Noticias de "google"

01-01-1970 | abc.es
Samsung Galaxy S8: con S Pen e inteligencia artificial
Samsung trabaja a contrareloj para tener listo el Galaxy S8 y poder presentarlo en el Mobile World Congress de Barcelona 2017 (del 27 de febrero al 2 de marzo). Como ya hizo el pasado año con el Galaxy S7, la ciudad condal podría ser el lugar elegido para presentar el nuevo «smartphone» con el que enterrar, al fin, al Galaxy Note 7. Y, mientras tanto, hay nuevas filtraciones en torno a cómo será el nuevo terminal. La primera novedad es que el Samsung Galaxy S8 será más inteligente si cabe. Y es que la compañía surcoreana trabaja en su propio asistente virtual, Bixby, con la intención de integrarlo en todas las aplicaciones nativas de la compañía que llegarán preinstaladas en el dispositivo. Bixby utilizará la tecnología de Viv (inteligencia artificial) y Harman (soluciones de audio), dos compañías que Samsung adquirió hace poco y que aportarán su experiencia en el asistente digital, según ha publicado «SamMobile». Cabe recordar que Lee Kyeong-tae, vicepresidente de la división de móviles de Samsung, comentó a «The Wall Street Journal» que el nuevo terminal contaría con un sistema de inteligencia artificial más avanzado y que Viv, la «startup» que fundaron los creadores de Siri y que fue adquirida por Samsung, tendría un papel muy especial. Con Bixby, el usuario de Galaxy S8 sólo deberá ayudarse de su voz para que el asistente le muestre imágenes de la aplicación de la Galería de fotos, por ejemplo. Sin duda, un nuevo rival para Siri, de Apple, y Google Assistant. La otra gran novedad es que podría incorporar S Pen, como el fallido Note 7. Samsung siempre ha dotado de «stylus» a su gama Note y parece que esta vez ha decidido incorporar el lápiz a su nuevo terminal porque, según las filtraciones, resultaría especialmente útil en el Galaxy S8 Plus, ya que podría tener una pantalla de 6 pulgadas, tal y como cuenta también «SamMobile». De hecho, Samsung sugirió que en 2017 podría lanzar un Note 8. La gama Note siempre ha salido con S Pen- SAMSUNG Hasta ahora, según los rumores, el nuevo «smartphone» de la compañía no tendrá puerto jack ni botón Home y podría incorporar el escáner de iris como tenía el Note 7.
01-01-1970 | abc.es
Facebook: la aplicación más usada en 2016
Facebook y su servicio de mensajería instantánea Facebook Messenger ocupan los dos primeros puestos de la lista de aplicaciones para teléfonos inteligentes más usadas en EE.UU. en 2016. Según un estudio publicado por la consultora especializada Nielsen, la aplicación de la red social fundada por Mark Zuckerberg ha registrado más de 146 millones de usuarios únicos al mes, lo que supone un crecimiento del 14 % respecto al año anterior. Por su parte, Facebook Messenger rozó los 130 millones de usuarios (un 28 % más que en 2015), mientras que YouTube, con 113,7 millones de usuarios (20 % más que el año anterior), completa el podio de las «apps» más utilizadas. Aunque Facebook lideró la clasificación este año, varias aplicaciones pertenecientes a Alphabet, la matriz de Google , se han situado también entre las diez preferidas de los consumidores estadounidenses. Así, además de YouTube, aparecen en el listado en este orden y del puesto 4 al 7 las aplicaciones de Google Maps, Google Search, Google Play y Gmail. Cierran la clasificación Instagram , en el puesto ocho; Apple Music, en el noveno lugar; y la aplicación de Amazon, en décima posición. Nielsen también destaca en su estudio que la penetración de los teléfonos inteligentes en EE.UU. creció dos puntos del 86% que se midió en 2015 al 88% de 2016. Por otro lado, y con datos sólo referidos al tercer trimestre de 2016, el 53% de los teléfonos inteligentes empleó el sistema operativo Android, mientras que el 45 % usó el iOS de Apple.
01-01-1970 | abc.es
El servicio de Jazztel se 'cae' a nivel nacional: cómo solucionarlo
Un número indeterminado de clientes de Jazztel no ha podido utilizar este lunes con normalidad sus servicios de internet fijo durante al menos media hora por un fallo en la codificación de las direcciones URL. Según han explicado a Efe fuentes de la empresa, el fallo se ha debido a un «problema en la identificación y respuesta en la URL y no a una caída de la red", lo que «ha impedido el acceso normal a las páginas web». El operador telefónico, propiedad de Orange, ha concretado que el fallo ha durado media hora, hasta las 12:45 horas, cuando el problema «ha sido solucionado». Desde esa hora, la compañía está monitorizando de «forma exhaustiva» el correcto funcionamiento de la red «para evitar futuros fallos», han explicado las fuentes. Aún así, algunos clientes han manifestado en las redes sociales que continuaban teniendo problemas pasada esa hora. La compañía atribuye la continuidad del problema en casos puntuales a que «algunos clientes pueden haber reseteado sus routers con la intención de acceder bien a internet, lo que puede dificultar la vuelta a la normalidad». Algunos clientes han manifestado sus quejas en las redes sociales por el «mal servicio» que han recibido en el teléfono de atención al cliente durante la avería. Jazztel no ha concretado el número de clientes que se han visto afectados por el fallo técnico, a la espera de redactar un informe sobre el impacto que ha tenido la avería. Cómo solucionarlo Si sufres el fallo, lo más recomendable para arreglarlo es ponerse en contacto con el servicio técnico de Jazztel, en el número 900-834-351. No obstante, la compañía ha explicado que, debido al pico de llamadas, «algunos clientes han podido tener que esperar un tiempo a ser atendidos», aunque ha recalcado que «el servicio de teleoperadores ha funcionado con total normalidad». Por ello, algunos usuarios de Jazztel, no obstante, han propuesto otra solución a través de las redes sociales. Hola @jazztel_es vuestra DNS ha muerto. A los que os haya petado cambiad vuestra DNS por la de google 8.8.8.8 y 8.8.4.4 y ya funciona.? Jesús Crespo Ruiz (@jcresporuiz93) 2 de enero de 2017
01-01-1970 | abc.es
La Inteligencia Artificial no es una amenaza (por ahora)
Libros como «El Auge de los Robots» de Martin Ford, o recientes noticias, como la automatización total de la fabricación del iPhone por Foxconn, destruyendo un millón de puestos de trabajo en China, han disparado las alarmas y desatado la atención mediática hacia los robots y la Inteligencia Artificial (AI). ¿Pero realmente debemos temer por nuestros trabajos, y en última instancia, por nuestro estilo de vida con esta tecnología? La respuesta es que no de forma masiva, y no por ahora. El dato conocido de Foxconn, que ya se encuentra en la fase definitiva de sustitución de buena parte de los empleados -humanos- por robots no es una tendencia nueva. Si acudimos a un sector tecnológico como es el del automóvil en España, la década de los 80 fue un periodo clave de robotización, que sin embargo no se apreció como amenaza. Muy al contrario, la tecnología punta creó puestos de trabajo, a pesar de que buena parte de la cadena de montaje estuviera robotizada con máquinas de precisión controladas por ordenador. Bien es cierto que esa tecnología no cabría en el concepto actual de robótica, de la que se espera un mayor grado de variedad de acciones. Sin embargo, los robots de hoy en día siguen realizando tareas repetitivas, además de peligrosas. Eso sí, con un mayor grado de sofisticación que el de hace 30 años. Procesos de aprendizaje La novedad principal de todo el ecosistema robótico-tecnológico respecto a la anterior oleada de industrialización, la llamada 3.0 (ahora estamos en la 4.0), es un factor que promete un cambio radical en el discurrir de la humanidad: la inteligencia artificial. No es un concepto nuevo, pues ya ha sido muy utilizado en la ciencia ficción. Ahora, gracias a la capacidad operativa de los actuales procesadores, listos para lidiar con grandes volúmenes de información en poco tiempo, permite dar un paso más. La transformación algorítmica, que de forma definitiva ha llegado para revolucionar todos los sectores, deja vislumbrar un mundo en el que la inteligencia ya no será monopolio exclusivo de la raza humana. El estado de la ciencia actual corresponde a la fase de aprendizaje supervisado. En esta etapa, la Inteligencia Artificial procesa grandes cantidades de datos para aprender. Pero las pautas y los objetivos de ese aprendizaje son dirigidos e inoculadas por el ser humano. Es decir, se trata de una actividad conjunta, en la que el hombre desarrolla mejores algoritmos a partir de la experiencia de la máquina, y esta se desenvuelve mejor en su entorno asignado. La siguiente estación es la llamada aprendizaje general, en la que la máquina aprende y evoluciona por sí sola. Los ensayos actuales en este campo se basan en el método A/B, lo que equivale a prueba y error. La inteligencia artificial avanza comparando el resultado de acciones y evaluando cuál es la más pertinente. Llevándolo al aprendizaje de un niño, correspondería a la lección que obtiene cuando introduce la mano en agua muy caliente: como es desagradable sabe que no tiene que volver a hacerlo y lo apunta en su memoria como un dato negativo. Si se tratara de comer un pastel, lo consignaría como un dato positivo, y le permitiría avanzar ensayando con otra experiencia similar. La verdadera inteligencia artificial alcanzará su cenit cuando el algoritmo tome conciencia de sí mismo, pueda autoprogramarse añadiendo instrucciones a su propia secuencia y no solo simples datos de experiencias, y además, sea capaz de afrontar escenarios nuevos, tomando como partida situaciones similares. Sería equiparable a la humana. Una vez llegado a esa base, la progresión de la inteligencia artificial sería imparable. Un estallido de inteligencia que crecerá en capacidad operativa más allá de lo que pronostica la ley de Moore. Pero como señalamos, aún estamos entre la primera y la segunda fase. Se requiere que el hombre siempre esté presente para aprovechar las capacidades y las aplicaciones. Es más parecido a una automatización programada por secuencias IF/THEN que a una verdadera capacidad de improvisación y aprovechamiento de un aprendizaje para crecer «mentalmente». Aún así, la técnica actual ya permite realizar traducciones con cierto sentido de un idioma a otro, o que una suma de algoritmos se apoyen en sensores para decidir si un coche autónomo debe seguir adelante o no. KFC ha introducido una experiencia piloto en uno de sus restaurantes que le permite, mediante reconocimiento facial, sugerir opciones de menú atendiendo a su edad, atención hacia determinados aspectos, o índice de repetición. Amenaza u oportunidad El hombre posee, como hombre, dos cualidades que la inteligencia artificial va a tardar en imitar: la creatividad por una parte, y la capacidad de adaptación en segundo lugar. La primera le permite inventar, hacer de la nada o partiendo de otro concepto, algo nuevo. La segunda le permite extrapolar situaciones y evolucionar por sí solo. Mientras llega la autogestión y la independencia artificial, en la actualidad los algoritmos han de ser creados, mantenidos y aumentados por parte del hombre de manera obligatoria. Por su parte, los robots, aislados o bajo control en la nube, requieren intervención manual en algún momento de su existencia: ya sea para su montaje, arreglo, mantenimiento, evolución o cambio de actividad. Estamos hablando siempre de tareas repetitivas, o al menos, programadas de antemano. En el caso de las sugerencias de menú de KFC es una lógica de identificación-consecuencia. Nada fuera de un guión. Si apareciera una foca amaestrada en el restaurante, el sistema se quedaría paralizado por su incapacidad de adaptación o de generar creatividad. En esta etapa la intervención humana es necesaria y fundamental. Es cierto que veremos en este nuevo año muchas más noticias de puestos de trabajo sustituidos y ocupados por la automatización, pero también es previsible que se cree la necesidad de otras tareas como mantenimiento de robots, supervisión y control de buen funcionamiento, feedback con los clientes de los robots, diseño de humanización de los procesos. Quizá el número de puestos de trabajo destruidos por la transformación algorítmica sea mayor al número de creados, pero de momento habrá soluciones. Cabe preguntarse qué pasará cuando la inteligencia artificial pueda prescindir en algún momento del hombre. Si este ya no es útil para la economía, ni siquiera para simples tareas de mantenimiento, las máquinas podrían prescindir del hombre. E, incluso, eliminarle si supone un obstáculo. El gigante Google quiere implantar mecanismos stop en la inteligencia artificial para que el hombre siempre pueda decidir en última instancia. Pero a pesar de todos los impedimentos, si su capacidad es superior a la nuestra, la inteligencia siempre mandará. Como relataba la película «Her», de Spike Jonze, los algoritmos pueden crear su propio mundo y olvidarse de nosotros, una vez que ya no tengamos nada nuevo que enseñarles. David Fernández es abogado especialista en ética y filosofía de la robótica e Inteligencia Artificial
01-01-1970 | abc.es
Lenovo entra en la guerra de la realidad combinada
La realidad virtual puso en 2016 la primera piedra de un edificio mucho mayor en el que las paredes y las ventanas deben ser el contenido con el que llenar esta tecnología que, tras unos meses en el mercado con sus primeros dispositivos, aún no ha vislumbrado un horizonte de esperanza. ¿Se ha enfriado? Para los fabricantes, no. Representa una oportunidad, pero hay que buscar otras formas de ofrecer contenidos. Y Lenovo, en ese sentido, no ha dudado en acercarse a estos universos paralelos con la presentación de su primer visor de realidad aumentada, New Glass C200. Presentada en el marco de la feria de electrónica Consumer Electronic Show (CES 2017) que arranca esta semana en Las Vegas (EE.UU.), el gigante chino de los ordenadores ha mostrado su primer dispositivo que combina realidad aumentada con Inteligencia Artificial. Soporta el ecosistema Windows Holographic, una plataforma desarrollada por Microsoft pensada para uso empresarial. Estará disponible a partir de junio a un precio todavía desconocido y competirá, de esta forma, con las Moverio de Epson. El invento opera a través de un teléfono móvil inteligente al que va emparejado. Se trata de un cristal monocular que consta de dos partes principales, «Glass Unit» y «Pocket Unit». El usuario, con el dispositivo colocado en su cara, puede ver el entorno real junto con superposiciones de objetos virtuales de forma que el equipo reúne la información procedente del campo de visión y añadir, por ejemplo, instrucciones paso a paso para realizar una reparación o solucionar problemas técnicos. Estas gafas inteligentes utilizan un software de reconocimiento que aplica Inteligencia Artificial para intentar identificar las imágenes y etiquetarlas en tiempo real, según destaca la firma china en un comunicado. El sistema recopila y analiza los datos procedentes de una cámara integrada y los sensores para ofrecer datos e información al usuario mediante comandos de voz y gestos. El equipo estará acompañado de su propia plataforma, Lenovo NBD Titan, que permite a los usuarios crear y editar rápidamente contenido en realidad aumentada. Un altavoz con alma de Amazon Además de este dispositivo, la firma china anunció la creación de un altavoz inteligente que estará alimentado por el sistema Alexa, de Amazon, y que se llamará Lenovo Smart Assistant. Este desarrollo demuestra el interés de las firmas del sector de la tecnología en los hogares inteligentes y asistentes virtuales. Con ello, se estrecha el círculo de las marcas, entre las que se encuentra también Apple con Siri, o Google, con Assistant. El aparato reconoce los comandos de voz de los usuarios, que podrán realizar múltiples tareas como búsquedas en internet, ejecutar acciones diversas (reproducir música, crear listas y recordatorios) y controlar algunos objetos domésticos, tanto de la propia compañía como de terceras marcas. Llegará en mayo por 110 euros. Portátil para «gamers» Lenovo ha aprovechado el escaparate americano para llevar sus nuevos productos de la líneas de ordenadores portátiles, de la que, por cierto, es líder de ventas a nivel mundial. Uno de los más sorprendentes ha sido el debut de la gama Legion, Y720 e Y520, son ordenadores para videojugadores con tarjetas gráficas Nvidia GTX 1060 (en el caso de la versión más avanzada), equipo de audio Dolby Atmos y procesadores Intel Core i7 de séptima generación. Cuenta con una pantalla de 15.6 pulgadas con resolución 4K de 3.840 x 2.160 píxeles y un teclado con retroiluminación multicolor. Además, el gigante de la tecnología promete un buen rendimiento en la realidad virtual. En cuanto a su precio oscilará en torno a los 850 euros y 1.200 euros en ambos casos. Se estima que será abril el mes escogido para su llegada al mercado.
01-01-1970 | abc.es
Google negocia la llegada a Europa del YouTube de pago en 2017
Google se encuentra en negociaciones para lanzar al mercado europeo este año 2017 YouTube Red, el servicio de pago de la plataforma de vídeo «streaming», siendo Reino Unido el primer país donde llegaría Según ha desvelado «The Telegraph», este servicio de pago permite a los usuarios acceder a los contenidos sin anuncios, mediante una suscripción. La dificultad de introducir YouTube Red en Europa radica en las negociaciones que la plataforma tiene que hacer con los creadores de contenido, especialmente con los cantantes y discográficas. La suscripción llegaría a Reino Unido con un precio de 9,99 libras al mes, y la idea central es competir con otros servicios similares, como Amazon Prime Video o Netflix. Además de poder acceder a contenidos sin tener que ver anuncios, este servicio ofrece el llamado modo offline con el que poder ver vídeos sin conexión a internet, pero también permite la reproducción en segundo plano para seguir viendo los vídeos mientras que usan otras aplicaciones. Actualmente, YouTube Red está disponible en Estados Unidos, México, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Australia, si bien este año parece que podría extender a más países.
01-01-1970 | abc.es
Honor lleva la cámara dual a la gama media
En una feria como el CES, en la que los mayores fabricantes de móviles pasan casi de puntillas y se reservan para el Mobile World Congress de febrero, Huawei es una excepción. En efecto, ha sido aquí, en Las Vegas, y no en Barcelona, donde el gigante chino ha elegido mostrar una de sus novedades más comentadas. No se trata de los nuevos Ascend Mate, la gama alta de la compañía, ni del próximo P10, heredero del Huawei P9, un terminal que ha vendido ya diez millones de unidades, sino de lo último de Honor, la filial en la que el gigante asiático experimenta muchas de sus nuevas tecnologías. George Zaho, presidente de Honor, destacó que en la corta vida de esta marca de Huawei, Honor ha cosechado ya cien millones de clientes en todo el mundo. Y los índices de satisfacción de esos clientes «son muy superiores a los de Apple y Samsung» por lo menos en gigantesco mercado chino. Con estas premisas llega el nuevo Honor 6X, un terminal que, por menos de 250 euros, se convierte en el primero en ofrecer una cámara dual. Especialmente diseñado para los más jóvenes, todo en él está pensado para «volar» en internet. Su gran batería, de 3.340 miliamperios, está optimizada, según el fabricante, para una duración de 2,2 días de uso normal o un día y medio completo de «uso extremo». Un aspecto que sin duda agradecerán los usuarios del terminal. Con una sola carga de batería podremos disfrutar de 11,5 horas de vídeo ininterrumpido, o de 70 horas de música o, si lo preferimos, de 8 horas seguidas de juego sin necesidad de pasar por el cargador. El terminal cuenta con una pantalla Full HD de 5.5 pulgadas. El cuerpo es metálico y estilizado (su grosor es de 8,2 milímetros) y cuenta con un cristal delantero 2.5D y con otro de diseño curvo en la parte posterior. El nuevo smartphone está impulsado por un procesador Kirin 655 de ocho núcleos, fabricado por Huawei. Cuatro de esos núcleos corren a 2,1 GHz y los otros cuatro a 1,7 GHz, apoyados por una memoria RAM de 4 GB. Unas prestaciones que colocan al Honor 6X muy por encima de otros con precios similares. Para aumentar aún más la agilidad del dispositivo, el dispositivo cuenta, además, con el sistema de Archivo Inteligente de Honor, que mejora el sistema EXT4 de Android, evitando la fragmentación y aumentando el rendimiento durante toda la vida de Honor 6X. El resultado es que, por ejemplo, puede abrir una aplicación como Google Maps en apenas 446 mili segundos, frente a los más de 550 que tarda cualquier «smartphone» de la competencia. Cámara extraordinaria Sin embargo, y a pesar de lo impresionante de sus prestaciones, el mayor atractivo de este nuevo smartphone está, sin duda, en la cámara. La trasera, de doble lente, ofrece una amplia gama de aperturas (F / 0.95-F / 16). La composición de la imagen está a cargo de la cámara principal, de 12 megapixeles, dejando la profundidad de campo para la segunda lente, de 2 megapixeles. El resultado de la acción combinada de ambas son imágenes realmente nítidas y bien definidas en todos los planos. Además, cuenta con pixeles un 25% mayores que los convencionales, lo que les permite absorber más luz y obtener imágenes excelentes incluso en ambientes muy oscuros. El enfoque, ultra rápido, se produce en apenas 0,3 segundos. La cámara delantera, por su parte, es de 8 megapixeles. El nuevo Honor 6X estará a la venta en internet (vMall, Amazon, pcComponentes, etc) a partir de este 4 de enero a un precio de 249 euros para la versión de 3 GB de RAM y 32 GB de memoria de almacenamiento. La versión con 4 GB de RAM y 64 GB de memoria cuesta 299 euros.
01-01-1970 | abc.es
Asus lleva la Realidad Aumentada a su nuevo ZenFone AR
Los rumores, esta vez, han acertado de lleno. Y el tan cacareado Asus ZenFone AR, el segundo terminal compatible con el sistema de realidad aumentada Tango, de Google (el primero fue el Lenovo Phab 2 Pro), es ya una realidad. Asus presentó también su nuevo ZenFone 3 Zoom, un «smartphone» con 5.000 miliamperios de batería y que se suma a la tendencia de la doble cámara trasera. Pero veamos primero el nuevo dispositivo con algo más de detalle. En primer lugar, los representantes de la firma no dieron demasiada información sobre el precio y el momento del lanzamiento de este terminal, que tendrá lugar en el segundo trimestre de 2017. El ZenFone AR cuenta con un poderoso procesador Qualcomm Snapdragon 821, el mismo que incorporan muchos de los terminales más potentes de 2016, apoyado además con una memoria RAM que, en algunos mercados asiáticos, se disparará hasta los 8 GB. Ficha técnica ZenFone AR Pantalla 5,7 pulgadas Resolución QuadHD SuperAMOLED Chip Qualcomm Snapdragon 821 RAM 6 u 8 GB Memoria 64 GB Cámara 23 megapíxeles SO Android 7.0 Nougat No quedó claro cuánta RAM llevarán los terminales destinados al mercado europeo. En todo caso, será como mínimo de 4 GB, dado que el teléfono pretende también ser compatible con Daydream, el nuevo sistema de realidad Virtual (Tango es Realidad aumentada) de Google. El ZenFone AR cuenta con una pantalla súper Amoled de 5.7 pulgadas y una resolución de 2.560 x 1.440 pixeles, lo que garantiza una buena visualización de cualquier tipo de contenido. Pero lo que de verdad importa aquí es el sistema de tres cámaras que hace posible la realidad aumentada. Gracias a ellas, en efecto, el dispositivo escanea en 3D cualquier espacio (una habitación, una tienda), para después incrustar en él cualquier tipo de objeto virtual, que aparece en pantalla sobre el escenario real. La más potente de las tres cámaras es de 23 megapixeles. Las otras dos se ocupan de interpretar los datos de movimiento y profundidad. El resultado es, por ejemplo, que podríamos incrustar en nuestro salón vacío los muebles virtuales que queremos colocar y ver directamente en pantalla como quedaría el conjunto antes de decidir comprarlos. Las posibilidades de la tecnología van mucho más allá, y ya existen hasta 35 aplicaciones diferentes compatibles con Tango. Detalle del ZenFone 3 ZoomBatería descomunal con doble cámara El Segundo de los terminales presentados por Asus en Las Vegas saldrá al mercado en febrero, aunque aún se desconoce a qué precio. En este caso estamos ante un smartphone cuya principal característica es, como su nombre indica, un Zoom óptico de 2,3 aumentos, algo menos de los tres aumentos del anterior ZenFone Zoom pero algo más de lo que ofrece el iPhone 7 Plus de Apple. El dispositivo cuenta con una doble cámara trasera, con un sensor principal de 12 megapixeles. Por cierto, el tamaño de los píxeles es mayor que el convencional, lo que permite absorber más luz y obtener mejores fotografías en ambientes oscuros o mal iluminados. Ficha técnica ZenFone 3 Pantalla 5.5 pulgadas Resolución Full HD Chip Snapdragon 625 RAM 2,3 o 4 GB Memoria 16/32/64 GB Cámara 12 MP Batería 5.000 mAh SO Android Otro de los puntos fuertes del ZenFone 3 Zoom es su increíble batería de 5.000 mili amperios, mucho mayor que la de cualquier otro móvil del mercado. Sin embargo, a pesar de ello y de la pantalla de 5,5 pulgadas (Amoled) el terminal no ha engordado y su grosor o llega a los 8 mm. El 3 Zoom permite, además, usar la batería para recargar otros dispositivos, un detalle muy de agradecer. El resto de las prestaciones son más corrientes. La pantalla se queda en HD y el procesador, un Qualcomm Snapdragon 625, no es de los más potentes que hay en el mercado. Habrá versiones de este smartphone con 16, 32 ó 64 GB de memoria de almacenamiento y 2, 3 ó 4 GB de RAM. Por supuesto, los precios variarán en consecuencia.
01-01-1970 | abc.es
La Inteligencia Artificial no es una amenaza (todavía)
Libros como «El Auge de los Robots» de Martin Ford, o recientes noticias, como la automatización total de la fabricación del iPhone por Foxconn, destruyendo un millón de puestos de trabajo en China, han disparado las alarmas y desatado la atención mediática hacia los robots y la Inteligencia Artificial (AI). ¿Pero realmente debemos temer por nuestros trabajos, y en última instancia, por nuestro estilo de vida con esta tecnología? La respuesta es que no de forma masiva, y no por ahora. El dato conocido de Foxconn, que ya se encuentra en la fase definitiva de sustitución de buena parte de los empleados -humanos- por robots no es una tendencia nueva. Si acudimos a un sector tecnológico como es el del automóvil en España, la década de los 80 fue un periodo clave de robotización, que sin embargo no se apreció como amenaza. Muy al contrario, la tecnología punta creó puestos de trabajo, a pesar de que buena parte de la cadena de montaje estuviera robotizada con máquinas de precisión controladas por ordenador. Bien es cierto que esa tecnología no cabría en el concepto actual de robótica, de la que se espera un mayor grado de variedad de acciones. Sin embargo, los robots de hoy en día siguen realizando tareas repetitivas, además de peligrosas. Eso sí, con un mayor grado de sofisticación que el de hace 30 años. Procesos de aprendizaje La novedad principal de todo el ecosistema robótico-tecnológico respecto a la anterior oleada de industrialización, la llamada 3.0 (ahora estamos en la 4.0), es un factor que promete un cambio radical en el discurrir de la humanidad: la inteligencia artificial. No es un concepto nuevo, pues ya ha sido muy utilizado en la ciencia ficción. Ahora, gracias a la capacidad operativa de los actuales procesadores, listos para lidiar con grandes volúmenes de información en poco tiempo, permite dar un paso más. La transformación algorítmica, que de forma definitiva ha llegado para revolucionar todos los sectores, deja vislumbrar un mundo en el que la inteligencia ya no será monopolio exclusivo de la raza humana. El estado de la ciencia actual corresponde a la fase de aprendizaje supervisado. En esta etapa, la Inteligencia Artificial procesa grandes cantidades de datos para aprender. Pero las pautas y los objetivos de ese aprendizaje son dirigidos e inoculadas por el ser humano. Es decir, se trata de una actividad conjunta, en la que el hombre desarrolla mejores algoritmos a partir de la experiencia de la máquina, y esta se desenvuelve mejor en su entorno asignado. La siguiente estación es la llamada aprendizaje general, en la que la máquina aprende y evoluciona por sí sola. Los ensayos actuales en este campo se basan en el método A/B, lo que equivale a prueba y error. La inteligencia artificial avanza comparando el resultado de acciones y evaluando cuál es la más pertinente. Llevándolo al aprendizaje de un niño, correspondería a la lección que obtiene cuando introduce la mano en agua muy caliente: como es desagradable sabe que no tiene que volver a hacerlo y lo apunta en su memoria como un dato negativo. Si se tratara de comer un pastel, lo consignaría como un dato positivo, y le permitiría avanzar ensayando con otra experiencia similar. La verdadera inteligencia artificial alcanzará su cenit cuando el algoritmo tome conciencia de sí mismo, pueda autoprogramarse añadiendo instrucciones a su propia secuencia y no solo simples datos de experiencias, y además, sea capaz de afrontar escenarios nuevos, tomando como partida situaciones similares. Sería equiparable a la humana. Una vez llegado a esa base, la progresión de la inteligencia artificial sería imparable. Un estallido de inteligencia que crecerá en capacidad operativa más allá de lo que pronostica la ley de Moore. Pero como señalamos, aún estamos entre la primera y la segunda fase. Se requiere que el hombre siempre esté presente para aprovechar las capacidades y las aplicaciones. Es más parecido a una automatización programada por secuencias IF/THEN que a una verdadera capacidad de improvisación y aprovechamiento de un aprendizaje para crecer «mentalmente». Aún así, la técnica actual ya permite realizar traducciones con cierto sentido de un idioma a otro, o que una suma de algoritmos se apoyen en sensores para decidir si un coche autónomo debe seguir adelante o no. KFC ha introducido una experiencia piloto en uno de sus restaurantes que le permite, mediante reconocimiento facial, sugerir opciones de menú atendiendo a su edad, atención hacia determinados aspectos, o índice de repetición. Amenaza u oportunidad El hombre posee, como hombre, dos cualidades que la inteligencia artificial va a tardar en imitar: la creatividad por una parte, y la capacidad de adaptación en segundo lugar. La primera le permite inventar, hacer de la nada o partiendo de otro concepto, algo nuevo. La segunda le permite extrapolar situaciones y evolucionar por sí solo. Mientras llega la autogestión y la independencia artificial, en la actualidad los algoritmos han de ser creados, mantenidos y aumentados por parte del hombre de manera obligatoria. Por su parte, los robots, aislados o bajo control en la nube, requieren intervención manual en algún momento de su existencia: ya sea para su montaje, arreglo, mantenimiento, evolución o cambio de actividad. Estamos hablando siempre de tareas repetitivas, o al menos, programadas de antemano. En el caso de las sugerencias de menú de KFC es una lógica de identificación-consecuencia. Nada fuera de un guión. Si apareciera una foca amaestrada en el restaurante, el sistema se quedaría paralizado por su incapacidad de adaptación o de generar creatividad. En esta etapa la intervención humana es necesaria y fundamental. Es cierto que veremos en este nuevo año muchas más noticias de puestos de trabajo sustituidos y ocupados por la automatización, pero también es previsible que se cree la necesidad de otras tareas como mantenimiento de robots, supervisión y control de buen funcionamiento, feedback con los clientes de los robots, diseño de humanización de los procesos. Quizá el número de puestos de trabajo destruidos por la transformación algorítmica sea mayor al número de creados, pero de momento habrá soluciones. Cabe preguntarse qué pasará cuando la inteligencia artificial pueda prescindir en algún momento del hombre. Si este ya no es útil para la economía, ni siquiera para simples tareas de mantenimiento, las máquinas podrían prescindir del hombre. E, incluso, eliminarle si supone un obstáculo. El gigante Google quiere implantar mecanismos stop en la inteligencia artificial para que el hombre siempre pueda decidir en última instancia. Pero a pesar de todos los impedimentos, si su capacidad es superior a la nuestra, la inteligencia siempre mandará. Como relataba la película «Her», de Spike Jonze, los algoritmos pueden crear su propio mundo y olvidarse de nosotros, una vez que ya no tengamos nada nuevo que enseñarles. David Fernández es abogado especialista en ética y filosofía de la robótica e Inteligencia Artificial
01-01-1970 | abc.es
Sony fusiona la pantalla con los altavoces en una televisión OLED
Sony ha aprovechado su presencia en CES 2017 para presentar su salto a los televisores OLED, con una nueva gama dentro de la familia Bravia, que llegan con 4K y bajo HDR (Alto Rango Dinámico). La serie XBR-A1E Bravia OLED ofrece unos colores más ricos y vivos y unos niveles de negro «sin precedentes», como explicó la compañía, con contraste dinámico, imágenes nítidas y un amplio ángulo de visión. Esta nueva línea de televisores cuenta con tres modelos distintos, de 55, 65 y 77 pulgadas, con resolución 4K y HDR, un nuevo sistema de sonido desarrollado por Sony, «Acoustic Surface» (que hace que la pantalla sea también el altavoz). También integran el procesador de imagen X1 Extreme, de la compañía. Los tres televisores contarán con Android TV e integran soporte a Chromecast, para ver en ellos los contenidos del móvil o tableta, y acceso a la tienda de aplicaciones de Google así como a servicio de Sony, como PlayStation Vue. También es compatible con Google Home, para un hogar conectado. En cuanto a televisores, Sony también ha presentado los nuevos X940E Series, en este caso LED, también disponibles en tres tamaños (55, 65 y 75 pulgadas), con 4K y HDR. Con Android TV y soporte para Chromecast y Google Home. Hacie el cine en casa Sony ha anunciado la ampliación de su gama de cine en casa con alcance ultracorto gracias a la incorporación del proyector de Home Cinema 4K HDR VPL-VZ1000ES, diseñado para integrarse en el hogar con facilidad. La última innovación en proyectores de fuente de luz láser de Sony es compatible con HDR y resolución 4K nativa. Se puede colocar a tan solo 15 centímetros de la pared, pero aun así preside la sala con una imagen de 254 centímetros medida en diagonal en 16:9. Cuando está apagado, el VPL-VZ1000ES prácticamente desaparece entre la decoración. «Hasta ahora los amantes del cine en casa necesitaban una sala específica para poder ver el contenido proyectado, lo que no siempre resulta ideal, ya que no todos tenemos el lujo de contar con un espacio adicional para colocar una pantalla de tamaño extragrande» explica el responsable de producto de Sony Professional Solutions, Thomas Issa. «Nuestra nueva y revolucionaria generación de proyectores de alcance ultracorto ofrece increíbles imágenes 4K HDR a tan solo unos centímetros de la pared, y estos se difuminan con el diseño de la habitación una vez apagados», añade. Detalle del VPL-VZ1000ESEl VPL-VZ1000ES cuenta con un tamaño aproximado de 925 x 494 x 219 milímetros y un peso de unos de 35 kilogramos, por lo que resulta lo suficientemente pequeño y ligero como para complementar prácticamente cualquier tipo de decoración. Genera 2500 lúmenes de brillo color, es decir, un 25% más de brillo que el proyector LSPX-W1S Life Space UX. Asimismo, la precisión del brillo y el color se mantienen durante más tiempo, de modo que se reduce la molestia de sustituir las lámparas con frecuencia. El formato del VPL-VZ1000ES ofrece todo un nuevo conjunto de casos de uso. Es el proyector ideal para incorporar pantallas de gran tamaño en espacios reducidos y lugares con techos altos. En las casas y apartamentos modernos con grandes ventanas y espacio de pared limitado, se puede colocar una pantalla desplegable delante de la ventana que permite una visualización perfecta de programas de televisión, películas y deportes. Cuando acabes de utilizarla, levanta la pantalla y vuelve a disfrutar de las vistas. El proyector de Sony ofrece a los consumidores la posibilidad de disfrutar de una pantalla enorme en su salón, con una instalación sencilla y elegante, perfecta para el hogar. Estas prestaciones diferencian al VPL-VZ1000ES de cualquier otra experiencia visual de Home Cinema con proyección de alcance ultracorto que hayan vivido los consumidores anteriormente. El proyector de Home Cinema 4K HDR de alcance ultracorto VPL-VZ1000ES estará disponible a partir de abril de 2017.
1357