Noticias de "google"

12-09-2016 | abc.es
WaveNet, un sistema que ayuda a que las máquinas «hablen» como un ser humano
La Inteligencia Artificial es muy controvertida. Existe un crudo debate acerca de los posibles riesgos que puede provocar en un futuro y las ventajas que posibilitan para el desarrollo de la economía. Los seres humanos ya se comunican, desde hace tiempo, con las máquinas para determinados servicios y trabajos. Y, en los últimos tiempos, gracias a asistentes virtuales como Google Now, Cortana o Siri la sociedad ha tenido al alcance del bolsillo la oportunidad de interaccionar por voz con los aparatos electrónicos. Los avances tecnológicos en esta materia no echan el freno de mano. De cara a materializar un acercamiento de la voz artificial hacia la más natural, investigadores de DeepMind, empresa propietaria del gigante de internet, han anunciado la creación de WaveNet, un programa informático capaz de generar voz sintética basado en Inteligencia Artificial y que se comporta de una similar a la de un ser humano, un paso importante para hacer evolucionar las máquinas y los procesos automatizados. Según sus creadores, puede permitir que una manera hable exactamente igual que una persona, e Esta plataforma, que funciona como un sistema neuronal, rompe con la tradicional naturaleza robótica de la voz programada en los aparatos electrónicos para dotarle de naturalidad y matices propios del ser humano. El equipo de ingenieros asegura que el software puede «imitar a la perfección» una voz humana. Las muestras de voz se ha impulsado en diversos programas informáticos como Google Voice desde hace bastante tiempo, pero sintetizar y acercarse a una mayor naturalidad está resultando un gran desafío. Hasta el momento, la técnica común es una lectura virtual, es decir, una concatenación de texto a voz (TTS, en sus siglas en inglés) que combina fragmentos de un discurso grabado para generar las frases, que un sistema devuelve en función de la interacción realizada. El principal problema -dicen- es que este método no es capaz de alterar y modificar la base de datos y fragmentos existentes para crear algo desde cero, lo que provoca la situación actual: una voz «robótica» y enlatada. Mientras, en otros procesos informáticos se han basado en un método de texto a voz paramétrico que codifica la voz. El resultado, sin embargo, es incluso menos natural, dicen los investigadores. Y hacia la corrección de esta situación es adonde va WaveNet. Para ello utiliza un «enfoque totalmente diferente», ya que en lugar de analizar, cruzar y devolver el audio almacenado en el software el sistema, basado en Inteligencia Artificial, es capaz de aprender. La idea es que se mueva sobre un contexto determinado, con sus matices lingüísticos, resolviendo incluso modos de expresión como la ironía o el sarcasmo, tal y como funcionan los sistemas neuronales. Logra este cometido al trabajar con 16.000 secuencias de palabras por segundo, con lo que el sistema puede generar sus propias muestras de audio, sin la intervención del ser humana. Utiliza una serie de estadísticas para predecir realmente qué pieza de sonido necesita en cada situación.
11-09-2016 | abc.es
Las tecnológicas compiten en beneficio con menos de la mitad de empleo
Hubo un tiempo en que constructores, banqueros y magnates del petróleo dominaban la economía. Generaban millones de beneficios y empleos, y eran capaces de desestabilizar los mercados con solo arquear una ceja. Pero aquel tiempo ya pasó. La crisis de la construcción, unida a las dificultades para hacer negocio cuando la materia prima-bien sea el dinero o el petróleo- han perdido una parte sustancial de su valor, han puesto en jaque una soberanía empresarial prolongada durante años. La fuerza de la recesión, además, queda reducida al de una pequeña borrasca si se compara con el verdadero mar de fondo que está transformando, imparable, la jerarquía económica global: la revolución digital. Ningún sector se escapa a la metamorfosis tecnológica que está poniendo del revés todos los aspectos del sistema económico, desde los modelos de producción hasta los hábitos de consumo, pasando por el empleo. Las compañías tecnológicas no solo responden a las nuevas necesidades de los consumidores, sino que consiguen hacerlo invirtiendo muchos menos recursos. Así, una de las mejores armas de estas empresas nacidas al calor de las nueva revolución es su productividad: consiguen generar los mismos beneficios multimillonarios que las empresas tradicionales de mayor presencia, pero con la mitad de empleados. Un vistazo a las cuentas de las grandes tecnológicas resulta revelador. Apple se coronó en 2015 como la empresa con más beneficios de todo el planeta, con 53.700 millones de dólares de ganancias. Le siguen en el ranking, aunque a cierta distancia, tres entidades financieras chinas, ICBC (44.200 millones de dólares), China Construction Bank (36.400 millones de dólares) y Agricultural Bank of China (28.800 millones de dólares), según los datos de la lista Forbes de las mayores compañías de todo el mundo. Pero el gran éxito de la tecnológica no reside solo en haber conseguido que vender teléfonos y tabletas sea más rentable que conceder créditos, sino que además necesita menos personal para ello. En concreto, Apple tiene 110.000 empleados, cuatro veces menos que ICBC (que tiene 446.346 empleados), tres veces menos que el banco China Construction Bank (con 369.183 trabajadores) y cinco veces menos que el Agricultural Bank of China (con 503.082 empleados). Tiempos de cambio Esta realidad no es exclusiva del gigante que preside Tim Cook. También Google, que ahora opera bajo el nombre corporativo de Alphabet, anunció el año pasado unos beneficios de 17.000 millones de dólares con una platilla muy inferior a la que mantienen las compañías que registran un nivel similar de beneficios. En esta liga compite China Mobile, que obtuvo también 17.100 millones de ganancias. La diferencia es que el popular buscador necesitó para ello 61.814 empleados, frente a los 438.645 de la operadora del gigante asiático. Incluso el fabricante de móviles coreano Samsung, competidor directo de Apple, ganó 16.500 millones de dólares en el año 2015 y necesitó 235.999 empleados, catorce veces más. Un repaso a los otros dos gigantes de la revolución 4.0 ofrece una conclusión similar. La red social Facebook, que durante años tuvo que lidiar con las dudas sobre la viabilidad de su modelo de negocio, obtiene unos buenos resultados. La compañía fundada por Mark Zuckerberg obtuvo unos beneficios de 3.700 millones de dólares el pasado ejercicio y su plantilla ascendió a 12.691 empleados. En el mismo rango de beneficios se encuentran la francesa L?Oreal, que obtuvo las mismas ganancias pero con una plantilla seis veces superior, 82.881 empleados. También Nike registró 3.800 millones de dólares de beneficios y el número de empleados superó los 62.000, mucho mayor que el de Facebook. El único caso en que una de las cuatro grandes tecnológicas del momento compite con otra del sector es el de Microsoft. La compañía que pilota Satya Nadella logró un beneficio de 10.300 millones de dólares en ejercicio pasado, con una plantilla de 71.883 empleados. Mientras, la también tecnológica Cisco System, registró un beneficio de 10.200 millones de dólares con 118.000 empleados. No obstante, la comparativa con grandes compañías tradicionales sigue arrojando la misma conclusión: General Motors (9.700 millones dólares con 215.000 empleados) o Nestlé (9.400 millones dolares con 335.000 empleados) sí que confirman la mayor productividad de las tecnológicas. Así, el debate sobre el efecto que tendrá la tecnología en el empleo está sobre la mesa. El presidente de Microsoft para Iberoamérica, el español César Cernuda, aseguraba en una reciente entrevista con ABC que «la revolución digital no está destruyendo puestos trabajo, sino que está transformándolos. Está habiendo un cambio en la demanda del empleo». ¿Transformación suficiente? Sin embargo, unos meses atrás, un informe elaborado los investigadores del Foro Económico Mundial, más conocido como el Foro de Davos, aseguraba que la disrupción tecnológica interactuará con otras variables sociales y políticas y generará una revolución sin precedentes en el mercado laboral. En su opinión, en solo cinco años se perderán cinco millones de trabajos y nuestra capacidad para generar profesiones nuevas no va a ser lo suficientemente fuerte como para compensarlo.
10-09-2016 | abc.es
La «mochila» digital en la vuelta al cole
El aula digital se hace de rogar. Muchos centros educativos hacen ya uso de las nuevas tecnologías a nivel pedagógico, pero los dispositivos electrónicos están aún en un segundo plano. Sin embargo, aunque se avanza poco a poco, la realidad es que estas herramientas innovadoras se vislumbran como nuevos compañeros de viaje en la enseñanza. Por lo pronto, la irrupción de dispositivos móviles en el contexto del hogar ha beneficiado su aceptación social. «La penetración de la tableta ha sido vertiginosa. Un niño pequeño ya está familiarizado con las pantallas táctiles, con el móvil del padre.. Es un aparato habitual en el juego y en su lenguaje de aprendizaje», sostiene Tíscar Lara, directora de comunicación de la Escuela de Organización Industrial (EOI). Pese a que la incorporación está siendo muy natural en casa, «en la escuela todavía hay reticencias, fundamentalmente por la resistencia al cambio en la forma de enseñar», sostiene la experta. «Una manera de acercar la tecnología a la escuela es que el dispositivo lo tenga el alumno. A nivel de administración ha habido proyectos de dotación de tecnología y hay sensibilidad hacia ello. El problema radica más en la cuestión metodológica, que los profesores se sientan seguros en cómo integrar estos nuevos lenguajes y maneras de relacionarse con la tecnología que los niños traen de casa. Es lo que le resulta un poco más dificultoso», considera. Para muchos expertos, la tecnología debe estar en el aula porque aporta formas de acceso a la información más rápidas y permite una educación más visual. Convierte en protagonistas a los alumnos porque les permite una participación activa en su propia formación. Ahora bien, «son herramientas que están al servicio de ciertas prácticas. Los dispositivos y los recursos tecnológicos, como las aplicaciones, tienen que ser dominados por el profesorado para que realmente puedan integrarlo y no sea una cosa aislada y fría», añade Lara. Las empresas no son ajenas al fenómeno. Gigantes como Google han dado pasos hacia el dominio de los PC para Educación. Lo han hecho con los Chromebooks, ordenadores personales basados en el sistema operativo del gigante de internet y diseñados para un entorno en la «nube». Estos equipos ya representan la mitad de los ordenadores en la Educación. Se han convertido en una buena alternativa (y más económica) a Windows, de Microsoft. Similar esfuerzo ha realizado Apple. En EE.UU. ya hay 145 escuelas conectadas y se donarán este curso 4.500 iPads para los profesores y más de 50.000 para los alumnos. Nuevas habilidades Así, aplicaciones y servicios ya existentes pueden ser de gran utilidad en la educación, tales como la suite de ofimática de Microsoft (Office) o la de Apple (iWork), herramientas para los más jóvenes (Geometría Montessori, Mathboard, iCuadernos), para niveles más avanzados (Slack, myHomework, MindeNode) o destinados a educación universitaria (PDF Expert, iStudiez, Evernote). La idea es trasvasar las oportunidades existentes en la sociedad al aula para crear la educación del futuro. Actualmente, el sector educativo ha empezado a introducir plataformas y otros «gadgets» que permiten incorporar objetos físicos en entornos virtuales. Técnicas de «gamificación», utilización de videojuegos, tecnologías de realidad virtual o robótica comienzan a ser habituales en la formación de los nuevos profesionales. Y es que hoy día, más de la mitad de los empleos requieren de un buen dominio del entorno tecnológico.
09-09-2016 | enter.co
La división de inteligencia artificial de Google, DeepMind, acaba de presentar una maquina que produce las voces humanas más realistas hasta el momento. El sistema, llamado WaveNet, genera voces con tan solo una muestra de voz humana real y crea ondas de audio basado en la muestra, según informó The Verge. Continúa leyendo en ENTER.CODeja […]
09-09-2016 | enter.co
Google Fotos para iOS ahora es compatible con Live Photos
Google Fotos es la mejor aplicación para hacer una copia de seguridad de las imágenes. Esta aplicación, anunciada en el Google I/O 2015, puso a la compañía de Mountain View en una buena posición, pues permite almacenar en la nube todas las fotos del dispositivo de manera ilimitada y sin costo. Con la nueva actualización […]
07-09-2016 | abc.es
Apple Store: un negocio redondo
Apple ha presentado este miércoles el Apple Watch Series 2 y el iPhone 7, el nuevo terminal con el que la compañía pretende seguir creciendo en un negocio que aunque muestra síntomas de agotamiento no cesa. Samsung, principal rival de los de Cupertino, presentó recientemente el Galaxy Note 7 que, a pesar de que se ha pospuesto su venta, queda claro que el negocio de los teléfonos inteligentes continúa vivo. Pero sobre todo en constante reinvención. Y Tim Cook, CEO de Apple, empezó la «keynote» con datos muy interesantes:la compañía ha registrado más de 140.000 millones de descargas de «apps» en la historia de Apple Store, lo que representa un crecimiento superior al 160%. De hecho, se estima que más de 500.000 de estas «apps» son juegos móviles. De ahí, su alianza con Nintendo. Los juegos para dispositivos móviles son parte de ese negocio está protagonizado por las aplicaciones. Sin ellos, los teléfonos inteligentes no tendrían razón de ser, al igual que los «wearables». Por algo Pokémon Go ha llegado al nuevo iWatch. Pero no solo ellos. Las televisiones son ya inteligentes y las «apps» son claves. Se trata de un negocio en el que nadie se puede quedar atrás. El mercado de las aplicaciones mueve unos 14.700 millones de euros solo en Europa mientras que en EE.UU., la facturación asciende a 133.000 millones de dólares. Cada día, los desarrolladores suben «apps» a las tiendas oficiales de Apple y Google. iOS y Android son los sistemas operativos con mayor penetración en el mercado así que todas las compañías que se dedican a este negocio tienen que estar presentes en ambos sistemas. De hecho, el número de aplicaciones disponibles en la Google Play son 2.200.000, tal y como se recoge en el gráfico elaborado por Statista, mientras que la App Store cuenta con algo menos, 2.000.000, aunque su negocio es mucho más rentable: Y es que no es lo mismo número de descargas que ingresos y beneficios que se generan. Ambos parámetros son muy diferentes y mientras que Android gana en número de descargas, iOS genera más beneficios e ingresos. Cabe recordar que los de Cupertino tienen acuerdos que los desarrolladores creen primero la «app» para su sistema operativo. Una vez más, Nintendo y Niantic son el ejemplo perfecto. Pago por sucripción A pesar de esta ventaja competitiva, Apple anunció en junio que las reglas de juego en la App Store cambiarían este otoño (con las recientes presentaciones). El modelo por suscripción se pone en marcha con el nuevo iOS 10, una opción que hasta ahora solo estaba disponible para determinados los servicios. Aunque hay quienes temen esta nueva fórmula, los desarrollares tendrán una nueva posibilidad con la que aumentar sus ingresos y, por tanto, Apple también. Hasta ahora, la forma en la que los desarrolladores ganaban dinero desarrollando aplicaciones para la App Store eran tres: las «apps» gratuitas pero que incluyen publicidad, las aplicaciones que tienen compras dentro o el cobro único por descarga. El nuevo método se basa en suscripciones anuales, la fórmula con la que siempre han funcionado Spotify o Netflix. A partir de otoño, este modelo se abre a todo tipo de «apps» y los desarrolladores podrán elegir entre 200 diferentes precios de suscripción. Por otro lado, la suscripción anual permitirá que los pequeños emprendedores y «startups» ganen más. Hasta ahora, ellos se llevaban el 70% de los beneficios que generaba su «app» y Apple y Google el 30% restante. Los de Cupertino han decidido conservar esta pauta durante el primer año de vida de la aplicación pero, a partir del segundo, el desarrollador se llevará un 15% más, es decir, el 85% para él y el 15% para la compañía. El tercer cambio de los de Cupertino en su tienda oficial tiene que ver con la publicidad. A partir de otoño, los usuarios verán en los resultados de búsquedas aplicaciones que tengan que ver con sus gustos e intereses del usuario. Los desarrolladores, por tanto, podrán acceder a este espacio mediante subasta para conseguir un aumento de descargas. Está claro que si los desarrolladores ganan, Apple también, que ha apostado por «reinventar» su tienda para seguir siendo el número uno en el mercado de las aplicaciones con Mario Bros.
07-09-2016 | diarioti.com
Google Docs se convierte en una plataforma abierta
Los usuarios podrán almacenar en los servidores de Box los documentos creados mediante Google Docs. Con ello, Google Drive deja de ser la única opción de almacenamiento para Google Docs. El servicio será pagado para empresas, y gratuito para consumidores.Ampliar
07-09-2016 | abc.es
LG V20: en la dualidad está el poder
La mayoría de teléfonos móviles se parecen de una u otra forma. En los pequeños detalles está la gran diferencia. La gloria. Y lo que contrasta con otras propuestas. No siempre, sin embargo, el mercado premia la originalidad y la innovación. LG es consciente de ello, puesto que su LG G5, un modelo que paseaba por un concepto modular no ha tenido la acogida esperada. Vuelve a la carga la firma surcoreana con el V20, una lógica evolución de su V10, y que uno de sus aspectos más llamativos radica en su diseño de dos pantallas y cámara dual. Presentado de manera oficial este miércoles, esta apuesta que se convierte en su nuevo buque insignia aspira a revivir las ventas de teléfonos móviles inteligentes con un concepto de terminal muy enfocado, y nunca mejor dicho, a un público amante de la fotografía y el video «online», que representa ya el 55% del consumo global del tráfico móvil. Bajo una estética elegante y construido en un cuerpo «unibody» de metal, el V20 tiene una inmensa pantalla de 5.7 pulgadas capaz de extraer resolución QHD (2.560 x 1.440 píxeles y densidad de 513 ppp) y, además, cuenta con un equipo multimedia muy avanzado que ofrece, según la propia marca, un «rendimiento casi profesional». Para ello se han instalado tres micrófonos para capturar y extraer audio con una calidad generosa. Pero volviendo a uno de sus mayores atractivos, el terminal cuenta con una pantalla doble, una de ellas, pequeña en tamaño (de 2.1 pulgadas y resolución 160 x 1.040 píxeles) y situada encima de la principal. Desde aquí los usuarios pueden ver fácilmente las notificaciones y alertas y que, para la ocasión, ha logrado doblar el brillo y el tamaño de fuente tipográfica con comparación al V10. El apartado fotográfico es otro aspecto a tener en cuenta, puesto que dispone de cámaras con gran angular tanto en la parte frontal como en la trasera, en donde, por cierto, cuenta con una cámara dual al estilo del Huawei P9, solución esta que cada vez se extiende más en el mercado. Esta distribución dual se basa en una cámara standard que llega con 16 megapíxeles y apertura F1.8 junto con un gran angular de 8 megapíxeles con apertura F2.4. La cámara frontal, eso sí, es un gran angular (120 grados) también pero de 5 megapíxeles (apertura F1.9) y que está pensado para la realización de videconferencias y tomar autofotos («selfies»). La dimensión que alcanza este dispositivo es elevada, ya que es capaz de grabar vídeos en alta fidelidad pero controlar de manera manual su calidad de audio utilizando diversas opciones existentes, entre las que se encuentra la posibilidad de eliminar el ruido de fondo no deseado o definir la distancia de grabación. No es la única novedad de este terminal, puesto que el LG V20 se convierte, del tirón, en el primer teléfono inteligente en contener el sistema operativo Android 7.0 Nougat , última versión de la plataforma de Google. A nivel técnico, este dispositivo móvil se encuentra en el escalafón de los rivales del sector. Así con todo, en su interior se encuentra un procesador Snapdragon 820, fabricado por la firma Qualcomm, acompañado por 4 GB de memoria RAM que, sobre el papel, garantiza un rendimiento sólido en el manejo de las principales tareas. El terminal ofrece una capacidad de hasta 64 GB, aunque ampliables hasta ¡2TB! mediante una tarjeta microSD.
253