Noticias de "google"

02-11-2017 | abc.es
Grupos rusos gastaron 4.000 euros en anuncios de Google para influir en las elecciones estadounidenses
Google ha publicado los resultados de su investigación sobre el uso de sus plataformas publicitarias por parte de Rusia durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre de 2016, admitiendo una inversión de 4.700 dólares en anuncios y de vídeos con más de 300.000 visualizaciones. A través de la Internet Research Agency, una agencia dependiente del Kremlin, Rusia utilizó el servicio publicitario Google Ads para difundir anuncios por un valor de 4.700 dólares (4.037 euros). La agencia rusa no dirigió sus anuncios a un determinado grupo de usuarios, a pesar de que Google permite dirigir su publicidad a personas con ideología política de derechas o izquierdas, según ha explicado la compañía de Mountain View en su informe. La plataforma de vídeo YouTube fue también foco de la interferencia rusa en los comicios de Estados Unidos. Google ha admitido la presencia de 18 canales de YouTube con contenidos políticos en inglés que violaban sus políticas contra la desinformación. A través de estos y otros canales, Google ha descubierto que la Internet Research Agency publicó un total de 1.108 vídeos, con 43 horas de contenido que recibieron 309.000 visitas desde Estados Unidos durante el periodo entre junio de 2015 y noviembre de 2016. Aunque Google ha afirmado que solo el 3% de los vídeos acumuló más de 5.000 visitas y que su difusión general fue reducida, la compañía asegura haber eliminado todas las cuentas de YouTube identificadas. Asimismo, ha negado que «RT», un medio de comunicación fundado por el gobierno ruso, haya vulnerado sus políticas, pese a rumores difundidos previamente. Entre el resto de servicios de Google, la compañía ha negado en su informe que haya habido desinformación procedente de Rusia tanto en el buscador como en su red social propia Google+. Sin embargo, sí que admite el uso de cuentas de Gmail asociadas a la campaña de la Internet Research Agency. El pasado 9 de octubre, la compañía con sede en Mountain View ya había reconocido la interferencia rusa durante las elecciones generales -en las que se impuso Donald Trump- en varias de sus plataformas a través de la Internet Research Agency, y que esta actuó desde Gmail, YouTube y el servicio publicitario DoubleClick. Junto con su investigación, Google ha anunciado la aplicación de una serie de medidas para evitar situaciones similares a la vivida durante la campaña electoral estadounidense. Entre ellas destaca un informe de transparencia aplicado a publicidad electoral que se publicará en 2018. Google facilitará también información sobre quién es el comprador de cada anuncio de propaganda electoral, tanto a través de una biblioteca públicamente accesible en YouTube y en el servicio de publicidad AdWords como de un icono presente en su buscador y en YouTube. Asimismo, la compañía de Mountain View manifestó sus planes para instaurar un programa de verificación para los anuncios relacionados con elecciones y financiados desde fuera de Estados Unidos, así como otros avances en seguridad, entre ellos la función Advanced Protection, un paquete de protección general ya incluido en Chrome, y un sistema de protección «antiphishing» para Gmail que avisa de ataques con origen gubernamental.
01-11-2017 | enter.co
¿Qué buscan las mamás colombianas en YouTube?
Recientemente, Google llevo a cabo un estudio de comportamiento en YouTube, la plataforma de videos. Los resultados revelaron algunos detalles curiosos sobre el consumo de videos por parte de las mamás colombianas. Además, las cifras demuestran que este grupo es uno de los más conectados a Internet. Con este estudio también se rompen algunos mitos, como que solo las […]
01-11-2017 | elpais.com
Google bloquea el acceso a algunos de sus usuarios
El buscador quería reforzar la seguridad con nuevas medidas de protección que han tenido el efecto contrario
31-10-2017 | enter.co
Autos autónomos de Waymo no cederán el volante en emergencias
Waymo, la compañía desarrolladora de autos autónomos de Google, ha comenzado a probar vehículos independientes que no necesitan transferir el control del volante a conductores humanos en situaciones peligrosas. De acuerdo con Reuteurs, Waymo decidió abandonar la función de transferencia del conductor después de que los experimentos llevados a cabo en Silicon Valley mostraran que los usuarios tienden a actuar solo como pasajeros y no […]
31-10-2017 | abc.es
Las «fake news» rusas de Facebook eran más graves de lo que se pensaba
La crisis de las llamadas «fake news» está a un capítulo más de estallar definitivamente. Las compañías tecnológicas con gran fuerza en los servicios digitales viven bajo una gran presión por culpa de su tratamiento de las informaciones que albergan, demasiado laxo y que ha permitido corromper el sistema. Facebook, multinacional norteamericana, ha reconocido ahora que grupos vinculados a Rusia publicaron cerca de 80.000 mensajes en un periodo de dos años. Esa actividad ha pretendido, sin embargo, influir en las políticas estadounidense, sobre todo de cara los pasados comicios en donde resultó elegido Donald Trump como presidente del país. Y el alcance es más de lo que se pensaba en un primer momento. La red social ha reconocido ahora que esos «posts» y anuncios contratados se vieron por 126 millones de norteamericanos, de los 323 millones de habitantes de EE.UU., según informan desde Reuters y «The Wall Street Journal». Imagínense estar continuamente bombardeado de mensajes cargados de odio desde una aparentemente inocente plataforma en donde, se supone, uno viene a estar al día de la vida de sus amigos y contactos más allegados. El contenido patrocinado por grupos rusos tuvo un gran alcance. Durante un periodo de dos años, comprendido entre 2015 y 2017, se publicaron unos 80.000 mensajes que, en un primer momento, se distribuyó entre unos 29 millones de usuarios estadounidense, pero conforme se fueron viralizando y compartiendo logró tener visibilidad en los muros de 126 millones de personas. Una ingente cantidad de potenciales electores. Pero en un primer momento el propio Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook, tan solo asumió que eran 3.000 anuncios prorusos que, en teoría, solo había alcanzado a 10 millones de usuarios norteamericanos. La situación, empero, es más grave. Estos datos, que provienen de los informes facilitados por Facebook a los legisladores de EE.UU. durante la investigación sobre las «fake news», ponen de manifiesto que el poderío de las redes sociales a la hora de establecer nudos de información, por lo que se ha abierto el debate acerca de si deberían establecer una mayor responsabilidad sobre el contenido que albergan en sus plataformas. Colin Stretch, asesor jurídico de Facebook, ha asegurado en el informe que los 80.000 mensajes es un «pequeña fracción» del contenido total del servicio (1 de cada 23.000 mensajes). «Estas acciones son contrarias al desafío de Facebook de construir una comunidad y a todo lo que representamos. Y estamos convencidos a abordar esta nueva amenaza» Estos mensajes violaron los términos del servicio de la plataforma. La mayoría de ellos se centraron en polémicas sociales, las relaciones raciales y los derechos del uso de armas. «Estas acciones son contrarias al desafío de Facebook de construir una comunidad y a todo lo que representamos. Y estamos convencidos a abordar esta nueva amenaza», señala Stretch. Tanto Facebook como Twitter o Alphabet (Google) están siendo investigados por autoridades estadounidense por los presuntos intentos de grupos y «trolls» rusos de difundir información falsa o errónea durante los meses previos y posteriores a las elecciones presidenciales del pasado año. Pese a la presión social, el gobierno ruso ha negado hasta el momento cualquier intento en influir en el nombramiento de Trump, presidente republicano, que derrotó a la candidata demócrata Hillary Clinton en una batalla histórica. Twitter, conocida red de micromensajes, salió al paso hace unas semanas asegurando que había eliminado unas 200 cuentas relacionadas con el mismo grupo ruso, llamada Agencia Rusa de Investigación en Internet. Google también ha reconocido que había hallado evidencias de que «trolls» rusos utilizaron sus plataformas también para influenciar a los votantes estadounidenses. Kent Walker, vicepresidente y abogado general de la compañía, ha reconocido en un comunicado que había encontrado unos 1.108 videos con 43 horas de contenido relacionado con grupos rusos y una inversión de 4.700 dólares en anuncios.
31-10-2017 | abc.es
El emoticono de la hamburguesa enfrenta a Google y Apple, ¿quién tiene razón?
Los emoticonos son prácticamente un idioma autónomo. Nunca lo habrías dicho hace apenas unos años, cuando todavía contábamos caracteres para no superar el límite al enviar un SMS; pero lo cierto es que hoy puedes expresar un montón de cosas usando apenas un puñado de dibujitos. Existe incluso una Biblia escrita a base de emoticonos, prueba de cuánto han evolucionado desde la creación del primero de la historia, hoy relegado al olvido. Son tan importantes que un solo «emoji» puede enfrentar a dos gigantes como Apple y Google. La batalla, por supuesto, tiene un tono humorístico y anecdótico, pero también un punto curioso que ha atraído la atención de miles de personas en todo el mundo. Todo comenzó cuando Thomas Baekdal, escritor y analista de medios, publicó una imagen en su cuenta personal de Twitter. «Creo que conviene discutir por qué en el emoticono de la hamburguesa de Google el queso va debajo de la carne, mientras que Apple lo pone sobre ella», comentó, colocando frente a frente las dos versiones del «emoji». I think we need to have a discussion about how Google's burger emoji is placing the cheese underneath the burger, while Apple puts it on top pic.twitter.com/PgXmCkY3Yc? Thomas Baekdal (@baekdal) 28 de octubre de 2017Baekdal no podía imaginar que el desacuerdo que había detectado iba a generar un debate al más alto nivel. Su «tuit» ha recibido en pocos días más de 19.000 «retuits» y cerca de 40.000 «me gusta». Con semejante repercusión no es de extrañar que el asunto llegase a la pantalla del mismísimo consejero delegado de Google, Sundar Pichai. «Dejaremos todo lo que estemos haciendo y examinaremos el tema el lunes, a ver si somos capaces de ponernos de acuerdo en la manera correcta de hacerlo», bromeó el ejecutivo en Twitter. No sólo las voces autorizadas de la red han ofrecido su opinión sobre las dos versiones del emoticono. Miles de internautas han hecho comentarios al respecto, discutiendo sobre la auténtica y original receta de la hamburguesa. ¿Cuál es el orden correcto de los ingredientes? ¿Debemos poner la carne en la parte inferior, en la superior.. o quizá en el medio? El mismo iniciador de la polémica, Thomas Baekdal, confesó estar contrastando varias recetas de chefs famosos, aunque sin alcanzar ninguna conclusión definitiva. De lo que no cabe duda es de que los emoticonos continuarán dando que hablar en los próximos años. Aunque los utilizamos cada vez más, un estudio demostró en su día que sólo el 4,5% de ellos son entendidos de igual modo por todos los usuarios. No extraña, así las cosas, que haya hasta quien se haya atrevido con una original teoría para explicar el «emoji» de WhatsApp que desconcierta a todo el mundo.
30-10-2017 | enter.co
Estos son los 10 canales de YouTube con más suscriptores en el mundo
YouTube está lleno de canales con contenido muy variado. Algunos de los más reconocidos son los de los ‘youtubers’, personajes que con su creatividad se han convertido, para muchos, en verdaderas referencias. Además de ellos, los artistas y famosos también ocupan un lugar especial en la plataforma de videos de Google. A continuación, les dejamos el ranking […]
28-10-2017 | abc.es
El día en que la inteligencia artificial aprendió a modificarse
Hace unos días, Google asombró al mundo con una nueva inteligencia artificial de su sistema DeepMind que era capaz de «aprender» sin la necesidad de un entrenador humano. Esta tecnología que podría parecer rescatada por Marty McFly desde el futuro tiene más antigüedad de lo que parece. En los últimos años se ha avanzado mucho en la aplicación de nuevos modelos de aprendizaje automático que, en fases más avanzadas, intenta replicar el funcionamiento del cerebro humano. Precisamente, uno de los campos que más interés despierta es la capacidad de «automodificación» de un sistema por sí mismo gracias a los llamados algoritmos genéticos. No se trata de un área abstracta en ciernes de ver la luz algún día, es otra de las múltiples metodologías que tras mucho se probada ha alcanzado otro nivel. La inteligencia artificial no es un tema de hace unos pocos años, arrancó en los años cuarenta. Los sistemas de aprendizaje de las máquinas -«machine learning», en inglés- hicieron aparición, en realidad, a mediados de los sesenta, una época de cambio y de innovación social. «Las grandes revoluciones en inteligencia artificial fueron entre los 60 y los 80», explica a ABC Javier Sánchez, profesor especializado en Inteligencia Artificial de la Universidad Europea. «No es que no se hayan hecho avances, sino que aprovechando los que se hicieron hace tiempo» ahora con la tecnología actual se puede exprimir mucho más, gracias a la «capacidad de red, de procesamiento y de almacenamiento», añade. «No es que no se hayan hecho avances, sino que aprovechando los que se hicieron hace tiempo» ahora con la tecnología actual se puede exprimir mucho más, gracias a la «capacidad de red, de procesamiento y de almacenamiento» Los algoritmos genéticos tienen su origen en la biología y en las teorías de Darwin, ya que se basan en tres procesos evolutivos: selección, entrecruzamiento cromosómico y mutación. Esta propuesta surgió a raíz de los estudios de tres investigadores: Alex. Fraser, Hans-Joachin Bremermann y John Henry Holland. El primero -entre finales de los años 50 y principios de los 60- sirvió de inspiración para los algoritmos genéticos gracias a sus trabajos sobre la evolución biológica sostenida en un ordenador. El segundo planteó la evolución como un proceso de optimización y estableció la primera simulación de cadenas binarias que procesaba datos mediante la reproducción, selección y mutación. Mientras el considerado como padre de esta metodología estableció una primera versión de sistema de aprendizaje mediante el proceso de la evolución. Al final, la evolución tiene mucho que ver con la adaptación al entorno. En el sentido biológico, los cromosomas que se adaptan mejor tienen mayor grado de supervivencia. Estos conceptos aplicados al entorno de la informática representan valores en el que cada cromosoma consistirá en dos elementos codificados. Durante la selección, dichos cromosomas establecerán parejas para la reproducción, cuyo producto resultante será como un niño que combine características de sus padres. Esta unión puede contener algunos elementos mutados. Como en este caso se trata de aplicarlo a la inteligencia artificial y a su aprendizaje, en algún lugar de esa cadena de generaciones se encontrará la respuesta al problema planteado que debe resolver. Al final es un método de prueba y error hasta hallar la respuesta, puesto que los algoritmos genéticos buscan la optimización. Son muchos los años en los que se lleva desarrollando esta tecnología y, por tanto, hablar de «novedad» es un poco presuntuoso; «simplemente es una difusión que tiene sentido ahora», recalca Isabel Fernández, directora general de Accenture Analytics. En esta misma línea, las áreas que más interés despiertan ?y que también forman parte de la IA desde la década de los 60? son relativas al modo en el que aprenden como los algoritmos evolutivos, «machine learning» o aprendizaje automático. Para entenderlo mejor; se utiliza un supuesto en el que se pone a competir a dos sistemas en una misma tarea, uno de ellos con una versión de su algoritmo mutada. «Aquellas mutaciones que funcionaban mejor con el objetivo que estaba dado, pues eran los que iban sobreviviendo e iban llegando a un algoritmo mejor», expone Enrique Domínguez, director estratégico de InnoTec. Sin embargo, estos sistemas IA no actúan por sí mismos; se les ha diseñado para que se modifiquen así mismos y dependerá de aquello para lo que se les ha programado, lo que le hará que genere ciertas respuestas. «Imagínate la capacidad de corrección de errores en sistemas que de manera automática son capaces de identificar que hay errores y corregirlo» Por lo que si se le pone unos límites a un sistema, no hay porqué alarmarse de este grado de independencia. «Imagínate la capacidad de corrección de errores en sistemas que de manera automática son capaces de identificar que hay errores y corregirlo. Que eso implique recodificarse automáticamente no es un problema, es la solución de problema», declara Fernández. Humano o robot Esta capacidad de ir autoarreglándose y autoaprendiendo, como la propia evolución humana que se adecúa al entorno con el paso de los años, no aporta de humanidad a los futuros robots. «Una máquina por definición no tiene sentimientos ni tiene emociones. Lo que puede hacer es fingir que tiene un sentimiento», manifiesta Domínguez. Es por ellos que el baremo para establecer si una inteligencia artificial puede portar esta nomenclatura no es que sea realmente inteligente o no, sino «la percepción que tengamos nosotros de lo que hace la máquina». Sin embargo, aunque no sean entrenados como tal, si se les exponen a muchos datos, por lo que al final si aprenden de la influencia humana. «Ahora todo está conectado a la red, todo dispositivo es susceptible de generar datos. Tenemos mucha información, porque se pueden programar sistemas -que de primeras se entrenan para que sepan cómo trabajar- que a medida que sean retroalimentados con su ejecución viendo como los humanos operan puede conducir sus datos».
25-10-2017 | abc.es
Cisco y Google se alían para lanzar una solución de nube híbrida
Cisco y Google han anunciado este miércoles eun acuerdo de colaboración para ofrecer al mercado una solución de nube («cloud») híbrida diseñada para ayudar a las organizaciones a optimizar sus datos y a desplegar las aplicaciones y servicios de este sistema a la vez que se refuerza su seguridad. En un comunicado, los portavoces de Cisco explican que la oferta permite monitorizar cargas de trabajo de forma que se aprovechen al máximo las inversiones ya realizadas al facilitar la migración de datos a la nube al ritmo deseado. Las organizaciones podrán desarrollar nuevas aplicaciones en la nube o en sus centros de datod con las mismas herramientas de desarrollo y entornos de producción y ejecución, tal y como se indica en la nota de prensa. Los desarrolladores pueden así sacar partido a las ventajas de distintas herramientas abiertas como «kubernetes», el catálogo de servicios de Google Cloud Platform (GCP), tecnologías de redes de trabajo y seguridad de Cisco o la plataforma Istio de gestión de microservicios. Los desarrolladores de aplicaciones empresariales pueden acceder también a APIs Cloud de forma segura y se proporcionan herramientas y recursos para que puedan programar en entornos híbridos. En resumen, la solución de Cisco y Google Cloud proporciona capacidades de orquestación y gestión, redes de trabajo, seguridad y visibilidad y control ya que permite la monitorización del rendimiento de las aplicaciones y de la red y automatización en tiempo real. La infraestructura preparada para la nube es una plataforma convergente que soporta las actuales aplicaciones y entornos nativos. Por otro lado, la solución «open source» ofrece un mecanismo uniforme para conectar, securizar, gestionar y monitorizar microservicios, tal y como se indica en la nota enviada por Cisco. Además, la solución ofrece soporte técnico conjunto y coordinado de Google Cloud, Cisco y la red global de colaboradores de Cisco. La solución «cloud» híbrida de Google y Cisco estará disponible para un número limitado de clientes durante la primera mitad de 2018 y se extenderá de forma general a lo largo del resto del año. El CEO de Cisco, Chuck Robbins, señala en el comunicado que este acuerdo acerca a sus clientes «lo mejor que el 'cloud' puede oferecer agilidad y escalabilidad, combinado con seguridad y soporte de clase empresarial». Por su parte, la primera ejecutiva de Google Cloud, Diane Greene, indica que «esta solución conjunta proporciona una aproximación sencilla y escalable para aprovechar los beneficios del 'cloud', que es lo que los clientes están demandando».
25-10-2017 | elmundo.es
La multimillonaria carrera hacia la inteligencia artificial
Google, Facebook, Amazon.. Todas pagan millones a los pocos expertos que existen en el área de la inteligencia artificial 
60