Noticias de "google"

26-05-2016 | abc.es
El Ibex se lanza a la caza de los «hackers»
Telefónica ha confiado su seguridad en Chema Alonso. Este jueves, la compañía anunció que el mejor «hacker» de España, y uno de los mejores del mundo, es ya el máximo responsable de los datos de la compañía. El joven madrileño, hasta ahora consejero delegado de la filial de ciberseguridad del grupo ElevenPaths, es el nuevo Chief Data Officer (CDO) o director de datos. El reto de Chema Alonso es acelerar la agenda de datos de la compañía y sus aspiraciones, así como de impulsar la innovación disruptiva en las funciones centrales de comunicación y los servicios digitales de la compañía, según ha informado la compañía en un comunicado. Esto se traduce, tal y como el propio Chema Alonso describe en su perfil profesional de LinkedIn, en liderar el área de Big Data (la inmensa cantidad de datos que han puesto en circulación las nuevas tecnologías), Publicidad y estrategia de la Cuarta Plataforma de Telefónica. También será el responsable de la ciberseguridad de los datos a través de futura creación de una nueva unidad. El presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, destacó a principios del mes de mayo, en su primera Junta General, cómo en este momento de disrupción tecnológica en el que la conectividad es piedra angular, Telefónica construye su futuro apoyándose, entre otras estrategias, en la llamada cuarta plataforma que Telefónica está construyendo: la de conocimiento del cliente, muy ligada al Big Data y a la inteligencia artificial. De este movimiento se extrae una clara conclusión: las empresas necesitan a los «hackers». Sin embargo, estos profesionales tienen una reputación dudosa porque a menudo se les confunde con los malos, es decir, con los piratas informáticos o cibercriminales, conocidos en el sector como «crackers». Mientras que los primeros son expertos que ayuda a mejorar la seguridad de los sistemas, los segundos son los que penetran en cualquier estructura con fines lucrativos o mailintencionados. La realidad es que en un mundo cada vez más conectado, las empresas solo pueden contar con los mejores. La industria del cibercrimen mueve ya más dinero que el tráfico de drogas o de armas. España es y el tercer país del mundo que más ciberataques recibe, tras EE.UU. y Reino Unido. Nuestro país, el pasado año, detectó cerca de 45.000 ciberataques a empresas, lo que traduce en pérdidas de unos 14.000 millones de euros. La ciberguerra es una realidad de la que ya nadie puede escapar. Contra los cibercriminales Ante este panorama, solo queda prevenir. Chema Alonso siempre ha insistido en esta idea. Aunque a su juicio es «prácticamente imposible» garantizar la seguridad total de un sistema informático, sí cree que las organizaciones pueden «esforzarse mucho más en mejorar sus niveles de protección y evitar los ciberataques». Ahora, le toca demostrarlo. No es la primera vez que un «hacker» es contratado por una empresa. Chema Alonso colabora con Telefónica desde 2012. Pero en el mundo existen otros muchos casos en los que incluso piratas informáticos han sido contratados por gobiernos o empresas de gran prestigio. Uno de los más conocidos es el de Jeff Moss, creador del mayor evento de conferencias de Black Hat. En los años 90? destacó por sus conocimientos en el área y en 2009 acabó fichando por el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. Johnny Chung Lee es otro experto que alcanzó la fama en 2008 tras «hackear» el mando Wii Remote de Nintendo. Poco después fue contratado por Microsoft y en la actualidad trabaja para Google. En España también tenemos grandes figuras. Sin ir más lejos, David Barroso, director de tecnología de ElevenPaths, compañero, por tanto, de Chema Alonso, o Alejandro Ramos, miembro del departamento de Seguridad de la Información de una compañía en el sector de la banca. De ellos depende que los cibercriminales fracasen en sus intentos.
26-05-2016 | enter.co
Google gana juicio a Oracle: no violó los derechos de autor de Java
Si recuerdan, desde hace un par de semanas se estaba llevando a cabo un juicio que podía tener profundas consecuencias para la labor de los desarrolladores de software en todo el mundo: Oracle acusaba a Google de violar los derechos de Java para desarrollar el sistema operativo Android. Este jueves, el jurado de la corte de […]
26-05-2016 | enter.co
Google está intentando disminuir la fragmentación de Android
Una de las cosas que más se le ha criticado a Android es la fragmentación, pues una gran cantidad de usuarios tienen versiones antiguas del sistema operativo. A día de hoy, tan solo el 7,5% de los dispositivos tienen Marshmallow. Varias veces hemos escuchado historias sobre que eso podría cambiar, pero esta vez parece que […]
26-05-2016 | abc.es
Sherpa, el asistente virtual español, capta 6 millones de euros para luchar contra Apple y Google
Corren buenos tiempos para el emprendimiento español, que poco a poco va generando destellos de talento a nivel internacional. La «startup» española Sherpa Next, creadora de un asistente virtual predictivo para dispositivos móviles inteligentes, ha captado unos 6.5 millones de dólares (5.8 millones de euros) en una ronda de inversión de serie A -primera vez que se ofrece la compañía a inversores externos-. Esta inyección económica, que representa la más alta en España durante el presente año para este tipo de financiación, está liderada por el Fondo de Capital de Riesgo Alma Mundi -fondo impulsado por un antiguo ejecutivo de Telefónica Javier Santiso el pasado año y que apoyó a aplicaciones como Fairtime, FCRE, además de otros inversores que no han sido revelados, según ha confirmado la compañía a través de un comunicado. Sherpa es una de las aplicaciones más revolucionarias de la actualidad y compite contra gigantes de la talla de Apple y Google en sus propuestas de asistentes virtuales, una de las tendencias del mercado y que más interés existe en la industria. La aplicación, disponible para sistemas operativos iOS y Android, viene preinstalada en algunos dispositivos de alta gama como los Galaxy S7 de Samsung después de cerrar un acuerdo el pasado año. Esta herramienta, basada en Inteligencia Artificial, es capaz de «aprender» de los gustos y aficiones de los usuarios, logrando a su vez buscar activamente lo que puede llegar a interesar. El objetivo, intentar devolver información de interés y, por extensión, evitar la pérdida de tiempo a las personas. Desde la plataforma se pueden recibir desde resultados deportivos de los equipos favoritos, consultar una selección de noticias, eventos que ocurren en la ciudad y que pueden interesar o, por ejemplo, a qué hora emiten la serie favorita de televisión. Detalles estos que, desde el dispositivo móvil que se encuentra en los bolsillos de millones de personas, pueden ser interesantes para llevar una vida algo más cómoda y centrarse en otras actividades importantes. Con esta ronda de financiación, la «startup» consolida la estrategia y la sitúa en un nuevo estadio centrado en la distribución y captación de usuarios. Desde el lanzamiento de la primera versión de pruebas en 2012, la «app» ha cosechado un notable crecimiento y, ahora, le permitirá competir contra otros servicios como Siri o Google Now. Hace escasos diez meses se lanzó la versión oficial con el objetivo de crear una «experiencia más local, intuitiva y centrada en sus necesidades», según la propia compañía. De ahí que, poco a poco, se haya hecho un pequeño hueco en esta incipiente categoría tecnológica basada en Inteligencia Artificial y que, posiblemente, marcará un punto de inflexión en los próximos años. «Hemos crecido orgánicamente un 400% en el último año, esto quiere decir que nuestro nuevo producto ha calado y está gustando a nuestros usuarios. Por ello creemos que ha llegado el momento de dar el salto, ser ambiciosos y nos hemos puesto como objetivo crecer un 1.000% en un año», explica en un comunicado Xabi Uribe-Etxebarria, consejero delegado y Fundador de Sherpa.
25-05-2016 | abc.es
Allo y Duo, las aplicaciones revolucionarias de Google
El asistente de Google y Google Home han sido, sin duda, lo más destacado de la conferecnia anual para desarrolladores Google I/O, junto a Allo y Duo, dos nuevas aplicaciones que estarán disponibles este verano tanto en Android o iOS El objetivo de Allo es completar las funciones del asistente de Google, para que el usuario pueda interactuar con él directamente desde el chat, tanto uno a uno como con amigos. Y es que Allo une mensajería y «bots» (como Facebook) conversacionales Como el asistente entiende el mundo del usuario, este puede preguntarle por cosas tan variadas como su agenda del día o fotos de su último viaje. Si está planificando una cena con amigos, puedes pedirle que le sugiera restaurantes cercanos, todo en el mismo chat. Es una «app» inteligente capaz de interactuar con el usuario. De hecho, Allo incluye «smart reply», que sugiere respuestas a mensajes basados en el contexto e incluye opciones para hacer los chats más expresivos con «emojis», «stickers y fotos creativas. También hay un modo incógnito que provee encriptación «end to end», notificaciones discretas y mensajes que expiran. Por otro lado está Duo. Se trata de una aplicación para videollamadas más rápidas y confiables, incluso en redes de velocidad más lenta, asegura Google. Lo más llamativo de Duo es la funcionalidad «Knock Knock» que muestra un vídeo en vivo de la persona que está llamando, antes de que respondas. Es decir, si estás sentado en el sofá para hacer la videollamada, el receptor te verá antes de, incluso, descolgar, y sabrá que estás plácidamente en el sofá de tu salón llamándole.
25-05-2016 | abc.es
Google lanzará (por fin) sus móviles modulares en 2017
No estaba muerto, estaba descansando temporalmente. Uno de los proyectos más significativos de los últimos años de Google, denominado Project Ara, aún se encuentra en desarrollo. Es más, el gigante de internet lo enviará al mercado el próximo 2017. Será el momento en el que esta propuesta de teléfonos móviles modulares se haga real. Así lo ha confirmado la compañía norteamericana durante la última edición de su conferencia para desarrollarse I/O, en donde se ha avanzado que el próximo año se lanzará el kit especial para desarrollar este tipo de teléfonos inteligentes fabricados bajo un concepto revolucionario que podría reducir drásticamente el costo de un terminal en el futuro gracias al intercambio de piezas modulares de sus principales componentes. La idea es simple, pero también muy arriesgada. El usuario poseedor de uno de estos terminales se encontrará con una base de pantalla y procesador desde donde podrá combinar diferentes elementos como una cámara, un altavoz o una batería. Son módulos distribuidos por colores que se ajustan de forma magnética. De esta forma, un usuario podrá, de alguna forma, sumergirse en una especie de juego de construcción. Lo innovador y original de esta propuesta es que la mayoría de los componentes se pueden cambiar sin necesidad de tener que renovar todo el dispositivo como sucede en la actualidad. Con este método, el ciclo de vida del teléfono podría llegar a cinco años, según los responsables del proyecto, lo que ampliará su vida mucho más tiempo en comparación a la vida actual de los gama alta, renovados cada año. Este proyecto es muy ambicioso y podría revolucionar el mercado en los próximos años pero también puede caer en saco roto por las exigencias del mercado actual. Hablamos de hecho, de un costo de producción de alrededor de 50 dólares para un modelo de entrada.
25-05-2016 | elmundo.es
El 'smartphone', pieza a pieza
El primer smartphone de Google estará hecho a la medida de cada cliente y, si todo sale como está previsto, la compañía lo pondrá a la venta en 2017. Se conocerá con el nombre de Ara y podrá intercambiar o actualizar sus elementos. 
25-05-2016 | abc.es
El largo camino para hacer inteligente tu casa
Hace años se hablaba de que la domótica tenía visos de entrar por la puerta grande en el hogar. Se lleva hablando de esto «nosecuantosaños» pero aún no logra cuajar. Máquinas de todo calibre formarían parte del mobiliario. Hablarían por sí solas y muchas de las tareas domésticas estarían centralizadas por una especie de gestor robótico. Esa visión puede estar cerca con la llamada era del «Internet de las Cosas» que propone que los objetos mundanos se comuniquen entre sí facilitando las vidas de las personas. Pero no está claro el centro esa vida enteramente digital. Amazon disparó primero, pero Google se ha tomado la revancha. Ambas empresas conciben el llamado «Hogar inteligente» desde un punto, una especie de altavoz inteligente que, con ayuda de un asistente virtual y conversacional que imita el lenguaje natural, gestiona las tareas de casa mediante el empleo de la voz. Echo es el dispositivo del gigante del comercio electrónico que cuenta con diversas funciones habituales en la vida de las personas. Conectado a internet de forma permanente, desde este aparato cilíndrico de menos de 30 centímetros que responde al nombre de «Alexa», una persona puede escuchar desde las últimas noticias, los resultados deportivos, activar el reproductor de música o encender la radio, establecer listas de tareas o, también, elaborar la lista de la compra. Son tareas que la tecnología les puede facilitar las cosas. Obviamente, no es perfecto, pero pertenece a esa familia de aparatos que luchan por hacerse un hueco en las viviendas, donde la tecnología está presente en sus infinitas formas. Echo, además, puede controlar las luces de las habitaciones (bombillas especiales como las Led de Philips) y ciertos productos que, presumiblemente, inundará las tiendas en los próximos años. Este asistente inalámbrico, a su vez, tiene al igual que tantos otros aparatos del hogar que se conectan a internet una cara menos amable, ya que el sistema integrado, basado en servicios en la nube de Amazon, está permanentemente «escuchando» las conversaciones de su alrededor hasta detectar las palabras clave. De forma similar, Google presentó recientemente Home, un pequeño altavoz que trata de combinar todos los dispositivos para hacerle la vida más fácil a las personas en su casa. Al igual que Echo, con este aparato se puede interactuar por medio de un sistema de reconocimiento de voz desde el que se tendrá acceso a búsquedas en internet y organización de agenda en las diferentes plataformas con las que contamos en casa de modo personalizado. Acompañado por Assistant, su nuevo asistente virtual basado en Inteligencia Artificial, el gigante de internet ha dado nuevos pasos en esta lucha por hacer más «listas» y «cómodas» las viviendas del futuro. El usuario podrá desde solicitar un taxi a iniciar una conversación a través de aplicaciones de mensajería tipo WhatsApp o su reciente anuncio, Allo. La ambición de estas y otras compañías tecnológicas es máxima, pero el aún escaso cartel de funciones disponibles puede provocar, y de hecho lo provocará lo más seguro, que los consumidores no encuentren un motivo por hacerse con uno de estos aparatos. Sí, el «Hogar inteligente» ha empezado a caminar, pero se busca un espacio de control. Samsung, por ejemplo, ha soñado con la televisión como lugar para la gestión de las principales funciones de la casa, como encender ciertos aparatos, consultar las cámaras de seguridad y demás tareas. Configurar accesorios y otros dispositivos desde HomeKit de Apple es bien sencillo. Esta plataforma combina todas las aplicaciones que controlan los sistemas domóticos del hogar. Los datos compartidos, por si alguno le preocupa la privacidad, viajan encriptados. De esta forma, en caso de apagarse las luces o encenderse la calefacción únicamente se enterarán los que están dentro. Gestionar el termostato, bajar las persianas, poner en marcha la cafetera, apagar las luces o cerrar las puertas serán tareas controladas desde un dispositivo móvil, ya sea el iPhone o un iPad. Se aprecia, aquí, cómo la compañía norteamericana visualiza el futuro del hogar desde un aparato que, normalmente, cualquier persona lo porta encima. Cobra importancia el impulso de los desarrolladores y fabricantes de electrodomésticos. Un caso en particular que intenta acercarse a ese terreno es Netatmo, que ha presentado Connect, una plataforma para crear e integrar sus productos, servicios y aplicaciones con los dispositivos de la firma. Lo que está claro son las diferentes perspectivas de las principales empresas del sector. Lo que no está tan claro es cuál es la propuesta que finalmente triunfará.
25-05-2016 | abc.es
Google patenta un capó pegajoso para proteger a los peatones de posibles atropellos de su coche autónomo
Google sigue trabajando en la manera de cómo mejorar su coche autónomo. Mientras busca conductores que prueben sus vehículos, a la compañía de Mountain View le acaban de conceder una patente que solicitó en 2014 y que resulta algo curiosa: quiere proteger a los peatones que puedan ser atropellados por el Google Car con un capó pegajoso. Tal y como explica «The Guardian», la idea es que los coches lleven un adhesivo en la parte frontal para que, en caso de colisión, el peatón atropellado sea «atrapado» para reducir el impacto. Fue el pasado 17 de mayo cuando, al fin, a Google le concedieron la patente, en cuya descripción se detalla cómo funciona: «El revestimiento de adhesivo en la parte delantera del vehículo se activa al chocar y es capaz de adherir al peatón de forma casi instantánea». De esta manera, el peatón no resultaría despedido a causa del impacto. Aunque la patente se dirige específicamente a los coches autónomos, la descripción señala que se podría emplear en cualquier otro tipo de vehículo. Ahora, queda por descubrir si Google tiene planes reales de implantar esta tecnología en sus coches.
24-05-2016 | abc.es
El largo camino para hacer inteligente tu casa
Hace años se hablaba de que la domótica tenía visos de entrar por la puerta grande en el hogar. Se lleva hablando de esto «nosecuantosaños» pero aún no logra cuajar. Máquinas de todo calibre formarían parte del mobiliario. Hablarían por sí solas y muchas de las tareas domésticas estarían centralizadas por una especie de gestor robótico. Esa visión puede estar cerca con la llamada era del «Internet de las Cosas» que propone que los objetos mundanos se comuniquen entre sí facilitando las vidas de las personas. Pero no está claro el centro esa vida enteramente digital. Amazon disparó primero, pero Google se ha tomado la revancha. Ambas empresas conciben el llamado «Hogar inteligente» desde un punto, una especie de altavoz inteligente que, con ayuda de un asistente virtual y conversacional que imita el lenguaje natural, gestiona las tareas de casa mediante el empleo de la voz. Echo es el dispositivo del gigante del comercio electrónico que cuenta con diversas funciones habituales en la vida de las personas. Conectado a internet de forma permanente, desde este aparato cilíndrico de menos de 30 centímetros que responde al nombre de «Alexa», una persona puede escuchar desde las últimas noticias, los resultados deportivos, activar el reproductor de música o encender la radio, establecer listas de tareas o, también, elaborar la lista de la compra. Son tareas que la tecnología les puede facilitar las cosas. Obviamente, no es perfecto, pero pertenece a esa familia de aparatos que luchan por hacerse un hueco en las viviendas, donde la tecnología está presente en sus infinitas formas. Echo, además, puede controlar las luces de las habitaciones (bombillas especiales como las Led de Philips) y ciertos productos que, presumiblemente, inundará las tiendas en los próximos años. Este asistente inalámbrico, a su vez, tiene al igual que tantos otros aparatos del hogar que se conectan a internet una cara menos amable, ya que el sistema integrado, basado en servicios en la nube de Amazon, está permanentemente «escuchando» las conversaciones de su alrededor hasta detectar las palabras clave. De forma similar, Google presentó recientemente Home, un pequeño altavoz que trata de combinar todos los dispositivos para hacerle la vida más fácil a las personas en su casa. Al igual que Echo, con este aparato se puede interactuar por medio de un sistema de reconocimiento de voz desde el que se tendrá acceso a búsquedas en internet y organización de agenda en las diferentes plataformas con las que contamos en casa de modo personalizado. Acompañado por Assistant, su nuevo asistente virtual basado en Inteligencia Artificial, el gigante de internet ha dado nuevos pasos en esta lucha por hacer más «listas» y «cómodas» las viviendas del futuro. El usuario podrá desde solicitar un taxi a iniciar una conversación a través de aplicaciones de mensajería tipo WhatsApp o su reciente anuncio, Allo. La ambición de estas y otras compañías tecnológicas es máxima, pero el aún escaso cartel de funciones disponibles puede provocar, y de hecho lo provocará lo más seguro, que los consumidores no encuentren un motivo por hacerse con uno de estos aparatos. Sí, el «Hogar inteligente» ha empezado a caminar, pero se busca un espacio de control. Samsung, por ejemplo, ha soñado con la televisión como lugar para la gestión de las principales funciones de la casa, como encender ciertos aparatos, consultar las cámaras de seguridad y demás tareas. Configurar accesorios y otros dispositivos desde HomeKit de Apple es bien sencillo. Esta plataforma combina todas las aplicaciones que controlan los sistemas domóticos del hogar. Los datos compartidos, por si alguno le preocupa la privacidad, viajan encriptados. De esta forma, en caso de apagarse las luces o encenderse la calefacción únicamente se enterarán los que están dentro. Gestionar el termostato, bajar las persianas, poner en marcha la cafetera, apagar las luces o cerrar las puertas serán tareas controladas desde un dispositivo móvil, ya sea el iPhone o un iPad. Se aprecia, aquí, cómo la compañía norteamericana visualiza el futuro del hogar desde un aparato que, normalmente, cualquier persona lo porta encima. Cobra importancia el impulso de los desarrolladores y fabricantes de electrodomésticos. Un caso en particular que intenta acercarse a ese terreno es Netatmo, que ha presentado Connect, una plataforma para crear e integrar sus productos, servicios y aplicaciones con los dispositivos de la firma. Lo que está claro son las diferentes perspectivas de las principales empresas del sector. Lo que no está tan claro es cuál es la propuesta que finalmente triunfará.
266