Noticias de "google"

09-03-2020 | abc.es
El español que ha fichado a la mano derecha de Steve Jobs
Al llegar al lugar de la entrevista, Xabi Uribe-Etxebarría hace un gesto con la mano, como para decir «espera, estoy contigo en un minuto». Está chateando por WhatsApp. Unos segundos después, se acerca sonriente y lleno de excusas. «Perdón, es que estaba hablando con Sculley, que hace tiempo que no nos vemos». «¿Con John Sculley, el de Apple?», le pregunto. «Sí, con ese..», responde tímidamente al tiempo que me enseña la pantalla de su móvil, con Whatsapp aún abierto. Alcanzo a ver el nombre del exdirector ejecutivo de Apple, ese al que Steve Jobs hechizó un día y le hizo abandonar la presidencia de PepsiCo, y me da tiempo a leer una frase de Sculley, al final del diálogo: «A ver si nos vemos pronto, te echo de menos..». Empieza la entrevista y resulta que no solo conoce a Sculley, sino que ha fichado para Sherpa, su empresa, a Tom Gruber, el creador de Siri, y también a la mítica J oanna Hoffman, la que fue mano derecha del mismísimo Steve Jobs durante tantos años y que al parecer era la única capaz de cantarle las cuarenta al «boss» sin temer a las represalias. Un tipo curioso este Xabi Uribe-Etxebarria. En Estados Unidos su empresa está considerada como una de las diez más importantes del mundo en Inteligencia Artificial. Y a él han llegado a compararle con Elon Musk. Pero aquí, en España, su tierra natal, casi nadie sabe quién es. Y los que le conocen no le creen capaz de llegar donde ha llegado. La conversación con él, pues, promete ser interesante.. ¿Qué es la Inteligencia Artificial? Es la capacidad de una máquina de imitar el intelecto humano. Estoy hablando de habilidades que son casi exclusivas de las personas: razonar, aprender de ejemplos, etc. ¿Y qué no es la Inteligencia Artificial? Hay un montón de sistemas, que se basan en machine learning, es decir, en la capacidad de aprendizaje, que dicen ser Inteligencia Artificial, pero que no lo son. Muchos asimilan la IA a la consciencia. ¿Existe, o podrá existir en el futuro, un sistema de IA que sea consciente de sí mismo? Sí, antes o después, sí. A menudo, la gente de a pie suele relacionar la IA con robots, androides, hologramas o cualquier cosa que pueda tener forma humanoide. Pero la IA es mucho más que eso. Y hay muchos desarrollos de IA que están en nuestra vida cotidiana sin que la mayoría lo sepa. Cuando desbloqueo el móvil con mi huella o mi cara, cuando voy a un parking y me leen la matrícula y no tengo que meter el ticket, cuando uso Google Maps? Hay un montón de aplicaciones que usan la IA para facilitarnos la vida y que habrían sido imposibles sin ella. Es decir, ya usamos sistemas de IA, y no se parecen en nada a un robot. Evidentemente, en todos esos ejemplos no hay una consciencia? No, claro. Si ni siquiera sabemos aún cómo funciona el cerebro humano, ¿Cómo vamos a ser capaces de imitarlo? Es una conversación que suelo tener con Rafa Yuste (neurobiólogo español e impulsor del Proyecto Brain, puesto en marcha en Estados Unidos por el presidente Obama en 2013), que me dice que ni siquiera sabemos aún lo que es un pensamiento. Los humanos vivimos en una especie de realidad virtual, fabricada por nuestro cerebro.. Y no sabemos cómo funciona. Por lo tanto, es difícil tratar de imitar algo que aún no sabemos lo que es. ¿Hasta dónde podremos llegar entonces? Lo que sí conseguiremos hacer relativamente pronto es imitar el modo en que el cerebro humano procesa la información, es decir, imitar la inteligencia humana. Los expertos dicen que eso sucederá alrededor del 2045 y llaman a ese evento «singularidad», el punto en que la inteligencia de una máquina va a sobrepasar la inteligencia de un humano. Y subrayo lo de «un humano», que no es lo mismo que decir la de los humanos en general. En algunos casos, y en tareas muy concretas, eso ya se ha conseguido. Sin embargo, hay toda una serie de cualidades de los humanos que aún estamos muy lejos de imitar. ¿Como por ejemplo? Hay una capacidad, llamada «small sample learning», que es uno de los grandes retos que tiene la IA ahora mismo. Se trata de la capacidad de aprender a partir de muy pocos ejemplos. Para que una IA sea capaz de reconocer, por ejemplo, la imagen de un elefante, hay que alimentarla con miles, con millones de imágenes diferentes de elefantes, de formas, de colores.. Sin embargo, si a un niño que nunca ha visto un elefante le enseñas una sola foto, una sola vez, ya lo reconocerá para siempre, incluso si después le enseñas no ya una foto, sino un simple dibujo o un garabato de un elefante. Esto las IA no lo pueden hacer, y nos queda aún muchísimo para que lo consigan. Otro ejemplo es lo que se llama el "transfer learning" o transferencia de aprendizaje. Si sabes jugar, por ejemplo, al ajedrez, te costará muy poco aprender otros juegos de tablero, ya que utilizas para ello las partes comunes con otros juegos. Esto las máquinas tampoco saben hacerlo. ¿Se supone que esa capacidad sí que estará presente cuando llegue la singularidad..? Sí, claro. De hecho, en transfer learning ya hay algo en las máquinas, sobre todo para traducción de idiomas. Se pueden transferir muchas reglas de un idioma a otro para traducirlo. Lo cual nos lleva a la pregunta siguiente: ¿Hay que tenerle miedo a la Inteligencia Artificial? Yo creo que miedo no.. Hay que tenerle respeto, pero no miedo. ¿En qué sentido? Siempre tenemos un cierto miedo a lo desconcido. Y digo que hay que tenerle respeto porque la IA es un arma muy poderosa, aunque yo estoy convencido de que traerá grandes beneficios a la Humanidad. Cualquier avance científico o tecnológico, de por sí, no es bueno ni malo. Es neutro. Suelo hacer una alalogía con la fusión nuclear, que puede servir igual para generar energía limpia que para construir bombas de hidrógeno. Todo depende del uso que le demos. Por lo tanto, no hay que tener miedo de la IA, sino de los humanos que la van a usar. La IA, igual que cualquier otro avance tecnológico, solo hará lo que un humano le diga que haga. ¿Por qué entonces hay manifiestos firmados por cientos de científicos, entre ellos el ya desaparecido Stephen Hawking, alertando de los peligros de la IA? Porque son tantas las posibilidades que tiene, tanto para el bien como para el mal, que se hace necesario un gran ejercicio de responsabilidad a la hora de desarrollarla y utilizarla. En ese sentido, junto a Rafael Yuste y otros, estamos tratando de hacer lo que llamamos "juramento tecnocrático", que es análogo al juramento hipocrático de los médicos, un código de conducta que todos deben jurar antes de ejercer. Creemos que la IA debe empezar a mirarse también desde un punto de vista humanista, y no solo tecnológico. ¿Y en qué punto está ese juramento tecnocrático? El documento ya existe, y ahora mismo estamos en conversaciones con varios gobiernos, instituciones y universidades para que esto sea pronto una realidad. Gobiernos como el español, o el de Chile, ambos ya muy involucrados. También queremos llevarlo a la ONU. Otro debate gira en torno a la posibilidad de combinar la IA con otras ciencias para aumentar las capacidades de los humanos.. Sí, unida a las neurociencias, la IA puede aumentar, por ejemplo, nuestra memoria o nuestras capacidades mentales. Y ahí hay otro debate. Si esas mejoras en las capacidades humanas no se hacen de forma proporcionada, podemos incluso llegar a crear nuevas "castas" de humanos, por lo que es necesario asegurar el reparto equitativo de estos aumentos de capacidades, y eso podría llegar incluso a convertirse en un nuevo derecho humano. ¿Es partidario entonces de limitar la IA? Si, por ejemplo, la unimos a un robot, podríamos tener robots inteligentes. ¿Limitaría usted las posibilidades de acción de esos robots con algo parecido a las leyes de la robótica propuestas por Isaac Asimov? No, no lo haría. No se trata de limitar a las máquinas. Cualquier limitación que se les ponga también se les podría quitar en cualquier momento.. Lo que sí que habría que limitar son las aplicaciones de la IA, lo que los humanos hagamos con ella. Debería limitarse su uso de forma que cuacluier aplicación se haga siempre y solo en beneficio de la Humanidad. ¿Y cómo se podría garantizar eso? Pues para eso es, precisamente, el juramento tecnocrático. No se trata de decirle a una máquina que no mate gente, sino de que esa máquina no se construya nunca. Eso entra de lleno en el debate actual sobre la industria de las armas. Drones que deciden de forma autónoma si disparar o no, etc.. Efectivamente, de eso se trata. Usted es creador de Sherpa, una empresa española de IA. ¿Qué es lo que aporta su empresa en este campo? Empezamos siendo un asistente digital, tipo Siri, pero hemos creado tanta tecnología que hemos ido evolucionando a una empresa de servicios de Inteligencia Artificial, y así se está reconociendo en todos los rankings mundiales de IA. Sherpa es, de hecho, una de las más reconocidas del mundo, ¿no? Sí, según Datamation, por ejemplo, estamos en la lista de las diez compañías más relevantes del mundo en IA. Ocupamos el noveno lugar, pero es que en esa lista están, Microsoft, Amazon, Google.. gigantes de la tecnología. Y nuestra empresa, que es pequeña y de Bilbao, está ahí, en medio de todos los grandes. ¿Qué ha hecho Sherpa para merecer tanto reconocimiento? Tenemos una serie de desarrollos, de algoritmos, creados por un equipo top en el que trabajan algunos de los mejores expertos del mundo. Hemos creado esos algoritmos en cuatro grupos o líneas: la primera son los sistemas conversacionales, que puedes implementar en cualquier máquina, altavoz inteligente, automóvil, televisor, etc, y convertirlo en un sistema con el que puedas hablar. La segunda línea son los recomendadores y personalización de contenidos, que es un sistema que te puede recomendar desde noticias a televisión o música aprendiendo de tus gustos y tratando de anticiparse a ellos. En las otras dos estamos trabajando, están sin terminar aún, y estamos haciendo descubrimientos sorprendentes que nos colocan por delante de cualquier otra empresa del planeta. Una es lo que llamamos análisis de contenidos, que mide la polaridad de la noticia y es capaz de identificar noticias falsas. ¿Y cómo exactamente hace eso? Llevamos a cabo cinco análisis, que identifican cinco patrones que nos dicen si es o no un fake. El primero es análisis del lenguaje que se utiliza en la noticia. Hay una serie de patrones y estilos que las fake news utilizan mucho. Otro es el índice de viralidad, que es cómo se disemina la noticia en las redes sociales. Otro análisis es el del medio, la fuente, quién ha publicado la noticia. En total, cada patrón aporta un porcentaje de probabilidad de que sea una fake. Al combinarlos, sabemos si es o no una noticia falsa. Nos faltaba aún la cuarta línea de trabajo de Sherpa.. Sí, es la privacidad. Estamos haciendo enormes avances en este campo. Avances que nos sitúan en cabeza y que están muy por delante de lo que hacen otras empresas, incluídas las más grandes. Se trata de tecnología que garantiza que tus datos sean privados. ¿Y cómo puede una pequeña empresa de Bilbao tener algo que decir en temas que entran de lleno en el terreno de las grandes empresas de tecnología, como Google, Amazon o Microsoft, que trabajan en lo mismo? No solo tenemos algo que decir, sino que muchas cosas las hacemos mejor que ellos. Para poner los pies en la tierra, nosotros no competimos con Google, sino con un equipo que trabaja en Google, que es su equipo de Inteligencia Artificial. Y dentro de eso competimos en un terreno muy concreto. Google hace desde buscadores a coches autónomos, y nosotros no entramos en eso. ¿Y cuáles son las cosas concretas que haceis, por ejemplo, mejor que Google o que otros grandes? Pues en recomendación somos mucho mejores, más que Netflix o Apple, entre otros. En privacidad de datos estamos más avanzados que Google. Cuando empezamos cn ese tema tratamos de usar sus plataformas, pero tenían carencias, así que empezamos la nuestra, y los resultados son mejores que los de Google, aunque ellos aún no lo saben. ¿Con qué mimbres cuenta para desarrollar todo esto? Necesitará un equipo de primera.. Sí, para mi el equipo es lo más importante, y a eso he dedicado muchos esfuerzos. Por ejemplo, hemos incorporado a Tom Gruber, el creador de Siri, al que conozco desde que estaba en Apple. Apple siempre ha estado interesada en nosotros, y Gruber nos consideraba como la empresa más avanzada en IA. Así que hace un año dejó Apople y se vino con nosotros. Pero no solo él, hace apenas unos días hicimos público el fichaje de Joanna Hoffman, la mano derecha de Steve Jobs durante toda su carrera, directora de marketing de Apple y creadora de la imagen única que tiene esa compañia en el mundo. El resto del equipo quizá no sea tan mediático, pero no tienen nada que envidiar a los dos que he mencionado y que son muy relevantes en el mundo de la tecnología. Se os reconoce mucho más fuera que dentro de España. ¿A qué se debe? Creo que es por falta de conocimiento, y también de interlocutores. Se trata de un sector muy puntero, que normalmente se desarrolla fuera, lo cierto es que nos resulta mucho más fácil explicarlo en Estados Unidos, donde tenemos un gran reconocimiento, que hacerlo aquí, en España, donde no pueden creerse que una empresa pequeña y de Bilbao haya hecho lo que ha hecho.. Aquí hay que hacerse perdonar los éxitos. Por último, ¿Quién es y de dónde viene Xabi Uribe-Etxebarria? Estudié ingeniería técnica electrónica y organización industrial. Empecé un doctorado que no terminé, porque creé mi primera empresa, que se dedicaba a la atención al cliente online para grandes empresas. Y luego monté Sherpa, al mismo tiempo que hacía cursos en el MIT y estudiaba arquitectura, carrera de la que me falta aún un año para acabar. Pero no quiero hablar de títulos porque creo que cada vez son menos relevantes. Lo más importante es la capacidad de adaptarse y de aprender. Han llegado a compararle con Elon Musk.. Sí, quizá porque me gusta hacer muchas cosas diferentes, tener un proyecto principal pero hacer al mismo tiempo otros proyectos. Mo objetivo no es el de hacer mucho dinero, sino el de crear un impacto positivo para el mundo. Por eso hay proyectos que me motivan mucho, como el de llevar la Inteligencia Artificial con Sherpa al resto del mundo, pero no es el único. Tengo otros proyectos que no tienen nada que ver con tecnología. Por ejemplo, me encanta la historia y he dedicado, y dedico, años a investigar sobre la primera vuelta al mundo. He ido recopilando en muchos países documentos de Elcano, mapas, antiguos testimonios de protagonistas olvidados y que han cambiado el mundo. Entonces, ¿cuál es la huella que le gustaría dejar? Me autoexijo mucho, pero lo que me gustaría es dejar un impacto positivo en el mundo. Tengo muchísimo miedo a la muerte, y un dia leí que le vas perdiendo el miedo a la muerte en la medida que vas cumpliendo objetivos en la vida. Y en eso estoy.
06-03-2020 | elpais.com
Érase una vez el sesgo: así se fabrica la ecuanimidad en Google
Tulsee Doshi, responsable de la iniciativa de ?machine learning? justo del gigante de Mountain View, explica cómo trabajan para parar los pies a las consecuencias negativas del machine learning
06-03-2020 | abc.es
Cómo activar el modo oscuro de WhatsApp en teléfonos iPhone y Android
El modo osucro de WhatsApp llegó oficialmente a todo los dispositivos móviles, tanto iOS como Android, esta misma semana. Tras un largo proceso de desarrollo, la aplicación ha conseguido dar salida a una de sus funcionalidades más esperadas, que tiene como principal finalidad disminuir el esfuerzo ocular del usuario en las situaciones de poca luz. Para poder emplear lo funcionalidad, lo primero que debe hacer es comprobar si su dispositivo móvil se encuentra actualizado en una versión compatible. Y es que, el modo oscuro solo está disponibles para aquellos móviles que cuenten con iOS 13, en el caso de los iPhone, y Android 10, en el del resto de marcas. Una vez haya actualizado su sistema operativo, es posible que el modo oscuro no esté disponible en la aplicación. Para solventar el problema, debe ir a la App Store, en el caso de los terminales iPhone, o a Google Store, en el de los Android. Allí tendrá que buscar la aplicación y hacer «click» encima. Acto seguido, verá como se encuentra con la opción de «actualizar». Una vez pulse, y termine la descarga, contará con la funicionalidad. Cómo configurar el modo oscuro en Android Si cuenta con un dispositivo Android, puede configurar el modo oscuro directamente desde la aplicación. Tan solo tiene que abrirla y hacer «click» sobre el icono con tres puntos que podrá ver en la esquina superior derecha de la pantalla. Tras esto, verá que se despliega varias opciones, sin embargo, usted deberá ir a la última, en la que pone «Ajustes». Desde ahí, tendrá que ir a «Chats» y, después, seleccionar «Tema». Hecho esto, podrá escoger entre «Predeterminado por el sistema» (el modo oscuro saltará en las horas de poca luz), Claro (el modo normal) y oscuro. Cómo configurar el modo oscuro en iPhone En el caso de los dispositivos con sistema operativo iOS, el usuario no puede configurar el modo oscuro desde el interior de la «app». Por el contrario, deberá dirigirse a la aplicación de «Ajustes» y buscar desde dentro la opción de «Pantalla y brillo». Allí verá que puede configurar el modo oscuro para que se active de forma automática, o bien puede personalizar la funcionalidad según un horario de su gusto.
05-03-2020 | abc.es
El truco para recuperar los mensajes borrados en WhatsApp
WhatsApp se ha convertido en una herramienta fundamental para millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, la aplicación de mensajería esconde muchos trucos que la mayoría desconoce. Desde evitar aparecer en línea, hasta escuchar un mensaje de audio sin que nadie lo sepa. Incluso, consultar consultar conversaciones que han sido eliminadas. A pesar de que no hay un mecanismo para recuperar esta información dentro de la conversación, sí que existe una forma de leer el mensaje. Y eso es posible a través del servicio de almacenamiento en la nube de Apple, iCloud, pero también desde Android. «El historial de tus mensajes de WhatsApp no se almacena en nuestros servidores. No podemos recuperar por ti los mensajes que hayas borrado o perdido», recalca la compañía. Sin embargo, en caso de su «smartphone» sea iPhone, se puede usar iCloud para crear una copia de las conversaciones para luego restaurarlas. Aunque con una salvedad: los archivos y mensajes que se guarden en una copia de seguridad «no estarán protegidos por el cifrado de extremo a extremo» mientras estén en el disco duro virtual de Apple. Desde iOS, en realidad, no se pueden recuperar los mensajes borrados, aunque da la posibilidad de realizar una copia de seguridad por si las moscas Pasos a seguir en iOS 1.- Para crear una copia de tus chats manualmente ve a «WhatsApp/ Configuración/Chats/Respaldo de chats» 2.- Entonces, hay que realizar respaldo ahora. 3.- También puedes elegir un horario para que se realicen las copias automáticamente con la opción «Copia automática». 4.- La copia de seguridad se almacena en tu cuenta de iCloud, e incluye tus conversaciones y archivos multimedia. También tienes la opción de incluir o excluir los videos. 5.- El proceso para respaldar tus mensajes puede tardar un rato, dependiendo del tamaño de la copia y de la calidad de tu conexión a internet. 6.- Para recuperar tu historial de mensajes en una copia de seguridad de iCloud, primero, verifica que existe una copia de seguridad en iCloud. Si existe, borra y descarga WhatsApp de nuevo desde la App Store. 7.- Después de verificar tu número de teléfono, sigue los pasos para restaurar tu historial de chats. Desde Android, la cosa cambia un poco. Dada la naturaleza de esta plataforma, se debe desinstalar la «app» para después volver a descargarla. «Tus chats de WhatsApp se guardan diaria y automáticamente en la memoria de tu teléfono móvil. También tienes la opción de guardar tus chats en Google Drive», informan desde la aplicación. Cabe recordar que cada 24 horas el sistema almacena de manera automática el historial de conversaciones en una carpeta dentro del dispositivo, ubicada en la memoria interna o, en caso de haberlo activado así, en la tarjeta externa. Pasos a seguir en Android 1.- Si desinstalas WhatsApp de tu dispositivo y no quieres perder tus chats, asegúrate de guardar tus conversaciones manualmente antes de desinstalar la aplicación. 2.- Para guardar una copia de seguridad de tus chats, ve a «WhatsApp/ Botón de menú/Ajustes/Chats/Copia de seguridad/Guardar». 3.- Para exportar una copia del historial de un chat individual o de grupo, usa la función «Enviar chat por correo». Para hacerlo, hay que abrir el chat individual o de grupo, presionar el botón de menú y seleccionar el menú para poder adjunta el archivo.
04-03-2020 | abc.es
Así puedes montar tu espacio de trabajo en casa como prevención contra el coronavirus
En España todavía no se han tomado medidas drásticas como prevención a nuevos contagios del Covid-19, virus de origen chino conocido originalmente como coronavirus. Pero en algunas regiones ya se ha recomendado periodos de cuarentena que obligaría a muchos empleados a trabajar desde casa para evitar la propagación de infecciones. Muchos autónomos ya lo hacen, pero gran parte de los trabajos requiere aún de cierto presentismo laboral. Aunque se ha avanzado mucho, y algunas empresas grandes incluso lo fomentan poco a poco en su plantilla, teletrabajar es todavía una quimera. Trabajar desde casa tiene sus aspectos positivos y negativos. Los autónomos lo sabrán: hay que ser muy disciplinado para ello. Expertos recomiendan marcarse unas pautas e intentar desconectar en periodos concretos durante el día. Hacer una «vida normal» incluso se puede añadir como obligatorio salir a la calle antes de ponerse manos a la obra. No todos los empleos se pueden adaptar a esta forma de trabajo en remoto. Pero es cierto que cada vez más muchos utilizan como herramienta habitual un ordenador. En caso de que fuese necesario, existen tecnologías que se adaptan a este tipo de actividades. Lo normal va a ser utilizar un ordenador, sea portátil o de sobremesa, que tenga un rendimiento adecuado para las exigencias de cada profesional. No es lo mismo llevar la contabilidad que editar vídeo. En caso de no disponer en el hogar de ninguna de estas posibilidades técnicas, determinadas tabletas (funcione con iOS o Android) también va a ser útil si, por ejemplo, tu trabajo requiere de rellenar informes. Trabajar con servicios en la «nube» es otra de las posibilidades. Hay herramientas gratuitas como Google Drive que incluye toda la suite de ofimática necesaria para este tipo de empleos, aunque se puede hacer uso de Office 365. Esta fórmula de trabajo se ha venido extendiendo incluso en muchas oficinas y permite una plena sincronización de los flujos de trabajo. Además, es quizás un buen momento para plantearse la incorporación, si tu empresa no lo ha hecho ya, de utilizar servicios como Slack o Yammer que están enfocados a llevar un control de los proyectos. Hay muchas empresas que ya lo utilizan en todo el mundo. Otro de los aspectos que muchos trabajadores «freelance» lo llevan desde siempre a rajatabla es el espacio de trabajo. Lo ideal es disponer de una zona independiente dentro del domicilio con todo el material mobiliario acorde las necesidades. Es decir, como en tu puesto de trabajo diario: silla cómoda y ergonómica para pasar muchas horas sentado, mesa a la altura del pecho, buena iluminación -preferiblemente natural- y acceso a bebidas para hidratarse. A su vez, es fundamental contar con una conexión a internet robusta en función de las necesidades. Si se trabaja con un software específico, los departamentos técnicos pueden dar acceso remoto o a través de servicios virtualizados para poder mantener la normalidad. Es necesario, y esto es aplicable en todos los trabajos que se desempeñen sentados, levantarse cada hora y media aunque sea dos minutos para estirar las piernas. Lo más importante es equilibrar funcionalidad con comodidad. Hay incluso quien aboga por colocar algún toque verde de plantas o flores, pero sobre todo, tener un espacio que no pueda despistar. En muchas ocasiones, los equipos de trabajo deben realizar reuniones (¡más de diez minutos, una reunión es desaconsejable!). Si estás teletrabajando, esta acción se puede hacer a través de servicios como Skype, Duo o, incluso, WhatsApp. También la tecnología de realidad virtual se puede adaptar a esta fórmula. Las videoconferencias tradicionales no son tan efectivas como las reuniones físicas, ya que al no compartir un espacio común la comunicación no verbal es prácticamente inexistente. «La realidad virtual (VR) ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos y se adapta perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de empresa», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de la empresa Two Reality. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», sostiene.
04-03-2020 | abc.es
Teletrabajo: cómo crear tu espacio de trabajo en casa como prevención contra el coronavirus
En España todavía no se han tomado medidas drásticas como prevención a nuevos contagios del Covid-19, virus de origen chino conocido originalmente como coronavirus. Pero en algunas regiones ya se ha recomendado periodos de cuarentena que obligaría a muchos empleados a trabajar desde casa para evitar la propagación de infecciones. Muchos autónomos ya lo hacen, pero gran parte de los trabajos requiere aún de cierto presentismo laboral. Aunque se ha avanzado mucho, y algunas empresas grandes incluso lo fomentan poco a poco en su plantilla, teletrabajar es todavía una quimera. Las empresas tecnológicas son las que más facilitan a sus plantillas la fórmula no presencial, por sus claras ventajas. Pero trabajar desde casa tiene sus aspectos positivos y negativos. Firmas como Google o Twitter ya han mandado a muchos equipos a sus domicilios a trabajar. Los autónomos lo sabrán: hay que ser muy disciplinado para ello. Expertos recomiendan marcarse unas pautas e intentar desconectar en periodos concretos durante el día. Hacer una «vida normal» incluso se puede añadir como obligatorio salir a la calle antes de ponerse manos a la obra. No todos los empleos se pueden adaptar a esta forma de trabajo en remoto. Pero es cierto que cada vez más muchos utilizan como herramienta habitual un ordenador. En caso de que fuese necesario, existen tecnologías que se adaptan a este tipo de actividades. Lo normal va a ser utilizar un ordenador, sea portátil o de sobremesa, que tenga un rendimiento adecuado para las exigencias de cada profesional. No es lo mismo llevar la contabilidad que editar vídeo. En caso de no disponer en el hogar de ninguna de estas posibilidades técnicas, determinadas tabletas (funcione con iOS o Android) también va a ser útil si, por ejemplo, tu trabajo requiere de rellenar informes. Trabajar con servicios en la «nube» es otra de las posibilidades. Hay herramientas gratuitas como Google Drive que incluye toda la suite de ofimática necesaria para este tipo de empleos, aunque se puede hacer uso de Office 365. Esta fórmula de trabajo se ha venido extendiendo incluso en muchas oficinas y permite una plena sincronización de los flujos de trabajo. Además, es quizás un buen momento para plantearse la incorporación, si tu empresa no lo ha hecho ya, de utilizar servicios como Slack o Yammer que están enfocados a llevar un control de los proyectos. Hay muchas empresas que ya lo utilizan en todo el mundo. Otro de los aspectos que muchos trabajadores «freelance» lo llevan desde siempre a rajatabla es el espacio de trabajo. Lo ideal es disponer de una zona independiente dentro del domicilio con todo el material mobiliario acorde las necesidades. Es decir, como en tu puesto de trabajo diario: silla cómoda y ergonómica para pasar muchas horas sentado, mesa a la altura del pecho, buena iluminación -preferiblemente natural- y acceso a bebidas para hidratarse. A su vez, es fundamental contar con una conexión a internet robusta en función de las necesidades. Si se trabaja con un software específico, los departamentos técnicos pueden dar acceso remoto o a través de servicios virtualizados para poder mantener la normalidad. Es necesario, y esto es aplicable en todos los trabajos que se desempeñen sentados, levantarse cada hora y media aunque sea dos minutos para estirar las piernas. Lo más importante es equilibrar funcionalidad con comodidad. Hay incluso quien aboga por colocar algún toque verde de plantas o flores, pero sobre todo, tener un espacio que no pueda despistar. En muchas ocasiones, los equipos de trabajo deben realizar reuniones (¡más de diez minutos, una reunión es desaconsejable!). Si estás teletrabajando, esta acción se puede hacer a través de servicios como Skype, Duo o, incluso, WhatsApp. También la tecnología de realidad virtual se puede adaptar a esta fórmula. Las videoconferencias tradicionales no son tan efectivas como las reuniones físicas, ya que al no compartir un espacio común la comunicación no verbal es prácticamente inexistente. «La realidad virtual (VR) ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos y se adapta perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de empresa», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de la empresa Two Reality. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», sostiene. No exenta de riesgos Pese a que Gobiernos y empresas de todo el mundo están fomentando cada vez más el teletrabajo en un intento de frenar la propagación del COVID-19, los expertos creen que potenciar esta fórmula sin un plan preventivo puede conllevar riesgos en materia de seguridad informática. «Se trata, por tanto, de un buen momento para que las organizaciones examinen la seguridad en torno al acceso remoto a los sistemas corporativos. Una vez que los dispositivos se sacan de la infraestructura de red de una empresa y se conectan a nuevas redes y WiFi, los riesgos se amplían y aumentan», relatan en un comunicado fuentes de la firma de seguridad Kaspersky. Los expertos recomiendan una serie de pasos para reducir los ciberriesgos asociados con el teletrabajo como proporcionar una red privada virtual (VPN) para que conectarse en remoto, proteger los dispositivos que se utilicen en casa, limitar funciones a los empleados y evitar responder a mensajes no solicitados en su puesto se trabajo temporal.
04-03-2020 | abc.es
Cómo crear tu espacio teletrabajo como prevención contra el coronavirus
En España todavía no se han tomado medidas drásticas como prevención a nuevos contagios del Covid-19, virus de origen chino conocido originalmente como coronavirus. Pero en algunas regiones ya se ha recomendado periodos de cuarentena que obligaría a muchos empleados a trabajar desde casa para evitar la propagación de infecciones. A teletrabajar, vaya. Muchos autónomos ya lo hacen, pero gran parte de los trabajos requiere aún de cierto presentismo laboral. Aunque se ha avanzado mucho, y algunas empresas grandes incluso lo fomentan poco a poco en su plantilla, teletrabajar es todavía una quimera. Las empresas tecnológicas son las que más facilitan a sus plantillas la fórmula no presencial, por sus claras ventajas. Pero trabajar desde casa tiene sus aspectos positivos y negativos. Firmas como Google o Twitter ya han mandado a muchos equipos a sus domicilios a trabajar. Los autónomos lo sabrán: hay que ser muy disciplinado para ello. Expertos recomiendan marcarse unas pautas e intentar desconectar en periodos concretos durante el día. Hacer una «vida normal» incluso se puede añadir como obligatorio salir a la calle antes de ponerse manos a la obra. No todos los empleos se pueden adaptar a esta forma de trabajo en remoto. Pero es cierto que cada vez más muchos utilizan como herramienta habitual un ordenador. En caso de que fuese necesario, existen tecnologías que se adaptan a este tipo de actividades. Lo normal va a ser utilizar un ordenador, sea portátil o de sobremesa, que tenga un rendimiento adecuado para las exigencias de cada profesional. No es lo mismo llevar la contabilidad que editar vídeo. En caso de no disponer en el hogar de ninguna de estas posibilidades técnicas, determinadas tabletas (funcione con iOS o Android) también va a ser útil si, por ejemplo, tu trabajo requiere de rellenar informes. Trabajar con servicios en la «nube» es otra de las posibilidades. Hay herramientas gratuitas como Google Drive que incluye toda la suite de ofimática necesaria para este tipo de empleos, aunque se puede hacer uso de Office 365. Esta fórmula de trabajo se ha venido extendiendo incluso en muchas oficinas y permite una plena sincronización de los flujos de trabajo. Además, es quizás un buen momento para plantearse la incorporación, si tu empresa no lo ha hecho ya, de utilizar servicios como Slack o Yammer que están enfocados a llevar un control de los proyectos. Hay muchas empresas que ya lo utilizan en todo el mundo. Otro de los aspectos que muchos trabajadores «freelance» lo llevan desde siempre a rajatabla es el espacio de trabajo. Lo ideal es disponer de una zona independiente dentro del domicilio con todo el material mobiliario acorde las necesidades. Es decir, como en tu puesto de trabajo diario: silla cómoda y ergonómica para pasar muchas horas sentado, mesa a la altura del pecho, buena iluminación -preferiblemente natural- y acceso a bebidas para hidratarse. A su vez, es fundamental contar con una conexión a internet robusta en función de las necesidades. Si se trabaja con un software específico, los departamentos técnicos pueden dar acceso remoto o a través de servicios virtualizados para poder mantener la normalidad. Es necesario, y esto es aplicable en todos los trabajos que se desempeñen sentados, levantarse cada hora y media aunque sea dos minutos para estirar las piernas. Lo más importante es equilibrar funcionalidad con comodidad. Hay incluso quien aboga por colocar algún toque verde de plantas o flores, pero sobre todo, tener un espacio que no pueda despistar. En muchas ocasiones, los equipos de trabajo deben realizar reuniones (¡más de diez minutos, una reunión es desaconsejable!). Si estás teletrabajando, esta acción se puede hacer a través de servicios como Skype, Duo o, incluso, WhatsApp. También la tecnología de realidad virtual se puede adaptar a esta fórmula. Las videoconferencias tradicionales no son tan efectivas como las reuniones físicas, ya que al no compartir un espacio común la comunicación no verbal es prácticamente inexistente. «La realidad virtual (VR) ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos y se adapta perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de empresa», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de la empresa Two Reality. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», sostiene. No exenta de riesgos Pese a que Gobiernos y empresas de todo el mundo están fomentando cada vez más el teletrabajo en un intento de frenar la propagación del COVID-19, los expertos creen que potenciar esta fórmula sin un plan preventivo puede conllevar riesgos en materia de seguridad informática. «Se trata, por tanto, de un buen momento para que las organizaciones examinen la seguridad en torno al acceso remoto a los sistemas corporativos. Una vez que los dispositivos se sacan de la infraestructura de red de una empresa y se conectan a nuevas redes y WiFi, los riesgos se amplían y aumentan», relatan en un comunicado fuentes de la firma de seguridad Kaspersky. Los expertos recomiendan una serie de pasos para reducir los ciberriesgos asociados con el teletrabajo como proporcionar una red privada virtual (VPN) para que conectarse en remoto, proteger los dispositivos que se utilicen en casa, limitar funciones a los empleados y evitar responder a mensajes no solicitados en su puesto se trabajo temporal.
03-03-2020 | abc.es
El «Google Maps de los muertos»
La tecnología puede tener muchas aplicaciones. En los últimos años, el servicio cartográfico Google Maps se ha convertido en un navegador muy extendido que lo utilizan incluso para ubicarse en un vehículo. Con su variante Earth, que saca partido a las imágenes por satélite, se ha podido localizar incluso a delincuentes. La plataforma ha ido mejorando con el tiempo. Y, ahora, el gigante de internet trabaja para meterse hasta en lo más sagrado, las tumbas de difuntos. La Iglesia de Inglaterra ha acordado, según informa «The Times», con la multinacional estadounidense un plan para recopilar mapas y fotografías de millones de tumbas, así como información relativa a los registros de entierros correspondientes. El resultado, previsto para 2025, será una base de datos online de acceso gratuito. El proyecto promete cubrir los más de 15.000 cementerios anglicanos y otros enclaves que se estiman en Inglaterra. Los investigadores creen que se puede convertir en una valiosa herramienta para investigaciones históricas y consulta familiar. Esta iniciativa ha empezado, por el momento, en una fase de pruebas en dos iglesias cerca de Huddersfield, villa inglesa perteneciente al Metropolitan Borough of Kirklees, en Yorkshire del Oeste en Inglaterra. Para ello, los topógrafos crearon mapas digitales ricos en detalles utilizando las mochilas de escanéo láser empleado para Google Maps. El resultado fue que se han publicado unos 6.000 entierros en los mapas interactivos online. Para su desarrollo, los investigadores contactaron con voluntarios y grupos de historiadores locales que facilitaron material fotográfico de los monumentos y los registros parroquiales. Se espera que millones de registros se añadan en los próximos años. También está previsto crear una copia de seguridad digital de monumentos para evitar pérdidas de información. El proyecto ha recaudado más de 250.000 libras. Entre las reliquias que se pueden ver se incluye la tumba de Benjamin Smith, veterano de la artillería real que participó de joven en la batalla de Waterloo y que falleció en 1845. También se encuentra disponible una tumba a nombre de Samuel y Lydia Midgley, de 57 y 46 años, respectivamente, además de una sobrina llamada Eliza de solo 12 años, que perecieron ahogados tras el derrumbre en un embalse en 1852.
03-03-2020 | abc.es
Alguien espía a tu bebé: descubren nuevas brechas de seguridad en las cámaras de vigilancia
A principios de diciembre, los alaridos de la advenediza canción «Tiptoe Through the Tulips» empezaron a emitirse misteriosamente a través de una anodina cámara de vigilancia conectada a internet. De repente, una desconocida voz afirmaba ser Papá Noel. Y le emplazaba a ser su mejor amigo. Cualquiera se hubiera sobresaltado aunque quizá sin darle demasiada importancia. El problema era que se trataba de la habitación de una niña de ocho años. Sucedió en Estados Unidos y, de nuevo, volvió el fantasma: ¿Nos espían los ciberdelincuentes a través de los dispositivos de vigilancia conectados a internet? ¿Son las cámaras IP un elemento de entrada a personas malintencionadas? La madeja se agranda más con los continuos casos que se dan a conocer. Nada más entrar el año otro escándalo: usuarios que integraron cámaras de la firma china Xiaomi a través del servicio doméstico Google Home pudieron acceder a la transmisión de otras cámaras de manera aleatoria. Fue más leña a un fuego que ya de por sí está bastante caliente. Parte de esta situación se debe a la facilidad con la que ciberdelincuentes descubren las contraseñas de estos aparatos, que generalmente vienen predeterminadas y los consumidores no las cambian, sea por desconocimiento o ignorancia. Una advertencia del Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) de Reino Unido ha recomendado esta semana a los compradores de estos equipos que modifiquen la configuración después de comprarlos. Esas contraseñas predeterminadas son «fáciles de adivinar» y podrían permitir que un pirata informático observe sin ser detectado un hogar a través de dispositivos conectados. El director técnico del NCSC, Ian Levy, advirtió en un comunicado que a pesar de que los dispositivos de videovigilancia son «fantásticas innovaciones» pueden presentar vulnerabilidades que sean aprovechadas por los ciberdelincuentes. Esta advertencia se suma a la creciente preocupación de los potenciales peligros que plantea el «Internet de las cosas». Solo hace falta recordar la alarma que se generó en 2014 cuando se descubrió que una página web de procedencia rusa recogía miles de vídeos en «streaming» procedentes de cámaras domésticas, algunas de las cuales provenían incluso de España. Esta situación se ha producido con distintas marcas y equipos como Ring, propiedad de Amazon, pero ahora empresa de seguridad informática Bitdefender ha descubierto una brecha de seguridad en las cámaras de videovigilancia para bebés iBaby Monitor M6S, que daría acceso a los ciberdelincuentes tanto a las imágenes grabadas por el dispositivo como a los datos privados de los usuarios. «Las vulnerabilidades que hemos encontrado en las cámaras iBaby permiten que puedan conseguir las imágenes de la cámara y datos privados de sus propietarios, como nombre, ubicación, foto de perfil y dirección de correo electrónico», afirma en un comunicado Alexandru Balan, experto en amenazas digitales en la empresa. Los riesgos encontrados en esta cámara, aseguran los expertos, vienen asociados a su conexión a Internet, necesaria para su funcionamiento. Uno de los fallos de seguridad permite a los piratas informáticos acceder a los archivos almacenados por la cámara en la nube de Amazon Web Services. Los expertos añaden que la cámara utiliza una clave secreta y una contraseña ID de acceso, pero para los ciberdelincuentes «resulta muy sencillo conseguir estas claves» a través de otras cámaras conectadas al mismo servicio de almacenamiento de datos, ya que el fabricante no ha configurado correctamente este servicio en la nube de AWS, lo que hace que las claves resulten predecibles y fácilmente descifrables. «Esta vulnerabilidad permite también fugas de información a través del servicio MQTT, que se encarga de controlar el acceso remoto a las cámaras. Si un ciberdelincuente rastrea el servidor MQTT cuando un usuario está configurando su cámara, es posible que pueda filtrarse la información introducida por el usuario, facilitando el control del dispositivo», sostienen las mismas fuentes.
22