Noticias de "google"

26-03-2020 | abc.es
Huawei P40 P40 Pro y Pro+: una nueva revolución en fotografía
Como no podía ser de otra forma en estos tiempos de confinmiento, la presentación de los nuevos modelos de Huawei ha sido online. Frente a una gran pantalla y en absoluta soledad, Richard Yu, CEO de la compañía, fue desgranando las capacidades de los esperados terminales. Serán tres: P40, P40 Pro y P40 Pro+, que solo se comercializará en algunos mercados. Diseño elegante y sin marcos, resistente a rayaduras, doble cámara frontal perforada, nuevos sensores fotográficos de 50 megapíxeles.. Los nuevos Huawei P40 y P40 Pro ya están aquí, y llegan preparados para darle una nueva vuelta de tuerca (otra) a la fotografía móvil. Por supuesto, y como viene sucediendo desde hace algún tiempo, sin ninguna de las «apps» de Google. Los tres modelos comparten un buen número de características y prestaciones, pero difieren en otros. El procesador, por ejemplo, es común: el Kirin 990 que la firma china ya estrenó en los recientes Mate 30 y Mate 30 Pro y que incorpora una doble unidad de procesamiento neural. Una garantía de que ambos cuentan con la máxima potencia de procesamiento disponible en el mercado. También la memoria RAM será la misma en los modelos P 40 y P40 Pro: 8 GB. Para almacenamiento, sin embargo, el P40 «normal» se venderá en una versión única con 128 GB, mientras que el P40 Pro ofrecerá 256 GB y el P40 Pro+ con 512 GB. Los tres, como es habitual en la firma, ofrecen la posibilidad de ampliar esa memoria con tarjetas externas de almacenamiento nano SD. Las pantallas, por su parte, varían en tamaño, aunque todas son AMOLED, y estrenan la técnica de «desbordamiento cuádruple», que consiste en curvaturas en los cuatro costados y limitadas por las cuatro esquinas. En el caso del P40 Pro, será de 6,58 pulgadas (2.640 x 1.200 píxeles) con una tasa de refresco de 90 Hz, gracias a la que tendremos garantizada la perfecta definición de los sujetos en movimiento. El P40, sin embargo, luce una pantalla algo menor, de 6,1 pulgadas (2.340 x 1.080 píxeles). En ambos casos, ls pantallas tienen una gran perforación en la parte superior, destinada a albergar la doble cámara frontal. Por lo que se refiere a las baterías, la del P40 es de 3.800 miliamperios mientras que las del P40 Pro y Pro+, que tienen más pantalla y por lo tanto más consumo energético, suben hasta los 4.200 miliamperios. Los terminales son dual SIM (y soportan eSIM), tienen el mismo sistema de carga rápida (también inalámbrica, de 40 W), carga inversa (que permite, por contacto, cargar otros dispositivos), conectividad 5G y sensor de huellas en pantalla. Los P40 llevan la certificación IP53 y no son, por lo tanto, sumergibles, aunque sí resistentes al polvo y salpicduras. Más prestaciones en fotografía Pero es en el apartado fotográfico donde Huawei quiere, de nuevo, volver a marcar distancias. Cosa que en esta ocasión ha hecho, siempre de la mano de Leica, elevando en el sensor principal hasta los 50 megapíxeles. En todos los terminales, además, se vuelven a combinar 4 píxeles en uno, de forma que su capacidad para captar luz se multiplica (aumenta en un 40%), permitiendo imágenes nítidas y bien definidas incluso en los ambientes más oscuros y peor iluminados. Tanto el modelo Pro como el Pro Plus alardean de una ISO de 420.000, mientras que el P40 normal se queda en 200.000, aunque esta cifra sigue siendo superior a la que ofrecen otros smartphones de gama alta. Todos los teléfonos de la serie incluyen la función «AI Best moment» que, como su propio nombre indica, recurre a la Inteligencia Artificial para seleccionar la mejor imagen de una ráfaga que el móvil hace automáticamente cada vez que tdisparamos. La IA también es capaz de evitar los reflejos que aparecen en las fotos cuando, por ejemplo, disparamos a través de un cristal. También las cámaras frontales son comunes. Ocultas bajo una gran perforación en la pantalla, constan de un sensor principal de 32 megapíxeles, un segundo sensor para profundidad y un infrarrojo que el sistema utiliza para el desbloqueo facial. Llegan equipadas con funciones de enfoque automático, capacidad de vídeo en 4K y asistencia por Inteligencia Artificial, que mejora el efecto de profundidad en el modo retrato y que permite hacer las fotos con gestos. Y aquí es donde terminan los parecidos. Las capacidades fotográficas de los tres modelos son, en efecto, muy diferentes, empezando por el hecho de que la versión «normal» cuenta con tres cámaras traseras mientras que la Pro integra cuatro y el P40 Pro+, cinco. P40 Pro, cuatro cámaras revolucionarias Pero veamos. En el Huawei P40 Pro, el sensor principal de 50 megapíxeles cuenta con estabilización óptica (OIS) y un nuevo sistema de enfoque Octa Phase Detection, además de una tecnología exclusiva llamada XD Fusion Engine, asistida por Inteligencia Artificial y cuyo cometido es hacer que el procesamiento de la imagen sea mucho más rápido, algo que suena parecido al sistema que Apple ya incorpora desde hace tiempo en sus últimos modelos de iPhone. Habrá que comprobarlo durante el análisis a fondo de los terminales. El modo noche también ha sido mejorado y ahora es capaz de mostrar hasta los mínimos detalles de un sujeto envuelto en una oscuridad casi total. El segundo sensor es un ultra gran angular de 40 megapíxeles gracias al que se podrán tomar imágenes con un ángulo muy amplio. Además, éste es el sensor que la firma dedica a la toma de vídeos, que podremos grabar en una calidad de hasta 4K y que incluye efecto cine. El sensor, con una ISO de 51.200, puede combinarse con otra de las cámaras para grabar un vídeo dual (dos en uno). De este modo, veremos en una misma pantalla la escena completa y al lado, un primer plano de la misma. Tres micrófonos direccionales permiten, por último, la función «Audio Zoom», que es capaz de captar sonido a distancia en los vídeos. El tercer sensor, de 12 megapíxeles, es un impresionante telefoto que garantiza un zoom de hasta 20x «sin perder ninguna calidad», según asegura Huawei. Gracias a sus lentes periscópicas, el zoom máximo es de x100. Por último, encontramos un sensor de profundidad que nos permitirá hacer fotos macro colocando el teléfono a solo 2,5 cm. de distancia del sujeto. En el P40 «normal», sin embargo, encontramos una triple cámara. El sensor principal de 50 megapíxeles se mantiene (aunque sin OIS), y viene acompañado de un ultra angular de 16 megapíxeles y un telefoto de 8 megapíxeles. Unas capacidades, pues, muy inferiores a las que ofrecen los modelos Pro y Pro Plus. AppSearch, un buen parche Como ya se ha dicho, ninguno de los dos terminales podrá funcionar con las «apps» de Google, ya que Huawei sigue en la lista negra del gobierno norteamericano y no puede, por lo tanto, incorporar piezas o software producidos por empresas se ese país. Los terminales llegan, pues, con EMui 10.1, la capa personalizada de Huawei sobre Android 10 AOSP, que incluye nuevas funciones de doble pantalla y permite controlar distintos dispositivos compatibles (como televisores, altavoces o PCs) desde un único panel. Para paliar la ausencia de Google, especialmente incómoda para los usuarios, Huawei ha presentado una nueva app, llamada «AppSearch», que corre bajo HMS (Huawei Mobile Services) y que permite precisamente eso, buscar todo tipo de aplicaciones en internet, lo cual, sin los servicios ni la Play Store de Google, permitirá a los usuarios localizar las aplicaciones más demandadas en cualquier categoría: juegos, vídeo, música.. La app se puede descargar en cualquier dispositivo, aunque no sea de la marca. Sin embargo, ojo, porque la «app» solo se va a limitar a eso, a localizar dónde están las aplicaciones, pero no permitirá su descarga directa. Para eso, habrá que ir directamente a los sitios o tiendas facilitados por AppSearch y descargarlas desde los sitios que lo permitan. Huawei aprovechó la ocasión para presentar Sound X, un altavoz inteligente de alta calidad construido junto a DEVIALET y capaz de una potencia de 144 watios, efecto surround de 360 grados y unos graves, según la firma, que no tienen igual en el mercado. Gracias a Huawei Share, podemos escuchar en ese altavoz los contenidos audiovisuales que estemos viendo en el teléfono. En cuanto a los precios, el Huawei P40 costará 799 euros mientras que el Pro se venderá por 999 euros y el P40 Pro+, con 512 GB de Ram, por 1399 euros.
25-03-2020 | abc.es
Cómo liberar espacio en Gmail
Google domina muchos sectores, desde las búsquedas a los correos electrónicos pasando por los móviles con Android. Aunque en su historial se acumulan numerosos fracasos, muchos de sus servicios se han convertido en imprescindible para millones de personas. Uno de ellos es Gmail, conocido gestor de mails, que pese a todo, no cuenta con un mecanismo visual e intuitivo para hacer limpieza de correos. Liberar espacio es importante. El servicio permite hasta 30 GB de almacenamiento gratuito. Por regla general, es Gmail el que más suele recortar. El problema viene cuando un usuario quiere hacer limpieza y eliminar mensajes recibidos todos estos años para ordenar un poco el material. Y, entonces, te das cuenta de la realidad: ¿cómo borro los mails? ¿Dónde está la función? ¿Cómo sé lo que «pesan» cada uno para priorizar? Es buen momento para hacerlo, ahora que el brote de coronavirus Covid-19 ha confinado a millones de personas en sus casas. Bien, pues hay un par de «trucos» para poder hacerlo. El primero y más accesible es pulsar sobre el menú desplegable que hay en el buscador. Se abrirán varias opciones, entre las que se encuentra el campo «Tamaño», que permite localizar los correos mayores de una cantidad, que el usuario debe escoger. Por ejemplo, mayor que 10 MB, que es una unidad muy habitual y que nos permitirá seleccionar los correos más «pesados». Desde aquí también se puede hacer una selección por intervalos de tiempo, para encontrar por ejemplo aquellos mensajes que tienen más de un año. Otra opción es hacerlo con un código especial. En el cuadro de búsqueda de Gmail hay que escribir: has:attachment larger:10M. Entonces, hacer clic en «Buscar». El detalle a tener en cuenta es el número de la secuencia. Es decir, se puede sustituir el «10» por un número mayor si quieres eliminar archivos más grandes. Una vez completada la búsqueda, el siguiente paso es seleccionar los correos que no necesites y hacer clic en «Eliminar». A la izquierda de la página, haz clic en «Más» y luego a la papelera. En la parte superior, es necesario hacer clic en «Vaciar la papelera ahora» para hacer más espacio. Otro detalle importante es que pare ver los resultados hay que eliminar definitivamente los correos de la carpeta «Spam». Para ello, hay que dirigirse al lateral izquierdo.
25-03-2020 | abc.es
Cómo liberar espacio en tu correo de Gmail
Google domina muchos sectores, desde las búsquedas a los correos electrónicos pasando por los móviles con Android. Aunque en su historial se acumulan numerosos fracasos, muchos de sus servicios se han convertido en imprescindible para millones de personas. Uno de ellos es Gmail, conocido gestor de mails, que pese a todo, no cuenta con un mecanismo visual e intuitivo para hacer limpieza de correos. Liberar espacio es importante. El servicio permite hasta 30 GB de almacenamiento gratuito. Por regla general, es Gmail el que más suele recortar. El problema viene cuando un usuario quiere hacer limpieza y eliminar mensajes recibidos todos estos años para ordenar un poco el material. Y, entonces, te das cuenta de la realidad: ¿cómo borro los mails? ¿Dónde está la función? ¿Cómo sé lo que «pesan» cada uno para priorizar? Es buen momento para hacerlo, ahora que el brote de coronavirus Covid-19 ha confinado a millones de personas en sus casas. Bien, pues hay un par de «trucos» para poder hacerlo. El primero y más accesible es pulsar sobre el menú desplegable que hay en el buscador. Se abrirán varias opciones, entre las que se encuentra el campo «Tamaño», que permite localizar los correos mayores de una cantidad, que el usuario debe escoger. Por ejemplo, mayor que 10 MB, que es una unidad muy habitual y que nos permitirá seleccionar los correos más «pesados». Desde aquí también se puede hacer una selección por intervalos de tiempo, para encontrar por ejemplo aquellos mensajes que tienen más de un año. Otra opción es hacerlo con un código especial. En el cuadro de búsqueda de Gmail hay que escribir: has:attachment larger:10M. Entonces, hacer clic en «Buscar». El detalle a tener en cuenta es el número de la secuencia. Es decir, se puede sustituir el «10» por un número mayor si quieres eliminar archivos más grandes. Una vez completada la búsqueda, el siguiente paso es seleccionar los correos que no necesites y hacer clic en «Eliminar». A la izquierda de la página, haz clic en «Más» y luego a la papelera. En la parte superior, es necesario hacer clic en «Vaciar la papelera ahora» para hacer más espacio. Otro detalle importante es que pare ver los resultados hay que eliminar definitivamente los correos de la carpeta «Spam». Para ello, hay que dirigirse al lateral izquierdo.
25-03-2020 | abc.es
Cómo utilizar internet y la tecnología para seguir dando clase en la pandemia de coronavirus
Alejandro tiene solo seis años, pero su profesora le ha mandado una serie de tareas para realizar en casa. El confinamiento para reducir la curva de infectados por el coronavirus Covid-19 iba para quince días, pero la crisis se ha extendido y la incertidumbre que rodea a los ciudadanos es máxima. ¿Hasta cuándo un estudiante puede paralizar sus clases? Un año perdido, aunque más terrible es la situación a la que se enfrentan miles de estudiantes de bachillerato que se encuentran a las puertas de su soñada universidad. El coronavirus también está poniendo a prueba el arte de la enseñanza. La tecnología e internet, estos días, es el aliado perfecto, pero a su vez ha mostrado una profunda brecha sociales: familias más pudientes disponen de las herramientas necesarias para seguir «aprendiendo», aunque sea virtualmente. Y centros educativos venían preparados con servicios digitales, plataformas e intranets para facilitar los estudios a sus alumnos. No está siendo igual para todos. Como ese niño del principio, cuya madre, además, está ahora en primera línea de batalla del coronavirus por ser enfermera en un hospital madrileño. No tiene impresora, por ejemplo, para sacar las láminas y ejercicios para sus hijos. Y se mueve con un único ordenador que tiene que compartir, a su vez, con su hermano mayor. Es un escenario habitual. Recurrente. Que se repite en miles de hogares españoles, y que amenaza con romper el caldero de la sabiduría. Estar al día de los estudios y aprender al mismo tiempo en una pandemia es sinónimo de imposible. De hecho, se estima que un 3,5 % de los alumnos madrileños no puede seguir las clases impartidas mediante teletrabajo «por falta de medios», admitió el lunes en una entrevista a Onda Madrid el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, quien ha asegurado que el 93 % de los centros educativos están funcionando exclusivamente vía teletrabajo, mientras que el 7 % restante emplea «un sistema mixto», con los docentes acudiendo ocasionalmente a los centros para enviar información a los alumnos desde allí. La mitad de los alumnos del mundo no puede asistir por la pandemia del coronavirus a la escuela o a la universidad, lo que supone 850 millones de estudiantes, una cifra que se ha doblado en cuatro días, indicó este miércoles la Unesco. En EE.UU., cuyos gobernantes están ahora poniendo en marcha medidas de confinamiento, han empezado a implementar el aprendizaje remoto en una escala sin precedentes. Profesores de todos los centros han empezado a mirar a la tecnología educativa mientras lidian con las limitaciones del acceso a internet en algunos hogares. Herramientas gratis para aprender Empresas tecnológicas han empezado a ayudar a su forma; abriendo sus herramientas educativas al alcance de todos. El objetivo es que nadie se quede atrás. Otros servicios gratuitos como el paquete de ofimática Drive, desarrollado por Google, es bastante útil para completar las tareas exigidas en clase. El gigante de internet cuenta con su propio ecosistema digital, Classroom, que permite a alumnos y profesores comunicarse y organizarse en las tareas diarias. El negocio de la educación es sublime, con lo que el conocido buscador, que es uno de los principales proveedores en el mercado estadounidense, ha querido «evangelizar» el aula digital a través de una suite de herramientas dirigida a profesores para adaptar la educación a distancia. Bautizada como «Teach from home» («educar en casa», en español) se dan consejos para abordar las necesidades educativas en estos extraños tiempos. A través de una plataforma Educamos, que está vinculada con servicios de Microsoft, los profesores envían las tareas a sus alumnos. Así, el uso de la aplicación de videconferencia Skype, las aulas colaborativas con Microsoft Teams o el uso de un cuaderno digital con OneNote se han convertido en el kit de supervivencia para miles de estudiantes. Incluso TikTok , el fenómeno mundial de los vídeos cortos, ha activado una campaña «livestream» con los creadores de la plataforma para poder reforzar su relación con la comunidad compartiendo sus talentos y habilidades con ellos durante estos estos días. Así, por ejemplo, los usuarios podrán conectarse para hablar inglés de la mano del conocido «influencer» Robbie V a través de su cuenta @LetsSpeakEnglish. Ante el reto de que el aprendizaje no pare, muchas plataformas digitales se han volcado en los niños de todas las edades. Educlan, servicio de TVE, incluye contenidos audiovisuales para edades comprendidas entre los 3 y 10 años coordinado por el ministerio de Educación con la ayuda de editoriales educativas. La idea es seguir conectado al aula, aunque de otra forma. De igual manera, YouTube ha aglutinado vídeos didácticos diseñados para todas las edades desde un servicio de enseñanza en remoto que funciona incluso con un teléfono móvil básico. Sin un plan de contención previo a la crisis, a muchos centros les ha pillado con el pie cambiado a la hora de abordar las clases. Profesores, por su cuenta, se buscan las mañas para seguir aportando conocimientos. Y en ese sentido, otros servicios como Firefly, de Amazon, también quiere su espacio. La herramienta cuenta con recursos para maestros, alumnos y padres para planificar lecciones, compartir contenido educativo y administrar un grupo de alumnos. «Una clase implica que el profesor debe tener cierto control sobre los alumnos y por tanto el alumno no puede interrumpir hablando cuando quiera, o no puede invitar a gente externa a la clase, por poner algún ejemplo» Otra propuesta que cobra mayor relevancia estos días es Smartraining, plataforma de «e-learning» que ha puesto a disposición de los colegios españoles una gran cantidad de licencias para que los centros educativos puedan formar a sus profesores en metodologías y el uso de plataformas de educación a distancia. La oferta está orientada especialmente a los centros de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). «Ahora mismo, las escuelas se encuentran ante tres grandes problemas. Uno, no cuentan con la tecnología necesaria para impartir clases virtuales. Dos, sus programas educativos no están digitalizados y, tres, sus profesores no cuentan con la formación en habilidades necesaria para impartir educación a distancia», afirma Claudio Bravo, director de Smartraining España. En la misma dirección apunta Linkia Talentia, que presta sus servicios a once colegios y 3.500 alumnos de formación profesional. «Para que un alumno pueda seguir sus clases on-line en directo sin problema, la escuela necesita básicamente hacer dos cosas: uno, escoger bien la herramienta tecnológica que se lo permita y, otro, formar mínimamente a sus profesores en el uso de dicha herramienta y en la metodología de aprendizaje online. Hay diversas herramientas de videoconferencia en el mercado pero no todas están diseñadas para hacer clases. Una clase implica que el profesor debe tener cierto control sobre los alumnos y por tanto el alumno no puede interrumpir hablando cuando quiera, o no puede invitar a gente externa a la clase, por poner algún ejemplo. Y el centro educativo debe tener también un control sobre lo que está ocurriendo en la clase», valora a este diario Guillermo Ricarte, director general de la empresa. Tecnologías que miran al futuro Aunque todavía no se han extendido, las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada se aprecian como otras herramientas educativas para el futuro. El aprendizaje a través de elementos visuales e interactivos contribuyen al aprendizaje, según expertos consultados. Pero, para que esto se desarrolle en condiciones, se requiere de recursos y material, algo que en estos momentos dificulta la «tele-educación». La realidad virtual es una tecnología que, entre muchas otras cosas, permite expandir los límites del aprendizaje. «La forma en la que contamos historias, desde la utilización del fuego en las cavernas, es también la forma en la que transmitimos conocimientos y experiencias de generación en generación», sostiene en un comunicado Carlos Ocaña, responsable de proyectos en Kuantiko Studio.
24-03-2020 | abc.es
Dos nuevas ideas de WhatsApp para combatir los bulos
Los bulos y las noticias falsas se están distribuyendo en masa en redes sociales y, en especial, en la aplicación de chat WhatsApp. Un problema de desfinformación que se acentúa en estos momentos de crisis por culpa del coronavirus Covid-19 que ha dado la vuelta al mundo. Y, ahora, más que nunca se revela la importancia de estar bien informados. En ese sentido, la empresa de mensajería ha introducido una nueva función para resolver dudas y prepara otra para buscar mensajes de texto en Google. La primera función, ya habilidada, permite recibir consejos oficiales y fiables de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es un nuevo servicio de uso gratuito que ha sido diseñado para responder a las preguntas de la sociedad sobre el coronavirus, y para ofrecer información rápida, fiable y oficial las 24 horas del día en todo el mundo. Es un «chatbot» bastante útil. También, según la plataforma WhatsApp, servirá a los responsables de la toma de decisiones de los Gobiernos, al proporcionarles las últimas cifras e informes de situación. Para contactar con la Alerta Sanitaria de la OMS, los usuarios tienen que guardar el número +41 79 893 1892 en sus contactos telefónicos y luego simplemente enviar la palabra «Hola» en un mensaje de WhatsApp para empezar. La segunda función todavía se está implementando, pero va a ser también interesante: se trata de un nuevo ícono de búsqueda junto a los mensajes reenviados que permite iniciar una búsqueda en Google de cualquier mensaje que haya sido masivamente reenviado. Dependiendo del contenido del mensaje, debería ayudar a detectar artículos y noticias falsas, comprobar si se publicó en un medio de confianza e, incluso, hacer una verificación rápida de los hechos. La opción, llamada «buscar mensajes en la web», ha aparecido en la nueva versión de pruebas para Android 2.20.94 de la aplicación y podría ejecutarse con lo mensajes que han sido reenviados con frecuencia. La herramienta, como se puede ver en la imagen, aparecerá en la interfaz y tiene forma de lupa. En caso de que el usuario lo pulse, la aplicación le preguntará si desea buscar el mensaje en Google para comprobar si contiene información falsa.
21-03-2020 | abc.es
Houseparty: la «app» de videollamadas y juegos que está arrasando durante la cuarentena
La cuarentena por el coronavirus obliga a afilar el ingenio para pasar un buen rato con los más cercanos y, de este modo, poder matar el aburrimiento. Durante estos días, los usuarios están recurriendo a aplicaciones como WhatsApp, Skype, Zoom, Instagram o Hangouts para conseguirlo. También a Houseparty, una «app», disponible en iOS y Android, que se ha vuelto especialmente popular durante estos días entre los más jóvenes. Tanto que se ha convertido en una de las más descargadas durante la última semana. El principal atractivo de esta aplicación está en que no solo permite a los usuarios verse las caras mientras charlan, sino que también incorpora juegos para amenizar la conversación, de la que pueden formar parte hasta un máximo de ocho usuarios. Te explicamos paso a paso cómo sacarle partido. Ojo con los permisos Evidentemente, lo primero que debe hacer es ir a la App Store o a Google Store para descargarla. Hecho esto, tendrá que rellenar un sencillo formulario, nada más abrirla, en el que se le pregunta el nombre de usuario, el correo o el número de teléfono. Aunque, en teoría, sus datos no deberían correr ningún peligros, es recomendable que a la hora de abrir la cuenta no aporte ni su nombre auténtico ni su fecha de nacimiento. Tenga en cuenta que, a la hora de compartir información en internet, el mejor dato es el que no se da. Tras cumplimentar todos los campos, la plataforma le enviará al número que ha dado un SMS con una clave de verificación que es imprescindible para poder abrir la cuenta. Llegados a este punto, Houseparty le solicitará permiso para acceder a su agenda y a su cuenta de Facebook para poder mostrarle los contactos que están empleando la aplicación. Sin embargo, en caso de que no quiera compartir este tipo de información, puede saltárselo e ir añadiéndolos usted mismo más tarde. También le pedirá permiso para acceder a su micrófono y a la cámara, algo que es imprescindible en cualquier «app» de videollamadas, así como a su ubicación, algo que no es recomendable que comparta con ninguna plataforma online. Cómo realizar una conferencia con varios amigos Tras configurar la «app», podrá comenzar a utilizarla con normalidad. Si quiere añadir a sus contactos, puede hacerlo de varias formas. Tanto buscando su nombre de usuario dentro de Houseparty, como importándolos desde Facebook o la agenda del móvil. Una vez haya terminado, si quiere establecer una videollamada con único usuario, únicamente tiene que hacer «click» en el icono con forma de cara que se puede ver en la esquina superior derecha de la pantalla y seleccionar la opción «My friends». Entonces, se desplegarán todos los contactos que utilizan la aplicación. Debe seleccionar aquel con el que desea hablar y pulsar sobre el icono con el teléfono de color verde. En el momento en que lo haga, el otro usuario recibirá un mensaje en el que se le notifica la videollamada. Para que comience tendrá que aceptarla. Si queremos que más contactos se unan a la videollamada, podremos hacerlo nosotros manuelamente desde dentro de la conversación pulsando sobre «+» hasta llegar a ocho participantes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cualquier amigo puede entrar en la conferencia a no ser que esté bloqueada. Para evitar que más gente se una, existe la opción del candado, que se encuentra en la parte inferior de la pantalla. Juegos disponibles Como explicábamos anteriormente, la «app» también cuenta con una amplia variedad de juegos disponibles que, a su vez, tienen sus variantes de pago. Sin embargo, no es necesario recurrir a ella para pasar un buen rato. Los títulos disponibles son Heads up! (para adivinar palabras), Trivia (el clásico Trivial de toda la vida), Chips and Guac (el típico juego de cartas y adivinanza) y Quick Draw! (exactamente igual que Chips and Guac, pero con dibujos). Podrá seleccionarlos a través del icono con forma de dados que se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla.
20-03-2020 | abc.es
WhatsApp: así es la funcionalidad para combatir los bulos sobre el coronavirus
Durante las últimas semanas, hemos visto como la aplicación de mensajería WhatsApp se convertía en uno de los principales focos de desinformación sobre la situación del coronavirus. Inclusive, se ha convertido en uno de los espacios preferidos de los ciberdelincuentes para estafar a los usuarios empleando el Covid-19 como cebo. Con el objetivo de revertir la situación, la «app» ya se encuentra centrada en el desarrollo de una nueva funcionalidad destinada a combatir los bulos dentro de su entorno. Según ha publicado el portal especializado en WhatsApp WABetaInfo, la función permitirá que los usuarios tengan la opción de buscar en internet los mensajes recibidos que les parezcan sospechosos o poco veraces. La opción, llamada «buscar mensajes en la web» ha aparecido en la nueva beta para Android 2.20.94 de la aplicación y podría ejecutarse con lo mensajes que han sido reenviados con frecuencia. La herramienta, como se puede ver en la imagen, aparecerá en la interfaz y tiene forma de lupa. En caso de que el usuario lo pulse, la aplicación le preguntará si desea buscar el mensaje en Google para comprobar si contiene información falsa. Por el momento, se desconoce cuando estará disponible en todos los dispositivos. WhatsApp, un coladero de bulos Como decíamos, la aplicación de mensajería ha sido empleada recurrentemente para el envío de bulos sobre el coronavirus durante los últimos días. Inclusive, los ciberdelincuentes han comenzado a aprovechar la pandemia para aprovecharse de los usuarios de la aplicación. Hace unas semanas, la Guardia Civil ya alertaba a través de Twitter de que un grupo de atacantes había suplantado al Ministerio de Sanidad en la «app» de mensajería. Asimismo, en estos momentos se ha convertido en algo normal recibir en móvil audios cargados de alarmismo procedentes de, supuestamente, personal de centros sanitarios. Uno de los casos más conocidos es en el que se suplantaba a personal del Hospital de Txagorritxu (Vitoria), donde se encuentran hospitalizadas personas infectadas vinculadas a un funeral celebrado la semana pasada. En unas notas de audio difundidas por WhatsApp se denuncia la no existencia de material y camas en la UCI, que están «colapsadas» y que una serie de personas de etnia gitana se han dedicado a escupir a los sanitarios. El centro, a través de un comunicado, tuvo que negar esta situación.
19-03-2020 | abc.es
Netflix y YouTube trabajan para no saturar la red en Europa
El coronavirus Covid-19 ha disparado el tráfico de internet, lo que ha desatado una tormenta de incertidumbre en las empresas tecnológicas y empresas energéticas para hacer frente a la demanda. Ante el riesgo de colapso de la infraestructura de red, Netflix se ha plegado a las peticiones de la Unión Europea y ha anunciado que reducirá la calidad de las reproducciones en Europa durante treinta días. Tras una negociación con el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, durante los últimos días, la multinacional estadounidense ha decidido empezar a reducir la velocidad de los bits de su contenido multimedia para descongestionar al ancho de banda europeo. «Dados los excepcionales desafíos del coronavirus, Netflix ha decidido empezar a reducir la velocidad de los bits en todas nuestras reproducciones en streaming en Europa durante 30 días. Estimamos que esto reducirá el tráfico de Netflix en las redes europeas en aproximadamente un 25 %, al mismo tiempo que se garantiza un servicio de buena calidad para nuestros miembros», explican en un comunicado fuentes de la empresa. La Comisión Europea ha pedido a las plataformas digitales como Netflix o HBO ayuda para evitar la saturación de la red en estos momentos de confinamiento de millones de personas. Un momento de alto consumo de servicios de teletrabajo, educación a distancia y ocio electrónico. Aunque esta medida empezará en breve, la multinacional estadounidense no ha aclarado si se ajustarán las tarifas de precios de los suscriptores a los planes con calidad 4K. La consecuencia será que las imágenes recibidas por los usuarios se apreciarán con menor detalle. Por su parte, la plataforma de vídeos propiedad de Google YouTube ha informado de que va a tomar medidas para que tráfico en la red no se sature. La multinacional estadounidense ha confirmado a este diario que, al igual que Netflix, va a empezar a emitir en calidad estándar. Tras la reunión entre el director general de Google, Sundar Pichai, la máximo responsable de YouTube, Susan Wojcicki y el Comisario Breton, se ha comprometido a rebajar todo el tráfico en la Unión Europea a SD (Standard Definition) por defecto. «Las personas están acudiendo a YouTube para encontrar noticias contrastadas, para aprender cosas y para realizar conexiones en estos tiempos de incertidumbre. Mientras que sólo hemos visto algunos picos de uso, tenemos medidas en marcha para ajustar nuestro sistema automáticamente y utilizar menos capacidad de red. Continuaremos trabajando con miembros de diferentes gobiernos y con operadores de red para minimizar el estrés en el sistema, mientras ofrecemos una buena experiencia de usuario», añaden en declaraciones fuentes de la empresa. Agradecimientos desde Europa Desde Europa, han celebrado esta decisión porque facilitará el consumo para servicios prioritarios. «Las medidas de distanciamiento social para combatir el coronavirus han llevado a un aumento de la demanda de servicios de Internet ya sea para teletrabajo, e-learning u otros fines de entretenimiento. Agradezco la rápida acción que Netflix ha tomado para preservar el buen funcionamiento de Internet durante la crisis de Covid-19, manteniendo al mismo tiempo una buena experiencia para los usuarios. Hastings ha demostrado un fuerte sentido de responsabilidad y solidaridad. Nos mantendremos en estrecho contacto para seguir juntos la evolución de la situación», valoró en un comunicado Breton. Respecto a YouTube, el comisario ha agradecido la iniciativa de Google «para preservar el buen funcionamiento de Internet durante la crisis del COVID-19 al hacer que YouTube cambie todo el tráfico a SD de forma predeterminada». «Sundar Pichai y Susan Wojcicki demuestran una gran responsabilidad», ha añadido. Hasta ahora, las empresas tecnológicas se habían mostrado optimistas con soportar el envite de tráfico de internet derivado del estado de alerta decretado en numerosos países. Ahora, existe riesgo de colapso. Los repentinos cambios conductuales de los ciudadanos europeos a raíz del brote de coronavirus puede saturar la infraestructura de red. Y eso provocaría que actividades como el teletrabajo o tareas importantes vean mermadas sus capacidades frente al uso lúdico de internet. La realidad es que, pese a los esfuerzos contenidos para hacer frente al empuje del tráfico de internet, empieza a florecer la preocupación de que las conexiones de banda ancha domésticas sean incapaces para soportar el teletrabajo, las videollamadas, la educación a distancia y, su vez, el ocio electrónico. Las «telecos» pidieron recientemente un «uso racional» y emplear «horas valle» para consumir contenidos multimedia, que consumen muchos recursos técnicos.
19-03-2020 | abc.es
Disney Plus, Netflix o YouTube reducirán la calidad de sus emisiones para no saturar la red en Europa
El coronavirus Covid-19 ha disparado el tráfico de internet, lo que ha desatado una tormenta de incertidumbre en las empresas tecnológicas y empresas energéticas para hacer frente a la demanda. Ante el riesgo de colapso de la infraestructura de red, Netflix se ha plegado a las peticiones de la Unión Europea y ha anunciado que reducirá la calidad de las reproducciones en Europa durante treinta días. Detrás le han seguido YouTube y Disney Plus, que debuta este martes en España. El objetivo: no saturar la red. Tras una negociación con el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, durante los últimos días, la multinacional estadounidense ha decidido empezar a reducir la velocidad de los bits de su contenido multimedia para descongestionar al ancho de banda europeo. «Dados los excepcionales desafíos del coronavirus, Netflix ha decidido empezar a reducir la velocidad de los bits en todas nuestras reproducciones en streaming en Europa durante 30 días. Estimamos que esto reducirá el tráfico de Netflix en las redes europeas en aproximadamente un 25 %, al mismo tiempo que se garantiza un servicio de buena calidad para nuestros miembros», explican en un comunicado fuentes de la empresa. La Comisión Europea ha pedido a las plataformas digitales como Netflix o HBO ayuda para evitar la saturación de la red en estos momentos de confinamiento de millones de personas. Un momento de alto consumo de servicios de teletrabajo, educación a distancia y ocio electrónico. Aunque esta medida empezará en breve, la multinacional estadounidense no ha aclarado si se ajustarán las tarifas de precios de los suscriptores a los planes con calidad 4K. La consecuencia será que las imágenes recibidas por los usuarios se apreciarán con menor detalle. Por su parte, la plataforma de vídeos propiedad de Google YouTube ha informado de que va a tomar medidas para que tráfico en la red no se sature. La multinacional estadounidense ha confirmado a este diario que, al igual que Netflix, va a empezar a emitir en calidad estándar. Tras la reunión entre el director general de Google, Sundar Pichai, la máximo responsable de YouTube, Susan Wojcicki y el Comisario Breton, se ha comprometido a rebajar todo el tráfico en la Unión Europea a SD (Standard Definition) por defecto. «Las personas están acudiendo a YouTube para encontrar noticias contrastadas, para aprender cosas y para realizar conexiones en estos tiempos de incertidumbre. Mientras que sólo hemos visto algunos picos de uso, tenemos medidas en marcha para ajustar nuestro sistema automáticamente y utilizar menos capacidad de red. Continuaremos trabajando con miembros de diferentes gobiernos y con operadores de red para minimizar el estrés en el sistema, mientras ofrecemos una buena experiencia de usuario», añaden en declaraciones fuentes de la empresa. Agradecimientos desde Europa Desde Europa, han celebrado esta decisión porque facilitará el consumo para servicios prioritarios. «Las medidas de distanciamiento social para combatir el coronavirus han llevado a un aumento de la demanda de servicios de Internet ya sea para teletrabajo, e-learning u otros fines de entretenimiento. Agradezco la rápida acción que Netflix ha tomado para preservar el buen funcionamiento de Internet durante la crisis de Covid-19, manteniendo al mismo tiempo una buena experiencia para los usuarios. Hastings ha demostrado un fuerte sentido de responsabilidad y solidaridad. Nos mantendremos en estrecho contacto para seguir juntos la evolución de la situación», valoró en un comunicado Breton. Respecto a YouTube, el comisario ha agradecido la iniciativa de Google «para preservar el buen funcionamiento de Internet durante la crisis del COVID-19 al hacer que YouTube cambie todo el tráfico a SD de forma predeterminada». «Sundar Pichai y Susan Wojcicki demuestran una gran responsabilidad», ha añadido. Hasta ahora, las empresas tecnológicas se habían mostrado optimistas con soportar el envite de tráfico de internet derivado del estado de alerta decretado en numerosos países. Ahora, existe riesgo de colapso. Los repentinos cambios conductuales de los ciudadanos europeos a raíz del brote de coronavirus puede saturar la infraestructura de red. Y eso provocaría que actividades como el teletrabajo o tareas importantes vean mermadas sus capacidades frente al uso lúdico de internet. La realidad es que, pese a los esfuerzos contenidos para hacer frente al empuje del tráfico de internet, empieza a florecer la preocupación de que las conexiones de banda ancha domésticas sean incapaces para soportar el teletrabajo, las videollamadas, la educación a distancia y, su vez, el ocio electrónico. Las «telecos» pidieron recientemente un «uso racional» y emplear «horas valle» para consumir contenidos multimedia, que consumen muchos recursos técnicos.
27