Noticias de "google"

28-01-2019 | abc.es
La Inteligencia Artificial da un nuevo salto: da una paliza a los humanos en el videojuego «Starcraft II»
La herramienta de Inteligencia Artificial (IA) desarrollada por DeepMind, compañía filial de Google, ha logrado derrotar por primera vez a dos campeones de deportes electrónicos o eSports, tras aprender a jugar al videojuego StarCraft II». A través de un programa denominado AlphaStar, DeepMind ha desarrollado una red profunda de aprendizaje neuronal entrenada directamente a través de datos en bruto de «StarCraft II», como ha explicado la compañía de Google en un comunicado. En una serie de pruebas que tuvieron lugar el pasado 19 de diciembre, AlphaStar logró vencer al jugador polaco Grzegorz «MaNa» Komincz y su compañero, el alemán Dario «TLO» Wünsch, ambos miembros del equipo profesional Team Liquid. Esta partida tuvo lugar en un mapa competitivo del juego y sin restricciones de reglas. Un gran «desafío» La saga de videojuegos StarCraft, de estrategia en tiempo real y desarrollada por Blizzard, era considerada por DeepMind como un «gran desafío» debido a la complejidad del juego, a su mecánica y a la amplitud de los mapas, lo que complica entrenar a sistemas automáticos para resultar competitivos. Para entrenar a su IA, DeepMind ha utiliza datos en bruto de la interfaz de «StarCraft II» a través de dos técnicas conocidas como aprendizaje supervisado y aprendizaje reforzado. La red neuronal convierte las unidades del juego y utiliza un núcleo de memoria LSTM que proporciona soporte para aprendizaje a largo plazo. El algoritmo de Google un algoritmo de aprendizaje múltiple que se ha empleado inicialmente para entrenar la red neuronal de AlphaStar a través del aprendizaje supervisado, con el que aprende de jugadores humanos de otros videojuegos de Blizzard y de su sistema de economía «macro» y de recursos «micro». Con estas técnicas, ha derrotado el 95% de ocasiones a la dificultad elite de los juegos del estudio. Posteriormente, los investigadores sometieron a AlphaStar a un proceso de aprendizaje reforzado, para el que se creó una liga continua de «StarCraft II» con jugadores reales compitiendo, que creaba un mapa global con las estrategias escogidas por las personas. Posteriormente, AlphaStar analizaba el porcentaje de éxito de cada estrategia y sus posibles tácticas de contraataque. Con la liga de StarCraft, AlphaStar ha acumulado una experiencia de más de 200 años de juego real, sumada durante 14 días. El sistema de Google consiguió vencer a los profesionales «MaNa» y «TLO», algo que sucede por primera ocasión con jugadores de «eSports» o deportes electrónicos según DeepMind, y además con un resultado de 5-0. Para ello aprovechó una mayor media de acciones por minuto, de decenas de miles frente a cientos, y se sobrepuso a limitaciones del algoritmo como un retraso de 350 milisegundos entre observación y acción. Las pruebas actuales de DeepMind con «StarCraft II» no son las primeras de la IA de Google con videojuegos, que ya juega a otros títulos como «Dota 2», y, desde el pasado verano, también a «Quake III» en el modo «Captura la bandera».
28-01-2019 | elpais.com
El salto de la inteligencia artificial de Google: derrota a dos campeones de StarCraft II
La dificultad de este videojuego reside en que la máquina no tiene toda la información antes de realizar la jugada dado que el mapa se va desvelando a medida que las unidades van avanzando
27-01-2019 | abc.es
Los robots invaden el aula, pero todavía no sabemos para qué
La inteligencia artificial ha venido para quedarse, y poco a poco está llenando más aspectos de nuestra vida cotidiana, prácticamente sin que nos demos cuenta. Netflix, Microsoft, Google o Amazon lo utilizan en sus productos con los que interactuamos constantemente. Y los «chatbots», pequeños programas automatizados para seguir una conversación, están entrando en el aula. Y no sólo está afectando sólo al mundo digital, sino que también lo hace en otros ámbitos más tradicionales como la enseñanza. Y no estamos hablando sólo de que la robótica, la programación o la inteligencia artificial se hayan convertido en asignaturas comunes en los colegios y universidades, sino que estas tecnologías están afectando al propio sistema educativo. Hace unos meses hablábamos de Lola, el «chatbot» de la universidad de Murcia que ayuda a los nuevos alumnos. Fue capaz de responder más de 38.000 dudas de 4.000 alumnos en sus primeros días activo, sobretodo relacionadas con las notas y procesos de inscripción. Ahora el foco recae en el propio aula, sobre la utilidad de la Inteligencia Artificial y los «chatbots» situados entre profesor y alumno. Si hace unos meses hablábamos del «skill» de Alexa de ABA English para practicar inglés conversacional desde cualquier altavoz equipado con el asistente de Amazon, por qué no puede ocurrir algo parecido dentro de una clase, donde los estudiantes pueden interactuar con una inteligencia artificial para repasar, consultar dudas, igual que ocurría en la película de Steven Spielberg «Ready Player One». La pregunta es si los robots podrán sustituir a los profesor es a medio plazo. Lluís Pastor y Guillem García Brustenga, directores del eLearn Center de la Universidad Oberta de Cataluña, afirman que no existirá una sustitución en su informe «Los chatbots en la educación», sino que se complementarán. Es cierto que estos chatbots irán asumiendo cada vez más tareas dentro del aula, pero serán todas aquellas tareas repetitivas que aporten poco valor en la clase. Algo positivo tanto para el alumno como para profesor. Imagínese que el alumno que está estudiando matemáticas, tenga siempre un compañero 24 x 7 para resolver dudas, repetir alguna lección o practicar con él. Es el sueño de cualquier estudiante y el futuro de la enseñanza a distancia. «No hay que tener miedo a la incorporación de la IA en los procesos de aprendizaje», explica Pastor. «Es algo que va a ocurrir y que beneficia a todos: al docente y, sobre todo, al estudiante, que debe ser el centro del aprendizaje y que va a disfrutar de acompañamiento permanente». El profesor va a volverse indispensable para entrenar y formar al robot, y podrá dedicarle más tiempo a la parte creativa de la formación. Un «chatbot» necesita de un entrenamiento ininterrumpido, dotándole de información y ejemplos de forma continuada. Nadie quiere que ocurra como con Tay, el «bot» de Twitter de Microsoft que prácticamente en 24 horas se convirtió en sexista y xenófobo gracias a lo que aprendió de las conversaciones en la red social. No se trata de hablar de futuro, es algo que ya está ocurriendo, en 2015 Jill Watson impartió un curso de postgrado en la universidad de Georgia, donde durante todo el semestre un «chatbot» respondió dudas, planteó preguntas a los alumnos y las evaluó sin que los alumnos ni siquiera se dieran cuenta de ello. Los chatbots van a llegar al aula en los próximos años, es inevitable, al principio será de forma tímida, sólo ocupándose de temas administrativos, pero poco a poco serán el perfecto asistente de los profesores, aportando contenido, resolviendo dudas, incluso haciendo exámenes. La razón de que no ocurra de forma masiva es que todavía entrenar esos chatbots con el conocimiento equivalente al de un profesor, sería un proceso largo y arduo, casi al mismo nivel de enseñar a una persona desde cero. La UOC, al igual que otras universidades, se están preparando para que poco a poco estos compañeros virtuales lleguen a las clases.
25-01-2019 | abc.es
La AEPD prepara un protocolo para frenar la difusión de vídeos de abusos sexuales
Las redes sociales y los servicios de internet, que han ayudado a reducir el mundo y conectar a millones de personas, también se han empleado en diversas ocasiones para difundir material sensible de personas. La educación es un pilar básico para que los más jóvenes, el grupo de población más vulnerable, eviten cometer atrocidades con la difusión de material pornográfico infantil, vídeos sexuales privados o, incluso, en ocasiones vídeos vejatorios. La rapidez en la eliminación de esas imágenes, como sucedió con la víctima de «La Manada», es importante. Porque el daño está hecho. Y cuando sucede las consecuencias son impredecibles. De cara a combatir estas conductas, castigadas por ley, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha anunciado este viernes que prepara un protocolo de actuación para que las víctimas de violencia de género puedan dirigirse y obtener la tutela de derechos por parte del regulador español. Es una medida encaminada a eliminar en el menor tiempo posible la difusión y publicación en foros y servicios de internet los vídeos de abusos sexuales y vejatorios, que pueden vulnerar la intimidad y el honor de una persona. En los últimos años acciones conocidas como «porno de venganza» -en donde se puede atentar contra la privacidad de las víctimas- también se han disparado, sobre todo entre usuarios jóvenes, con lo que, sumado a los abusos sexuales por parte de grupos, se ha convertido en una de las grandes preocupaciones del Estado. «Podemos conseguir, como hemos hecho en otros casos, que el vídeo se retire en 24 horas», asegura Mar España, directora de la AEPD, durante un encuentro en el que se ha hecho balance de los primeros meses de entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). «Cuando una víctima de violencia de género, está siendo objeto de abusos, vamos a tener tolerancia cero con estos comportamientos deleznables. Es un tema importante, porque que un agresor sepa que además de la posible sanción penal le puede caer una multa de hasta 20 millones de euros, igual así conseguimos que la gente se lo piense antes de hacer lo que no debe», insiste. Para poner en marcha este protocolo, la agencia se encuentran en conversación con diversas instituciones públicas como la Fiscalía General del Estado, el Ministerio de Interior y otros organismos para encontrar la «plena colaboración». «Es mi prioridad», asegura España, quien espera que se presente a largo del año. Pese a este objetivo, la AEPD ha recomendado a las víctimas acudir al proveedor de servicios de internet como YouTube o Google para frenar la difusión de los vídeos. Las reclamaciones sobre protección de datos aumentan un 33% en 2018 La AEPD ha recibido un total de 14.146 reclamaciones durante 2018, lo que representa un incremento del 32,8% respecto al año anterior cuando se plantearon 10.651 quejas ante el organismo. El 25 de mayo de 2018, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se hacía de obligado cumplimiento. Ante este hecho, las cifras presentadas por Mar España indican que entre el 1 de enero y el 24 de mayo las reclamaciones pasaron de las 4.550 del año 2017 a las 5.036 denuncias del citado periodo de 2018. Sin embargo, entre el 25 de mayo y el 31 de diciembre, las reclamaciones crecieron un 48,9%. Respecto a las denuncias recibidas y resueltas con respuesta satisfactoria tras haberlas remitido al responsable o delegado de protección de datos (DPD), durante 2018 se ha producido 863. Sobre los casos con otras autoridades europeas de protección de datos, de los 395 casos analizados, la Agencia se ha personado como interesada en un total de 237 de ellos, siendo la autoridad líder en 11 de ellos. Las reclamaciones sobre ejercicio de derechos, en 2018 se han recibido 1.784 peticiones, de las que 191 fueron por derecho al olvido. Así, Google y sus servicios suponen 125 de las 191 reclamaciones (65%), seguido de medios de comunicación, con 18 y el 9%; otros buscadores de internet, con 14 y un 7%; las administraciones públicas y boletines, con 13 reclamaciones y un 6%.
24-01-2019 | abc.es
Huawei también se suma al «smartphone» plegable: lo presentará en el MWC de Barcelona y será 5G
La compañía tecnológica china Huawei confirmó este jueves que presentará su primer teléfono inteligente con capacidad para operar con redes de quinta generación (5G) en el próximo Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. El consejero delegado del grupo de negocios de consumo de Huawei, Richard Yu, hizo oficial la noticia, que ya se rumoreaba en publicaciones especializadas, en una presentación celebrada este jueves en Pekín. A pesar de que no ofreció apenas detalles sobre este terminal, sí que reveló que contará con pantalla plegable -una tendencia a la que parecen apuntarse las principales compañías del sector- y que su precio estará por encima de los 1.000 euros (1.135 dólares). La compañía también lanzará en el futuro otros móviles con capacidad 5G por debajo de ese precio. Huawei ya anunció que la fecha de comercialización prevista para su primer móvil 5G es el próximo mes de junio. Yu aseguró que su empresa «lleva mucha ventaja» a sus competidoras en tecnología 5G y predijo que este tipo de redes estarán listas «como muy pronto, en marzo o abril». La compañía ha presentado en Pekín varias innovaciones como el Balong 5000, del que aseguran que es el módem 5G más potente del mundo pese a su tamaño, «más pequeño que una uña». Huawei, que trata de abanderar la introducción de las redes 5G, ha asegurado a este respecto que ya cuenta con más de 30 contratos a nivel internacional, 18 de ellos en Europa. De hecho, el presidente de la sección de productos 5G de Huawei, Yang Chaobin, aseguró: «Ya estamos desplegando la red 5G en Barcelona, y creo que cuando visitéis la ciudad podréis comprobar la experiencia por vosotros mismos». Entre las mejoras que promete el 5G de Huawei destaca que la velocidad de conexión multiplica por 100 a la de las redes de cuarta generación y que la latencia podría reducirse a menos de un milisegundo. Así pues, las redes 5G podrían aplicarse a cirugías remotas -ya se han realizado pruebas con éxito en operaciones a animales-, trabajo con robots en entornos peligrosos para los humanos o juegos en la nube. «El 5G va a llegar, es una era de conectividad ubicua», celebró Yu, quien reveló que la inversión en investigación y desarrollo de Huawei alcanzó los 11.300 millones de euros (12.834 millones de dólares) en 2017, solo por detrás de Samsung, Alphabet -la matriz de Google-, Volkswagen o Microsoft. En 2018 Huawei vendió 206 millones de teléfonos inteligentes y más de 100 millones de otros dispositivos -como tabletas u ordenadores-, ayudando a la compañía a elevar su facturación en cerca de un 45 % hasta más de 52.000 millones de dólares (45.788 millones de euros).
24-01-2019 | abc.es
La desconocida razón por la que el buscador Bing de Microsoft está bloqueado en China
El buscador del gigante tecnológico Microsoft, Bing, no funciona en China desde hace varias horas, una situación que la compañía estadounidense está estudiando mientras las autoridades chinas todavía no han confirmado si podría tratarse de un bloqueo intencionado. A través de las redes sociales, el diario oficialista «Global Times» aseguró que la firma fundada por Bill Gates está «buscando la razón» por la cual el acceso al buscador Bing no está disponible en el gigante asiático. Y es que China, el país con más internautas del mundo (alrededor de 700 millones), es uno de los estados que ejercen mayor control sobre los contenidos en la web, como muestra el hecho de que sitios populares a nivel mundial como Google, Facebook, Twitter o YouTube estén bloqueadas en el país desde hace años. El buscador Google y sus plataformas de correo o mapas están bloqueados desde 2010, cuando la empresa estadounidense y el Gobierno chino rompieron las negociaciones sobre los términos en los que debía operar en el gigante asiático. A principios de agosto, la publicación electrónica «The Intercept» citó documentos internos de Google según los cuales planeaba relanzar su motor de búsqueda en China con resultados censurados para cumplir con los requisitos de las autoridades de este país, una situación que generó una gran polémica. El escándalo llevó al consejero delegado de la marca, Sundar Pichai, a tener que declarar ante el Congreso estadounidense para negar que el gigante tecnológico tenga planes de desembarcar en China y confirmó que la compañía apoya «la libertad de expresión y los derechos humanos».
23-01-2019 | abc.es
Google cerrará su servicio de mensajería Hangouts en octubre: estas son sus alternativas
Estaba previsto su definitivo cierre para 2020, pero Google adelantará la capitulación de Hangouts, su servicio de mensajería, para meses antes. El gigante de internet empezará su desmantelamiento a partir de octubre de este mismo año. Así lo ha confirmado en un comunicado la compañía estadounidense, en donde se adelanta que el servicio se desglosará en dos nuevas plataformas, Hangouts Chat y Meet, centradas en la comunicación de equipos, después de cerrarse para los usuarios de G Suite, el paquete de pago de productos online, pero poco a poco se extenderá a todos los usuarios. Los primeros cambios se podrán apreciar desde el próximo 16 de abril, pero a partir de octubre se dejará de tener acceso al servicio clásico, aunque serán redireccionados a la nueva versión. «Esperaremos que los consumidores pasen a Chat y Meet que son gratis», aseguran fuentes de la compañía. Por ahora no han trascendido las funciones y características de los nuevos servicios destinados a las comunicaciones digitales. En Chat se integrarán las funciones de mensajería entre cuentas de Google, mientras que Meet recogerá las de videollamadas. Este anuncio constata, sin embargo, que la compañía, líder en muchos ámbitos como las búsquedas en internet y los sistemas operativos móviles, nunca ha tenido éxito en el entorno de las aplicaciones y servicios de chat. Allo, una «app» que en 2016 se anunció entre bombo y platillo, está también a punto de cerrar por no haber generado el interés necesario entre sus potenciales clientes. Aunque no es la referencia del sector, Hangouts se emplea en muchas empresas, pero otros servicios más completos como Slack, que ofrecen sistemas de organizació de departamentos y sincronización con multitud de servicios, se ha labrado un hueco. También Microsoft, con servicios como Yammer y Teams, ha amasado un interés creciente en digitalizar las comunicaciones en los departamentos de las empresas, permitiendo, entre otras cosas, comunicarse de manera individual o grupal o preparar acciones y proyectos. WhatsApp, por su parte, ha coqueteado en los últimos meses con el entorno laboral con el lanzamiento de su versión para empresas, Business, aunque más diseñado para establecer relaciones entre el cliente y la marca comercial.
22-01-2019 | abc.es
«No hay algoritmo capaz de saber si una información es falsa»
La proliferación de información falsa en internet ha sacudido los procesos electorales de los dos últimos años. En paralelo, las grandes tecnológicas, en el punto de mira, tratan de frenar el problema, pero ¿es posible que un algoritmo identifique qué es verdad y qué no? «Es duro decirlo, pero no creo que se puedan crear algoritmos que identifiquen qué información es falsa y cuál no», explica Pandu Nayak, vicepresidente del departamento de Google que se encarga de la herramienta de búsqueda, la más utilizada en el mundo. «Hay ejemplos muy obvios, pero hay zonas grises que son más difíciles de identificar y requerirían del trabajo de investigación de periodistas especializados». Como Google ve imposible filtrar y eliminar la información falsa para que desaparezca de sus resultados de búsqueda, lo que ha hecho es posicionar «mejor» la información «relevante» que procede «de fuentes autorizadas». «Teníamos problemas (..). Hemos hecho un gran esfuerzo para proteger a nuestros usuarios», subraya Nayak. Hasta hace poco, cuando preguntabas a Google «¿Cuándo sucedió el Holocausto?», el primer resultado correspondía a una página negacionista; tras los cambios incorporados, el primer resultado ahora es el del Museo del Holocausto de Estados Unidos. Solo en 2017, la compañía ejecutó un total de 2.500 cambios en el algoritmo de su buscador, una media de seis al día. «Un producto de búsqueda es por definición un producto inacabado, siempre hay margen de mejora», explica en una entrevista con Efe Pandu Nayak. Los enfrentamientos con Trump Más controversia generó el año pasado la búsqueda de «idiot» (idiota, en inglés) en su buscador de imágenes: la mayoría de las imágenes daban como resultado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Aunque en principio se atribuyó estos resultados a un caso de «spam» -grupos de usuarios que tratan de engañar al sistema para promocionar contenidos-, el responsable de la herramienta lo niega: «No fue 'spam', sino artículos de fuentes de calidad que se referían al presidente como idiota. Aún así, creo que no eran unos buenos resultados y tratamos de mejorarlos», explica. «Sé que nuestra herramienta de búsqueda no es perfecta, pero estamos comprometidas con mejorarla», añade Pandu. La ironía es que fueron tantos los medios que recogieron este episodio que, actualmente, los resultados siguen siendo de Trump. El posicionamiento no se hace a mano. Google tiene un índice con trillones de webs -si se imprimiera el rollo de papel, mediría doce veces ida y vuelta a la luna- y un algoritmo decide el orden según distintas variables: las palabras, los enlaces con otras páginas, la localización o la lengua de búsqueda, entre otras. No hay sesgos A parte de este episodio, Trump también acusó el año pasado a Google de manipular su buscador para acallar a los medios conservadores, algo que la compañía de Mountain View ha negado en reiteradas ocasiones. El equipo que dirige Nayak cuenta con formación para evitar «sesgos inconscientes» (en inglés, «unconscious bias training») para evitar cualquier sesgo ideológico en la configuración del buscador. La compañía trata también de fomentar la diversidad de los equipos, un tema especialmente sensible tras las críticas a la cultura machista («bro culture») que impera en las empresas de Silicon Valley. «Tenemos mucho que hacer, la compañía está comprometida», asegura el directivo. El dirigente de Google reconoce la dificultad de gestionar una herramienta que a diario lidia con las novedades de lo que sucede en todo el mundo: «El 15 por ciento de las preguntas que se registran cada día son completamente nuevas». «El mundo esta constantemente cambiando y la gente tiene mucha curiosidad no solo por lo que pasa en el mundo; también por lo que pasa a nivel local», apunta. El buscador ha cambiado mucho desde que vio la luz hace más de veinte años (1997), pero también han cambiado las búsquedas: antes la gente buscaba una o dos palabras, mientras que ahora las preguntas son «más complejas» y se usan expresiones del lenguaje coloquial. «Lo cierto es que las preguntas cada vez son más y más difíciles».
22-01-2019 | abc.es
La escasa presencia femenina en la economía digital lastra el futuro de España
«La economía digital es una fuerza transformadora que va a cambiar la economía de los países. Es un sector que vemos que cuesta atraer talento a pesar de que es donde más profesionales va a necesitar». Un diagnóstico que, pese a que plantea grandes desafíos, supone darse de bruces con una realidad con la que, contra todo pronóstico, no se contaba: en España cada vez son menos los jóvenes que optan por carreras tecnológicas, y las competencias y habilidades de los profesionales no siempre son los que mejor se adecúan a las necesidades de la industria. Y, para colmo, la presencia femenina en este sector ha supuesto un retroceso en los últimos tiempos. Así se desprende del informe «Mujeres en la Economía Digital 2018 (PDF)», elaborado por la Asociación Española para la Digitalización (DigitalES), que revela que el 3% de las mujeres tituladas en estudios superiores lo son en estudios considerados tecnológicos (ingeniería, mecánica, informática? ), mientras que del conjunto de titulados, solo el 14,6% son mujeres. «La participación femenina en estudios tecnológicos es escasa y la brecha de es abismal. Es casi seis veces más en comparación con los hombres», argumenta Alicia Richart, directora general de DigitalES. La interpretación de algunas de las conclusiones es evidente: hay una menor presencia femenina en un sector, el de la tecnología, en donde los salarios, de media, son un 20% superiores a otros sectores. Dentro de este contexto, el papel de la mujeres también se ha beneficiado del efecto arrastre de empresas que suelen demandar puestos de alta cualificación: los salarios de las mujeres en este ámbito están hasta un 3,1% por encima que otros sectores. Solo analizando el porcentaje de individuos en España con estudios superiores relacionados con la tecnología se observa que la evolución en los últimos años no es positiva. La cifra ha descendido ligeramente tanto para los hombres como para las mujeres desde el año 2015 hasta 2017, último año del que se tienen datos. La brecha de género es de hasta 12,6 puntos porcentuales, prácticamente igual que en el año 2015. De entre las personas con estudios superiores, las mujeres con estudios tecnológicos representan cada vez una proporción menor y no llegan el 3% hasta 2017. La participación de más mujeres en el mercado de trabajo digital podría generar un incremento anual del PIB de 16.000 millones de euros en la economía europea, según las estimaciones de la asociación. Pese a todo, no se están superando los objetivos. De los españoles con estudios universitarios, el 20% (casi 2 puntos porcentuales menos que en 2015) tiene formación en áreas relacionadas con la tecnología. Y la diferencia de género es abismal. En el caso de los hombres el porcentaje es del 34,7%, mientras que las mujeres con estudios tecnológicos sobre el total de mujeres con estudios universitarios son el 7%. Es decir, hay cinco veces más hombres que mujeres con estudios de tipo tecnológico. Y eso que en España, sin embargo, resulta paradigmático que muchas de las empresas tecnológicas que operan en nuestro país, la mayoría filiales de multinacionales, cuentan como máximos responsables a una mujer. Casos com Google, Facebook, HP o IBM son solo un ejemplo. A pesar de los logros alcanzados, el informe revela además el dato de brecha salarial, que resulta sensiblemente menor en el sector tecnológico que en el resto de los sectores: un 8,9% frente a un 14,2% en el resto de los sectores. Además, en España las mujeres sufren en mayor medida que los hombres la precariedad laboral: tienen tasas de paro más elevadas, ocupan el 74% de los trabajos a tiempo parcial y sufren más la temporalidad, ya que, entre otros, firman el 62% de los contratos fijos discontinuos. En general, los perfiles femeninos aún tienden a ocupar puestos peor remunerados y con menor especialización. Una situación que, según la patronal del sector, se refleja en la existencia de un «techo de cristal».
19-01-2019 | elpais.com
Cómo visitar las pirámides de Egipto, el Taj Mahal o Chichén Itzá sin salir de casa
Google permite hacer un tour virtual en lugares destruidos como el Museo Nacional de Brasil o un templo budista en Myanmar
17