Noticias de "facebook"

01-01-1970 | abc.es
Los negocios de Google, Facebook o WhatsApp, en peligro ante la propuesta de ley de la CE contra las «cookies»
La Comisión Europea ha presentado una propuesta de ley sobre privacidad en internet y comunicaciones electrónicas que pone el foco en las «cookies», y que de aprobarse puede significar de la recogida de datos personales para la publicidad. El término «cookie», tal y como explica la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) se utiliza para hacer referencia a unos archivos que algunas páginas web instalan en el navegador del usuario cuando bucea por la Red. Mediante estos archivos, el sitio web o servicio puede consultar y monitorizar la actividad del usuario en esa página. En el texto de la propuesta, presentado este martes en Bruselas, se establece que las empresas deberán pedir consentimiento explícito a los usuarios antes de instalar las «cookies» para recoger sus datos, con el fin de garantizar la confidencialidad de las conversaciones y los datos que se generan en torno a ellas. En la actualidad, las compañías recopilan y almacenan información personal de los usuarios que emplean para ofrecer publicidad personalizada. Hasta ahora, la única obligación que tenían consistía en desplegar un mensaje informando de sobre la «Política de 'Cookies'». Las compañías de telecomunicaciones que emplean «cookies» que no tienen un impacto sobre la privacidad de los usuarios, como en un carro de la compara online o para contabilizar las visitas en una web, no necesitarán de este consentimiento. Si la propuesta sale adelante, los navegadores de internet estarán obligados a preguntar durante su instalación sobre las preferencias. Las nuevas medidas no entrarían en vigor hasta mayo del 2018, pero las multas a quienes las incumplan podrían ser sustanciales, alcanzando hasta el 4% de sus ventas anuales a nivel global. Más allá de posibles sanciones, la medida puede suponer un varapalo para algunos gigantes del mundo digital como Google, Facebook y WhastApp, que en la actualidad utilizan las «cookies» para insertar anuncios de terceros. Si la ley finalmente se aprueba, estas empresas perderán una fuente de ingresos importante en la monetización de sus páginas. Críticas a la propuesta A pesar de los potenciales beneficios de la proposición de ley para los internautas, algunos analistas advierten sobre posibles contrapartidas. Dave Grimaldi, ejecutivo de la Agencia de Publicidad Internactiva, afirma que la medida «pone en riesgo el funcionamiento de millones de sitios web y aplicaciones que se basan en la publicidad para financiar su contenido y sus herramientas». Aunque la mayor parte de quejas afectan a los propietarios de las páginas web, los efectos negativos también pueden llegar a los usuarios, que podrían enfrentarse a más publicidad en forma de «pop-ups» sustituyendo a la de las 'cookies', o que podrían tener que cambiar los ajustes de su navegador para guardar algunas contraseñas.
01-01-1970 | abc.es
Descubierta una puerta trasera en WhatsApp para acceder a los mensajes cifrados
Un nuevo problema de seguridad. El investigador de criptografía y seguridad informática de la Universidad de Berkeley (EE.UU.). Tobias Boelte r ha descubierto una vulnerabilidad en la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp que permite analizar los mensajes cifrados, una puerta trasera que da acceso, según este experto, a la lectura de las comunicaciones a pesar de contar con sistemas de seguridad cifrados de «extremo a extremo». Según ha desvelado el medio «The Guardian», esta vulnerabilidad, descubierta en mayo del pasado año, se comunicó a la empresa matriz de la conocida «app», Facebook. Este experto asegura que se trata de una «puerta trasera» en la seguridad que puede ser explotada para interceptar y leer mensajes cifrados y que, según organismos de defensa de la privacidad y la protección de datos, puede ser utilizada por agencias gubernamentales. Facebook, sin embargo, asegura que ninguna persona puede interceptar los mensajes enviados a través de WhatsApp, ni siquiera la compañía o sus empleados. Sin embargo, esta nueva investigación intenta demostrar que la empresa de internet es capaz de acceder a las comunicaciones de sus más de mil millones de usuarios «debido a la forma en que WhatsApp ha implementado su protocolo de cifrado de extremo a extremo», que se puso en marcha en mayo del pasado año. El sistema de cifrado de «extremo a extremo» introducido por WhatsApp se basa en la generación de claves de seguridad únicas, utilizando el protocolo de señal desarrollado por Open Whisper Systems, un software que se comercializa y está destinado a garantizar que las comunicaciones sean seguras y no puedan ser interceptadas por un intermediario. Sin embargo, según denuncia Boelter en su investigación que ha colgado en su blog personal, WhatsApp «tiene la capacidad de forzar la generación de nuevas claves de cifrado» para los usuarios que, supuestamente, es deconocido por parte del remitente y el destinatario de los mensajes. El caso es que es posible un cambio en el cifrado. «Si un organismo gubernamental le pide a WhatsApp que revele sus registros de mensajería, puede darle acceso debido al cambio en las claves», relata Boelter en declaraciones a «The Guardian».
01-01-1970 | abc.es
Facebook lanza un proyecto para evitar la difusión de bulos y noticias falsas
Facebook ha lanzado una iniciativa destinada a periodistas y usuarios para incrementar la calidad de las noticias que se publican. La red social busca con ello evitar la circulación masiva de bulos y noticias falsas -«fake news»- y, de esta forma, mejorar la usabilidad de la plataforma. El proyecto, denominado «Facebook Journalism Project», fue presentado el pasado miércoles a través de un comunicado de la propia red social en su web. En él, Fidji Simo, director de Producto de la compañía, ha manifestado su intención de «establecer lazos más fuertes entre Facebook y los medios de comunicación». Simo también ha hecho énfasis en la importancia para Facebook «de un ecosistema de noticias y un periodismo sanos», haciendo referencia a uno de los grandes objetivos del proyecto: frenar la proliferación de bulos y noticias falsas. Para afrontarlo, la red social ha anunciado nuevas formas de denunciar las noticias falsas y ha impulsado «News Literacy Project», una plataforma para instruir a los usuarios sobre cómo utilizar los medios. En esta medida colaboran también prestigiosas instituciones como la Escuela de Periodismo Walter Cronkite y la Universidad de Arizona. La red social ha anunciado también nuevas herramientas para hacer más completa su sección de noticias a los usuarios, como cursos electrónicos y la nueva herramienta de audiencias «CrowdTangle», ya disponible para los medios.
01-01-1970 | abc.es
Descubierta una vulnerabilidad en WhatsApp que afecta al sistema de cifrado
Un nuevo problema de seguridad. El investigador de criptografía y seguridad informática de la Universidad de Berkeley (EE.UU.). Tobias Boelte r ha descubierto una vulnerabilidad en la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp que permite analizar los mensajes cifrados, una puerta trasera que da acceso, según este experto, a la lectura de las comunicaciones a pesar de contar con sistemas de seguridad cifrados de «extremo a extremo». Según ha desvelado el medio «The Guardian», esta vulnerabilidad, descubierta en mayo del pasado año, se comunicó a la empresa matriz de la conocida «app», Facebook. Este experto asegura que se trata de una «puerta trasera» en la seguridad que puede ser explotada para interceptar y leer mensajes cifrados y que, según organismos de defensa de la privacidad y la protección de datos, puede ser utilizada por agencias gubernamentales. Facebook, sin embargo, asegura que ninguna persona puede interceptar los mensajes enviados a través de WhatsApp, ni siquiera la compañía o sus empleados. Sin embargo, esta nueva investigación intenta demostrar que la empresa de internet es capaz de acceder a las comunicaciones de sus más de mil millones de usuarios «debido a la forma en que WhatsApp ha implementado su protocolo de cifrado de extremo a extremo», que se puso en marcha en mayo del pasado año. El sistema de cifrado de «extremo a extremo» introducido por WhatsApp se basa en la generación de claves de seguridad únicas, utilizando el protocolo de señal desarrollado por Open Whisper Systems, un software que se comercializa y está destinado a garantizar que las comunicaciones sean seguras y no puedan ser interceptadas por un intermediario. Sin embargo, según denuncia Boelter en su investigación que ha colgado en su blog personal, WhatsApp «tiene la capacidad de forzar la generación de nuevas claves de cifrado» para los usuarios que, supuestamente, es deconocido por parte del remitente y el destinatario de los mensajes. El caso es que es posible un cambio en el cifrado. «Si un organismo gubernamental le pide a WhatsApp que revele sus registros de mensajería, puede darle acceso debido al cambio en las claves», relata Boelter en declaraciones a «The Guardian».
01-01-1970 | abc.es
WhatsApp no tiene fallo alguno de seguridad, según un experto
La supuesta «puerta trasera» de WhatsApp que este viernes ha publicado «The Guardian», no es una vulnerabilidad. Al menos, es lo que ahora asegura Alec Muffett, un veterano experto de seguridad, a «Gizmodo», quien califica de «sensacionalista» la historia difundida por el diario. Un nuevo problema de seguridad del que se ha hecho eco «The Guardian» parte del investigador de criptografía y seguridad informática de la Universidad de Berkeley (EE.UU.), Tobias Boelter, quien parecía que había descubierto dicho un nuevo «bug» en la popular «app» que permitía acceder a los mensajes cifrados. Una «puerta trasera» que daba acceso, según este experto, a la lectura de las comunicaciones a pesar de contar con sistemas de seguridad cifrados de «extremo a extremo». Sin embargo, Muffett aclara que no se trata de una «puerta trasera». «No es un error, está funcionando tal y como [la aplicación] se diseñó». Para este experto, la denuncia de Boelter es «de poca importancia». Sin embargo, según el investigador de la Universidad de Berkeley, WhatsApp «tiene la capacidad de forzar la generación de nuevas claves de cifrado» para los usuarios, algo que, supuestamente, es desconocido por parte del remitente y el destinatario. Por tanto, sería posible un cambio en el cifrado. «Si un organismo gubernamental le pide a WhatsApp que revele sus registros de mensajería, puede darle acceso debido al cambio en las claves», relata Boelter a «The Guardian». Para ello, se necesitaría la colaboración de Facebook, propietaria de la «app». Sin embargo, Alec Muffett matiza: «Hay una función en WhatsApp que -cuando cambias de teléfono, compras uno nuevo, restableces los datos de fábrica- y después instalas WhatsApp y continúas con una conversación, hace que las claves de cifrado se vuelvan a negociar para adaptarse al nuevo teléfono». Supposed "backdoor" has convenient "off switch" #whatsapp pic.twitter.com/LtUtwCiHyM? Alec Muffett (@AlecMuffett) 13 de enero de 2017Según detalla a «Gizmondo», supongamos que un emisor envía un mensaje a su receptor, quien tiene el móvil sin batería. Ese mensaje se queda «guardado» en el «smartphone» del emisor, a la espera de poder enviarse, por lo que se vuelve a cifrar. Alec Muffett asegura que se trata de una práctica normal en los sistemas de mensajería cifrados. Lo curioso es que Muffet no está solo. «Gizmondo» ha recogido también el malestar de otro experto en contra de ese supuesto fallo de seguridad de WhatsApp. Fredric Jacobs, que además de trabajar en Apple fue desarrollador de iOS para Open Whisper Systems, el colectivo que diseñó y mantiene el protocolo de cifrado de Signal, ha declarado a través de su cuenta de Twitter: «Es ridículo que esto se presente como una puerta trasera»: It's ridiculous that this is presented as a backdoor. If you don't verify keys, authenticity of keys is not guaranteed. Well known fact.? Frederic Jacobs (@FredericJacobs) 13 de enero de 2017 Yago Jesús, experto en seguridad informática y editor del blog «Security by Default», Yago Jesús, se sitúa también en esta misma línea: «Creo que es un ataque muy de laboratorio que tiene cabos sueltos y su practicidad es reducida». En su opinión, el hecho que esta supuesta vulnerabilidad requiera de registrar el número de teléfono de la supuesta víctima en la red reduce su capacidad. «Creo que el ataque es, con perdón, una tontería supina -añade- porque al cambiar la clave publica del móvil al receptor le aparece una alerta 'warning'».
01-01-1970 | abc.es
Deutsche Bank prohíbe Whatsapp a sus empleados
Los empleados de Deutsche Bank tendrán prohibido a partir de ahora el uso de aplicaciones de mensajes cortos, muy concretamente WhatsApp, en los «smartphones» de la empresa. El banco quiere aumentar sus estándares de conformidad y confidencialidad, de modo que ha elaborado un nuevo memorándum en el que avisa al personal que todas las funciones para este tipo de mensajería instantánea serán eliminadas a lo largo de este trimestre de los teléfonos corporativos. «Somos conscientes de que la desactivación afectará al día a día del trabajo y lamentamos y pedimos disculpas por las molestias», firma una de las responsables de este cambio, Sylvie Matherat, advirtiendo además que la norma «no mensajes» es válida también para los teléfonos privamos en la medida en que estos sean utilizados para asuntos de trabajo. Si bien es cierto que el uso de aplicaciones como WhatsApp ha servido para agilizar muchos procesos en el entorno laboral, esta nueva herramienta también ha traído consigo toda una serie de situaciones problemáticas que acaban llegando a los tribunales y son ya muchas y variadas las sentencias dictadas sobre casos que tienen su origen en un mensaje de WhatsApp, en el texto de un perfil de usuario o incluso en la elección de la foto con la que la persona se identifica en la plataforma. Elaborar una normativa al respecto o implementar medidas de seguridad que garanticen la cadena de custodia de los mensajes, fácilmente modificables y susceptibles de reproducción y publicación prácticamente sin fin, son tareas inabarcables para una empresa, por lo que Deutsche Bank se inclina por la opción preventiva y opta por lo sano. Pero además de los potenciales gastos judiciales y de las fallas de seguridad de WhatsApp, la decisión está tomada en un contexto de sospechas de posibles fugas de información. Más de mil millones de personas usan este sistema, cuyos datos son almacenados en servidores situados en Estados Unidos, una administración en la que los bancos y empresas alemanas perciben una creciente hostilidad. Alemania prohibió el año pasado a WhatsApp sincronizar sus datos con Facebook, pero aun así el riesgo de espionaje de datos es elevado y además se trata de una herramienta concebida para el uso personal en la que no siempre resulta fácil delimitar los límites personales y profesionales. La productividad de los equipos se resiente por la gestión del conglomerado de comunicaciones a través de ese sistema y su uso no genera una buena imagen de cara a los clientes. Deutsche Bank se encuentra actualmente inmerso en un gran esfuerzo por mantener a flote su reputación, después de penosas sentencias por manipulación de medidores de tipos de interés y tras un año, 2015, en el que registró pérdidas récord de 6.500 millones de euros. Esta misma semana ha anunciado una severa reducción de los bonos a sus cargos de mayores rangos en 2017, una concesión a las reiteradas súplicas de sus accionistas.
01-01-1970 | abc.es
Facebook anuncia una ofensiva en Alemania contra noticias falsas
La red social Facebook anunció este domingo que en las próximas semanas lanzará una ofensiva en Alemania para luchar contra la propagación de noticias falsas. «Para nosotros es importante que las entradas y las noticias que se publican en Facebook sean fiables», subraya la red social en un comunicado en su página en alemán. Con ese objetivo, la empresa ha cerrado un acuerdo con el portal de periodismo de investigación Correctiv, que se encargará de cotejar las informaciones que se publican en la red social. La empresa, que se muestra «confiada» en asociarse en un futuro con otras organizaciones del sector de los medios, incorporará mecanismos para que los usuarios puedan marcar una entrada como potencial noticia falsa. La tarea de Correctiv será la de analizar las entradas sospechosas y en caso de que sean identificadas como informaciones falsas, se incorporará a las mismas una advertencia respecto a su «dudosa credibilidad», así como un enlace, en tanto que posible, a un artículo correspondiente con datos correctos. Aunque seguirá siendo posible compartir estas entradas, las mismas irán provistas de una advertencia sobre su dudosa credibilidad, agrega el comunicado. «Instrumento poderoso» «Creemos que un análisis de datos independiente y transparente puede ser un instrumento muy poderoso para un periodismo responsable», asegura la compañía. Facebook se siente satisfecha con este avance, pero es consciente, afirma el comunicado, «que todavía queda mucho par hacer». «Seguiremos trabajando en este desafío e introduciremos esta novedad próximamente también en otros países», anuncia. En declaraciones al «Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung», el presidente de la Comisión Electoral alemana, Dieter Sarreither, advierte de que las noticias falsas pueden desempeñar un papel significativo en la campaña electoral y los comicios generales en Alemania previstos para septiembre próximo. En tanto, el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, señala en declaraciones al «Welt am Sonntag» que no se hace ilusiones respecto a que no se vaya a utilizar «la diversidad de posibilidades de manipulación en la red también durante la campaña electoral, ya sea para campañas intencionadas de desinformación, la propagación de noticias falsas o para influir en el debate». La propia canciller alemana, Angela Merkel, ya se ha referido en varias ocasiones a la posibilidad de que se lleven a cabo durante la campaña electoral campañas de desinformación, propaganda y ciberataques contra instituciones públicas y partidos
01-01-1970 | abc.es
WhatsApp no tiene fallo alguno de seguridad
La supuesta «puerta trasera» de WhatsApp que este viernes ha publicado «The Guardian», no es una vulnerabilidad. Los expertos en seguridad informática dudan de las verdadera trascendencia de este «bug» que permitirá, según una nueva investigación, acceder a los mensajes de los usuarios. Al menos, es lo que ahora asegura Alec Muffett, un veterano experto de seguridad, a «Gizmodo», quien califica de «sensacionalista» la historia difundida por el diario. Un nuevo problema de seguridad del que se ha hecho eco «The Guardian» parte del investigador de criptografía y seguridad informática de la Universidad de Berkeley (EE.UU.), Tobias Boelter, quien parecía que había descubierto dicho un nuevo «bug» en la popular «app» que permitía acceder a los mensajes cifrados. Una «puerta trasera» que daba acceso, según este experto, a la lectura de las comunicaciones a pesar de contar con sistemas de seguridad cifrados de «extremo a extremo». Sin embargo, Muffett aclara que no se trata de una «puerta trasera». «No es un error, está funcionando tal y como [la aplicación] se diseñó». Para este experto, la denuncia de Boelter es «de poca importancia». Sin embargo, según el investigador de la Universidad de Berkeley, WhatsApp «tiene la capacidad de forzar la generación de nuevas claves de cifrado» para los usuarios, algo que, supuestamente, es desconocido por parte del remitente y el destinatario. Por tanto, sería posible un cambio en el cifrado. «Si un organismo gubernamental le pide a WhatsApp que revele sus registros de mensajería, puede darle acceso debido al cambio en las claves», relata Boelter a «The Guardian». Para ello, se necesitaría la colaboración de Facebook, propietaria de la «app». Sin embargo, Alec Muffett matiza: «Hay una función en WhatsApp que -cuando cambias de teléfono, compras uno nuevo, restableces los datos de fábrica- y después instalas WhatsApp y continúas con una conversación, hace que las claves de cifrado se vuelvan a negociar para adaptarse al nuevo teléfono». Supposed "backdoor" has convenient "off switch" #whatsapp pic.twitter.com/LtUtwCiHyM? Alec Muffett (@AlecMuffett) 13 de enero de 2017Según detalla a «Gizmodo», supongamos que un emisor envía un mensaje a su receptor, quien tiene el móvil sin batería. Ese mensaje se queda «guardado» en el «smartphone» del emisor, a la espera de poder enviarse, por lo que se vuelve a cifrar. Alec Muffett asegura que se trata de una práctica normal en los sistemas de mensajería cifrados. Lo curioso es que Muffet no está solo. «Gizmodo» ha recogido también el malestar de otro experto en contra de ese supuesto fallo de seguridad de WhatsApp. Fredric Jacobs, que además de trabajar en Apple fue desarrollador de iOS para Open Whisper Systems, el colectivo que diseñó y mantiene el protocolo de cifrado de Signal, ha declarado a través de su cuenta de Twitter: «Es ridículo que esto se presente como una puerta trasera»: It's ridiculous that this is presented as a backdoor. If you don't verify keys, authenticity of keys is not guaranteed. Well known fact.? Frederic Jacobs (@FredericJacobs) 13 de enero de 2017 Otros expertos confirman a ABC la teoría. Yago Jesús, experto en seguridad informática y editor del blog «Security by Default», Yago Jesús, se sitúa también en esta misma línea: «Creo que es un ataque muy de laboratorio que tiene cabos sueltos y su practicidad es reducida». En su opinión, el hecho que esta supuesta vulnerabilidad requiera de registrar el número de teléfono de la supuesta víctima en la red reduce su capacidad. «Creo que el ataque es, con perdón, una tontería supina -añade- porque al cambiar la clave publica del móvil al receptor le aparece una alerta 'warning'».
01-01-1970 | abc.es
Facebook niega que su sistema de realidad virtual fuera robado
El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió este martes en un tribunal de Dallas (Texas) a los directivos de la compañía de realidad virtual Oculus, empresa que adquirió en 2014, en un caso de presunto robo de propiedad intelectual. El joven multimillonario aseguró «no saber nada» de las acusaciones realizadas por la empresa Zenimax, especializada en videojuegos, que reclama 2.000 millones de dólares por daños a Facebook, actual propietaria de Oculus, según recoge el medio digital «Business Insider». Oculus es la creadora, entre otros, de Oculus Rift, un dispositivo de realidad virtual para videojuegos que compite con otros instrumentos de la misma rama como PlayStation VR (Sony) o Vive (HTC). En la demanda judicial, Zenimax acusó a los ejecutivos de Oculus de robar conscientemente su software y sus secretos comerciales a través de la contratación del actual director de tecnología de Oculus, John Carmack, y otros cinco empleados. En este sentido, aseguró que Carmack violó su contrato de empleado con Zenimax compartiendo la información confidencial que Oculus utilizó entonces como la base para su software del dispositivo de realidad virtual. Además, la firma también acusó a uno de los fundadores de Oculus, Palmer Luckey, de haber violado un acuerdo de no divulgación que firmó con el editor de la empresa de videojuegos. «Es común que cuando se anuncia un gran acuerdo muchas personas salgan de sus cuevas y afirmen que son propietarios de una parte» Zuckerberg compró Oculus en 2014 en un acuerdo estimado en unos 2.300 millones de dólares y, como apuntó en el juzgado, no está de acuerdo con las afirmaciones de Zenimax. Durante el juicio, el empresario norteamericano fue cuestionado por una carta que aparentemente Zenimax envió a Zukerberg dos semanas después de cerrar la compra de Oculus, en la que se le avisa del presunto robo de propiedad intelectual. «Es bastante común que cuando se anuncia un gran acuerdo de este tipo muchas personas salgan de sus cuevas y afirmen que son propietarios de una parte del trato», dijo Zuckerberg. También aseveró con cierta ironía que, «como la mayoría de la gente en la corte», nunca había oído hablar de Zenimax antes. El pleito también está revelando datos específicos sobre la compra de Oculus por Facebook hasta ahora desconocidos, como por ejemplo, los 700 millones de dólares que invirtió la red social para retener a los empleados clave y la reserva de 300 millones para posibles hitos futuros. El juicio, que empezó el pasado 9 de enero, seguirá su curso esta misma semana con las declaraciones de varios ejecutivos de Oculus y está previsto que dure unas tres semanas. Facebook invertirá 2.500 millones de euros en la realidad virtual en los próximos cinco años La compañía norteamericana Facebook es una de las firmas más interesadas en lograr que la emergente tecnología de realidad virtual funcione y se convierta en algo de masas. Y, para ello, según nuevas informaciones que han surgido al calor del jucio por patentes, planea invertir más de 2.800 millones de dólares (2.600 millones de euros) en los próximos cinco años, según desvela «The New York Times». Este movimiento forma parte de su estrategia por hacer popular esta tecnología al máximo número de usuarios posibles. La compañía admite, sin embargo, que este objetivo puede llevar entre cinco y diez años.
01-01-1970 | abc.es
Facebook invertirá «varios cientos de millones de dólares» en su tercer centro de datos en Europa
La compañía estadounidense Facebook anunció este jueves que construirá su tercer centro de datos en Europa en la localidad danesa de Odense (centro del país). El proyecto, que se espera esté operativo en 2020, incluye dos grandes naves que estarán situadas en una zona industrial de 55.000 metros cuadrados, reveló en la presentación en Odense el director de centros de datos de Facebook, Niall McEntegart, sin concretar el presupuesto, de «varios cientos de millones de dólares». McEntegart aseguró que será una de las instalaciones de ese tipo más eficientes del mundo desde el punto de vista energético, gracias entre otros factores a que el clima nórdico ayudará a mantener fríos los servidores. El de Odense es el tercer centro de datos presentado en Europa de la compañía, después de los de Luleå (Suecia) y de Clonee (Irlanda). El Gobierno danés destacó en un comunicado que el anuncio de Facebook sigue al del gigante tecnológico Apple, que hace dos años presentó un proyecto similar para Viborg (oeste de Dinamarca), y se mostró confiado en que reforzará su posición como país atractivo para acoger centros de datos globales.
918