Noticias de "facebook"

01-01-1970 | abc.es
Facebook investiga si Rusia interfirió en el Brexit
La red social Facebook ha iniciado una investigación sobre la posible influencia de Rusia en las elecciones de 2016 que decidieron la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Así lo afirma un comunicado de la compañía, firmado por el director de políticas de la plataforma, Simon Milner, que ha sido enviada este miércoles a los miembros de la Cámara de los Comunes que también están analizando el asunto, según ha informado Bloomberg. Tanto Facebook como Twitter han explicado previamente a los legisladores de Reino Unido que encontraron «un uso mínimo» de sus plataformas en comparación con la campaña de desinformación antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos por parte de Rusia. Las compañías han analizado las cuentas que los funcionarios de inteligencia de EE.UU. señalaron como culpables de esta acción, enmarcada dentro de las denominadas «Fake news», aunque los gobernantes británicos presionaron a estas empresas para llevar a cabo un análisis más profundo para determinar si se produjo el mismo caso en las elecciones que desencadenaron el Brexit. «Nos comprometemos a hacer todos los esfuerzos razonables para establecer si hubo o no una actividad coordinada similar a la que se encontró en los EE.UU. y enviaremos un informe tan pronto como se haya completado el trabajo», ha asegurado Milner en el escrito. La compañía se ha marcado «varias semanas» com plazo para completar la revisión, y ha solicitado la información recabada por las evaluaciones de inteligencia de Reino Unido, así como otras que puedan ayudar en el asunto. Por su parte, Twitter, que tiene hasta el jueves para decidir si llevará a cabo una acción similar, aún no se ha pronunciado al respecto, aunque si ha adelantado que comenzará a notificar a los usuarios estadounidenses que pudieran haber estado expuestos a la propaganda rusa. Proactividad de las redes sociales El presidente del comité digital, cultural y de medios, Damian Collins, ha advertido que las compañías de redes sociales deben ser más proactivas en la investigación del uso indebido de sus servicios en lugar de esperar la acción de los reguladores. «Están mejor ubicados para investigar la actividad en su plataforma», ha aseverado. Facebook ya ha anunciado los primeros pasos para luchar contra el fenómeno de las «Fake news». Así, la compañía ha anunciado que cambiará el algoritmo de su «Feed» de noticias, en las que primará las informaciones de amigos frente a las de empresas y medios particulares.
01-01-1970 | abc.es
Facebook prepara una función para ver vídeos en grupo
Facebook ha iniciado las pruebas de una nueva función que permitirá que los miembros de un grupo de la red social puedan ver un mismo vídeo de forma simultánea. Estos usuarios podrán compartir comentarios y reacciones sobre este contenido, que será seleccionado por los administradores del grupo. La vicepresidenta de Producto de Facebook, Fidji Simo, ha anunciado a través de una publicación en la plataforma que una nueva función, llamada Watch Party, ha comenzado a ser probada en algunos grupos de la red social. A través de esta característica, los integrantes podrán ver de forma simultánea un vídeo y compartir comentarios y reacciones sobre el mismo entre ellos. Los administradores o moderadores del grupo serán los encargados de seleccionar el contenido, que podrá ser cualquier vídeo público de Facebook, tanto en directo como previamente grabado. Simo ha explicado que el objetivo de la compañía es extender la «interactividad» y «comunidad» de su servicio de «streaming» de vídeos Facebook Live a otras experiencias audiovisuales de la plataforma. La red social ha elegido los grupos como primer espacio de implantación de Watch Party por los mil millones de usuarios que los utilizan mensualmente «para conectarse alrededor de sus pasiones y aficiones» y el vídeo es una «parte enorme» de esta interacción, ha explicado la vicepresidenta de Producto de Facebook. Fidji Simo ha indicado que esta nueva característica de los grupos forma parte de la nueva apuesta de la plataforma por potenciar las «conexiones personales», como anunció el fundador de la compañía, Mark Zuckerberg, el pasado viernes. El máximo dirigente de Facebook avanzó entonces que la red social promocionará las publicaciones de usuarios frente al contenido corporativo. Facebook prevé expandir esta nueva característica «en el futuro» a más grupos y usuarios, ha comentado Simo.
01-01-1970 | abc.es
Workplace, la razón por la que es obligatorio tener abierto Facebook en el trabajo
Hace ya un año y medio del lanzamiento de WorkPlace de Facebook, la red social cerrada para negocios que utiliza la misma plataforma que todos ya conocemos, pero en un entorno de empresa. Surgida en Londres dentro de la red social de Mark Zuckerberg en 2016 como un proyecto independiente, ya cuenta con más de 30.000 compañías registradas. Hablamos con Julien Codorniou, VP de Workplace, y con Alicia Segura, responsable de comunicación y relaciones públicas de Carglass, empresa que trabaja con la red social desde el principio. El objetivo de Workplace, cuenta Codorniou, es el mismo que el de Facebook: conectar personas pero de forma profesional. No todas las empresas cuentan con empleados que trabajan en una oficina delante de un ordenador, como es el caso de Carglass, donde el 80% de la plantilla formada por 1.200 personas se dedica al montaje de cristales de automóvil. El éxito de Workplace radica en que sus usuarios no tienen que aprender nada nuevo, el mismos interfaz y mecanismo al que ya todos están acostumbrados en Facebook. «Los trabajadores no quieren tener que aprender a usar una nueva herramienta, eso hace que las tasas de adopción en las empresas de intranets y otros servicios similares sean relativamente bajos», afirma el VP de la plataforma. La aplicación efectiva en las empresas Para Carglass, esta plataforma ha sido un gran avance, ya que la mayoría de los empleados de Carglass no utilizan el ordenador en su trabajo. Por otro lado, se daba un elevado nivel de inmadurez digital y el uso de la tradicional intranet era prácticamente nulo. Además, la alta dispersión geográfica en más de 200 puntos de venta en todo España, suponía un problema para la compañía, que encontraba escollos a la hora de comunicarse con sus propios empleados. Segura afirma que durante un mes planearon lo que se tradujo en una de las campañas publicitarias más importantes de la compañía, con un paquete de bienvenida a la red social profesional que se distribuyó entre todos los empleados, y que incluía instrucciones para dar de alta su nueva cuenta en Workplace, una camiseta y unos auriculares si se registraban y publicaban su primera foto. Esto supuso un cambio cultural enorme, pero lograron que prácticamente el cien por cien de los empleados usen hoy en día Workplace de Facebook, y lo hacen desde su teléfono móvil personal. Los números hablan por si solos, se han creado 104 grupos activos y los empleados han hecho más de 2500 publicaciones. «WorkPlace se convertido en el único canal de comunicación interna después de un año de funcionamiento. Personas que se encontraban prácticamente sentadas al lado, no se conocían, pero gracias a esta plataforma ahora han conectado. Usamos un nuevo grupo de "Quién es quién" donde publicamos videos de que es lo que hace cada empleado. Todo el mundo está encantado. Ha favorecido mucho la integración de personas que estaban geográficamente muy aisladas del resto, como las unidades de reparación móvil», asegura la responsable de Carglass. Redes sociales, ¿distracción o herramienta útil? Cuando hablamos de redes sociales en el espacio de trabajo, siempre surge la duda de si se trata de una distracción, o de una herramienta realmente útil a la hora de trabajar. En el caso de Carglass, el 71% de los grupos creados son acerca del trabajo y si algún tema no se considera apropiado para la red, simplemente se solicita al usuario que se borre. Todo apoyado por los embajadores, empleados que se dedican a dinamizar la red. En poco más de un año las cifras de la nueva plataforma de Facebook son prometedoras: más de 30.000 empresas en todo el mundo ya usan Workplace y han creado más de un millón de grupos en 79 idiomas. Éstas pertenecen a todo tipo de sectores, como telecomunicaciones, finanzas, nuevas tecnologías, medios de comunicación y un largo etcétera. La clave se encuentra en la integración con herramientas vitales en el lugar de trabajo, como Microsoft, Salesforce, GSuiteo Dropbox, que hacen posible también el trabajo en grupo.
01-01-1970 | abc.es
Compartir vídeos en directo solo con grupos, la nueva función de Facebook
En la línea con su nueva apuesta por acercar más a amigos y personas cercanas, convirtiendo en una «experiencia de calidad» la visita a Facebook, la red social está probando una nueva herramienta por la que los usuarios pueden compartir vídeos, ya sea en directo o pregrabados, con un grupo del que sean administradores. Esta función, llamada «Watch Party», ha sido anunciada por Fidji Simo, directora de Facebook Live, a través de su cuenta personal. En este comunicado Simo explica que, tras la elección del vídeo que decida, el usuario puede decidir la hora a la que quiere emitirlo en un grupo, pudiendo los integrantes de este comentar y emitir reacciones al igual que ocurre en la aplicación convencional. «Estamos comenzando con grupos porque 1.000 millones de personas utilizan esta herramienta cada mes para hablar de sus pasiones y pasatiempos en común, como el amor por la cocina, los animales o el fanatismo por un deporte, y definitivamente, el vídeo es una gran herramienta para utilizar para esta interacción. Aunque por los momentos, "Watch Party" es una pequeña prueba, aprenderemos y esperamos expandirla en el futuro», aseguró Simo. Así, la red social de Mark Zuckerberg potencia su intento por conseguir priorizar las publicaciones en el Feed por delante de post de medios y empresas, una medida muy criticada por las compañías, que prevén un descenso en el tráfico de sus páginas web.
01-01-1970 | abc.es
Facebook permitirá a sus usuarios decidir qué medios de comunicación son fiables
La red social Facebook anunció hoy que valorará y clasificará los medios de comunicación en función de la confianza otorgada por los propios usuarios de la plataforma. De esa forma, las cabeceras con mejores valoraciones tendrán prioridad en el hilo de noticias de los usuarios, una estrategia con la que la empresa espera combatir «el sensacionalismo, la desinformación y la polarización». «Hemos decidido que permitiendo que la comunidad determine qué fuentes son ampliamente aceptadas sería lo más objetivo», dijo el creador de Facebook, Mark Zuckerberg. «Las redes sociales permiten a la gente divulgar la información más rápido que nunca, y si no hacemos frente a estos problemas, terminamos por amplificarlos. Por eso es importante que el hilo de noticias promueva noticias de alta calidad que ayuden a construir una serie de intereses comunes», agregó. La semana pasada, Facebook comenzó a preguntar a sus usuarios acerca de su familiaridad con ciertos medios de comunicación y su confianza en ellos. Esos cuestionarios se irán extendiendo para dar prioridad a medios que sean «de confianza, informativos y locales». Además, la compañía anunció recientemente que en el muro de sus usuarios dará prioridad a los contenidos publicados por familiares o amigos frente a las publicaciones que lleven la firma de empresas o medios de comunicación. Zuckerberg señaló que estos cambios están orientados a mejorar y a hacer más valiosas las experiencias de sus usuarios en esta red. «Recientemente, hemos recibido comentarios de nuestra comunidad acerca de que el contenido público -publicaciones de negocios, marcas y medios- está desplazando los momentos personales que nos llevan a conectar más con los otros», indicó en una publicación en su perfil oficial de Facebook. El fundador de la red social admitió que los vídeos y otros contenidos corporativos en la plataforma han crecido mucho en los últimos dos años, por lo que hay más publicaciones de este tipo que personales de amigos y familiares.
01-01-1970 | abc.es
Facebook admite que las redes sociales pueden ser «malas» para la democracia
Después de un año complicado, en el que Facebook se ha visto en entredicho por su influencia en hechos tan importantes como las elecciones presidenciales de Estados Unidos y su relación con las «Fake News», varios responsables de la red social se han enfrentado a la «pregunta difícil» de si realmente las redes sociales pueden afectar a las democracias. «Durante muchos años, la respuesta pareció más fácil. Desde la primavera árabe hasta las elecciones en todo el mundo, las redes sociales parecían positivas. La última campaña presidencial de los EE.UU. cambió eso, con la interferencia extranjera que Facebook debería haber identificado más rápidamente ante el surgimiento de "noticias falsas" y cámaras de resonancia», ha afirmado Katie Harbath, directora global de política y extensión del gobierno de la plataforma, que ha señalado la «determinación» de la compañía para convertirse en una «fuente de bien democrática». Por otro lado, el gerente de producto de compromiso cívico de Facebook, Samidh Chakrabarti, ha señalado directamente al fenómeno de las «Fake News» como el origen del mal, al mismo nivel que la interferencia extranjera, el acoso político, la participación desigual y las cámaras de resonancia. «En 2016, en Facebook fuimos demasiado lentos para reconocer cómo los malos actores estaban abusando de nuestra plataforma», dijo Chakrabarti en su post. También ha acompañado en esta discusión a los responsables de Facebook el profesor de la facultad de Derecho de Harvard Cass R. Sunstein. «Las plataformas de redes sociales son excelentes para la democracia de muchas maneras, pero bastante malas para otras. Y siguen siendo un trabajo en progreso, no solo por los nuevos actores, sino también por los no tan nuevos (incluido Facebook) continúan evolucionando. Lo que dijo John Dewey sobre mi amado país también es cierto para las redes sociales: "Estados Unidos aún no está hecho; no son un hecho consumado para ser evaluado categóricamente"». «Es loquísimo que Facebook afecte a las elecciones» En un primer momento, el propio Zuckerberg no se creyó el impacto de las «Fake news» en las elecciones presidenciales, cuestión que fue confirmada el año pasado. Llegó a calificar de «loquísima» la idea de que las publicaciones en su red social, que cuenta con 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, afectaran al resultado de las elecciones que acabaron con Donald Trump como presidente de los EE.UU. en 2016, y tras la que se demostró todo un entramado organizado por grupos rusos para interferir en el voto.
01-01-1970 | abc.es
Zuckerberg sigue «arreglando» Facebook: los usuarios elegirán sus fuentes de confianza
Como ya adelantó el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, 2018 va a ser un año de cambios para esta red social. Como propósito, su fundador se marcaba el objetivo de «arreglar» el funcionamiento de su plataforma, tras un 2017 repleto de polémicas que han golpeado la confianza de los usuarios: desde las «fake news» hasta censura y contenidos inapropiados, en las primeras semanas del año se anunciaron cambios significativos que cambiarán Facebook tal y como lo conocemos hoy. El primer paso fue priorizar las publicaciones de amigos por encima de las de medios y empresas, una decisión que ha elevado la alerta de las compañías cuyo tráfico online depende de esta plataforma. Tras el golpe, Zuckerberg ha anunciado un segundo paso: que los propios usuarios escojan sus fuentes de confianza para «asegurar que las noticias que ves, aunque sean menos en general, sean de alta calidad». «Le he pedido a nuestros equipos de productos que nos hacer de dar prioridad a las noticias que son confiables, informativas y locales. Y empezamos la semana que viene», ha afirmado Zuckerberg en un mensaje lanzado a través de su cuenta personal de Facebook. «Hay demasiado sensacionalismo, desinformación y polarización en el mundo hoy. Los medios sociales permiten a la gente difundir la información más rápido que nunca, y si no hacemos frente específicamente a estos problemas, entonces los vamos a amplificar. Es por eso que es importante que la sección de noticias promueva informaciones de alta calidad que ayuden a construir un sentido de terreno común», ha asegurado el creador de esta red social, que dice haberse apoyado en el espíritu de comunidad de Facebook para que sus propios usuarios sean quienes elijan las fuentes de calidad. Dicidir «a dedo» o de forma externa Así, ha calificado de «difícil cuestión» decidir cómo se escogerían estos contenidos, y que se barajó la posibilidad de hacerse desde un departamento interno o a través de expertos externos, pero que en ambos casos «probablemente no resolverían el problema de la objetividad». Por ello, desde la próxima semana, como en las encuestas de calidad habituales, Facebook preguntará sobre si sus usuarios confían o no en una fuente y qué grado de credibilidad le otorgan. «Mi esperanza es que estas actualizaciones sobre las noticias ayuden a que el tiempo que pasan los usuarios en Facebook sea un tiempo bien gastado: donde se fortalecen las relaciones, se participe en conversaciones activas en vez de un consumo pasivo y que, al leer noticias, sea seguro que son informaciones de alta calidad y fuentes de confianza». Primeras «víctimas» de los cambios de Facebook Tras los anuncios de cambios en la red social en la que hay inscritas millones de personas en todo el mundo, los medios de comunicación cuyo tráfico de lectores depende en gran medida de las redes sociales han comenzado a actuar. Es el caso del portal de noticias virales BuzzFeed, que en noviembre anunció el despido de 145 trabajadores, un centenar en Estados Unidos y el resto en Reino Unido. Experimentos previos de cara a «probar» este nuevo sistema, el nuevo algoritmo se incorporó en pequeños países, como Guatemala, donde se introdujo la función «explorar», desapareciendo las noticias de «Feed» por completo. Los periodistas informaron que la cifra de lectores se redujo a la mitad después del cambio, lo que a nivel global podría significar un gran impacto para el tráfico de grandes cabeceras que se nutren de Facebook en sus visitas.
01-01-1970 | abc.es
Tim Cook, consejero delegado de Apple: «No quiero que mi sobrino esté en redes sociales»
Los datos pueden llegar a asustar. Más de dos mil millones de usuarios en Facebook. Más de trescientos millones de seguidores en Twitter. Y por el camino se quedan Instagram, Pinterest, Snapchat.. un sinfín de redes sociales que han cambiado los hábitos de comunicación interpersonal pero que puede generar ciertos problemas si se abusa de las nuevas tecnologías. En pleno debate acerca de la posible influencia negativa en la sociedad de las plataformas digitales, han empezado a surgir voces autorizadas que animan, al menos, a plantear una reflexión. Una de las que se ha sumado a esta causa ha sido Tim Cook, consejero delegado de Apple, quien ha insistido en la idea de poner límites en el abuso de las nuevas tecnologías en las escuelas. «No quiero que mi sobrino esté en redes sociales», sostuvo durante una visita a Harlow College en Essex (Reino Unido), una de las setenta instituciones europeas que aplicará un programa para impartir conocimientos de programación informática dentro de los planes de estudio. Una iniciativa que contará, además, con el apoyo de tres centros españoles. Frente al auge del aula digital y la adopción de tecnologías como la tableta o el ordenador dentro de los centros educativos, Cook se posiciona a favor de inculcar conocimientos y aptitudes para sacar provecho de la innovación en lugar de utilizar por inercia dispositivos electrónicos. «No creo en el abuso de la tecnología. No soy una persona que dice que hemos logrado el éxito si los utilizas todo el tiempo», puntualiza. En su opinión, incluso en materias asistidas por equipos informáticos como el diseño «la tecnología no debe dominar». El ejecutivo de la empresa norteamericana pone algunos ejemplos al respecto. «Todavía hay conceptos de los que se necesita hablar y comprender. En una asignatura como Literatura, ¿se debería usar la tecnología? Probablemente no», sostiene. En ese sentido, Cook ha querido rescatar una situación personal. «No tengo hijos, pero tengo un sobrino al que le pongo algunos límites. Hay algunas cosas que no permitiré: no lo quiero en una red social». Según se recoge en una investigación titulada «Emotion», liderada por Jean Martin Twenge y Keith Gabrielle, la felicidad y el bienestar psicológico de los adolescentes ha disminuido exponencialmente desde 2012. Los expertos apuntan que los jóvenes que han crecido en plena revolución digital han pasando más tiempo en internet y dispositivos electrónicos que dedicados a actividades interpersonales. Recientemente, Apple ha anunciado que apoyará económicamente al Fondo Malala, una institución liderada por la ganadora del Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai que defiende el derecho de todas las niñas a 12 años de educación gratuita, segura y de calidad. con este apoyo, se espera duplicar el número de becas que concede su red Gulmakai y le permitriá extender sus programas a India y América Latina, con el objetivo inicial de ampliar las oportunidades de educación secundaria a más de 100.000 niñas.
01-01-1970 | abc.es
Rupert Murdoch: «Si Facebook quiere reconocer publicaciones de confianza, debería pagarles una tarifa»
Nuevo capítulo de las «fake news» y primer rechazo social a las nuevas medidas propuestas por Mark Zuckerberg. En pleno debate acerca de la influencia de las redes sociales en la sociedad y dentro de las nuevas políticas de algunos servicios de reducir la cantidad de información, el magnate australiano Rupert Murdoch ha exhortado este lunes a Facebook, propietaria de la mayor red social del mundo, a pagar una compensación a los editores de noticias «de confianza». En un comunicado difundido por la compañía que preside, News Corp., propietaria de los medios «The Wall Street Journal» y «The Times», Murdoch ha sugerido la creación de un sistema similar al empleado por las compañías de cable norteamericanas, una medida encaminada a combatir la información falsa y la difusión de bulos que ha empañado la trayectoria de la plataforma desde las pasadas elecciones presidenciales. El anuncio de Facebook de dejar en manos de los usuarios de la plataforma la elección de las publicaciones de relevancia ha cogido con el pie cambiado a los editores de medios de comunicación. En los últimos tiempos, las redes sociales se han convertido en un apartado más dentro de su estrategia digital de cara a llegar a nuevas audiencias y aumentar su tráfico. «Si Facebook quiere reconocer publicaciones de confianza, entonces debería pagarles una tarifa similar al modelo adoptado por las compañías de cable», insiste Murdoch. En su opinión, tanto Facebook como Google han catapultado a fuentes de noticias difamatorias a través de su sistema informático basado en algoritmos «que son rentables para estas plataformas, pero intrínsecamente de escasa fiabilidad». Murdoch cree que el debate acerca de los modelos de suscripción está todavía candente, pero asegura que todavía no se ha encontrado con ninguna propuesta que «realmente reconozca la inversión y el valor social del periodismo profesional». El magnate insiste en que las nuevas políticas de organización de los contenidos introducida por Facebook son «inadecuadas, tanto comercial, social y periodísticamente». Al igual que lo sucedido en algunas regiones como España, que se llegó a introducir un canon digital (conocido como «tasa Google»), para Murdoch es necesario equilibrar la balanza sobre la redistribución de los ingresos publicitarios después del auge y popularización de los medios sociales. «Los editores, obviamente, están mejorando el valor y la integridad de Facebook a través de sus noticias y contenido, pero no están siendo recompensados adecuadamente por esos servicios. Las retribuciones de distribución tendrían un escaso impacto en los beneficios de Facebook, pero un gran impacto en las perspectivas de editores y periodistas», asegura el magnate, quien sostiene que la interacción de los usuarios realmente puede relegar a un segundo plano los contenidos informativos de calidad.
01-01-1970 | abc.es
Facebook se quita la careta: admite que las redes sociales pueden ser «malas» para la democracia
Después de un año complicado, en el que Facebook se ha visto en entredicho por su influencia en hechos tan importantes como las elecciones presidenciales de Estados Unidos y su relación con las «Fake News», varios responsables de la red social se han enfrentado a la «pregunta difícil» de si realmente las redes sociales pueden afectar a las democracias. «Durante muchos años, la respuesta pareció más fácil. Desde la primavera árabe hasta las elecciones en todo el mundo, las redes sociales parecían positivas. La última campaña presidencial de los EE.UU. cambió eso, con la interferencia extranjera que Facebook debería haber identificado más rápidamente ante el surgimiento de "noticias falsas" y cámaras de resonancia», afirma en un comunicado Katie Harbath, directora global de política y extensión del gobierno de la plataforma, quien ha sugerido la «determinación» de la compañía para convertirse en una «fuente de bien democrática». Por otro lado, el gerente de producto de compromiso cívico de Facebook, Samidh Chakrabarti, ha señalado directamente al fenómeno de las «Fake News» o «noticias falsas» como el origen del mal, al mismo nivel que la interferencia extranjera, el acoso político, la participación desigual y las cámaras de resonancia. «En 2016, en Facebook fuimos demasiado lentos para reconocer cómo los malos actores estaban abusando de nuestra plataforma», dijo Chakrabarti en su post. »Las plataformas de redes sociales son excelentes para la democracia de muchas maneras, pero bastante malas para otras También ha acompañado en esta discusión a los responsables de Facebook el profesor de la facultad de Derecho de Harvard Cass R. Sunstein. «Las plataformas de redes sociales son excelentes para la democracia de muchas maneras, pero bastante malas para otras. Y siguen siendo un trabajo en progreso, no solo por los nuevos actores, sino también por los no tan nuevos (incluido Facebook) continúan evolucionando. Lo que dijo John Dewey sobre mi amado país también es cierto para las redes sociales: "Estados Unidos aún no está hecho; no son un hecho consumado para ser evaluado categóricamente"». En un primer momento, el propio Zuckerberg no se creyó el impacto de las «Fake news» en las elecciones presidenciales, cuestión que fue confirmada el año pasado. Llegó a calificar de «loquísima» la idea de que las publicaciones en su red social, que cuenta con 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, afectaran al resultado de las elecciones que acabaron con Donald Trump como presidente de los EE.UU. en 2016, y tras la que se demostró todo un entramado organizado por grupos rusos para interferir en el voto.
919