Noticias de "google"

07-03-2017 | abc.es
Google Play cumple 5 años. Las 5 apps y juegos más descargados
Ayer 6 de marzo Android Market se convirtió en Google Play. Google Play está de celebración con su quinto aniversario. Durante los próximos días llegarán sus ofertas y descuentos. En cinco años, han crecido mucho y ya son más de 1000 millones de usuarios activos en 190 países. Y con millones de aplicaciones, 40 millones de canciones, 5 millones de libros, películas y más que nunca, hay mucho por explorar. Google Play también se ha convertido en una plataforma de distribución importante para los desarrolladores para construir su audiencia global. Leer en Frikipandi:Google Play cumple 5 años. Las 5 apps y juegos más descargados
06-03-2017 | enter.co
Cómo fusionar o eliminar contactos repetidos en Android
En ocasiones nuestro teléfono crea dos o más copias de un solo contacto. Esto puede ocurrir porque al sincronizar la información de una persona pueden quedar tanto en la tarjeta SIM como en la cuenta de Google asociada. Todos esos contactos repetidos, además de molestos, pueden ocupar espacio. La buena noticia es que no necesitas […]
06-03-2017 | abc.es
Cuanto más conectados a Facebook o Twitter, más aislados
Cuanto más tiempo utiliza un adulto joven las redes sociales, más probable es que se sienta socialmente aislado, según revela un análisis nacional dirigido por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos. Además del tiempo que se pasa conectado digitalmente, los científicos encontraron que la frecuencia de uso se asoció con un mayor aislamiento social. El hallazgo, publicado en «American Journal of Preventive Medicine», sugiere que el uso de las redes sociales no supone una panacea para ayudar a reducir el aislamiento social percibido, que es cuando una persona carece de un sentido de pertenencia social, un verdadero compromiso con los demás y el cumplimiento de las relaciones. En el pasado, el aislamiento social se ha vinculado por sí solo con un mayor riesgo de mortalidad. «Es un tema importante que estudiar porque los problemas de salud mental y el aislamiento social están en niveles epidémicos entre los adultos jóvenes», alerta el autor principal de este estudio, Brian A. Primack, director del Centro para la Investigación en Medios, Tecnología y Salud y vicerrector adjunto de Salud y Sociedad en la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pittsburgh (UPMC, en sus siglas en inglés), en Estados Unidos. «Aunque puede parecer que las redes sociales presentan oportunidades para llenar ese vacío social, creo que este estudio sugiere que puede que no sea la solución que la gente esperaba», sentencia este investigador, quien en 2014 evaluó a 1.787 adultos estadounidenses de 19 a 32 años mediante cuestionarios para determinar el tiempo y la frecuencia de uso de los medios sociales. En concreto, los investigadores preguntaron a los participantes sobre las 11 plataformas de medios sociales más populares de la época: Facebook, YouTube, Twitter, Google Plus, Instagram, Snapchat, Reddit, Tumblr, Pinterest, Vine y LinkedIn. Los científicos midieron el aislamiento social percibido de los participantes usando una herramienta de evaluación validada llamada «Patient-Reported Outcomes Measurement Information System». Incluso cuando los investigadores controlaron una variedad de factores sociales y demográficos, los participantes que usaban las redes sociales más de dos horas al día tenían el doble de probabilidades de aislamiento social percibido que sus compañeros que pasaban menos de media hora en las redes sociales cada día. Y los participantes que visitaron varias plataformas de medios sociales 58 o más veces por semana tuvieron aproximadamente el triple de las probabilidades de aislamiento social percibido que los que las visitaron menos de nueve veces por semana. ¿Qué fue antes? «Todavía no sabemos qué fue primero, el uso social de los medios o el aislamiento social percibido», reconoce la autora principal Elizabeth Miller, profesora de Pediatría en Pitt y jefa de la División de Medicina en Adolescentes y Adultos Jóvenes en el Hospital Infantil de Pittsburgh de UPMC. «Es posible que los jóvenes adultos que inicialmente se sintieran socialmente aislados se volcasen en los medios de comunicación social, o que su mayor uso de los medios sociales de alguna manera les llevara a sentirse aislados del mundo real, pero también podría ser una combinación de ambos. Pero si el aislamiento social llegó primero, no parecía aliviarse pasando tiempo 'online', incluso en situaciones supuestamente sociales», añade. Los investigadores tienen varias teorías sobre cómo un mayor uso de los medios de comunicación social podría alimentar sentimientos de aislamiento social. Por ejemplo, el consumo de medios sociales desplaza experiencias sociales más auténticas porque cuanto más tiempo pasa una persona «conectada», tiene menos tiempo para las interacciones del mundo real. Además, ciertas características de los medios de comunicación social facilitan los sentimientos de ser excluidos, como cuando se ven fotos de amigos que se divierten en un evento al que no hemos sido invitados. Asimismo, ver representaciones altamente idealizadas de la vida de los compañeros en sitios de redes sociales puede provocar sentimientos de envidia y la creencia distorsionada de que otros llevan vidas más felices y más exitosas. Por ello, Primack, que es médico de medicina de familia, y Miller, pediatra, alientan a los médicos a preguntar a los pacientes sobre su uso de los medios sociales y aconsejarles a reducirlo si parece estar vinculado a síntomas de aislamiento social. Sin embargo, estos expertos señalan que se necesita mucho más estudio para entender los matices en torno al uso de los medios sociales. «La gente interactúa entre sí a través de las redes sociales de muchas maneras diferentes», plantea Primack, también profesor de Medicina, Pediatría y Ciencia Clínica y de Traducción en Pitt. «En un gran estudio basado en la población como este, informamos de las tendencias generales que pueden o no aplicarse a cada individuo. No dudo que algunas personas que utilizan ciertas plataformas de manera específica pueden encontrar comodidad y conexión social a través de las relaciones de los medios de comunicación social. Sin embargo, los resultados de este estudio simplemente nos recuerdan que, en general, el uso de las redes sociales tiende a asociarse con un mayor aislamiento social y no disminuyen el aislamiento social», concluye.
06-03-2017 | abc.es
Aura: el asalto de Telefónica hacia el control de los datos
En los últimos años, las empresas de telecomunicaciones se han quejado, cuando tenían la oportunidad de hacerlo, que bajo la infraestructura que despliegan - el despliegue de conexiones y redes y su obvia inversión- se han «aprovechado» empresas más jóvenes, surgidas de la esfera de la tecnología e internet, han comenzado a hacer negocio sobre sus carreteras. Las llamadas OTT- Over The Top, en inglés- han sacado provecho de la expansión de internet en el planeta basando gran parte de su negocio en el tratamiento de los datos e información personal de sus usuarios. Un reparto de la tarta que a las «telecos» no han convencido puesto que han visto reducir parte de su negocio. Telefónica, ahora, quiere hacer las paces con las empresa tecnológicas, generalmente afincadas en el corazón de la innovación, Silicon Valley, con la Cuarta Plataforma -las otras tres son redes, sistemas y servicios- llamada sencillamente Aura, un próximo servicio que llegará en algún momento de los próximos doce meses y que tiene la intención de acumular los datos de sus clientes para que éstos puedan gestionar su vida digital. Un indudable «cerebro» de, por ahora, confusas intenciones. Bien se sabe que los datos personales son, hoy en día, el oro más preciado, porque gracias a ellos se pueden poner en marcha innumerables servicios, tomar decisiones en tiempo real, aplicar técnicas de Big Data para, una vez vez procesados, ser más eficiente a nivel productivo. Multitud de oportunidades que las operadoras, que ya tienen a su alcance multitud de información acerca de sus clientes, no han sabido aprovechar. Con este revolucionario invento -o deberíamos decir, estrategia- Telefónica pretende recabar, reutilizar y explorar los datos de sus usuarios bajo una, a priori, buena intención: es decir, darle a sus clientes un paquete de información para controlar, básicamente, su vida digital. La operadora prefiere defender que se trata de una plataforma para la «gestión» y no tanto para el «control», aunque al final viene siendo tres cuartos de lo mismo. Indudablemente este proyecto contempla, sin embargo, algo desconocido que implora un potencial conflicto. Para muchas personas el modelo de negocio y el tratamiento de la información que realizan Facebook o Google no es nada pernicioso. Son conscientes que, evidentemente, cedemos parte de nuestra privacidad, pero a la gran mayoría no nos importa. Es más, a estas empresas, que ofrecen servicios útiles para muchas personas, se perciben modernas. «Cool», si te pones Pero, al contrario de lo que sucede con estas firmas, que una operadora se meta ahora en esta batalla, aunque sea desde su propia parcelita, puede despertar ciertos recelos. ¿Para qué, por qué y de qué manera quiere Telefónica mis datos? No es que lo quieran, es que simplemente ya los tienen. Únicamente, han decidido procesarlo y abrir una ventana para airearlos. La operadora española sabe tanto (o incluso más) de sus clientes que las empresas de internet. Desde dónde llaman, a quién llaman, cuánto se gastan en tarifas de datos, qué contenido consumen, durante cuánto tiempo o qué programación de Movistar Plus son sus favoritas. Durante la presentación en el Mobile World Congress de Barcelona, Telefónica, Chema Alonso, Chief Data Officer de Telefónica, aseguró que todos esos datos «son» del propio usuario. «Puedes hacer con ellos lo que quieras y llevártelos contigo incluso si dejas la compañía. Pero resulta que Google o cualquier otro proveedor de servicios podría estar interesado en conocer esos datos. Nosotros lo que decimos es que es el propio usuario el que tiene que decidir qué datos, de los que tiene sobre ti Telefónica, quieres compartir con ellos. Y a cambio de qué», argumentó. «La Cuarta Plataforma, para nosotros, es una manera de intentar devolver el control de los datos al cliente [..] Estamos intentando darles herramientas y educarles para que entiendan cuáles son los datos que generan por el uso de sus servicios en Telefónica» Chema Alonso, CDO de Telefónica «La Cuarta Plataforma, para nosotros, es una manera de intentar devolver el control de los datos al cliente», aseguraba en una conversación con ABC. «Una de las cosas que creemos es que las empresas tienen que tener valores y ética más allá del negocio, y en Telefónica decidimos aplicar valores a la compañía tiempo atrás y en el caso de los datos aplicamos valores que van hacia la transparencia, hacia los usuarios para dotarles de herramientas y control de privacidad en vez de hacer negocio con ella. Estamos intentando darles herramientas y educarles para que entiendan cuáles son los datos que generan por el uso de sus servicios en Telefónica», comentaba Alonso a este diario tiempo atrás. Por ahora, se conocen algunas de sus intenciones. Pero, ¿y los usuarios? ¿Deben de temer por quién accede a sus datos? «Eso es un debate que nos estamos planteando; cuál es el control que tiene una persona de esos datos, y los límites que ponemos a esas grandes empresas que recolectan tanta información de los individuos. Al final, que una empresa conozca todos los datos de los ciudadanos de España y sus hábitos, y los tenga perfilados, por religión, geográfica, donde trabaja, número de hijos, por dónde se mueven? puede llegar a controlar un país, porque esa información da poder», insistía. Sin embargo, en una entrevista a Chema Alonso concedida en «El Confidencial» ha avanzado que Telefónica no está actualmente vendiendo datos de sus usuarios, ya que por ahora «no hay modelo de negocio, por eso no hablamos de ello». A su juicio, «antes no éramos enemigos de WhatsApp o Google, ni lo somos ahora. Como todas las compañías, a veces hay discrepancias, pero es lógico». «Queda saber el grado de transparencia que Telefónica impondrá, y sobre todo, si de verdad sirve como semilla de un clúster para que el usuario no solo disponga de los datos sobre él en poder de Telefónica»David Fernández, abogado Para algunos expertos, sin embargo, Aura es un primer paso para la transparencia en datos para que el usuario final conozca lo que una empresa sabe de él. «Actualmente los usuarios no son conscientes de todo el rastro de conocimiento personal que va dejando en cada una de sus acciones dentro de las plataformas tecnológicas. Y tampoco es conocedor de cómo le puede afectar la utilización de esos datos para su día a día, cada vez con mayor trascendencia», señala a este diario David Fernández, abogado especialista en ética y filosofía de la robótica e Inteligencia Artificial. En su opinión, es «un avance» en el manido consentimiento que el Registro General de Protección de Datos impone para obtener y utilizar los datos personales. «Ahora bien, queda saber el grado de transparencia que Telefónica impondrá, y sobre todo, si de verdad sirve como semilla de un clúster para que el usuario no solo disponga de los datos sobre él en poder de Telefónica, sino cualquier reguero que vaya dejando por la Red. Podría darnos pánico conocer todo lo que Facebook, Amazon o Google sabe sobre nosotros. ¿Estarán estas empresas en disposición de mostrarnos toda la información utilizada o utilizable, y con qué criterios y con qué código ético la utilizan? Serán preguntas cuyas respuestas solo serán obtenidas si hay una legislación efectiva que proteja al usuario del potente arma que constituye la obtención y utilización de datos de forma masiva», añade. Primeros pasos para entrar en el mercado Para otros expertos este es el inicio de una nueva relación comercial. «La sensación que me da es que se trata de una plataforma para legitimar el uso de sus usuarios, y que se está vendiendo como «benévola» para que mucha gente dé el visto bueno para este negocio», sostiene Sergio Carrasco, abogado especializado en derecho tecnológico en Fase Consulting. «Que uno de los grandes responsables a la hora de tratar datos de millones de usuarios quiera ahora erigirse en protector de la privacidad y de los datos de los mismos debería llamar la atención»Sergio Carrasco, abogado «Creo que hay que diferenciar lo que se está vendiendo de cara a los usuarios, principios de transparencia y control de los datos personales, de la realidad. De unos primeros anuncios en los que parecía que se quería vender que los usuarios podrían controlar los datos que obtenían grandes empresas como Google o Facebook hemos pasado a un modelo en el cual Telefónica quiere contar con mayores posibilidades a la hora de comerciar datos con los usuarios que accedan a ello, posiblemente a través del ofrecimiento de recompensas». Al final -reconoce- la realidad es que Telefónica cuenta con datos que s on realmente muy atractivos para muchas empresas y todo esto se acabará instrumentando a través de acuerdos económicos con los prestadores que quieran acceder a los mismos. «Los datos son un nuevo valor, y Telefónica quiere entrar más fuerte en este mercado. Que uno de los grandes responsables a la hora de tratar datos de millones de usuarios quiera ahora erigirse en protector de la privacidad y de los datos de los mismos debería llamar la atención», sugiere.
05-03-2017 | abc.es
«Android lleva casi 10 años generando oportunidades y empleo en Europa»
Hiroshi Lockheimer es, desde 2015, el máximo responsable de Android a raíz de que Sundar Pichai fuese nombrado CEO de Google. Este joven lleva 11 años trabajando para los de Mountain View en el proyecto del popular sistema operativo, originariamente pensado para móviles, que se lanzó en octubre de 2008 y que en la actualidad está instalado en más de 1.400 millones de dispositivos. ¿Cómo fueron los comienzos? Todos recordaremos que durante el 2005-2006 los teléfonos móviles empezaron a volverse más inteligentes. Ésta era una época previa al iPhone o Android y, por lo tanto, no existían teléfonos inteligentes. Yo me encontraba en el equipo de desarrollo de aplicaciones de Google, donde creábamos aplicaciones como Google Maps. Pero había tantas variaciones de sistemas operativos que teníamos que crear hasta 300 versiones de la misma aplicación. Eso no era eficiente. En vez de dedicarnos a innovar, casi todo el tiempo lo destinábamos a portar la aplicación a cada sistema operativo. Por eso, desde Google, pensamos en lanzar nuestro propio tipo de software que ofreciera consistencia a los desarrolladores de aplicaciones, la posibilidad de adaptación para los fabricantes y la gran variedad de teléfonos móviles de la que disfrutan ahora mismo los consumidores. Al crear un sistema operativo abierto, lo convertimos escalable, ya que recae sobre el fabricante la labor del mantenimiento del terminal. Esa es la razón de que seamos capaces de crear un sistema operativo capaz de dar soporte a 1.400 millones de teléfonos móviles. Jamás me imaginé que llegaríamos a estas cifras cuando lanzamos Android el 22 de octubre de 2008, junto con PlayStore, que en aquel momento se llamaba Android Market. ¿Qué opinas sobre la fragmentación de sistemas operativos? Ahora existen 12 versiones de Android, vigentes en todo el mundo El fabricante es el que decide qué versión va a utilizar y cómo la va a mantener. Nosotros se lo ponemos muy fácil. Tenemos un panel de anuncios y les damos parches. Ellos los adaptan y los envían a sus teléfonos, aunque es cierto que no damos soporte a todas las versiones de Android, sólo hasta un nivel de antiguedad. Por otro lado, para los desarrolladores, Android les promete que sus aplicaciones van a ser compatibles entre las diferentes versiones de los sistemas operativos, por lo que no se tienen que preocupar de ello. Estáis creando más y más versiones de Android OS, para el coche, la TV, IOT.. ¿Cuál es el objetivo? Ahora mismo existen muchos dispositivos en la vida de la gente. Tienes pantallas por todos lados, desde la de un microondas, un termostato o una televisión, pero no se entienden entre ellos, es decir, no hablan entre sí. Eso es lo que queremos conseguir: que se comuniquen. Por ejemplo, que tu coche hable con el termostato y encienda la calefacción justo antes de llegar a casa. Para los desarrolladores de aplicaciones también son todo ventajas. Por ejemplo Spotify, si crea una aplicación para Android, casi todo ese código le funcionará en el coche. Está claro que requiera de una adaptación de la interfaz para que no distraiga al conductor, además de unos botones más grandes. Pero la mayor parte de la aplicación se puede aprovechar. En Google, tenemos un equipo que mantiene el núcleo de la «app» que es común para todos los sistemas operativos y luego tenemos diferentes equipos, para cada OS. Por ejemplo, el equipo de «wearables» se encuentra en Londres. La Comisión Europea abrió un expediente el año pasado contra Android por posible posición anticompetitiva. ¿Qué piensas de ello? Todavía estamos en pleno proceso. Por supuesto, lo respetamos, y nosotros creemos que la competencia es importante. De hecho, pensamos que con nosotros hay más competencia, entre desarrolladores y fabricantes, y hemos creado nuevas oportunidades de negocio, muchos puestos de trabajo, directos e indirectos. Entendemos que algo como el fenómeno de Android no ha ocurrido nunca antes. Pero, somos transparentes y queremos transmitir nuestros conceptos e ideas a todo el mundo. ¿Por qué decidistéis crear una plataforma abierta? ¿No supone menos control sobre ella? Nosotros no controlamos el sistema. Cuando Huawei, por ejemplo, usa Android en sus teléfonos, nosotros ni siquiera lo sabemos. No se trata del control: se trata dar la mejor solución a las empresas de telefonía, como Telefónica, a los fabricantes, y a los consumidores. ¿Usáis «machine learning» y «Big Data» en vuestro desarrollo? Lo usamos para analizar la vida de la batería. Intentamos siempre alargarla lo máximo posible, ya que es la queja número uno de los consumidores. El «machine learning» es muy bueno encontrando patrones consumo de batería. También se usa mucho en Google Photos. Se trata de un producto increíble porque puedes buscar «avión» en las fotos y es capaz de encontrarlo. Llegará también un momento en que lo podamos usar para crear «interfaces» de Android. ¿Qué pasará con Android cuando llegue el 5G? Trabajamos muy cerca con el ecosistema de telefonía móvil, como con Qualcomm, y hemos estado haciendo pruebas. Este tipo de cambio pasa una vez cada 10 años y Android ya estaba la última vez, con el cambio del 3G a 4G. En ese momento sólo pensamos qué producto quería la gente para el 4G. Lo mismo haremos con el 5G. Seguramente surgirán nuevas aplicaciones, como la realidad virtual, o los juegos «streaming» sin latencia. Cosas que, con el tiempo, todo el mundo demandará en su teléfono.
03-03-2017 | enter.co
Google Photos se actualiza con balance de blancos automático
La aplicación de fotos de Google se actualizó este viernes. A través de su blog oficial la compañía anunció una nueva función llamada ‘balance de blancos’, que ahora hace parte de las características de edición. Esta, junto a las demás opciones de ajuste de exposición, saturación y contraste, permitirán hacer un arreglo automático del aspecto de las […]
117