Noticias de "facebook"

01-01-1970 | abc.es
Rupert Murdoch: «Si Facebook quiere reconocer publicaciones de confianza, debería pagarles una tarifa»
Nuevo capítulo de las «fake news» y primer rechazo social a las nuevas medidas propuestas por Mark Zuckerberg. En pleno debate acerca de la influencia de las redes sociales en la sociedad y dentro de las nuevas políticas de algunos servicios de reducir la cantidad de información, el magnate australiano Rupert Murdoch ha exhortado este lunes a Facebook, propietaria de la mayor red social del mundo, a pagar una compensación a los editores de noticias «de confianza». En un comunicado difundido por la compañía que preside, News Corp., propietaria de los medios «The Wall Street Journal» y «The Times», Murdoch ha sugerido la creación de un sistema similar al empleado por las compañías de cable norteamericanas, una medida encaminada a combatir la información falsa y la difusión de bulos que ha empañado la trayectoria de la plataforma desde las pasadas elecciones presidenciales. El anuncio de Facebook de dejar en manos de los usuarios de la plataforma la elección de las publicaciones de relevancia ha cogido con el pie cambiado a los editores de medios de comunicación. En los últimos tiempos, las redes sociales se han convertido en un apartado más dentro de su estrategia digital de cara a llegar a nuevas audiencias y aumentar su tráfico. «Si Facebook quiere reconocer publicaciones de confianza, entonces debería pagarles una tarifa similar al modelo adoptado por las compañías de cable», insiste Murdoch. En su opinión, tanto Facebook como Google han catapultado a fuentes de noticias difamatorias a través de su sistema informático basado en algoritmos «que son rentables para estas plataformas, pero intrínsecamente de escasa fiabilidad». Murdoch cree que el debate acerca de los modelos de suscripción está todavía candente, pero asegura que todavía no se ha encontrado con ninguna propuesta que «realmente reconozca la inversión y el valor social del periodismo profesional». El magnate insiste en que las nuevas políticas de organización de los contenidos introducida por Facebook son «inadecuadas, tanto comercial, social y periodísticamente». Al igual que lo sucedido en algunas regiones como España, que se llegó a introducir un canon digital (conocido como «tasa Google»), para Murdoch es necesario equilibrar la balanza sobre la redistribución de los ingresos publicitarios después del auge y popularización de los medios sociales. «Los editores, obviamente, están mejorando el valor y la integridad de Facebook a través de sus noticias y contenido, pero no están siendo recompensados adecuadamente por esos servicios. Las retribuciones de distribución tendrían un escaso impacto en los beneficios de Facebook, pero un gran impacto en las perspectivas de editores y periodistas», asegura el magnate, quien sostiene que la interacción de los usuarios realmente puede relegar a un segundo plano los contenidos informativos de calidad.
01-01-1970 | abc.es
Facebook se quita la careta: admite que las redes sociales pueden ser «malas» para la democracia
Después de un año complicado, en el que Facebook se ha visto en entredicho por su influencia en hechos tan importantes como las elecciones presidenciales de Estados Unidos y su relación con las «Fake News», varios responsables de la red social se han enfrentado a la «pregunta difícil» de si realmente las redes sociales pueden afectar a las democracias. «Durante muchos años, la respuesta pareció más fácil. Desde la primavera árabe hasta las elecciones en todo el mundo, las redes sociales parecían positivas. La última campaña presidencial de los EE.UU. cambió eso, con la interferencia extranjera que Facebook debería haber identificado más rápidamente ante el surgimiento de "noticias falsas" y cámaras de resonancia», afirma en un comunicado Katie Harbath, directora global de política y extensión del gobierno de la plataforma, quien ha sugerido la «determinación» de la compañía para convertirse en una «fuente de bien democrática». Por otro lado, el gerente de producto de compromiso cívico de Facebook, Samidh Chakrabarti, ha señalado directamente al fenómeno de las «Fake News» o «noticias falsas» como el origen del mal, al mismo nivel que la interferencia extranjera, el acoso político, la participación desigual y las cámaras de resonancia. «En 2016, en Facebook fuimos demasiado lentos para reconocer cómo los malos actores estaban abusando de nuestra plataforma», dijo Chakrabarti en su post. »Las plataformas de redes sociales son excelentes para la democracia de muchas maneras, pero bastante malas para otras También ha acompañado en esta discusión a los responsables de Facebook el profesor de la facultad de Derecho de Harvard Cass R. Sunstein. «Las plataformas de redes sociales son excelentes para la democracia de muchas maneras, pero bastante malas para otras. Y siguen siendo un trabajo en progreso, no solo por los nuevos actores, sino también por los no tan nuevos (incluido Facebook) continúan evolucionando. Lo que dijo John Dewey sobre mi amado país también es cierto para las redes sociales: "Estados Unidos aún no está hecho; no son un hecho consumado para ser evaluado categóricamente"». En un primer momento, el propio Zuckerberg no se creyó el impacto de las «Fake news» en las elecciones presidenciales, cuestión que fue confirmada el año pasado. Llegó a calificar de «loquísima» la idea de que las publicaciones en su red social, que cuenta con 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, afectaran al resultado de las elecciones que acabaron con Donald Trump como presidente de los EE.UU. en 2016, y tras la que se demostró todo un entramado organizado por grupos rusos para interferir en el voto.
01-01-1970 | abc.es
Facebook crea el «flick», una nueva unidad de tiempo
El equipo de desarrolladores de las gafas de realidad virtual Oculus, propiedad de Facebook, ha creado una unidad de medida de tiempo a la que ha bautizado como «flick» y que representa una fracción de 1/705600000 de un segundo. La compañía ha establecido esta métrica para identificar con números enteros la duración de un fotograma en determinadas frecuencias. Los desarrolladores de Oculus han explicado los fundamentos del flick, o fotograma por tick, a través de la plataforma de desarrollo de software GitHub. Esta nueva unidad de tiempo, que representa «exactamente» un 1/705600000 de un segundo, es la más pequeña que supera la duración de un nanosegundo. La compañía ha indicado que el flick es capaz de representar «de manera exacta» con cantidades enteras una duración de fotograma para frecuencias de 24, 25, 30, 48, 50, 60, 90, 100 y 120 hercios, así como la milésima parte de cada uno. De esta forma, esta unidad es más «adecuada» para que el software de Oculus mida tiempos, frente a los nanosegundos de los relojes de alta resolución, han explicado los desarrolladores, ya que se evitan las desincronizaciones leves que surgen cuando se trabaja con frecuencias habituales. El flick también puede ser aplicado a la hora de trabajar con audio. De acuerdo con los trabajadores de Oculus, es posible trabajar con «la mayoría» de formatos de audio digitales, con frecuencias de 8, 16, 22,05, 24, 32, 44,1, 48, 88,2, 96 y 192 kilohercios.
01-01-1970 | abc.es
Facebook se rinde ante la nueva normativa europea de protección de datos
La número dos de Facebook, Sheryl Sandberg, ha reconocido en Bruselas que 2017 ha sido un año «duro» para la red social, que ya suma 2.000 millones de usuarios en todo el mundo. Nada nuevo que no se sepa, ya que el debate sobre la privacidad, el control de las cuentas y la intromisión de las «fake news» han sido las últimas batallas que afectan directamente al núcleo de la plataforma: la interacción de su comunidad online, incluido en esta tanto personas individuales como empresas. La directora de Operaciones de la red social no ha obviado ninguno de estos temas (aunque tampoco se ha salido del guión oficial) durante su participación en una conferencia en Bruselas ante cientos de pequeñas compañías y legisladores europeos. Precisamente para estos últimos ha lanzado el mensaje de que la compañía se adaptará ante la legislación que se aplicará desde el próximo mes de mayo y ha asegurado que se facilitarán los datos de sus usuarios a través de un nuevo centro de privacidad «que colocará en un solo lugar los ajustesprincipales y facilitará a la gente la gestión de su información». La red social creada por Mark Zuckerberg se intenta defender ante los «ataques» de gobiernos europeos como el francés, el alemán o el británico, preocupados ante la incidencia de las noticias falsas en la vida política y que investigan incluso si llegaron a influir procesos como el del Brexit. A nivel comunitario, en mayo entra en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés), el mayor cambio de la legislación sobre la privacidad de los datos personales desde el nacimiento de internet, cuyo objetivo es proporcionar a los europeos un mayor control de su información y sobre la forma en que las empresas la utilizan. De hecho, las compañías que violen este código, podrían enfrentarse a una multa de hasta el 4 por ciento de su facturación global anual o 20 millones de euros, según sea su facturación. «Nuestras aplicaciones se han concentrado durante mucho tiempo en la transparencia y el control y esto nos otorga una fundación muy buena para cumplir con todos los requisitos del GDPR y para impulsarnos a continuar invirtiendo en productos y herramientas didácticas para proteger la privacidad», ha afirmado Sandberg, mano derecha de Zuckerberg. En esta línea, también ha anunciado campañas, tanto online como impresas, para ayudar a los usuarios a entender el funcionamiento de la red social y «proteger sus propios datos» o el lanzamiento de un laboratorio de Confianza, Transparencia y Control donde compartiremos prototipos, ideas y kits de herramientas de diseño generados en los talleres de «Design Jam», en los que se reúnen diseñadores, desarrolladores, expertos y reguladores para idear productos que prioricen la transparencia y control sobre la información que se genera en la plataforma. Acabar con las «fake news» Englobando como «contenido dañino» desde las publicaciones de terroristas a las de grupos organizados que han utilizado «de forma abusiva» Facebook -en referencia a las «fake news» o noticias falsas-, Sandberg ha reconocido que «aún queda mucho por hacer». En relación con el terrorismo, ha afirmado que el 99 por ciento del contenido relacionado con grupos como ISIS o Al Qaeda «se elimina incluso antes de que los usuarios lo reporten», y que se contratarán a 10.000 empleados en todo el mundo para que revisen este tipo de publicaciones. «No hay sitio para el terrorismo ni para la violencia en Facebook», ha sentenciado Sandberg. En cuanto a las noticias falsas, la directora de Operaciones de la red social ha afirmado la preocupación de su equipo y ha asegurado el compromiso «para mejorar y detener el abuso de la plataforma». Para ello, sumarán equipo humano y tecnológico, con especial mención al papel de la inteligencia artificial para luchar contra este problema: «La tecnología debe ser parte de la solución», ha asegurado. Cambios en el algoritmo También ha aprovechado para comentar acerca de las modificaciones en el algoritmo que harán disminuir la cantidad de noticias que los usuarios ven en su feed. «Nos preguntan por qué dañamos nuestro negocio y, además, de forma voluntaria (..) Sin embargo, la única forma de continuar y crecer es servir a nuestra comunidad. El producto tiene que ser divertido, pero también tiene que ser bueno para nuestros usuarios», ha manifestado Sandberg, apoyándose en estudios que relatan que el consumo pasivo de noticias no es positivo para las personas, por lo que se van a «asegurar» de que las informaciones que se muestren sean «de calidad». Un extremo por el que muchas compañías, que dependen del tráfico que se genera a sus páginas web desde Facebook, han criticado, ya que disminuirá el volumen de contenido, tal y como ha confirmado el propio Zuckerberg. «Nos enfrentamos a muchos retos, pero soy optimista con el papel que puede desempeñar la tecnología en ayudar en la vida de las personas», ha sentenciado la número dos de la plataforma.
01-01-1970 | abc.es
Facebook e Instagram se caen en todo el mundo
No suele ser común, pero ocurre. Este jueves, a partir de las 19.30 horas, Facebook y su plataforma «hermana», Instagram, registraban una caída en todo el planeta. El portal Downdetector, que publica los problemas con redes y aplicaciones sociales, ha reportado casi 2.000 mensajes que advierten que los usuarios no pueden acceder al portal (un 65% de los informes reportados) y, los que lo hacen, no consiguen abrir sus cuentas (un 34%). Por su parte, más de 1.200 usuarios de Instagram en todo el mundo también han avisado de problemas en esta plataforma, que fue adquirida por la compañía de Zuckerberg en 2012. Los problemas más comunes son la actualización del «feed» (44%), el registro (32%) y problemas con la web (23%). Usuarios de países como Estados Unidos, México, Chile, Perú, España, Francia o Italia han criticado la caída del servicio a través de esta página y de plataformas como Twitter, donde el «hashtag» #Facebookdown se ha convertido en tendencia. #Facebook con tareas de mantenimiento ? #facebookdown pic.twitter.com/NBclOkgqiM? Lord Tebalto (@tebimza) 25 de enero de 2018facebook Down! Error 505 fuera de aire pic.twitter.com/ECTbCqYFHc? Majo (@Majo__M_Torres) 25 de enero de 2018#Facebook se cae y todos entramos en pánico jaja más si eres CM #Facebookdown pic.twitter.com/oaZ1wCrcsB? Elizabeth García (@3l121n4) 25 de enero de 2018«Tareas de mantenimiento» Ambas plataformas se han ido restableciendo a la media hora del «apagón». Aunque aún no hay una versión oficial ni un comunicado para aclarar la caída de estas redes sociales, algunos internautas han manifestado que aparecía un mensaje en su cuenta de Facebook en el que se explicaba que esta red social se encuentraba en «tareas de mantenimiento». Este problema coincide en el tiempo con los nuevos cambios anunciados por Mark Zuckerberg hace unas semanas, en las que afirmó que cambiaría el algoritmo para convertir sus redes sociales en lugares en los que «gastar un tiempo de calidad» por encima de contenido masivo.
01-01-1970 | abc.es
Más impuestos y responsabilidad: las tecnológicas entonan el «mea culpa» en Davos
Las críticas a las nuevas tecnologías siempre han tenido un componente «conspiranoico» que provocaba que las voces que se atrevían a levantarse contra gigantes como Google, Facebook, Apple o Microsoft fueran acusadas de no favorecer el desarrollo de la sociedad de la información y la comunicación a favor de un estancamiento del progreso. Ese «nos vigilan» que más tenía que ver con películas de ciencia ficción que con la realidad. Sin embargo, el 2017 y fenómenos como las «fake news» -noticias falsas que incidieron en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y que se investigan si tuvieron algo que ver también en el Brexit-, ciberataques como el del virus WannaCry han puesto en evidencia que las compañías tecnológicas -y sus flaquezas- tienen un poder apabullante en el devenir del mundo, y un lado oscuro que compromete desde la seguridad de los individuos a su libre albedrío. El Foro Económico Mundial de la localidad suiza de Davos ha servido para que estas cuestiones hayan sido debatidas: de un lado, la postura crítica que reprueba el modelo de negocio de gigantes como Google o Facebook, «que no se responsabiliza de sus contenidos», afirmaba el magnate George Soros durante su intervención este jueves. De otra, las tecnológicas, cuyo discurso se encuentra en entredicho por difundir desinformación, distribuir contenido extremista, la protección de la privacidad de sus usuarios, su monopolismo, cómo invaden impuestos y la amenaza de la pérdida de empleos por el avance de una de las banderas de moda: la inteligencia artificial. Una opinión que se extiende a esferas mucho más mundanas que las de Silicon Valley y que está afectando a la reputación de las tecnológicas, incluso con dispositivos y soluciones que ya, solo por el nombre, tienen las ventas aseguradas. Para minimizar el impacto negativo, estos gigantes han utilizado Davos para entonar el «mea culpa» y prometer que lo harán mejor: aceptarán más impuestos, acatarán las normas y se harán responsables de su poder. En definitiva, se portarán bien. Las tecnológicas se disculpan «En Google, queremos servir a todas las personas en el mundo, miles de millones de usuarios todos los días, y eso conlleva una gran responsabilidad», afirmó el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, durante una entrevista. «Así que tenemos que estar abiertos a los comentarios y participar más con el mundo externo». Por su parte, Sheryl Sandberg, directora de Operaciones de Facebook y mano derecha de Mark Zuckerberg, admitió que «aún queda mucho por hacer» y que su plataforma ya ha dado los primeros pasos para «arreglar» el sistema: el cambio de algoritmo que intentará proporcionar a los usuarios «calidad» en vez de «cantidad» a sus usuarios, entendiendo esta última como número de noticias de páginas privadas que se mostrarán, en favor de las publicaciones de «amigos», con lo que intentarán favorecer el carácter social de Facebook. Para ello, sumarán equipo humano y tecnológico, con especial mención al papel de la inteligencia artificial para luchar contra este problema: «La tecnología debe ser parte de la solución», aseguró en Bruselas Sandberg, que se reunió con el primer ministro francés, Emmanuel Macron, para hablar de la subida de tasas que planea el Gobierno. Pichai repitió el encuentro, aunque por separado. En tono conciliador también se mostró Dara Khosrowshahi, quien asumió el cargo de CEO de Uber el año pasado en medio de varias investigaciones gubernamentales relacionadas con las agresivas tácticas comerciales de la compañía. Ahora, la aplicación de transporte se encargará de hablar con los gobiernos y los agentes implicados (los taxistas), para pasar «del crecimiento a toda costa a uno responsable». «Somos lo mismo que cualquier otra industria. Servicios financieros, productos de consumo, alimentos: en tecnología, el gobierno tendrá que participar. Hay algo de regulación, pero probablemente tendrá que haber más», manifestó por su parte Marc Benioff, fundador de la empresa de software empresarial Salesforce.com Inc, que proporciona servicios en la nube. Esta última afirmación venía tras la demanda de la Comisión Europea para que Irlanda recuperara 13.000 millones de euros que Apple dejó de pagar en tributos por las ventajas fiscales que le concedió este país. Sin embargo, Irlanda todavía no ha reclamado nada de esa ayuda fiscal, según Bruselas. Las filiales europeas de Apple desvían su actividad a Irlanda para así pagar menos impuestos y reducir su factura fiscal, aunque ahora la firma de la manzana asegura que pagará impuestos en España y en sus otras filiales, desviadas a Irlanda. El peligro de la inteligencia artificial Aunque el propio Pichai comparó la inteligencia artificial con el descubrimiento del fuego o la electricidad, lo cierto es que esta nueva tecnología se mira con recelo. «Los riesgos son sustanciales. Pero la forma en que se resuelve es mirando hacia adelante, pensando en la seguridad de la inteligencia artificial desde el primer día, y siendo transparente y abierto sobre cómo lo llevamos a cabo». Mike Gregoire, director ejecutivo de la empresa de software empresarial CA Inc., también se hizo eco del «malestar social» por la posible ursurpación del trabajo a manos de las máquinas. Ginni Rometty, CEO de IBM, abogó por la responsabilidad para impulsar este tipo de tecnologías. «Hay que guiarlas con propósito y transparencia, o no nos gustará dónde vamos a terminar», vaticinó Rommetty en Davos.
01-01-1970 | abc.es
Facebook se renueva y estos son los pasos que debes seguir para no perderte las noticias de ABC
Mucho se ha especulado las últimas semanas sobre los cambios que quiere realizar Facebook para evitar que las «fake news» invadan la red social, pero todavía se desconocen los métodos definitivos que utilizará la plataforma de Mark Zuckerberg. La compañía ha señalado que aún no ha integrado esos cambios, a pesar de la caída de Facebook días atrás en España, sin embargo seis países sí han manifestado ya algunas de las novedades: Guatemala, Bolivia, Eslovaquia, Sri Lanka y Camboya. Dichos cambios, como la señalado la red social, pretenden priorizar las publicaciones que realizan los círculos de conocidos y familiares de los usuarios, es decir: aquello que compartan los «amigos» de Facebook irá primero. Por lo tanto, en la lucha contra las noticias falsas, los medios de comunicación que se atienen a la veracidad también perderán visibilidad. Sin embargo, hay una manera para que aquellos lectores que utilicen la red social como portal para acceder a la información diaria no tengan por qué perder este fórmula de acceso a las noticias. Para seguir conectado a la información que te suministra ABC a partir de su página de Facebook debes seguir los pasos que te explicamos a continuación.
01-01-1970 | abc.es
En casa del tecnólogo, cuchillo de palo
Hoy en día se da una paradoja, coexisten dos generaciones separadas no solo en franjas de edad, sino también por el tiempo tecnológico al que han caído. Por un lado, aquellos que han llegado por las buenas (o por las malas) al mundo de los dispositivos móviles y, por otro, los que han nacido en un entorno donde internet domina nuestra vida casi al completo. En esta situación los patrones de conducta han cambiado. También en la cuestión más importante de los padres, educar a sus hijos. Las dudas que les asaltan en materia educativa doméstica son muy amplias. Es cierto que cada maestrillo tiene su librillo, pero en aspectos tan aparentemente banales como decidir el tiempo de exposición sobre las pantallas y los dispositivos electrónicos no hay consenso que valga. La situación es delicada puesto que los niños de hoy en día acceden a los móviles fácilmente y con mayor frecuencia. Un escenario que va a más. El número de niños españoles de entre 4 y 13 años de edad que se conectan a internet ha aumentado en un 6,8% en los últimos cinco años, según datos del Estudio General de Medios. Aunque existe cierta preocupación social, la gran mayoría de padres desconoce la existencia de filtros parentales y dejan expuestos, sin vigilancia, a menores. Esta situación ha introducido nuevas preocupaciones a la hora de plantearse la educación, y más teniendo en cuenta los nuevos hábitos que ha generado internet como la multitarea, que ha desembocado en una reducción de las capacidades de concentración y atención. Una muestra inquietante en opinión de personas que, curiosamente, han enfocado sus negocios en el campo de las nuevas tecnologías y en encontrar la fórmula secreta para convertir a la sociedad en adicta a internet. En casa del herrero, cuchillo de palo. Esta es la máxima que pretende aplicar a su vida personal Tim Cook, consejero delegado de Apple, quien recientemente ha mostrado sus preocupaciones sobre el abuso de la tecnología entre los jóvenes. «No quiero que mi sobrino esté en redes sociales», sostuvo durante una visita a Harlow College en Essex (Reino Unido), una de las setenta instituciones europeas que aplicará un programa para impartir conocimientos de programación. «No creo en el abuso de la tecnología. No soy una persona que dice que hemos logrado el éxito si los utilizas todo el tiempo» Con el debate sobre la influencia negativa en la sociedad de las plataformas digitales al rojo vivo, empiezan a surgir voces autorizadas que animan, al menos, a hacer una reflexión acerca de los efectos perniciosos del abuso de las nuevas tecnológicas. Cook se posiciona a favor de inculcar conocimientos y aptitudes para sacar provecho de la innovación en lugar de utilizar por inercia dispositivos electrónicos. «No creo en el abuso de la tecnología. No soy una persona que dice que hemos logrado el éxito si los utilizas todo el tiempo», puntualiza. En su opinión, incluso en materias asistidas por equipos informáticos como el diseño «la tecnología no debe dominar». Chamath Palihapitiya, antiguo presidente de Facebook, una de las empresas tecnológicas que han basado su negocio en crear necesidad y adicción entre las personas, lleva tiempo haciendo una campaña anti redes sociales. La premisa que defiende ahora es alertar de los riesgos de una sustitución de los periodos de interacción social en favor de las comunicaciones digitales. Un problema que se va repitiendo en edades cada vez más tempranas y que ha modificado las conductas adolescentes. Por esta razón, anima a los niños a salir a la calle y a realizar actividades de cualquier tipo («que se pelen las rodila, que se caigan, que jueguen», sugiere). Este gurú, que en la actualidad dirige un fondo de inversión en Palo Alto (California), desvela el método educativo que aplica a sus tres hijos: «Ni iPad ni iPhone ni ordenador. En casa no hay tiempo para pantallas. Quiero que estén con sus amigos. En ocasiones vemos películas», señalaba en una reciente entrevista para la cadena de televisión «CNBC». «Ni iPad ni iPhone ni ordenador. En casa no hay tiempo para pantallas. Quiero que estén con sus amigos. En ocasiones vemos películas» Algo debe rondarle por la cabeza a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y buen conocedor de los trucos para crear adicción a las redes sociales, cuando su cuenta personal la gestiona un equipo de 12 personas. Entre otros aspectos más contradictorios es que cualquier usuario puede bloquear a otro cuando guste, pero no a «Zuck». Pero tampoco los ejecutivos más importantes de la compañía tienen una presencia en esta red social como lo haría el común de los mortales. Según desvela «The Guardian», nadie puede agregarlos como amigos, rara vez publican contenido y, para colmo, mantienen en privado cierta información que la plataforma sugiere que se haga pública de manera predeterminada como la cantidad de amigos que tienen. Gestores de redes sociales pero, a su vez, ajenos al medio. De los directivos de Twitter, la mayor red de «microblog», se le ha cuestionado en muchas ocasiones que casi ninguno «tuitea». Es decir, aquellos que tienen que convencer a millones de personas a utilizar su plataforma no son «tuiteros». Únicamente cuatro de los principales ejecutivos publican más de una vez al día. Una excepción que rompe el cofundador Jack Dorsey, que ha compartido unos 23 mil mensajes desde que iniciara sus andadas en 2006 como el primer «tuitero», pero se trata de una cifra muy inferior de la media de usuarios que han estado unos diez años. Lo paradójico es que, también, no suele responder y evita meterse en berenjenales dialécticos, la salsa de la plataforma. «Amo todavía la tecnología informática, pero si queremos mejorar nuestras vidas debemos ocuparnos de cuestiones más elementales, como la supervivencia de los niños y los recursos alimenticios» A los 20 años ya era multimillonario gracias a expandir el uso de su software por todo el planeta. Desde entonces, pocas veces se ha descolgado de la lista de personas más ricas del mundo. Pero, al contrario de lo que se podría presuponer, algunos de los mayores expertos en tecnología han defendido su uso razonable. Otro de ellos ha sido Bill Gates, cofundador de Microsoft, padre de tres hijos, aseguraba en 2014 que «Internet no salvará al mundo» y nunca ha ocultado sus postura crítica de «llevar internet a todos como prioridad». Desde que abandonara el cargo hace diez años se ha dedicado a la filantropía. Su mensaje: «amo todavía la tecnología informática, pero si queremos mejorar nuestras vidas debemos ocuparnos de cuestiones más elementales, como la supervivencia de los niños y los recursos alimenticios». Es más, ha reconocido en múltiples ocasiones que no dejó a sus hijos que fueran propietarios de un teléfono móvil hasta que cumplieran los 14 años de edad, si quiera utilizar la consola Xbox, de la que la empresa es propietaria. Tampoco les permitía utilizarlos en las comidas y cenas. Impuso límites de horarios, una decision que psicólogos expertos en adicciones digitales han recalcado como una labor importante en la educación de los hijos. En su lugar, ha defendido la idea de inculcar procedimientos de enseñanza personalizados e inculcar aptitudes ante los cambios tecnológicos. Otro de los líderes tecnológicos más conocidos en el sector, Pierre Laurent, exgerente de marketing de empresas como Microsoft o Intel, adora la informática. Algo lógico por otra parte, puesto que pueden producir y hacer cosas útiles y facilitarnos la vida. Siempre que se usen correctamente, porque si se abusa de la tecnología se corre el riesgo de ser esclavo de ella. A sus dos hijas, en edades jóvenes, ha querido inculcarles un uso responsable. «Puede ofrecer una hora de pantalla por hora al día, pero los productos multimedia están diseñados para mantener la atención de las personas. No es que haya un intento de dañar a los niños, pero hay una intención de mantenerlos comprometidos», relataba en «The Guardian». «Es importante que aprendan cómo controlar su comportamiento ellos mismos. Simplemente restringir el acceso hace que lo deseen más» También el malogrado Steve Jobs, cofundador de Apple, quiso que ninguno de sus cuatro hijos utilizara algunos de los productos que había inventado. Es más, llegó a prohibir el uso del iPad, la tableta que la compañía presentó en 2010. «Limitamos la cantidad de tecnología que nuestros hijos utilizan en casa», llegó a decir en una entrevista con «The New York Times». Dentro de la propia empresa, el que fuera uno de sus hombres de confianza, Jonathan Ive, cuyos diseños industriales como el del iPad son tan simples que hasta los niños pequeños pueden utilizarlo con facilidad, dijo al «New Yorker» que había establecido límites muy estrictos a sus gemelos de 13 años para evitar exposiciones prolongadas sobre las pantallas. En esa batalla no está solo. Otros talentos tecnológicos pretenden equilibrar la balanza entre uso y adicción en su vida personal. Anne Wojcicki es la directora de la compañía de genómica personal 23andMe, pero también es madre de dos hijos, uno de ellos de su expareja, el cofundador de Google Sergey Brin. Educar es su mayor desafío. «Es importante que aprendan cómo controlar su comportamiento ellos mismos. Simplemente restringir el acceso hace que lo deseen más. Sí, me preocupa a qué podrían estar expuestos en Internet, pero creo que es más importante enseñar a los niños a juzgar. No puedes protegerlos de todo, por lo que debes enseñarles a tomar buenas decisiones», apuntaba.
01-01-1970 | abc.es
«Tu información te pertenece y puedes eliminarla»: los siete principios de Facebook
Después de que la mano derecha de Mark Zuckerberg, Sheryl Sandberg, anunciase que Facebook se adaptaría a los cambios de la nueva normativa europea que entrará en vigor el próximo mes de mayo (y que promociona la protección de datos del usuario por delante del uso comercial de éstos), la red social ha dado un paso más allá. En su página de noticias ha anunciado, por primera vez, los siete principios que rigen la comapañía en cuanto a privacidad, y busca «enseñar» a sus integrantes todas las posibilidades que tienen para guardar su información privada. Este anuncio coincide en fecha con el Día Internacional de la Protección de Datos y, entre otros asuntos, explica cómo borrar viejos post o qué pasa con los datos de un usuario que se da de baja de la red. «Reconocemos que las personas usan Facebook para conectarse, pero no todos quieren compartir todo con todos. Por eso, es importante disponer de opciones cuando se trata del uso de datos», ha publicado en una nota la directora de Privacidad de Facebook, Erin Egan. Así, en la lista se enarbolan principios como el control de los usuarios sobre su propia privacidad. «Tienes derecho a elegir las opciones de privacidad adecuadas para ti. Queremos asegurarnos de que sabes dónde y cómo controlar tu privacidad. Por ejemplo, nuestra herramienta selector de público te permite decidir con quién compartes cada publicación», explica Egan. Diseño de la privacidad «desde el principio» Por otro lado, se apunta al apartado «Política de datos», donde se explica «detalladamente» las prácticas que lleva a cabo Facebook. También se asegura que se contruye la privacidad de los productos «desde el principio». «Diseñamos la privacidad de los productos de Facebook con la ayuda de expertos en áreas como la protección de datos y la legislación sobre privacidad, la seguridad, el diseño de interfaces, la ingeniería, la gestión de productos y las políticas públicas», afirman. En cuarto lugar, se señala el «esfuerzo» que la red social lleva a cabo por «mantener a salvo tu información» y se informa de cómo cualquier usuario puede realizar el proceso de «autenticación en dos pasos, para hacer que tu cuenta sea aún más segura». «Tu información te pertenece y puedes eliminarla», incide en uno de sus principios, explicando que es el usuario quien decide con quién comparte, incluso si cambia de opinión. «Te proporcionamos herramientas para eliminar cualquier contenido que hayas publicado. Lo eliminaremos de tu biografía y de nuestros servidores. También puedes eliminar tu cuenta cuando quieras». Además, se señala que el equipo de Facebook siempre está buscando la mejora constante, trabajando con expertos independientes, diseñadores, desarrolladores y profesionales de la privacidad y reguladores. Por último, afirman: «Somos consecuentes». Una sentencia que amplían asegurando que se somete a todos sus productos a «minuciosas» pruebas de protección de datos. Talleres sobre protección de datos A estos principios, Facebook sumará en los próximos días unnos vídeos informativos dirigidos a los usuarios para que conozcan las posibilidades que tienen a la hora de proteger sus datos y que trabajan en un nuevo centro para la configuración de la privaticidad en un único lugar, «Estamos diseñándolo en función de sugerencias de la gente, legisladores y expertos en privacidad», ha incluido Egan. Además, a lo largo de 2018, la empresa organizará talleres, inicialmente en Europa, sobre protección de datos para pequeñas y medianas empresas, enfocados en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (UE), que será obligatorio en todos los Estados miembros a partir de mayo. Este anuncio no es algo nuevo, pues ya lo adelantó Sandberg en Bruselas la semana pasada, en un intento por «hacer las paces» con gobiernos como el británico, el alemán o el francés, que ya habían criticado el poder sobre los datos personales de sus usuarios. Así, responsable de operaciones de Facebook se ha paseado por distintos foros europeos y se ha entrevistado con diferentes dirigentes políticos para explicar cómo «arreglarán» su red social este 2018, el propósito que se ha marcado Zuckerberg para este año.
01-01-1970 | abc.es
Instagram prepara la puesta de largo a las videollamadas
Un paso más hacia un entorno propio de las aplicaciones de mensajería y cada vez más cerca de WhatsApp. Instagram, conocida red de fotografía propiedad de Facebook, quiere dejar a un lado su principal seña de identidad para sumar otras funcionalidades de la que necesitará, no obstante, la transferencia de datos personales. Según desvela «WABetaInfo», medio especializado en adelantar futuros servicios de las aplicaciones, la conocida aplicación ha empezado a experimentar con las videollamadas como una de las posibles funciones que pueden incorporarse en futuras actualizaciones del servicio. Aunque no es todavía oficial, las capturas que se han filtrado apuntan, precisamente, a que la compañía norteamericana trabaja en incorporar esta característica propia de otro tipo de aplicaciones como WhatsApp. En caso que finalmente se haga extensible entre sus 400 millones de usuarios en todo el mundo, la «app» permitirá así establecer videollamadas entre usuarios, aunque a priori puede generar cierta controversia entre los defensores de la privacidad. En principio, las imágenes muestran un nuevo icono en la barra de navegación del chat similar a la estética empleada por WhatsApp. Esta opción quedará accesible una vez que el usuario ha abierto una ventana de chat directo con otro seguidor, con lo que se podrán efectuar las llamadas en video únicamente si el otro usuario ya ha aceptado previamente la notificación de chatear. En caso contrario, este icono estará oculto. Las primeras hipótesis apuntan a que Instagram está desarrollando en estos momentos esta funcionalidad y se cree que se habilitará en «los próximo meses» a todos los dispositivos basados en los sistemas operativos iOS y Android. desde hace algún tiempo, Instagram ha empezado a virar hacia un entorno proclive a la conversación y la comunicación, apostando así por los chats privados o las ya polémicas en torno a la ultima hora de conexión de los usuarios.
931