Noticias de "google"

01-01-1970 | abc.es
Linkedin borra contenido yihadista que había albergado durante ocho años
Una veintena de documentos con contenido yihadista, consultados por miles de personas, ha estado en Linkedin desde hace aproximadamente ocho años, según el Instituto para el Cambio Global de Tony Blair. Estos archivos acaban de ser retirados de la red social profesional. Alertado por el Instituto Tony Blair para el Cambio Global, un grupo de expertos impulsado por el ex primer ministro británico, la red profesional ha eliminado el contenido yihadista de su red. Vistos más de 20.000 veces, algunos de ellos han estado en la red durante casi ocho años, según la BBC. El contenido invitaba a las personas a apoyar económicamente las actividades yihadistas, a reprender a los autores de las caricaturas de Mahoma y a incitar a la violencia o a morir como mártires. Fueron escritos por Anwar al-Awlaki, figura religiosa cercana a dos de los responsables del atentado del 11-S, y por Omar Bakri Muhammad, que jugo un papel importante en la radicalización de uno de los dos asesinos del soldado británico Lee Rigby en 2013. El Instituto Blair ha lamentado la lentitud de Linkedin en la eliminación de dicho contenido. «Facebook, Twitter y Google han realizado importantes esfuerzos para contrarrestar el uso de Internet por terroristas», ha dicho Mubaraz Ahmed, encargado de la investigación, a la BBC. «Otras plataformas no deben descuidar los riesgos». "Platforms must ensure that sufficient, effective reporting mechanisms are in place" @MubarazAhmed https://t.co/jNYSDRoYn1? Tony Blair Institute (@InstituteGC) 13 de diciembre de 2017Microsoft, propietaria de Linkedin desde 2016, es miembro del Foro Global de Internet para la Lucha contra el Terrorismo, creado en junio para coordinar la acción de los gigantes de internet en su lucha contra textos, imágenes o vídeos extremistas transmitidos a través de sus plataformas. En los últimos meses, la eliminación de dichos contenidos se ha convertido en una prioridad, con la creación de herramientas por parte de las principales redes sociales para detectarlos y eliminarlos.
01-01-1970 | abc.es
La actual Administración norteamericana cumple su objetivo de revertir la regulación sobre neutralidad de la Red, sentada en una Orden de la anterior Administración del año 2015. Esta Orden establecía una Internet neutral, es decir, libre de discriminaciones injustificadas, para cualesquiera aplicaciones y servicios. Dentro del mismo 2015, la propia Unión Europea aprobaba una norma de pautas similares. En una y otra se aseguraba así que, salvo causas absolutamente justificadas, el gestor de la red (léase Telefónica, Vodafone u Orange entre nosotros) no pueda bloquear o ralentizar tráfico en Internet. En suma, en las dos riberas del Atlántico se garantizaba que nadie se erija en «guardián» de Internet. Proyectos de tanto éxito mundial como Google o Facebook, el europeo de Spotify o el español de Tuenti quizá se hubieran quedado en nada, de haber podido ser «tabicados» e incluso excluidos de Internet cuando empezaban a despuntar. Por no hablar de que, sin una neutralidad que está en su ADN, Internet habría podido ser censurada desde sus mismos orígenes. No es casualidad que sea Internet uno de los primeros objetivos de control por parte de gobiernos autoritarios. Como tampoco que, incluso los gobiernos democráticos, deban alcanzar complejos equilibrios entre las libertades que Internet facilita y, por ejemplo, la seguridad que aquéllos han de garantizar. Aducir que, como hacen los defensores de esta nueva normativa anti-neutralidad, privilegiar ciertos servicios sobre otros beneficiará al consumidor, supone en el fondo aceptar que quienes gestionen las redes decidan por ellos con qué proveedores podrán beneficiarse más, siendo éstos siempre, eso sí, los que el gestor hubiera determinado de antemano. Mientras que argumentar, como asimismo hacen los defensores de esta nueva normativa, que nada tiene esto que ver con censura, implica ignorar que márgenes excesivamente amplios de gestión del tráfico pueden hoy comenzar con inocencia política, sin que nadie pueda mañana asegurar esa misma imparcialidad. La neutralidad de la Red es condición capital para que Internet conserve su esencia original. Internet fue concebida como una red que permitía la comunicación entre ordenadores sin barrera alguna; en palabras de sus pioneros, «de extremo a extremo». Es una red que se limita a eso, a permitir la comunicación, a enlazar. Lo hace sin indagar acerca de la tecnología que pueda estar detrás de los dispositivos enlazados. Lo hace sin dar un tratamiento distinto a según qué contenidos, en función de que puedan gustar más o menos a quien los envía o recibe, sea por razones políticas, económicas o de cualquier otra índole. Y, habiendo sido diseñada así por sus ingenieros? funciona, hasta el punto de haberse erigido en instrumento esencial para las libertades y el progreso de la Humanidad. Hagamos pues caso a los ingenieros cuando afirman: «Si funciona, no lo toques». No toquemos la neutralidad de la Red. Pablo García Mexía es jurista digital
01-01-1970 | abc.es
Después de años de debates, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en sus siglas en inglés) tiene previsto dar la puntilla este jueves a la neutralidad en la red , un conjunto de normas que buscan que la información que circula en Internet sea tratada con igualdad. Es decir, que los contenidos no puedan ser bloqueados, ralentizados o priorizados por las compañías proveedoras de Internet. La FCC podría permitir que las compañías segmentaran los precios de acceso a determinados contenidos -vídeo bajo demanda, por ejemplo- o que hicieran pagar más a creadores de contenido por obtener velocidades de descarga más rápida para sus productos. Para los detractores de la propuesta, acabar con la neutralidad en la red sería un golpe directo a la naturaleza abierta de Internet, que arrinconaría a las «start up» y a las pequeñas compañías -incapaces de pagar como los gigantes tecnológicos por una descarga rápida de sus contenidos-, deterioraría la libertad de expresión en la red y facilitaría el bloqueo de contenidos. Quienes lo defienden -en esencia, los proveedores de Internet- aseguran que la decisión abriría nuevos campos a la innovación y a la mejora de la infraestructura de las redes de banda ancha. En el centro de la polémica está Ajit Pai, el presidente de la FCC, nombrado para el cargo tras la llegada al poder de Donald Trump. Con el nuevo presidente, los miembros del consejo de la FCC nombrados por republicanos son tres, frente a dos demócratas. «Lo que en realidad significará la derogación de la neutralidad en la red es volver a tener un Internet gratis y libre», explicó Pai esta semana en la cadena Fox News. «El Gobierno ya no regulará cómo los proveedores de servicios o cualquier otra entidad en Internet gestionan sus redes». La apuesta de Pai es una reacción a la decision del anterior presidente de la FCC, Tom Wheeler, nombrado por Barack Obama, de convertir en 2015 el acceso a Internet en un servicio público, regulado igual que la conexión telefónica. Pai asegura que ese cambio ha hecho caer la inversión de las compañías proveedores en su redes un 5,6% en 2016, comparado con 2014, lo que acabará provocando menos innovación en accesos a la red más rápidos y mayores costes para los usuarios (otros estudios muestran que desde 2015, la inversión total de esas compañías ha crecido un 5%). «Transparentes» El plan de Pai es que el acceso a Internet deje de ser un servicio público y que su supervisión la compartan la FCC y la Comisión Federal de Comercio, con el objetivo de que no incurran en prácticas fraudulentas y que sean «transparentes» sobre su tratamiento de contenidos. Michael Powell, ex presidente de la FCC con Bill Clinton y George W. Bush, ha defendido la propuesta de Pai y ha asegurado que no afectará a un Internet abierto porque es en el interés económico de los proveedores de Internet que siga siendo así. A pesar de todo ello, la mayoría de analistas ven varios efectos claros a la votación para acabar con la neutralidad en la red: las proveedoras de Internet crearán servicios de priorización, con más velocidad para determinados contenidos. Pero antes de ello, y de forma inmediata, se desatará una batalla legal y legislativa contra la decisión. Con anterioridad, varias sentencias judiciales han defendido la regulación de Internet como servicio público. La oposición demócrata se ha posicionado en pleno contra la decisión y plantará batalla en el Congreso. Algunos miembros díscolos de los republicanos, como la senadora Susan Collins, han defendido la neutralidad en la red, mientras que Mike Coffman, compañero de partido en la Cámara de Representantes, exigió este lunes a la FCC que retrase la votación y que permita al Congreso tratar el asunto a fondo. Desde la llegada de Pai, la reacción de asociaciones de usuarios y de los creadores de contenido en Internet ha sido furibunda. Hoy habrá protestas delante de la FCC, una extensión de una campaña durante meses en Internet. Una encuesta de la Universidad de Maryland muestra que el 83% de los estadounidenses están en contra del fin de la neutralidad en la red, incluidos tres de cada cuatro votantes republicanos. Quienes han bajado la presión han sido los gigantes de Internet como Google, Facebook, Netflix o Amazon, que tuvieron una actitud muy combativa al principio en la defensa de la neutralidad. Ahora quizá lo dan por hecho y se preparan para adaptarse a un nuevo ecosistema.
01-01-1970 | abc.es
Fin de la neutralidad en la Red: Internet a dos velocidades
El temor de los detractores de la reforma en EE.UU. que permitiría a los proveedores de internet bloquear o frenar a su antojo el tráfico de datos -y que ha sido aprobado este jueves por la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU.- es bastante justificado dado que favorecería un internet a dos velocidades, según el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), Miguel Pérez Subías. El presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), que además es ingeniero de Telecomunicación, ha hecho estas declaraciones a Efe sobre el polémico asunto de la «neutralidad de la red» y en la que ha salido adelante gracias a tres votos en contra de los dos demócratas. Los cambios tienen un alcance mundial, dada la globalización de servicios de comunicaciones e internet de todos los países, con la conexión de cualquier territorio con Estados Unidos, que además es el de principal acogida de operadores y proveedores de servicios de internet. A modo de ejemplo, si Telefónica se conecta con algún proveedor estadounidense se verá afectada en la velocidad de sus servicios dependiendo del contrato o no de transmisión que tenga la empresa con la que conecta en EEUU. Efectos en España y en Europa Por ello, aunque la legislación sea estadounidense, todos los agentes de servicios de internet, también los españoles, se verían finalmente afectados, explica a Efe el ingeniero de Telecomunicación Rubén Cuevas, de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M). Aunque España está sujeta a las normas que fija la UE con relación a la neutralidad de la red, las estrategias de EEUU «acabarán influyendo en el mercado y normativa europea», dado que los grandes operadores de internet en términos de tráfico y de negocio están en EE.UU, explica por su parte el presidente de la AUI. Debido a que «las grandes compañías en internet son muy grandes», la reforma en EE.UU. exacerbaría aún más su «status quo» frente al de otros agentes en la red más pequeños, que tenderían a desaparecer porque no podrían pagar para agilizar sus servicios, advierte Pérez Subías. Precisa no obstante que una absoluta neutralidad tecnológica en internet no es factible, porque todas las redes se gestionan de alguna manera independientemente del operador. «Un tema de competencia» A modo de ejemplo, Google podría acelerar los servicios de Telefónica o de cualquier otro operador o empresa con un simple contrato. «Al final es un tema de competencia», puntualiza Pérez Subías. Otros servicios no lucrativos para las redes, como los formalizados entre particulares que no pagan nada también podrían desaparecer por ese mismo concepto de rentabilidad, explica. El presidente de la AUI recuerda que la base conceptual de la neutralidad de la red es que los «bits» o datos en tránsito sean tratados igual, independientemente del canal por donde circulen o quien los solicite sin que se discrimine en función de nada, pero técnicamente eso es imposible, insiste. «Todas las redes se gestionan», y se priorizan servicios, de modo que la información en cada caso se trata de forma diferente para ofrecer mejores servicios, de acuerdo a necesidades fundamentalmente tecnológicas como la exigencia de distintas velocidades de conexión o accesos.
01-01-1970 | abc.es
EE.UU. firma el adiós a la neutralidad en la Red
Los manifestantes depositaban ayer ramos de flores a las afueras del edificio de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en sus siglas en inglés), en Washington. «La neutralidad en Internet ha muerto» era el mensaje de la protesta. Dentro, los consejeros de la FCC celebraban una votación esperada y temida durante meses. Con el voto a favor de los tres consejeros nombrados por los legisladores republicanos frente a los dos votos en contra de los designados por la oposición demócrata, el FCC dio la puntilla a la llamada «neutralidad en la Red». Además, retiró la calificación de «servicio público» al acceso a Internet, comparable a las comunicaciones telefónicas, que había impuesto la anterior comisión, de corte demócrata, en 2015, bajo la presidencia de B arack Obama. «Esto no va a destrozar Internet, ni va a acabar con Internet como ha sido hasta ahora. No mata a la democracia ni limita la libertad de expresión», aseguró el presidente de la FCC, Ajit Pai, que llegó al cargo hace once meses tras la designación del actual presidente de EE.UU., Donald Trump. ¿Qué es la neutralidad en la Red? La neutralidad en la Red es, en esencia, una serie de normas que garantizan que los contenidos son tratados de igual forma por las compañías proveedoras de Internet. Impide que Comcast, Verizon o AT&T den más o menos velocidad a la distribución de contenidos específicos en sus redes. La desaparición de la neutralidad les permitirá la creación de un Internet de distintas velocidades que priorizará determinados contenidos. En principio, los que estén dispuestos a pagar más por estar en esas avenidas más rápidas. Pero también se podría llegar a discriminar contra otros contenidos por motivos ideológicos. La visión de Pai y de los defensores de acabar con la neutralidad es muy diferente: las compañías podrán ofrecer más opciones, podrán invertir más, habrá más competencia y, al final, mejor servicio y variedad de productos para los consumidores. «Estamos ayudando a los consumidores y promoviendo la competencia», aseguró Pai ayer antes de la votación. «Los proveedores de banda ancha tendrán más incentivos para construir nuevas redes, en especial en las zonas que más lo necesitan». Uno de los argumentos de Pai en los meses durante los que se ha deliberado el fin de la neutralidad en la red es que la alta regulación de la era Obama ha atenazado a las proveedoras de Internet, cuya inversión en redes ha caído. Repercusión para los usuarios Estas compañías han insistido en que la experiencia de los consumidores no va a cambiar en nada y han prometido que no tomarán medidas que deterioren un Internet libre y abierto como el que ha existido hasta ahora. Las asociaciones de consumidores y el sector de Internet que crea contenidos -y que podría verse perjudicado por la segmentación de los precios en el acceso a ellos- no se lo creen. Las protestas se han alargado durante meses, desde que Pai anunció sus planes para eliminar la neutralidad. «Confiar en que las proveedoras cumplirán sus promesas no es neutralidad en la red y es mala para los consumidores», aseguró Michael Beckerman, presidente y consejero delegado de la Internet Association, patronal que representa a gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Amazon. Y tienen motivos para no confiar: el mismo día que Pai anunció su plan para acabar con la neutralidad, Comcast retiró de su web una promesa pública de no establecer canales de diferentes velocidades en Internet. «Si no tenemos normas sobre neutralidad en la red que protejan la igualdad online, entregamos a los proveedores de Internet la capacidad de elegir vencedores y perdedores», aseguró Steve Huffman, consejero delegado de Reddit, en una entrevista a ?The New York Times?. Y ahora, ¿qué? La decisión del FCC abre una batalla legal con muchos frentes. La Internet Association ya ha asegurado que plantea llevar la votación a los tribunales, algo que también han expresado otros grupos como Public Knowledge o la Coalición Nacional de Medios Hispanos. La oposición política de los demócratas también ha sido frontal y a ella se han sumado algunos republicanos. La senadora republicana Susan Collins y el independiente Angus King pidieron a última hora que se cancelara la votación. «Es un asunto de gran importancia con implicaciones significativas para nuestra economía y por ello merece el proceso más completo, deliberado y razonado posible», exigieron en una carta conjunta.
01-01-1970 | abc.es
Silencio de las multinacionales ante el fin de la neutralidad de Internet
Desde el lado de las multinacionales, el silencio. Tras el debate generado con la aprobación de la reforma propuesta por la Comisión Federal de Comunicaciones sobre el fin de la neutralidad en la Red, compañías como Google, Microsoft o Facebook no han emitido comunicados oficiales sobre su postura ante la nueva legislación o empresas como Netflix, han realizado «tímidas» muestras de rechazo ante la nueva situación. Una postura contraria a la adopotada por los llamados «pioneros de la neutralidad en la Red», ideólogos y tecnócratas que han firmado una carta abierta en contra de la medida. Google ha mantenido un perfil bastante bajo en el reciente debate sobre la neutralidad de la red, emitiendo un liviano comunicado afirmando que las reglas actuales estaban «funcionando bien» y que estaba «decepcionada» por la nueva propuesta. Integrante de la Asociación de Internet, en la que también están inscritas Facebook o Amazon, la agrupación ha mantenido una posición moderada en comparación con la proactividad mostrada en 2006, cuando Sergey Brin, uno de los cofundadores de la compañía, se presentó en el Capitolio para defender la importancia de la neutralidad de la red, tal y como recuerda el New York Times. Apple no ha querido mezclarse demasiado con el asunto, aunque criticó los «carriles rápidos» y enfatizó en la importancia de una internet abierta. «La igualdad de trato es fundamental para la innovación en una economía digital y para la democracia. Si la FCC no proporciona esta protección básica, instamos al Congreso a que intervenga», Tim Cook, CEO de Apple, afirmó antes del voto. Después, silencio. Por su parte, aunque los responsables de Facebook fueron algunos de los activistas más críticos contra el fin de la neutralidad de la red, la compañía de Mark Zuckerberg parecía estar más ocupada en los últimos tiempos de las consecuencias de la propaganda rusa en Facebook. También Microsoft no ha emitido ningún comunicado oficial tras la votación de la medida propuesta por la FCC, aunque en verano aseveró que «ahora no es el momento para que la comisión abandone sus reglas abiertas de internet». Muy comentada ha sido el tuit de Netflix del 21 de noviembre abogando por la neutralidad en la Red, que algunos usuarios criticaron por ser una postura demasiado escueta. Además, Redd Hastings, CEO de la compañía, se desmarcaba del debate afirmando que este asunto «ya no era la batalla principal» de la empresa porque Netflix ahora es lo suficientemente grande como para asegurar las ofertas que necesita con los proveedores de acceso a internet. Washington y su hostilidad «Las principales compañías tecnológicas son muy conscientes de que Washington se ha vuelto hostil», ha asegurado al New York Times Harold Feld, vicepresidente de Public Knowledge, un grupo sin fines de lucro estadounidese que apoya la neutralidad de la web. «En este entorno, las grandes compañías de tecnología intentan mantener un perfil bajo y jugar a la defensa en lugar de tomar posiciones que llamen la atención».
01-01-1970 | abc.es
«El único límite para la inteligencia artificial es la imaginación»
¿Cómo se está comportando el nuevo Mate 10 en el mercado español? Realmente bien. Puedo decirle que el número de reservas ha duplicado al de nuestro reciente P10. ¿Cuál cree que es la razón? Creo que la principal es el producto mismo, y el hecho de que el Mate 10 es el primer móvil que incorpora inteligencia artificial en su procesador, que es capaz de tomar sus propias decisiones para ofrecer la mejor experiencia a los consumidores. Un buen ejemplo es la cámara, que reconoce lo que tiene delante y ajusta sus parámetros automáticamente para conseguir la mejor imagen. ¿Cree usted realmente que los consumidores entienden lo que es la inteligencia artificial? Es posible que no, pero lo que si entienden son los resultados. Y se dan cuenta de que, cuanto más lo usan, mayor es la eficiencia de su teléfono. Ven que la cámara «entiende» lo que tiene delante y que con ella pueden obtener fotos excepcionales. Y que la batería dura mucho más que la de cualquier rival en el mercado. Todas esas mejoras son posibles gracias a la aplicación de la inteligencia artificial. Y eso, los usuarios sí que lo saben. El mercado español lo ha entendido muy bien, y por ello es uno de los más importantes para Huawei. Como usted ha dicho, para los consumidores lo más importante son los resultados, y éstos se consiguen con aplicaciones. ¿Cuántas aplicaciones existen ya que sean capaces de aprovechar la inteligencia artificial del Mate 10? ¿Y qué aplicaciones inteligentes podremos ver en el futuro? Esa es una de las cuestiones más importantes para nosotros y a ello estamos dedicando grandes inversiones. Precisamente, hace tres meses, en Madrid, celebramos unas jornadas para fomentar la creación de un «ecosistema inteligente». Y llegamos a varias conclusiones. La primera, que ese ecosistema debe ser abierto, de forma que cualquiera pueda aprovechar y utilizar las aplicaciones de los desarrolladores. ¿Están ustedes fomentando una comunidad específica de desarrolladores que cree aplicaciones para la inteligencia artificial? Sí, estamos trabajando en eso. Y ponemos a su disposición nuestras plataformas de desarrollo, que son abiertas. ¿Cuándo veremos los primeros resultados? Ya hay resultados, y a medida que surjan nuevas apps, habrá más. Por ejemplo, hemos desarrollado junto a Microsoft un traductor que va mucho más allá de cualquiera de los que existen hoy en día. Y esa app viene precargada en el móvil. De la misma forma, trabajamos con otras grandes compañías en los campos más diversos. Es un proceso que está en marcha, que crece día a día y que se traduce en un número cada vez mayor de aplicaciones concretas que se basan en el uso de la inteligencia artificial. La cámara del Mate 10, por ejemplo, es capaz de distinguir muchos de los objetos que tiene delante. Si enfocamos un vaso, un perro, un rostro? la cámara lo reconoce, muestra un icono en pantalla que representa al objeto y se configura sola para fotografiarlo. ¿Cómo se consigue eso? Hemos alimentado al procesador con más de 100 millones de imágenes, de forma que, cuando la cámara enfoca un objeto, compara lo que tiene delante con esa «experiencia previa» y decide cuál es la mejor combinación de parámetros para obtener la mejor fotografía. El procesador, gracias a los sensores del teléfono, es capaz de aprender, de recopilar datos de su entorno, de valorarlos y de decidir una estrategia de acción. Es algo revolucionario, y lo mismo que hace nuestro cerebro en cada momento del día. ¿Y en cuanto al rendimiento? Ningún usuario utiliza su móvil de la misma forma. Algunos ven muchos vídeos, otros juegan, otros solo utilizan las redes sociales o el correo, o se dedican a hacer miles de fotos? El teléfono aprende de los hábitos de uso de cada uno y se auto configura para conseguir el máximo rendimiento, o la máxima duración posible de la batería. A medida que haya nuevas aplicaciones, la inteligencia artificial se usará muy pronto para muchas otras cosas. ¿Cómo por ejemplo? Para reconocer cualquier objeto y mostrarle al usuario dónde puede comprarlo y a qué precio, para la salud, utilizando los sensores del móvil para recabar datos de temperatura, expresión facial, pupilas, sudoración, etc? ¿Por qué cree que el sistema de inteligencia artificial de Huawei es mejor, por ejemplo, que el que desarrollan otras grandes compañías como Google, IBM o Apple, que también ha incorporado un procesador neural en su último iPhone X? En primer lugar porque, a diferencia de Apple, el nuestro es un sistema abierto. En segundo porque, a diferencia de Google, nuestro sistema está en el propio dispositivo, y no en la nube. ¿Por qué tenemos que enviar a la nube nuestros datos en lugar de tenerlos guardados de forma segura en nuestro propio móvil? Además, el hecho de que la IA esté en el móvil supone una mayor velocidad de proceso, ya que no tenemos que conectarnos a la nube, pedirle que ejecute lo que queramos hacer y esperar a que nos devuelva los resultados. El procesador neural integrado hace todo eso en tiempo real. Por no hablar de la privacidad. Cualquier dato que enviemos a la nube puede ser interceptado por terceros, cosa que no sucede si esos datos no salen de nuestro dispositivo. Toda nuestra información está dentro del propio móvil, que la procesa de forma inteligente, y no necesita transmitirse a ningún otro servidor lejano. Es decir, que es el propio teléfono el que va aprendiendo nuevas cosas sobre nosotros, y toda esa información no se envía a ninguna otra parte. Exactamente. Se queda en el teléfono, cuyo cerebro inteligente procesa lo aprendido para obtener siempre el mejor resultado, ya sea en los hábitos de uso, en fotografía o en cualquier otro campo al que se dediquen las nuevas aplicaciones de las que hablábamos antes. ¿Qué tipo de cosas nuevas puede aprender el Mate 10? Cualquier cosa relacionada con el comportamiento personal al usar el teléfono. O con el tipo de fotografías que hacemos. Por ejemplo, si abro Whatsapp, el móvil lo sabrá, y tratará que esa comunicación que estoy teniendo sea lo más rápida y fluida posible. Lo mismo sucederá con cualquier otra aplicación. El móvil sabrá qué estoy usando y se ajustará para que esa app que acabo de abrir funcione lo más rápido y con el mayor rendimiento posible. Es decir, tomará continuamente decisiones para mejorar su eficacia en el desempeño de la tarea que estemos haciendo en cada momento. Esa forma de funcionar, parecida a la del cerebro humano, es completamente nueva y es lo que hace que nuestros teléfonos, a medida que adquieren nuevas experiencias, sean cada vez más inteligentes y productivos. Hay quien piensa que las máquinas inteligentes pueden traer nuevos peligros para nosotros? ¿Qué peligros? Es cierto que las máquinas pueden ser mucho más rápidas que nosotros, pero no creemos que eso suponga ningún peligro. Al contrario, nos ayudarán en muchas de nuestras tareas y nos harán la vida más sencilla. Por ahora, Huawei está usando la Inteligencia Artificial en dos campos concretos, la fotografía y el propio rendimiento del terminal? Es más o menos eso. En esta fase inicial, estamos usando la Inteligencia Artificial para mejorar el rendimiento del terminal, la duración de la batería o las fotos que hacemos. Pero en esencia, lo que de verdad importa es la capacidad de aprendizaje del propio teléfono. Y esa se desarrollará a medida que surjan nuevas aplicaciones para usos concretos. Habrá miles de ellas, para las cosas más variadas, capaces de aplicar la AI. En este camino, ¿Cuál será el siguiente paso? Serán varios. Salud, viajes y juegos serán, seguramente, los primeros en llegar. Y luego depende de las ideas de los desarrolladores para aplicar la AI a problemas concretos, con aplicaciones concretas. El único límite es la imaginación.
01-01-1970 | abc.es
Magic Leap One, las futuristas gafas de realidad mixta se muestran por primera vez
Muchos rumores y pocas certezas han circulado en torno a las Magic Leap, las gafas que dan nombre a la compañía que aún no ha lanzado ningún producto al mercado pero que prometen ser la revolución en la realidad aumentada (el paso siguiente a la realidad vitual). Hasta ahora. En un movimiento sorpresa, la compañía, financiada por Google, de Mountain View ha mostrado la primera imagen oficial del dispositivo con un diseño futurista que promete el disfrute de la realidad mixta (combinación de aumentada y virtual). World, meet Magic Leap One. Magic Leap One, meet the world. More at: https://t.co/LbHY82tYUC pic.twitter.com/2iXgyPs21K? Magic Leap (@magicleap) 20 de diciembre de 2017Aunque se anuncia su venta para 2018, las Magic Leap One -el nombre oficial del dispositivo- aún no están abiertas a reservas. Desde Magic Leap describen estas gafas como «una plataforma informática con un nuevo conjunto de capacidades». Con ellas, el usuario puede desde navegar por internet a ver películas, pasando por encuentros virtuales con otras personas que posean la misma tecnología. «Con la potencia y el rendimiento de una computadora portátil», estas gafas poseen también una unidad de procesamiento capaz de ofrecer gráficos de alta calidad -gracias al sistema Lightpack-, con lo que el usuario también podrá disfrutar de videojuegos. Se trataría de la competencia directa de las HoloLens de Microsoft, que combinan tecnología inalámbrica con inteligencia artificial y que ya están disponibles en el mercado. Aún sin precio of icial, desde la compañía solo aportan una web oficial para mantener informados de las novedades del producto a los potenciales compradores.
01-01-1970 | abc.es
Facebook sabe quién eres incluso si no publicas una fotografía tuya
Desde el año 2010 Facebook ha estado coqueteando con la tecnología de reconocimiento facial para procesar las imágenes que sus usuarios publican. En parte, ha contribuido a organizar y gestionar el contenido multimedia fácilmente, pero lo defensores de la privacidad han puesto en reiteradas ocasiones el grito en el cielo. A partir de ahora, la red social más importante del mundo informará a los usuarios cuando se publique una fotografía o imagen de ellos mismos en la plataforma, incluso cuando no hayan sido identificados por su nombre mediante las etiquetas. Una fórmula que aprovecha su avanzado sistema de reconocimiento facial, una de las tendencias más en boga en la actualidad. «Estamos haciendo esto para evitar que las personas ocupen el lugar de otros en Facebook, por ejemplo, usando la foto de otra persona como una foto de perfil», señala en un comunicado Joaquin Quiñonero Candela, director de Machine Learning de Facebook. Hasta ahora, la firma norteamericana ya utilizaba esta tecnología para detectar en una fotografía los rostros de las personas que aparecen. La compañía «vende» esta nueva característica así: «sepa cuándo aparece en las fotos en Facebook». «Estamos haciendo esto para evitar que las personas ocupen el lugar de otros en Facebook, por ejemplo, usando la foto de otra persona como una foto de perfil» El sistema, al igual que sucede en otros servicios experimentados por firmas como Apple o Google, sugiere el nombre de un amigo que está presente. Una función opcional que está diseñada para informar automáticamente a la persona interesada que una imagen suya se ha publicado en un perfil. Muchos usuarios, sobre todo aquellos que ya llevan unos años formando parte de la comunidad y se preocupan por su privacidad, tienen activado sendas alertas para que una imagen en la que aparece requiera del visto bueno previo para que aparezca en su muro. Son habituales los «troleos» entre amigos cercanos y, dado que una imagen controvertida puede provocar incluso que no logre un puesto de trabajo deseado, se evita así que las fotografías en las que, por ejemplo, una persona siente que no sale demasiado afortunado no pueda ser consultada por el resto de contactos que revisan su perfil. Ahora, si determinada persona está en una fotografía Facebook informará a través de una alerta en forma de notificación que es posible que alguien haya subido una imagen sin tu permiso, «incluso si no has sido identificado o etiquetado», señalan las mismas fuentes. De forma que cuando la plataforma detecte una imagen en la que apareces se le notificará. Entonces, el usuario podrá etiquetarse directamente para que aparezca en su muro o, simplemente, solicitar a la persona que ha publicado el material que lo elimine. Sin embargo, este escenario puede generar ciertos conflictos y dar pie a situaciones de acoso. En cualquier caso, se trata de una opción que podrá ser desactivada. Esta función, que se implementará próximamente, permitirá a las personas etiquetarse en la foto si lo desean o expresar sus preocupaciones o reservas a la persona que publicó las imágenes, argumentan desde la multinacional norteamericana, cuya red social alberga a más de dos mil millones de usuarios registrados. Por el momento, el reconocimiento facial no está disponible en Canadá y la Unión Europea, garantizan desde Facebook, regiones en donde la protección de datos y las regulaciones de privacidad son más estrictas. Muchas aplicaciones Los sistemas de reconocimiento facial no son nuevos. Se lleva experimentando con ellos desde hace mucho tiempo en las plataformas digitales, aunque su evolución se va depurando. No son perfectos, y a veces dan resultados polémicos, como se ha producido en diversas ocasiones por el modelo implantado por Google en sus servicios como Photos. En algunas ocasiones se ha llegado a confundir a personas negras con simios. Apple también ha implementado esta tecnología en sus productos como en iOS. El sistema operativo móvil (iPhone y iPad) es capaz de organizar las fotografías por personas y, mediante algoritmos informáticos, puede incluso sugerir recuerdos e imágenes que considera más importantes en función de una serie de parámetros.
01-01-1970 | abc.es
«Marzipan», el proyecto secreto de Apple para combinar iPhone, iPad y Mac
Es un plan lógico, pero no por ello menos sorprendente. Apple estaría planeando un solo tipo de aplicaciones para todos sus dispositivos: iPhone, iPad y Mac. Los dos primeros trabajan con el sistema iOS, y sus aplicaciones se pueden encontrar a través de la conocida App Store. Sin embargo, para sus ordenadores de sobremesa, la compañía de la manzana utilizaba aplicaciones con el sistema macOS, disponibles a través de la Mac App Store y ampliamente criticada por los usuarios por su falta de renovación y actualización de herramientas tan básicas como Twitter. Así, el proyecto secreto «Marzipan», vendría a poner fin a este problema, según informa el portal Bloomberg. Los desarrolladores estarían trabajando en un software para crear un solo tipo de aplicación que funcione en todos los dispositivos de Apple. La idea sería implementar este sistema a partir del próximo otoño y se convertiría en una de las principales líneas de acción de la compañía de cara al 2018. La conferencia anual de la compañía se celebra en verano, por lo que la fecha tiene muchas papeletas de convertirse en el anuncio oficial de este nuevo software. Otros intentos anteriores Apple no es el primero en acercar las aplicaciones móviles y de escritorio. Antes de suspender el software de Windows para teléfonos inteligentes, Microsoft Corp. impulsó una tecnología llamada Universal Windows Platform que permitía a los desarrolladores crear aplicaciones únicas que se ejecutarían en todos sus dispositivos: tabletas, teléfonos y computadoras integrales. Del mismo modo, Google ha llevado la tienda de aplicaciones móviles Play a algunas computadoras portátiles que ejecutan su sistema operativo Chrome de escritorio, permitiendo que los usuarios de computadoras ejecuten aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas como Instagram y Snapchat.
1410