Noticias de "google"

14-12-2015 | abc.es
El CEO de Tesla presenta OpenAI, su nueva compañía de inteligencia artificial
La inteligencia artificial está a punto de experimentar un cambio en su desarrollo. Al menos, es lo que promete OpenAI, la nueva compañía de investigación en dicho ámbito tras la cuál se esconde Elon Musk, CEO de Tesla. Tal y como explica la nueva página web de la compañía, OpenAI es una entidad sin ánimo de lucro. «Nuestro objetivo es avanzar en la inteligencia digital en la forma en que más beneficie a la humanidad en su conjunto, sin restricciones por la necesidad de generar un rendimiento financiero». Esta es la clave -aseguran- que les permitirá centrarse en un «impacto humano positivo». Un proyecto muy ambicioso en el que sus inversores se han comprometido a aportar hasta un total de mil millones de dólares, una inversión a largo plazo de la que esperan gastar una pequeña parte en los próximos años. Respaldando este proyecto se encuentran inversores de la talla de Amazon Web Services, YC Research o Peter Thiel (cofundador de PayPal e inversor de Facebook). Y, por supuesto, Elon Musk no está solo. Un gran equipo de investigadores e ingenieros «de primera línea» forman el pequeño pero ambicioso equipo. Aunque sus creadores reconocer que «el resultado de esta aventura es incierta» y les espera un duro trabajo por delante, creen firmemente en el objetivo que se han marcado: velar por el beneficio que la inteligencia artificial puede tener en la sociedad, protegiéndola, al mismo tiempo, de los daños que podrían provocar su mal uso. La línea de trabajo que seguirá OpenAI será abierta, es decir, accesible para todos. Los investigadores publicarán sus trabajos y , en el caso de desarrollar patentes «serán compartidas con el mundo», aseguran. «Vamos a colaborar libremente con otras personas -continúan- a través de instituciones y esperamos trabajar con empresas para investigar e implementar nuevas tecnologías». La inteligencia artificial es un importante campo de investigación y de inversión para muchas empresas en el sector de la tecnología. Los coches autónomos, sistemas de reconocimiento facial, asistentes de voz, etc. son algunos de los proyectos en los que Google, Apple o Tesla, entre otras compañías. Ahora, queda por ver si de verdad OpenAI contribuye en el avance de la inteligencia artificial.
14-12-2015 | enter.co
Huawei llevaría el Honor 5X a Estados Unidos en el CES 2016
Huawei es uno de los grandes fabricantes de smartphones que todavía no ha entrado de lleno al mercado de Estados Unidos. Uno de los primeros acercamientos lo tuvo recientemente con la llegada del Nexus 6P, el equipo insignia de Google, que fue fabricado por la compañía china. Sin embargo, Huawei podría llegar con otro peso pesado […]
11-12-2015 | elmundo.es
Yahoo Mail ya es amigo de Google
A partir de este viernes, algunas características de Yahoo Mail se incorporan a Gmail. 
10-12-2015 | elmundo.es
Google Drive estrena filtros de búsqueda
Se podrán buscar archivos por tipo, por fecha de modificación o por propiedad. Además, la búsqueda se podrá reducir por palabras. 
10-12-2015 | enter.co
Tanto Samsung como Baidu entrarán al mercado de carros autónomos
Parece que consolidar el primer carro totalmente autónomo se ha convertido en toda una ?carrera? comercial. Google, Apple y Toyota han demostrado en repetidas ocasiones su interés por alcanzar el objetivo. Sin embargo, la competencia parece acrecentarse progresivamente con el pasar de los meses: el turno es ahora para Baidu y Samsung, cada una por […]
10-12-2015 | elpais.com
La startup mexicana Kichink, premiada por Google
La compañía de comercio electrónico recibirá asesoramiento de expertos en emprendimiento y ayuda para encontrar fondos
10-12-2015 | elmundo.es
El ordenador cuántico de Google funciona
La computación cuántica ha demostrado por primera vez que es capaz de funcionar 100 millones de veces más rápido que los ordenadores convencionales, pero sólo para determinadas tareas. 
10-12-2015 | abc.es
Facebook y Alphabet (Google) hacen limpieza de servicios
Final de año, fin de servicios duplicados y limpieza de las compañías. Siguiendo las decisiones de temporadas anteriores, los gigantes de internet comienzan a ajustar sus estrategias empresariales de cara a empezar el 2016. Una de ellas ha sido Facebook, que ha cerrado Creative Labs, la división encargada de desarrollos creativos y de la exploración de nuevas posibilidades para la plataforma. Entre las aplicaciones que se han visto afectadas por el cierre se encuentran Facebook Riff, Facebook Rooms (creadora de videos) y Facebook Slingshot, un servicio nacido como respuesta a Snapchat. Pese a todo, el gigante de internet ha asegurado que continuará con los ensayos y la experimentación de nuevos servicios para, presumiblemente, lanzarlos a sus usuarios. Facebook, de nuevo, hace suya la idea de «muéve rápido y cambia cosas». La decisión de cerrar estas iniciativas responde, no obstante, a que algunos de sus servicios no tuvieron el éxito esperado. Todas y cada una de la aplicaciones que se han creado bajo un experimento de Creative Labs están en proceso de desaparecer de las tiendas de «apps» como Google Play o App Store. En el caso de Riff, «app» para crear vídeos colaborativos, y Slingshot, una «app» estilo Snapchat, ambas han sido ya retiradas; Rooms, un servicio para mensajes en grupo, seguirá activo hasta el próximo día 23 de diciembre. A pesar del cierre del servicio, aquellos usuarios que hayan descargado las dos primeras aplicaciones las podrán seguir usando hasta que la compañía lo permita. «Desde su salida, hemos incorporado elementos de Slingshot, Riff y Rooms en las aplicaciones de Facebook para iOS y Android», ha explicado un portavoz de la empresa para el medio especializado CNET. Aunque el dominio correspondiente de Facebook y la dirección web de la división ya no existan, representantes de la compañía afirman que los desarrolladores van a seguir siendo empujados a la experimentación creativa. Parece que las compañías están de limpieza y restructuración navideña. Si Dropbox anunciaba esta semana el cierre de Mailbox y Carousel, también otro gigante del sector como Alphabet le ha cambiado el nombre a la división de Google Life Sciences por Verily. De esta forma, la división dedicada a la investigación científica ha cambiado su nombre en aras de adquirir mayor visibilidad en el sector medico-tecnológico. Lo que ahora es Verily comenzó dentro de la unidad de investigación y desarrollo Google X. Según ha recogido Reuters, la misión de la compañía es «unir la tecnología y las ciencias naturales para descubrir nuevas verdades sobre la salud y las enfermedades». Verily cuenta ya con diversos proyectos en desarrollo, como ha resaltado el medio citado, entre los que se encuentran algunos conocidos, como unas lentes de contacto inteligentes capaces de detectar la glucosa, junto con la compañía suiza Novartis.
10-12-2015 | abc.es
Yahoo, de momento, no se desprende de Alibaba
Yahoo vive tiempos muy revueltos. Lleva tiempo reinventándose y apenas lo está consiguiendo. Hace unos días, según publicó el «Wall Street Journal», quería vender su negocio central de internet. Y la junta también tenía que valorar la posibilidad de escindir su participación del 15% en el gigante del comercio electrónico chino Alibaba. ¿El resultado? La compañía que dirige Marissa Mayer ha decidido poner en suspenso la decisión de desprenderse de su participación en la firma china. La decisión responde a la misma estrategia de siempre: tener más tiempo para saber qué hacer ante la grave crisis en la que se encuentra sumida la empresa desde hace tiempo. La venta de los activos en Alibaba fue anunciada en enero pasado, defendida por Mayer, con el fin de reorientar un negocio que estaba muy determinado por su participación en la firma china. Pero desde que se anunció, comenzaron a surgir dudas entre inversores importantes sobre la posibilidad de que la operación tuviera un fuerte coste fiscal para Yahoo y sus accionistas, por lo que, por lo menos de momento, se ha descartado seguir con ella. «Hemos discutido esto por meses, prestado gran atención a los detalles y con un montón de ayuda de nuestros asesores», ha afirmado el presidente del consejo de administración, Maynard Webb, en una entrevista con el canal financiero CNBC. Yahoo ha informado en un comunicado fechado en su sede central, en Sunnyvale, en EE.UU., que el consejo de administración había decidido unánimemente dejar en suspenso su idea de desprenderse de su participación en Alibaba. La capitalización bursátil actual de Yahoo, una empresa creada en 1994, alcanza cerca de 32.000 millones de dólares, en gran parte determinada por el valor de su participación en Alibaba y en su filial japonesa. La decisión inicial de desprenderse de Alibaba había creado mucha incertidumbre entre los inversores de Yahoo, según sus directivos, y esa fue la razón por la cual se optó por suspender los planes y estudiar otras alternativas. Tanto Mayer como Webb no dijeron tajantemente que la operación estaba totalmente descartada, pero señalaron que la revisión del impacto fiscal que podría tener iba a llevar tiempo, y eso podría llegar a perjudicar el valor de la compañía. «Creemos que es prudente a estas alturas ver alternativas», ha afirmado Mayer en la entrevista con CNBC, al lado de Webb y a quien ha derivado gran parte de las explicaciones sobre la decisión de suspender la venta de la participación en Alibaba. «Si hubiéramos ido adelante, llevaría demasiado tiempo tener todo claro», ha insistido Webb. La decisión fue anunciada después de una reunión de varios días para analizar ese tema y otras medidas, en medio de versiones que anticipaban la posibilidad de que Yahoo podría desprenderse de parte de su negocio de internet. Pero ni el comunicado de Yahoo ni Webb dieron pistas sobre ese sentido, aunque este último señaló que, si se recibe una oferta, será analizada por el consejo de administración. «Hay muchas alternativas que tienen que considerarse», ha agregado Webb. El presidente del consejo de administración ha aprovechado para expresar su respaldo a Mayer, consejera delegada y la principal directiva con funciones ejecutivas de la empresa, a la que se incorporó en julio de 2012. «Tenemos futuro», asegura Mayer A pesar de ello, los expertos coinciden en que el anuncio de este miércoles supone un duro revés para Mayer, que se incorporó a Yahoo en medio de una grave crisis para la firma, que aún sufre una dura competencia de compañías como Google y Facebook. Mayer se ha referido al estado en el que recibió la compañía, con un fuerte deterioro de sus ingresos. «Ahora tenemos futuro», ha dicho, y ha recordado que Yahoo es la tercera firma mundial en cuanto a ingresos por publicidad. La decisión de poner en suspenso los planes respecto a Alibaba fue confirmada después de que la firma de inversión Starboard Value pidiera a Yahoo que vendiese su negocio central de internet y que detuviese sus planes de prescindir de Alibaba. Starboard había respaldado la escisión de Alibaba antes de que el servicio de recaudación de impuestos (IRS) se negara en septiembre pasado a certificar que la transacción estaría libre de tasas, por lo que pidió se revisara la operación. Si la agencia tributaria estadounidense dictaminara finalmente que la transacción está sujeta a tasas fiscales, los accionistas de Yahoo podrían verse obligados a pagar unos 12.000 millones de dólares en impuestos. El anuncio oficial, que había sido anticipado el martes por medios financieros, se ha recibido de mal grado en Wall Street, ya que los títulos de la firma perdían cerca del 4,5 % a media sesión, aunque comenzó la jornada con ganancias. En 2012, cuando Mayer se incorporó a la firma, Yahoo tuvo unas ventas de unos 4.500 millones de dólares, pero para el año pasado bajaron a 4.400 millones y se espera que en el ejercicio actual sean aún menores.
09-12-2015 | abc.es
Yahoo, de momento, no se desprende de Alibaba
Yahoo vive tiempos muy revueltos. Lleva tiempo reinventándose y apenas lo está consiguiendo. Hace unos días, según publicó el «Wall Street Journal», quería vender su negocio central de internet. Y la junta también tenía que valorar la posibilidad de escindir su participación del 15% en el gigante del comercio electrónico chino Alibaba. ¿El resultado? La compañía que dirige Marissa Mayer ha decidido poner en suspenso la decisión de desprenderse de su participación en la firma china. La decisión responde a la misma estrategia de siempre: tener más tiempo para saber qué hacer ante la grave crisis en la que se encuentra sumida la empresa desde hace tiempo. La venta de los activos en Alibaba fue anunciada en enero pasado, defendida por Mayer, con el fin de reorientar un negocio que estaba muy determinado por su participación en la firma china. Pero desde que se anunció, comenzaron a surgir dudas entre inversores importantes sobre la posibilidad de que la operación tuviera un fuerte coste fiscal para Yahoo y sus accionistas, por lo que, por lo menos de momento, se ha descartado seguir con ella. «Hemos discutido esto por meses, prestado gran atención a los detalles y con un montón de ayuda de nuestros asesores», ha afirmado el presidente del consejo de administración, Maynard Webb, en una entrevista con el canal financiero CNBC. Yahoo ha informado en un comunicado fechado en su sede central, en Sunnyvale, en EE.UU., que el consejo de administración había decidido unánimemente dejar en suspenso su idea de desprenderse de su participación en Alibaba. La capitalización bursátil actual de Yahoo, una empresa creada en 1994, alcanza cerca de 32.000 millones de dólares, en gran parte determinada por el valor de su participación en Alibaba y en su filial japonesa. La decisión inicial de desprenderse de Alibaba había creado mucha incertidumbre entre los inversores de Yahoo, según sus directivos, y esa fue la razón por la cual se optó por suspender los planes y estudiar otras alternativas. Tanto Mayer como Webb no dijeron tajantemente que la operación estaba totalmente descartada, pero señalaron que la revisión del impacto fiscal que podría tener iba a llevar tiempo, y eso podría llegar a perjudicar el valor de la compañía. «Creemos que es prudente a estas alturas ver alternativas», ha afirmado Mayer en la entrevista con CNBC, al lado de Webb y a quien ha derivado gran parte de las explicaciones sobre la decisión de suspender la venta de la participación en Alibaba. «Si hubiéramos ido adelante, llevaría demasiado tiempo tener todo claro», ha insistido Webb. La decisión fue anunciada después de una reunión de varios días para analizar ese tema y otras medidas, en medio de versiones que anticipaban la posibilidad de que Yahoo podría desprenderse de parte de su negocio de internet. Pero ni el comunicado de Yahoo ni Webb dieron pistas sobre ese sentido, aunque este último señaló que, si se recibe una oferta, será analizada por el consejo de administración. «Hay muchas alternativas que tienen que considerarse», ha agregado Webb. El presidente del consejo de administración ha aprovechado para expresar su respaldo a Mayer, consejera delegada y la principal directiva con funciones ejecutivas de la empresa, a la que se incorporó en julio de 2012. «Tenemos futuro», asegura Mayer A pesar de ello, los expertos coinciden en que el anuncio de este miércoles supone un duro revés para Mayer, que se incorporó a Yahoo en medio de una grave crisis para la firma, que aún sufre una dura competencia de compañías como Google y Facebook. Mayer se ha referido al estado en el que recibió la compañía, con un fuerte deterioro de sus ingresos. «Ahora tenemos futuro», ha dicho, y ha recordado que Yahoo es la tercera firma mundial en cuanto a ingresos por publicidad. La decisión de poner en suspenso los planes respecto a Alibaba fue confirmada después de que la firma de inversión Starboard Value pidiera a Yahoo que vendiese su negocio central de internet y que detuviese sus planes de prescindir de Alibaba. Starboard había respaldado la escisión de Alibaba antes de que el servicio de recaudación de impuestos (IRS) se negara en septiembre pasado a certificar que la transacción estaría libre de tasas, por lo que pidió se revisara la operación. Si la agencia tributaria estadounidense dictaminara finalmente que la transacción está sujeta a tasas fiscales, los accionistas de Yahoo podrían verse obligados a pagar unos 12.000 millones de dólares en impuestos. El anuncio oficial, que había sido anticipado el martes por medios financieros, se ha recibido de mal grado en Wall Street, ya que los títulos de la firma perdían cerca del 4,5 % a media sesión, aunque comenzó la jornada con ganancias. En 2012, cuando Mayer se incorporó a la firma, Yahoo tuvo unas ventas de unos 4.500 millones de dólares, pero para el año pasado bajaron a 4.400 millones y se espera que en el ejercicio actual sean aún menores.
240