Noticias de "google"

01-01-1970 | abc.es
Google cede ante China y censurará su buscador para volver a entrar en el país
El gigante tecnológico Google planea relanzar su motor de búsqueda en China con resultados censurados para cumplir con los requisitos de las autoridades de este país, según la publicación electrónica The Intercept, que cita documentos internos de la compañía. Este medio digital estadounidense señala que Google prepara una versión para dispositivos móviles de su buscador, bloqueado en China desde 2010, y que vetará el acceso a páginas web para poder retornar al mercado chino. Además, esa versión bloquearía también búsquedas sobre derechos humanos, religión y protestas pacíficas, según una lista que ya ha sido mostrada al Gobierno chino, de acuerdo con el medio. El proyecto, bajo el nombre clave de Dragonfly (libélula), se comenzó a gestar en la primavera del año pasado, y comenzó a tomar forma en diciembre tras una reunión entre el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, y un alto funcionario del Gobierno chino, según la publicación. La versión final podría lanzarse en los próximos seis a nueve meses, a falta de la autorización de las autoridades chinas. Sin embargo, según el medio estatal China Securities Daily, las informaciones sobre el regreso de Google al mercado chino no son ciertas, citando fuentes de «departamentos relevantes» pero sin dar más detalles al respecto. Un investigador de Amnistía Internacional sobre China, Patrick Poon, pidió hoy a la compañía estadounidense que ponga fin a este plan. «La libertad de internet verá un día muy negro si Google se doblega a la censura extrema de China para entrar en su mercado. No veo cómo una decisión de este tipo pueda ser compatible con el lema de 'hacer lo correcto' de Google, y les pedimos un cambio de rumbo», afirmó Poon en un comunicado. En octubre del año pasado, Google lanzó una nueva campaña para promocionar su traductor entre los usuarios chinos, una estrategia con la que la compañía dio el primer paso para volver al gigante asiático. En diciembre, Pachai participó en la Conferencia Mundial de Internet que el Gobierno chino organiza desde 2014 en Wuzhen (centro). Después, en enero, el buscador se unió a una inversión en la plataforma china de retransmisión de juegos en directo Chushou, y a principios de este mes, lanzó un juego de inteligencia artificial en la aplicación de redes sociales WeChat, de Tencent. Google y sus plataformas de correo o mapas están bloqueados en el país más poblado del mundo, que también cuenta con el mayor número de internautas, desde que la empresa estadounidense y el Gobierno chino rompieron las negociaciones sobre los términos en los que debía operar en el gigante asiático.
01-01-1970 | abc.es
Las ONG en contra de Google: «¿Va a ceder datos si el gobierno chino se los pide?»
La República Popular China cuenta con casi 1.400 millones de habitantes, de los que «solo» un millón poseen teléfono móvil. En la era en que las relaciones pasan a través de un «smartphone», un mercado emergente y con tanto potencial de desarrollo es demasiado tentador para las tecnológicas que, aunque cuentan con el veto del gobierno de Pekín a través del llamado «Gran cortafuegos» (llamado así en honor a su edificación más célebre), no dejan de frotarse las manos. Es por eso que Google pasará por el aro y, después de prohibirse sus servicios durante diez años, su buscador de contenido podría ser readmitido, según una exlusiva de The Intercept. Eso sí, en él los chinos no podrán encontrar información sobre derechos humanos, religión o protestas pacíficas tales como las de la Plaza de Tiananmen en 1989. Nada que esté dentro de la lista negra estipulada por los mandatarios chinos, quienes han sido denunciados por diferentes organizaciones por violar repetidamente las libertades civiles. «Será un día sombrío para Internet» «Si para acceder a su mercado Google ha aceptado las extremas normas de censura establecidas por China, será un día sombrío para la libertad en Internet. Resulta imposible ver cómo semejante decisión es compatible con el lema de Google ?Haz lo correcto?, y pedimos a la empresa que cambie de rumbo», afirma en un comunicado Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional sobre el terreno. El mismo Poon califica de «fuerte ataque a la libertad de información» los pasos de Google, quien «sentaría un escalofriante precedente y daría la victoria al gobierno chino». Por otro lado, señala una de las incógnitas más importantes sobre este movimiento, relativa a la Ley de Ciberseguridad de China aprobada en 2016, por la que el gobierno puede restringir el anonimato de la red, exigir datos personales de usuarios en su país (sean o no ciudadanos chinos) o «soporte técnico» en investigaciones nacionales. «¿Va Google a ceder y entregar datos personales si las autoridades chinas se los piden?», se pregunta el responsable de Amnistía Internacional. En la misma línea se muestra Maya Wang, su homóloga en la ONG Human Rights Watch: «Que Google esté desarrollando esta versión censurada de su motor de búsqueda en medio de una dura campaña nacional contra los derechos humanos en China es alarmante», explica a ABC la responsable de la ONG en el país. Además, apunta a la posibilidad de que este algoritmo censor del buscador «instigue los abusos del gobierno» a los ciudadanos. Las otras interesadas No sería lel primer intento de la firma por volver a competir en el mercado asiático. La compañía ha invertido grandes sumas en empresas chinas que pueden dar soporte a sus servicios online (entre ellas, JD.com, el «Amazon» local) y tiene planeado abrir un centro de investigación de inteligencia artificial. Tampoco habría sido la única tecnológica vetada que intenta su regreso: LinkedIn, la red social laboral por excelencia, censura contenido en China. O Facebook, que también desarrolló un algoritmo que respete las exigencias chinas y no muestre resultados «incómodos», tuvo durante unas horas el permiso para abrir una filial en la provincia china de Zhejiang, aunque finalmente se prohibió su establecimiento.
01-01-1970 | abc.es
Facebook negocia con los bancos que le cedan tus datos y que operes a través de su chat Messenger
Aunque aún sigue envuelto en la polémica de cómo utiliza los datos de sus usuarios, Facebook está dispuesto a dar un paso más allá y quiere convertirse en el intermediario entre los bancos y sus clientes. Según una información del diario The Wall Street Journal, la compañía de Mark Zuckerberg estaría en conversaciones con entidades financieras estadounidenses tales como JPMorgan Chase, Wells Fargo, Citigroup y US Bancorp a las que habría pedido que compartan información detallada como datos sobre transacciones con tarjeta de crédito y saldos de cuentas corrientes. El objetivo sería ofrecer servicios personalizados y casi reemplazar las aplicaciones bancarias «al uso». En concreto, Facebook quiere utilizar su chat, Messenger, como vía apra que los usuarios estén al día del saldo de sus cuentas, tal y como revela el diario estadounidense. Una herramienta poco descabellada si se tiene en cuenta que la plataforma lleva años probando métodos de pago a través de esta vía, y que incluso ya se pueden hacer transacciones a través de PayPal en varios países, incluido Estados Unidos. Se trataría de un paso más de Zuckerberg en el intento de «conectar» a la gente, si bien ya ha demostrado que los datos de sus usuarios no siempre están a salvo, como con el escándalo de Cambridge Analytica. Qué información quiere Facebook Pero Facebook no busca solo ser la plataforma de transmisión entre bancos y clientes, sino también utilizar estos datos para sacar mayor rédito a su maquinaria publicitaria, su fuente real de ingresos. Como parte de los acuerdos planteados, la plataforma solicita a estas entidades financieras información sobre dónde están comprando sus usuarios, al margen de las compras realizadas usando Facebook Messenger, añade el periódico. Messenger cuenta con 1.300 millones de usuarios activos al mes, según informó la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, durante la presentación de las cuentas del segundo trimestre. Zuckerberg afirma que son conversaciones «rutinarias» Con esta información, la herramienta de publicidad podría afinar aún más sus mecanismos y ofrecer a los usuarios servicios para que pasaran más tiempo usando Messenger, si bien afirman que no emplearía los datos con fines publicitarios ni para compartirlos con terceros, algo que se antoja complicado en el entorno de Zuckerberg. «No utilizamos datos de compras de los bancos o compañías de tarjetas de crédito para publicidad», declaró la portavoz de la red social Elisabeth Diana, añadiendo que Facebook «no tiene relaciones especiales, ni sociedades o contratos con bancos o empresas de tarjetas de crédito para usar los datos de sus clientes con fines publicitarios». Por ello, desde Facebook, le quitan hierro al asunto y afirman que sus conversaciones con grandes bancos estadounidenses forman parte de una «rutina» para ver cómo «mejorar las experiencias comerciales de la gente», aseguró Diana, recalcando su esfuerzo por mantener la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios. No solo Facebook quiere tus datos del banco Sin embargo, la compañía no sería la única que está intentando recabar datos bancarios: según fuentes consultadas por The Wall Street Journal, otras tecnológicas como Alphabet (matriz de Google) o Amazon habrían solicitado a la banca compartir esta clase de datos si decidiesen colaborar con ellas de cara a ofrecer servicios financieros básicos a través de aplicaciones como Google Assistant y Alexa.
01-01-1970 | abc.es
Galaxy Note 9: las filtraciones dejan poca sorpresa para el nuevo buque insignia de Samsung
Los lanzamientos tecnológicos, que antaño tenían un gran componente de sorpresa y espectáculo, incluso de magia, empiezan a caer en casi un trámite burocrático. Algo así como una tradición que da pena terminar por el componente nostálgico, pero que a efectos prácticos no conlleva una gran diferencia. Y todo se debe al fenómeno de las filtraciones que, intencionadas o no, con ánimo de calentar la presentación en cuestión, acaban casi dinamitándola. Claro ejemplo es el lanzamiento este jueves del nuevo buque insignia de Samsung, el Galaxy Note 9. A no ser que haya sorpresa mayúscula de última hora, días antes de su gran puesta de largo, los simples mortales hemos podido ver el vídeo que abrirá el acto este jueves (por «descuido oficial» de la propia firma coreana, que lo subió por error a su página web y a su canal de YouTube), se ha filtrado las grabaciones con un terminal real e incluso se han hecho públicas las especificaciones de la nueva apuesta de Samsung para desbancar al todopoderoso iPhone X (eso sí, en ruso). Doble cámara trasera 12x12 MP En base a toda esta información, casi se ha completado un perfil bastante preciso de lo que será el Galaxy Note 9. Parece que se da por hecho que el jueves veremos una pantalla sAMOLED de 6,4 pulgadas y resolución QHD+. En cuanto al apartado fotográfico, se incluirá una doble cámara principal de 12 megapíxeles con apertura variable, así como una segunda que contará con la misma resolución y apertura 2.4 para el deseado «efecto bokeh», indispensable en los últimos lanzamientos móviles. Por delante, vestirá una cámara frontal de 8 megapíxeles: aquí no suena la duplicidad. Los usuarios del nuevo Note 9 podrán contar también con grabación de vídeo a 960 fotogramas por segundo, una función que ya vimos en su antecesor, el Galaxy S9, presentado a principios de este año. Por dentro, parece que el nuevo modelo tendrá una variante de 512 GB y que podría llegar a 1 TB de memoria con tarjeta microSD, según se adelantaba en el vídeo filtrado por error por la firma coreana. El Note 9 tendría una variante más «sencilla», con 128 GB de memoria interna y 6GB de RAM, mientras que el de mayor capacidad podría llegar hasta los 8GB de RAM. En cuanto al «cerebro de la bestia», hay diversidad de opiniones: hay quien apunta hacia el procesador Snapdragon 845 de Qualcomm, más potente y avanzado que el modelo del pasado año; pero también hau voces que dicen que habrá versión con el chip propio Exynos 9810. Mejora en el S-Pen y con lector de iris En el vídeo de presentación también se especificaba la mejora del S-Pen, que al parecer se podrá controlar vía Bluetooth y permitiría realizar acciones como reproducir música. Este será uno de los puntos fuertes de la presentación, y que se trata del distintivo de una familia que, no olvidemos, pasó por momentos difíciles y «explosivos» con su Note 7. Ya se ha confirmado que no será este Note 9 el que tenga el lector de huella integrado bajo la pantalla, aunque sí contará con un lector de iris más allá del reconocimiento facial. Otro de los grandes atractivos del nuevo miembro de la gama será la batería de 4.000 mAh, que permite mejorar (y mucho) el rendimiento del terminal. Aunque habrá que esperar a las pruebas para ver si realmente el aumento de capacidad está a la altura de las expectativas. En este mismo sentido, parece que el Note 9 contará con carga inalámbrica Qi y que no prescindirá del puerto jack 3,5 mm que Apple eliminó de su último modelo. Incluirá, asimismo, altavoces estéreo y auriculares AKG. Además, se sabe que la nueva apuesta de Samsung traerá consigo muy probablemente la exclusiva del videojuego «Fortnite» en su versión Android, que no podrá ser descargado desde la tienda de aplicaciones de Google. Los rumores también apuntan a que el precio del nuevo modelo rondará los 1.000 dólares en Estados Unidos. Una radiografía bastante completa que se podrá confirmar este jueves en riguroso directo desde el evento preparado en Nueva York. Hagan sus apuestas.
01-01-1970 | abc.es
Quién es Alex Jones, el periodista conspiranoico vetado por YouTube, Facebook y Apple
Cada cierto tiempo, el nombre de Alex Jones se convierte en tendencia en la red: extremadamente polémico, sus teorías conspiranoicas llegan a millones de personas a través de sus podcast, que cada vez lo tienen más difícil para salir a la luz. De hecho, en los últimos días, Jones ha vuelto a ocupar titulares porque YouTube, Facebook y Apple le han vetado de sus plataformas. Pero, ¿quién es en realidad este personaje que está en boca de todos? Alex Jones es un periodista, locutor y presentador de televisión conocido por sus teorías conspiranoicas y sus opiniones ligadas con la extrema derecha (no en vano, el propio Donald Trump le calificaba de «musa» en sus campañas y se declaraba fan de su trabajo). A través de su programa de radio, llamado «The Alex Jones Show», aunque es más popular con el nombre de «Infowars», llegaba hasta ahora a través de sus podcast a cuatro millones de oyentes, la mitad a través de YouTube, aunque también emite en 60 estaciones de radio AM, FM y onda corta por todo Estados Unidos. «Musa» de Donald Trump Entre sus teorías, Jones ha afirmado que el atentado de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 fue idea del gobierno de George Bush; que detrás del atentado en la escuela Sandy Hook de Connecticut, en el que murieron 28 personas (incluidos 20 niños) en 2012 estuvo el expresidente Barack Obama; o que el cambio climático es una «farsa» destinada, como todos los demás episodios, a la supresión de las libertades individuales y encaminada a la creación de una dictadura a nivel planetario. Todos estos mensajes han provocado que Facebook, Apple y YouTube hayan vetado primero a Infowars y, luego, las páginas personales de Jones, por promover la incitación al odio. En concreto, la compañía de la manzana ha difundido un comunicado en el que se señala que «no tolera» este tipo de prácticas y recuerda que tiene «pautas claras que los creadores de contenido deben seguir para garantizar un entorno seguro para todos los usuarios». «Los podcast que infringen estas pautas se eliminan de nuestro directorio y ya no se pueden buscar ni descargar o transmitir», se afirma en la nota refiriéndose a iTunes, la principal plataforma de podcast de la firma de Cupertino. De la misma forma, Facebook y Youtube también han emitido comunicados similares alegando que Jones violó las normas de sus redes sociales: «Cuando los usuarios infringen estas políticas en repetidas ocasiones, como nuestras políticas contra la incitación al odio y el acoso, terminamos sus cuentas», afirman los responsables de la plataforma de vídeos de Google. La respuesta de Jones A través de su cuenta de Twitter, Jones reconoció que había sido vetado «completamente» por Facebook, Apple, así como Spotify, plataforma a la que también subía sus programas de radio. «¿Qué medio conservador será el próximo (en vetar su contenido)?», se preguntó Jones en ese tuit, en el que adjuntó un enlace a una página web en la que todavía se pueden seguir sus teorías de la conspiración. Además, ha puesto en marcha el «hashtag» #Freeinfowars (Infowars libre, en inglés), para protestar acerca de los vetos de las tecnológicas. ? World Exclusive: Alex Jones Responds To Being Banned On The Internet ? ?Tune in M-F 11am-3pm central at: https://t.co/OQtch0tDED ?? #AlexJonesShow #MondayMotivation #Censorship? #infowars #USA ?? #1A ?Download: https://t.co/3x2h5pP4Yg https://t.co/qczLctgMch? Alex Jones (@RealAlexJones) 6 de agosto de 2018
01-01-1970 | abc.es
Android 9 Pie: desde ahora, tu móvil aprende de tus costumbres
Google ha presentado este martes Android 9 Pie, la última versión del sistema operativo móvil que se apoya en la Inteligencia Artificial (IA) para aprende de los hábitos del usuario y así optimizar el funcionamiento de las aplicaciones y la batería. Google continúa con su línea de elegir dulces para el nombre de las nuevas versiones de su sistema operativo, y ha revelado el nombre completo de la última actualización del software de Android, Android 9 Pie, como ha informado la compañía por medio de un comunicado en su página web. Esta nueva versión integra en gran medida la IA dentro del funcionamiento del teléfono, lo que le permite aprender de los hábitos del usuario para adelantarse a sus pasos y facilitar el uso de las aplicaciones. Para optimizar el uso de la batería, Google ha introducido características de batería y brillo adaptativos. Con la IA, el dispositivo es capaz de reconocer qué aplicaciones son las más usadas y prioriza el uso de batería en estas, mientras que el brillo de la pantalla también se adapta en función de los hábitos que el móvil recoge a partir del uso de aplicaciones. 'App actions', también presente en esta versión de Android, predice los comportamientos del usuario en su día a día para sugerir determinadas acciones en función de las rutinas establecidas. Android 9 Pie trata de facilitar la navegación y a través de las aplicaciones, por lo que también integra 'slices', una herramienta que muestra datos destacados de alguna aplicación en un momento determinado, ya que se despliega autómaticamente la información sobre esta al teclear su nombre. La última actualización introduce un nuevo sistema de navegación que busca la comodidad, basado en el uso de un único botón de inicio. También se ha rediseñado la vista general, que pone a disposición del usuario un resumen a pantalla completa de la actividad en aplicaciones recientes solo con deslizar hacia arriba. Adicionalmente, se incluirá una herramienta de reconocimiento inteligente de texto para sugerir cambios entre aplicaciones, disponible solo en móviles Pixel. Google quiere que te desenganches del móvil Android 9 Pie también favorece la desconexión del 'smartphone' y el control de la actividad, por ello se han introducido herramientas desarrolladas a lo largo de este año, como son el Tablero de Control, que explica el uso que alguien hace de sus aplicaciones; el temporizador de Apps, para no exceder un tiempo máximo de consumo de móvil; así como el modo 'No molestar', que deshabilita las notificaciones, y el nuevo modo 'Desconectarte', que activa el modo No Molestar y enciende la luz nocturna . Por último, el 'software' introduce sistemas mejorados de autenticación, reconocimiento y desbloqueo biométricos, encargados de proteger los datos sensibles del usuario al utilizar información física del usuario para acceder al teléfono. Android P fue presentado en la última edición del congreso de desarrolladores Google I/O, celebrado a principios de mayo. La actualización del sistema operativo ya está disponible para los dispositivos Pixel y llegará a los móviles compatibles con una beta de Android Pie integrada, así como aquellos con Android One a finales de otoño. Este martes, la compañía ha desvelado en el campus de Mountain View (California, Estados Unidos) el nombre de la nueva versión y su representación, el androide acompañado de dos tartas a las que les falta una porción.
01-01-1970 | abc.es
Samsung Galaxy Note 9: posibles características de uno de los móviles más esperados del año
El Samsung Galaxy Note 9 es uno de los móviles más esperados del año. El nuevo movimiento de la coreana, que ya presentó a principios de año el Galaxy S9, quiere seguir haciendo frente a Apple y su iPhone X (de hecho, superó a la compañía de la manzana en ventas) se espera este jueves con bastante expectación, si bien las filtraciones han dejado poco lugar a la sorpresa. A no ser que haya sorpresa mayúscula de última hora, días antes de su gran puesta de largo, los simples mortales hemos podido ver el vídeo que abrirá el acto este jueves (por «descuido oficial» de la propia firma coreana, que lo subió por error a su página web y a su canal de YouTube), se ha filtrado las grabaciones con un terminal real e incluso se han hecho públicas las especificaciones de la nueva apuesta de Samsung para desbancar al todopoderoso iPhone X (eso sí, en ruso). Doble cámara trasera 12x12 MP En base a toda esta información, casi se ha completado un perfil bastante preciso de lo que será el Galaxy Note 9. Parece que se da por hecho que el jueves veremos una pantalla sAMOLED de 6,4 pulgadas y resolución QHD+. En cuanto al apartado fotográfico, se incluirá una doble cámara principal de 12 megapíxeles con apertura variable, así como una segunda que contará con la misma resolución y apertura 2.4 para el deseado «efecto bokeh», indispensable en los últimos lanzamientos móviles. Por delante, vestirá una cámara frontal de 8 megapíxeles: aquí no suena la duplicidad. Los usuarios del nuevo Note 9 podrán contar también con grabación de vídeo a 960 fotogramas por segundo, una función que ya vimos en su antecesor, el Galaxy S9, presentado a principios de este año. Por dentro, parece que el nuevo modelo tendrá una variante de 512 GB y que podría llegar a 1 TB de memoria con tarjeta microSD, según se adelantaba en el vídeo filtrado por error por la firma coreana. El Note 9 tendría una variante más «sencilla», con 128 GB de memoria interna y 6GB de RAM, mientras que el de mayor capacidad podría llegar hasta los 8GB de RAM. En cuanto al «cerebro de la bestia», hay diversidad de opiniones: hay quien apunta hacia el procesador Snapdragon 845 de Qualcomm, más potente y avanzado que el modelo del pasado año; pero también hau voces que dicen que habrá versión con el chip propio Exynos 9810. Mejora en el S-Pen y con lector de iris En el vídeo de presentación también se especificaba la mejora del S-Pen, que al parecer se podrá controlar vía Bluetooth y permitiría realizar acciones como reproducir música. Este será uno de los puntos fuertes de la presentación, y que se trata del distintivo de una familia que, no olvidemos, pasó por momentos difíciles y «explosivos» con su Note 7. Ya se ha confirmado que no será este Note 9 el que tenga el lector de huella integrado bajo la pantalla, aunque sí contará con un lector de iris más allá del reconocimiento facial. Otro de los grandes atractivos del nuevo miembro de la gama será la batería de 4.000 mAh, que permite mejorar (y mucho) el rendimiento del terminal. Aunque habrá que esperar a las pruebas para ver si realmente el aumento de capacidad está a la altura de las expectativas. En este mismo sentido, parece que el Note 9 contará con carga inalámbrica Qi y que no prescindirá del puerto jack 3,5 mm que Apple eliminó de su último modelo. Incluirá, asimismo, altavoces estéreo y auriculares AKG. Además, se sabe que la nueva apuesta de Samsung traerá consigo muy probablemente la exclusiva del videojuego «Fortnite» en su versión Android, que no podrá ser descargado desde la tienda de aplicaciones de Google. Los rumores también apuntan a que el precio del nuevo modelo rondará los 1.000 dólares en Estados Unidos. Una radiografía bastante completa que se podrá confirmar este jueves en riguroso directo desde el evento preparado en Nueva York. Hagan sus apuestas.
01-01-1970 | abc.es
Samsung Galaxy Note 9: sobresaliente en memoria y batería, suspenso en sorpresa
Samsung lo tenía difícil para sorprender: los detalles del Galaxy Note 9 se han ido filtrando como un torrente que no cesa. En las últimas semanas hemos visto desde la caja del dispositivo (eso sí, en ruso), a un vídeo «casero» en el que se podía ver cómo le sienta a la mano el nuevo buque insignia de la firma coreana, que se sumó a la revelación de «secretos» al colgar, por «accidente», la presentación del modelo que se ha lanzado este jueves y que estará disponible a partir del próximo 24 de agosto. Pero, a pesar de ser una jugada casi con las cartas descubiertas, Samsung se lo ha puesto difícil a los rivales y el Galaxy Note 9 ya se postula como uno de los mejores smartphones con Android del año, incluso por encima de su predecesor, el Galaxy S9. Todo esto gracias, sobre todo, a su memoria y batería. La nueva estrella de Samsung cuenta con dos variantes: una de 6 GB de RAM y 128 GB de memoria interna; y un «gemelo» superior con 8 GB de RAM y 512 GB ampliables hasta 1TB con micro SD. Por el lado de la batería, el Note 9 apuesta por uno de los pocos smartphones que llega a los 4.000 mAh, y que permite mejorar (y mucho) el rendimiento del terminal. En este mismo sentido, se confirma que el teléfono dispone de carga inalámbrica Quick Charge 4.0. y que es fiel al puerto jack 3,5 mm que Apple, su mayor competidor, eliminó en el iPhone X. Incluirá, asimismo, altavoces estéreo y auriculares AKG. El «cerebro» de la bestia al final será de creación propia: el Note 9 integra un Exynos 9810. La pantalla del Note 9 crece hasta las 6,4 pulgadas, la más grande de la familia, con panel Super AMOLED y resolución QHD+ (con aspecto 18,7:9 y resolución 2.960 x 1.440 píxeles). Como ya se sabía, no será el Note 9 el primero en disfrutar del lector de huella bajo la pantalla. Las novedades en el S Pen Sin duda, una de las grandes apuestas de la marca y elemento diferenciador de este terminal es el mejorado S Pen. Como apuntaban los rumores, se puede controlar vía Bluetooth y permitiría realizar muchas más acciones, como reproducir música, hacer fotos por control remoto y pasar presentaciones de Power Point sin tocar el teléfono. Algo así como un «mando a distancia» del nuevo Note 9. Cámara según lo esperado El Samsung Galaxy Note 9 tiene en el apartado fotográfico una configuración similar a la del Galaxy S9: dos sensores de 12 megapíxeles (uno con f/1.7 + 26 mm y otro con f/2.4 + 52 mm). Por delante, vestirá una cámara frontal de 8 megapíxeles: aquí no suena la duplicidad. La novedad viene por un sistema enriquecido con inteligencia artificial, el nuevo «perejil» de toda la salsa tecnológica del momento. Los usuarios del nuevo Note 9 podrán contar también con grabación de vídeo a 960 fotogramas por segundo, una función que ya vimos en su antecesor, el Galaxy S9, presentado a principios de este año. La exclusividad de «Fortnite» Como ya se adelantó, el videojuego de moda, «Fortnite», estará disponible en exclusiva desde el lanzamiento del nuevo «juguete» de Samsung. Pero no solo para el Note 9, sino para cualquier dispositivo de la familia Galaxy, para los que se está preparando una versión beta que ya puede ser descargada desde Samsung Game Launcher (recordemos que Epic Games anunció que no estaría presente en Google Play para no pagar la tasa por aparecer en la tienda de aplicaciones oficial que surte al sistema operativo Android). Precio y disponibilidad Samsung Galaxy Note 9 está disponible para compra anticipada desde hoy, y su disponibilidad será a partir del 24 de agosto de 2018. Se ofrecerá en los colores Midnight Black y Lavender Purple con el puntero S Pen a juego y en color Ocean Blue con el S Pen amarillo (se ha sacado también una versión naranja que parece que estará solo disponible en algunos países). El Note 9 tiene un precio de 1.008,99 euros, en la versión de menor capacidad, y de 1.259,01 euros, en el de 512GB de almacenamiento interno, precio ligeramente por encima de lo que se había especulado en un primer momento. Sin embargo, la compañía ha anunciado importantes ahorros para aquellos que renueven su teléfono y rebajará entre 100 y 200 euros la compra del nuevo Note 9 para aquellos que entreguen su viejo móvil.
01-01-1970 | abc.es
Google te rastrea incluso aunque le digas que no lo haga
Google sigue tus pasos incluso aunque desactives la pestaña que le permite hacerlo. Esta es la principal conclusión que saca un estudio de la Universidad de Pricetown a petición de Associated Press, que señala que la tecnológica tiene acceso a las ubicaciones de los dispositivos Android e iOS gracias tanto a aplicaciones propias como ajenas que utilizan su tecnología. Ponen de ejemplo a una herramienta tan cotidiana como Google Maps. Cada vez que entramos en esta «app», el punto que señala nuestra geolocalización es grabado por el servicio. Además, se nos recuerda si queremos que nuestra geolocalización esté activa «siempre» o «solo cuando utilizamos la aplicación», momento en el que pueden cambiar los permisos que hemos dado a Google anteriormente. De esta manera, todas las localizaciones en las que hayamos estado se registrarán y aparecerán en nuestra «línea temporal», que recoge todos nuestros movimientos desde que empezamos a utilizar los servicios de Google (y que se pueden ver aquí). Aunque se supone que el Historial de Ubicaciones puede ser pausado, AP ha certificado que algunas aplicaciones de Google guardan de manera automática datos de tu ubicación sin preguntarte, como el lugar y la hora. Pasa en herramientas como la que predice el tiempo o incluso en el servicio de búsqueda, que recoge la longitud y latitud donde te encuentres aunque le preguntes acerca de «galletas con pepitas de chocolate». Google dice que es claro en sus términos La compañía ha contestado a AP afirmando que es transparente en cuanto al uso de la información que recoge con su tecnología de geolocalización. «Hay varias formas en las que Google puede usar la ubicación para mejorar la experiencia de la gente, incluyendo: Historial de Ubicaciones, Actividad Web y App y los Servicios de Ubicación en el dispositivo», han asegurado a través de un portavoz. La compañía aseguró sin embargo que ofrecen «descripciones claras de esas herramientas e importantes instrumentos para que la gente pueda activarlas o desactivarlas y borrar sus historiales en cualquier momento». El remedio para que Google no sepa todos tus movimientos es que apagues la herramienta «actividad web y app» desde tu cuenta de Google (a la que puedes acceder desde aquí). Una vez en el menú principal, debes dirigirte a «Mi cuenta» y en «Información personal y privacidad», hacer clic sobre «Revisión de privacidad». La primera opción es la de desactivar la opción antes mencionada. Esta cuestión afecta a unos 2.000 millones de dispositivos equipados con el sistema operativo Android, que pertenece a Google y, por tanto, monitoriza todos los movimientos desde el «cerebro» de estos móviles. Pero iOS, el sistema operativo de Apple y sus famosos iPhones, tampoco está a salvo: si utilizas alguna de las aplicaciones de Google (como el buscador, el correo electrónico Gmail o el propio servicio de geolocalización, Google Maps), la compañía también está registrando tus datos.
01-01-1970 | abc.es
Con esta aplicación pueden estar espiándote en WhatsApp
La tentación de espiar WhatsApp es, para muchos, demasiado grande. Y los desarrolladores de aplicaciones lo saben. Por eso proliferan muchas «apps» que prometen revelar datos de conversaciones, con quién habla tu pareja o a qué hora se fue a dormir tu mejor amiga. La mayoría de estas herramientas no dan lo que prometen e incluso pueden contenter «malware». Sin embargo, en los últimos meses ha saltado a los titulares de medio mundo una aplicación en concreto que permite descargarse gráficos de uso, correlacionar datos de contactos o deducir la probabilidad de que dos personas estuvieran hablando entre ellas, entre otras muchas «tentadoras» opciones. Se trata de la polémica ChatWatch. Entre sus opciones, la aplicación permite rastrear la actividad de nuestros contactos y saber cuándo duermen, cuándo despiertan, cuánto tiempo están trabajando, las veces que se conectan o cuánto tiempo permanecen en WhatsApp. También es posible comparar los datos de dos personas y saber si coinciden juntos en la aplicación de mensajería instantánea (lo que podrá ser indicio de que han estado manteniendo una conversación). Y todo aunque se haya deshabilitado la función de certificar lectura, ya que esta herramienta detecta cada vez que el contacto aparece «en línea», una opción de WhatsApp que es complicado sortear (aunque existen algunos trucos). En realidad, la tarea que desempeña ChatWatch es sencilla: es como si el usuario tuviese constantemente una conversación de WhatsApp abierta y apuntase las veces que este contacto se conecta a la aplicación (es decir, que sale «en línea»), una operación que puede realizar cualquier persona (con mucha paciencia y dedicación, claro). La «trampa» para no ser bloqueada Disponible tanto para Android como iOS, la polémica ha sido tal que los creadores han tenido que recurrir a una «treta». Tanto en Google Play como en la App Store, ChatWatch enfoca su descripción hacia el análisis del tiempo que pasas en WhatsApp. Y, en principio, se puede descargar de manera gratuita. «Esta aplicación ha sido creada con el objetivo de mostrar de una manera divertida cuánto puedes aprender de tu estado en línea (..) Puedes ver cosas simples como la hora en la que estás durmiendo o cuando te despiertas; o incluso mejorar tus hábitos midiendo y reduciendo la adicción a tu teléfono inteligente», aseguran desde la aplicación, alineado con los últimos argumentos que gigantes como Apple o la propia Facebook están esgrimiendo con sus últimas actualizaciones. Sin embargo, una vez descargada, el usuario se encuentra que la única función que puede utilizar es un juego en el que aparece un chico rubio mirando el móvil y cuya misión es esquivar iconos que caen del cielo con forma de logo de ChatWatch (un triángulo con un ojo encajado en el centro). Si se quiere disfrutar de las opciones para espiar al prójimo en WhatsApp, la aplicación remite a una web en la que hay que darse de alta y desde donde, efectivamente, se realiza el servicio. Además, hay una prueba gratuita de 24 horas, tiempo tras el cual la «app» empieza a producir análisis. Tras este periodo de un día, la página web pedirá el pago de sus servicios por unos 2 dólares (1,75 euros). De hecho, en la web advierten que es necesario de un ordenador y una cuenta de WhatsApp para «monitorizar» la actividad de esta app. La compañía decidió usar este canal sortear decisiones como las de Apple, que eliminó la herramienta de su tienda de aplicaciones tras las quejas de los usuarios. Veremos si el truco vuelve a resultarle a ChatWatch, que camina en el filo de la navaja de la privacidad.
1378