Noticias de "google"

26-09-2016 | abc.es
El robo de datos, la puntilla que le faltaba a Yahoo
Era el 29 de agosto. Un usuario que se hacía llamar «Peace» comienza a mover sus hilos en la llamada Internet Profunda para tratar de vender datos personales extraídos de 500 millones de cuentas robadas a finales de 2014. Este pirata informático, dicen los mentideros de internet, ya se hizo con los datos de usuarios de otras plataformas como MySpace y LinkedIn para tratar de comercializarlas en el mercado negro, un negocio lucrativo. En las cañerías de la Red habitan tipos sin arte, individuos desalmados y dudosos comerciantes. Aunque en la jungla pululan actividades supuestamente ilegales, no todo es oscuridad. La Deep Web suma ese 90% de los contenidos digitales que, por una u otra razón (pidan explicaciones a Google), no se encuentra indexado. Y todo aquello que no lo recoge la araña del motor de búsqueda no existe. Yahoo se inventó en 1994. Google llegó un tiempo más tarde, en 1998. Era una época dorada para las empresas de internet. No habían las velocidades actuales. El duro proceso de reconversión industrial (llámelo transformación digital) no había iniciado todavía su rodillo devastador. Y estada todo por llegar. Sus creadores, David Filo y Jerry Yang, habían surgido de la Universidad de Stanford. Tuvo un gran éxito. Al mismo tiempo que ganaba popularidad se abría el abanico de servicios, una serie de servicios que fueron, durante mucho tiempo, el pan de cada día para millones de personas. Aquello acabó. Yahoo llegó a convertirse en el principal motor de búsqueda de internet, pero su caída comenzó cuando tuvo que empezar a competir con Google, actualmente la segunda empresa por capitalización bursátil en Estados Unidos por detrás de la todopoderosa Apple. Los conflictos internos, el proceso de ajuste que ha afectado a miles de puestos de trabajos (llámelo despidos, en concreto unos 2.800), pérdida de cuota de mercado en los deferentes segmentos y unas decisiones no siempre acertadas le ha llevado a la deriva pese a los esfuerzos de su actual consejera delegada, Marissa Mayer, que desembarcó en la cúpula de la empresa norteamericana como la gran salvadora. Desde 2012, año que adquirió el cargo, ha cambiado la imagen de la firma o compras de «startups» como la de Tumblr por 856 millones de euros (por cierto, la firma que popularizó esos de los «memes» que se estilan tanto hoy en día). Nada de ello ha propiciado devolver a su estado inicial. Todo lo contrario. La compañía de telecomunicaciones Verizon salió al rescate con el anuncio de compra de Yahoo tras acordar el desembolso de 4.300 millones de euros, una quinta parte de lo que llegó valorarse (llegó a tener una capitalización bursátil de más de 125.000 millones de dólares). ¿Qué quedará de aquella Yahoo? ¿Logrará el reto de convertirse de nuevo en una referencia en internet? En ese contexto, existen dudas acerca del futuro de su consejera delegada, que tras formalizarse el acuerdo podría perder su puesto pero, por contra, recibir una sustancial indemnización. La situación se ha agravado en las últimas semanas a raíz de este robo masivo de datos (un total de 500 millones de cuentas en riesgo, el mayor «hackeo» de la historia, según la empresa de seguridad Symantec). Yahoo se enfrenta a una significativa presión para intentar explicar la inmensa fuga de datos personales. Pero esta no es la primera vez que es la víctima de la infiltración ilegal en sus bases de datos. Ya en 2012 los piratas informáticos lograron acceder a las contraseñas y nombres de usuario de 453.000 cuentas. Este incidente (por así decirlo) pone nuevamente en duda el futuro de la compañía. Los casos de ataques masivos se han convertido en el gran temor de las empresas. Grupos financiados por administraciones (Estados) han comenzado su andadura. Y más allá de Yahoo, los ciberdelincuentes se han multiplicado para dirigir sus actividades contra otros grandes grupos como JPMorgan, Home Depot, Sony o Adobe. La proliferación y crecimiento de los ataques cibernéticos ha llevado a la industria de la tecnología a poner en marcha un programa para notificar a los usuarios cuando están seguros que se ha llevado a cabo un ataque por parte de una entidad subvencionada por un estado.
23-09-2016 | abc.es
Edward Snowden aconseja no usar Google Allo, la aplicación que se entromete en las conversaciones
La aplicación de chats de Google, Allo, llega al mercado entre críticas a sus sistema de seguridad. Algunas características anunciadas en mayo, como la encriptación punto a punto por defecto, ha sido eliminada a última hora, lo que ha motivado a Edward Snowden, antiguo empleado de la CIA y de la NSA, a desaconsejar completamente su uso. «Gratis para descargar hoy: Google Mail, Google Maps y Vigilancia de Google. Eso es #Allo. No uses Allo», advirtió a través de su cuenta de Twitter Snowden, el ex técnico de inteligencia que reveló en 2013 los programas de espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA). Free for download today: Google Mail, Google Maps, and Google Surveillance. That's #Allo. Don't use Allo. https://t.co/EdPRC0G7Py? Edward Snowden (@Snowden) 21 de septiembre de 2016La cuestión es que la aplicación fue anunciada como un paso hacia el frente respecto de la privacidad de las comunicaciones. Ahora se ha descubierto que, más allá del Modo Incógnito con el que se puede usar la app, la versión lanzada almacena todo los mensajes por defecto, lo que sugiere un claro cambio respecto de las declaraciones previas de Google, según las cuales los mensajes se almacenarían transitoriamente y de forma que no pudiesen ser identificados, analizó el sitio especializado «The Verge». El hecho de que los registros permanecen hasta que el usuario los borre, dándole a Google acceso por defecto al historial completo de conversaciones en la app supone un retroceso en lo que a privacidad se refiere. Edward Snowden asegura que la inteligencia norteamericana se apropia de los datos de los usuarios a través de los mensajes enviados de la app, que no están de modo incógnito por omisión Google Allo es un servicio de mensajería presentado en mayo de este año en la conferencia para desarrollo Google 2016, en Moutain View, California, Estados Unidos, informó la compañía. La nueva aplicación de mensajería inteligente ofrece respuesta al interlocutor basándose en la conversación. Por ejemplo, si está haciendo planes para ir a cenar, Google Allo le mostrará restaurantes cercanos.
23-09-2016 | elpais.com
La nueva tendencia tecnológica se llama ?movimiento maker?
Google dedica su quinto evento anual TrendSpain a la fabricación de objetos tecnológicos
23-09-2016 | abc.es
Twitter se dispara en bolsa ante la «oferta formal» de compra por parte de Google
Venta, acuerdo o un nuevo rumor. Twitter ha recibido oferta formal de compra por parte del gigante de internet Alphabet (Google). La multinacional norteamericana desarrolladora del popular servicio de «microblog» se encuentra en un proceso de negociación con otros candidatos como Salesforce, firma de servicios digitales. Según adelanta la cadena «CNBC», Google ha ofrecido una oferta de compra para hacerse con la plataforma del pajarito azul, que actualmente se encuentra inmerso en una falta de crecimiento de su número de usuarios. Por ahora, ha trascendido que Twitter ha entrado en conversaciones con posibles pretendientes entre los que se incluye, además, la empresa Salesforce. La primera consecuencia de la noticia es que la red social se ha disparado en bolsa. Una hora después de la apertura de la jornada en Nueva York (NYSE), Twitter había subido más de un 21 por ciento, un fuerte contraste con la depreciación de un 3,11% desde que comenzó el año 2016, un 15% en los últimos doce meses. Aun así, según el mismo canal, que cita fuentes al tanto de esas negociaciones, no está previsto que el acuerdo se materialice de forma «inminente». Twitter perdió casi 187 millones de dólares en los seis primeros meses del año y sus ingresos se situaron en casi 1.200 millones de dólares, según anunció a finales de julio al presentar sus resultados trimestrales. La empresa fundada por Jack Dorsey en 2006, que volvió a ocupar el puesto de consejero delegado hace unos meses, sigue sin encontrar una fórmula para lograr ampliar sus usuarios activos, que se sitúan en la actualidad en unos 313 millones.
23-09-2016 | abc.es
¿Quién gana a quién en internet?
¿Facebook o Twitter? ¿Pinterest o Instagram? ¿Spotify o Apple Music? Son muchas las batallas que se libran en internet entre redes sociales, servicios de mensajería o de música en «streaming». Enfrentamientos menores, arduas disputas, luchas cruentas entre, algunos, gigantes de la tecnología que mueven millones de dólares en ingresos y, por supuesto, millones de datos personales, el gran negocio de los últimos tiempos. Pero nos encontramos en un panorama cambiante. Al igual que sucede en la tecnología de consumo, las empresas veteranas del sector -salvo honrosas excepciones- han cedido el testigo a empresas más jóvenes. Allí están las Nokia o las BlackBerry que quasi no tienen presencia en los mercados. Aunque Apple, con cuarenta años a sus espaldas, sigue cosechando éxitos y, en muchos aspectos, marcando la pauta en la innovación, hoy en día son otras marcas de menos de veinte años de existencia las que arrastran a los consumidores. Y en el ámbito de internet y los servicios digitales está sucediendo tres cuartos de lo mismo. Yahoo está, prácticamente, desaparecida. Su esperanza es sobrevivir a manos de la teleoperadora Verizon. Google, sin presencia en el mundo social, busca penetrar en otros sectores y alejarse de la coletilla de «motor de búsqueda». Hoy en día es Facebook la empresa modelo. En esta jungla digital, los usuarios de redes sociales y aplicaciones comienzan a distanciarse unos de otros, no solo por cuestiones evidentes como la edad. Bien se sabe que los jóvenes, por regla general, huyen de los espacios en donde se encuentran los adultos y sus padres. Y Facebook, con más de 1.710 millones de usuarios, corre el riesgo de tocar su techo de crecimiento y comenzar a observar cómo una generación llamada «Millennial» toma posiciones fuera de sus fronteras. Su objetivo, buscar otros lugares (virtuales) donde pasar el rato, divertirse, entretenerse y estar, como es de recibo, en comunicación permanente con sus amigos. Hubo un tiempo, sí, en que Twitter y Facebook se podían equiparar. Vistos los ritmos de crecimiento de uno y otro, y los derroteros por donde han sumado, hoy en día son firmas incomparables. Aunque en los últimos años han querido abrazar de manera recíproca servicios y funcionalidades propias de la filosofía de cada bando. Ha llegado un momento en el que no existe confusión: siempre sirvieron para distintos fines, algo que tal vez la red del pajarito azul no ha llegado a comprender en los últimos tiempos. Sus vaivenes, ensayos, cambios y experimentación no han logrado cautivar al gran público y, con un acumulado de 313 millones de usuarios, no hay día en que no se rumoree el interés de una empresa mayor en hacerse con los servicios de esta plataforma que es sinónimo de telerrealidad, comunicación en tiempo real y ha creado formas distintas de comunicación. Pero en ese nuevo orden mundial de las redes sociales han empezado a cobrar mayor protagonism0 marcas como Snapchat -uno de los fenómenos actuales entre un público mayoritariamente joven, según diversos estudios consultados por ABC- y WhatsApp que, pese a nacer en 2009 y tener varios años de existencia, ha comenzado a recoger la comunicación grupal que, hasta entonces, parecía canalizar Facebook. Visto en perspectiva, los 19.000 millones de euros que desembolsó Mark Zuckerberg hace tres años por una simple aplicación de mensajería ha sido, cuanto menos, clarividente de la situación en la que nos encontramos. Vestido de brujo, el ser humano se ha puesto habitualmente la chaqueta de gurú, aunque pocas veces se acierta a buen nivel. ¿Qué deparará el futuro? Aún no se sabe. Para algunos expertos, el tablero de las plataformas de internet continuará moviéndose de manera consistente. «Veo que ninguno de los dos [por Facebook y Twitter] va a serlo en el futuro, sabiendo como la gente joven pasa cada vez más de Facebook y veo más a Snapchat, que ha revolucionado los códigos de lenguaje, el que está cautivando al perfil que viene. Snapchat le está comiendo la oreja a Facebook al igual que Instagram a Twitter. Creo que se ve claramente cómo son dos monstruos que se van debilitando y van llegando nuevas cosas», considera a este diario Óscar Hormigos, fundador de The App Date. Las aplicaciones de mensajería son arena de otro costal. Han cubierto una necesidad básica, la comunicación, y han aprovechado el auge de una tecnología, los teléfonos móviles inteligentes, que gozan de una penetración increíble. Con sus virtudes y sus defectos, WhatsApp sigue siendo la reina en estos ambientes. Le sigue su «hermana» Messenger -ambas propiedad de Facebook-, que superan ya el umbral de los mil millones de usuarios en todo el mundo con presencias importantes en mercados como el europeo. Pero en la pelea por el liderazgo de las «apps» de mensajería aparecen otras como WeChat o Line. Pegatinas («stickers»), llamadas y videollamadas, funciones para compartir archivos en varios formatos, apuesta por la seguridad de los datos han servido para dar pasos importantes hacia la confección de plataformas más completas. El próximo salto, quizás, vendrá de la mano de los llamados «chatbots» basados en Inteligencia Artificial pero todavía es pronto si servicios como el reciente lanzamiento Google Allo tendrá más vida y si aportará algo importante. «Las propias aplicaciones de mensajería están compitiendo contra las propias redes sociales convencionales y tienen uso más masivo»., añade este experto. Nos encontramos, con todo, un panorama cambiante. En retroceso para algunas firmas, cree este experto: «Los líderes del sector van a la baja y aparecen nuevos códigos». Y, frente a esas posiciones, otra realidad que es evidente es la popularización y extensión de los servicios y plataformas de «streaming» que han inaugurado nuevas formas de consumos de contenidos. Para muestra, la música. El reproductor Spotify acaba de alcanzar los 40 millones de suscriptores de pago, una cifra que supera con creces a otros rivales como Apple Music, que debe contentarse con recibir el dinero de 17 millones de personas. «Desde luego en la música digital hay un claro ganador. Spotify lo entendió primero, tiró del carro, tiene una gran ventaja natural y Apple está demsotnrado que está flojo de cintura», manifiesta.
22-09-2016 | elpais.com
La nueva tendencia tecnológica se llama ?movimiento maker?
Google dedica su quinto evento anual TrendSpain a la fabricación de objetos tecnológicos
22-09-2016 | abc.es
Google Pixel: el nuevo «smartphone» lejos de ser sumergible
Google presentará el próximo 4 de octubre sus nuevos dispositivos móviles y alguna que otra sorpresa. Se espera la llegada de la nueva gama Pixel que, en teoría, sustituirá a los terminales Nexus que han ondeado la bandera de «Android puro» para cautivar, además de por los precios, al gran público. Y uno de los modelos continúa aportando rumores. Según la filtración de la campaña promocional relativa a los termostatos inteligentes Nest, los teléfonos móviles inteligentes Pixel y Pixel XL no tendrán certificación que garantice su protección a agua y polvo, una característica actualmente presente en otros dispositivos existentes en el mercado y que, pese a considerarse prescindible para muchos usuarios, se ha posicionado como un componente estándar. Incluso Apple, con su reciente iPhone 7, ha apostado por esta filosofía. Los rumores que circulan por internet apuntan a que los futuros «smatphones» comercializados por Google (se habla de HTC como fabricante) tendrán, únicamente, protección contra agua y polvo nivel IP53, es decir, no serán sumergibles ni resistentes al agua como sí lo son los Samsung Galaxy S7 o los Sony Xperia, con certificación IP68, lo que podría deslucir ligeramente la experiencia y el atractivo. A tenor de las filtraciones, Pixel XL -nombre en clave Sailfish- será un terminal inspirado por el actual HTC 10, y contará con puerto USB Type-C, altavoces estéreo y entrada para clavijas «minijack» de 3.5 milímetros que se ubicaría, según las primeras imágenes filtradas, en la parte superior izquierda para darle una mayor comodidad en los momentos en los que los usuarios reproducen videos y escuchan música. La gama contendrá dos versiones diferenciadas por tamaño, uno de 5.3 pulgadas y otro en formato «phablet» de unos 5.7 pulgadas. Google Pixel y Pixel XL serán, presumiblemente, los dos integrantes de esta serie. Gobernado con la última versión de Android hasta la fecha, Android 7.0 Nougat, se habla de la posibilidad de incorporar un procesador Snapdragon 821 y 4 GB de memoria RAM. Además de estas prestaciones técnicas, se espera que los próximos dispositivos ofrezcan cámaras de 12 megapíxeles y lector de huellas dactilare, así como acabados en metal. En cuanto a su capacidad, los rumores apuntan a dos versiones, de 32 y 128 GB, pero sus precios podrían alcanzar los 650 euros, una estrategia de venta critidada el pasado año cuanod aparecieron los últimos Nexus.
22-09-2016 | abc.es
Las claves de MacOS Sierra
Más eficiente, con el desafío de intentar sacarle partido a las sugerencias de contenidos, mejor integración de los servicios Siri y Cloud. Así es la nueva versión del sistema operativo de Apple para sus ordenadores que, tras quince años de existencia, pasa a denominarse macOS Sierra abandonado el tradicional Mac OS X. Integración con los dispositivos móviles Con escasos cambios visuales y escasas novedades, la nueva versión pone en su lugar a cada uno de los dispositivos de la marca y que, por supuesto, disponga el propietario. Todo absolutamente sincronizado, una de sus novedades es la función llamada «Auto Unlock», que sirve para que el ordenador se desbloquee automáticamente sin la necesidad de introducir contraseña. De esta forma, si el usuario porta un Apple Watch, el sistema lo reconocerá de forma automática y no habrá que hacer nada más para acceder a él. Rápido y efectivo. Cabe señalar que en caso de haber reinciado el sistema, éste pedirá al usuario volver a ingresar la contraseña. Lógico. Además, el sistema de pagos móviles, Apple Pay, se levanta en la web para hacer de las operaciones algo más sencillas desde el Mac. De hecho, la llegada del servicio a la web permite pagar y completar la compra con el sensor biométrico Touch ID, presente en los iPhone y iPad más avanzados. Según la propia compañía, os datos de la tarjeta de crédito o débito no se comparten con el vendedor y toda la comunicación entre el dispositivo del usuario y los servidores de Apple «está protegida mediante cifrado seguro». Siri: transveral y pilar fundamental Era de recibo que en algún momento este software inteligente desembarcaría en los Mac. La actualización incorpora una gran novedad. Se trata del asistente virtual Siri, convertido aquí en un valor añadido y la ventana a un control de las funciones más intuitivo. Con ello, el sistema traspasa la frontera de los dispositivos móviles para adentrarse al entorno del ordenador, añadiendo, si cabe, una serie de características distintas y específicas para los ordenadores, aunque se echa en falta compatibilidad con otras plataformas de terceros. Con esta funcionalidad presente en el Mac, Siri está diseñado para puede enviar mensajes y emails, buscar documentos, consultar información, encontrar fotos en la biblioteca fotográfica del usuario, cambiar las preferencias del sistema. Otro detalle a tener en cuenta es la posibilidad de arrastrar y soltar los resultados de Siri dentro de un documento o añadirlos a un panel para verlos más adelante, es decir, se pueden consultar posteriormente en un centro de notificaciones. También muy útil. Llega el portapapeles universal Otra novedad ha sido la incorporación de un «Portapapeles Uviversal» con el que los usuarios podrán pegar en el ordenador un documento o foto que previamente ahn copiado en el teléfono móvil, por ejemplo. Es transversal y permite que los dispositivos «hablen» entre ellos, aunque para ello, no obstante, se requiere que los aparatos se encuentren bajo la misma red de internet. Se trata de una funcionalidad muy útil a la que hay que sumarle una función por la que Apple ha permitido liberar espacio del disco duro almacenando directamente documentos antiguos o poco usados en la nube. Para ello, el espacio gratuito pasa de 20 GB a 150 GB. Algunos cambios en Fotos El servicio Fotos se ha actualizado con la nueva prestación llamado «Recuerdos», capaz de crear colecciones de forma automática con una selección de las mejores fotos y vídeos, algo similar a lo encontrado en la nueva versión de la plataforma móvil, iOS 10. Se ha añadido una nueva herramienta de edición, Brillo, que ilumina las zonas oscuras y añade tonos más claros. Todo ello inspirado, en cierto modo, de su máximo rival, Google Photos. Mejora en las pestañas A partir de ahora, el concepto de pestañas existente en los principales navegadores de internet se extienden a otros servicios. Así, la prestación en modo «Pestañas» (por fin) está disponible en otras aplicaciones con varias ventanas, tales como Mapas, Mail, Pages, Numbers, Keynote, TextEdit e, incluso, algunas de terceros. Imagen sobre imagen En forma de capas, macOS Sierra permite el uso de la opción llamada «Imagen sobre Imagen» (Picture to Picture, en inglés), que permite que el usuario pueda reproducir, por ejemplo, un video (desde el navegador Safari e, incluso, desde la plataforma YouTube) al mismo tiempo sobre el escritorio o una determinada aplicación, al estilo de las últimas versiones de iOS. Así que ya era hora. El diseño es sencillo. Aparece una ventana flotante que puede cambiar de tamaño, mover o fijar en una esquina para seguir viendo el vídeo mientras trabaja en otra cosa. Práctico para esos momentos en los que uno está cubriendo una conferencia. Los mensajes se vuelven más móviles El servicio «Mensajes» también se ha rediseñado. A partir de ahora se ofrecen más opciones visuales para enriquecer las conversaciones. La idea es hacer de estas algo más completa. Para ello, se puede desde previsualizar los enlaces web, compartir «stickers» hasta reproducir los vídeos sin salir de la propia aplicación, así como marcar un bocadillo de la conversación con un corazón. Que no está mal, pero tampoco supone una gran evolución.
22-09-2016 | abc.es
Tinder y Spotify se unen para mejorar la búsqueda del amor (en función de tus gustos musicales)
Las parejas suelen tener puntos en común y otras divergencias. Estas uniones y choques logran un cierto equilibrio para una mayor durabilidad. El amor, cuando toca a la puerta, suele entrar por los ojos pero hay determinados aspectos que ayudan a materializar ese primer (y necesario) encuentro. Y una pasión tan fuerte como la música es un buen componente para saborear el cóctel del amor. Para ello, dos aplicaciones antagónicas se han puesto de acuerdo para unir algunas de sus características. El popular servicio de «streaming» musical Spotify y la aplicación de citas Tinder se han unido para integrar la música en los perfiles del servicio de ligue. De esta forma, a partir de ahora los usuarios podrán localizar posibles parejas en función a las preferencias musicales. Esta nueva forma de ligar será sencilla. Únicamente habrá que deslizar a un lado u otro en base a las preferencias musicales. Y, en efecto, utilizar la música y los artistas como pretexto para romper el hielo. Actualmente, Tinder ya sugiere parejas basándose en sus preferencias, pero a partir de ahora sus usuarios podrán elegir otra variable, la música. Cada usuario podrá difundir su himno musical en su perfil de la «app», así como visualizar y escuchar sus principales artistas de Spotify y deslizar a un lado u otro según los gustos musicales de cada persona, como han explicado en un comunicado. Los usuarios de Tinder, con o sin cuenta en Spotify, podrán escuchar fragmentos («previews») de las canciones que sus posibles parejas suban a su perfil. Pero si, además, ambos tienen cuenta en Spotify, a partir de ahora podrán navegar y conocer los artistas y grupos que tienen en común. Porque todas las personas, al final, sienten pasión por algún género musical. Y muchos incluso tienen un himno, una canción que no nos podemos sacar de la cabeza o que cuya letra se entremezcla con nuestras anécdotas personales, que reflejan parte de su personalidad. Simplemente hay que buscar entre la configuración del perfil en Tinder para conectar tu cuenta de Spotify (o, directamente, descarga Spotify desde la App Store o Google Play para crearte una cuenta nueva). Selecciona cuáles de tus artistas favoritos en Spotify quieres compartir en tu perfil personal de Tinder. Y empieza a deslizar para ver con quién compartes tus gustos musicales. Spotify superó en septiembre los 40 millones de abonados de pago. Esta asociación le permitirá aumentar su base de clientes. Tinder, por su parte, afirma haber creado cerca de 26 millones de contactos entre sus usuarios y reivindica el primer lugar entre las aplicaciones de encuentros con 110 millones de descargas diarias, un logro en un mercado muy competitivo.
21-09-2016 | abc.es
Google Allo: la dura batalla para hacer frente a la competencia de WhatsApp y Messenger
Vaya por delante que es prematuro afirmar que Allo, nueva aplicación de mensajería instantánea de Google, es el futuro de las comunicaciones móviles. Visto el historial de la compañía norteamericana en el entorno social y móvil más vale tomarlo como un ensayo. Esta herramienta nace bajo una gran presión: la esperanza de robar terreno a WhatsApp o Messenger, propiedad ambas de Facebook, que superan ya con creces los mil millones de usuarios. Hay dos pilares básicos sobre los que se sostiene esta «app»: mensajería e Inteligencia Artificial. La gran pregunta es si, efectivamente, la irrupción de los llamados «chatbots» suponen la nueva revolución de la mensajería o, si por el contrario, los servicios conversacionales serán más que humo en el candente fuego de las aplicaciones. Donde Allo se diferencia de otras aplicaciones de mensajería es por sus, en teoría, capacidades «inteligentes», ya que el sistema es capaz de responder a los mensajes o hacer sugerencias dentro de la propia aplicación. La «app», que está disponible para los sistemas operativos iOS y Android, se basa en el software de aprendizaje automático de Google para «aprender» del comportamiento y hábitos de sus usuarios con el objeto de proporcionar, de manera automática y con un lenguaje natural, respuestas adecuadas a las circunstancias. Pese a darle pávulo, ha desembarco con cierta polémica, dado que el servicio no es tan robusto como se pensaba. El cifrado de extremo a extremo está únicamente destinado al modo incógnito; el resto de conversaciones se almacenan. No obstante, tiene otras virtudes: los usuarios no están obligados a tener una cuenta de Google para utilizar Allo (se requiere de un número de teléfono móvil) con lo que se acerca a otros rivales como WhatsApp o iMessage. Tiene muy difícil el gigante de internet retorcer la industria con esta nueva herramienta, máxime a la dilatada trayectoria de otras propuestas ya existentes. Convencer al público a usar una aplicación que suple otra es tarea ardua. Ni pese a las dudas que se ciernen sobre la política de uso del rey de la mensajería, WhatsApp, y el recuerdo de los reiterados colapsos de los servidores, ha propiciado que los usuarios dejen de abrazarla como su aplicación habitual para comunicarse con los amigos y los familiares. La distancia que separa en la actualidad las dos aplicaciones más populares respecto a sus principales competidores es grande. Desconocida para el público español, la aplicación de la firma Tencent, QQ, es un fenómeno social en países asiáticos desde su reconversión hace tres años. Acumula unos 899 millones de usuarios en estos territorios. Ofrece las funciones propias (y esperadas) de una aplicación de este tipo: mensajes, chat grupal, llamadas e, incluso, videollamadas. También WeChat es, con sus poco más de ochocientos millones de seguidores, otra aplicación que cautiva al público asiático. Cuadruplica a Line pese a que ésta se ha extendido considerablemente en poco tiempo y se centra en un modelo de negocio basado en los «stickers» -pegatinas divertidas- que ha permitido exportar esta forma de comunicación a otras compañías. Skype (300 millones de usuarios) y Viber (249 millones), pese a ofrecer de servicios de mensajería continúan siendo vistas como herramientas para realizar llamadas o videollamadas. Una de las que se apoyan en un componente modal y cautiva a un público adolescente y adultos jóvenes, según diversos informes consultados, es Snapchat (200 millones de usuarios), que ha puesto de relieve la importancia de la mensajería efímera que se autodestruye pasado un tiempo. Pero, a pesar de hacer millonario a su fundador, Evan Spiegel, la seguridad y privacidad ha sido, precisamente, el caballo de batalla de Telegram. Con todas sus virtudes, solo ha conquistado a 100 millones de personas. En el otro bando se encuentra iMessage, la aplicación de chat de Apple, pero su uso habitual se desconoce. En la última versión que ha incorporado iOS 10 ha mejorado notablemente algunas funcionalidades, como la incorporación de los «stickers», pero está restringida únicamente a los propietarios de productos del fabricante del iPhone. [Gráfico elaborado por Statista]
167