Noticias de "facebook"

01-01-1970 | abc.es
La actual Administración norteamericana cumple su objetivo de revertir la regulación sobre neutralidad de la Red, sentada en una Orden de la anterior Administración del año 2015. Esta Orden establecía una Internet neutral, es decir, libre de discriminaciones injustificadas, para cualesquiera aplicaciones y servicios. Dentro del mismo 2015, la propia Unión Europea aprobaba una norma de pautas similares. En una y otra se aseguraba así que, salvo causas absolutamente justificadas, el gestor de la red (léase Telefónica, Vodafone u Orange entre nosotros) no pueda bloquear o ralentizar tráfico en Internet. En suma, en las dos riberas del Atlántico se garantizaba que nadie se erija en «guardián» de Internet. Proyectos de tanto éxito mundial como Google o Facebook, el europeo de Spotify o el español de Tuenti quizá se hubieran quedado en nada, de haber podido ser «tabicados» e incluso excluidos de Internet cuando empezaban a despuntar. Por no hablar de que, sin una neutralidad que está en su ADN, Internet habría podido ser censurada desde sus mismos orígenes. No es casualidad que sea Internet uno de los primeros objetivos de control por parte de gobiernos autoritarios. Como tampoco que, incluso los gobiernos democráticos, deban alcanzar complejos equilibrios entre las libertades que Internet facilita y, por ejemplo, la seguridad que aquéllos han de garantizar. Aducir que, como hacen los defensores de esta nueva normativa anti-neutralidad, privilegiar ciertos servicios sobre otros beneficiará al consumidor, supone en el fondo aceptar que quienes gestionen las redes decidan por ellos con qué proveedores podrán beneficiarse más, siendo éstos siempre, eso sí, los que el gestor hubiera determinado de antemano. Mientras que argumentar, como asimismo hacen los defensores de esta nueva normativa, que nada tiene esto que ver con censura, implica ignorar que márgenes excesivamente amplios de gestión del tráfico pueden hoy comenzar con inocencia política, sin que nadie pueda mañana asegurar esa misma imparcialidad. La neutralidad de la Red es condición capital para que Internet conserve su esencia original. Internet fue concebida como una red que permitía la comunicación entre ordenadores sin barrera alguna; en palabras de sus pioneros, «de extremo a extremo». Es una red que se limita a eso, a permitir la comunicación, a enlazar. Lo hace sin indagar acerca de la tecnología que pueda estar detrás de los dispositivos enlazados. Lo hace sin dar un tratamiento distinto a según qué contenidos, en función de que puedan gustar más o menos a quien los envía o recibe, sea por razones políticas, económicas o de cualquier otra índole. Y, habiendo sido diseñada así por sus ingenieros? funciona, hasta el punto de haberse erigido en instrumento esencial para las libertades y el progreso de la Humanidad. Hagamos pues caso a los ingenieros cuando afirman: «Si funciona, no lo toques». No toquemos la neutralidad de la Red. Pablo García Mexía es jurista digital
01-01-1970 | abc.es
Después de años de debates, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en sus siglas en inglés) tiene previsto dar la puntilla este jueves a la neutralidad en la red , un conjunto de normas que buscan que la información que circula en Internet sea tratada con igualdad. Es decir, que los contenidos no puedan ser bloqueados, ralentizados o priorizados por las compañías proveedoras de Internet. La FCC podría permitir que las compañías segmentaran los precios de acceso a determinados contenidos -vídeo bajo demanda, por ejemplo- o que hicieran pagar más a creadores de contenido por obtener velocidades de descarga más rápida para sus productos. Para los detractores de la propuesta, acabar con la neutralidad en la red sería un golpe directo a la naturaleza abierta de Internet, que arrinconaría a las «start up» y a las pequeñas compañías -incapaces de pagar como los gigantes tecnológicos por una descarga rápida de sus contenidos-, deterioraría la libertad de expresión en la red y facilitaría el bloqueo de contenidos. Quienes lo defienden -en esencia, los proveedores de Internet- aseguran que la decisión abriría nuevos campos a la innovación y a la mejora de la infraestructura de las redes de banda ancha. En el centro de la polémica está Ajit Pai, el presidente de la FCC, nombrado para el cargo tras la llegada al poder de Donald Trump. Con el nuevo presidente, los miembros del consejo de la FCC nombrados por republicanos son tres, frente a dos demócratas. «Lo que en realidad significará la derogación de la neutralidad en la red es volver a tener un Internet gratis y libre», explicó Pai esta semana en la cadena Fox News. «El Gobierno ya no regulará cómo los proveedores de servicios o cualquier otra entidad en Internet gestionan sus redes». La apuesta de Pai es una reacción a la decision del anterior presidente de la FCC, Tom Wheeler, nombrado por Barack Obama, de convertir en 2015 el acceso a Internet en un servicio público, regulado igual que la conexión telefónica. Pai asegura que ese cambio ha hecho caer la inversión de las compañías proveedores en su redes un 5,6% en 2016, comparado con 2014, lo que acabará provocando menos innovación en accesos a la red más rápidos y mayores costes para los usuarios (otros estudios muestran que desde 2015, la inversión total de esas compañías ha crecido un 5%). «Transparentes» El plan de Pai es que el acceso a Internet deje de ser un servicio público y que su supervisión la compartan la FCC y la Comisión Federal de Comercio, con el objetivo de que no incurran en prácticas fraudulentas y que sean «transparentes» sobre su tratamiento de contenidos. Michael Powell, ex presidente de la FCC con Bill Clinton y George W. Bush, ha defendido la propuesta de Pai y ha asegurado que no afectará a un Internet abierto porque es en el interés económico de los proveedores de Internet que siga siendo así. A pesar de todo ello, la mayoría de analistas ven varios efectos claros a la votación para acabar con la neutralidad en la red: las proveedoras de Internet crearán servicios de priorización, con más velocidad para determinados contenidos. Pero antes de ello, y de forma inmediata, se desatará una batalla legal y legislativa contra la decisión. Con anterioridad, varias sentencias judiciales han defendido la regulación de Internet como servicio público. La oposición demócrata se ha posicionado en pleno contra la decisión y plantará batalla en el Congreso. Algunos miembros díscolos de los republicanos, como la senadora Susan Collins, han defendido la neutralidad en la red, mientras que Mike Coffman, compañero de partido en la Cámara de Representantes, exigió este lunes a la FCC que retrase la votación y que permita al Congreso tratar el asunto a fondo. Desde la llegada de Pai, la reacción de asociaciones de usuarios y de los creadores de contenido en Internet ha sido furibunda. Hoy habrá protestas delante de la FCC, una extensión de una campaña durante meses en Internet. Una encuesta de la Universidad de Maryland muestra que el 83% de los estadounidenses están en contra del fin de la neutralidad en la red, incluidos tres de cada cuatro votantes republicanos. Quienes han bajado la presión han sido los gigantes de Internet como Google, Facebook, Netflix o Amazon, que tuvieron una actitud muy combativa al principio en la defensa de la neutralidad. Ahora quizá lo dan por hecho y se preparan para adaptarse a un nuevo ecosistema.
01-01-1970 | abc.es
¿Qué es la neutralidad en la Red y cómo te puede afectar su muerte?
La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos, el regulador de las telecomunicaciones del país, somete este jueves a votación una propuesta de su presidente, el republicano Ajit Pai, que planea revertir la neutralidad de la Red aprobada por el expresidente Barack Obama en el año 2015 en aras de conceder a los proveedores de internet una libertad casi total para gestionar el tráfico web bajo su criterio. Lo que se dirime y está en juego es la manera de operar las conexiones. Hasta ahora, las normas prohíben que los proveedores de internet como Comcast, Verizon y AT&T bloqueen o ralenticen injustamente el tráfico web en sus redes. Bajo aquellas reglas, una compañía de contenidos multimedia como Netflix no podía pagar un bono a Comcast para que sus suscriptores tuvieran un acceso más rápido. Con la muerte de este principio se abrirá la puerta a una concepción de internet como un servicio a la carta. Es decir, una internet a dos velocidades, una rápida y otra lenta. Una internet para ricos y otra para pobres. Pero, ¿qué es y en qué afecta al usuario final? ¿Qué es la neutralidad de la Red y por qué es importante? Es el principio por el cual los proveedores de servicios de internet y los gobiernos que regulan Internet deberían tratar a todo tráfico de datos que transita por la red por igual. Consiste, en su base, en que los proveedores de servicios de internet y los gobiernos que regulan internet deben tratar a todo tráfico de datos que transita por la red de manera equitativa. ¿Cuáles son los argumentos a favor y en contra? La propuesta que se votará, no obstante, solamente exigirá a los proveedores que «sean transparentes con sus prácticas» con los consumidores. Con la revisión realizada por el grupo conservador, los proveedores de internet pasarán a operar a través de la misma regulación que el resto de servicios, rompiendo con ello esa consideración especial vinculada a los servicios de información. La defensa de Pai se mueve en términos económicos, ya que al conceder una mayor libertad a las empresas, la mayor competitividad entre ellas «favorecerá las inversiones en el sector y la innovación», según declaró durante la presentación de la propuesta. Desde el partido demócrata han expresado su oposición a la nueva normativa al considerar que «acelera la censura de contenidos». ¿En qué puede afectar al usuario? Al acabar con esta regla se permitiría a los teleoperadores crear un «carril rápido» para los proveedores de contenidos que decidan pagar más o cobrar más a sus consumidores. La primera consecuencia es que los proveedores de internet podrían fijar precios y delimitar el acceso a determinados servicios e inaugurar un nuevo modelo de paquetes de contenidos, así como sufrir ralentizaciones en las conexiones domésticas dependiendo del servicio y de si es abonado a un operador u otro. Se teme con ello que se pueda decir adiós a las tarifas planas habituales y se inaugure un sistema similar a la televisión por cable. Se pueden dar múltiples casos: por ejemplo, que una teleoperadora en particular (Vodafone, Movistar, Orange) decida privilegiar y ofrecer mayor ancho de banda a una serie de servicios digitales (HBO, Netflix, YouTube), determinadas redes sociales (Facebook, Instagram, WhatsApp, Twitter, Snapchat, Tinder) o plataformas de reproducción de canciones (Spotify, Deezer, Apple Music), así como otras aplicaciones populares e, incluso, páginas informativas. En un supuesto en el que determinado proveedor (Vodafone) llegue a un acuerdo con una compañía digital (Netflix) se podría ofrecer una mejor calidad a sus abonados ¿Cómo influye en Europa? En caso que finalmente EE.UU. apruebe el documento, tendrá implicaciones futuras entre los consumidores, aunque todavía es pronto ver cómo se estructura y de qué manera afecta al flujo de internet. La medida, sin embargo, tendrá poco alcance en la Unión Europea, en donde los países miembros han defendido la neutralidad de la Red en reiteradas ocasiones. El Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC) aprobó el pasado año las reglas para una aplicación armonizada de la neutralidad de Red proporcionando así orientación sobre el cumplimiento de las obligaciones. De manera que las posibles consecuencias, al menos a corto plazo, serán escasas en el contexto europeo. Sin embargo, Europa sí ha contemplado la posibilidad de ciertas excepciones acogiéndose al llamado «Zero Rating» o « T asa Cero», una práctica de operadoras de telefonía móvil y operadores móviles sujeta a la decisión de cada país para no cobrar a sus clientes finales por un volumen de datos determinado por ciertas aplicaciones específicas o por servicios de internet a través de sus redes. Una medida que operadoras como Vodafone, con su tarifa Pass, incorporó un plan de consumo sin límites para ciertos servicios de música y redes sociales.
01-01-1970 | abc.es
EE.UU. firma el adiós a la neutralidad en la Red
Los manifestantes depositaban ayer ramos de flores a las afueras del edificio de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en sus siglas en inglés), en Washington. «La neutralidad en Internet ha muerto» era el mensaje de la protesta. Dentro, los consejeros de la FCC celebraban una votación esperada y temida durante meses. Con el voto a favor de los tres consejeros nombrados por los legisladores republicanos frente a los dos votos en contra de los designados por la oposición demócrata, el FCC dio la puntilla a la llamada «neutralidad en la Red». Además, retiró la calificación de «servicio público» al acceso a Internet, comparable a las comunicaciones telefónicas, que había impuesto la anterior comisión, de corte demócrata, en 2015, bajo la presidencia de B arack Obama. «Esto no va a destrozar Internet, ni va a acabar con Internet como ha sido hasta ahora. No mata a la democracia ni limita la libertad de expresión», aseguró el presidente de la FCC, Ajit Pai, que llegó al cargo hace once meses tras la designación del actual presidente de EE.UU., Donald Trump. ¿Qué es la neutralidad en la Red? La neutralidad en la Red es, en esencia, una serie de normas que garantizan que los contenidos son tratados de igual forma por las compañías proveedoras de Internet. Impide que Comcast, Verizon o AT&T den más o menos velocidad a la distribución de contenidos específicos en sus redes. La desaparición de la neutralidad les permitirá la creación de un Internet de distintas velocidades que priorizará determinados contenidos. En principio, los que estén dispuestos a pagar más por estar en esas avenidas más rápidas. Pero también se podría llegar a discriminar contra otros contenidos por motivos ideológicos. La visión de Pai y de los defensores de acabar con la neutralidad es muy diferente: las compañías podrán ofrecer más opciones, podrán invertir más, habrá más competencia y, al final, mejor servicio y variedad de productos para los consumidores. «Estamos ayudando a los consumidores y promoviendo la competencia», aseguró Pai ayer antes de la votación. «Los proveedores de banda ancha tendrán más incentivos para construir nuevas redes, en especial en las zonas que más lo necesitan». Uno de los argumentos de Pai en los meses durante los que se ha deliberado el fin de la neutralidad en la red es que la alta regulación de la era Obama ha atenazado a las proveedoras de Internet, cuya inversión en redes ha caído. Repercusión para los usuarios Estas compañías han insistido en que la experiencia de los consumidores no va a cambiar en nada y han prometido que no tomarán medidas que deterioren un Internet libre y abierto como el que ha existido hasta ahora. Las asociaciones de consumidores y el sector de Internet que crea contenidos -y que podría verse perjudicado por la segmentación de los precios en el acceso a ellos- no se lo creen. Las protestas se han alargado durante meses, desde que Pai anunció sus planes para eliminar la neutralidad. «Confiar en que las proveedoras cumplirán sus promesas no es neutralidad en la red y es mala para los consumidores», aseguró Michael Beckerman, presidente y consejero delegado de la Internet Association, patronal que representa a gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Amazon. Y tienen motivos para no confiar: el mismo día que Pai anunció su plan para acabar con la neutralidad, Comcast retiró de su web una promesa pública de no establecer canales de diferentes velocidades en Internet. «Si no tenemos normas sobre neutralidad en la red que protejan la igualdad online, entregamos a los proveedores de Internet la capacidad de elegir vencedores y perdedores», aseguró Steve Huffman, consejero delegado de Reddit, en una entrevista a ?The New York Times?. Y ahora, ¿qué? La decisión del FCC abre una batalla legal con muchos frentes. La Internet Association ya ha asegurado que plantea llevar la votación a los tribunales, algo que también han expresado otros grupos como Public Knowledge o la Coalición Nacional de Medios Hispanos. La oposición política de los demócratas también ha sido frontal y a ella se han sumado algunos republicanos. La senadora republicana Susan Collins y el independiente Angus King pidieron a última hora que se cancelara la votación. «Es un asunto de gran importancia con implicaciones significativas para nuestra economía y por ello merece el proceso más completo, deliberado y razonado posible», exigieron en una carta conjunta.
01-01-1970 | abc.es
¿Qué es la neutralidad en la Red?
La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos, el regulador de las telecomunicaciones del país, ha votado a favor de una propuesta de su presidente, el republicano Ajit Pai, que anula la neutralidad de la Red aprobada por el expresidente Barack Obama en el año 2015 en aras de conceder a los proveedores de internet una libertad casi total para gestionar el tráfico web bajo su criterio. Lo que va a cambiar es la manera de operar las conexiones. Hasta ahora, las normas prohíben que los proveedores de internet como Comcast, Verizon y AT&T bloqueen o ralenticen injustamente el tráfico web en sus redes. Bajo aquellas reglas, una compañía de contenidos multimedia como Netflix no podía pagar un bono a Comcast para que sus suscriptores tuvieran un acceso más rápido. Con la muerte de este principio se abrirá la puerta a una concepción de internet como un servicio a la carta. Es decir, un internet a dos velocidades, una rápida y otra lenta. Una internet para ricos y otra para pobres. Pero, ¿qué es y en qué afecta al usuario final? ¿Qué es la neutralidad de la Red y por qué es importante? Es el principio por el cual los proveedores de servicios de internet y los gobiernos que regulan Internet deberían tratar a todo tráfico de datos que transita por la red por igual. Consiste, en su base, en que los proveedores de servicios de internet y los gobiernos que regulan internet deben tratar a todo tráfico de datos que transita por la red de manera equitativa. ¿Cuáles son los argumentos a favor y en contra? La propuesta aprobada solamente exigirá a los proveedores que «sean transparentes con sus prácticas» con los consumidores. Con la revisión realizada por el grupo conservador, los proveedores de internet pasarán a operar a través de la misma regulación que el resto de servicios, rompiendo con ello esa consideración especial vinculada a los servicios de información. La defensa de Pai se mueve en términos económicos, ya que al conceder una mayor libertad a las empresas, la mayor competitividad entre ellas «favorecerá las inversiones en el sector y la innovación», según declaró durante la presentación de la propuesta. Desde el partido demócrata han expresado su oposición a la nueva normativa al considerar que «acelera la censura de contenidos». ¿En qué puede afectar al usuario? Al acabar con esta regla se permitirá a los teleoperadores crear un «carril rápido» para los proveedores de contenidos que decidan pagar más o cobrar más a sus consumidores. La primera consecuencia es que los proveedores de internet podrían fijar precios y delimitar el acceso a determinados servicios e inaugurar un nuevo modelo de paquetes de contenidos, así como sufrir ralentizaciones en las conexiones domésticas dependiendo del servicio y de si es abonado a un operador u otro. Se teme con ello que se pueda decir adiós a las tarifas planas habituales y se inaugure un sistema similar a la televisión por cable. Se pueden dar múltiples casos: por ejemplo, que una teleoperadora en particular (Vodafone, Movistar, Orange) decida privilegiar y ofrecer mayor ancho de banda a una serie de servicios digitales (HBO, Netflix, YouTube), determinadas redes sociales (Facebook, Instagram, WhatsApp, Twitter, Snapchat, Tinder) o plataformas de reproducción de canciones (Spotify, Deezer, Apple Music), así como otras aplicaciones populares e, incluso, páginas informativas. En un supuesto en el que determinado proveedor (Vodafone) llegue a un acuerdo con una compañía digital (Netflix) se podría ofrecer una mejor calidad a sus abonados ¿Cómo influye en Europa? Tendrá implicaciones futuras entre los consumidores, aunque todavía es pronto y hay que ver cómo se estructura o de qué manera afecta al flujo de internet. La medida, sin embargo, tendrá poco alcance en la Unión Europea, en donde los países miembros han defendido la neutralidad de la Red en reiteradas ocasiones. El Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC) aprobó el pasado año las reglas para una aplicación armonizada de la neutralidad de Red proporcionando así orientación sobre el cumplimiento de las obligaciones. De manera que las posibles consecuencias, al menos a corto plazo, serán escasas en el contexto europeo. Sin embargo, Europa sí ha contemplado la posibilidad de ciertas excepciones acogiéndose al llamado «Zero Rating» o « T asa Cero», una práctica de operadoras de telefonía móvil y operadores móviles sujeta a la decisión de cada país para no cobrar a sus clientes finales por un volumen de datos determinado por ciertas aplicaciones específicas o por servicios de internet a través de sus redes. Una medida que operadoras como Vodafone, con su tarifa Pass, incorporó un plan de consumo sin límites para ciertos servicios de música y redes sociales.
01-01-1970 | abc.es
Silencio de las multinacionales ante el fin de la neutralidad de Internet
Desde el lado de las multinacionales, el silencio. Tras el debate generado con la aprobación de la reforma propuesta por la Comisión Federal de Comunicaciones sobre el fin de la neutralidad en la Red, compañías como Google, Microsoft o Facebook no han emitido comunicados oficiales sobre su postura ante la nueva legislación o empresas como Netflix, han realizado «tímidas» muestras de rechazo ante la nueva situación. Una postura contraria a la adopotada por los llamados «pioneros de la neutralidad en la Red», ideólogos y tecnócratas que han firmado una carta abierta en contra de la medida. Google ha mantenido un perfil bastante bajo en el reciente debate sobre la neutralidad de la red, emitiendo un liviano comunicado afirmando que las reglas actuales estaban «funcionando bien» y que estaba «decepcionada» por la nueva propuesta. Integrante de la Asociación de Internet, en la que también están inscritas Facebook o Amazon, la agrupación ha mantenido una posición moderada en comparación con la proactividad mostrada en 2006, cuando Sergey Brin, uno de los cofundadores de la compañía, se presentó en el Capitolio para defender la importancia de la neutralidad de la red, tal y como recuerda el New York Times. Apple no ha querido mezclarse demasiado con el asunto, aunque criticó los «carriles rápidos» y enfatizó en la importancia de una internet abierta. «La igualdad de trato es fundamental para la innovación en una economía digital y para la democracia. Si la FCC no proporciona esta protección básica, instamos al Congreso a que intervenga», Tim Cook, CEO de Apple, afirmó antes del voto. Después, silencio. Por su parte, aunque los responsables de Facebook fueron algunos de los activistas más críticos contra el fin de la neutralidad de la red, la compañía de Mark Zuckerberg parecía estar más ocupada en los últimos tiempos de las consecuencias de la propaganda rusa en Facebook. También Microsoft no ha emitido ningún comunicado oficial tras la votación de la medida propuesta por la FCC, aunque en verano aseveró que «ahora no es el momento para que la comisión abandone sus reglas abiertas de internet». Muy comentada ha sido el tuit de Netflix del 21 de noviembre abogando por la neutralidad en la Red, que algunos usuarios criticaron por ser una postura demasiado escueta. Además, Redd Hastings, CEO de la compañía, se desmarcaba del debate afirmando que este asunto «ya no era la batalla principal» de la empresa porque Netflix ahora es lo suficientemente grande como para asegurar las ofertas que necesita con los proveedores de acceso a internet. Washington y su hostilidad «Las principales compañías tecnológicas son muy conscientes de que Washington se ha vuelto hostil», ha asegurado al New York Times Harold Feld, vicepresidente de Public Knowledge, un grupo sin fines de lucro estadounidese que apoya la neutralidad de la web. «En este entorno, las grandes compañías de tecnología intentan mantener un perfil bajo y jugar a la defensa en lugar de tomar posiciones que llamen la atención».
01-01-1970 | abc.es
Las redes sociales son malas para tu salud mental: Facebook lo admite (y eso es importante)
En un ejercicio de transparencia, Facebook ha entonado el mea culpa sobre las posibles consecuencias del uso de las redes sociales. La multinacional norteamericana representa el paradigma de internet del siglo XXI. Ha sabido hacer negocio de los datos personales de millones de personas, que de manera voluntaria ceden un pequeño espacio de su vida para contarla a los cuatro vientos. De tal forma que puede perfilar los comportamientos, actitudes y movimientos de gran parte de la sociedad occidental. Es lo más parecido a un «Gran Hermano» de tintes orwellianos que se ha conocido. Porque con casi 2.500 millones de usuarios registrados, una sola plataforma puede mostrar una radiografía del mundo de manera tan precisa que asustaría a más de uno. Y aún así, los usuarios desean estar presente en este libro abierto del planeta. Sus beneficios son obvios. De sobra conocidos. La mayor red social ha permitido recortar las distancias entre las personas. Las ha conectado como nunca se ha podido hacer. Ha logrado poner al día a amigos y familiares como si estuvieran al lado. Códigos cuestionables Pero, por contra, también ha provocado otros efectos secundarios. Los psicólogos especialistas llevan advirtiendo desde hace tiempo que las plataformas sociales como Facebook han generado nuevas adicciones. Que los usuarios, sobre todo los más jóvenes, llegan a alterar sus horas de sueño, exponen sus pensamientos y fotografías personales sin control alguno, no hacen más que mirar el móvil más de 150 veces al día y han roto parte de la comunicación interpersonal. Facebook puede incluso provocar ludopatía. Puede ser visto como la droga moderna. Los códigos introducidos por esos aparentemente inocentes «Me gusta» tienen una cara menos amable que contar, como la alta probabilidad de desinformación (consecuencia de la crisis de las «fake news» o «noticias falsas») o la aparición de conductas depresivas entre sus usuarios. Facebook lo admite. Asume, ahora, que esa percepción de muchos expertos, entre los que se encuentran precisamente exdirectivos de la empresa, es real y preocupante. Tomando de base diversos estudios científicos, la multinacional norteamericana ha publicado las conclusiones de un extenso informe interno en el que reconoce la posibilidad de que su producto principal, la red social, provoque ciertos «efectos secundarios». En el artículo escrito en inglés, firmado por David Ginsberg y Moira Burke, investigadores de Facebook, pasean por distintas ideas obtenidas por psicólogos y científicos que coinciden en algunos efectos nocivos para la sociedad, aunque dejan claro que se trata de un ejercicio de investigación para «aprender». Así, se hacen eco de unas declaraciones de la psicóloga Sherry Turkle, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en las que afirma que los teléfonos móviles «redefinen las relaciones modernas», haciéndonos sentir «solos». En sus análisis generacionales de adolescentes, la psicóloga Jean Twenge, de la Universidad de Michigan, observa un «aumento en la depresión» entre los adolescentes. «Queremos que Facebook sea un lugar para interacciones importantes con los amigos y familiares, mejorando así sus relaciones fuera del entorno digital y sin restarles valor» «Queremos que Facebook sea un lugar para interacciones importantes con los amigos y familiares, mejorando así sus relaciones fuera del entorno digital y sin restarles valor. Después de todo, eso es lo que siempre ha sido Facebook. Esto es importante, ya que sabemos que la salud y la felicidad de una persona dependen en gran medida de la fuerza de sus relaciones», escriben los investigadores. Otra de las conclusiones alcanzadas proviene de al forma de usar las redes sociales. Uno de los aspectos más interesantes es que separa a dos tipos de usuarios, aquellos que actúan de manera pasiva a través de publicaciones (mirar, leer, consultarlo de vez en cuando) y los que interactúan activamente (enviar mensajes, comentar las publicaciones de los demás). «Al igual que en sucede en persona, interactuar con aquellas que te importan puede ser beneficioso, mientras que simplemente observar a los demás desde la barrera puede hacernos sentir peor», aseveran. Aumento de la autoestima Otras investigaciones ponen de relieve los «beneficios positivos» del uso activo en Facebook. En un experimento llevado a cabo en Cornell se reconocía que los estudiantes universitarios que sentían un estrés experimentaron un aumento de la autoestima cuando navegaban durante cinco minutos por su propios perfiles en comparación con aquellos que revisaban las publicaciones de un extraño. «En general, cuando los usuarios pasan mucho tiempo consumiendo información de forma pasiva, leyendo pero no interactuando con otros, se sienten peor», consideran. «Facebook siempre ha tratado de unir a las personas, desde sus primeros días cuando comenzamos a recordar a las personas los cumpleaños de sus amigos» Una situación habitual, puesto que muchos usuarios sienten celos y envidias cuando ven las imágenes de los demás, sobre todo, en periodos estivales donde se producen más viajes. Los investigadores apuntan que la autoestima proviene del recuerdo de las interacciones importantes antiguas como ver las fotos en las que fueron etiquetados y los comentarios que dejaron sus amigos, así como reflexionar sobre las publicaciones pasadas, donde cada persona elige cómo presentarse al mundo. Desde la compañía también se destacan otros aspectos positivos. «Facebook siempre ha tratado de unir a las personas, desde sus primeros días cuando comenzamos a recordar a las personas los cumpleaños de sus amigos, a mostrar los recuerdos con sus amigos. También somos un lugar para que las personas se reúnan en momentos de necesidad, desde recaudar fondos hasta grupos donde las personas puedan encontrar un donante de órganos», publican los investigadores.
01-01-1970 | abc.es
Los memes y gifs más populares que definieron el año 2017
Desde la llegada de internet a la vida de muchas personas y el auge de las aplicaciones de mensajería los ciudadanos han empleado recursos visuales para acompañar sus conversaciones. Aunque tuvieron una primera vida a finales de los años noventa, cuando arrancaba internet a nivel doméstico, las imágenes en formato GIF han regresado por todo lo alto este año. Con ellos, y aprovechando situaciones curiosas y divertidas, se han realizado numerosos «memes» que han hecho furor entre los usuarios de redes sociales. Las secuencias y montajes fotográficos han contribuido, en parte, a definir un año, 2017, marcado por el terrorismo islámico, la política internacional y, en España, la crisis catalana. Pero sin duda, los internautas han tenido momentos épicos que han sacado jugo a cualquier acontecimiento. Todos estos elementos gráficos y visuales han sacado, en más de una ocasión, una sonrisa a los usuarios. Pero gracias a ellos se puede hacer balance de un año también recordado por la presión hacia las «fake news» o «noticias falsas», que han colocado a las redes sociales, y en especial a Facebook, entre la espada y la pared. Wonder Woman y el poder femenino via GIPHY Uno de las imágenes GIF más populares del año ha estado protagonizado por una mujer, Gal Gadot. La actriz que interpreta a la superheroína «Wonder Woman», además de triunfar en taquilla, también lo ha logrado en las redes sociales. En un año en donde las denuncias de abusos sexuales y la defensa de los derechos de las mujeres, se ha convertido en un icono del feminismo, la libertad y la lucha. La secuencia entre bambalinas en el que baila felizmente vestida con el atuendo mágico también ha servido para señalar a los cuatro vientos la felicidad más atronadora que uno siente en su interior. Pienso, luego existo via GIPHY Otro de los «memes» del momento viene protagonizado por un actor cómico Kayode Ewumi, quien estuvo presente en un falso documental titulado «Hood Documentary» («Documental del barrio»). Nacido en Londres en 1993, este artista de padre nigeriano intentó ser un comediante profesional y abandonó sus estudios de periodismo. Aunque el video pertenece a 2016, este año se ha hecho muy popular. El GIF conocido como «Roll Safe» se hizo viral. En el momento en el que el personaje se lleva el dedo a la cabeza valoraba la inteligencia de su novia Rachel: «Sí, es muy guapa porque tiene un buen cerebro». Esos escasos segundos se han convertido en sinónimo de reflexión, de pensamiento, de cuestionamiento de cualquier acontecimiento. La firma tras firma de Trump via GIPHY Donald Trump, actual presiente de Estados Unidos, cumple un año de mandato. En este tiempo se ha dedicado a derogar gran parte de las políticas de su antecesor, Barack Obama, y pese a no gozar de una gran popularidad y protagonizar diversas crisis, el magnate norteamericano ha sido un genio de las redes sociales, en especial de Twitter, usuario asiduo de esta plataforma. A golpe de decreto, firma tras firma, ha quedado plasmada su visión del país. De tal manera que cada vez que se ha mostrado en público para anunciar una decisión política se ha hecho viral diversos montajes del momento en el que muestra a las cámaras su firma. Explica muchas cosas esta imagen. De hecho, ha sido uno de los GIFs más utilizado del año en la plataforma Giphy. Fiesta, que te quiero fiesta «Stranger Things» via GIPHY Vivimos en la era de la nostalgia. Y como tal ha sabido sacar provecho la serie de televisión «Stranger Things», un fenómeno audiovisual que ha tomado prestados elementos de la icónica película «Los Goonies» y de las historias del maestro del terror Stephen King. Bien, pues durante un capítulo dos de los personajes principales, Nancy Wheeler (interpretada por la actriz Natalia Dyer) y Steve Harrington (Joe Keery), bailan de manera histriónica en una fiesta. Este popular GIF ha servido para que los usuarios de redes sociales muestren su gran felicidad sobre cualquier cosa de sus vidas. Las odiosas aves de Star Wars via GIPHY En los años ochenta surgieron gracias al cine numerosos personajes de ficción queridos por todos. Añorados como los Ewoks, esos simpáticos seres abrazables residentes de la boscosa selva de Endor que aparecieron en «Star Wars: El Retorno del Jedi». Este año, gracias al nuevo episodio de la saga, «Los Últimos Jedi», tienen su particular continuación. Salvado las distancias, los Porgs, aves nativas del planeta Ahch-To, han despertado un gran debate entre los aficionados a la galáctica serie. Queridos y odiados por igual, también han protagonizado multitud de «memes». Igual con el tiempo se encuentran en una serie de animación. Los payasos de la tele via GIPHY Otra película que ha llegado este año ha sido «IT», el «remake» de la terrorífica cinta de los ochenta cuyo enemigo, un payaso, marcó a una generación. Desde entonces, los payasos se ven desde otra perspectiva. Así que esta temporada se ha rescatando una secuencia en la que aparece en una alcantarilla y que ya forma parte del imaginario colectivo. Así se tira la sal via GIPHY La particular forma de echar sal del cocinero turco Nusret Gorke cuando ponía la guinda a su plato de carne a la brasa se convirtió en una fenómeno viral. Y es que no tiene precio verle sazonar, por lo que más de uno de buen grado le ha imitado, como el mítico «atrás» de Diego «El Cigala» en una visita de «El Hormiguero». Hay momentos que serán recordados durante mucho tiempo. El gnomo del amor via GIPHY El amor también se puede encontrar en las redes sociales. Un fenómeno viral de este año ha tenido dos elementos: un gnomo y un ovillo de lana. La animación GIF del «Gnomo del amor» realizada por Anna Hrachovec medinate la siempre alucinante técnica de «stop-motion» ha sido la imagen más popular del año en Giphy, con más de 350 millones de compartidos. Pestañeando que es gerundio via GIPHY La mirada es el espejo del alma. Eso dicen, al menos. Y puede que sí, porque los gestos, los guiños y cualquier movimiento expresa mucho de nuestros pensamientos. Sirven, a su vez, como refuerzo para el mensaje que queremos transmitir. Es algo casi universal. Como la secuencia protagonizada por el editor de video Drew Scanlon, cuya reacción a la hora de pestañear durante la emisión de un videojuego ha servido para acompañar miles de mensajes en redes sociales. Un clásico de la incertidumbre. Se puede insultar también via GIPHY Bryan Cranston, actor conocido por interpretar a Walter White en la serie «Breaking Bad», también ha protagonizado una imagen viral. Su reservada forma de lamentarse y proferir imprimerios también ha servido paraser un fenómeno viral. Y sirve para muchas cosas, porque no hay día en que a alguien se le saque de las casillas. Cuidado con Taylor Swift via GIPHY Que Taylor Swift aparenta dulzura ya sabe. La cantante y compositora estdaounidense de solo 28 años es una de las estrellas del momento. Se dio a conocer en su juventud por defender un country moderno y comercial, pero se ha pasado al género pop en donde ha logrado triunfar como la espuma. Así que este año también ha representado una secuencia feminista en la que durante un anuncio de la teleoperadora AT&T da una tremenda patada. Detrás de un «meme» muy popular y extendido ha estado un español, Antonio Guillem, un fotógrafo catalán de 45 años. Una simple fotografía que muestra la «distracción» de un novio ante la atenta mirada de su celosa (y con razón) pareja ha sido uno de los fotomontajes más representativos del año. Como en anteriores ocasiones, los internautas han sacado punta a sus propias narrativas difundiendo montajes de todo tipo, de políticos, de acontecimientos de actualidad y de cualquier aspecto de la vida. Chapó. Piqué se queda La imagen publicada por Gerard Piqué en la que aparece haciéndose un «selfie» con su ya excompañero Neymar es, por méritos propios, un clásico de los giros argumentales. El futbolista del F.C.Barcelona, en medio de los rumores que apuntaban a una posible salida del equipo del brasileño, se apresuró a decir públicamente en su perfil de Twitter «Se queda». La historia ya se conoce; ahora juega en el PSG y esa imagen le perseguirá por siempre. Desde entonces se ha utilizado para infinidad de creaciones y «memes» en redes sociales. Ay, Chiquito via GIPHY La muerte de Chiquito de la Calzada fue un palo gordo para sus seguidores. El cómico andaluz era querido por todos, de toda clase, pensamiento, índole y devoción. Su pérdida, sin embargo, ha permitido recordar cómo este pequeño humorista introdujo nuevos códigos dialécticos y formas de hablar a toda una generación. Sus gestos, su particular forma de contar historias graciosas se aprovecharon para crear miles de «memes» en su honor y que explican, por qué no, parte de la historia reciente. Velaske, soi wapa? Un género musical que, pese a contar con varios años a sus espaldas, se ha hecho muy popular (o se ha dado a conocer masivamente) en España este año ha sido el trap, que mezcla rap con música electrónica. Cuestionado y alabado a partes iguales, ha servido para intentar explicar incluso el arte. Si no que se lo digan a este ingenioso tema que parodia «Las Meninas», de Diego de Velázquez. Con un lenguaje informal y coloquial, la canción pretende explicar que el machismo sigue vigente. El hijo de la Tomasa Del terrorismo también se ha sabido hacer mofa. España, un país que conoce desgraciadamente la lacra de la violencia y la muerte, encontró en el «Hijo la Tomasa» el espacio para la risa y para no tomarse las cosas tan a pecho, incluso si se trata de una amenaza del yihadismo. Muhammad Yasin Ahram Pérez, hijo de una malagueña, protagonizó un video en el que aseguraba que los islamistas preparaban sendos ataques. Así que nos burlamos del mismísimo ISIS, la organización más temible en estos momentos a nivel internacional. Esto sí es una celebración via GIPHY Otra animación GIF muy popular ha sido gracias a la alardeada celebración de un jugador de fútbol americano en la NFL. Con una gran exitación, Junior Gallette, el jugador de los NY Giants celebró un tanto de su equipo de una manera exultante. Una imagen que simboliza la alegría desbodante y que seguro más de uno ha utilizado en su perfil en redes sociales.
01-01-1970 | abc.es
Facebook activa un botón para «enfadicas» (o para bloquear a los pesados, según se mire)
La red social Facebook lanzará a lo largo de esta semana la versión definitiva de la función de silenciado temporal de personas, páginas y grupos que comenzó a probar el pasado mes de septiembre. Este servicio, bautizado como Snooze -que se traduce como «dormitar»- aparecerá en el menú desplegable en la esquina superior derecha de las publicaciones. Según ha explicado el responsable de Producto de Facebook, S hruthi Muraleedharan, en un comunicado de la compañía, la nueva función permitirá dejar de seguir durante 30 días a una determinada persona, página o grupo, de modo que sus publicaciones no aparecerán en el News Feed del usuario en ese periodo. El servicio de Snooze aparecerá en forma de un nuevo botón presente en el menú desplegable de la esquina superior derecha de los «posts». Muraleedharan ha recordado que la lista de funciones de control del News Feed por parte de los usuarios de la red social ya permite dejar de seguir permanentemente, esconder, denunciar y ver de forma prioritaria las publicaciones, lo que refuerza la experiencia «personalizada» de la plataforma. Facebook ha explicado que la nueva función permite «dejar de ver la publicaciones de alguien por un periodo breve de tiempo», en lugar de dejar de seguir o de ser contacto del otro usuario de forma permanente. Además, la red social ha explicado que las personas, páginas o grupos a las que sea aplicada esta función «no serán notificados», mientras que el usuario sí recibirá un aviso cuando el periodo de silenciado temporal esté tocando a su fin.
01-01-1970 | abc.es
Facebook penalizará a las páginas que piden «me gusta»
Comentarios en Facebook como «Dale al ?me gusta? si?» pueden tener los días contados. La compañía de Mark Zuckerberg busca una interacción más natural de sus usuarios, por lo que ha introducido un nuevo algoritmo que penalizará las publicaciones que pidan «me gusta», compartir o comentarios (y que sean páginas o grupos, no cuentas individuales) a sus seguidores. «Para ayudarnos a fomentar un compromiso más auténtico , los equipos en Facebook han revisado y categorizado cientos de miles de publicaciones para informar un modelo de aprendizaje automático que puede detectar diferentes tipos de cebo de participación. Las publicaciones que usan esta táctica se mostrarán menos en News Feed», han explicado desde la compañía, que también ha adelantado que este sistema se pondrá en marcha en «las próximas semanas». «En el futuro, continuaremos buscando formas de mejorar y ampliar nuestros esfuerzos para reducir el las ?publicaciones-cebo?». Sin embargo, desde la red social advierten que las publicaciones relacionadas con consejos, recomendaciones o las que piden ayuda «no se verán afectadas por esta actualización». El «clickbait» o el reclamo de empresas para conseguir notoriedad en sus publicaciones sin atender al contenido (solo buscando el clic del usuario) es una práctica común a la que ahora Facebook le ha declarado la guerra. Por ello, estas organizaciones verán cómo los anteriores métodos consiguen el objetivo contrario a través del aprendizaje de la inteligencia artificial de esta red social y responde a las críticas de los usuarios, que cada vez más encuentran publicaciones de baja calidad solo orientadas a recabar visitas, sin prestar atención al contenido.
927