datos de acceso a redes sociales del estudio de IAB no muestran grandes diferencias por sexo: el 51% de los usuarios son mujeres y el 49 %, hombres. Sin embargo, en Twitter hay una mayor presencia de hombres (16 puntos más) y en Instagram son más las usuarias (9 puntos más). También se aprecian diferencias por género en el grupo de internautas que no están presentes en redes sociales: el 62% de los ausentes son hombres y su edad se concentra en la franja de entre los 44 y los 65 años. Las razones que alegan para no usarlas son falta de interés, preocupación por la privacidad de los datos y falta de tiempo. El estudio de IAB también ha dedicado un apartado a analizar la relación de los usuarios de las redes sociales con las marcas: el 83% de los encuestados sigue a alguna compañía en estos entornos conectados y el 52% declara que lo que ve en redes sociales ha tenido algún impacto en sus procesos de compra. Sin embargo, la tercera parte de los usuarios no quiere que las marcas se dirijan a ellos en estas redes y al 36% (frente al 20 % de 2016) le molesta mucho o bastante la publicidad presente en estas herramientas.
01-01-1970 | abc.es
Escribir un mensaje simplemente con pensarlo: Facebook sueña con leer la mente
En un mundo alternativo, las máquinas entienden a los seres humanos a la perfección. Todavía no ha sucedido, tranquilidad. pero más allá, leen incluso sus pensamientos. En uno de sus proyectos más ambiciosos y sorprendentes, Facebook ha anunciado el desarrollo de una tecnología que puede permitir que los usuarios de su red social se comuniquen usando únicamente la actividad cerebral. Esto es, solo con los pensamientos. Esta tecnología, aún en fase de desarrollo, puede lograr una nueva forma de interactuar y establecer comunicaciones digitales. El objetivo de la compañía, que desveló sus intenciones durante la conferencia de desarrolladores F8, es que se pueda escribir simplemente con «pensar» las palabras. «¿Y si pudieras tocar directamente a nuestro cerebro? Suena imposible, pero está más cerca de lo que te imaginas», apuntó Regina Duran, responsable de Building 8, división encargada de proyectos de investigación de la compañía americana. Duran, como curiosidad, ha trabajado anteriormente en Alphabet y fue directora de Darpa, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de EE.UU. con lo que de sus palabras se puede intuir algunas intenciones posibles. La idea con la que trabaja la multinacional americana es un método para «leer» los pensamientos directamente en la región del cerebro que alberga la zona del lenguaje y lograr convertirlos en mensajes escritos sin la necesidad, en efecto, de utilizar un teclado o siquiera hablarle a un micrófono. Facebook espera alcanzar ese objetivo en dos años. Para ello, se requerirá de un casco específico o una diadema neuronal que incorpore un sistema informático no invasivo capaz de decodificar las palabras que una persona intenta decir. Y lo hará, en opinión de Duran, a un ritmo de cien palabras por minuto, es decir, unas cuatro veces más rápido que el tiempo destinado a escribir desde un teclado móvil desde una pantalla táctil de un teléfono móvil inteligente en donde se requiere el uso de dos únicos dedos (una media de 27 palabras por minuto). Entre los posibles usos de esta tecnología en caso de ponerse en marcha se incluye ayudar a personas con discapacidad a la hora de enviar mensajes de texto a un contacto «sin la necesidad de sacar su teléfono del bolsillo», relató. Si bien es cierto que hasta la fecha es posible transmitir palabras previa interpretación de las ondas cerebrales (se ha logrado escribir unas ocho palabras por minuto), la mayoría de proyectos requieren de equipos complejos y la implantación de electodos en el cerebro, pero Facebook asegura que está trabajando en un sistema que no requiere intervención quirúrgica gracias a unos «sensores no invasivos» que aún no han visto la luz. «Algún día queremos convertirlo en una tecnología portátil que pueda ser producida a gran escala», añadió por su parte del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. Facebook, además, desveló otro proyecto de corte futurista en el que trabaja su equipo de investigación. Se trata de «Hear» y consiste en un sistema de comunicación a través del tacto y las vibraciones de la piel para que los usuarios sientan e interpreten las palabras. Una idea inspirada en el lenguaje braille utilizado por los invidentes. Un proyecto con reminiscencias propias de la ciencia-ficción pero que, sin embargo, muestra el interés de muchas empresas de tecnología de generar nuevas formas de interacción más naturales con las máquinas, al igual que sucede con el empleo de la voz en los asistentes virtuales.
01-01-1970 | abc.es
El futuro de Facebook pasa por la inteligencia artificial, la realidad aumentada y espiar tu cerebro
Facebook ha celebrado esta semana la última edición de la conferencia anual de desarrolladores F8, su evento anual para desarrolladores, que en esta ocasión ha girado en torno a las inversiones de la compañía para los próximos 10 años enfocadas a construir una comunidad global. En la conferencia de apertura, el director de Tecnología de Facebook, Mike Schroepfer, explicó la intención de la compañía de crear una comunidad global, en base a la inversión en tres tecnologías que entienden como claves: conectividad, inteligencia artificial (IA) y realidad virtual (RV). La segunda jornada sirvió para mostrar los avances que Facebook ha realizado en las tres áreas mencionadas, y ha compartido los proyectos que su equipo de investigación y desarrollo, Building 8, tiene en marcha para crear nuevas plataformas de comunicación. Conectividad global Facebook está invirtiendo en construir una estrategia de creación de bloques, con el diseño de diferentes tecnologías para casos de uso específicos, que luego se utilizan conjuntamente para crear redes flexibles y extensibles. En el evento la compañía ha destacado tres nuevos registros en la transferencia de datos inalámbrica: 36 gigabits por segundo a lo largo de 13 kilómetros punto a punto utilizando la tecnología de onda milimétrica (MMW); 80 gigabits por segundo entre esos mismos puntos usando nuestra tecnología de enlace óptico cruzado; y 16 gigabits por segundo desde un lugar en tierra hacia un avión Cessna circundante a más de 7 kilómetros usando MMW. Además, Facebook ha explicado que su sistema Terragraph, en pruebas en la ciudad de San José, se ha convertido en el primer sistema de ondas milimétricas de red de escala urbana capaz de proporcionar fibra con múltiples gigabits de prestaciones y fiabilidad. La compañía de la red social también ha anunciado Tether-tenna, un nuevo tipo de «insta-infraestructura» donde un pequeño helicóptero atado a un cable que contiene fibra y energía se puede desplegar de inmediato para no quedarse sin conectividad en caso de emergencia. Inteligencia artificial para entender personas y lugares En la ponencia reservada a la inteligencia artificial, Facebook ha destacado su cámara, que ejecuta sistemas de inteligencia artificial y algoritmos de visión por ordenador en el dispositivo para entender el entorno, reconocer gente, lugares y cosas. Puede anotar y mejorar imágenes y vídeos. La nueva Plataforma Camera Effects proporciona a los desarrolladores una manera de crear nuevas herramientas para la expresión creativa. Por otra parte, durante su intervención, el director de Applied Machine Learning, Joaquín Quiñónero Candela, ha hablado sobre cómo la inteligencia artificial ha revolucionado la capacidad de las computadoras para procesar y comprender imágenes y vídeos. Hace sólo cinco años, como ha apuntado Quiñónero, las computadoras veían las imágenes como una simple colección de números, sin ningún significado particular para ellos. Ahora pueden entender cada píxel individual de una imagen. Unos avances que, como ha expresado el directivo, permiten crear nuevas experiencias en el mundo real. En el marco de la inteligencia artificial, la compañía ha anunciado también que ofrecen el código abierto de Caffe2, una plataforma para construir y ejecutar algoritmos de inteligencia artificial en un teléfono, así como asociaciones con Amazon, Intel, Microsoft, NVIDIA, Qualcomm y otros. Realidad virtual para crear contenido inmersivo Facebook está invirtiendo en realidad virtual a través de hardware, software y contenido para móviles y PC, desde Oculus Rift y Gear VR hasta Facebook Spaces. En las ponencias de la segunda jornada de F8, la compañía ha presentado los nuevos diseños para la cámara Surround 360 que permite a la gente producir vídeos de alta calidad para RV. El nuevo x24 y su contraparte más pequeña x6, crean contenidos más inmersivos y atractivos. La nueva tecnología de la cámara permite moverse dentro de la escena de vídeo y experimentar el contenido desde diferentes ángulos de visión. Esto significa que el usuario puede mover la cabeza y ver el mundo desde diferentes ángulos. Realidad aumentada a través de gafas especiales Respecto a la realidad aumentada, el jefe científico de Oculus Research, Michael Abrash, compartió su visión del camino hacia la realidad aumentada completa, esto es, donde el aumento mejora la visión y audición sin problemas mientras es ligero, cómodo, eficiente en el consumo de energía y lo suficientemente aceptable socialmente como para que te acompañe a todas partes. Abrash ha hablado sobre el crecimiento de la computación virtual, que, como entiende, apenas está comenzando a formarse, pero nos dará la capacidad de trascender el tiempo y espacio para conectarnos unos con otros de nuevas maneras. Y una forma de hacer que sea parte de la vida cotidiana será posiblemente con gafas transparentes que puedan mostrar imágenes virtuales superpuestas al mundo real. Se trata, por otra parte, de una tecnología que necesita una inversión de una década todavía y requerirá grandes avances en la ciencia de los materiales, la percepción, los gráficos y muchas otras áreas, como apuntó el jefe científico de Oculus Research. La multinacional americana vaticina, de hecho, que para 2022 el estado de las gafas de realidad aumentada esté tan avanzado que logre reemplazar a los «smartphones» y se conviertan en un nuevo dispositivo de uso cotidiano. Escribir con la mente Building 8 es el equipo de investigación y desarrollo de productos de Facebook, y como se ha dado a conocer en la segunda jornada de F8, está trabajando en dos proyectos técnicos destinados al desarrollo de nuevas plataformas de comunicación. El primero de estos proyectos es un sistema que permitirá a las personas escribir con la mente. El objetivo, como explicó la compañía, es crear un sistema de voz silencioso capaz de escribir cien palabras por minuto directamente desde el cerebro del usuario. También están trabajando en un Proyecto dirigido a permitir que la gente oiga con su piel. En la actualidad, la compañía está construyendo el hardware y software necesarios para emitir el lenguaje a través de la piel.
01-01-1970 | abc.es
Casi la mitad de los españoles tienen Facebook
Son tiempos difíciles para querer posicionar una aplicación y hacer negocio gracias a ella. Los modelos de negocio rentable escasean y, aunque surgen proyectos interesantes, se topan con la cruda realidad: llegar a ser una de las más descargadas de las tiendas digitales es cada vez más difícil. La competencia es ardua y destacar entre las dos millones de propuestas al alcance mano. Y de todas ellas, Facebook es, con permiso de los servicios de Google, el gran rey del mundo «smartphone». No hay duda que Mark Zuckerberg estuvo acertado en algunas decisiones del pasado y algunos movimientos empresariales, aunque otros proyectos no hayan sito tan rentables al corto plazo como se esperaba en un principio. En plena reconversión y búsqueda de nuevos negocios centrados en tecnologías muy diversas y emergentes como las realidades virtual y aumentada, el desarrollo de la inteligencia artificial o la hiperconetividad del mundo, la multinacional americana puede presumir de algo: cuatro de las cinco aplicación más descargadas del mundo están bajo su dominio, tanto en las plataformas Android como iOS. Estas son Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger, que están en el ranking principal durante el primer trimestre del presente año, según destacan desde la firma de análisis SensorFlow. La empresa, además, está en una buena posición en determinados mercados como España, una de las regiones europeas con mayor penetración de teléfonos móviles inteligentes. Todo un escenario bajo sus pies libre para captar al 86% de los internautas españoles (más de 19 millones usuarios) que utiliza las redes sociales, y con Facebook como opción preferida, según los datos recopilados en el Estudio Anual de Redes Sociales 2017 de IAB Spain. España es un lugar privilegiado para la red que hizo popular el icono de un pulgar hacia arriba. De hecho, según los datos de la firma Statista, en 2017 alrededor de 22,13 millones de españoles, esto es, un 48% de la población aproximadamente, son usuarios mensuales de Facebook. Las previsiones, además, son muy optimistas y se estima que para 2021 la cifra aumente en un millón de nuevos miembros. Actualmente, cuenta con 1.890 millones de usuarios en todo el mundo, siendo la principal red social del planeta. La visión de Zuckerberg para seguir manteniendo esa hegemonía en los próximos diez años es construir una comunidad global que tenga cabida numerosos servicios y funciones. Facebook se aleja más del concepto tradicional de red social de texto e imagen para cabalgar hacia otros terrenos en donde el consumo, producción y difusión de contenido verse en un pilar: i nmersión total gracias a la realidad aumentada y virtual. Y, para lograr ese cometido, el reto es seguir incrementando el ancho de banda para que el video y los aspectos multimedia formen parte, definitivamente, de las comunicaciones digitales. Quién sabe lo que deparará el futuro, pero el efecto «wow» ya lo ha conseguido. Gráfico elaborado por Statista
01-01-1970 | abc.es
Facebook: de las noticias falsas al mundo falso de la realidad virtual
¿Estamos construyendo el mundo que queremos? El pasado mes de febrero, el consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, se planteaba esta cuestión en un extenso post publicado en su perfil en la red social que fundó hace 13 años. «En todo el mundo, vemos gente abandonada por la globalización y movimientos para retirarse de la conexión global?», analizaba. «En tiempos así, lo más importante que podemos hacer desde Facebook es desarrollar la infraestructura social para dar a la gente el poder de construir una comunidad global», se planteaba el joven ingeniero ?el sexto hombre más rico del planeta-, que cumplirá 33 años el mes que viene. Su misiva, de un tono cívico y político sin precedentes en el discurso público del gigante tecnológico, generó unas expectativas que llegaban a asociar a Facebook con una suerte de nuevas Naciones Unidas de la era digital. «¿Cómo podemos ayudar a la gente a construir comunidades de apoyo que refuercen las instituciones tradicionales en un mundo en el que la participación en estas instituciones está en declive?», se preguntaba Zuckerberg. Este era, en cualquier caso, el contexto en el que la todopoderosa red social reunió los pasados días 18 y 19 en San José (California) a miles de desarrolladores, periodistas y especialistas. Un encuentro que confirmó, en mi opinión, la disonancia cognitiva existente entre la ambición global de muchos «tecno-utópicos» de Silicon Valley y el mundo real que aspiran -no lo dudo- a mejorar. En su discurso, en camiseta y zapatillas como siempre, Zuckerberg se reafirmó: «Nuestra nueva prioridad es construir una comunidad global». Pero su presentación no dio paso, como algunos esperaban quizás , a anuncios orientados a alinear la estrategia de producto de la red global con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, por decir algo. La gran apuesta escenificada por los responsables de Facebook en su conferencia anual fue la realidad aumentada. «Cuando te unes a una comunidad, se hace más fuerte. Si además se integra la realidad aumentada, la relación se refuerza», subrayó Zuckerberg. ¿A qué se refiere entonces cuando habla de comunidades que refuerzan sus lazos? Mientras se paseaba por el escenario, las pantallas del centro de convenciones que albergó la conferencia F8 proyectaban algunos efectos que permite la nueva Plataforma de Efectos de Cámara con la que Facebook quiere convertir a la cámara de fotos del teléfono en la plataforma primaria de realidad aumentada: zombis corriendo por tu cuarto de baño y peces saltando en el tazón de cereales del desayuno. Para usos algo menos lúdicos (¿banales?), la nueva plataforma tecnológica de Facebook permitirá que desarrolladores ajenos a la compañía creen máscaras para «decorar» los selfies o filtros a los paisajes, y juegos interactivos en la línea de Pokemon Go. Como alternativa a vivir en compañía de zombis, Zuckerberg mostró además otras utilidades, como introducir un tablero de ajedrez o una televisión virtual en tu salón (real) para «aumentar» así las posibilidades del ocio virtual, o bien la posibilidad de introducir capas de información virtualizadas sobre los objetos reales a los que apunta la cámara, por ejemplo, las críticas y puntuaciones del restaurante que tienes delante. La potencia técnica de la compañía californiana es apabullante. Facebook tiene ya más de 17.000 empleados en todo el mundo, casi el doble de los que tenía solo a finales de 2014. Durante la conferencia F8, presentó por primera vez los trabajos de su equipo de investigación y desarrollo (I+D) «Building 8», que trabaja en un sistema que permitirá a las personas escribir con la mente. Facebook pasaría un escáner óptico cien veces por segundo por el cerebro del usuario para crear así un sistema de voz «silencioso» capaz de escribir cien palabras por minuto directamente desde el cerebro (una velocidad 5 veces mayor que la que tenemos con el smartphone). Cuando Zuckerberg habla del futuro, no está pensando en las Naciones Unidas, pero obviamente tampoco se queda en zombis y pececillos. Su visión, genuina y decidida, de llevar a nuestro día a día la realidad aumentada y las nuevas tecnologías de realidad virtual (en F8 presentó Facebook Spaces para «socializar» la realidad virtual a través de las gafas Oculus) tiene muchos visos de hacerse realidad si tenemos en cuenta que la red social contaba en diciembre con 1.860 millones de usuarios mensuales, el 85% de los cuales están fuera de Estados Unidos y Canadá. Y todo su discurso sobre esa «comunidad global» -social, virtual y aumentada- que aspira a construir tiene que ver con su propio posicionamiento de mercado entre los gigantes tecnológicos de Silicon Valley. De ahí la disonancia cognitiva. Un ejemplo. Durante la conferencia F8, la charla sobre «El futuro de los medios» ?hablaremos de periodismo y de noticias falsas, pensamos algunos- era en realidad un «tête à tête» entre la responsable de Media Product de Facebook, Fidji Simo, y James Gunn, el director de la saga Marvel «Guardianes de la Galaxia». ¿Por qué? Porque Gunn es un excéntrico hiper-usuario de Facebook Live, la funcionalidad de video en directo de Facebook, y un carismático residente permanente en las redes sociales. A Facebook le preocupa el periodismo y el problema de las noticias falsas, y dedicaron varias sesiones de la conferencia a hablar de ello con los principales medios y grupos de comunicación (incluido Vocento, editor de ABC). Pero su gran preocupación es otra, es proteger en todo momento su principal activo estratégico: la comunidad de usuarios que emplea cada día (cada segundo) sus distintos productos. Una comunidad global más conectada Cuando Zuckerberg sueña con una comunidad global más conectada, está pensando en que cada vez más ciudadanos de este mundo convulso refuercen lazos, incluso en caso de atentados y terremotos o en sus comunicaciones con cargos electos locales, pero a través de sus aplicaciones. Estas son, recordemos, Facebook, Facebook Groups, Facebook Messenger, Instagram y WhatAapp: las cinco apps más utilizadas del mundo. Facebook, Facbook Groups, Facebook Messenger, Instagram y WhatsApp son las cinco apps más utilizadas del mundoSu objetivo estratégico más inmediato es, sin duda, acabar con Snapchat, su gran competidor en la imaginación digital de las nuevas generaciones. El abrazo de Facebook a la realidad aumentada es un abrazo del oso a los filtros y máscaras que caracterizan la experiencia en Snapchat, que está a punto de salir a bolsa. Tanto es así, que nada se dijo durante F8 acerca del futuro de Instagram o de Whatsapp, a pesar de las preguntas de los periodistas. Una estrategia defensiva que el mercado aprecia muy positivamente, como confirma la evolución de la acción en bolsa de Facebook tras la conferencia. El objetivo estratégico más amplio tiene que ver, sin embargo, con el lugar de Facebook dentro de la lucha depredadora por la supervivencia y el control del futuro que existe entre los gigantes de Silicon Valley. Si Facebook apuesta por la realidad aumentada para consolidar los lazos entre su «comunidad», la expectativa es que Apple introduzca estas funcionalidades en el inminente Apple 8. Pero la compañía que dirige Tim Cook pelea en realidad por liderar uno de los espacios críticos de ese futuro-ya-presente: el coche conectado. En ello trabaja uno de los equipos más opacos del valle californiano, ante los rumores de una posible compra de Tesla para acelerar el proceso de llegada del «coche Apple» a nuestras vidas. En el otro gran escenario de ese futuro-ya-presente, el hogar conectado, es Amazon quien lleva la delantera con su dominio de la logística, su creciente adquisición de contenidos para distribuir a través de Amazon Prime y, sobre todo, Alexa, su sistema operativo de asistente de voz que está ya presente en el 5% de los hogares norteamericanos gracias a la veloz implantación de Echo, su popular altavoz inteligente. En este ecosistema de darwinismo tecnológico, la moneda de cambio que todo lo explica es la competición por el tiempo de atención de los usuarios. Una economía de la atención que Facebook quiere llevar hacia el contenido audiovisual y Amazon hacia la voz. Tendencias que, de imponerse, debilitarían las actuales ventajas competitivas de quienes basan su negocio en la exposición de la retina del ojo a un anuncio o a un texto: Google, y los medios de comunicación. **Borja Bergareche, director de Innovación Digital de Vocento
01-01-1970 | abc.es
Colgar fotos y datos personales en internet conlleva un riesgo
Expertos de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC) han alertado este lunes, en vísperas de la celebración, el próximo miércoles, del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, de los peligros de colgar fotos y datos personales en internet. La profesora de Derecho y Ciencia Política de la UOC, Mónica Vilasau, ha avisado de que «poca gente lee las condiciones de uso que imponen las redes sociales para poder tener acceso al servicio» porque suelen ser «textos largos y pesados y tenemos tendencia a aceptar las condiciones sin mirarlas mucho o nada». Según Vilasau, leer las condiciones «es una práctica muy conveniente», aunque reconoce que resulta difícil debido a que muchas veces utilizamos dispositivos que no permiten una lectura fácil y amable. «La consecuencia de no leer las condiciones es que no sabemos las implicaciones que tienen las acciones que hacemos en las redes, que cada vez tienen más usuarios», ha advertido. Según el informe sobre el uso de redes sociales de la agencia de estudios IAB (2016), en España ocho de cada diez internautas de entre 16 y 55 años usan las redes sociales, lo que representa más de 15 millones de usuarios. El estudio constata que las redes preferidas son Facebook, YouTube, Twitter e Instagram y que el 36 % de los usuarios cuelgan y comparten contenidos. «Tenemos que ser cuidadosos a la hora de colgar fotos u otros contenidos en internet», ha alertado la catedrática de Propiedad Intelectual y también profesora de Derecho de la UOC, Raquel Xalabarder. Según los expertos, hay que distinguir si son espacios más o menos cerrados que permitan cierto control -como Facebook- o en cambio son espacios totalmente abiertos, como una web, Twitter o Instagram, en la que lo que se comparte es público y se puede hacer viral más rápidamente. Sobre la propiedad intelectual de las fotos personales publicadas en internet, Xalabarder informa de que «en las condiciones de uso, lo que hacen estas plataformas es obtener a su favor una licencia de todos los derechos de propiedad intelectual de todos los contenidos que colgamos». «Si queremos pensar bien, lo hacen porque, si no hubiera esta cesión de derechos, la herramienta no podría funcionar», ya que cada vez que alguien retuitea, hace un comentario o comparte un apunte, «hace un acto de explotación y, por tanto, si Facebook no tuviera nuestra autorización, no se podrían hacer estas acciones y el sistema no funcionaría como red social». «A efectos de propiedad intelectual, compartir comporta dos actos de explotación: la reproducción y la comunicación pública; y, por tanto, si no cedes al menos estos dos derechos, la red no funciona», según Xalabarder. Los expertos advierten, sin embargo, que una vez cedidos los derechos intelectuales estas plataformas «podrían hacer muchas más cosas con nuestras imágenes, como venderlas, ponerlas en una base de datos, obtener algún rendimiento económico». «De momento, no se sabe que lo hagan, sobre todo porque no les interesa», según Xalabarder, y además podrían tener problemas con los derechos de imagen, «que a menudo no tenemos en cuenta». La experta en propiedad intelectual recuerda que una cosa es que hagamos un foto y como autor tengamos derecho a colgarla, pero otra cosa es que eso no implica que la persona que sale en la foto haya consentido que la colguemos en la red. Según Vilasau, con los datos personales introducidos en una red social, una aplicación o una página web, pasa más o menos lo mismo: «perdemos el control». Vilasau afirma que en las condiciones de uso es donde se debería informar sobre quién tiene acceso a todo este tipo de información, pero «eso no impide que en algún caso se haga uso posteriormente y que se ceda a otras personas, aunque sea vulnerando la legislación».
01-01-1970 | abc.es
Instagram sufre su primera histórica caída
Instagram se ha caído. La red social por excelencia de la fotografía ha empezado, en la tarde de este lunes, a experimentar ciertos fallos de conexión, tal y como han denunciado numerosos usuarios en Twitter. Cuando no funciona instagram y te metes en twitter para ver si no eres la única? Sheeran (@edmysky) 24 de abril de 2017No funciona #Instagram, lo buscas en Twitter y cuando ves que no es cosa tuya ya te quedas tranquilo.? Daniel Ferrera (@danferrera1986) 24 de abril de 2017No me funciona instagram! Soy el único?? Raoul Vazquez (@raoulvazquez) 24 de abril de 2017¿Soy el único que se ha metido en Twitter para ver si tengo un movil malo o es que #instagram se había caído?? JairoBarey (@JairoBarey) 24 de abril de 2017La popular aplicación, que pertenece a Facebook, ha sufrido, durante unos minutos, un error desconocido del que la compañía, al final, se ha tenido que pronunciar: «Sabemos que algunos Instagrammers están experimentando problemas con la aplicación. ¡Estamos trabajando en un 'fix!'», ha asegurado Instagram a través de su cuenta de Twitter, sin especificar más, ya que la caída, al parecer, ha sido general y ha afectado a usuarios de EE.UU., Europa, Asia y Oriente Medio. Poco después, ese mismo tuit desaparecía del timeline de su cuenta de Twitter. Instagram cuenta con más de 600 millones de usuarios al mes.
01-01-1970 | abc.es
Instagram supera los 700 millones de usuarios al mes
Instagram no da crédito pero sí. Lo ha vuelto a conseguir. Una vez más, la popular aplicación, propiedad de Facebook, se ha superado a sí misma: t iene ya más de 700 millones de usuarios activos al mes. Fue el pasado mes de diciembre cuando la compañía anunció que tenía más de 600 millones de usuarios mensuales. Además, en febrero de 2013 anunció que superó lo 100 millones. Desde entonces su crecimiento ha sido imparable. Según datos de la compañía, que nació en 2010, los últimos 100 millones de «instagrammers» se han sumado «a un ritmo más rápido que nunca». «El crecimiento -continua- se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen nuestra mejor capacidad de conectar a la gente con sus amigos en Instagram. También hemos tomado medidas para simplificar y mejorar el proceso de registro, lo que ha ayudado a que se unan nuevas personas en todo el mundo». En los últimos meses, la aplicación no ha dejado de introducir novedades, especialmente en Instagram Stories, la funcionalidad parecida a Snapchat, que recientemente alcanzó los 200 millones de usuarios diarios. Aunque la ruptura con el orden cronológico de las publicaicones fue muy criticado, la compañía ha adoptado otras medidas que han cautivado a los usuarios, como la posibilidad de hacer zoom a las imágenes, guardar las publicaciones favoritas o la opción de añadir hasta diez imágenes en las publicaciones.
01-01-1970 | abc.es
Cinco funciones de WhatsApp que pueden cambiarlo todo
Aunque Facebook, desde hace tiempo, ha puesto más esfuerzo en mejorar Messenger (y vaya si lo ha conseguido), WhatsApp sigue siendo la aplicación de mensajería más popular. Está en constante evolución, integrando nuevas funciones en sus actualizaciones y, para incentivar aún más uso, prepara una serie de novedades que pueden llegar próximamente en futuras versiones y que pueden revolucionar la plataforma. Consultar la ubicación en tiempo real O volverla, si cabe, algo confusa, quién sabe. La «app» tiene en mente varias novedades importantes, algunas de ellas ya se están probando entre un grupo de usuarios antes de ver la luz en las próximas semanas o meses. Una de las que más ha llamado la atención (para mal, sobre todo) es un sistema en fase de pruebas y que permitirá, en caso que se ponga finalmente en marcha, consultar en tiempo real la ubicación de una persona. Afortunadamente, esta opción vendrá desactivada por defecto y, en teoría, está pensada para planificar rutas y reuniones en los grupos de amigos, aunque existen diversas dudas acerca de sus intromisiones en la privacidad de las personas. Se desconocen más detalles, pero en las primeras pruebas se ha observado que dispone de un tiempo limitado para la consulta, no sea que a uno se le olvide y, en fin, te pillen en un renuncio. Borrar (de verdad) el mensaje enviado Otra de las novedades que prepara WhatsApp pero que todavía no se ha integrado de manera oficial es un sistema para borrar y eliminar completamente un mensaje enviado. Por ahora, el usuario emisor puede borrarlo, aunque éste no se elimina por completo, ya que el receptor sí puede consultarlo de igual forma. La idea que prueba la «app» y que podría llegar próximamente es lograr que el mensaje se pueda de verdad cancelar siempre y cuando no se haya leído. Se trata de una opción que, sin duda, generará polémica, y más sabiendo que en las primeras pruebas del servicio se mandará una notificación avisando al receptor que se ha borrado un mensaje, con lo cual es posible que se generen discusiones acerca de la naturaleza de la conversación, sobre todo, en parejas en las que se miran con lupa muchas veces todo lo que uno hace. Perfiles oficiales para empresas (¿publicidad?) WhatsApp, pese a todo, no da un duro a Facebook. Tampoco es que cueste mucho dinero mantenerlo, pero el concepto en el que se basa la «app» no es muy rentable que digamos. Pese a que su fundador, Jan Koum, siempre ha defendido que la plataforma nunca tendría anuncios, en diversas pruebas y filtraciones han planteado un nuevo servicio que permitirá a las empresas darse de alta como usuarios verificados, al estilo de las cuentas oficiales de la red Twitter. La compañía ha observado, sin duda, cómo cada vez más las empresas hacen uso del servicio como canal de comunicación entre empresa-cliente . Una oportunidad para sacar rentabilidad a esta tendencia. Estos perfiles oficiales podrán, también en caso que finalmente se ponga en marcha, mandar anuncios personalizados a los usuarios, según los primeros indicios. Compartir álbumes de imágenes Inspirándose en Instagram, WhatsApp prepara también la posibilidad de compartir un álbum de imágenes a los usuarios, de tal forma que se podrán agrupar por temáticas. Útil, por ejemplo, para aquellas situaciones en las que tu amigo-vecino-familiar de turno te pide las fotos de tu hijo recién nacido-viaje de novios-tu nuevo coche. La idea es presentar hasta treinta imágenes dentro de un álbum, agilizando con ello el consumo de datos a la hora de transferir tantas imágenes. Esta opción, según los primeros indicios, también vendrá desactivada por defecto. Mejores estados WhatsApp puso en marcha hace un par de meses una opción de mensajería efímera inspirada (hay que reconocerlo) en Snapchat, la conocida aplicación de chat y filtros que ha obligado a reaccionar a Facebook gracias a la introducción de nuevos códigos. Y sí, aunque no han logrado el efecto deseado, la «app» prepara añadir nuevas características para incentivar su consumo. Los Estados se mejorarán con más opciones como la posibilidad de añadir únicamente texto en lugar de imágenes y vídeos personalizados y con fecha de caducidad que se puede en la actualidad. Se trata de otra característica que forma parte de versiones actuales en pruebas. ¿Se potenciarán?
01-01-1970 | abc.es
Enrique Ávila: «Cada uno tiene que valorar si le compensa ceder su privacidad a Facebook a cambio de reconocimiento social»
Imagínate que vives en un mundo en el que saber todo de todos es siempre lo mejor. Nada de secretos. Estar constantemente vigilado es la mejor manera de construir un mundo «perfecto», transparente, en el que el ciudadano, vigilado las 24 horas del día, será ejemplar sabiendo que es observado constantemente. En este caso, no se le pasará por la cabeza robar un banco (todo el mundo le vería) porque cuando te observan te comportas mejor. Y es que -dicen- el conocimiento es un derecho humano fundamental. En definitiva, hablamos de un lugar en el que se socializa porque el ciudadano -o usuario- ha perdido su privacidad porque ha vendido sus datos personales a una compañía que los monetiza y, evidentemente, se hace de oro a su costa. Pero no pasa nada. Todo sea por hacer un mundo mejor. Este escenario recuerda -y mucho- a lo que hacen Facebook o Google. Y es, a grandes rasgos, lo que refleja la película «El Círculo», basada en el libro con el mismo nombre de Dave Eggers, con Emma Watson y Tom Hanks. El filme supone una profunda reflexión sobre la privacidad en internet. Porque nos guste o no, la era digital es una realidad imparable. «Nos iremos adaptando», asegura Enrique Ávila, Jefe de Seguridad de la Información de la Guardia Civil y Director del Centro Nacional de Excelencia de Ciberseguridad. Las redes sociales, Facebook, Twitter, comprar por internet, ciberataques? forman parte del avance tecnológico. «Siempre hay víctimas», reconoce el experto. «Pero no pasa nada -continua- Siempre las hay. Hay una cosa que destruye a las sociedades: el hecho de no asumir riesgos. La sociedad que quiera aspirar a riesgo cero es porque va a ir renunciando a derechos y libertades. La vida tiene riesgos y hay que operar teniéndolos en cuenta y haciendo lo posible por mitigarlos». ¿Le ha gustado la película? ¿Es real lo que refleja o hay mucha ciencia ficción? No hay nada de ciencia ficción en esta película. Aunque no se parece mucho al libro, que tiene más implicaciones, y aunque es verdad que he visto cosas más duras en el tema de privacidad y redes sociales, es un filme para reflexionar y generar inteligencia colectiva. Enrique, usted tiene Facebook. Y encontrarle en Google no es difícil. ¿Es eso malo? ¿O bueno? Las categorías bueno, malo o regular son discutibles. Por mi experiencia, por motivos laborales, muchos estamos expuestos y es verdad que eso conlleva cierto riesgo desde el punto de vista de la ciberseguridad, pero también es un modelo que genera muchas oportunidades. Eso genera valor y si no lo gestionas bien, produce riesgo o amenaza. El usuario prefiere la primera opción, no la segunda. Para eso tienes que saber, conocer, generar nuevas capacidades para saber gestionar esa situación. Pero esto ha ocurrido a lo largo de la Historia. Todo genera riesgos y amenazas pero también oportunidades. Lo que pasa es que, en este caso tan específico, la tecnología va muy deprisa. Quizás de ahí venga esa percepción negativa de la sociedad con respecto a los avances tecnológicos, de lo rápido que va internet o de lo que genera una red social Los seres humanos no estamos preparados para funcionar a esa velocidad. Pero yo creo creo que el principal riesgo en la Red es la no formación, la no adquisición de nuevas capacidades. Nosotros somos los responsables de nuestra propia vida. El usuario tiene que ser consciente de lo que hace. No hace falta ser informático o jurista, pero esta tendencia forma parte ya de nuestra cultura. El ciudadanos tiene que entender que si el contador de su casa pasa a ser digital, sus patrones de gasto de consumo están registrados, se suben a la nube y sabrán su comportamiento de consumo. Y todo va a ir a más. ¿Eso es bueno o malo? El criterio de bondad o maldad solo existe en las acciones del ser humano. La información está ahí y puede ser utilizada con muchos fines. Por eso hay que generar nuevos conceptos, como el del ciberciudadano, es decir, qué derechos y libertades tenemos que respetar rigurosamente en el dominio del ciberespacio. Eso lo veremos en las próximas generaciones porque, además, la realidad es que el concepto de privacidad para un chico de 14 años es radicalmente diferente al nuestro. Aún así, la sensación generalizada es que parece que hemos vendido nuestra privacidad a las grandes compañías tecnológicas y que nadie nos protege Eso, ¿cuánta gente se lo plantea? Muy poca. El común de los ciudadanos se pregunta: «Es gratis o no es gratis». Si algo hay gratis en el ciberespacio es que el producto eres tú. Cada uno tiene que aprender a asumir y reflexionar lo que eso significa. Con el IoT, por ejemplo, vamos a seguir viéndolo. Y más con la medicina exponencial. Si yo quiero vivir hasta 150 años, 200 o 300, como pretenden hacer las grandes compañías tecnológicas, daré mis datos. Le corresponde a cada uno valorar si quiere regalar su privacidad a una compañía que va a tener sus datos en la nube y va a hacer con ellos lo que quiera. Eso es crear valor pero también es un riesgo y una amenaza. No sé si cada usuario registrado en Facebook habrá llegado a hacer esa valoración El usuario se ha registrado en Facebook de forma voluntaria y ha aceptado las condiciones del servicio sin leerlas. ¿Qué obtenemos de Facebook? Reconocimiento social, que la gente vea que eres muy feliz a través de las fotos que compartes, etc. Eso es lo que obtienes a cambio de ceder tus datos. ¿Te compensa? Eso es lo que cada uno tiene que pensar. «El común de los ciudadanos se pregunta: 'Es gratis o no es gratis'. Si algo hay gratis en el ciberespacio es que el producto eres túHay que dotarse de conocimiento. No estamos ante un problema técnico. El usuario tiene que saber el uso y la implicaciones del uso de todas las herramientas que el usuario tiene a su disposición en internet. Ese es el verdadero reto. Eso no quita que haya un control judicial pero esto se puede solucionar de una manera: con la tecnología. Por ejemplo, con «Blockchain», o conceptos similares, en los que tú eres propietario de tus datos exclusivamente. Pero eso significa que el ciudadano tiene que hacer un sobreesfuerzo intelectual. Lo que está claro es que Facebook, Google, Instagram, etc. nos lo han vendido muy bien Yo a eso lo llamo dinámicas sociales. Es decir, se desarrolla una dinámica en la que llega un producto o servicio con el que encaja y entonces tiene éxito. ¿Durante cuánto tiempo? Porque, ¿qué es Facebook ahora? Solo lo usamos los viejos. Pero Facebook tiene Instagram que triunfa entre los más jóvenes Sí y a mi no me interesa nada. Además, dentro de unos cuantos años, vendrá otra cosa. En el ciberespacio se va generando valor cada cierto tiempo a diferentes cosas por esa dinámica social. Lo que es un negocio impresionante es el delito como servicio. Para eso hay que dotar al Estado con recursos y también de leyes. No es lo mismo perseguir pederastia que grupos de ciberdelincuentes internacionales que atacan infraestructuras críticas. Los recursos son muy diferentes, tanto desde el punto de vista económico como profesional. Por eso, para dotar de ciberseguridad al sector público, yo he solicitado al menos, 5.000 o 6.000 agentes con competencias básicas en escenarios de ciberdelito. El ritmo al que se forman nuevos agentes, tanto en Guardia Civil como en Policía, es claramente insuficiente. Y esto va a más y muy rápido. El problema es que se está desarrollando. Aunque así, todos los recursos que vengan serán bienvenidos.
911