Noticias de "google"

24-05-2018 | abc.es
Google trae a España su buscador de empleo, un ataque al modelo Infojobs
Google lanza este jueves en España una nueva funcionalidad en su buscador para ayudar a los usuarios a localizar la ofertas de empleo que más se ajusten a sus necesidades y preferencias, y a las empresas a conectar con posibles candidatos para cubrir los puestos que ofertan. España es el primer país europeo donde Google lanza esta funcionalidad, que ya está operativa desde el pasado verano en EE.UU. y desde hace unos meses en Argentina, Colombia, Chile, México, Brasil, Nigeria, Kenia y Sudáfrica. A la elección de nuestro país ha contribuido que la búsqueda de empleo a través del buscador de Google en España «es más activa que en otros países», ha explicado a Efe el responsable de Alianzas Estratégicas de Google España, Luis Collado. A la iniciativa se han sumado agencias de trabajo temporal o agregadores, como Linkedin, Adecco, Opcionempleo, Hosteleo, Asempleo, Jobatus, Hostelo o Buscador de trabajo.com, para las que no tiene ningún coste y lo único que tienen que hacer es un marcado técnico específico de su contenido para que Google pueda indexarlo, organizarlo y mostrarlo a los usuarios. Así, desde hoy, cuando un usuario inicie una búsqueda y Google interprete que lo que trata de localizar son ofertas de empleo, podrá visualizar «de forma resaltada» los resultados que más se ajustan a la búsqueda. Además, podrá definir más esa búsqueda con filtros como categoría, ubicación, fecha de publicación, tipo de contrato y empresa; iniciar el proceso de solicitud de esas ofertas; crear alertas según sus necesidades y tendrá la posibilidad de retomar en cualquier momento la búsqueda realizada. En caso de tener la geolocalización activada, el usuario podrá conocer las distancias a las que se encuentra la oferta e, incluso, gracias a las sinergias con Google Maps, tener información de como llegar a ese puesto de trabajo de la manera más eficaz. El usuario podrá buscar empleos en toda España, pero también en los otros países donde está operativa la funcionalidad. Google se convierte así en el «el paso previo a un portal» de búsqueda de empleo, porque «la solicitud de aplicación de una oferta de trabajo eso ya lo hacen en la página de un tercero», ya que hay un «botoncito» para optar al empleo y si el usuario hace clic en él, le redirige a la página que lanza esa oferta, añade. El usuario «lo único que tiene que hacer es iniciar una búsqueda en la cajita de búsqueda» y no tiene que añadir a Google su currículum, ha recalcado Collado, que ha asegurado que la información personal de la que dispone el buscador, como la geolocalización, se utiliza para optimizar los resultados. «Estos datos no van a ningún sitio» y »ese historial de navegación no se utiliza para nada más», asegura. «Nosotros llevamos trabajando en este producto y en la adecuación de todos los productos de Google a la nueva legislación de protección de datos muchos, muchos meses, con lo cual este producto está absolutamente adaptado a la nueva legislación», ha añadido en referencia al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), de obligado cumplimiento desde el viernes. A su juicio, esta experiencia podrá añadir «transparencia» al mercado laboral, ya que en otros países, por ejemplo, los usuarios dejan opiniones sobre las empresas que ofertan puestos de trabajo.
24-05-2018 | diarioti.com
Google y Microsoft detectan brecha en la ejecución especulativa de los procesadores
Funcionalidad especulativa en procesadores podría facilitar a malware leer datos pertenecientes a otro software, incluyendo contraseñas. La incidencia ha sido denominada ?la cuarta brecha? de los procesadores. Ampliar
24-05-2018 | elpais.com
Google incorpora una función para buscar empleo
El buscador conecta a los usuarios con las ofertas de trabajo de diferentes plataformas y permite establecer filtros
24-05-2018 | elpais.com
HTC ?estruja? su nuevo móvil U12+ bajo la tutela de Google
La marca taiwanesa estrena un ?smartphone? premium que se puede manejar con una mano pulsando o presionando en sus bordes
23-05-2018 | abc.es
Cómo descargar todos los datos que Apple tiene de mí
Como hicieran otras compañías tecnológicas como Google o Facebook, Apple también ha incorporado a sus servicios una serie de nuevas herramientas para que cada usuario pueda gestionar sus datos y privacidad, algunas de las cuales ya formaban parte de su ecosistema. Entre otras cosas, el gigante norteamericano permite obtener una copia de los datos personales así como eliminar una cuenta. Con estas funciones, la firma americana se adapta a la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, que será de obligado cumplimiento a partir de este viernes. El objetivo, según informa la compañía, es «que cada usuario pueda gestionar sus datos y privacidad» y lograr «poner en manos de cada usuario un mayor control sobre su información personal». El conjunto completo de herramientas de privacidad está disponible en la página web asociada a la cuenta Apple ID de cada usuario. Desde ahí, le dan la posibilidad de obtener una copia de sus datos, corregir sus datos, desactivar su cuenta o eliminar su cuenta. La información y datos se vinculan a esa cuenta en especial, necesaria para acceder a los servicios de la compañía. Es la misma que se usa para iniciar sesión iCloud, App Store o iTunes Store. Gracias a ello, los usuarios peuden sincronizar entre sus diferentes dispositivos de la compañía datos procedentes de los calendarios, contactos, correos y fotos, hasta los archivos de copia de seguridad del dispositivo iOS. Descargar o consultar todos los datos que Apple tiene de nosotros es fácil. Tan solo hay que acceder a una página oficial de privacidad e ingresar la cuenta de la compañía. Si esta operación se realiza desde un ordenador, el sistema enviará un código de verificación al iPhone desde donde es necesario darle a «permitir», con lo que aceptamos por seguridad que ese ordenador es posible confiar. Cuando inicias sesión en este sitio web, Apple registra ciertos datos de uso, como tu dirección IP, la hora, el grado de seguridad y el historial de inicios de sesión, para fines relacionados con la seguridad, el soporte y la generación de informes. Entonces, los usuarios realizar varias tareas, como obtener una copia de seguridad de sus datos procedentes de las aplicaciones y servicios de la compañía, corregir los mismos, desactivar la cuenta temporalmente, así como eliminarla al completo. La firma norteamericana asegura que, en este último caso, se borra permanentemente la cuenta y los datos asociados. En el caso de optar por generar una copia de los datos, el servicio de Apple permite seleccionar la información que se quiera descargar. Este proceso puede durar hasta siete días. La descarga incluirá .- Datos de uso de apps e información de la actividad como hojas de cálculo o archivos en formato JSON, CSV, XML o PDF. .- Documentos, fotos y vídeos en su formato original. .- Contactos, calendarios, marcadores y correo en formato VCF, ICS, HTML y EML. La descarga no incluirá: .- Compras de apps, libros, películas, programas de TV o música. .- Historial de transacciones de la tienda online de Apple e historial de mensajes de marketing. Apple no tiene acceso a: .- Cuando hagas una foto, preguntes a Siri o sigas una ruta por la calle, Apple asegura no venderá tu información personal a anunciantes ni otras organizaciones. .- «Como no registramos lo que compras, no podemos crear un historial de transacciones», aseguran desde la emrpesa. Y para que los datos de tu tarjeta de crédito estén protegidos, los convertimos en un código único que aislamos del resto de tu dispositivo iOS. .- La empresa tampoco tiene acceso al contenido de iMessage o cuando se realiza una llamada FaceTime, dado que asegura que «tus datos están completamente cifrados». .- También con la información personal que guardas en tu dispositivo. Por ejemplo, los datos que se utilizan para identificarte con Touch ID y Face ID se convierten en una representación matemática que está protegida en tu dispositivo. Según la empresa, iOS y las apps «no pueden acceder a ellos» y «tampoco se almacenan en los servidores de Apple ni se hacen copias de seguridad en iCloud». Esta herramienta también permite descargar archivos y documentos, correos electrónicos y fotografías siempre y cuando hayan sido compartidos a través de sus servicios en la nube iCloud. Antes de completar la solicitud es necesario elegir un tamaño máximo de archivo, que se enviará directamente al buzón del correo electrónico asociado a la cuenta.
23-05-2018 | abc.es
RGPD: qué cambia y así te afectará el nuevo reglamento de privacidad europeo
¿Fin a la barra libre de datos? Eso está por ver, en realidad, pero el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que será de obligado cumplimiento a partir del 25 de mayo promete un marco más garantista para los usuarios y una serie de obligaciones para las empresas, no solo las que operan exclusivamente en el sector de la innovación y la tecnologías. En principio, recalcan expertos en derecho digital consultados, las exigencias europeas vienen a ofrecer protecciones para los usuarios, empleados y clientes. Uno de los factores determinantes es, sin lugar a dudas, la existencia de un consentimiento expreso y no tácito como venía sucediendo hasta ahora. Una medida que, en principio, contribuirá a una mayor transparencia acerca del tráfico de información privada de cada ciudadano. Las empresas estarán obligadas a adoptar este marco legal dado que su incumplimiento las expondrá a cuantiosas sanciones de hasta 20 millones de euros o hasta el 4% de la facturación anual. Consentimiento expreso y no tácito Esta es, sin lugar a dudas, una de las medidas más importantes para beneficio de los usuarios ante las empresas que tratan información personal. Con la nueva norma, los responsables de los servicios deberán ofrecer al usuario todas las posibilidades de aceptación o rechazo. Habrá que darles el premiso expreso y no tácito como hasta ahora. Así, en los casos en los que sea necesaria una aceptación expresa esta tendrá que ser libre, «no pudiendo ser obligado el usuario a aceptar un tratamiento de sus datos como contraprestación para acceder al servicio», establece el reglamento. De ahí que, a partir de ahora, queden prohibido las casillas premarcadas o activadas por defecto. «El RGPD va a beneficiar a los usarios de a pie porque los derechos se ven potegidos. Las empresas no lo tienen que ver como una carga, sino como una forma de afianzar la confianza de los usuarios. Más alla de verse como un obstáculo se tiene que ver como una oportunidad para generar más confianza, algo que hemos visto como de la noche a la mañana se pierde como en el caso de Facebook», explica a este diario Eduard Blasi, experto en derecho digital de Marimón Abogados. «Nuestros datos van a estar sin duda más protegidos», asegura a Efe el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), Miguel Pérez Subías, tras destacar las garantías de privacidad que ofrecerá el reglamento de protección de datos. Esta ambiciosa norma que cambia las reglas del juego para las empresas ante la privacidad de los ciudadanos pues impondrá obligaciones para hacer valer «nuestros derechos», y asimismo herramientas al regulador para poder exigir que se cumplan. La transferencia de datos personales a terceros «sin mi consentimiento» no estará permitida, y cualquier problema de seguridad que afecte a la privacidad deberá ser informado por parte de las empresas a las autoridades competentes e incluso al usuario cuando sea de alto riesgo. «Los datos personales no podrán guardarse más tiempo del necesario para la función que fueron recabados». De ahí que los correos informativos de empresas que tienen nuestras direcciones se hayan acumulado en los últimos días, aunque si bien es cierto que muchos de ellos no cumplen en realidad con el protocolo porque no intentan recabar el consentimiento expreso. La importancia de la portabilidad Otra de las medidas que contempla el reglamento es la posibilidad de recibir una especie de paquete con toda la información completa con los datos personales de cada uno, algo útil y necesario en caso de cambiar de servicio con otra empresa. El RGPD introducirá, al menos, unos derechos inexistentes hasta ahora como el de la posibilidad de descargarse sus datos en un formato electrónico, así como solicitarle a la empresa que remita esos datos personales a otra para ser dados de alta en otro servicio. No obstante, esta portabilidad no implica la baja en el servicio original como sí sucede en las empresas de telecomunicaciones. Esto también representará una garantía de control por parte de los departamentos de recursos humanos. «El objetivo de la nueva regulación es estandarizar y fortalecer los derechos de los residentes europeos en relación a sus datos personales», señalan fuentes de la consultora Factorial. Esto significa que cualquier organización que se ocupe de los datos privados de residentes en la UE debe cumplir con los nuevos estándares de transparencia, seguridad y sobre todo responsabilidad. En particular, la nueva normativa obligará a las empresas a guardar únicamente datos de sus empleados que sean correctos, actualizados y necesarios en una plataforma que cumpla también con el nuevo reglamento. «Las empresas se verán obligadas a comunicar con claridad, cómo, dónde y durante cuánto tiempo se almacenará la información personal de un trabajador», añaden las mismas fuentes. Pudiendo, además, solicitar una copia de todos esos datos en cualquier momento así como ordenar su eliminación. Supresión y derecho al olvido Aunque ya estaba en vigor, a partir de ahora se refuerza este derecho a solicitar a servicios de internet y empresas que tratan datos personales de la posibilidad borrar nuestra información siempre y cuando se ajuste a unos supuestos. En el caso del derecho al olvido en internet, siempre habrá que ponderar si se antepone o no el derecho a la información. A partir de ahora se extiende y se amplía las garantías no solo a los motores de búsqueda como Google, el más usado el mundo, sino también a otros entornos. Mayor protección al menor Otra de las medidas importantes, recalcan los expertos consultados, estriba en la protección al menor. Hasta ahora, la normativa vigente (LOPD) establecía una edad mínima de 14 años para poder ingresar, teóricamente, a los diferentes servicios digitales. Con la puesta en marcha del RGPD se asciende esa edad hasta los 16 años. Aplicaciones y redes sociales deberán recabar el consentimientos de los usuarios de mayor edad y, en caso de no alcanzarla, habrá que contar con la aprobación de los tutores o padres, aunque esta norma es difícil realmente de procesar y confirmar. Más transparencia e información clara Una de las principales medidas que se establecen en el nuevo marco legislativo es que los términos de uso y las políticas de las compañías (no solo las que operan en la esfera de la tecnología, sino todas aquellas que traten datos personales) deban redactarse y publicarse de una manera más sencilla y clara, es decir, comprensible para todos. Teniendo a mano una información más clara acerca de la privacidad de la información se pretende que los usuarios y consumidores sean a qué atenerse, sabiendo en detalle y de una manera más exhaustiva para qué fines se van a utilizar los datos agregados, qué duración, dónde y cómo. La designación de un delegado Entre las obligaciones de las empresa se encuentra la designación de un Delegado de Protección de Datos (DPO). Aunque esta es una figura legal dentro de la empresa, todas ellas deberán designar (ya sea a nivel interno o contratar asesores externos) con una persona que se encargue de velar los la privacidad de los datos personales de los usuarios y clientes. ¿Qué quiere decir eso? Los ciudadanos y usuarios se encontrarán con un defensor de los datos al que dirigirse. Ventanilla única y transnacionalidad También otra medida que contempla el reglamento es la creación de una «ventanilla única», otra de las medidas para que los usuarios interesados puedan efectuar trámites, aunque estos afecten a las autoridades e, incluso, a diferentes estados miembros. Es decir, una denuncia se podrá efectuar también fuera de tu país de residencia, algo que hasta la fecha era un quebradero de cabeza. De ahí que cobre mayor importancia algunos avances técnicos. «El uso de tecnologías del tipo Big Data, donde se aportan datos de todo tipo, estructurados y no estructurados, nos pueden hacer perder nuestra intimidad, nuestra libertad, por eso es tan importante tener nuestros datos controlados, que no se usen sin nuestro consentimiento, y solo para aquello para lo que autorizamos. El derecho a la intimidad, a la privacidad hay que valorarlo más, nos estamos jugando nuestra libertad», apunta en un comunicado Ricardo Barrasa, presidente de la Asociación de Auditores y el Control de los Sistemas de Información (ISACA). Saber si te han robado los datos El RGPD promete una mayor transparencia: además de informar claramente a los ciudadanos para qué y cómo procesan sus datos personales, a partir de mayo será de obligado cumplimiento que las empresas incorporen nuevas notificaciones a la Autoridad de Control y anuncien, con total transparencia, acerca de posibles brechas de seguridad y autorización previa para determinados tipos de tratamiento en un plazo máximo de 72 horas. La pregunta es si lo cumpliarán o si, por el contrario, muchas empresas preferirán pagar la sanción. En ese sentido, es fácil pensar que el cibercrimen es algo que solo puede afectar a los demás. Sin embargo, las estimaciones apuntan a que el 10% de la población mundial es víctima del cibercrimen cada año. En opinión de Eduardo Esparza, responsable de la consultora Affinion España, las regulaciones como el RGPD están ayudando a dirigir el rumbo en la dirección correcta dado que «las compañías deben facilitar a sus clientes las herramientas necesarias para la protección de su identidad, ya sean servicios que busquen de manera activa riesgos potenciales en la privacidad de datos como soluciones que sensibilicen a los consumidores para fomentar una mayor seguridad y la tan ansiada defensa de la marca».
23-05-2018 | abc.es
¿Se acabó el todo gratis en internet? Un modelo de negocio abocado a redefinirse con el RGPD
El tradicional modelo de todo gratis en internet a cambio de nuestros datos está abocado a redefinirse con la inminente entrada en vigor de un nuevo reglamento en Europa que está provocando ya toda una cadena de actualizaciones de las políticas de privacidad de las grandes plataformas tecnológicas. Dos frentes se abalanzan en estos momentos uno contra el otro: por un lado, un planteamiento empresarial «con pingües beneficios», y por otro, una normativa que avanza «armada hasta los dientes» en Europa «para combatir directamente» un modelo de negocio «basado en el tratamiento masivo e indiscriminado de datos personales» a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, advierte a Efe el abogado experto en derecho digital Víctor Salgado. El nuevo reglamento de protección de datos de la UE, el RGPD, se aplicará plenamente a partir del 25 de mayo a cualquier operador o gran plataforma de internet independientemente de donde tenga la sede o sus servicios siempre y cuando trate datos de europeos y desarrolle actividad comercial o haga análisis de perfiles de datos de estos ciudadanos, tanto comerciales como políticos. En los últimos días, varias de las mayores plataformas tecnológicas están informando en cadena de la actualización de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a esta exigente normativa que cambia las reglas del juego de la privacidad europea aunque con un impacto mundial, y cuyo incumplimiento las expone a sanciones de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual de la empresa. Tras el reciente escándalo de Facebook por la filtración de datos a los que tuvo acceso la consultora Cambridge Analytica vinculada a la campaña electoral que dio la victoria al presidente estadounidense, Donald Trump, la plataforma trabaja con especial ahínco para cumplir con el reglamento europeo, que exige la privacidad desde el diseño, y el consentimiento explícito del usuario para que una empresa pueda usar sus datos personales para fines distintos a los previstos inicialmente. El caso de Cambridge Analytica ha sido «la gota que ha colmado el vaso» en cuanto a infracciones a los derechos de privacidad de los usuarios, asegura por su parte el abogado y consultor Borja Adsuara. Sin embargo, con normativas como el reglamento europeo, confía el experto en derecho digital, se irá llenando «poco a poco el vaso del respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos: al honor, a la intimidad, a la propia imagen, y a la protección de datos». El proceso «ya no tiene vuelta atrás», añade Adsuara. En los últimos días, no sólo Facebook, sino que las también estadounidenses WhatsApp, YouTube o Twitter se han sumado a la cascada de actualizaciones de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a la nueva normativa europea. Una de las ausentes en esa corriente así como en los recientes debates de privacidad está siendo Google, «la más beneficiada históricamente con el modelo de negocio» en internet que usa precisamente los datos del usuario a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, añade Víctor Salgado, de Pintos & Salgado Abogados. En el actual contexto de cambios normativos, WhatsApp, propiedad de Facebook, ha elevado desde los 13 años hasta los 16 la edad mínima para registrarse en Europa como usuario de su servicio de mensajería por internet, a pesar de que el reglamento europeo permite que se mantenga como hasta ahora. Los mensajes y llamadas de esta plataforma están protegidos por el cifrado de extremo a extremo para que nadie, ni siquiera WhatsApp, puede leer o escuchar las conversaciones del usuario, recuerda en una nota. Por su parte, YouTube, de Google, con el compromiso de repetirlo trimestralmente acaba de publicar por primera vez un informe con el número de vídeos borrados entre octubre y diciembre de 2017 por considerarlos inadecuados; la cifra superó los ocho millones. Las producciones eliminadas se referían a «spam» (correo no deseado) o contenidos supuestamente inapropiados como los que incitan al odio, violencia, actos peligros o abuso infantil, entre otros. También Twitter acaba de anunciar un mayor compromiso con la transparencia de sus usuarios al informarles sobre cómo comparte sus datos, por ejemplo con empresas socias. Ante las nuevas leyes de protección de datos en Europa, «hemos actualizado nuestra política de privacidad», asegura la plataforma en una nota.
47