Noticias de "facebook"

04-11-2017 | abc.es
Y el «emoji» más utilizado del mundo es... (y no es el que piensas)
Término japonés para hablar de los ideogramas, los «emojis» se han convertido en un nuevo paradigma de la comunicación. Con estos emoticonos se pueden expresar numerosos sentimientos y actitudes. Las grandes firmas de la tecnología le han querido dar un impulso. Entre ellas, Apple, que en la versión del sistema operativo iOS 11 ha incluido nuevas propuestas. Y el que más se utiliza es la cara sonriendo con lágrimas, conocida en la cultura anglosajona como «tears of joy». Según un informe de la compañía norteamericana (PDF, en inglés) relativo a su tecnología de privacidad diferencial, el «emoji» más empleado por los usuarios de dispositivos Apple no es, como puede creerse por mucha gente, ni la caca ni los ojos saltones, sino una cara sonriente al que se le saltan las lágrimas. Una carcajada en toda regla. APPLE Le sigue el símbolo universal del corazón, el rostro con lágrimas («crying loudly face), la cara con corazones rojos («heart eyes face»), mandar un beso («face throwing a kiss»), cara con ojos en blanco («face with rolling eyes») o la calavera. Se desconocen las estadísticas dado la política de privacidad de la compañía norteamericana. Según el panel «Emoji Tracker», una página en la que se recogen estadísticas de empleo de los emoticonos en la red Twitter, el rostro sonriente al que se le saltan las lágrimas es también el más utilizado entre los usuarios. Estos datos contrastan con un estudio publicado el pasado año por las universidades de Michigan (EE.UU.) y Beijing (China) en el que se concluía que la «cara con lágrimas de alegría» era también la figura más usada por los usuarios de estos servicios digitales. Muchos usos.. hasta la llegada de los «animojis» Está claro que los emoticonos están cambiando la forma en la que nos comunicamos. Entre las ventajas de su uso destacan la inmediatez (no hace falta teclear todas las palabras), mejora el sentido (se acerca más a un diálogo), conversaciones más cercanas (no hace falta dar más explicaciones) y divertir (hacer los mensajes más digeribles). Sin embargo, diversos estudios han intentado explorar sus verdaderas aportaciones al lenguaje y la escritura. Otro estudio, en este caso elaborado por la firma especializada en social media Brandwatch, ponía el acento en que los «emojis» que incluyen lágrimas son más utilizados por mujeres que hombres. Una de las empresas que más ha apostado por este tipo de elementos visuales es Facebook, que desde sus servicios digitales permite que los usuarios los compartan. Y el resultado es, cuanto menos, sorprendente. Más de 60 millones de «emojis» se utilizan en Facebook cada día y más de 5.000 millones de «emojis» se usan en la aplicación de chat Messenger a diario, según datos recientes. Otra empresa que ha querido retorcer esta «moda» por así decirlo ha sido Apple, que en su nuevo iPhone X ha incorporado una opción llamada «Anomojis» que, gracias a su sistema de reconocimiento facial, permite imitar las expresiones fáciles de una persona.
04-11-2017 | abc.es
Por qué nos volvemos locos cada vez que se cae WhatsApp
WhatsApp ya no es aquella aplicación que empezaba a gatear en 2009. Entonces, vivía inmersa en dinámicas propias de las «startups». Todo ilusión y bajo el yugo de las pruebas, ensayos y errores. Se le perdonaba todo, incluso que se cayera cada cierto tiempo. Los usuarios, los pocos que tenía, lo asumían, y punto. La «app» creció y creció hasta romper todos los récords. Y bajo los fuegos de artificio de Facebook se ha colocado como un servicio digital necesario y de un uso permanente para las comunicaciones. Una de las grande obsesiones de las empresas tecnológicas es apretar fuerte sus servidores para que no sufran colapsos ni interrupciones de los servicios disponibles. Es muy importante mantenerlo activo, y para ello se requiere de una infraestructura técnica robusta. La multinacional norteamericana la tiene, pero en ocasiones se da el caso que sufre problemas de conexión. No están del todo claras las razones de la última caída, pero es posible que la aplicación haya estado probando futuras funciones. Todo ello nos lleva a hacer una pequeña reflexión acerca del impacto social detrás de cada fallo de WhatsApp. Cuando se produce sus usuarios ponen el grito en el cielo y acuden, muchos de ellos, por regla general, a otros servicios y redes sociales a mostrar activamente su queja o colocar un mensaje que, por qué no, sirve de experiencia a otros que también están pasando por lo mismo. Es la forma más directa de comunicarnos A la misma velocidad que WhatsApp se iba haciendo grande decaía el uso de los tradicionales mensajes de texto, los SMS, ahora destinados a campañas de publicidad y comunicaciones oficiales de empresas y servicios públicos. Con el lema de mensajes ilimitados y gratuitos ha conquistado a 1.200 millones de usuarios en todo el mundo y es, de largo, la aplicación más extendida y utilizada en mercados como el español, en donde el Eurobarómetro coloca a España en el primer puesto de toda Europa. Ha cautivado, ha enganchado, ha seducido y ha atrapado a los usuarios a estar continuamente formando parte de la comunidad. Con los grupos, además, las conversaciones grupales y colectivas han modificado hábitos sociales y han introducido una nueva forma de interrelación. Esos códigos conversacionales ha llevado a que los usuarios estén, en efecto, pendientes de los mensajes que se recibe. Teniendo en cuenta que se estima en algunos estudios que los propietarios de un teléfono conectado lo revisa más de 150 veces al día, lo lógico es que, WhatsApp, como la aplicación más utilizada, también se lleve gran parte de esa revisión. Vivimos en una burbuja digital Pero también hay que reconocer que la línea que separa la vida digital de la offline es cada vez más difusa. Los patrones de conducta que se dan en un entorno real han querido trasladarse al universo de las redes sociales. Y por eso se da el caso que cuando un contacto elimina a otro en Facebook pueden saltar chispas. Se confunden conceptos como el amor o la amistad y, asumámoslo de una vez, las disputas, confrontaciones y discusiones en los servicios digitales se pueden magnificar e irse de madre. En otro escenario, viéndose la cara, es muy posible que la reacción sea distinta y la forma de resolver ese conflicto sea otra. Además, le damos, en verdad, mucha más importancia a que se produzca un episodio de desconexión, que tiene más de molestia temporal que de otra cosa. No ha sido el fin de los tiempos. El problema es que conforme WhatsApp se ha hecho más popular se ha constituido como una herramienta de comunicación también para las empresas y hasta para los medios de comunicación, con lo que quedarse inactivo puede provocar el caos. Según un estudio de la empresa de tecnología Adglo, especializada en el sector, solo en España, el 86% de los internautas españoles de 16 a 65 años utilizan estas plataformas de mensajería, un incremento del 5 por ciento respecto a 2016. Las plataformas con mayor número de visitas son Facebook (91%), WhatsApp (89%), YouTube (71%), Twitter (50%) e Instagram (45%), y el móvil es el dispositivo de acceso preferido a estas redes con la finalidad de chatear y enviar mensajes, ver vídeos y escuchar música o ver qué hacen los contactos. Aunque Facebook sea la red más usada por los españoles, no es la más valorada por usuarios encuestados: con un 7,4 de nota media, ocupa la octava posición de una clasificación liderada por Whatsapp (con un 8,3 sobre 10), Youtube (8,1) y Spotify (8). Cambiar las costumbres es complicado Es curioso que cuando WhatsApp se cae otros servicios como Twitter o Facebook se llena de comentarios al respecto. También se produce un efecto trasvase hacia otros servicios similares, que por un momento ven engrosadas sus cuentas. Telegram, por ejemplo, ha vivido picos de audiencias cuando se ha producido una avería en WhatsApp. Sin embargo, cabe destacar que si algo ha demostrado la tecnología a lo largo de la historia es que no siempre los servicios y productos más sofisticado o mejores han sido los que se han llevado el gato al agua. Ya ha mejorado bastante con el tiempo pero WhatsApp, hasta hace un año, era considerado inferior técnicamente e inseguro en comparación con otros rivales. Aún con todo, los usuarios utilizan por costumbre las plataformas en las que están sus amigos y familiares, así que por mucho que se esfuercen otras compañías en vender sus virtudes si no tiene presencia de «los míos» está muerto. Existen, en efecto, numerosas alternativas. Line, por ejemplo, intentó hacerse un hueco en España hace un par de años, pero la cosa no acabó del todo bien. En otros mercados como el asiático tiene mucha fuerza y es cierto que ha logrado hacer popular algunas funciones como el envío de «stickers», pero no goza del éxito que le gustaría en este país. Tampoco WeChat, una de las aplicaciones más extendidas del mundo porque ha simplificado la vida a los chinos, la gran potencia de los ojos rasgados. O iMessage, aunque se utiliza solo entre dispositivos iOS. Y si no siempre queda volver al SMS o, por qué no, el correo electrónico. Una cosa está clara.. volverá a pasar.
03-11-2017 | abc.es
Los GAFA, más cerca de convertirse en tu banco: ¿darías tu dinero a una tecnológica?
La digitalización del sector bancario, que ha conllevado a un nuevo ecosistema de pagos, ya es una realidad. En España, la banca tradicional, a pesar de sus reticencias en los albores, ha acabado estrechando lazos y abrazando las múltiples opciones que ofrecen las fintech, compañías digitales que ofrecen servicios financieros. La amenaza real, según avisa el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), llega desde los GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon) que de un tiempo a esta parte andan desarrollando servicios digitales financieros. Aunque todavía no es un hecho, cada vez parece más cercana la llegada de las grandes tecnológicas como entidades financieras. A priori juegan con una gran ventaja: los millones de seguidores que cuenta cada uno. «La banca tradicional sabe que la competencia va a estar en estas plataformas tecnológicas y ya se están adaptando» (José Luis Zimmermann) «La banca tradicional sabe que la competencia va a estar en estas plataformas tecnológicas y ya se están adaptando», explica a ABC José Luis Zimmermann, director general de la Asociación Española de Economía Digital. En este panorama resulta clave la nueva directiva europea de servicios de pagos (PSD2), que entrará en vigor en el próximo enero, aunque en España lo hará más tarde. Esta normativa obliga a los bancos a ofrecer los datos de sus clientes a terceras empresas, siempre y cuando el cliente acceda, lo que abriría nuevas opciones para que distintas empresas ofrezcan servicios financieros. «Van a aparecer muchos competidores de los bancos», matiza Zimmermann, y entre ellos presumiblemente estén los primeros espadas de la tecnología. Quien ya empezó a dar sus primeros pasos fue Facebook. La compañía de Mark Zuckerberg obtuvo la licencia para operar como entidad de dinero electrónico en Europa el pasado año, y desde este 2017 lo hace en España. Las transferencias por el momento son de persona a persona, pero pronto parece que va a dar nuevos pasos. Y estos vienen de la mano de la compañía líder de mensajería, Whatsapp, de su propiedad y que ya empezará a permitir enviar dinero entre usuarios en la India. Esta función se puede realizar ya en España mediante la aplicación «CashUp» de BBVA, que se adelantó el pasado mayo a lo que ahora persigue Whatsapp ofrecer. Su desembarco, y el de los millones de usuarios con los que cuenta, al mundo de las finanzas puede ser la gran amenaza para las demás entidades y, a su vez, la gran baza de Facebook. En lo que respecta al resto de compañías, Zimmermann apuesta por Amazon, junto con Apple, como la próxima que dé un paso más allá: «es lo que le falta». El director general incide en que el mundo de la financiación es un mercado muy atractivo para no caer en él. «La competencia grande va a estar en la financiación y sospecho que Amazon o Apple apuesten por convertirse en lo que conocemos hoy en día como una entidad financiera». Del mismo modo, Google amenaza por la gran masa de datos e información de la que dispone. Desde el último informe de la IEB avisan que «cuenta con talento, tecnología y capital suficiente que unido a la gran cantidad de información de los usuarios podría adentrase mejor que nadie en los servicios financieros». Además, cuenta ya con licencias bancarias en varios países del mundo, aunque en España todavía no haya dado ese paso. Garantizar la seguridad Uno de los posibles frenos para que los GAFA -Google, Apple, Facebook y Amazon- no den el salto a corto plazo es el de garantizar la seguridad de los usuarios. La sociedad se mantiene con escepticismo ante los grandes cambios digitales, y con dinero de por medio la seguridad juega un papel poco baladí. De hecho sobre Facebook, la IEB señala que «no proyecta la suficiente imagen de seguridad que requiere un proveedor financiero», característica que podría jugar muy en su contra. Sin embargo, Zimmermann no cree que la defensa de los datos y cuentas de los usuarios se convierta en una barrera para las compañías a la hora de aventurarse en el mundo financiero. «La seguridad va a ser un valor pero no creo que sea un obstáculo para que otros players entren en este mercado y creen más competencia. Seguro que vamos a ver a empresas ofreciendo financiación que antes no imaginábamos que lo fuéramos a ver», sentencia.
03-11-2017 | enter.co
Llegan las encuestas con respuestas de GIF a los usuarios de Facebook
Las encuestas en redes sociales están en furor. Desde hace cerca de dos años que Twitter lanzó sus encuestas. Estas permiten hasta cuatro opciones diferentes. Hace poco, este tipo de publicaciones llegó a Instagram a través de las historias y pronto llegarán a todos los usuarios de Facebook, según informa The Next Web. En esta última, la […]
03-11-2017 | abc.es
WhatsApp empieza a recuperarse tras unos fallos de conexión de alcance mundial
Tranquilo, no era tu móvil. WhatsApp, conocida aplicación de mensajería instantánea, ha sufrido durante un par de horas fallos intermitentes de conexión a lo largo de la mañana de este viernes, dejando sin servicio a varias regiones europeas, entre ellas, algunas zonas de España. Tras este tiempo, la «app» propiedad de Facebook ha comenzado a recuperarse y ya funciona con total normalidad. Ha sido un nuevo fallo del sistema que ha afectado a algunos usuarios en media Europa (Alemania, ReinoUnido, Holanda..), entre ellos, España. Madrid, Sevilla, Valencia o Barcelona han sido algunas zonas afectadas. Es la enésima caída. Pero también alcanzó a otros países como Brasil o Australia. Numerosos usuarios han advertido del problema a lo largo de la madrugada y la mañana. Así se hizo constar en Down Detector, un servicio en donde se muestran los registros de fallos de usuarios de los servicios digitales más populares. En el momento de redactar la información ABC ha comprobado que la «app» ya opera de manera habitual. La razón detrás de esta nueva caída se desconoce. Facebook, empresa propietaria del servicio, no se ha pronunciado al respecto. Muchas de las ocasiones en las que una plataforma digital presenta fallos son consecuencia de pruebas técnicas, que afectan al rendimiento de los servidores. Recientemente, la «app» ha empezado a desplegar la función de borrado definitivo de los mensajes y la llegada del servicio WhatsApp Business, aunque por ahora se desconoce las razones de esta interrupción. Es posible, además, que la aplicación esté preparando una nueva actualización con la llegada del nuevo iPhone X, que se pone a la venta este mismo viernes, y que adapta el servicio al nuevo entorno de pantalla. DOWN DETECTOR WhatsApp es una de las aplicaciones más extendidas del mundo. En la actualidad, la «app» propiedad de Facebook alberga a más de 1.300 millones de usuarios. Al ser una de las más populares, la demanda de novedades es muy alta. Cada cierto tiempo los ingenieros implementan nuevas funciones de cara a incentivar su consumo y mejorar la experiencia de uso. En muchas ocasiones, la caída de un servicio digital se debe, en parte, a la instalación en los servidores de nuevo código de programación que puede dar lugar a fallos o pruebas técnicas. Otras veces puede ser causa de un ciberataque o un colapso del número de usuarios. WhatsApp, en el último año, ha introducido importantes novedades en la plataforma, como la posibilidad de compartir documentos en diversos formatos, la llegada de los Estados o más opciones de texto.
03-11-2017 | abc.es
Un año después de desplegarse los mensajes efímeros en Instagram y ocho meses de hacer lo propio en WhatsApp, Facebook puede presumir de haber ganado la trifulca por esta opción que popularizó en su momento la aplicación Snapchat. En total, las Stories y Status suman unos 300 millones de usuarios activos diarios, el doble de lo que alberga en su conjunto la aplicación del fantasma amarillo, que cuenta con 173 millones de usuarios activos diarios. Los datos presentados por la multinacional norteamericana con motivo de los resultados económicos del último trimestre reflejan el impacto de esta función que permite compartir imágenes y mensajes de manera temporal hasta 24 horas. Una característica que la red social quiso implementar después de observar el rotundo éxito cosechado por Snapchat. Su crecimiento ha sido exponencial. No ha parado. Aún así, ambos servicios no han funcionado de igual manera. La versión de Instagram, que lanzó en agosto del pasado año la función Stories, se acercó a los 250 millones de usuarios a principios de este verano. Demostrando, con ello, que el público de la conocida red de fotografía, que actualmente cuenta con 500 millones de usuarios , era ideal para este tipo de mensajes con fecha de caducidad. Su éxito fue evidente desde el primer momento. No habían transcurridos los tres meses de vida cuando ya superó los primeros cien millones de usuarios. Para potenciarlo, además, quiso añadir la posibilidad de recibir sugerencias de historias de otros usuarios aunque no se les siga. En el caso de WhatsApp, que introdujo Status en febrero, la opción ha tenido menor impacto entre sus 1.200 millones de usuarios, de la que se desconoce oficialmente el número de aficionados de la aplicación de mensajería en compartir imágenes y videos efímeros. Facebook, pese a todo, ha venido mejorando y añadiendo nuevas características dentro de ambos servicios como el nuevo efecto superzoom en Instagram o la posibilidad de editar texto.
31-10-2017 | abc.es
Las «fake news» rusas de Facebook eran más graves de lo que se pensaba
La crisis de las llamadas «fake news» está a un capítulo más de estallar definitivamente. Las compañías tecnológicas con gran fuerza en los servicios digitales viven bajo una gran presión por culpa de su tratamiento de las informaciones que albergan, demasiado laxo y que ha permitido corromper el sistema. Facebook, multinacional norteamericana, ha reconocido ahora que grupos vinculados a Rusia publicaron cerca de 80.000 mensajes en un periodo de dos años. Esa actividad ha pretendido, sin embargo, influir en las políticas estadounidense, sobre todo de cara los pasados comicios en donde resultó elegido Donald Trump como presidente del país. Y el alcance es más de lo que se pensaba en un primer momento. La red social ha reconocido ahora que esos «posts» y anuncios contratados se vieron por 126 millones de norteamericanos, de los 323 millones de habitantes de EE.UU., según informan desde Reuters y «The Wall Street Journal». Imagínense estar continuamente bombardeado de mensajes cargados de odio desde una aparentemente inocente plataforma en donde, se supone, uno viene a estar al día de la vida de sus amigos y contactos más allegados. El contenido patrocinado por grupos rusos tuvo un gran alcance. Durante un periodo de dos años, comprendido entre 2015 y 2017, se publicaron unos 80.000 mensajes que, en un primer momento, se distribuyó entre unos 29 millones de usuarios estadounidense, pero conforme se fueron viralizando y compartiendo logró tener visibilidad en los muros de 126 millones de personas. Una ingente cantidad de potenciales electores. Pero en un primer momento el propio Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook, tan solo asumió que eran 3.000 anuncios prorusos que, en teoría, solo había alcanzado a 10 millones de usuarios norteamericanos. La situación, empero, es más grave. Estos datos, que provienen de los informes facilitados por Facebook a los legisladores de EE.UU. durante la investigación sobre las «fake news», ponen de manifiesto que el poderío de las redes sociales a la hora de establecer nudos de información, por lo que se ha abierto el debate acerca de si deberían establecer una mayor responsabilidad sobre el contenido que albergan en sus plataformas. Colin Stretch, asesor jurídico de Facebook, ha asegurado en el informe que los 80.000 mensajes es un «pequeña fracción» del contenido total del servicio (1 de cada 23.000 mensajes). «Estas acciones son contrarias al desafío de Facebook de construir una comunidad y a todo lo que representamos. Y estamos convencidos a abordar esta nueva amenaza» Estos mensajes violaron los términos del servicio de la plataforma. La mayoría de ellos se centraron en polémicas sociales, las relaciones raciales y los derechos del uso de armas. «Estas acciones son contrarias al desafío de Facebook de construir una comunidad y a todo lo que representamos. Y estamos convencidos a abordar esta nueva amenaza», señala Stretch. Tanto Facebook como Twitter o Alphabet (Google) están siendo investigados por autoridades estadounidense por los presuntos intentos de grupos y «trolls» rusos de difundir información falsa o errónea durante los meses previos y posteriores a las elecciones presidenciales del pasado año. Pese a la presión social, el gobierno ruso ha negado hasta el momento cualquier intento en influir en el nombramiento de Trump, presidente republicano, que derrotó a la candidata demócrata Hillary Clinton en una batalla histórica. Twitter, conocida red de micromensajes, salió al paso hace unas semanas asegurando que había eliminado unas 200 cuentas relacionadas con el mismo grupo ruso, llamada Agencia Rusa de Investigación en Internet. Google también ha reconocido que había hallado evidencias de que «trolls» rusos utilizaron sus plataformas también para influenciar a los votantes estadounidenses. Kent Walker, vicepresidente y abogado general de la compañía, ha reconocido en un comunicado que había encontrado unos 1.108 videos con 43 horas de contenido relacionado con grupos rusos y una inversión de 4.700 dólares en anuncios.
30-10-2017 | enter.co
Vuelve la polémica: ¿Facebook escucha lo que dices por tu celular?
Facebook ha sido acusado en varias ocasiones por supuestamente escuchar lo que dicen los usuarios a través del celular para luego venderles publicidad. La compañía no ha dudado en defenderse y para efectos de seguridad, ha modificado en repetidas ocasiones las políticas de privacidad y publicidad. Ahora, PJ Vogt, presentador del podcast Reply All, ha vuelto a desatar […]
27-10-2017 | abc.es
Llega a WhatsApp, por fin, la opción que reducirá los «calentones»
Tras meses de rumores, la conocida aplicación de mensajería WhatsApp ha empezado a integrar progresivamente entre sus usuarios una de las funciones más esperadas por sus usuarios, la de revocar y eliminar los mensajes enviados. La compañía norteamericana, filial de Facebook, ya lo ha hecho oficial. Hasta ahora, la «app» permite borrar los mensajes, pero únicamente en la ventana de chat del usuario-emisor. Los receptores siguen viendo el contenido. Ello ha provocado que se produzcan situaciones inverosímiles y conflictos entre usuarios, sobre todo, los que tienen una relación sentimental. «Esto es útil si envías un mensaje por error al grupo equivocado o si el mensaje que has enviado tiene algún error», señalan fuentes de la aplicación. Con la nueva función de WhatsApp se evita, en cierto sentido, los «calentones» verbales, es decir, aquellos mensajes que se producen por una reacción impulsiva y, pensándolo fríamente, podría haberse matizado o simplemente no haberse producido. Por ahora, la nueva función no está disponible para todos los usuarios, aunque empieza a llegar a las versiones de los sistemas iOS y Android, así como Windows Phone. Para poder utilizarlo es necesario que en el momento en el que se active se actulice la aplicación. «Esto es útil si envías un mensaje por error al grupo equivocado o si el mensaje que has enviado tiene algún error», señalan fuentes de la aplicación La incorporación de esta esperada función de WhatsApp difiere, sin embargo, de las distintas versiones. Así, los usuarios-receptores de iOS (iPhone) no recibirán una notificación de si el mensaje se ha eliminado, mientras que los destinatarios en Android sí podrán ver un alerta, lo que puede generar otro conflicto acerca de las razones por las que un usuario ha decidido eliminar el contenido. Como es obvio, los mensajes eliminados tienen un tiempo determinado de vigencia. La «app» ofrece hasta ocho minutos como máximo para eliminar el mensaje, siempre y cuando el destinatario no lo haya visto con antelación. «Los destinatarios podrán ver los mensajes antes de que sean eliminados o si no se han eliminado exitosamente», reconocen desde WhatsApp. Su funcionamiento es simple: tan solo hay que seleccionar el contenido que se desea revocar y darle a «borrar» o «eliminar» mensaje. Acto seguido, desaparecerá.
26-10-2017 | enter.co
Mastercard y Facebook recorren Bogotá capacitando pymes
Mastercard y Facebook están llevando a cabo un proyecto educativo en el que recorren Bogotá en un camión para pymes. Se trata de un espacio itinerante en el que se está capacitando gratuitamente a emprendedores que deseen conocer consejos clave para hacer crecer sus negocios. El camión se está moviendo entre Chapinero y la Zona […]
95