Noticias de "google"

02-01-2020 | abc.es
Trucos para que no te roben los datos personales en internet
En la gran mayoría de páginas web, servicios o aplicaciones los usuarios tienen que introducir una serie de datos personales que, de no protegerse adecuadamente, acaban por internet al alcance de cualquiera. Por mucho cuidado que se tenga a la hora de proteger los datos personales, es prácticamente imposible mantener una seguridad digital completa. Cada vez que se abre una nueva cuenta o perfil en un servicio, datos personales como nombre, correo electrónico o el número de tarjeta de crédito, entre otros, son requeridos. Aunque se cambie de aplicaciones y páginas web, aquellas que han sido utilizadas anteriormente siguen teniendo los datos personales de sus usuarios guardados en la red. Esto hace que los datos no estén seguros y puedan sufrir algún tipo de ataque que los expongan. Por ello, cabe tener en cuenta una serie de pasos para proteger la información personal de la mejor manera posible. Los primero es hacer una limpieza de aplicaciones. Seguramente en los teléfonos móviles haya aplicaciones que ya no se usan. Estas «apps» no solo ocupan espacio en el dispositivo, sino que recopilan una gran cantidad de información sobre el usuario. Muchas de estas aplicaciones tienen permiso para acceder a distintas funciones del teléfono que no deberían tener, como el micrófono, la cámara o la ubicación. Además es recomendable también revisar aquellas «apps» que sí utilizamos para ver a qué están accediendo exactamente y si no acaba de convencer, siempre se pueden revocar estos permisos o buscar aplicaciones alternativas que sean menos invasivas con la privacidad. La ubicación del usuario es un tema delicado, pues no hay muchas razones para que el teléfono transmita constantemente la ubicación. Al rastrear los movimientos, esta función recopila información como los recorridos regulares del usuario, dónde trabaja, dónde va a comprar o dónde vive. Es posible que la función de ubicación no este activa en todos los servicios, pero para asegurarse que dicha información no se quede en la red, es recomendable desactivar la función en todo el teléfono y solo encenderla cuando sea necesario. Google, por ejemplo, permite gestionar la información de localización que el usuario quiere que guarde -o desactivar esta recopilación de datos-. El administrador de contraseñas favorece enormemente la higiene cibernética. Uno de los mayores peligros de hoy en día es que la gente utiliza la misma contraseña para todo, haciendo que si alguien la descubre pueda acceder a la mayoría de las cuentas de las que dispone el usuario en servicios como Facebook, Netflix o Amazon. El administrador de contraseñas se ocupa de administrar todas las contraseñas además de añadir contraseñas seguras encriptadas. Lo único que tiene que hacer el usuario es acordarse de la contraseña maestra que abre esta «app». Por último hay que limpiar las redes sociales. Estas plataformas son las que más datos personales recogen. Las empresas de redes sociales llegan a crear un perfil bastante preciso recopilando toda la información que tienen de sus usuarios. Las aplicaciones de redes sociales suelen demandar muchos permisos de acceso a funciones del teléfono -micrófono, agenda, cámara, etc.-. Una forma de minimizarlo es acceder a la plataforma a través de la versión web para móvil. No obstante, algunas aplicaciones, como las de Facebook, ofrecen en el móvil servicios que en la versión web no tienen, como comprobar los mensajes privados -obliga a instalar Messenger-. Por ello, y para quienes no quieran desintalar estas 'apps', es importante actualizar los permisos que tiene la aplicación, como el de rastreo de la actividad en la web, otra de las medidas es cambiar la configuración de privacidad. Por último es importante no usar una de las cuentas de redes sociales para iniciar sesión en otros sitios, ya que esto proporciona muchísima más información personal de la que las compañías necesitan. Por ello, aunque sea más lento y menos cómodo, conviene crear cuentas separadas para cada servicio, con sus respectivas contraseñas -o recurriendo al gestor de contraseñas antes mencionado-.
01-01-2020 | abc.es
Google crea Watchlist, una función para que el usuario marque las películas que ha visto
El buscador de Google ha añadido una nueva función, Watchlist, con la que ahora el usuario podrá marcar aquellas películas y series de televisión que ya ha visto o quieren ver. El portal especializado 9to5google ha comprobado que actualmente la función Watchlist solo está disponible en la versión web para móviles o las aplicaciones de Google para Android e iOS. Esta función se encuentra en la ficha que aparece al buscar cualquier película o serie. El usuario encontrará dos casillas, una preguntando si ha visto el título buscado y la otra para guardar películas que está viendo o que quiere ver en un futuro. Para aquellas películas que siguen en taquilla, hay otra casilla que le redirige a una página para comprar las entradas. Con Watchlist el usuario podrá ir coleccionando las películas y series que ya ha visto para que Google se lo recuerde siempre que busque el título desde la misma cuenta. Sin embargo parece no haber forma de ver la lista de contenidos que ya han sido marcados como vistos. Esta función se irá implementando de forma progresiva para todos los usuarios por lo que todavía no está disponible para todos los usuarios.
31-12-2019 | abc.es
La tecnología que nos dejó la década (y sin la que ya no podemos vivir)
La anterior década, la del comienzo del milenio, se había partido en dos con la llegada de un dispositivo electrónico que ha cambiado para siempre la manera de relacionarse entre el ser humano y las máquinas, el teléfono móvil inteligente. Con el debate siempre recurrente de cuál fue el pionero, lo cierto es que la aparición en 2007 del primer iPhone marcó un punto de inflexión. Su pantalla multicapacitiva, su diseño y experiencia de usuario revolucionó la industria y, de paso, la sociedad. Lo que vendría después ya es historia pero ha mamado directamente de esta fuente de innovación. Ha sido la década de la disrupción. La era de las tabletas La primera ventana hacia el horizonte de la tecnología de la última década se abrió de par en par con Steve Jobs, fundador de Apple, todavía vivito y coleando. En 2010 se presentó el iPad, una suerte de teléfono grande o portátil táctil sin teclado que instauró una nueva categoría tecnológica, las tabletas. Un formato que nació con unas 9 o 10 pulgadas de tamaño de pantalla y que estaba muy orientado a un entorno lúdico. Compañero de fatigas del «smartphone», enemigo de los ordenadores, han transcurrido nueve temporadas y todavía no ha encontrado su sitio en el ecosistema digital. Tanto es así que lleva nueve trimestres cayendo en ventas, pero una de sus razones más fuertes es su h Aunque cumple una función y su existencia ha sido capital para movernos hacia la invasión de las pantallas táctiles. Y, de paso, como punta de lanza para acceder al masivo consumo de contenidos multimedia, liderado por la era del «streaming». La imagen toma las redes sociales Aunque las redes sociales habían impregnado la vida digital de millones de usuarios desde hacía, y no solo con Facebook porque antes vino la extinta MySpace, la aparición de Instagram en 2010 se llevó por delante todo lo que se había levantado. Y todo por su visionaria fórmula que recogía una de las bases más simples de la publicidad clásica, una imagen vale más que mil palabras. Desde entonces la fotografía ha vivido una segunda edad de oro. Ya no se sacan en papel, pero se hacen muchas más. Y eso es gracias a esta capacidad para retratar el momento. Las redes sociales especializadas no hicieron nada más que plantar su semilla en una década que ha visto florecer, por curioso que esto parezca, un formato que parecía extinguido, las animaciones GIF. Junto con los «emojis», unos nuevos códigos de comunicación que se asocia a juventud. Ni que decir tiene lo visionario que fue Mark Zuckerberg cuando en 2012 la adquirió por mil millones de dólares, que ahora saben a calderilla. También ha inaugurado otra moda; la de los «selfies». Un estilo de imagen que ha glorificado el ego de las personas. Si no que se lo digan a Snapchat (2011). En cualquier caso, esta aplicación para editar y compartir fotos nos ha convertido a todos en fotógrafos aficionados y ha alterado la manera en la que compartimos nuestra existencia. El auge del «streaming» Hasta bien entrada la década, en España había un debate candente sobre lo pernicioso y terrible que era la piratería. Una terrible lacra que hacía perder grandes fortunas a productoras y distribuidoras de cine. Había quejas entre los usuarios porque se justificaba por la ausencia de una buena oferta audiovisual. El proceso de distribución de contenidos multimedia se ha revelado como obsoleto. Controlado por grandes marcas, la necesidad y urgencia de los consumidores llevaban a replantearse si acceder a la última película de su director de cabecera por otros medios. Defensa sobre las libertades civiles en la transmisión de plataformas de «P2P» o la lucha por una internet neutral, 2011 se abría paso mediante una polémica Ley de Economía Sostenible, conocida entonces como «Ley Sinde», que levantó durante esos años (fue propuesto por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero en 2009) las críticas de numerosos colectivos y activistas de internet. Y, por entonces, en Estados Unidos estaban a otros menesteres; Netflix, una empresa que se había hecho conocida al distribuir por vía postal DVD. En el año 1997, antes del Big Bang del «streaming», la compañía fundada por Reed Hastings se dedicaba aún al alquiler de DVD como único servicio. Hasta que en 2007 tuvo una revelación; usar internet como videoclub. Pero su expansión fuera de Estados Unidos no se produjo hasta 2011 y, con ello, el auge de los contenidos en «streaming». Una encarnizada lucha en la que se ha metido HBO, Disney o Apple. La industria cinematográfica ha pasado a una nueva fase. Más y más inteligencia artificial La Inteligencia Artificial no es una tecnología nueva en realidad. Es cierto. Desde hace más de cincuenta año se lleva colocando sus ladrillos, pero la argamasa parece empezar estar firme ahora. Y desde hace algún tiempo ha empezado a surgir con mayor fuerza el temor a la eliminación de millones de puestos de trabajo en el mundo occidental en las próximas décadas. La automatización de los procesos industriales tampoco es algo reciente. El problema es que la evolución se aprecia casi en tiempo real. Lo incontrolable asusta al ser humano. Tal vez estemos ante el comienzo de una era fantástica que arrancó en 2011 con la puesta en marcha de IBM Watson. Una inteligencia artificial capaz de responder a preguntas formuladas en lenguaje natural, que ha dado pie a «naturalizar» a las máquinas. El superordenador ha demostrado sus capacidades en distintos ensayos en los que ha superado a una persona. Las circunstancias que llevaron a su desarrollo se remontan a la victoria de la computadora Deep Blue sobre Garri Kaspárov, el gran maestro del ajedrez, en en 1997. Ahora nadie duda que conviviremos con esta tecnología. La tecnología se lleva a la muñeca El Apple Watch no fue el primero (2014), pero sí el que más vende. Por motivos obvios, llevar la tecnología a una muñeca se había visto en series de televisión («El Coche Fantástico»), y había tenido en Seiko o Casio su digitalización. Pero desde la aparición en 2012 de la extinta Pebble se colocó la primera piedra de la era de los «smartwatches». Fue un proyecto surgido a través de una campaña de micromecenazgo y, en poco tiempo, cautivó a millones de personas. Son aparatos electrónicos conectados a internet que, ahora, está intentando cortar el cordón umbilical de su dispositivo matriz, el teléfono móvil. Los modelos más modernos ya incorporan sistema de geolocalización por GPS, permiten reproducir música, realizar pagos en comercios, mandar mensajes en varios formatos, controlar tu estrés y pulsaciones, monitorizar tu actividad física. Aunque no se ha convertido en el centro de la vida digital, lo cierto es que es una categoría que ya se ha asentado y que ofrece una gran versatilidad. Los coches, «ingeligentes» y «eléctricos» Resulta paradójico que el primer coche fuera impulsado por motores eléctrico. Era la mitad del siglo XIX y un ingeniero escocés lo inventó. La historia ya se conoce; los combustibles fósiles, esos que ahora se ven como principal causantes de la emergencia climática en la que vivimos, tomaron el control de los vehículos durante más de un siglo. La «electrificación» de esta industria está en una fase de expansión porque, por el momento, se aprecia como la gran alternativa (y más ecológica) para la movilidad. La marca que ha situado en el debate público esta revolución ha sido Tesla, firma fundada en 2003 por el controvertido gurú Elon Musk (PayPal, SpaceX, Hyperloop, SolarCity), que en 2009 había entrado en el mercado con su primer modelo, el Roadster. Pero en 2012, con la llegada de la gama Model, se ha acelerado el desarrollo de otros coches similares en la industria. Ahora son pocas las marcas que niegan este futuro. Tener capacidades autónomas y lograr un habitáculo conectado e «inteligente» han sido otros asuntos que han tomado titulares en estos últimos diez años con más frecuencia. La relación con los altavoces inteligentes La voz como vehículo de control de las máquinas. Este es el tiempo en el que nos movemos. Aunque con mayor o menor acierto, a pesar de las dudas en privacidad, los llamados altavoces inteligentes se han hecho un hueco en millones de hogares. Según diversos estudios, el 17% de los españoles utilizan asistentes digitales, el «cerebro» detrás de estos aparatos electrónicos que buscan convertirse en el centro neurálgico de las casas inteligentes. Además de cumplir con sus labores de altavoz, gracias a que se circulan por internet se pueden realizar múltiples peticiones, que van desde conocer el estado del tiempo, saber si hay tráfico denso de camino al trabajo, recibir sugerencias de todo tipo o conocer de manera ágil todas las citas de tu agenda. Si ha habido un producto que se ha llevado la palma en esta nueva categoría tecnológica ha sido Amazon con su ecosistema Echo. Se lanzó por primera vez en 2014 y, desde entonces, otras marcas como Google o Apple le han seguido. El gigante del comercio electrónico se ha enfocado en las sinergias y alianzas con otros servicios, aunque si bien es cierto que está concebido para mejorar su experiencia de compra de productos a través de su propia plataforma. A día de hoy no hay quien le tosa en ventas. Santo y seña para los ariculares inalámbricos El sonido ha estado asociado directamente con los auriculares. Aparatos para transmitir música y audio directamente al oído. Desde hace numerosas décadas formaba parte de los hogares y entornos profesionales, pero tampoco ha dado de lado a la evolución. En los últimos años han surgido numerosas propuestas que intentan cortar los cables del productor. Las funciones inalámbricas ya son habituales. Si ha habido un producto aspiracional que ha marcado sin lugar a dudas tendencia ha sido la propuesta de Apple, los AirPods, que hicieron su debut en 2016 con su particular diseño en forma de lágrima que ahora se ven por las calles con mayor frecuencia. Pequeños, minimalistas, elegantes, cómodos y fáciles de transportar. La revolución ha sido alucinante al mismo tiempo que ha abierto la puerta a la aparición de otros rivales que han incorporado otras funciones como la cancelación activa de ruido. Un nuevo intento para la realidad virtual Vivir una experiencia inmersiva. Meterte en el juego de otra manera. Engañar al cerebro. Estos eran los desafíos de la realidad virtual, que en 1995 hubo un primer intento con la creación de Virtual Boy de Nintendo. No era el momento. No existía el hardware adecuado. Tampoco el software que hiciera volar la cabeza. Hasta 2016 con Oculus Rift, el primer casco de realidad virtual que hacía prever que esta tecnología se iba a implantar en la sociedad. Le siguieron HTC con Vive o Sony con PlayStation VR, pero esta tecnología ha llamado a las puertas del futuro aunque no ha tenido una adopción tan masiva como se esperaba. Los engorrosos cables, el complicado montaje de los productos de gama alta o la falta de un catálogo de experiencias sorprendente han mermado su atractivo, aunque ha dado paso a otra tendencia: la realidad extendida, que cruza tanto la realidad aumentada como la realidad virtual para llevarlo a un nuevo nivel. Las consolas también innovaron Entre algunos de los productos de consumo que más han innovado en estos diez últimos años se encuentra, hay que reconocerlo, la Switch de Nintendo. Una consola híbrida que ha demostrado que se puede fusionar lo mejor de los videojuegos portátiles con la experiencia familiar de las plataformas de sobremesa. Apareció en 2017 y en varios momentos ha sido la consola más vendida en algunos mercados como el estadounidense, aunque lejos de los cien millones de unidades colocadas de la PlayStation 4, que se encamina hacia su fin. Lo que ha demostrado es que existe una nueva forma de consumo de contenidos de ocio electrónico, aunque habrá que ver si, en este negocio también, el «streaming» acaba por imponerse en años venideros.
30-12-2019 | abc.es
Trucos para recuperar la información de un «smartphone» perdido o robado
Un «smartphone» atesora en su interior una cantidad enorme de información del usuario. Por eso, es importante tener cuidado para no perderlo y, a su vez, ponérselo difícil a alguien si tratase de sustraerlo. Especialmente en Navidades, y es que las aglomeraciones de gente hacen que sea más fácil para un delincuente robar este tipo de dispositivos. En caso de que se vea afectado, la compañía Librephonia ha compartido una serie de consejos que pueden ayudarle a minimizar la pérdida recuperando toda la información almacenada en su dispositivo. La nube Independientemente de que el «smartphone» sea Android o iOS, es decir, un iPhone, se debe almacenar toda la información en la nube. De esta manera, cuando se haga con un nuevo dispositivo, podrá descargar todos esos datos. En caso de que el móvil sea Android, podrá recuperar sus aplicaciones y archivos multimedia introduciendo simplemente su clave de acceso de la cuenta de Google. Si por el contrario, tienes un iPhone, a través del iCloud se realizan copias de seguridad diariamente que te permitirá recuperar absolutamente todo en tu nuevo smartphone. «Apps» de almacenamiento Es bastante recomendable guardar información en backups complementarias que se encargarán de almacenar automáticamente todas tus imágenes y documentos. Contactos y «Apps» Inicia sesión con tu cuenta de Google Play o iCloud cada vez que te registres en una app. Así, cuando inicies sesión con tu cuenta podrás acceder a toda la información previa. Protege tu intimidad Utiliza tu «app» de rescate para que puedas borrar todo aquello que no desees que manipulen, además de cambiar contraseñas y claves de acceso. Igualmente, pide a tu compañía que bloquee tu terminal y denuncia la pérdida o robo en comisaría. Recuerda que esto solo podrás hacerlo si llevas el número IMEI de tu smartphone (lo encontrarás en la caja de tu dispositivo o impreso en su parte trasera). Rootear el móvil Ser usuario root es poder acceder a todo el sistema operativo de tu dispositivo, lo que significa que podremos manipular todos los archivos y realizar copias de seguridad en profundidad. Sin embargo, es una alternativa apta solo para expertos, puesto que podríamos perder la garantía de nuestro dispositivo al modificar su sistema operativo. Por todo ello es muy importante que cuando compres un smartphone lo protejas siguiendo unas recomendaciones básicas. Es imprescindible guardar la factura de compra que acredite la garantía y derechos del propietario del dispositivo, apuntar el número IMEI para identificar tu teléfono ante una denuncia si fuese necesario, bloquear el «smartphone» mediante una clave o patrón de seguridad y también, descargarse una «app» de ubicación del teléfono que permitirá geolocalizarlo.
30-12-2019 | abc.es
El botón que convierte todos los dispositivos en inteligentes
Para convertir en inteligente cualquier dispositivo tradicional que funcione a través de interruptores físicos, una compañía australiana ha desarrollado Fingerbot , un dedo robot con el que el usuario puede activar cualquier dispositivo a distancia a través de la voz o del móvil. Fingerbot es un pequeño interruptor con un diseño modular que le permite actuar como pulsador inteligente para una amplia variedad de dispositivos sin conectividad, como interruptores de la luz y electrodomésticos. El dedo robot cuenta con un gancho en la parte superior que le permite agarrarse a casi cualquier superficie, y se le añaden varios tipos de mecanismos extensibles que hacen las veces de dedo, pulsando interruptores tradicionales. Estos dedos que se incorporan a Fingerbot también pueden usarse en pantallas táctiles e incluso los usuarios puede encargar modelos personalizados según sus necesidades que se imprimen a través de impresoras 3D. El dispositivo es inteligente, con conectividad Bluetooth, y puede controlarse a través de la aplicación Adaprox para móviles y es compatible también con los asistentes inteligentes Siri de Apple, el Asistente de Google o Alexa de Amazon. De esta manera, como explican sus creadores en su página de «crowdfunding», Fingerbot puede usarse para convertir un dispositivo tradicional en inteligente, sin necesidad de adquirir todo un ecosistema de dispositivos conectados a internet o Bluetooth. La compañía australiana Adaprox, creadora del dedo robótico, ha presentado el proyecto en la plataforma de micromecenazgo Kickstarter, donde ha superado su objetivo y ya ha obtenido más de 50.000 dólares de financiación. Fingerbot se vende a través de distintos kits, desde el pack básico por 29 dólares con un solo dispositivo hasta kits familiares con varias unidades para controlar una casa entera. Las unidades comenzarán a enviarse en mayo de 2020.
29-12-2019 | elpais.com
El chat llega también a Google Fotos
El popular servicio de fotos incorpora un sistema de mensajería
24-12-2019 | elpais.com
¿Se puede vivir sin Google? Alternativas para navegar sin dejar rastro
DuckDuckGo, Swisscowss o SearX son algunas de las aplicaciones que aseguran no recopilar ninguna información sobre los internautas ni su historial de búsquedas
24-12-2019 | abc.es
Regalos tecnológicos de última hora para Navidades
De 10 a 50 euros Un cargador para coche Llevamos el móvil a todas partes. Lo utilizamos para todo, incluso como navegador GPS en el coche. Y, lamentablemente, eso conlleva una situación; se descarga. Si no tiene a mano un sistema de carga puedes estar vendido. Una interesante propuesta es un cargador inalámbrico de Choetech que cuenta con un sistema de carga rápida desde su soporte compatible con el estándar inalámbrico Qi. Dependiendo del móvil habrá que ver si se adapta al modelo que tengas pero hay algunos compatibles con los últimos modelos de iPhone o los Galaxy de Samsung. Precio: 20,90 euros Un móvil barato Es una nueva incorporación la gama de móviles de la veterana firma de móviles es el Nokia 110. Ofrece todo lo que necesitas para entretenerte cuando estás en desplazamiento: un reproductor de MP3 para tu colección de música, una cámara integrada y una radio FM. Tiene una pantalla de 3 pulgadas. También proporciona tus juegos favoritos, como el clásico Snake, y cuenta con una batería que te permite hablar desde el amanecer hasta el atardecer con una sola carga. Incorpora una cámara. Precio: 24 euros Una funda para tu móvil Proteger pero con estilo. Una funda para tu móvil es fundamental para evitar posibles roturas tras caídas fortuitas. Aunque lo manejes con cuidado, estos dispositivos se usan con gran frecuencia y que impacte directamente contra el suelo en algún momento está a la orden del día. Le puede ocurrir a cualquiera. Si eres propietario de un iPhone 11, la firma especializada Razer cuenta con una carcasa robusta, la Arctech Slim, que cuenta con un ingenioso sistema de ventilación para reducir la temperatura en un uso prolongado del dispositivo. Se adapta muy bien al chasis. Viene en tres colores a elegir (rosa, blanco y negro). Precio: 34 euros Un reproductor multimedia Un aparato interesante que puede salvarte las Navidades es el Amazon Fire TV Stick que en su última versión soporta calidades de hasta 4K. Pero, además, se ha integrado el asistente digital Alexa al mando, con lo que los usuarios pueden controlar la televisión o, incluso, emparejarlo con otros aparatos domésticos de la gama Echo con simples instrucciones de voz. El «gadget» da acceso a diferentes programas de televisión, servicios de streaming como Netflix y por supuesto Amazon Prime Video, así como consultar información de todo tipo a través de internet. No está disponible, por el momento, HBO. También funciona con Movistar Plus o el servicio a la carta Atresmedia o RTVE. La compañía estadounidense, que ha presentado el dispositivo en la feria IFA de Berlín (Alemania), ha adelantado además que se encuentra «en negociaciones» para llevar a su catálogo de servicios el próximo servicio de televisión Disney Plus. Precio: 40 euros De 50 a 100 euros Auriculares para la diversión Los auriculares de Turtle Beach, los Stealht 300, son compatibles con las consolas PlayStation 4 y proporcionan una calidad de sonido más que decente para lograr una experiencia de juego fantástica. También están orientados al consumo de otros contenidos multimedia. Para los aficionados al ocio electrónico, disponen de un micrófono abatible para que resulte más cómodo. Precio 79 euros De 100 a 200 euros Un altavoz inteligente Este año ha sido el del comienzo (en España) de la era de los altavoces inteligentes. Unos aparatos que, además de cumplir su función como reproductores de música, permiten interactuar con la voz con internet. Eso lo cambia todo porque se le pueden hacer peticiones para tu día a día o recibir sugerencias para llevar una vida más cómoda. Uno de los más modernos es el Nest Hub de Google, una de las empresas que más ha invertido en esta nueva categoría tecnológica. Funciona muy bien, reconoce hasta cinco voces distintas y al tener una pantalla de 7 pulgadas se pueden consumir contenidos multimedia desde servicios como YouTube o reproducir tu programa favorito de televisión al llevar ya integrado el sistema Chromecast. Precio: 109 euros Una consola para la familia El dispositivo ha retirado de la ecuación el concepto «híbrido» de la versión original para centrarse en el entorno portátil. Es la Switch Lite. Y dentro de ese saco lo cierto es que es un producto equilibrado, versátil e, incluso, más cómodo y ergonómico que su predecesora. Se debe, en parte, a su tamaño, más pequeño (5.5 pulgadas de pantalla) y ligero (275 gramos), con lo que se adapta a las manos (incluso pequeñas) con soltura. Como también ha adelgazado unos milímetros, su manejo es fantástico. Su resolución es similar (1.280 x 720 píxeles), pero la representación gráfica se encuentra a un nivel más que aceptable. Es más, el hecho que se mantiene esa resolución pero desde un panel más pequeño la representación gráfica es incluso mejor. Eso sí, dado que no se puede conectar a la pantalla grande tampoco se puede transmitir en Full HD. Precio: 199 euros De 200 a 500 euros Una tableta Este dispositivo, el Samsung Galaxy Tab A 10.1, cuenta con una pantalla 10.1 pulgadas, algo que la sitúa ligeramente por debajo de los últimos dispositivos de este tipo que ha lanzado la firma de la manzana mordida; exceptuando, evidentemente, la reciente revisión del iPad mini. Sin embargo, estas dimensiones, unidas a su peso de 469 gramos y un grosor de 7'5 mm, la hacen sumamente manejable y fácil de transportar. En lo que se refiere al rendimiento, Samsung ha dotado a su dispositivo con 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. Estos se pueden aumentar mediante el uso de una tarjeta microSD hasta los 512 GB. También existe una versión que llega hasta los 64 GB. Está disponible, además, en tres colores: dorado, plateado y negro. Precio: 219 euros Un reloj inteligente uno de los nuevos modelos en este negocio dominado por el Apple Watch es el Watch GT 2 de Huawei. Se trata de un «smartwatch» que cuenta con una batería monstruosa que dura hasta dos semanas (y con carga rápida), el dispositivo tiene además un precio bastante ajustado. Está disponible en diferentes tamaños y diseños. Presenta una pantalla de tipo Amoled con resolución de 390 x 390 píxeles. Este modelo ha mejorado algunos aspectos de su predecesor, con lo que es más intuitivo y mejora su potencial empujado con el chip Kirin 1, ideado por la propia firma china. Cuenta con un potente equipo de sonido que permite desde reproducir música o atender llamadas más fácilmente. Y dispone de todas las características deseadas, sistema de GPS, monitorización del sueño, medidor de estrés. Pero, sin embargo, no cuenta con chip NFC. Precio: 239 euros Unos auriculares Es complicado elegir unos auriculares inalámbricos porque depende de muchos factores. Si se prefieren de tipo «in ear», es posible que te decantes entre los nuevos de Sony WF-1000XM3 o los AirPods Pro de Apple. Es difícil la elección. Ambos cuentan con sistema de cancelación de ruido, aunque en el caso de Sony este apartado lo trabaja algo mejor. En cambio, el diseño y ergonomía de los nuevos cascos de la firma de la manzana le dan un toque único. También los dos ofrecen una buena calidad de audio para disfrutar de una gran experiencia escuchando a tus artistas favoritos. Los AirPods, además, son resistentes al agua y al sudor, y su batería aguanta perfectamente más de seis horas a pleno funcionamiento. Y con su estuche cargador se puede utilizar durante casi dos días. Precio: 279 euros Un altavoz doméstico Esta temporada, la marca Sonos ha querido apostar por la movilidad con su primer altavoz portátil, el Move, que permite utilizarse tanto dentro como fuera de casa. Eso sí, mantiene una de sus esencias, el sonido de alta calidad. Funciona por medio de una conexión inalámbrica por Bluetooth para que el usuario pueda conectar fácilmente el «smartphone» cuando no tenga WiFi disponible. Otro de sus elementos importantes es que incorpora una potente batería que aguanta hasta 10 horas de uso con una sola carga. Todo en un peso de solo 3 kilogramos. También tiene integrado los asistentes digitales Alexa y Assistant. Dispone de una tecnología propietaria que permite modular los tonos en función del entorno. Precio: 400 euros De 500 a 1.000 euros Un móvil equilibrado Una buena opción para renovar tu móvil (o regalárselo a alguien) puede ser el Mi Note 10 Pro, el último integrante en el extenso catálogo de Xiaomi. Este nuevo dispositivo, que ofrece una experiencia fotográfica más que decente, incluye hasta cinco cámaras, una de ellas capaz de capturar imágenes de hasta 108 megapíxeles. Gracias a su objetivo de 8 piezas en la cámara principal y su portentosa memoria RAM de 8 GB (con memoria de hasta 256 GB), este equipo apuesta por la fotografía con una configuración única. Nos encontramos con un gran angular de 108 MP; un teleobjetivo de 5 MP de cinco aumentos; un segundo teleobjetivo de 12 MP; un ultra gran angular de 20 MP con un campo de visión de 117 grados y un objetivo macro. Viene equipado con una batería de alto rendimiento de 5.260 mAh, que admite carga rápida de 30 vatios. Además, utiliza el procesador Snapdragon 730G de Qualcomm que le confiere un gran rendimiento. Precio: 649 euros Un ordenador híbrido Entre las propuestas de Microsoft ha destacado especialmente un modelo, el Laptop 3, que reúne prácticamente todos los requerimientos básicos para tener a mano un potente equipo todoterreno aunque quedan flecos por resolver. Con buen diseño, este equipo portátil se encuentra disponible en dos tamaños -13.5 y 15 pulgadas-, y mantiene el mismo diseño elegante y delgado que sus predecesores, con una duración de batería que le permite alcanzar una jornada completa de trabajo. Con procesadores Intel de décima generación, Surface Laptop 3 ofrece hasta un 50% más de rendimiento que la anterior generación y cuenta con una nueva serie de colores y acabados. Es versátil, viene equipado con un procesador AMD Ryzen Surface Edition, en su versión de consumo- se convierte en el portátil más rápido de su categoría. Permiten, además, un recorrido completo de la tecla de 1,33 mm, un «trackpad» de cristal un 20% más grande, un USB-A, un USB-C y carga rápida. Precio: 940 euros Más de 1.000 euros Un televisor El panel de la C9, como no podría ser de otra forma tratándose de la surcoreana, es OLED. Lleva un chip Alpha 9 de segunda generación, que es el mismo que guardan en su interior otros televisores de la tecnológica, como es el caso del los Z9. Cuenta con una resolución 4K UHD de 3.840 x 2.160 puntos y ofrece una imagen realmente buena. El televisor tiene incorporado el LG ThinQ AI que personaliza la experiencia del usuario mostrándole contenido acorde a sus preferencias. Está disponible en 55 y 65 pulgadas. Precio: 1.500 euros
24-12-2019 | abc.es
Tres semanas con el Surface Pro X: uniendo lo mejor de los móviles y el PC
Llevo semanas leyendo artículos totalmente sesgados sobre el Microsoft Surface Pro X, no hay más que hacer una búsqueda en Google como; «Surface Pro X Photoshop» o «Surface Pro X Adobe», y nos saldrán todas las reviews de medios tanto americanos como españoles, y todas ellas prácticamente dicen lo mismo; "el Surface Pro X es un equipo maravilloso pero no puedo abrir Photoshop". Lo siento mucho compañeros pero os ciega vuestra propia experiencia personal, Photoshop no es, ni mucho menos un programa de uso masivo, más bien de nicho y es una débil justificación para ponerle un "pero" a un equipo como el Surface Pro X. Si comprobamos estadísticas de 2016, menos de un 1% de los ordenadores del mundo tienen una suscripción de Adobe, no todos somos creadores. Os preguntaréis qué es el Surface Pro X, cómo lo podemos describir, fácil, se explica perfectamente con un caso de uso de lo más común. Entras en una cafetería a tomar un descanso, sacas el Surface Pro X (774 gr) que se enciende de forma instantánea, se conecta a internet automáticamente gracias a su modem 4G incorporado y mandas unos cuantos mails en su maravillosa pantalla táctil de 13 pulgadas y 2880 x 1920 píxeles de resolución. Después de una hora trabajando junto a tu café humeante, la batería consumida es de un 3%. Ahora sí, te puedes olvidar del cargador en casa. Otro de los aciertos del equipo es el bolígrafo que se esconde en el teclado, al mismo tiempo que se carga y queda accesible en todo momento. No, el Surface Pro X no es un equipo gaming, no sirve para jugar, no, no es un equipo para editar video o imágenes, aunque Adobe ha prometido lanzar una versión para procesadores ARM. Se trata de un equipo de productividad y movilidad máxima. Gracias a su procesador SQ1 de Qualcomm, basado en el Snapdragon 8cx el Surface Pro X se comporta más como un teléfono móvil que un ordenador, cogiendo lo mejor de ambos mundos y uniéndolo en un mismo equipo. No todos los ordenadores tienen la misma utilidad, un gamer, un editor multimedia, un directivo, un arquitecto y un largo etcétera tienen necesidades diferentes y compran equipos diferentes. Con Surface Pro X, nos encontramos ante una nueva categoría de ultraportátil. Nos deberíamos preguntar por qué nuestro ordenador no se comporta como nuestro teléfono móvil. Cuando presionamos el botón de encendido de nuestro terminal nos parece normal que se encienda de forma inmediata, el acceso a la nube en el móvil también es inmediato, no se nos ocurre tener que conectarnos a una WiFi para mandar un mail o mirar nuestras redes sociales, y la batería de cualquier móvil aguanta un día entero, muy lejos de la autonomía de un portátil tradicional, características que vamos a encontrar en el Surface Pro X. Sí, la arquitectura ARM hace que las aplicaciones de 64 bits x86 no funcionen en el Surface Pro X, pero la inmensa mayoría tienen versiones de 32 Bits que sí son compatibles, y seamos sinceros, la inmensa mayoría de los humanos con un ordenador, utilizan básicamente el navegador y como mucho una suite de Office. En mi caso, Slack, Atom, Android Studio, Chrome, Evernote y Office son todo lo que necesito en mi ordenador y todos ellos tienen versión de 32 Bits, y funcionan sin problema. Las comparativas del Surface Pro X con Surface Pro 7 que también se pueden leer en internet, es como comparar peras con limones, ya que tienen diferentes arquitecturas, y es difícil poder entablar una comparativa rigurosa. Lo único que puedo decir, es que el Surface Pro X es rápido y abre prácticamente todo de forma instantánea, es cierto, que la memoria RAM se consume de forma rápida, y los 8 gigas de la configuración básica están justo en el límite, pero son más que suficientes para un uso normal. Otra de las críticas que ha recibido el Surface Pro X es acerca del consumo de batería emulando aplicaciones de 32 bits, que al no ser nativas reducen la autonomía. Sólo he utilizado algunas aplicaciones nativas ARM64 como Edge para comparar con el consumo de Chrome 32 Bits monitorizando la batería de forma continua, y el impacto real es prácticamente nulo. El Surface Pro X no es un equipo barato, con teclado y bolígrafo, el precio de la configuración más básica a día de hoy está en 1.443,99?, no entiendo que alguien compre el equipo sin teclado, así que lo incluyo en el precio, pero nos encontramos ante una nueva generación de ultraportátiles siempre conectados a internet, con una larga autonomía de la batería y una pantalla de alta calidad. Movilidad y productividad extremas, en un ordenador con un diseño muy acertado.
23-12-2019 | elpais.com
¿Se puede vivir sin Google? Alternativas para navegar sin dejar rastro
DuckDuckGo Swisscowss o SearX son algunas de las aplicaciones que aseguran no recopilar ninguna información sobre los internautas ni su historial de búsquedas
33