Noticias de "google"

11-03-2019 | abc.es
Xiaomi Mi 9: diez días dias probando el móvil que va a ser un superventas
Xiaomi conquistó, justo un día antes de que arrancara oficialmente el Mobile Worold Congress (MWC) de Barcelona, a sus fans. Y no es para menos. La compañía china nunca decepciona. Al menos, hasta ahora. Su filosofía de «ofrecer productos asombrosos a precios muy honrados» ha calado entre sus usuarios. Muy fieles, por cierto. Y con el Mi 9 no iba a ser menos. No se trata de un teléfono flexible, una de las tendencias que ha dejado el MWC, ni tampoco de un terminal propio de la gama alta tipo Apple o Samsung. Toca ser sinceros. Pero no por ello el Mi9 deja de ser un «smartphone» de sobresaliente y todo apunta a que será un superventas en este 2019. El Xiaomi Mi 9 es un terminal con características propias de la gama alta, aunque no tan perfectas. Y lo mejor que tiene con respecto a los móviles «premium» del mercado es su precio: 450 euros, la versión de 64 GB, o 499 euros la de 128 GB. Con ello quiero decir que por ese dinero nadie ofrece un terminal con las características que tiene. Vamos a ellas. Sólo el color Piano Black es el modelo disponible actualmente en España. Lo primero que más me ha gustado es que es muy fino (7,6 mm.), por lo que se maneja a la perfección. La curvatura del cuerpo trasero, para una mayor adaptación, está inspirado en el famoso estilo del reconocido arquitecto Antonio Gaudí. Xiaomi se ha esmerado en el diseño. Y eso se nota. Lo peor, en este sentido, es que las huellas en la parte trasera están aseguradas. Pero hay solución: la funda que te viene de regalo con el móvil (un detalle de la compañía). En la parte frontal, tenemos una una pantalla Samsung AMOLED de 6.39 pulgadas, resolución Full HD+, formato 19:9 y Gorilla Glass 6. Destaca el pequeño y fino «notch» estilo gota en una pantalla muy bien aprovechada, que luce a la perfección y que poco tiene que envidiar a la gama «premium». El dispositivo cuenta con un sensor de huella en la pantalla que funciona bastante bien. Ya sabéis que la tendencia, hasta ahora, era situarlo en la carcasa trasera. Pero las grandes marcas están apostando por incluirlo en la pantalla. Y Xiaomi no quiere quedarse atrás. Su sensor es rápido aunque, al principio, cuesta saber, con la pantalla fundida a negro, dónde situar exactamente el dedo para desbloquear el terminal. Sobre esta característica, he de ser sincera. No se trata de un sensor ultrasónico, como el del Samsung Galaxy S10, por lo que es menos seguro. Pero, al final, los gustos de cada uno son los que son. Los sensores ultrasónicos son algo más lentos. Esto va a gusto del consumidor. Este es uno de los pequeños detalles que lo diferencian de la auténtica gama alta, pero por el precio, ¿qué queremos? Sí me ha fascinado el reconocimiento facial. Esta opción, al configurarla, te avisa de que es menos segura que el tradicional PIN, contraseña o patrón. Pero había que probarla. Cuando te llega una notificación, coges el Mi 9, «pones tu cara» y se desbloquea al momento. Muy cómodo aunque poco seguro. En los laterales, a la derecha, se encuentran los tradicionales botones de apagado y control de voumen. En la izquierda, el botón para llamar al Asistente de Google y la ranura de tarjeta (admite Dual SIM). En la parte inferior, se encuentran el altavoz (cuyo sonido es decente), el micrófono y el conector USB-C. Para los nostálgicos: no hay «jack» de auriculares. En la parte superior, infrarrojos. Fotografía En la carcasa trasera se encuentra la triple cámara, que sobresale en exceso. Realmente, el Mi 9 es el primer terminal de Xiaomi con tres cámaras traseras con Inteligencia Artificial de 12 Mpx, 48 Mpx y 16 Mpx. Cuenta con el último sensor de 48 Mpx Sony IMX586 1/2? en la principal. La triple combinación con IA de esta cámara principal, con el gran angular de 16 Mpx y el teleobjetivo de 12 Mpx ofrecen muy buenos resultados. Pero no los mejores. Las fotografías nocturas y el modo retrato son también de notable alto. Con respecto al vídeo, el terminal graba en 4K hasta 60 frames por segundo, pero lo mejor es el «slow motion» de 960 fps en Full HD. El cuanto al rendimiento, no hay nada que temer. El Xiaomi Mi 9 cuenta con la última «bestia»: un procesador Qualcomm Snapdragon 855. Tiene 6GB de RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento interno (no es posible ampliar con Micro SD). Batería corta En cambio, la batería de 3.300 mAh, para ser un terminal tan potente, se queda algo corta (otro pequeño detalle que lo diferencia de la gama alta). Ya sabéis que la autonomía depende del uso que le des al terminal pero en un día y medio (si llegas) tienes que cargarlo. Esta falta de autonomía se compensa con el gran sistema de carga rápida, tanto por cable (el cargador que viene es de 18W pero es «smartphone» es compatible con hasta 27W) como de manera inalámbrica. He de reconocer que me ha conquistado la base de Mi Wireless Charging Pad (20W) que no viene con el terminal. Se compra por separado. Xiaomi Mi 9 funciona con Miui 10, basado en Android 9, y es una versión muy buena. Tiene NFC pero no es resistente al agua, es decir, no tiene certificación IP. Todo ello, desde 450 euros. Nadie pide menos por tanto.
11-03-2019 | abc.es
Xiaomi Mi 9: diez días probando el móvil que va a ser un superventas
Xiaomi conquistó, justo un día antes de que arrancara oficialmente el Mobile Worold Congress (MWC) de Barcelona, a sus fans. Y no es para menos. La compañía china nunca decepciona. Al menos, hasta ahora. Su filosofía de «ofrecer productos asombrosos a precios muy honrados» ha calado entre sus usuarios. Muy fieles, por cierto. Y con el Mi 9 no iba a ser menos. No se trata de un teléfono flexible, una de las tendencias que ha dejado el MWC, ni tampoco de un terminal propio de la gama alta tipo Apple o Samsung. Toca ser sinceros. Pero no por ello el Mi 9 deja de ser un «smartphone» de sobresaliente y todo apunta a que será un superventas en este 2019. El Xiaomi Mi 9 es un terminal con características propias de la gama alta, aunque no tan perfectas. Y lo mejor que tiene con respecto a los móviles «premium» del mercado es su precio: 450 euros, la versión de 64 GB, o 499 euros la de 128 GB. Con ello quiero decir que por ese dinero nadie ofrece un terminal con las características que tiene. Vamos a ellas. Sólo el color Piano Black es el modelo disponible actualmente en España. Lo primero que más me ha gustado es que es muy fino (7,6 mm.), por lo que se maneja a la perfección. La curvatura del cuerpo trasero, para una mayor adaptación, está inspirado en el famoso estilo del reconocido arquitecto Antonio Gaudí. Xiaomi se ha esmerado en el diseño. Y eso se nota. Lo peor, en este sentido, es que las huellas en la parte trasera están aseguradas. Pero hay solución: la funda que te viene de regalo con el móvil (un detalle de la compañía). En la parte frontal, tenemos una una pantalla Samsung AMOLED de 6.39 pulgadas, resolución Full HD+, formato 19:9 y Gorilla Glass 6. Destaca el pequeño y fino «notch» estilo gota en un panel muy bien aprovechado, que luce a la perfección y que poco tiene que envidiar a la gama «premium». Huella dactilar El dispositivo cuenta con un sensor de huella en la pantalla que funciona bastante bien. Ya sabéis que la tendencia, hasta ahora, era situarlo en la carcasa trasera. Pero las grandes marcas están apostando por incluirlo en la pantalla. Y Xiaomi no quiere quedarse atrás. Su sensor es rápido aunque, al principio, cuesta saber, con la pantalla fundida a negro, dónde situar exactamente el dedo para desbloquear el terminal. Sobre esta característica, he de ser también sincera. No se trata de un sensor ultrasónico, como el del Samsung Galaxy S10, por lo que es menos seguro. Pero, al final, los gustos de cada uno son los que son. Los sensores ultrasónicos son algo más lentos. Esto va a gusto del consumidor. Este es uno de los pequeños detalles que lo diferencian de la auténtica gama alta, pero por el precio, ¿qué queremos? Ficha técnica Pantalla Super AMOLED 6.39 pulgadas Resolución 1.080 x 2.280 p. Dimensiones 155 x 75 x 7,6 mm Peso 173 gramos Chip Snapdragon 855 RAM 6 / 8 GB Memoria 64 / 128 / 256 GB Cámara 48 MP F1.8 + 16 MP F2.2 (gran angular) + 12 MP (tele) y frontal 20 MP Batería 3.300 mAh SO Android 9 Pie + MIUI 10 Sí me ha fascinado el reconocimiento facial. Esta opción, al configurarla, te avisa de que es menos segura que el tradicional PIN, contraseña o patrón. Pero había que probarla. Cuando te llega una notificación, coges el Mi 9, «pones tu cara» y se desbloquea al momento. Muy cómodo aunque poco seguro. En los laterales, a la derecha, se encuentran los tradicionales botones de apagado y control de volumen. En la izquierda, el botón para llamar al asistente de Google y la ranura de tarjeta (admite Dual SIM). En la parte inferior, se encuentran el altavoz (cuyo sonido es decente), el micrófono y el conector USB-C. Para los nostálgicos: no hay «jack» de auriculares. En la parte superior, infrarrojos. Equilibrada fotografía En la carcasa trasera se encuentra la triple cámara, que sobresale en exceso (otro pequeño detalle con respecto a la gama alta). Realmente, el Mi 9 es el primer terminal de Xiaomi con tres cámaras traseras con Inteligencia Artificial de 12 Mpx, 48 Mpx y 16 Mpx. Cuenta con el último sensor de 48 Mpx Sony IMX586 1/2? en la principal. La triple combinación con IA de esta cámara principal, con el gran angular de 16 Mpx y el teleobjetivo de 12 Mpx ofrecen muy buenos resultados. Pero no los mejores. Las fotografías nocturas y el modo retrato son también de notable alto. Con respecto al vídeo, el terminal graba en 4K hasta 60 frames por segundo, pero lo mejor es el «slow motion» de 960 fps en Full HD. El cuanto al rendimiento, no hay nada que temer. El Xiaomi Mi 9 cuenta con la última «bestia»: un procesador Qualcomm Snapdragon 855. Tiene 6GB de RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento interno (no es posible ampliar con Micro SD). Batería corta En cambio, la batería de 3.300 mAh, para ser un terminal tan potente, se queda algo corta (otro pequeño detalle que lo diferencia de la gama alta). Ya sabéis que la autonomía depende del uso que le des al terminal pero en un día y medio (si llegas) tienes que cargarlo. Esta falta de autonomía se compensa con el gran sistema de carga rápida, tanto por cable (el cargador que viene es de 18W pero es «smartphone» es compatible con hasta 27W) como de manera inalámbrica. He de reconocer que me ha conquistado la base de Mi Wireless Charging Pad (20W) que no viene con el terminal. Se compra por separado. El Xiaomi Mi 9 funciona con Miui 10, basado en Android 9, y es una versión muy buena. Tiene NFC pero no es resistente al agua, es decir, no tiene certificación IP. Todo ello, desde 450 euros. Nadie pide menos por tanto.
08-03-2019 | elpais.com
La ambigua política de igualdad de Google
La compañía afronta acusaciones de discriminación en la gestión de su tienda digital de apps recibidas recientemente por una parte de la comunidad LGTBI
08-03-2019 | abc.es
En España hay 2,6 millones de aficionados a los eSports pero solo el 29% son mujeres
En España hay 2,6 millones de aficionados a los campeonatos de videojuegos («eSports») que, sumados a otros 2,9 millones de espectadores ocasionales, generan una audiencia de 5,5 millones de personas, según el Libro Blanco elaborado por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI). Las mujeres sólo representan el 29% de los aficionados. El perfil del entusiasta de estas competiciones de videojuegos es el de una persona entre 21 y 35 años. La mayoría son trabajadores a tiempo completo y se caracterizan por consumir contenido básicamente «online». Pero uno de los retos del entorno «eSports» es avanzar en la participación de las mujeres: sólo representan el 29% de los aficionados, como destaca el análisis de la empresa de marketing y comunicación Rebold. El ministro de Cultura, José Guirao, criticó esta realidad durante la presentación del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2018, de la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV), destacando la necesidad de alcanzar la paridad de género también en cuanto al número de mujeres que trabajan en este sector en España, que apenas son el 16,5% del total. La mayorían a títulos «casual» Las mujeres consumen principalmente videojuegos «casual» y usan el «smartphone» en un 45% como primera plataforma de juego. El 51% juega a «Candy Crush» y el 63% a «FarmVille», según un análisis de la agencia Play The Game. En el mundo de los «eSports» no aparecen mujeres entre los principales jugadores y hay frecuentes ejemplos de sexismo en las redes sociales frente a los equipos mixtos. La campaña «My Game My Name», impulsada por la organización Wonder Women Tech (WWT) y a la que se ha adherido Movistar Riders, busca precisamente denunciar el tratamiento machista en la industria de los videojuegos y de los «eSports». Una encuesta realizada por Entertainment and Sports Programming Network (ESPN), canal de televisión participado por Disney, realizado en 2017 a jugadores de primer nivel en Estados Unidos, mostró que el 27% de los encuestados estaría incómodo, nervioso y desconcentrado con la presencia de mujeres en sus equipos. Incluso, el evento «Gaming Ladies», que se celebra en Barcelona, no se pudo organizar en 2017 por la cantidad de comentarios a través de foros y redes sociales contrarios a un evento sólo para mujeres. Sin embargo, los datos de Rebold señalan que hay una tendencia creciente en la conversación en las redes sociales en España hacia contenidos relacionados con la perspectiva de género. También han nacido equipos femeninos que han logrado una gran fama, como Zombie Unicorns -donde juega la española Laura «Aryenzz» Muñoz- o S2V -que cuenta con Helena «Rain» Ruiz, segunda mujer inscrita en la Superliga Orange-, equipos femeninos de League of Legends. Este martes, Vodafone Giants presentó un equipo formado íntegramente por mujeres que participará en competiciones de «Counter Strike: Global Offensive». «El fomento de ligas femeninas específicas, de equipos mixtos o de eventos especiales enfocados a las mujeres son algunas de las posibilidades» En el plano internacional, la Overwatch League está tratando de situarse como liga profesional de referencia en la incorporación de la mujer. «Las marcas tienen una clara oportunidad para desarrollar acciones o campañas que ayuden a visibilizar la participación de mujeres en los 'eSports'», señala el director general de Rebold, Juan Camilo Bonilla. «El fomento de ligas femeninas específicas, de equipos mixtos o de eventos especiales enfocados a las mujeres son algunas de las posibilidades a su alcance para consolidar una reputación positiva». Diferentes estudios prevén un fuerte crecimiento de los «eSports» en los próximos años, que alcanzarán una audiencia de 250 millones de seguidores en el mundo en 2021 (frente a 143 millones en 2017). En España, los torneos de videojuegos generaron unos ingresos de 14,5 millones de euros en 2016, según AEVI, y se prevé un crecimiento de dos dígitos hasta 2021, lo que significaría cuadruplicar la facturación para ese año, según la consultora PwC. En 2019 se repartirán más de 195 millones de dólares en premios en el mundo (172,1 millones de euros) y varios de los principales jugadores de «eSports» ya ganan más dinero que muchos atletas profesionales de golf o ciclismo. En España hay más de un centenar de jugadores profesionales de videojuegos. Un ranking realizado por la revista Forbes valora al equipo norteamericano Cloud9 en 310 millones de dólares (274,2 millones de euros), a la cabeza de esta clasificación. En el octavo puesto aparece G2 Esports, del español Carlos Rodríguez «Ocelote», valorado en 105 millones de dólares (cerca de 93 millones de euros). También algunos comentaristas se han convertido en «influencers» como Ibai Llanos (@LVPibai), que logró recaudar 80.000 euros recientemente en un evento benéfico de eSports en Bilbao. Grandes citas en España El campeonato más visto en España es la LVP, que acumuló 17,4 millones de espectadores en 2017 y aumentó el 44,7% las reproducciones frente al año anterior, según los datos de la organización. La LVP es uno de los mayores operadores de competiciones del mundo y la mayor organización de «eSports» en lengua hispana y de Europa, que organiza, junto a Ifema, Gamergy, el mayor evento de España. Gamergy atrajo a más de 50.000 visitantes durante su edición de junio de 2018, marcando una cifra record de aficionados. Según los datos de Rebold, la LVP también logra la mayor repercusión digital en los «eSports» frente a la ESL (Electronic Sports League). La LVP duplica en número de menciones en las redes a la ESL y genera un 22% más de búsquedas en Google. El interés de las marcas es cada vez mayor por esta actividad. Las grandes operadoras de telecomunicaciones han sabido sacar partido a los eSports, como evidencian la Superliga Orange, los clubs Movistar Riders y Vodafone Giants. Se han sumado otras organizaciones, como RTVE y Atresmedia -que compró la mayoría de la LVP en 2016-, e incluso algunas compañías ligadas a deportes tradicionales, como Dorna, organizadora del Campeonato Mundial de MotoGP o el Baskonia. Además de la perspectiva de género, Bonilla entiende que las marcas tienen otras oportunidades para vincularse a los «eSports», como el uso de vídeos cortos para transmitir contenidos relacionados sobre el «backstage»de estas competiciones o sobre los jugadores, así como «el desarrollo de merchandising, organizar concursos o generar experiencias vinculadas a los grandes eventos». El impacto de los«eSports» alcanza incluso al sector turístico. Hay ciudades como Ibiza que están pujando fuerte para situarse como referente en las competiciones de videojuegos: atraerá a 10.000 aficionados a sus eventos en vivo en 2021, según los datos de NewZoo.
07-03-2019 | abc.es
La nueva versión de Chrome soluciona un fallo de día cero presente en el navegador
El parche que Google distribuyó el 1 de marzo para corregir una vulnerabilidad de seguridad de día cero en Chrome , se lanzó para corregir el fallo que en ese momento estaba recibiendo ataques de forma activa, lo que permitió su descubrimiento. Google lanzó el pasado viernes 1 de marzo la nueva versión 72.0.3626.121 de Chrome que soluciona un fallo de seguridad presente en el navegador que permitía la acción de un ataque día cero que, según informa el responsable de seguridad de Google Chrome, Justin Schuh, en su cuenta de Twitter, estaba atacando al navegador cuando fue parcheado. Un ataque día cero es un tipo de acción que se dirige contra un sistema que ejecuta un código malicioso debido al conocimiento de vulnerabilidades que, por lo general, son desconocidas por el fabricante o el desarrollador. El ataque se dirigía a una vulnerabilidad presente en el objeto FileReader de Chrome, un error en la gestión de memoria que aparecía cuando una aplicación intentaba acceder a la memoria después de que esta fuese liberada o eliminada de la memoria asignada en Chrome, según explica el medio «ZDnet». El miembro del grupo de análisis de amenazas de Google, Clement Lecigne ha sido quien ha descubierto este fallo, tras lo que se ha procedido a solucionar con un parche la vulnerabilidad en una nueva versión de Chrome, la 72.0.3626.121. Por su parte, Google Chrome recomienda a sus usuarios que utilicen la herramienta de actualización incorporada en el navegador para instalar la nueva versión.
06-03-2019 | abc.es
Youtube empieza a ocultar los vídeos «conspiranoicos»
Las teorías «conspiranoicas» en Youtube tienen los días contados. El popular portal de vídeos recomendaba contenidos relacionados con temáticas como que la Tierra es plana o que el aterrizaje en la luna fue falso. Al fin, Google ha decidido tomar cartas en el asunto y no dar tanto protagonismo a vídeos de este tipo. Tal y como recoge «The New York Times», YouTube va a tomar medidas para dejar de recomendar este tipo de contenidos tras años de críticas. Y es que, según la compañía, este tipo de vídeos que difunden información errónea no aportan nada al usuario. De hecho, asegura que «informan mal a los usuarios de manera da ñina». El cambio de política que ha decidido llevar a cabo la compañía se debe a un cambio en el algoritmo de la plataforma en cuanto a vídeos recomendados que, hasta ahora, sugería a los usuarios contenidos «conspiranoicos». De esta manera, los usuarios empezarán a comprobar cómo se reduce el número de recomendaciones de este tipo de contenido que en realidad no va a ser eliminado. YouTube ha asegurado que el porcentaje de vídeos afectados por este cambio apenas representan el 1% de todos los vídeos de la plataforma. Y solo ha dado tres ejemplos de los tipos de vídeos que dejará de recomendar: los que promueven una cura milagrosa falsa ante una enfermedad grave, los que afirman que la Tierra es plana o los que hacen afirmaciones descaradamente falsas sobre eventos históricos, como los ataques del 11 de septiembre. «Creemos que este cambio logra un equilibrio entre mantener una plataforma para la libertad de expresión y cumplir con nuestra responsabilidad para con los usuarios», asegura la compañía en su blog, sin ofrecer más detalles sobre cómo los algoritmos de aprendizaje automático van a cambiar las recomendaciones. De momento, el cambio será gradual y comenzará en un pequeño conjunto de vídeos en Estados Unidos, pero la compañía planea introducir las alteraciones a nivel mundial a medida que el sistema sea más preciso. Cambios constantes YouTube ajusta constantemente su sistema de recomendaciones. En sus inicios, sugería los vídeos que creía que conducirían a más clics, pero descubrió que los creadores de contenido entonces se aprovecharon del «clickbait». Recientemente, la compañía dijo que quería recomendar vídeos que los espectadores considerasen como «tiempo bien invertido» o incluso sugerir vídeos que no fueran muy similares al más reciente visto.
06-03-2019 | abc.es
Google descubre que pagaba menos a sus ingenieros que a sus ingenieras por el mismo trabajo
El estudio sobre igualdad salarial que desarrolla anualmente Google entre sus empleados ha revelado que la compañía discriminó salarialmente a sus trabajadores varones frente a sus compañeras dentro de la categoría profesional de «ingenieros de software de nivel 4». Así, la multinacional indemnizará a los afectados, según ha confirmado la empresa en una entrada de su blog corporativo. De este modo, Google informó de que ha destinado un total de 9,7 millones de dólares (8,78 millones de euros) a compensar la discriminación salarial por género o raza sufrida por un total de 10.677 de sus empleados, aunque no precisa la cifra exacta de hombres y mujeres que han sido indemnizados. En 2017, la empresa de Mountain View compensó a 228 empleados con 270.000 dólares (239.000 euros). Google explicó que las mayores discrepancias salariales detectadas en 2018 se explican en primer lugar porque en una categoría particularmente grande, el nivel 4 de ingenieros de software, los hombres cobraron menos retribuciones con carácter discrecional que las mujeres. Asimismo, la compañía realizó un análisis sobre el procedimiento de nuevas contrataciones para detectar posibles discrepancias en las ofertas presentadas a los nuevos empleados, señalando que el 49% del dinero destinado a corregir desajustes salariales derivó de esta causa. «El sueldo debe estar basado en lo que haces, no en quién eres», subrayó Lauren Barbato, responsable de analizar la igualdad salarial en Google, señalando que la remuneración de cada empleado de la compañía se configura algorítmicamente en función de distintos factores relacionados con el trabajo realizado, incluyendo su localización, nivel y desempeño, añadiendo que cuando los gerentes quieren aplicar cualquier tipo de discrecionalidad a estas remuneraciones deben justificarlo.
06-03-2019 | elmundo.es
Seis cambios con los que las empresas tecnológicas podrían hacerte la vida más fácil... pero no quieren
Google, Facebook, Twitter, Whatsapp, Apple y Windows tienen tareas pendientes. 
05-03-2019 | abc.es
Google rechaza ahora eliminar la polémica «app» que permite a los hombres saudíes controlar a las mujeres
Donde dije digo, digo Diego. Pese a la idea incial, Google se ha negado a retirar de Google Play la polémica aplicación Absher, que permite a los hombres de Arabia Saudí controlar los viajes de mujeres, ya que considera que no viola sus políticas de uso, tras recibir una petición de retirada de 14 congresistas de Estados Unidos. Google ha notificado a la congresista demócrata de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Jackie Speier que, tras revisar la aplicación Absher, ha considerado que esta no viola ninguna de las políticas de la compañía, como ha asegurado la congresista en declaraciones al medio especializado «Business Insider». Absher es una aplicación creada por el gobierno de Arabia Saudí que facilita realizar funciones relacionadas con sus pasaportes a los ciudadanos del país a la hora de viajar, algo para lo que las mujeres necesitan autorización de un hombre. Entre sus funciones, Absher permite a los hombres rastrear a sus esposas y las trabajadoras domésticas, bloquearles los permisos de salida del país. Además, envía un SMS a los hombres en el caso de que una mujer intente salir del país sin su permiso. Ante la existencia de esta «app», presente en Google Play y la App Store, Jackie Speier, junto con otros trece miembros del congreso, enviaron una carta a los directores ejecutivos de Apple y Google de Apple en la que se exigía su eliminación. En esta carta se establecía una fecha límite de hasta el 28 de febrero para explicar por qué esta aplicación seguía en sus tiendas de aplicaciones. Por su parte, tanto Apple como Google respondieron que iban a revisar Absher para asegurarse que de que incumplía las políticas de seguridad. Apple ha informado que continúa evaluando la «app».
03-03-2019 | abc.es
Probamos el TicWatch C2, un «smartwatch» cuya autonomía me ha roto el corazón
He de reconocer que tengo una especie de amor-odio por los « smartwatches ». Amor, porque son realmente unos «gadgets» muy útiles. Odio, porque no lo pueden tener todo en su pequeño tamaño, por lo que si no tienen limitaciones en un aspecto, las tendrán en otro. La Mi Band 3 de Xiaomi me gustó. Pero no deja de ser una pulsera básica. Eso sí, su autonomía es brutal. Y es lógico teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla y sus limitadas funciones. Ahora con TicWatch C2 tengo los mismos sentimientos encontrados. La compañía Mobvoi ha hecho un buen trabajo con los auriculares inalámbricos TicPods Free. Y también con su «smartwatch», un dispositivo que incluye la tecnología Wear OS de Google (anteriormente Android Wear). Pero otra vez tengo sensaciones encontradas: ofrece unas funcionalidades muy completas. Pero su escasa duración de batería me ha roto el corazón. La verdad es que nada más ponérmelo, el TicWatch C2 me conquistó. Quizás la esfera sea algo grande pero es cuestión de acostumbrarse. Además, no puede tener un tamaño más pequeño si queremos realmente leer las notificaciones y navegar por el panel. Tiene un diseño clásico, fabricado en acero inoxidable y con correa de cuero intercambiable. Es decir, va más allá de una pulsera de actividad y a mi, este aspecto me parece importante, porque es muy versátil. La correa menos mal que es intercambiable porque, para ser sinceros, es muy probable que se raje con el uso. Además, el dispositivo está disponible en tres colores: oro rosado (cuyo tamaño, no pantalla, es ligeramente más pequeño), negro y plata. «Tiene 36 horas de batería en uso continuo de las aplicaciones». Esta es la afirmación que me ha roto el corazón. Porque no llega a esas horas. De hecho, el reloj llega a duras penas al día, dándole un uso más bien moderado. Si decides comprarte el TicWatch C2, cuyo precio es de 199,99 euros, asume ya que lo tendrás que cargar a diario. Pantalla y funcionalidad Su autonomía es, para mi, el gran «pero». Cuenta con una pantalla AMOLED de 1.3 pulgadas (360 x 360 px) y batería de 40 mAh. Con apenas usar las notificaciones, controlar mi actividad diaria y poco más, la autonomía es de 24 horas. Por detrás, lleva el sensor de ritmo caridaco y los cuatro puntos de carga, que conectas a su propia base. A pesar de ello, me ha sorprendido muy gratamente la pantalla. Se ve perfecta. Y podemos elegir entre tenerla siempre encencida o no, algo que influye -y mucho- en el consumo de la batería. Lo bueno de tenerlo apagado es que la esfera no se funde a negro, sino que muestra la hora. Eso sí, cada vez que mueves la muñeca para ver la pantalla, se ilumina. Y esto es un punto positivo muy importante. Por cierto, para ahorrar batería, podemos ponerlo en modo avión. La pantalla te permite cambiar las esferas, leer las notificaciones y responder. Pero, para ello, tienes que descargarte a través de la Google Play la «app» pertinente. Por ejemplo, WhatsApp. Puedes responder con un emoticono, escribiendo tu propio texto o a través del teclado (algo incómodo ante la falta de espacio). Pero también puedes responder a través de un audio porque TicWatch C2 tiene micrófono, pero no altavoz. Esto está muy, pero que muy bien. Lo que no puedes hacer, por ejemplo, es responder una llamada. En este caso, necesitas coger el «smartphone», aunque el reloj te avisará de que te llaman. Control de actividad El reloj se controla por los dos botones que tiene en el lateral derecho y por la pantalla. El botón de arriba (rojo) permite acceder y salir del menú del TicWatch C2. Una vez dentro, gracias a su pantalla táctil, puedes moverte a través de las «tripas» de una manera fácil y sencilla. El reloj muestra un funcionamiento muy fluido. Y eso es de agradecer. El segundo botón de la esfera te permite acceder el menú de actividad, que es muy completa y funciona muy bien (aunque te puedes descargar otra aplicación si lo prefieres). Otro de sus puntos positivos es que es resistente al agua. Cuenta con la certificación IP68 y, como ya sabéis, esto no significa que podamos hacer natación con él, pero sí lo podemos usar para correr aunque llueva o en el gimnasio. Las gotas de sudor no afectan al buen funcionamiento del «smartwatch». Cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon Wear 2100, conectividad Bluetooth v4.1, WiFi, GPS y GLONASS. Y, es compatible con Android y iPhone. También incluye tecnología NFC para realizar pagos.
104