Noticias de "google"

25-03-2019 | abc.es
Google, acusado de beneficiarse con anuncios falsos de medicación para el alzhéimer
Uno de los negocios principales de Google son los anuncios. Su mayor éxito. La empresa es capaz de segmentar a sus audiencias, dirigir sus impactos publicitarios. Atacar al público objetivo con su potente herramienta. Pero, a veces, se las «cuelan». Una inevestigación ha descubierto pruebas de anuncios medicamentos falsos que aparecen en el motor de búsqueda cuando se introducen unos términos de búsqueda específicos. El informe, publicado por el diario «The Times», acusa directamente a la multinacional estadounidense de «beneficiarse» a costa de dar «falsas esperanzas» a enfermos de alzhéimer y demencia al ofrecer anuncios de medicamentos sin base científica demostrada. Los analistas creen que la compañía «explota las vulnerabilidades» de los pacientes al promover -dicen- las pseudomedicinas. Así, el motor de búsqueda más importante del mundo ha estado cobrando entre 1 y 3 dólares por clic por suplementos y píldoras de pseudomedicinas que prometen combatir la enfermedad de Alzheimer, una patología incurable por ningún tratamiento médico en estos momentos. «Recibir un diagnóstico sobre esta enfermedad puede ser devastador», apunta Fiona Carragher, de la Sociedad de Alzheimer. «Es inaceptable que las empresas exploten a personas que se encuentran en una posición vulnerable al tratar de vender tratamientos no comprobados». Estas campañas son configuradas por los anunciantes, que son quienes escogen los términos asociados a la campaña. «Si bien es cierto que Google realiza un primer control sobre los anuncios, este es básico y no entra en análisis profundos de temas complejos como son los relacionados con salud y productos de este tipo. De hecho, en otros casos similares así como en este en concreto, Google ha acabado finalmente por no permitir la compra de estos términos como asociados a una campaña de publicidad, con tal de evitar malos usos», apunta por correo electrónico Sergio Carrasco, jurista digital en Fase Consulting. «Al final controlar campañas de publicidad resulta muy complejo, y requiere que las personas responsables de la revisión humana cuenten con conocimientos que muchas veces van más allá de los que han adquirido durante la preparación para el puesto, y esto no queda plenamente solventado con sistemas basados en Inteligencia Artificial», añade. Los expertos apuntan a que los resultados de estos anuncios «falsos» aparecen en posiciones superiores en comparación con otras informaciones rigurosas procedente de organizaciones sin ánimo de lucro. Esta revelación se produce, además, en un momento crucial después de la multimillonaria multa impuesta a Google por la Comisión Europa por monopolio con su sistema de publicidad.
25-03-2019 | abc.es
Hisense Infinity 12, un gama media que sorprende
Hisense es una marca china que estás harto de ver en todos los centros comerciales, principalmente por sus televisores. Pero la realidad es que, paso a paso, de manera firme, la compañía se está ganando un hueco en el sector de los «smartphones». La gama media es su área de actuación y Hisense ya se ha ganado un lugar destacado. Hisense Infinity 12 es un terminal que, siendo sincera, me ha sorprendido para bien. Hay muchos «smartphones» en el rango de los 200-300 euros y diferenciarse no es fácil. Pero creo que este terminal, cuyo precio es de 259 euros, cuenta con características que conseguirán atraer un usuario medio que busque un precio asequible en un móvil que combine «lo viejo» con «lo nuevo». Y con esto, ¿a qué me refiero? Vamos a ello. Para empezar, el Hisense Infinity 12 ofrece un diseño «premium». Evidentemente, no estamos hablando de un terminal con dichas características, pero tampoco estamos ante un «smartphone» de plástico o rudo. Combina el aluminio con una elegante trasera de cristal en tonos rosas (también lo hay en negro y azul) muy suave al tacto y nada resbaladiza, que podemos proteger con la funda de plástico que incluye en su caja. Todo un detalle por parte de la compañía, que también te obsequia con una pequeña gamuza para que la pantalla luzca siempre perfecta y un protector para la misma. El terminal, que pesa solo 155 gr., cuenta con una pantalla de 6.19 pulgadas con una resolución HD+ de 1500 × 720 píxeles. Hablamos, sin duda, de un buen panel con efecto de pantalla infinita en el que destaca un gran «notch», donde se encuentra la cámara y el altavoz. Si bien es verdad que esta popular ceja tiende a ser cada vez menor, o incluso hay fabricantes que ya optan porque desaparezca (los terminales más nuevos), el panel es lo suficientemente grande como para que no incomode. Pero eso es cuestión de gustos. Falla, sin embargo, el brillo automático en el exterior. En condiciones de alta luminosidad, hay veces que cuesta ver con claridad la pantalla. Por ejemplo, al hacer una foto o acceder al menú. Sí funciona a la perfección el desbloqueo facial (muy rápido, por cierto), así como el sensor de huellas, que se sitúa en la parte trasera del terminal. En la parte inferior está el micrófono, el altavoz y la entrada tipo USB-C. Ya sabéis que este es el último tipo de conexión que están incluyendo todos los terminales y que permite, entre otras cosas, una carga o transferencia de datos mucho más rápida. Pero, además, para los más nostálgicos, el Hisense Infinity 12 no trae puerto «jack» para los auriculares. Por suerte, incluye (sin que lo tengas que comprar aparte, como sucede con otras marcas), el adaptador para que puedas escuchar música con los auriculares que también vienen en la caja. Por cierto, muy similares a los EarPods de Apple. Se adaptan perfectamente y ofrecen un sonido decente. En el lado izquierdo, el terminal cuenta con el botón que permite el acceso rápido a Google Assistant, muy útil, y la ranura para las tarjetas. En el derecho, los tradicionales botones de volumen y encendido/apagado. Y en la zona superior, otro micrófono. Fotografía Con respecto a sus capacidades fotográficas, el Hisense Infinity 12 monta una doble cámara trasera de 12 Mpx con apertura ?/1.8 y otra de 5 Mpx con flash LED para las tomas nocturnas. Además, capta imágenes con efecto «bokeh» y graba vídeo a 1080p y 30 FPS. La delantera, de 16 Mpx y apertura ?/2.0 con flash, tiene luz «selfie» para que nada falle. También graba vídeo a 1080p y 30 FPS. Lo mejor es su Inteligencia Artificial que te permite elegir entre las escenas que tiene predeterminados: retrato, playa, nieve, amanecer? Los 120 escenarios que ofrece resultan de gran ayuda para quienes no son muy duchos en hacer fotografías. En condiciones de buena luminosidad, las fotografías que capta el Hisense Infinity 12 son buenas. El tan demandado modo belleza, el efecto «bokeh» o el HDR ayudan, además, a conseguir unas buenas instantáneas. Resultado óptimo Con respecto al rendimiento, destaca su potente batería de 3.500 mAh, que a mi me ha durado día y medio en alguna ocasión. Claro que estos datos son siempre relativos porque depende del uso que le demos al terminal. Pero hay que tener en cuenta que el Hisense Infinity 12 no es un «smartphone» para «gamers», por lo que su autonomía promete para quien busque un terminal que no quiera cargarlo a diario. Sí puede usarse para juegos (de hecho vienen algunos preinstalados), o para ver series, poniendo a prueba una pantalla que ofrece una resolución y sonido muy decente. En estos casos, la batería se nota. Y tarda en cargarse algo más de dos horas. Cabe reseñar que no tiene sistema de carga rápida. Y tampoco es un «smartphone» para «gamers» porque tiene 4GB de RAM y 32 GB de memoria interna ampliable con micro SD hasta 160 GB. Estas característica han de tenerse muy en cuenta porque para una parte de usuarios serán insuficientes. Para otros no. Sucede lo mismo con el procesador que monta: un Qualcomm Snapdragon 450 de ocho núcleos. Si bien es verdad que no incorpora un chip de última generación ni tiene unas altas prestaciones, el rendimiento del Hisense Infinity 12 está asegurado para un usuario poco exigente, que busque un terminal resolutivo pero sencillo a la vez que moderno en cuanto a diseño y determinadas prestaciones (como el desbloqueo facial, Google Asistant o las opciones de cámara). Funciona sobre Android Oreo.
24-03-2019 | abc.es
Software preinstalado en Android: la amenaza silenciosa que acecha al usuario
El «smartphone» que tienes ahora mismo a tu lado es como un caramelo. Como sucede con todos los dulces, los ingredientes que lo componen no son los más sanos y en parte lo sabes. De ti no depende decidir qué colorante debe llevar, en qué cantidad o cuánta azúcar. Pero te encanta. Sí puedes elegir consumirlo de uno u otro sabor, en mayor o menor tamaño, con palo o sin palo.. Con el «smartphone» pasa lo mismo. Sí eres capaz de decidir si lo quieres más grande o más pequeño, con más o menos prestaciones o instalarle unas u otras aplicaciones («apps»). Pero sus «ingredientes» están fuera de tu alcance. Esto es lo que sucede con el software preinstalado (en inglés, «bloatware»). «Son programas que trae de serie el dispositivo y no lo puedes evitar», explica Lorenzo Martínez, experto en ciberseguridad de Securizame. «Se supone que este tipo de software aporta un valor añadido al terminal pero en realidad no es así», explica el experto. Una reciente investigación realizada por el Instituto IMDEA Networks y la Universidad Carlos III de Madrid alerta sobre el software preinstalado en dispositivos Android y los riesgos para la privacidad de los usuarios tras analizar más de 82.000 «apps» preinstaladas en más de 1.700 dispositivos fabricados por 214 marcas en más de 200 países. La investigación revela la existencia de un complejo ecosistema de fabricantes, operadores móviles, desarrolladores y proveedores de servicios, además de organizaciones especializadas en la monitorización y rastreo de usuarios y en proporcionar publicidad en internet. Muchas de las aplicaciones preinstaladas facilitan el acceso privilegiado a datos y recursos del sistema sin posibilidad de que el usuario pueda desinstalarlas. Una industria descomunal «La escala es abrumadora», apunta Juan Tapiador, uno de los investigadores del estudio. «Te da una idea de lo complejo que puede ser intervenir de alguna manera este mercado porque hay demasiados agentes involucrados y porque cualquier conclusión que saques no es aplicable a todos», explica. La industria tecnológica, a diferencia de otras, es global y descentralizada, se desarrolla a la velocidad de la luz y regularla no es fácil. El problema es la gran cantidad de usuarios afectados. «Pero el marco regulatorio varía», puntualiza Narseo Vallina Rodríguez, otro de los investigadores. «El usuario no se da cuenta de que muchos servicios a los que tiene acceso en internet son gratuitos. No es nada nuevo que internet vive gracias a los anuncios y a la obtención y procesado de datos personales para fines comerciales», recuerda. Y pone un sencillo ejemplo: «Tú puedes tener un teléfono subsidiado por un operador. Eso cuesta dinero: o lo pagas en tu factura o de otra forma». Android es el software de mayor penetración en el mercado. En España, el 89,9% de los terminales funcionan con dicho sistema operativo, propiedad de Google. En Europa representa el 75,8% y en EE.UU. el 56%. El reinado de Android Su claro dominio tiene una sencilla explicación: se trata de una versión abierta («open source»). Sobre este sistema operativo trabajan los fabricantes de «smartphones» que distribuyen sus propias versiones modificadas de Android con aplicaciones desarrolladas por ellos mismos o por terceros imposibles de desinstalar ni de verificar. «Es lo que tiene Android: cualquiera puede cogerlo y hacer su propia versión», añade Samuel Parra, jurista experto en protección de datos. «Google -añade- no es responsable de lo que los demás con él». El software preinstalado es una potente arma de recolección de datos. Otro asunto es el potencial uso que tengan esos datos, que son muchos y aunque se intuyen, no se puede señalar el delito ni al culpable. «Ni siquiera está claro por todas las manos por las que pasa el teléfono durante su proceso de fabricación», asegura Juan Tapiador, que señala la «falta de transparencia» que reina en la industria. «Está claro que se meten ?cosas? dentro del móvil pero no sabemos por qué», añade Vallina Rodríguez. En ocasiones, los peritos informáticos, analizan las tripas de los terminales. Y Lorenzo Martínez ha tenido que hacerlo en alguna ocasión. «Yo tuve que analizar el tráfico que generaba un teléfono recién abierto y vi que ese tráfico viajaba a China. ¿Por qué?». Esa es la gran incógnita. Internet no es gratis «Lo que está pasando aquí lleva ya pasando en internet muchos años porque los usuarios no quieren pagar», apunta Tapiador. El modelo de negocio de internet es aparentemente gratuito. Pero «lo que no va en dólares va en datos. Esa es la gasolina de internet. Ahora, el valor extraído del procesamiento de los datos es lo nuevo», explica el responsable. Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) defienden la necesidad de dotar al usuario de «herramientas que permitan gestionar la privacidad en los teléfonos móviles de una forma sencilla» porque está claro que hay «una necesidad que el mercado no está cubriendo de forma efectiva». El organismo también apuesta porque los vendedores y distribuidores de terminales lleven a cabo auditorías. Pero la legislación no va a la misma velocidad que la industria. «De hecho, surge cuando el fenómeno ya está», añade Tapiador. Y eso sucede porque «Internet es software», explica Vallina Rodríguez. «Evoluciona muy rápido -continua-. Mañana nace otro Mark Zuckerberg con una idea nueva y despliega en dos meses un nuevo modelo de negocio con el que se hace millonario a pesar de que se base en la extracción y procesado de datos personales». Los investigadores, que usan «smartphones» con sistema operativo Android, abogan a la responsabilidad del usuario. « A mi no se me ocurre instalar ninguna red social en el teléfono. Accedo solo desde el navegador», reseña Vallina Rodríguez. «El banco me dice siempre que instale su aplicación y no lo voy a hacer porque no me hace falta tenerla 24 horas al día conmigo -continua-. No voy a caer la trampa de que me ofrecen ?una mejor experiencia?. Los organismos se benefician de la falta de conocimiento del usuario y de la falta de transparencia de la industria». Protege tu privacidad 1. Patrón, PIN o contraseña en el «smartphone». Configura un código robusto para que la información de tu terminal no sea accesible a cualquiera. Huye de patrones sencillos o fáciles de adivinar. 2. La información de tu teléfono, mejor cifrada. Evitarás que accedan al contenido del teléfono porque no tienen el código para descifrar. Android tiene dicha opción en Ajustes-Privacidad. 3. Precaución con las aplicaciones y los permisos. Descárgalas desde la tienda oficial Google Play y revisa si la funcionalidad de la «app» necesita ciertos permiso. Un juego no precisa acceso a fotos. 4. Borra tu rastro en la web y las «cookies». Las «cookies» almacenan ficheros en los dispositivos que guardan las páginas que visitas o los «Me gusta». De ahí, los anuncios personalizados. 5. «Smartphone» bloqueado de forma remota. Si pierdes el móvil, puedes bloquearlo o borrar sus datos. Configura la opción en android.com/find e inicia sesión en tu cuenta de Google. 6. La ubicación del móvil no se necesita siempre. Para usar el GPS hay que tener activada la geolocalización, pero no es una buena práctica geolocalizar tus publicaciones o fotos. 7. Antivirus como herramienta de protección. Siempre es conveniente. Puede detectar una página web maliciosa, si la «app» que descargas es fiable, los ficheros que te envían, etc.
21-03-2019 | elmundo.es
Google juega con Johann Sebastian Bach en su primer doodle con inteligencia artificial
El compositor y músico alemán protagoniza el doodle en el 334 aniversario de su nacimiento. Te explicamos cómo funciona el juego basado en IA y te acercamos una pequeña biografía de Bach 
21-03-2019 | elmundo.es
334 años del nacimiento del compositor alemán | Google juega con Johann Sebastian Bach en su primer doodle con inteligencia artificial
El compositor y músico alemán protagoniza el doodle en el 334 aniversario de su nacimiento. Te explicamos cómo funciona el juego basado en IA y te acercamos una pequeña biografía de Bach 
21-03-2019 | elmundo.es
Doodle | Google juega con Johann Sebastian Bach en su primer doodle con inteligencia artificial
El compositor y músico alemán protagoniza el doodle en el 334 aniversario de su nacimiento. Te explicamos cómo funciona el juego basado en IA y te acercamos una pequeña biografía de Bach 
21-03-2019 | elmundo.es
¿Puede el 'Netflix' de Google acabar con los videojuegos?
Aún no sabemos cuánto costará Stadia, el Netflix de los videojuegos de Google, ni cuándo saldrá, pero ya es posible preguntarse qué supondrá para el sector 
106