Noticias de "google"

01-01-1970 | abc.es
¿Ha logrado la inteligencia artificial descifrar el enigmático manuscrito Voynich?
Un grupo de científicos de la Universidad de Alberta han empezado a emplear sistemas informáticos basados en inteligencia artificial para descifrar el misterioso Códice Voynich. Para los que no lo sepan, se trata de un misterioso escrito que desde hace siglos se intenta conocer su contenido, pero hasta la fecha nunca ha sido posible. Las primeras investigaciones conocidas relatan que data del siglo XV pero que fue descubierto en el XIX y, hasta la fecha, no ha podido ser traducido. Después de que el pasado mes de septiembre unos investigadores asegurasen de que se trataba de un compendio ginecológico -y el rechazo de esta teoría por una parte de la comunidad científica-, es ahora cuando el profesor de ciencias de la computación G reg Kondrak, experto en procesamiento del lenguaje natural, y su estudiante Bradley Hauer, han llegado a la conclusión de que se trataría de una guía de herbología y que estaría escrito en hebreo antiguo. Su primer reto se centró en averiguar en qué idioma se había elaborado el código, cuestión que alimenta polémicas entre los expertos desde hace dos siglos. Para ello, la inteligencia artificial estudió 400 idiomas diferentes sacados de la «Declaración Universal de los Derechos Humanos» para identificar sistemáticamente el idioma. Inicialmente, se formuló la hipótesis de que el manuscrito Voynich estaba escrito en árabe pero, después de ejecutar sus algoritmos, resultó que el idioma más probable era el hebreo. «Eso fue sorprendente. Y solo decir 'esto es hebreo' es el primer paso. El siguiente paso es cómo lo desciframos», afirmó Kondrak para Folio, el medio de la Universidad de Alberta. Kondrak y Hauer formularon la hipótesis de que el manuscrito fue creado utilizando alfagramas (palabras a las que se ha alterado el orden de sus letras, de modo que no es reconocible), definiendo una frase con otra, ejemplar de las ambigüedades en el lenguaje humano. Asumiendo eso, intentaron encontrar un algoritmo para descifrar ese tipo de texto codificado. «Resultó que más del 80 por ciento de las palabras estaban en un diccionario hebreo, pero no sabíamos si tenían sentido juntas», dijo Kondrak. Después de buscar infructuosamente a eruditos hebreos para validar sus hallazgos, los científicos recurrieron a Google Translate. Así, la primera frase sería «Ella hizo recomendaciones al sacerdote, al hombre de la casa, a mí y a la gente», «frase rara para comenzar un manuscrito, pero que tiene sentido», asegura el investigador.
01-01-1970 | abc.es
La inteligencia artificial de Google puede predecir muertes con dos días de antelación
Entrar por el hospital y, en cuestión de segundos, llega a nuestro smartphone un informe con el tiempo de espera, si necesitaremos ingreso y la gravedad de nuestra dolencia. Este es el futuro que vislumbra Google, compañía que ha publicado un estudio preliminar en el que, mezclando 46.000 millones de datos e inteligencia artificial, podrá predecir el futuro del enfermo. No es el primer software que en su clase, y la llamada eHealth (aplicaciones tecnológicas que ayudan al diagnóstico y tratamiento de los pacientes) ya se han desarrollado en muchos ámbitos. Lo interesante de este nuevo estudio, aparte de contener una inmensa cantidad de datos extraídos de más de 200.000 adultos en once años -y en dos hospitales distintos, el Centro médico de la Universidad de California en San Francisco y en la Universidad de Medicina de Chicago-, es que podrá predecir la mortalidad de los pacientes en una horquilla de entre 24 y 48 horas antes que si los médicos utilizan los métodos actuales, según explican en el medio especializado Quarz, quien se hace eco del estudio. Gracias a este tiempo «extra» que ofrece la inteligencia artificial, los doctores podrán suministrar procedimientos que salven la vida de millones de pacientes. Entrenamiento para la inteligencia artificial El problema de este estudio es que aún no ha sido validado de forma independiente, aunque desde Google se afirma que se trata de un salto cualitativo con respecto a anteriores sistemas de su misma índole. El reto se encuentra también en que habrá que seguir «entrenando» los algoritmos de esta tecnología, para que pueda ser más precisa en sus diagnósticos. Otro de los escollos que se encuentra es que la información de los pacientes está normalmente escrita a mano, por lo que habría que homogeneizar todo el proceso, además de pasarlo al lenguaje del ordenador. La base de este proyecto son tres complejas redes neuronales que determinan los datos más importantes de cara a la evolución del paciente, y que ha «aprendido» a descartar los «datos extraños» pero poco relevantes a la hora de diagnosticar al enfermo. Un proceso muy delicado, ya que se encuentra en juego la salud de las personas. Los autores afirman que la inteligencia artificial toma estas decisiones en base a un proyecto previo de Google llamado Vizier. Así, la inteligencia artificial se sigue postulando como el futuro en hospitales y centros médicos futuros, y su proyección no hace más que aumentar.
01-01-1970 | abc.es
Los youtubers españoles asumen su «responsabilidad» en los contenidos
«Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario». Con esta frase de Nelson Mandela presentaba la responsable de prensa de YouTube España, Vicky Campetella, la segunda fase de la campaña #YoMeSumo, que busca eliminar los mensajes de odio y violencia de las redes sociales. Como aliados en su cometido, Google cuenta con «youtubers» como Ramia -creadora del canal Ramia?s Channel, donde habla de su día a día como musulmana y mujer-; La Familia TV -un grupo de cuatro chicos musulmanes que se dedican a hacer vídeos de experimentos sociales, como por ejemplo, pedir abrazos en medio de Barcelona-; Yu- una china afincada en España que explica las diferencias culturales entre nuestro país y el suyo-; Doris Ikuga -detrás del canal Miss Black Glamour, donde cuenta sus experiencias y da consejos de belleza-; Yellow Mellow -una de las «youtubers» más populares en España y que aborda temas como la homofobia-; Andrea Compton -«youtuber» y locutora de radio, y que trata frecuentemente asuntos relacionados, por ejemplo, con el sexismo- y los artistas Arkano -conocido por batir el Récord Guinness tras pasar 24 horas improvisando y muy comprometido con el bullying y la homofobia- y Rayden -uno de los raperos más conocidos en la actualidad y muy activo en redes sociales-. Los «youtubers» han debatido acerca del pasado, presente y futuro de una herramienta que llega a millones de jóvenes, todos los días. «No te mojes o verás cuántos "unfollows"» «Muchas veces utilizamos un lenguaje machista, tan arraigado que ni nos damos cuenta. Y tenemos que tener en cuenta que llegamos a mucha gente joven, por lo que hay que intentar ser responsables del discurso que soltamos», ha afirmado Yellow Mellow durante su intervención, quien admitió que, en alguna ocasión, le habían aconsejado no tratar sobre determinados temas. «Es algo común que te digan cosas como ?no te mojes o ya verás la de unfollows -usuarios que dejan de seguir las cuentas- te vas a llevar». Por su parte, Andrea Compton ha asegurado que, al principio, los youtubers no son conscientes del impacto de sus vídeos. «Cuando veo mis primeras imágenes me doy cuenta de que utilizo palabras que ahora ni se me ocurriría. Con el tiempo, te vas educando y tus seguidores te van enseñando. Tenemos que ser conscientes de que YouTube es una ventana muy grande», ha señalado, afirmando que también la responsabilidad de estos nuevos creadores «en educar en todo lo que se pueda». El rapero Arkano ha calificado como la «época de la desafección» el momento actual: «En la política pasa, cuando pensamos que ?todos nos roban?; o en el amor, cuando existe la apreciación de que todo es de usar y tirar». Su compañero, Rayden, ha añadido que todas las reacciones de gente que utiliza las redes sociales para insultar «en realidad lo que buscan es llenar un vacío, por ser reconocidos aunque sea por algo malo con lo que te señalen con el dedo». Por ello, ha invitado a todos aquellos jóvenes que se encuentren en esta situación, a que se «abran»: «Cuando sales de esa cámara del eco, te das cuenta de la realidad a tu alrededor». «+1» para sumarse a la iniciativa Todos han reconocido a la plataforma YouTube por haberse convertido en su medio de expresión. «Puedo llegar a muchas personas y todo sin ningún filtro». Precisamente, aprovechando este altavoz, la campaña #YoMeUno (creada en colaboración con el Gobierno de España, la Red Aware, FeSP UGT y la ONG Jóvenes y Desarrollo), pretende llegar a 28.000 jóvenes de todo el país con charlas en centros educativos y a través de las redes sociales para luchar contra el discurso del odio en todas sus facetas. En su parte online, invita a todos los que quieran sumarse a la iniciativa a dibujar un «+1» en la palma de su mano, para después compartir la imagen a través de sus redes sociales. Los «youtubers» involucrados, además, subirán diferente contenido a sus redes sociales debatiendo sobre estos temas.
01-01-1970 | abc.es
El «smartphone» como entorno ideal para las innovaciones invisibles
El teléfono móvil inteligente logró irrumpir hace una década más o menos cambiando para siempre la forma de interactuar entre los demás usuarios y inaugurar un escenario sublime de consumo de contenidos. Mientras los gigantes del sector buscan a su sucesor como el centro de la vida digital de millones de personas, el «smartphone» seguirá durante mucho tiempo como el principal aparato. Realidad aumentada, sistemas de pago móvil o la incorporación de otras tecnologías como el aprendizaje automático vendrán a sumar y no a sustituir este aparato en los próximos cinco años. «Vivimos una época de cambio incesante que cohabita con una pertinaz continuidad», recalca el último informe de predicciones tecnológicas de la consultora Deloitte. De momento, el «smartphone» seguirá formando parte de la vida de los usuarios. Y, además, se consolidará. Los expertos prevén que para 2023 su penetración superará el 90% en los países desarrollados, lo que supondrá un incremento de cinco puntos con respecto a 2018. Los expertos, además, creen que consolidará su posición como el principal acceso a servicios y contenidos digitales. «El éxito del "smartphone" se verá acentuado por un abanico de innovaciones, en su mayoría imperceptibles», reza el informe. Esas futuras funciones «invisibles», que algunas ya están empezando a desarrollarse y llegando a cuentagotas a los dispositivos móviles, permitirán extender el abanico de posibilidades y, por ende, ampliar la experiencia de uso. «La repercusión conjunta será tangible, en forma de una mayor facilidad de uso o una mejora de la funcionalidad, favoreciendo a la absorción cada vez mayor de funciones de otros dispositivos físicos y desplazando todavía más al PC», son otras de las predicciones elaboradas por los expertos. Realidad aumentada, nada nuevo pero más allá Uno de ellos será, sin duda, la realidad aumentada. Se trata de una tecnología que, pese a no ser realmente novedosa, irá a más. Consiste en superponer bajo una imagen estática objetos virtuales, con lo que puede tener, según los expertos, importantes aplicaciones en el campo del diseño industrial, la educación o la medicina. Hay muchos proyectos interesantes ya en funcionamiento. Incluso se ha podido probar en el quirófano como «ayudante» de un cirujano. El dispositivo móvil por antonomasia, el teléfono móvil inteligente, permitirá hacer extensible y popularizar en los próximos años esta tecnología gracias a sacar partido a sus cada vez más potentes cámaras. Empresas como Apple o Google han puesto mucho interés en desarrollarlo, con lo que se entiende que irá a más. Parte de ese éxito se encontrará no solo en el contenido disponible, sino su capacidad para generarlo. Los expertos de Deloitte predicen que más de mil millones de usuarios de «smartphones» producirán contenidos en realidad aumentada «al menos una vez en 2018, mientras que 300 millones serán usuarios regulares, es decir, que crearán contenidos mensualmente y decenas de millones producirán y compartirán contenidos semanalmente». Con todo, se prevé que generará unos ingresos directos para 2020 de 1.000 millones de dólares, lo que supone multiplicar por 10 los de 2018. Aprendizaje automático para todo Otra de las tecnologías más calientes que comenzará a llegar a la vida diaria de las personas se basará en algo que, a priori, es un intangible, casi imperceptible e invisible para los usaurios, el aprendizaje automático o «machine learning». La clásica idea de enseñar a las máquinas y robots a pensar como humanos es cada vez más frecuente en nuestro día a día. Incluso sistemas de procesamiento neuronal ya han llegado al móvil de la mano de firmas como Huawei o Apple, que han aplicado estas innovaciones para adaptarse y surgir funciones personalizadas a los usuarios. La última generación de chips para el aprendizaje automático será la catapulta para hacerlos más «inteligentes» y, por tanto, imprescindibles. Los expertos creen que a finales de este mismo año, más del 25% de los procesadores empleados para acelelar esta tendencia será del tipo FPGA (Field Programmable Gate Arrays o Matriz de puertas programables) y ASIC (Application-Specific Integrated Circuits o Circuito integrado de aplicación específica), dos conceptos diseñados para funciones específicas. Con todo ello, además, se prevé que, además de aumentar las capacidades de los terminales, permitan que «las aplicaciones consuman menos energía y, al mismo tiempo, sean más rápidas, flexibles y potentes». El estudio refleja en que el número de implantaciones y proyectos pilotos de esta tecnología se duplicará con respecto a 2017 y volverá a duplicarse de cara a 2020. El auge del pago por contenidos Por si fuera poco, el teléfono móvil seguirá como ventana principal al consumo de contenidos multimedia. Cada vez más los usuarios comienzan a suscribirse a servicios digitales apostando, con ello, por la calidad de la oferta de contenidos. «El consumo lineal de contenidos y eventos en vivo está en auge en la era digital», recalcan los expertos de Deloitte, quienes creen que para 2018 se genere un volumen de ingresos de 545 mil millones de dólares. Unas cifras que representa un aumento del 1% a nivel global respecto al año anterior. Según pone de manifiesto el informe, la mayor parte de esos ingresos procederán de sectores de medios tradicionales , con la televisión a la cabeza, seguida de la radio. Los eventos en directo como conciertos o conferencias crecerán, a su vez, en su conjunto, hasta alcanzar los 146 mil millones de dólares para este año. Es más, si a finales de 2018, el 50% de los adultos en países desarrollados contará con al menos dos suscripciones a medios exclusivamente online, los expertos predicen que esta media se duplicará en 2020. El estudio también ha puesto de relieve como cada vez hay «mayor predisposición» al pago por contenidos. En 2018, según el documento, habrá 580 millones de suscripciones y 350 millones de suscriptores. Además, la demanda de nuevos géneros como el «streaming» crecerá en torno al 47% mientras que los deportes electrónicos o «eSports» seguirán ganado peso ante esta imparable tendencia. Esto demuestra, según hace hincapié el estudio, que se estabilizará la tendencia de caída en el consumo de televisión; la televisión tradicional disminuirá casi un 15% sobre todo entre el público que se concentra entre los 18 y 24 años.
01-01-1970 | abc.es
¿Puede una inteligencia artificial de Google predecir muertes con dos días de antelación?
Entrar por el hospital y, en cuestión de segundos, llega a nuestro smartphone un informe con el tiempo de espera, si necesitaremos ingreso y la gravedad de nuestra dolencia. Este es el futuro que vislumbra Google, compañía que ha publicado un estudio preliminar en el que, mezclando 46.000 millones de datos e inteligencia artificial, podrá predecir el futuro del enfermo. No es el primer software que en su clase. La llamada eHealth (aplicaciones tecnológicas que ayudan al diagnóstico y tratamiento de los pacientes) ya se han desarrollado en muchos ámbitos. Lo interesante de este nuevo estudio, aparte de contener una inmensa cantidad de datos extraídos de más de 200.000 adultos en once años -y en dos hospitales distintos, el Centro médico de la Universidad de California en San Francisco y en la Universidad de Medicina de Chicago-, es que podrá «predecir» la mortalidad de los pacientes en una horquilla de entre 24 y 48 horas antes que si los médicos utilizan los métodos actuales, según explican en el medio especializado Quarz, quien se hace eco del estudio. Gracias a este tiempo «extra» que ofrece la inteligencia artificial, los doctores podrán suministrar procedimientos que salven la vida de millones de pacientes. «Entrenamiento», la clave El problema de este estudio es que aún no ha sido validado de forma independiente, aunque desde Google se afirma que se trata de un salto cualitativo con respecto a anteriores sistemas de su misma índole. El reto se encuentra también en que habrá que seguir «entrenando» los algoritmos de esta tecnología, para que pueda ser más precisa en sus diagnósticos. Otro de los escollos que se encuentra es que la información de los pacientes está normalmente escrita a mano, por lo que habría que homogeneizar todo el proceso, además de pasarlo al lenguaje del ordenador. La base de este proyecto son tres complejas redes neuronales que determinan los datos más importantes de cara a la evolución del paciente, y que ha «aprendido» a descartar los «datos extraños» pero poco relevantes a la hora de diagnosticar al enfermo. Un proceso muy delicado, ya que se encuentra en juego la salud de las personas. Los autores afirman que la inteligencia artificial toma estas decisiones en base a un proyecto previo de Google llamado Vizier. Así, la inteligencia artificial se sigue postulando como el futuro en hospitales y centros médicos futuros, y su proyección no hace más que aumentar.
01-01-1970 | abc.es
Android es un «coladero» de virus: 700.000 «apps» maliciosas en 2017
Ya se sabía que la Play Store de Google, ese escaparate de aplicaciones para las aplicaciones de Android, no es un entorno del todo seguro. Pero los últimos datos arrojados por la compañía dan cuenta real del volumen de virus que se mueve en esta plataforma: más de 700.000 «apps» maliciosas fueron retiradas en 2017 por su contenido malicioso, según el informe publicado por la firma este 30 de enero. Un número que supone un incremento del 70% con respecto a 2016. Sin embargo, desde Google han querido llamar a la calma, asegurando que, en realidad, el 99 por ciento de este material fue eliminado antes de que los usuarios pudieran descargarse las aplicaciones y, por tanto, ser víctimas de estos ciberataques. Además, como consecuencia, 100.000 desarrolladores fueron vetados de la Google Play Store en 2017. Por otro lado, el incremento porcentual de estas amenazas responde a una mejora en el sistema de inteligencia artificial, que detecta este tipo de contenido. «Esto fue posible a través de mejoras significativas en nuestra capacidad para detectar abusos, como suplantación de identidad, contenido inapropiado o malware, a través de nuevos modelos y técnicas de aprendizaje automático», ha asegurado en el comunicado firmado por Andrew Ahn, Product Manager de Google Play en el blog oficial de Android. Imitaciones o que promuven actividades ilegales Entre las aplicaciones calificadas como «non gratas» por Google también se encuentran herramientas de imitación o suplantación que intentan aprovecharse de nombres tan conocidos como «WhatsApp» o «Instagram». Un total de 250.000 de este tipo de contenido fueron canceladas. También el contenido inapropiado, como el pornográfico, que contenga violencia extrema o que promueva actividades ilegales está prohibido. «A pesar de las capacidades de detección nuevas y mejoradas que llevaron a una eliminación récord de aplicaciones malas y desarrolladores maliciosos, sabemos que algunas aún logran evadir y engañar a nuestras capas de defensa. Tomamos esto extremadamente en serio y continuaremos innovando nuestras capacidades para detectar y proteger mejor contra aplicaciones abusivas y los actores maliciosos detrás de ellas. Nos comprometemos a hacer que Google Play sea la tienda de aplicaciones más confiable y segura del mundo», sentencia Ahn.
01-01-1970 | abc.es
Estos son los móviles Android en los que se podrá jugar a «Fortnite»
«Fortnite», el videojuego «todos contra todos» de moda entre los jóvenes, es sin duda uno de los éxitos de este curso. El hecho de ser gratuito (si bien lleva compras integradas que hacen más fácil el juego) y multiplataforma (está disponible para PC, videoconsolas e incluso móviles) son los ingredientes que explican su éxito, amén de que los «youtubers» más famosos promocionen sus partidas y torneos desde sus propios canales. En menos de cuatro meses, la versión de «Fortnite» para iOS (el sistema operativo para los móviles de Apple) ha recaudado más de 100 millones de descargas. Imaginen entonces si pueden qué sucederá cuando en agosto aterrice en Android, sistema que rige en la mayoría de móviles del planeta. Primero para Samsung Galaxy Note 9 De momento no hay ninguna confirmación, tan solo pistas y copias maliciosas del videojuego más popular en estos momentos que juegan con la esperanza de muchos de sus seguidores, en gran parte menores de edad. Sin embargo, existen fuertes rumores de que no llegará a la vez en todos los dispositivos y que el próximo buque insignia de Samsung, el Galaxy Note 9 (que se presenta el 9 de agosto) tendrá la exclusiva del juego, al menos por un tiempo. Todos los demás móviles, después Según el portal XDA Developers, los afortunados poseedores de los siguientes dispositivos serán los próximos en tener «Fortnite» en su pantalla móvil: - Google Pixel 2 - Google Pixel 2 XL - Huawei Mate 10 - Huawei Mate 10 Lite - Huawei Mate 10 Pro - Huawei P10 - Huawei P10 Plus - Huawei P10 Lite - Huawei P9 - Huawei P9 Lite - Huawei P8 Lite (2017) - LG G6 - LG V30 - LG V30+ - Motorola Moto E4 Plus - Motorola Moto G5 - Motorola Moto G5 Plus - Motorola Moto G5s - Motorola Moto Z2 Play - Nokia 6 - Razer Phone - Samsung Galaxy A5 (2017) - Samsung Galaxy A7 (2017) - Samsung Galaxy J7 Prime (2017) - Samsung Galaxy J7 Pro (2017) - Samsung Galaxy Note 8 - Samsung Galaxy On7 (2016) - Samsung Galaxy S9 - Samsung Galaxy S9+ - Samsung Galaxy S7 - Samsung Galaxy S7 edge - Samsung Galaxy S8 - Samsung Galaxy S8+ - Sony Xperia XA1 - Sony Xperia XA1 Ultra - Sony Xperia XA1 Plus - Sony Xperia XZ - Sony Xperia XZs - Sony Xperia XZ1 La lista se irá actualizando, ya que hay algunos terminales de reciente lanzamiento que no están incluidos en la lista. Para este grupo de afortunados, «Fortnite» seguramente llegará a principios de septiembre.
01-01-1970 | abc.es
Cómo pasar los datos de Android a iOS (y viceversa) sin morir en el intento
Nos acabamos de comprar nuestro nuevo flamante móvil nuevo. Tiene lo último del mercado, la tecnología más puntera y lo miramos igual que a los regalos de Navidad. Pero hay algo que nubla nuestra ilusión, una incertidumbre que empaña el momento de emoción: el nuevo smartphone y nuestro anterior compañero de batallas de la misma especie no comparten sistema operativo. Esta escena se suele dar muy a menudo entre Android -que pertenece a Google- e iOS -cuyo propietario es Apple-, los dos «cerebros» más utilizados en el mercado móvil. Pero no desesperes. Existen unos trucos muy fáciles para transferir todas tus aplicaciones, contactos, fotos, vídeos e información de uno a otro y casi sin despeinarte. Pero, antes de nada e independientemente del sistema operativo al que quieras pasar, debes asegurarte que ambos terminales tienen batería suficiente (es recomendable incluso que se enchufen a la corriente, ya que el proceso puede durar bastante si hay muchos datos); que el nuevo terminal tiene espacio suficiente para albergar todos los datos almacenados en nuestro viejo móvil (si no es así, lo más fácil es que hagas una «limpia» en tu anterior dispositivo hasta que quepa la información en el siguiente); y, por último, que ambos dispositivos estén conectados a internet, mejor desde una red WiFi, para no consumir demasiados datos de tu tarifa. Para pasar de Android a iOS Si tienes todos tus datos en un teléfono Android y necesitas cambiarlos a tu nuevo iPhone, debes descargarte en el primero la aplicación «Move to iOS» (puedes descargarla aquí). Una vez que la tienes en tu viejo terminal, es hora de «trastear» con el nuevo iPhone. Al configurar el dispositivo, debes buscar la pantalla «Aplicaciones y datos». A continuación, pulsar «Transferir datos desde Android», que permite hacer la migración sin problemas desde un móvil a otro. Acto seguido, desde el dispositivo Android, hay que abrir la aplicación «Move to iOS» y tocar «Continuar». Después de leer y aceptar los términos y condiciones que aparezcan es necesario darle a «Siguiente», un botón que se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla «Buscar el código». El siguiente paso es, ya desde el móvil iOS nuevo, darle a «Continuar» en la pantalla llamada «Transferir desde Android». A continuación deberá aparecer el código de diez o de seis dígitos. Si el dispositivo Android muestra una alerta que indica que la conexión a internet es débil se puede ignorar. Entonces, se introduce el código en el dispositivo Android. Una vez que se han completado estos pasos hay que hacer la selección de los datos que uno desee. Todo el proceso de transferencia puede tardar un rato, dependiendo de la cantidad de contenido que estés transfiriendo. Cuando la barra de carga se llene en el dispositivo iOS hay que darle a «Aceptar» en el dispositivo Android y, después, pulsa «Continuar» en el dispositivo iOS para seguir los pasos que aparecen en la pantalla y terminar la configuración del dispositivo iOS. Y si ves que algunas aplicaciones de tu viejo teléfono no están en el nuevo (a pesar de haberlas seleccionado), debes recordar que Android e iOS no comparten todas las herramientas y que cada una tiene su tienda de apps propia. Aún así, ve hacia App Store y comprueba si realmente si esa aplicación es compatible con tu nuevo iPhone. De iOS a Android El proceso a la inversa también es posible, pero en este caso es necesario pasar por la «nube» de Google. Antes que nada, se debe descargar la aplicación «Google Drive» en el dispositivo iOS actual e iniciar sesión con una cuenta de Google. Si aún no tienes una, créala ahora o cuando vayas a iniciar sesión. Si ya tienes lo tienes instalado, asegúrate de que dispones de la última versión. Una vez que uno ya se encuentra en Drive hay que dirigirse al asistente de copia de seguridad desde Menú/Ajustes/Copia de seguridad. Y solo entonces hay que seleccionar todos los datos y archivos que uno desea transferir o guardar. Luego comienza otra fase importante: hay que iniciar sesión con tu cuenta de Google en tu nuevo dispositivo Android. Para ello, asegúrate de usar la misma cuenta que utilizaste para hacer la copia de seguridad en tu iPhone. Una vez que se ha completado los pasos y cuando inicies sesión en tu dispositivo Android, tendrás disponible todo tu contenido y podrás empezar a utilizarlo. En cualquier caso, es recomendable tener por ejemplo la lista de contactos guardada en la «nube», u otros datos que consideres vitales.
01-01-1970 | abc.es
Google cede ante China y censurará su buscador para volver a entrar en el país
El gigante tecnológico Google planea relanzar su motor de búsqueda en China con resultados censurados para cumplir con los requisitos de las autoridades de este país, según la publicación electrónica The Intercept, que cita documentos internos de la compañía. Este medio digital estadounidense señala que Google prepara una versión para dispositivos móviles de su buscador, bloqueado en China desde 2010, y que vetará el acceso a páginas web para poder retornar al mercado chino. Además, esa versión bloquearía también búsquedas sobre derechos humanos, religión y protestas pacíficas, según una lista que ya ha sido mostrada al Gobierno chino, de acuerdo con el medio. El proyecto, bajo el nombre clave de Dragonfly (libélula), se comenzó a gestar en la primavera del año pasado, y comenzó a tomar forma en diciembre tras una reunión entre el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, y un alto funcionario del Gobierno chino, según la publicación. La versión final podría lanzarse en los próximos seis a nueve meses, a falta de la autorización de las autoridades chinas. Sin embargo, según el medio estatal China Securities Daily, las informaciones sobre el regreso de Google al mercado chino no son ciertas, citando fuentes de «departamentos relevantes» pero sin dar más detalles al respecto. Un investigador de Amnistía Internacional sobre China, Patrick Poon, pidió hoy a la compañía estadounidense que ponga fin a este plan. «La libertad de internet verá un día muy negro si Google se doblega a la censura extrema de China para entrar en su mercado. No veo cómo una decisión de este tipo pueda ser compatible con el lema de 'hacer lo correcto' de Google, y les pedimos un cambio de rumbo», afirmó Poon en un comunicado. En octubre del año pasado, Google lanzó una nueva campaña para promocionar su traductor entre los usuarios chinos, una estrategia con la que la compañía dio el primer paso para volver al gigante asiático. En diciembre, Pachai participó en la Conferencia Mundial de Internet que el Gobierno chino organiza desde 2014 en Wuzhen (centro). Después, en enero, el buscador se unió a una inversión en la plataforma china de retransmisión de juegos en directo Chushou, y a principios de este mes, lanzó un juego de inteligencia artificial en la aplicación de redes sociales WeChat, de Tencent. Google y sus plataformas de correo o mapas están bloqueados en el país más poblado del mundo, que también cuenta con el mayor número de internautas, desde que la empresa estadounidense y el Gobierno chino rompieron las negociaciones sobre los términos en los que debía operar en el gigante asiático.
01-01-1970 | abc.es
Las ONG en contra de Google: «¿Va a ceder datos si el gobierno chino se los pide?»
La República Popular China cuenta con casi 1.400 millones de habitantes, de los que «solo» un millón poseen teléfono móvil. En la era en que las relaciones pasan a través de un «smartphone», un mercado emergente y con tanto potencial de desarrollo es demasiado tentador para las tecnológicas que, aunque cuentan con el veto del gobierno de Pekín a través del llamado «Gran cortafuegos» (llamado así en honor a su edificación más célebre), no dejan de frotarse las manos. Es por eso que Google pasará por el aro y, después de prohibirse sus servicios durante diez años, su buscador de contenido podría ser readmitido, según una exlusiva de The Intercept. Eso sí, en él los chinos no podrán encontrar información sobre derechos humanos, religión o protestas pacíficas tales como las de la Plaza de Tiananmen en 1989. Nada que esté dentro de la lista negra estipulada por los mandatarios chinos, quienes han sido denunciados por diferentes organizaciones por violar repetidamente las libertades civiles. «Será un día sombrío para Internet» «Si para acceder a su mercado Google ha aceptado las extremas normas de censura establecidas por China, será un día sombrío para la libertad en Internet. Resulta imposible ver cómo semejante decisión es compatible con el lema de Google ?Haz lo correcto?, y pedimos a la empresa que cambie de rumbo», afirma en un comunicado Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional sobre el terreno. El mismo Poon califica de «fuerte ataque a la libertad de información» los pasos de Google, quien «sentaría un escalofriante precedente y daría la victoria al gobierno chino». Por otro lado, señala una de las incógnitas más importantes sobre este movimiento, relativa a la Ley de Ciberseguridad de China aprobada en 2016, por la que el gobierno puede restringir el anonimato de la red, exigir datos personales de usuarios en su país (sean o no ciudadanos chinos) o «soporte técnico» en investigaciones nacionales. «¿Va Google a ceder y entregar datos personales si las autoridades chinas se los piden?», se pregunta el responsable de Amnistía Internacional. En la misma línea se muestra Maya Wang, su homóloga en la ONG Human Rights Watch: «Que Google esté desarrollando esta versión censurada de su motor de búsqueda en medio de una dura campaña nacional contra los derechos humanos en China es alarmante», explica a ABC la responsable de la ONG en el país. Además, apunta a la posibilidad de que este algoritmo censor del buscador «instigue los abusos del gobierno» a los ciudadanos. Las otras interesadas No sería lel primer intento de la firma por volver a competir en el mercado asiático. La compañía ha invertido grandes sumas en empresas chinas que pueden dar soporte a sus servicios online (entre ellas, JD.com, el «Amazon» local) y tiene planeado abrir un centro de investigación de inteligencia artificial. Tampoco habría sido la única tecnológica vetada que intenta su regreso: LinkedIn, la red social laboral por excelencia, censura contenido en China. O Facebook, que también desarrolló un algoritmo que respete las exigencias chinas y no muestre resultados «incómodos», tuvo durante unas horas el permiso para abrir una filial en la provincia china de Zhejiang, aunque finalmente se prohibió su establecimiento.
1389