Noticias de "google"

19-10-2016 | enter.co
¿Tienes preguntas?, esta app promete darte todas las respuestas
No es mentira cuando nos dicen que en internet podemos encontrar la respuesta a todas las preguntas que se nos ocurren. Herramientas como Google, Wikipedia, YouTube o Reddit te permiten hallar el significado de una palabra, explorar el paso a paso de un proceso a través de un tutorial, o conocer las opiniones que tienen […]
18-10-2016 | abc.es
Welov, la «app» para ligar en pandilla
El sector de las aplicaciones para ligar pisa fuerte. De hecho, son las más descargadas y Welov, «made in Spain», va por el mismo camino. La «app» dating ha alcanzado ya las 50.000 descargas en la Google Play. Para sus creadores, el éxito de esta aplicación es que va mas allá de las «app» tradicionales para ligar como Tinder o Badoo. Welov está pensada para que pandas de amigos conozcan a otras con el objetivo de probar una experiencia diferente y conocer a nuevas personas acompañados de sus amigos de siempre. El proyecto está liderado por cinco emprendedores andaluces: Pepe Botías, Mario García Prados, Vicente Ferrio, Santiago Vázquez Tejero y Manuel Botías Juguera. «Welov nace de nuestra propia necesidad de encontrar otros grupos de amigos con intereses comunes», explica Pepe Botías. «Desde que comenzamos con las pruebas y testeo hace unos meses, hemos visto como los usuarios buscan grupos muy diferentes: desde para jugar a videojuegos hasta para practicar deporte, hablar idiomas o viajar juntos con descuento de grupo. El objetivo es unir pandillas con intereses comunes para entablar amistad. Además, también ofrecemos la opción de abrirte un perfil personal para unirte a grupos, una opción muy práctica cuando te mudas a una nueva ciudad o tienes una afición que no compartes con tus amigos de siempre», explica Vicente Ferrio, co-fundador de Welov. Según Mario García, co-fundador de Welov, «una de sus características propias es que es muy viral, se extiende sola. Son los propios amigos los que se van informando de unos a otros». «Los usuarios pueden pertenecer a un número ilimitado de grupos así pueden tener uno con amigos del colegio, otro de compañeros de trabajo, el de tu equipo de fútbol o el running», puntualiza Santiago Vázquez, co-fundador de Welov. «Cada grupo puede evaluar a otros para crear relaciones entre ellos, esto les permite establecer amistad, organizar una comunidad, desarrollar entornos de consumo colaborativo o de networking», dice Manuel Botías, co-fundador de Welov. Estos emprendedores llevan trabajando en el proyecto desde 2014 con el objetivo de crear una «app» atractiva que ofrezca una experiencia única para sus usuarios. Tras un testeo que comenzó antes de verano, ya han lazado la aplicación en Android. También están trabajando en la versión para iPhone que se lanzará durante el primer trimestre de 2017.
18-10-2016 | enter.co
Google Flights: nuevas herramientas para encontrar pasajes baratos
Conseguir vuelos baratos es cada vez más fácil. Hace un tiempo les presentamos varias herramientas para planear viajes dentro de las que se encuentran varios comparadores y sitios. Uno de estos es Google Flights, que ofrece una búsqueda bastante completa de las diferentes aerolíneas y rutas. El servicio traerá nuevas opciones como alertas de precios de […]
18-10-2016 | elpais.com
Así es Pixel, el ?mata iPhones? de Google
El móvil modelo de la compañía del buscador destaca por su cámara y diseño
18-10-2016 | abc.es
Apple, a punto de abandonar Titán, su coche autónomo
Apple renuncia, al menos de momento, a Titán, el que iba a ser su propio coche autónomo y en el que lleva trabajando desde hace dos años. Según «Bloomberg», la compañía ha decidido replantearse su estrategia tras «varios meses de desacuerdos» por parte de la junta directiva. «Apple ha reducido drásticamente sus ambiciones de automoción, lo que le lleva a cientos de recortes de empleos y a tomar una nueva dirección que, por ahora, ya no incluye la construcción de su propio coche», publica el diario. El famosos proyecto Titán estaba formado por unas mil personas. Muchas han sido reubicadas dentro de la compañía pero, según las fuentes que maneja «Bloomberg», hay quienes han abandonado en los últimos meses a raíz de conocerse la inviabilidad del proyecto. Los ejecutivos de Apple han decidido que el equipo que queda centre sus esfuerzos en demostrar, antes de que finalice el año, en desarrollar el software de un coche inteligente. Es decir, la apuesta de los de Cupertino para por centrarse en la inteligencia artificial y no en un coche autónomo. De esta manera, no competirían directamente con Tesla o Google, quienes tienen sus propios coches autónomos, aunque sí podrían tener la tecnología necesaria para vendérsela a otras compañías. A pesar de este nuevo plan hasta que finalice 2016, Apple no cierra las puertas a desarrollar su propio coche autónomo cuyo valor en el mercado llegaría a los 6,7 billones de dólares en 2030, según las estimaciones. El proyecto Titán nació en el año 2014 y el objetivo de los de Cupertino era lanzar en 2020 su primer coche autónomo. Pero el iCar es, de momento, un sueño irrealizable por culpa, detalla «Bloomberg», de una falta clara de liderazgo. «El proyecto se ha arruinado debido a las luchas internas», aseguran. De hecho, parece que Steve Zadesky, exingeniero de Ford contratado por Apple, ya no forma parte del proyecto, mientras que al equipo se ha sumado Dan Dodge, exempleado de BlackBerry y uno de los creadores del software QNX. Bob Mansfield, director del equipo, comunicó la decisión a todos los empleados en el mes de mayo: el nuevo objetivo era centrarse en el desarrollo de la tecnología, no en el coche. «En los meses siguientes, los ingenieros comenzaron a salir», asegura el medio, especialmente en agosto y septiembre. «Los ejecutivos de Apple habían imaginado un coche eléctrico que podría reconocer a su conductor por huella digital y conducir de forma autónoma con sólo pulsar un botón», recuerda «Bloomberg». Pero luego, cambiaron de opinión y decidieron crear «un coche parcialmente autónomo». Independientemente de las luchas internas, Apple también ha tenido problemas con los proveedores: la fabricación de un coche eléctrico no se hace en masa y, sin embargo, necesita de una gran inversión.
17-10-2016 | abc.es
Apple, a punto de abandonar Titán, su coche autónomo
Apple renuncia, al menos de momento, a Titán, el que iba a ser su propio coche autónomo y en el que lleva trabajando desde hace dos años. Según «Bloomberg», la compañía ha decidido replantearse su estrategia tras «varios meses de desacuerdos» por parte de la junta directiva. «Apple ha reducido drásticamente sus ambiciones de automoción, lo que le lleva a cientos de recortes de empleos y a tomar una nueva dirección que, por ahora, ya no incluye la construcción de su propio coche», publica el diario. El famosos proyecto Titán estaba formado por unas mil personas. Muchas han sido reubicadas dentro de la compañía pero, según las fuentes que maneja «Bloomberg», hay quienes han abandonado en los últimos meses a raíz de conocerse la inviabilidad del proyecto. Los ejecutivos de Apple han decidido que el equipo que queda centre sus esfuerzos en demostrar, antes de que finalice el año, en desarrollar el software de un coche inteligente. Es decir, la apuesta de los de Cupertino para por centrarse en la inteligencia artificial y no en un coche autónomo. De esta manera, no competirían directamente con Tesla o Google, quienes tienen sus propios coches autónomos, aunque sí podrían tener la tecnología necesaria para vendérsela a otras compañías. A pesar de este nuevo plan hasta que finalice 2016, Apple no cierra las puertas a desarrollar su propio coche autónomo cuyo valor en el mercado llegaría a los 6,7 billones de dólares en 2030, según las estimaciones. El proyecto Titán nació en el año 2014 y el objetivo de los de Cupertino era lanzar en 2020 su primer coche autónomo. Pero el iCar es, de momento, un sueño irrealizable por culpa, detalla «Bloomberg», de una falta clara de liderazgo. «El proyecto se ha arruinado debido a las luchas internas», aseguran. De hecho, parece que Steve Zadesky, exingeniero de Ford contratado por Apple, ya no forma parte del proyecto, mientras que al equipo se ha sumado Dan Dodge, exempleado de BlackBerry y uno de los creadores del software QNX. Bob Mansfield, director del equipo, comunicó la decisión a todos los empleados en el mes de mayo: el nuevo objetivo era centrarse en el desarrollo de la tecnología, no en el coche. «En los meses siguientes, los ingenieros comenzaron a salir», asegura el medio, especialmente en agosto y septiembre. «Los ejecutivos de Apple habían imaginado un coche eléctrico que podría reconocer a su conductor por huella digital y conducir de forma autónoma con sólo pulsar un botón», recuerda «Bloomberg». Pero luego, cambiaron de opinión y decidieron crear «un coche parcialmente autónomo». Independientemente de las luchas internas, Apple también ha tenido problemas con los proveedores: la fabricación de un coche eléctrico no se hace en masa y, sin embargo, necesita de una gran inversión.
17-10-2016 | abc.es
Altavoces inteligentes: un futuro controlado por voz
Bajar la iluminación. Poner en marcha un temporizador. Pedir un taxi. Regular la temperatura de la vivienda. Hacer la lista de la compra. Que suene una canción. Reservar mesa en un restaurante. Todas estas tareas podrán centralizarse desde un único lugar, un punto neurálgico, que se encargará de repartir balones de una manera natural. En esa búsqueda por recrear un nuevo centro de la vida digital, los llamados altavoces inteligentes comienzan a vislumbrarse como aparatos prácticos que, pasando prácticamente desapercibidos, ofrecen muchas posibilidades en su interior para alcanzar ese sueño de la casa domótica que se persigue de los años noventa. Uno de los más llamativos (y pionero) en esta jungla tecnológica es Amazon Echo, una propuesta de cilindro inteligente desarrollado por el gigante del comercio electrónico. De pequeño tamaño (23 centímetros), el dispositivo cuenta con una serie de siete micrófonos que, en permanente escucha, permite recoger las preguntas y peticiones del propietario y actuar según su programación. Cuesta unos 170 euros. Su corazón se despierta por medio del comando «Alexa», la magia de todo esto. Se trata del asistente que hace posible que el aparato funcione, al estilo de Siri. Y su arquitectura se basa en el sistema en la «nube» de su propia compañía, Amazon Web Services, por cierto, que utilizan otras plataformas como Dropbox o Spotify. Se conecta por redes Wifi y obtiene la información de los servicios en la «nube». Está constantemente escuchando y «aprendiendo» del usuario, algo que puede llegar a preocupar al ciudadano por el uso de información personal y datos. Google ha apostado a caballo ganador con Home, su propio altavoz inteligente, y con el que aspira a conquistar el hogar en el futuro. La inteligencia artificial y la tecnología «machine learning» han hecho posible su desarrollo, especialmente en áreas como el procesamiento de lenguajes, reconocimiento de voz y traducción de palabras. Con este aparato, que se mueve mediante Assistant -nuevo asistente virtual del gigante de internet- los usuarios podrán realizar diversas tareas domésticas de manera sencilla y, lo que es un gran avance, con un lenguaje muy cercano a las conversaciones humanas. Al igual que Echo, el sistema Home permite poner en marcha determinadas instrucciones recibidas. Con un simple comando de voz, el usuario puede pedirle que ponga una canción, poner una alarma en el horno, reservar un vuelo o encender las luces de una habitación en particular. Es personalizable y es compatible con los sistemas operativos iOS y Android. Home se conectará a dispositivos inteligentes del hogar como Chromecast, Nest, Philips Lighting, y un largo etcétera. Costará 129 euros a partir del 4 de noviembre. Siguiendo esta estela, se ha rumoreado que firmas como Samsung o Apple también se encuentran interesadas en lanzar un producto similar con el mismo objetivo: centralizar y conquistar el hogar. [Gráfico elaborado por Statista]
17-10-2016 | abc.es
El ocaso de Twitter: ¿para qué tuitear cuando ni siquiera su CEO lo hace?
Twitter está hundida en el fango. Nadie, ni su cúpula directiva, sabe qué hacer con una compañía que este año ha soplado las velas de su décimo cumpleaños sin apenas nada que celebrar. Los últimos rumores apuntan a una fecha concreta: 27 de octubre. Este es el último día que tiene la popular red de microblogging para cerrar su venta . Parte de la cúpula directiva asegura que es ya la única salida. El valiente que se haga con ella tendrá que desembolsar unos 10.000 millones de dólares. Salesforce, Alphabet (Google) o Disney estarían dispuestos, según las últimas filtraciones, a comprarla. Pero, ¿por qué comprar una compañía cuyos números resultan desalentadores? Twitter no es un negocio rentable. Y los resultados económicos así lo demuestran. La compañía perdió el pasado año 521 millones de dólares (461 millones de euros). Muy malos resultados, aunque ligeramente mejores que en 2014, cuando obtuvo pérdidas de 577 millones de dólares. Y es que desde su salida en Bolsa en 2013, con Dick Costolo como CEO, Twitter ha ido cavando su propia tumba. STATISTA Su objetivo para este 2016 era mejorar estos números. Pero a poco más de dos meses para que el año termine y teniendo en cuenta que la compañía navega sin rumbo concreto, los resultados económicos volverán a ser igual o más desastrosos. Y es que hay algo muy claro: si ni siquiera su consejero delegado, Jack Dorsey, «tuitea», ¿cómo pretende la red social atraer más usuarios y rentabilizar un modelo de negocio que hace aguas? Según la herramienta «Twopcharts», que analiza el comportamiento de los tuiteros, la actividad del directivo es muy escasa e irregular. Dorsey, con cuenta desde 2006, ha publicado en total 20.392 tuits, es decir, una media de 5 «tuits» diarios. Además, apenas interactúa con el resto de «tuiteros». Quizás el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, deba darle unas clases sobre cómo usar Twitter. Si ni siquiera él mismo potencia el valor de una herramienta que estaba llamada a hacer historia, es lógico que la competencia se haya impuesto también en número de usuarios: STATISTA Con 313 millones de usuarios, Twitter ya no puede más. Facebook e Instagram le han superado con creces. [Gráficos elaborados por Statista]
16-10-2016 | abc.es
¿Cómo saber si una noticia de internet es o no verdad?
¿Cuántas veces te has encontrado con una noticia en Facebook, por ejemplo, y has dudado de su veracidad? La gran cantidad de información que se mueve en la red hace prácticamente imposible su control y a menudo se confunden noticias auténticas con las «fake» que, en numerosas ocasiones, incluso de vuelven virales. Google ha decidido abordar este problema en su servicio de noticias. Los usuarios de Google News pueden ver cómo la etiqueta «Fact-Check» («Hecho verificado»), de color gris, acompaña a una noticia. Una novedad que se pone en marcha a puertas de las Elecciones en EE.UU. Y es que la información es crucial en momentos como estos. Sino, que se lo digan a Facebook que decidió sustituir al equipo humano de Tendencias por algoritmos después de que la red social fuese acusada de manipular los «Trending Topics» de la sección de noticias a favor de los republicanos. Tal y como la compañía ha explicado en su blog, «Fact-Check» permitirá «confirmar los datos de las grandes historias» para que los lectores sepan de la veracidad de la información. Para que esta noticia luzca su etiqueta, la compañía exige que reuna una serie de requisitos: acceso a fuentes primarias, transparencia en cómo se han obtenido, debe tener una redacción imparcial, contar con referencias, datos verificados y un título objetivo. La etiqueta, de momento, está solo disponible en el servicio de Google News de EE.UU. y Reino Unido, tanto si se accede al sitio de noticias de forma directa o bien a través de la aplicación para iOS o Android. Cabe recordar que Google Noticias cerró en España a finales de 2014 tras la puesta en marcha de la nueva legislación sobre propiedad intelectual que obligaba a los de Mountain View a pagar a las compañías de medios de comunicación por utilizar la totalidad o parte de su contenido.
197