Noticias de "google"

06-09-2016 | abc.es
¿Cambiará el iPhone 7 la apatía de los españoles hacia los iPhones?
Es una nueva prueba de fuego. Apple tiene ante sí una nueva oportunidad. Su caballo de batalla: iPhone 7. El mercado de la telefonía móvil inteligente ha entrado en un estadio maduro donde los consumidores son plenamente conscientes de las virtudes de los productos tecnológicos y sus ventas han logrado establecerse en la mayoría de países, incluso en los emergentes, donde los dispositivos basados en Android han mejorado notablemente su penetración. Porque los informes son claros: la plataforma de Google es la más extendida a pesar de su inconsistente fragmentación que diversifica las versiones del software. Con el 95% de cuota de mercado a nivel internacional, según los principales estudios de las firmas de análisis, Android supera con creces a su más directo rival, iOS, que genera mayores ingresos pese a su escaso uso. En España las cifras son similares: Android goza del 90%, iOS se queda con el 9.2%, según el último informe de julio de Kantar Worldpanel. Tras varios trimestres reduciendo sus ventas, Apple presentará este miércoles la siguiente generación de su producto estrella, el iPhone 7, que incorporará, según los analistas, importantes innovaciones técnicas pero un diseño muy conservador. ¿Acabará así con los humildes resultados obtenidos por la firma de la manzana? Lo cierto es que, con o sin conexión inalámbrica, se espera que el nuevo modelo se mueva más en una dirección continuista, no tanto en un cambio rupturista en las ventas. Para algunos expertos, esto se debe a la percepción de marca que establece a los iPhones como un producto más de lujo que un mero teléfono móvil funcional. Un estudio de la firma de análisis Statista recoge que España no es uno de los principales países poseedores de este modelo de terminal. En concreto, hasta este verano no superaba el 9% de cuota de mercado en el mercado local, una ínfima cifra en comparación con otros mercados donde tiene mayor penetración como Japón (38%), Gran Bretaña (37.2%), Australia (34.7%) o EE.UU. (31.8%). En éste último país ha visto Apple, además, cómo perdía además el trono de las ventas en favor de su rival Samsung por primera vez desde el lanzamiento del primer modelo de iPhone en 2007. Todo indica que la llegada del nuevo iPhone 7 incentivará notablemente sus ventas en los siguientes trimestres. Pero, ¿cuántos usuarios decidirán cambiarse al modelo más actual? La tasa de renovación, sumado a la larga durabilidad de sus productos, ha provocado un estancamiento en las ventas en los últimos tiempos. Únicamente un revulsivo y algo muy revolucionario podría devolver a la firma norteamericana a los tiempos en los que los titulares recogían sus indudables récords. Según una encuesta elaborada por la empresa británica Insurance2GO augura que el 50% de los propietarios de un iPhone decirán adquirir el nuevo terminal cuando se ponga a la venta, posiblemente una o dos semanas después de su presentación oficial durante la Keynote prevista para este miércoles desde el auditorio Bill Graham de San Francisco (EE.UU.). [Gráfico elaborado por Statista]
06-09-2016 | abc.es
Las «telecos», la «cuarta plataforma» y el desafío de controlar los datos del usuario
Si no puedes con tu enemigo, únete a ellos. Esto es más o menos lo que pretende Telefónica. La operadora española baraja la creación de una nueva plataforma, aún en fase de desarrollo y conceptualización, que pretende convencer a sus clientes y abonados para cobrar a empresas de internet como Facebook o Google por el uso de sus datos personales. Se refiere a las llamadas OTT -Over The Top-, empresas de internet cuyo negocio se centra en la recopilación y uso de datos de sus usuarios que circulan por las redes que despliegan los principales operadores siendo esta una de las principales quejas de las empresas de telecomunicaciones en los últimos años. En ese obvio objetivo de monetizar la información de los usuarios, Telefónica ha sido la primera operadora en abrir la puerta a una nueva forma de intermediación, aunque se desconocen la forma en la que llegará de forma oficial esta propuesta. Lo ha hecho bajo una premisa que de cara al graderío suena esperanzadora: dar mayor control al usuario. Es lo que todos los usuarios desean y cada vez más en los tiempos que corren. La propuesta de la compañía, a la que se le han unido ya otras operadoras como Vodafone, vendrá en forma de plataforma tecnológica con la que sus clientes podrán conocer no sólo toda su información digital y su valor, sino tener la posibilidad de bloquearla o de monetizarla, es decir, obtener un beneficio económico por ella. El usuario, en efecto, tendrá la opción de decidir si dar o no sus datos a terceros. Pero se desconoce aún de qué manera. De momento, el propio presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha adelantado que llevan año y medio trabajando en este proyecto y que la parte operativa de esta propuesta se está preparando, aunque es algo «complicado» porque tiene una parte de arquitectura que requiere integrar sistemas de la red con sistemas nuevos de almacenamiento, de procesamiento y de ordenamiento. Se están analizando varias interfaz de usuario y que todavía no está preparado para lanzarlo al mercado. Desde Telefónica han asegurado que puede ser una aplicación o cualquier otro tipo de tecnología que ayude de forma muy fácil a comprender al usuario qué es lo que está ocurriendo y cuál es el valor de su información. «Estamos analizando varias interfaces, pero queremos que sea muy tecnológica en el sentido que serán sencillas de usar y fáciles de entender», reconoce Álvarez-Pallete. La idea para poner en marcha esta iniciativa es sencilla. Las «telecos» buscan, con ello, erigirse como vigilantes y guardianes de la protección de datos frente a los gigantes como Facebook o Google. Es decir, es el intento de trasladar la confrontación a la piel del usuario en lugar de enfrentarse a ellos en combate directo. Y lo harán recopilando los datos personales e información que utilizan estas para ponerlas al servicio del usuario, para que éste, en efecto, decida qué hacer; si bloquear o ofrecerlos. Porque ya se sabe: los datos en internet son, hoy en día, el petróleo del siglo XXI. Este proyecto tomará vigencia a partir del próximo año y se enmarca dentro de una guerra entre las clásicas «telecos» y las empresas de internet que se remonta a los inicios de la Red y que tienen una base en el mercado de las comunicaciones por voz, hasta ahora, el mayor sustento de las operadoras, una golosina que han visto reducida en los últimos años por el impulso y generalización de aplicaciones y servicios de mensajería y comunicaciones. En opinión de Pablo García Mexía, especialista en derecho digital y of counsel en Ashurst, esta iniciativa es «razonable» y «justificada pensando en el usuario», ya que considera: «el reconocimiento del usuario de un derecho en propiedad que emana de esta propuesta es, como mínimo, interesante». A su juicio, la idea que estudian las operadoras es cautivar al usuario dándole lo que en realidad no tiene, es decir, control sobre su información personal. «Es una iniciativa interesante, que puede ser atractiva para el usuario en la medida que lo empodere, pero responde a intereses de las operadas en una pugna que le viene enfrentando a las empresas de internet y que, hasta ahora, habían mantenido una posición más ofensiva», añade. Por su parte, Sergio Carrasco, abogado especializado en derecho tecnológico en Fase Consulting, se muestra más crítico en ABC al considerar que, de momento, habrá que ver qué tipos de datos son los que incluyen en este archivo gestionado por las teleoperadoras y que pone de relieve el intento de estas en «entrar en el mercado de los datos». Éstas, subraya, pueden conocer algunos detalles de los usuarios en la actualidad como la geolocalización no alterable o el uso de datos, pero no otro tipo información más personal salvo que los propios usuarios se la cedan, como sucede en plataformas de internet y demás aplicaciones. «Mientras el usuario quiera transmitir esa información a WhatsApp, Telefónica no puede erigirse como defensor de la privacidad», señala este experto, quien considera que, en líneas generales, el objetivo de las operadoras con este tipo de anuncios es «dar miedo del uso que dan otras empresa y establecer confianza en sus propios servicios para recabar los datos, que tienen un valor muy elevado». Las claves de la monetización de los datos Cómo funcionan ahora Google o WhatsApp: El cliente puede usar estos servicios sin pagar porque estas empresas recaban sus datos para luego ofrecer publicidad de terceros. Qué plantean los operadores: Telefónica trabaja en un servicio futuro para que sus clientes decidan si ceden o no sus datos.Lo lógico es que otras telecos hagan algo similar para sus abonados. Qué enfrenta a Google y las «telecos»: Las «telecos» acusan a Google y Facebook de que su negocio son los datos de los clientes que circulan por sus redes y que estas empresas recaban gratis, y quieren cobrar por ello. Lo que está detrás de esta guerra es por tanto la monetización de esa información personal. Informa M.Veloso.
05-09-2016 | abc.es
Google abandona su proyecto de teléfonos modulares
Google se ha rendido con el desarrollo de Project Ara, su teléfono modular. La compañía ha abandonado el experimento del teléfono por módulos y es posible que otra compañía recoja el testigo y se encargue de desarrollar el teléfono. Según recoge Reuters, Google ha suspendido el ambicioso esfuerzo para construir el «smartphone» modular con componentes intercambiables que pudiera personalizarse en función de los gustos del usuario. Project Ara contaría con una batería extra, cámara, altavoces y otros componentes que se se iban a encajar como si se tratara de un puzzle. Pero Google no desarrollará teléfono alguno, según explica la agencia de noticias. Google se ha negado a hacer comentarios sobre el asunto pero la compañía podría otorgar el testigo a alguno de sus socios para que trabajaran en ello. Project Ara nació como un proyecto para crear un móviles modulares con una carcasa con seis espacios que permitiría cambiar los componentes con facilidad, siendo fabricantes externos los que pusieran a la venta los módulos. «Ha sido un experimento que ha fracasado y se deja atrás», ha dicho una de las fuentes citadas por Reuters. Por ahora, Google abandona el desarrollo del teléfono pero no se descarta que ceda el testigo a alguno de sus socios, llegando a un acuerdo por las licencias.
05-09-2016 | abc.es
El Rubius, Mangel o Philip DeFranco, en pie de guerra contra Youtube
Youtube ha conseguido poner en su contra a quienes, hasta ahora, han sido sus mejores aliados: los « youtubers ». El canal de vídeos de Google ha actualizado sus reglas y tras publicar las nuevas «Directrices de contenido adecuado para anunciantes», creadores de contenido tan relevantes como El Rubius, Mangel o el americano Philip DeFranco han mostrado públicamente su disconformidad. «He hecho este vídeo por que había muchísimas personas preguntándome qué iba a pasar con mi canal después de las noticias sobre los cambios de normas en Youtube, y si iba a dejar de hacer vídeos o lo que sea. 'Don't worry'. Tito Rubius subirá vídeos como siempre, y si hace falta que me 'quiten' dinero para ser yo mismo, así será», ha asegurado el Rubius en un vídeo que ha titulado «La nueva censura en Youtube». Youtube ha decidido que no pondrá publicidad en los vídeos en los que el contenido choque con sus directrices. En concreto, los vídeos que se considerarán «inadecuado para anunciantes» son lo que muestren: - Escenas de carácter sugerente, incluidos desnudos parciales y humor verde - Violencia, incluidas imágenes de lesiones graves y acontecimientos relacionados con el extremismo violento - Lenguaje inapropiado, incluido el acoso, las obscenidades y el lenguaje vulgar - Incitación a la venta, el consumo o el abuso de drogas y sustancias reguladas - Acontecimientos y asuntos controvertidos y delicados, como conflictos bélicos o políticos, desastres naturales y tragedias (aunque no aparezcan imágenes explícitas) Grande youtube con sus politicas xd siempre yendo a joder? Mangel (@mangelrogel) 3 de septiembre de 2016«Si alguno de los puntos anteriores describe una parte de tu vídeo -continúa Youtube-, quizá no sea apto para participar en el Programa de Obtención de Ingresos. Aunque aprobemos la monetización en un vídeo, es posible que no sea apto para todos los formatos de anuncios disponibles. YouTube se reserva el derecho a no permitir que un vídeo participe en el Programa de Obtención de Ingresos, así como suspender esta función en aquellos canales que suban de forma reiterada vídeos que infrinjan nuestras políticas». Es decir, los «youtubers» que en sus vídeos aparezcan insultos, por ejemplo, no se llevarán el dinero que les corresponde por publicidad porque Youtube no incluirá anuncios en sus contenidos. El Rubius ha mostrado su disconformidad con las nuevas medidas, lo mismo que han hecho Mangel (más de 4 millones de suscriptores) y Philip DeFranco (más de 4.600.000). Este último fue el primero en manifestarse en contra de las nuevas directrices. @PhillyD No policy change here; just an improved notification process to ensure creators can appeal: https://t.co/mlfpbBvacg? Team YouTube (@TeamYouTube) 1 de septiembre de 2016El popular «youtuber» escribiró en Twitter: «Youtube está cerrando mi canal y no sé muy bien qué hacer al respecto». La compañía le había alertado que doce de sus vídeos habían sido censurados. A él ya le habían alertado que 12 de sus vídeos habían sido censurados. A través de su cuenta de Twitter escribió: «Parece que Youtube me retirará la mayor parte de la publicidad a partir de ahora. Oh, bien. No voy a autocensusarme». Youtube le contestó: «No se trata de un endurecimiento de las normas sino una mejora en el proceso de notificaciones». Una de las fuentes de ingresos de los creadores de contenido proviene de los anuncios que se insertan en sus vídeos. Se trata de publicidad que Youtube dirige a los usuarios teniendo en cuenta el número de suscriptores del canal, reproducciones, etc. Sin embargo, como reconoce Philip DeFranco, la mayor parte de los «youtubers» no viven solo de eso. Los acuerdos comerciales que tienen con las marcas componen, en la mayoría de los casos, su grueso económico. Toca esperar y ver cómo evolucionan estas nuevas normas porque, sin ir más lejos, el «youtuber» español más popular es El Rubius (más de 20 millones), que se ha caracterizado por vídeos cuyo humor choca directamente con la nueva normativa de Youtube. Lo mismo pasa con otros creadores de contenido de referencia como Wismichu (más de 4,5 millones) o Auron Play (4 millones).
05-09-2016 | enter.co
Nuevos detalles sobre los Google Pixel, antes conocidos como Nexus
Google este año ha hecho las cosas un poco diferentes a lo acostumbrado. En primer lugar, adelantó la llegada de Android 7.0 Nougat, que normalmente llegaba con sus equipos estrella, los Nexus. Por otro lado, estos equipos ya no se llamarían Nexus, y pasarían a llamarse Pixel, para unificar los nombres de sus líneas de […]
05-09-2016 | abc.es
Regresa el fraude de los vales descuento en Zara
WhatsApp es la herramienta perfecta con la que difundir bulos y estafas. En ABC Tecnología procuramos informaros cada día para y que nadie caiga en la trampa. Esta vez, volvemos a poneros en alerta: si alguno de vuestros contactos os manda, a través de la popular aplicación de mensajería instantánea, un enlace que os remite a vales descuento en Zara, no hagáis caso. En los últimos días, está volviendo a circular la famosa campaña falsa de vales descuento a través de WhatsApp con un vínculo acortado que lleva al usuario hasta una encuesta. El objetivo es engañarlo con una fórmula infalible: en juego hay un cupón -falso- de 500 euros de regalo para gastar en la popular tienda. Lo primero que el usuario tiene que tener claro es que nunca va a recibir ese vale descuento. Se trata de la misma campaña en la que han sido «víctimas», en otras ocasiones, compañías como Mercadona, McDonald's o Starbucks. Los ciberdelincuentes utilizan los nombres de grandes y reconocidas compañías para que la gente pique. Quienes hayan sido engañados, deben tener mucha precaución porque pueden ser inducidos a instalarse aplicaciones maliciosas, han podido ser suscritos a SMS Premium (si han facilitado su número de teléfono) o sus datos pueden ser utilizados por terceros para, por ejemplo, dar de alta perfiles falsos en páginas web de citas (suplantación de identidad). Tal es la cantidad de datos que el cibercrimen recopila con estas estafas que su beneficio económico se dispara. La venta, por ejemplo, de una lista de correos electrónicos con un millón de registros se vende en el mercado negro por más de 6.000 euros. ¿Cómo comienza la estafa de los vales descuento de Zara? Con un mensaje tan simple como este: Al hacer clic en el enlace, el usuario es dirigido a una fraudulenta página web en la que se le anima a participar en una sencilla encuesta para poder ganar 500 euros a gastar en el citado comercio: Tras completarla, el fraude «obliga» a la víctima a propagar la estafa. Es, entonces, cuando el usuario tiene que introducir sus datos personales, como dirección de correo electrónico o número de teléfono, como paso final para conseguir el suculento premio que, evidentemente, nunca llegará: Este tipo de fraudes, tal y como recuerda la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), tienen normalmente tres objetivos: 1. Robar los datos personales 2. Que el usuario realice llamadas de tarificación especial o reciba SMS Premium 3. Instalación de «malware» ¿Y si he picado? Quienes hayan sido víctimas de esta falsa promoción, deben monitorizar la información que en internet se puede publicarse sobre ellos. Es posible que los datos privados que hayan facilitado los usuarios se utilicen en la red sin consentimiento. Para comprobarlo, OSI recomienda utilizar herramientas como Google Alerts. Quienes encuentren algún tipo de información suya personal por la red, tienen a su disposición los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición (ARCO) al tratamiento de sus datos personales. La Agencia Española de Protección de Datos indica las pautas a seguir. OSI recomienda también contactar con la operadora de telefonía para que, en el caso de haber facilitado el número de teléfono durante la encuesta, bloqueen los números SMS Premium. Y, aunque este no es el caso, si una estafa de este tipo aconseja al usuario a instalarse una aplicación, antivirus, etc. lo mejor será que hagas una limpieza de tu dispositivo. «Para evitar este tipo de fraudes -continua OSI-, la mejor recomendación es no introducir jamás ni datos personales ni el número de teléfono móvil». En caso de duda, lo mejor es consultar directamente con las empresas implicadas. En este caso, por ejemplo, con los perfiles oficiales de Zara en Facebook o Twitter para saber si han organizado alguna promoción o alertan de que no han organizado sorteo, promoción, o vales descuento. En definitiva, se trata de una estafa o intento de «phishing» (técnica muy común entre los ciberdelincuentes que consiste en simular ser una entidad legítima para robar información personal).
05-09-2016 | elpais.com
Google cancela Project Ara, su móvil modular
Solo LG y Motorola han apostado por un teléfono cuyas piezas se renuevan por separado
264