Noticias de "google"

11-09-2018 | abc.es
OnePlus 6T tendrá lector de huellas en la pantalla
OnePlus empieza a confirmar ciertos rumores que se han ido dando a conocer en los últimos meses sobre cómo sería su nuevo terminal, el OnePlus 6T. Y las filtraciones no iban mal encaminadas: el próximo «smartphone» de la compañía tendrá lector de huellas en la pantalla. El gigante chino ha confirmado al portal «CNET» una de las funciones más esperadas y deseadas. El OnePlus 6T será el primer teléfono de la compañía que estrene esta novedosa funcionalidad bautizada como Screen Unlock, en la que llevan tiempo trabajando y que finalmente no pudieron incorporar en el anterior modelo, el OnePlus 5T. El hecho de que cuente con el lector de huellas integrado en la pantalla se debe a una simple razón: «Desbloqueamos nuestros teléfono muchas veces al día, y Screen Lock reduce el número de pasos para completar la acción», ha explicado un portavoz de OnePlus a «CNET». «Al añadir esta función -continua- a las otras disponibles para desbloquear el teléfono como con Face Unlock [su tecnología de reconocimiento facial], los usuarios tendrán varias opciones para elegir la manera más eficiente de desbloquear el teléfono». Cuando el dedo toca el sensor situado en la pantalla, esta se ilumina parcialmente y el procesador de Inteligencia Artificial escanea la huella digital, desbloqueando así el terminal. Los fabricantes de «smartphones» llevan ya tiempo trabajando en esta nueva tecnología con el objetivo de ir incorporándola en los nuevos productos. Mucho se habló de ello en el CES de Las Vegas y, pese a lo que muchos podían pensar, los teléfonos V11, X20 Plus UD y X21 de Vivo han sido de los primeros en salir al mercado con el lector de huellas bajo la pantalla. OnePlus, aunque no lo ha confirmado, ha enviado también a «CNET» una captura del día en el que se hará la presentación del OnePlus 6T: 17 de octubre, una semana después de que Google presente Pixel 3 y un mes después de que Apple haga lo mismo con los nuevos iPhones. Habrá que esperar y comprobar entonces si finalmente el sucesor del OnePlus 5T se parece, tal y como apuntan ciertas informaciones, al Oppo R17 Pro, con el lector de huellas en la pantalla y triple cámara. Sí será 0,45 mm. más grueso al incorporar Screen Lock.
11-09-2018 | abc.es
Huawei Video: así es la alternativa a Netflix y HBO
Los contenidos audiovisuales se han mudado a internet. Plataformas cmoo Netflix, Amazon Prime Video, HBO, Sky o el futuro Disney Video han surgido para conquistar los nuevos formatos de consumo. Ahora, los fabricantes de dispositivos también se han fijado en estos servicios bajo demanda para crear sus propuestas. Huawei Video es el último jugador en desvelar sus cartas. El fabricante chino de teléfonos móviles y redes ha dado así el salto al video en «streaming». Para ello, cuenta con su propio servicio en el teléfono móvil como una aplicación clásica más, ya disponible en España. A diferencia de otras alternativas más veteranas, la plataforma funciona, por el momento, de manera exclusiva para los teléfonos de la marca china, que ya es el segundo mayor vendedor de «smartphones» a nivel global. Una decisión discutible pero comprensible. Al fin y al cabo, una tercera parte de los móviles del mundo son de Huawei. Y en España tampoco le ha ido nada mal porque e suna de las que más cuota de mercado acumula, por lo que un servicio adaptado al español puede ser una buena idea. Además del mecado español, Huawei Video también ha desembarcado en Italia. Aunque supone una gran novedad en los países occidentales, este servicio, en realidad, ya lleva dos años funcionando en China, donde se encuentra entre las seis primeras plataformas de consumo de video del país asiático. Parte del contenido será local. «Un equipo editorial de cinco personas en España se dedicará a seleccionar el contenido adaptado al los gustos españoles», adelantan fuentes de la compañía en su presentación oficial. La oferta de Huawei Video se compone de tres niveles de servicio. El primero sería el de suscripción. Algo similar a lo que ofrecen Netflix o HBO. Es decir, se paga por una suscripción mensual de 4,99 euros al mes pero para dos usuarios. Este plan da acceso a un amplio catálogo de series y películas muy similar al de las conocidas plataformas estadounidenses. La segunda oferta se apoya en contenidos gratuitos, obviamente de menos calidad. Y, por último, existe una tienda de alquiler de estrenos de cine durante 48 horas como la que podemos encontrar en iTunes o Google Play Video. El precio será desde 0,10 céntimos a 4,99 euros en función de del contenido. Pese a las comparaciones, Huawei no quiere ser competencia de Netflix. Es más, la compañía recalca que la aplicación vendrá preinstalada en la mayoría de sus terminales. Con ello -insisten las mismas fuentes- logran darle al usuario la posibilidad de elegir su contenido favorito. La calidad de la imagen del catálogo de Huawei Video tiene una resolución 4K o UHD, el estándar de imagen más avanzado a nivel comercial, y es compatible con la tecnología de alto rango dinámico HDR. Cuenta, además, con sonido Full HD dinámico. La aplicación será accesible para todo móvil y tableta de la firma china, especialmente adaptado a estos terminales. Entre otras funciones interesantes se encuentra la posibilidad de dividir la pantalla dividida para ver video mientras chateas, entre otras cosas. Huawei deja claro que la aplicación de Huawei Video que se lanza en España es sólo una primera versión del servicio y que va a «ir mejorando en los próximos meses». Su próxima actualización incorporará funciones basadas en Inteligencia Artificial para poder concadenar contenidos uno tras otro, adaptarse a los gustos y temáticas favoritas de cada usuario como ya realizan otros servicios similares gracias a sus algoritmos de recomendación. También el soporte para el «dongle» Chromecast y la visualización de contenido offline, es decir, se puede descargar los contenidos. Unas opciones que se podrán utilizar en breve desde la aplicación. Pese al giro de otras alternativas en produccion, Huawei, de momento, ha descartado que vaya a producir contenido propio. Cuenta, de cara atraer nuevos usuarios, un plan de un mes gratuito.
11-09-2018 | abc.es
Trucos y consejos para aprovechar YouTube
Cambiar de cuenta YouTube no solo es para un usuario. Por su enfoque, esta plataforma ha sido capital para la creación de canales con grandes audiencias. Pero resulta que algunos «influencers», por ejemplo, que son los que más lo suelen explotar, disponen de varios perfiles de usuario. Por fortuna, el servicio permite añadir varias cuentas distintas. Tan solo hay que pulsar sobre el icono con la imagen personal y «añadir cuenta». Desde esta ventana se exige introducir una dirección de correo o teléfono para poder acceder o, en caso de no tenerla activa, crearla desde cero. Activar tema oscuro Al igual que otras plataformas, YouTube también permite activar el tema oscuro. Es un modo de visualización en el que se oscurecen las partes más claras de la página. Está concebido para usarlo por la noche, aunque hay usuarios que lo prefieren incluso por el día. La configuración del tema oscuro se aplicará únicamente a este navegador. Para ello, hay que pulsar sobre el icono de la imagen personal. Añadir tarjetas a los videos Las tarjetas son muy útiles para aportar interactividad a los vídeos. Pueden dirigir a los espectadores a una dirección específica (de la lista de sitios web aptos) y mostrar imágenes, títulos y llamadas a la acción personalizados, en función del tipo de tarjeta. Para ello, hay que ir a «Ajustes» y pulsar en «funciones adicionales». Desde ahí se puede activar esta opción. Así, se puede añadir un máximo de cinco tarjetas a cada vídeo. Entonces, hay que iniciar sesión en tu cuenta en un ordenador y ve al «Gestor de Vídeos». Una vez que se ha buscado el vídeo al que quieras añadir las tarjetas y selecciona «Editar». En la barra de pestañas de la parte de arriba, selecciona «Tarjetas» y elige el tipo de tarjeta que quieras usar. Emitir en directo Además de reproducir y subir videos, la plataforma permite incluso aprovechar las emisiones en directo para llegar a tu audiencia en tiempo real. Para ello hay que tener en cuenta algunas consideraciones. Antes de hacer la primera emisión en directo, hay que habilitar la función correspondiente en tu canal. Comprueba que tu canal está verificado y que no has recibido ninguna restricción de las emisiones en directo en los últimos 90 días. Habilita las emisiones en directo. Si utilizas un ordenador, accede a las herramientas de «Creator Studio» y, a continuación, a la pestaña «Emisión en directo». Si usas la aplicación de tu dispositivo móvil, crea una emisión en directo. Las emisiones en directo pueden tardar hasta 24 horas en habilitarse por primera vez. Después de eso, podrás emitir en directo al momento. Obtener una dirección personalizada Aunque esta opción debe estar habilitada, YouTube permite cambiar el nombre de la dirección URL. Si tu canal cumple los requisitos, puedes proporcionar a los usuarios una dirección fácil de recordar para que accedan a tu canal. Tienen este formato: youtube.com/c/tunombrepersonalizado. Puedes personalizarla a partir de diferentes variables, como tu nombre visible, tu nombre de usuario de YouTube, cualquier URL que tengas o el nombre de tu sitio web enlazado. Hay que tener en cuenta una cosa: no puedes cambiarla después de crearla. Sin embargo, puedes quitarla de tu canal y solicitar una nueva y solo puede tener una personalizada, que no se puede transferir ni asignar a nadie más. Si la quitas, cualquier otro creador podría reclamarla. Subir más de 15 minutos de duración De forma predeterminada, puedes subir vídeos con una duración máxima de 15 minutos. Si quieres subir vídeos más largos, hay que verificar tu cuenta de Google. Si puedes acceder a las emisiones en directo, las subidas de vídeos de larga duración estarán habilitadas de forma predeterminada. Para ello, desde un ordenador hay que ir a la página de subida: youtube.com/upload. En la parte inferior de la página, haz clic en la opción para aumentar el límite. También puedes ir directamente a https://www.youtube.com/verify. Cabe tener en cuenta que puedes recibir el código de verificación por SMS en un teléfono móvil o a través de una llamada de voz automatizada. Cuando hayas verificado la cuenta de Google, podrás subir vídeos de más de 15 minutos. Para subir archivos de más de 20 GB, debes tener la versión más reciente del navegador. Cambiar la velocidad de reproducción En sus videos, YouTube incluye varias funciones interesantes que a veces se pasan por alto. Una de ellas es la posibilidad de cambiar la duración de reproducción del video. Una opción interesante para ciertos contenidos. Para ello, hay que pinchar en el icono de rueda de cada emisión y aparecerá entonces varias opciones, a 0,25 o a 2. En función de los valores irá más lento o más rápido. Activar los subtítulos Desde este mismo apartado, los usuarios también pueden activar los subtítulos de los videos. Se generan de manera automática. El inglés es el idioma que viene predeterminado. Desde el campo de opciones se pueden incluso personalizar, poner más grandes, cambiar el tipo de fuente, su opacidad, el color de la ventana. Es bastante amplio y resulta, pues, muy útil. Activar la reproducción automática de listas Uno de los usos más extendidos de YouTube y que ha detectado la compañía para poner en marcha sus servicios premium es como reproductor de música. Desde la plataforma se pueden escuchar canciones que, si se activa una opción, se pueden crear listas. Esta opción aparece por defecto en la lista de videos asociados a una búsqueda. De tal forma que los videos se irán descargando como por arte de magia. Activar modo cine Es cierto que no llega a ser del todo panorámico, pero YouTube también permite ajustar la visualización a una especie de modo cine que en función del dispositivo se puede mejorar la experiencia. Para activarlo hay que pinchar en el icono de recuadro que aparece en las herramientas de reproducción. Fácil y efectivo. Compartir un video en un momento justo Otra de las posibilidades de la plataforma es compartir los videos a diferentes redes sociales. Pero lo que tal vez no sepan muchos usuarios es que se puede incluso compartir el contenido a partir de un momento determinado, un minuto y segundo exacto, favoreciendo así el consumo. Y más en emisiones largas.
10-09-2018 | abc.es
Llegan los taxis voladores: un sueño que empieza a ser real
Las grandes ciudades tienen un grave problema de ordenamiento urbano: el continuo embotellamiento de vehículos en hora punta, que hace insufrible la convivencia y perder el tiempo. La ciencia ficción ha tenido siempre muy presente cómo puede ser el futuro de los transportes en las metrópolis. Y uno de los sistemas que empiezan a establecerse son los llamados taxis voladores. Una especie de helicóptero de menores dimensiones diseñados para transportar a uno o dos pasajeros. Japón, Dubai o Reino Unido empiezan a explorar sus posibilidades. Una de las que se acaba de sumar a esta guerra es una «startup» de Bristol (una ciudad del sudoeste de Inglaterra), que ha conseguido superar con éxito su primera prueba a bordo de una aeronave. Vertical Aerospace, empresa emergente El aparato, impulsado por un sistema eléctrico, logró despegar y aterrizar de manera vertical, según informa «The Telegraph». Un hito importante de cara a alcanzar las ambiciones de taxis aéreos que explora la industria del transporte. El objetivo: cambiar el asfalto por el cielo. Uno de los aspectos positivos de este tipo de transporte es que, por lo que se está viendo en los proyectos que se han desarrollado, está concebido para evitar las emisiones de dióxido de carbono, que afecta al medio ambiente. El prototipo de la firma británica viene equipado con cuatro hélices distribuidas entre la parte delantera y la trasera. Inspirado en los helicópteros tradicionales, este proyecto promete desplazarse a través de una ruta prefijada sin que un piloto deba realizar desvíos hacia un aeropuerto. Una tecnología con sistemas autónomos debería ser la base sobre la que se sostendría para su implantación, aunque todavía se encuentra en una fase embrionaria. Una idea que, pese a que haber recibir permiso por parte de la Autoridad de Aviación Civil en el caso de Inglaterra, representa la antesala de cambios en materia legal y la necesidad de encontrar un encaje en seguridad aérea. Pero no es la primera compañía que propone algo similar. El gobierno de Japón ha firmado una alianza con diversas empresas de servicios aéreos para explorar las oportunidades de aeronaves de uso cotidiano en un periodo máximo de diez años. Según informa «Bloomberg», por el momento se han sumado unas 21 compañías, entre las que se encuentran pesos pesados como Airbus, Uber, Boeing, Toyota o Japan Airlines. Uber, una de las firmas que más interés ha depositado en estos vehículos, busca incluso una sede fuera de Estados Unidos para el desarrollo de una flota de taxis voladores. Japón, Australia o Francia son algunos mercados en donde ha puesto el foco para su investigación. En esa batalla también se encuentra el Gobierno de Dubái, que inauguró en julio una pista de pruebas. El año 2020 se ha marcado también para que hagan debut de manera oficial. Incluso en Alemania se prevé realizar ensayos con esta tecnología por medio de prototipos diseñados por Audi y Airbus. Las grandes inversiones en esta materia han empezado a llegar como es el caso de Kitty Hawk, una empresa participada por Larry Page, fundador de Google, y que ha puesto en marcha una iniciativa en Nueva Zelanda con la que pretende revolucionar el transporte en los próximos años.
10-09-2018 | abc.es
La nueva ambición humana: ser inmortales en el mundo digital
La obsesión por superar la muerte física es un objetivo en el que trabajan compañías tecnológicas tan importantes como Google. Hasta que este «pequeño problema técnico», -como algunos expertos lo definen-, se resuelva gracias a la inteligencia artificial, queda otro tipo de muerte pendiente también por resolver: la digital. Es lo que se conoce como «e-death». A menudo, perfiles en Facebook de usuarios fallecidos se quedan en el aire. Y sus seres queridos los nombran en su «timeline» porque «te echo de menos», «hoy sería tu cumpleaños» o «se cumple otro año si ti». El aludido, por desgracia, jamás responde. Pero, ¿qué pasaría si lo hiciera? Esta es la idea en la que trabaja Eterni.me, una compañía cuyo objetivo es conseguir que los usuarios de la Red vivan para siempre. Para conseguirlo, la empresa recoge -de forma voluntaria- todos los pensamientos, historias y recuerdos de un usuario concreto. Crea, así, un avatar inteligente que se le parezca, al que tendrá que entrenar mientras viva para que aprenda todo sobre él: las interacciones que realiza, su vocabulario, habilidades a la hora de conversar? Se trata de una inteligencia artificial superior a Siri o Cortana, capaz de entender e imitar al humano, a quien «sustituirá» casi a la perfección. Este avatar pasaría a la acción después de que el usuario fallezca. Más de 40.000 personas se han unido a este proyecto que, de momento, está en fase beta. «De ellos, la mayoría son ?millennials? de habla inglesa, mientras que los hispanohablantes son el tercer grupo más grande», asegura a este periódico Marius Ursache, fundador de esta curiosa «startup». Los participantes -vivos- dan permiso a Eterni.me para que acceda a su vida digital completa. Es decir, desde un perfil en Instagram, Facebook o Linkedin hasta su correo electrónico, cuenta en Amazon, «smartphone» o los dispositivos inteligentes que use. De esta manera, el avatar aprende cada paso que el usuario da en la Red gracias a la inteligencia artificial. Solo así sabrá cómo moverse cuando él muera: conocerá a la perfección cuáles son los amigos de Facebook con los que más interactúa, la manera en la que se comunica o las imágenes que más le gustan en Instagram. La opción de vivir para siempre como un avatar digital nace de este profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como respuesta a una necesidad del nuevo siglo: dar una salida a la actividad online de cualquier persona. «Cuando alguien fallece, más allá del círculo familiar o de amigos, no mucha más gente se interesa por esa persona, pero todos los recuerdos de generaciones preservados para siempre gracias a Eterni.me ofrecerán mucha información sobre un determinado periodo histórico. Una especie de historia ?oral? generada por el usuario, pero de mayor poder para sus seres queridos», explica a este diario Ursache. Una biblioteca humana 2.0 El objetivo, según apunta el profesor, no es reemplazar por un avatar a la persona fallecida sino crear una biblioteca digital pero, en vez de libros, de gente, una especie de historia interactiva de las generaciones actuales y futuras. «En este momento, la gente sólo puede inscribirse en nuestra lista de espera ?beta? a través de nuestra página web. Una vez que Eterni.me se vaya a lanzar, enviaremos a los interesados invitaciones por correo electrónico con las instrucciones y el enlace a la aplicación». Y es que una vez que la persona muera, los familiares y amigos que deseen seguir interactuando con él, tendrán que descargarse la «app» de Eterni.me. «Es lo que llamamos el confort psicológico», apunta su creador, un «beneficio» del que la familia y amigos de un ser querido fallecido disfrutarán todos los días del resto de sus vidas. De momento, poca información más desvela Marius Ursache sobre su proyecto, ya que la compañía trabaja día a día en perfeccionar los algoritmos que permitan a esa inteligencia artificial simular nuestra identidad y hacerla, al fin, realidad. ¿Qué pasa con las cuentas de un fallecido? ¿Facebook me deja decidir qué hacer con mi perfil cuando muera? Todo usuario vivo puede configurar que su cuenta se convierta en conmemorativa cuando fallezca o, de lo contrario, eliminarla. En el primer caso, se convierte en una página estática identificada como «En memoria de (nombre)» que conserva las fotos y publicaciones hechas. Se trata de una especie de punto de encuentro en el que amigos y familiares pueden compartir recuerdos. ¿Qué pasa con mi correo de Gmail? Google cuenta con la opción «Administrador de cuentas inactivas» para que el usuario decida si quiere compartir sus datos con un amigo o un familiar, o bien eliminar la cuenta por completo, tras un periodo determinado de inactividad. ¿Hay que comunicar a Twitter el fallecimiento de un usuario? Sí. La red de «microblogging» no permite decidir en vida al tuitero qué quiere hacer con su perfil. La compañía exige el envío de un formulario para solicitar la eliminación de la cuenta de un fallecido. Solo una persona autorizada o un familiar pueden llevar a cabo este procedimiento. «Cuando presentes tu solicitud, te enviaremos instrucciones por correo electrónico para que nos proporciones más detalles, como información sobre el fallecido, una copia de tu DNI y una copia del certificado de defunción. Este es un paso necesario para evitar denuncias falsas o no autorizadas», explica la compañía. ¿Cómo se denuncia la cuenta de un difunto en Instagram? Al igual que Facebook, la popular red social de fotografía ofrece la posibilidad de convertir el perfil en cuenta conmemorativa, algo que puede configurar el usuario en vida o, tras su fallecimiento, un familiar puede solicitarlo. La otra opción es que «los familiares directos verificados» pidan la eliminación de la cuenta.
07-09-2018 | abc.es
Google Chrome: Cómo sacar partido al renovado navegador
Google Chrome acaba de cumplir diez años. Parece mentira pero una década da mucho de sí para probar, añadir, quitar, mejorar.. Esto es lo que ha estado haciendo la compañía una vez más en los últimos meses con el objetivo de agilizar la navegación. Si eres usuario habitual de este navegador, toma nota de las novedades que trae para que le saques el máximo partido. Nuevo diseño Si aún no te has dado cuenta, fíjate bien porque Chrome tiene un nuevo aspecto en todas las plataformas: escritorio, Android e iOS. Las formas son más redondeadas, hay nuevos iconos y una nueva paleta de colores. Todo resulta más simple con el objetivo de mejorar la productividad. Por ejemplo, si eres de los que siempre tiene abiertas varias pestañas, estás de suerte. La compañía ha cambiado la forma de las pestañas para que los iconos de las páginas web sean más fáciles de ver. Además, para dispositivos móviles, han realizado una serie de cambios para que el usuario navegue más rápido, como mover la barra de herramientas a la parte inferior de iOS. A través de Chrome, Google ha simplificado las indicaciones, los menús e incluso las URL en la barra de direcciones. Función de autocompletar Google ha hecho más precisa esta opción para poder rellenar en menor tiempo formularios online como los de las reservas de billetes de avión o las compras en tiendas. La información queda guardada en la cuenta de Google del usuario y se puede acceder a ella desde la barra de herramientas, como ha informado la compañía en un comunicado. Gestor de contraseñas También hemos mejorado significativamente la forma en que Chrome maneja las contraseñas. «Mantenerse seguro en la web significa utilizar contraseñas sólidas y únicas para cada sitio diferente», afirma la compañía. Por esta razón, ha puesto en marcha un gestor de contraseñas que genera una clave única cuando el usuario se registre en un nuevo servicio, de tal forma que no tenga que recurrir a claves ya introducidas en otras cuentas. Esta clave quedará guardada en el navegador. Omnibox Se trata del cuadro en la parte superior de Chrome que combina la barra de búsqueda y la barra de direcciones en una sola. Su creación se debe a una razón simple: obtener los resultados de búsqueda lo más rápido posible. Ahora, muestra al usuario las respuestas directamente en la barra de direcciones sin tener que abrir una nueva pestaña, desde resultadossobre personajes públicos o eventos deportivos, hasta respuestas instantáneas como el clima local a través de weather.com o una traducción de una palabra extranjera. Además, también introduce un gestor de pestañas que evita la duplicidad de pestañas abiertas. Personalización Puedes crear y administrar accesos directos a sus sitios web favoritos directamente desde la nueva página de pestañas: basta con abrir una y seleccionar la opción «Agregar acceso directo».
06-09-2018 | abc.es
Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato
Las redes sociales están convirtiendo a las personas en seres rencorosos, con falta de empatía, tristes, asustadizos, aislados y banales. La crisis de reputación que se han visto sometidas estas plataformas a consecuencia de su dejadez con las llamadas «fake news» -noticias falsas- o su tratamiento demasiado laxo frente a los mensajes extremistas ha provocado que más de un usuario se replantee si vale o no la pena formar parte de estos servicio que, cmo en el caso de Facebook, acumulan más de 2.300 millones de usuarios en todo el mundo. Así lo considera el científico y escritor Jaron Lanier en su último ensayo, que lleva por título «Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato». Una obra de auténtica reflexión que se pasea por ciertas controversias en la que pone de manifiesto cómo seguir siendo autónomos e independientes en un mundo en el que Facebook, Twitter, Google y compañía nos vigilan sin cesar y se hacen cada vez más poderosas y ricas. Para quienes aún no se hayan dado cuenta, las grandes corporaciones tecnológicas ganan infinitas cantidades dinero a costa de los usuarios, influyendo en su comportamiento y cambiándolo a su antojo. A pesar de esta cruda realidad, «Internet en sí no es un problema», aclara el autor. Este científico y escritor, conocido por fundar en los años 80 la primera compañía de realidad virtual (VPL Research), domina a la perfección el mundo «tech» de Silicon Valley. «No tienes que renunciar a tus amigos» pero «no hay necesidad que una compañía embaucadora se interponga entre tú y ellos», continúa. También, explica, el usuario puede ver vídeos en Youtube sin usar una cuenta de Google. «Tendrás una experiencia mucho menos manipuladora». Y es que aunque la mayoría de los usuarios no sean conscientes, la verdad es que las redes sociales despliegan tal vigilancia constante que son capaces de manipular el inconsciente de cada persona. Por esta razón, Lanier ofrece diez argumentos para borrar nuestro rastro de la Red al mismo tiempo que detalla cómo funciona el entramado de empresas tecnológicas que se dedican a recopilar datos de millones de usuarios y manejar a su antojo un sinfín de información. Basta con recordar Cambridge Analytica. Entre las razones que aduce Lanier para huir de las redes sociales se encuentran la pérdida del libre albedrío con la publicidad dirigida o la infelicidad que en verdad genera Facebook por mucho que Mark Zuckerberg se empeñe en «conectar personas». Cabe recordar que los «Amigos» de la mayor red social son en realidad seres manipulados, es decir, el producto, no el cliente. La influencia de las redes sociales en la política, como ya se ha demostrado en numerosas ocasiones, o incluso en la economía, ya que el modelo de negocio de estas empresas se basa en recopilar datos de los usuarios y ganar dinero con ellos, son otras de las razones que analiza el autor. Por descabellada que parezca esta idea, el experto asegura que el usuario ahorrará tiempo «tomando el control» de su propia vida. «Te asombrará descubrir -dice- cuanto tiempo te hacían perder las estratagemas de incordio». Si el usuario abandona sus cuentas , aunque solo sea durante un tiempo, será capaz de tomar consciencia, de pensar por sí mismo, sin influencias ni oscuras artimañas que las redes sociales ejecutan de forma indiscriminada. «Si quieres una vida más feliz, un mundo más justo y pacífico, o simplemente la oportunidad de pensar por ti mismo sin ser monitoreado e influenciado por las corporaciones más ricas de la historia, lo mejor que puedes hacer es cancelar tus cuentas», insiste. Decálogo para irse de las redes sociales 1.- Estás perdiendo el libre albedrío 2.- Es la mejor manera de resistir a la locura de nuestro tiempo 3.- Te están convirtiendo en un idiota 4.- Están socavando la verdad 5.- Están vaciando de contenido todo lo que dices 6.- Están destruyendo tu capacidad de empatizar 7.- Te hacen sentir infeliz 8.- No quieren que tengas dignidad económica 9.- Hacen imposible la política 10.- Aborrecen tu alma
06-09-2018 | abc.es
Por qué tienes que borrar tus redes sociales de inmediato
Las redes sociales están convirtiendo a las personas en seres rencorosos, con falta de empatía, tristes, asustadizos, aislados y banales. Así lo considera Jaron Lanier en su libro «Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato», una obra de auténtica reflexión en la que pone de manifiesto cómo seguir siendo autónomos e independientes en un mundo en el que Facebook, Twitter, Google y compañía nos vigilan sin cesar y se hacen cada vez más poderosas y ricas. Para quienes aún no se hayan dado cuenta, las grandes corporaciones tecnológicas ganan infinitas cantidades dinero a costa de los usuarios, influyendo en su comportamiento y cambiándolo a su antojo. A pesar de esta cruda realidad, «Internet en sí no es un problema», aclara Lanier. Este científico y escritor, conocido por fundar en los años 80' la primera compañía de realidad virtual (VPL Research), domina a la perfección el mundo «tech» de Silicon Valley. «No tienes que renunciar a tus amigos» pero «no hay necesidad que una compañía embaucadora se interponga entre tú y ellos», continúa. También, explica, el usuario puede ver vídeos en Youtube sin usar una cuenta de Google. «Tendrás una experiencia mucho menos manipuladora». Y es que aunque la mayoría de los usuarios no sean conscientes, la verdad es que las redes sociales despliegan tal vigilancia constante que son capaces de manipular el inconsciente de cada persona. Por esta razón, Jaron Lanier ofrece diez argumentos para borrar nuestro rastro de la Red al mismo tiempo que detalla cómo funciona el entramado de empresas tecnológicas que se dedican a recopilar datos de millones de usuarios y manejar a su antojo un sinfín de información. Basta con recordar Cambridge Analytica. Entre las razones que aduce Lanier para huir de las redes sociales se encuentran la pérdida del libre albedrío con la publicidad dirigida o la infelicidad que en verdad genera Facebook por mucho que Mark Zuckerberg se empeñe en «conectar personas». Cabe recordar que los «Amigos» de la mayor red social son en realidad seres manipulados, es decir, el producto, no el cliente. La influencia de las redes sociales en la política, como ya se ha demostrado en numerosas ocasiones, o incluso en la economía, ya que el modelo de negocio de estas empresas se basa en recopilar datos de los usuarios y ganar dinero con ellos, son otras de las razones que analiza el autor. Por descabellada que parezca esta idea, el experto asegura que el usuario ahorrará tiempo «tomando el control» de su propia vida. «Te asombrará descubrir -dice- cuanto tiempo te hacían perder las estratagemas de incordio». Si el usuario abandona sus cuentas , aunque solo sea durante un tiempo, será capaz de tomar consciencia, de pensar por sí mismo, sin influencias ni oscuras artimañas que las redes sociales ejecutan de forma indiscriminada. «Si quieres una vida más feliz, un mundo más justo y pacífico, o simplemente la oportunidad de pensar por ti mismo sin ser monitoreado e influenciado por las corporaciones más ricas de la historia, lo mejor que puedes hacer es cancelar tus cuentas», insiste.
06-09-2018 | abc.es
«Fake news»: Facebook se ciñe al guión, Twitter se abre en canal y Google deja la silla vacía
Ni el Congreso ni el Senado de Estados Unidos piensan pasar por alto el poder que en la última década las grandes tecnológicas han acaparado en su país y en todo el mundo. La influencia de las «fake news», las noticias falsas que se dispersaron por sus plataformas a la velocidad del viral y que interfirieron en procesos electorales como las presidenciales de EE.UU. de 2016 (que dieron la victoria a Donald Trump), son prueba de ello. Y ahora, a unos meses de elegir a los próximos candidatos a presidentes, la administración quiere respuestas y acciones. Por eso ha llamado este miércoles a comparecer a representantes de Facebook, Twitter y Google, pero solo los dos primeros se han prestado al combate. La directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, no se salió del discurso oficial. Con un semblante serio, pero revelando una seguridad incluso excesiva -más teniendo en cuenta que a su red social se le «escapan» diariamente miles de cuentas falsas que propagan este tipo de contenido-, ha afirmado ante el Senado que está «en guerra» contra estos entes digitales, que ya no solo llegan de Rusia, sino también de otras partes del planeta, como Irán. La número dos de Facebook ha vuelto a admitir que fueron demasiado lentos «para detectarlo y para actuar», y ha entonado el «mea culpa» de nuevo: «Eso es culpa nuestra. Esta interferencia fue completamente inaceptable, violó los valores de nuestra empresa y del país que amamos», ha asegurado en un discurso con tintes patrióticos más exagerados de los que mostró su «jefe», Mark Zuckerberg, cuando relató delante de la misma cámara primero y del Congreso después, la situación después del escándalo de datos con Cambridge Analytica, por el que se utilizaron los datos de 87 millones de personas en el mundo entero también con el fin de interferir en procesos políticos (si bien con un responsable mucho más etéreo). Ha enumerado los esfuerzos de la tecnológica en detectar y cerrar cuentas falsas y también se ha referido a la publicidad, que ahora se plantea como un sistema más transparente sobre todo en cuanto a la propaganda política. «Estos pasos no detendrán a todos los que intenten jugar con el sistema, pero lo harán mucho más difícil», ha afirmado Sandberg, sin salirse un ápice del discurso oficial. Twitter no sabe cómo arreglarlo En la línea contraria se ha mostrado el director general de Twitter, Jack Dorsey, quien se mostraba mucho más taciturno y arrepentido. «Soy una persona de pocas palabras y normalmente tímida, pero me doy cuenta de la importancia de hablar ahora», comenzaba Dorsey en su discurso, en el que recalcaba que la red social del pájaro identifica unos 10 millones de cuentas falsas a la semana. Sin embargo, afirmó que su compañía aún no ha dado con la clave para acabar con el fenómeno de las «fake news», que le están costando a Dorsey que sus acciones hayan bajado un 5%. «Si no encontramos soluciones a los problemas que estamos viendo, perdemos nuestro negocio», ha aseverado el directivo. No obstante, Dorsey insistió en que su empresa no puede imponer a los usuarios cómo manejar la red social, mientras Twitter trata de encontrar la forma de frenar la manipulación con fines políticos en su plataforma. De hecho, Dorsey ha sido criticado por no poner veto a cuentas extremistas, como las de Alex Jones, un periodista de ideología de extrema derecha, al igual que el restablecimiento del perfil de Richard Spencer, líder de uno de los principales grupos que defienden la supremacía blanca en Estados Unidos. Google ni está ni se le espera Al lado de Dorsey y Sandberg, una silla vacía con el letrero de «Google». En un principio, Alphabet (matriz de la tecnológica) confirmó su asistencia. Sonaron los nombres de Larry Page, fundador y CEO de Alphabet, o Sundar Pichai, sucesor de Page y consejero delegado de Google. Pero al final desde la tecnológica propuso enviar a su representante legal, Kent Walker, y la Cámara lo rechazó. Varios senadores se mostraron decepcionados con la ausencia, que puede granjearle a Google más enemigos de los que piensa. Más aún cuando el presidente Trump ha señalado directamente a su buscador acusándolo de manipular los resultados para que las noticias que hablan mal de él y de su partido tengan prioridad.
05-09-2018 | abc.es
Google Art Selfie: tu parecido razonable puede servir para algo más que un juego
Ya tenemos otro caso de manual. Una empresa pone a disposición de los usuarios un nuevo servicio. Es divertido y, de repente, se convierte en viral. Es lo que le ha sucedido a Art Selfie, una nueva función dentro de la aplicación Arts & Culture, un proyecto de Google que inició sus primeros pasos hace siete años. Pero, ahora, ha desembarcado en España permitiendo que los usuarios puedan buscar una coincidencia de sus rostros con una obra pictórica. El servicio se basa en la tecnología de reconocimiento facial -visión computerizada o biométrica- para que, una vez captada la imagen del usuario, el sistema localice en tiempo récord las conciencias de las facciones y la cara de la persona con retratos de obras pictóricas de algunos de los museos más importantes del mundo. Es decir, buscar tu parecido razonable con un cuadro. En concreto, se entrega hasta cinco resultados en función de la similitud con un «selfie». Dado que se pueden compartir, los usuarios han inundado de sus dobles artísticos en las redes sociales. Por supuesto, forma parte de una serie de alianzas con distintas galerías para digitalizar las obras, una medida que inició hace varios años la compañía norteamericana. En concreto, se estima la presencia de lienzos de unos 1.200 museos de 70 países. Con ello, uno puede divertirse buscando si se parece a alguna obra históricas. El resultado es un mero pasatiempo, un simple entretenimiento que permite echarse unas risas con los amigos: «me parezco a Rembrandt», «pues yo al caballero de Anton van Dyck». Google: «no se guardan los resultados» Pero puede tener un trasfondo mayor. El servicio, que inició sus primeros pasos en España este martes, ha despertado de nuevo los recelos en torno a la privacidad y seguridad biométrica de estas plataformas. «No se guarda nada en ninguna plataforma, ni en ningún dispositivo», relatan fuentes de Google en declaraciones a ABC. «No está ligado a la cuenta de Google del usuario, nadie se queda con esa información y Google no la utiliza para nada», añaden. «Solo hace uso de la imagen en los segundos que dura el proceso de match para comprobar entre las obras de arte de nuestros socios aquellas que se parecen a los rasgos de la cara de la persona pero automáticamente se borra después de haberlo realizado», defiende la compañía tecnológica con sede en Mountain View (California, Estados Unidos). Es decir, en principio solo representa un sistema para buscar coincidencias. «Solo hace uso de la imagen en los segundos que dura el proceso de match para comprobar entre las obras de arte de nuestros socios aquellas que se parecen a los rasgos de la cara de la persona pero automáticamente se borra después de haberlo realizado» Expertos en derecho digital y nuevas tecnologías consultados por este diario apuntan a que Arts Selfie es otro ejemplo de cómo servicios gratuitos sirven para «entrenar» los sistemas de «machine learning» -aprendizaje automático- y lograr que los usuarios aporten voluntariamente datos tan relevantes como sus rostros. «Este servicio ya planteó dudas cuando comenzó, en particular respecto al almacenamiento de los selfies enviados, y su posible uso posterior como método de entrenamiento de las inteligencias artificiales de Google en materia de reconocimiento facial», sostiene Sergio Carrasco, jurista experto en derecho digital de Fase Consulting. «Lo que demuestra esta herramienta es que, de nuevo, es fácil conseguir que los usuarios aporten voluntariamente datos tan relevantes como son sus rostros a apps de este tipo, con excusas como "a qué obra de arte te pareces"» En su opinión, hay que recordar que se trata de una entidad privada con lo que «difícilmente ofrecería un servicio si no pudiera obtener algún tipo de beneficio, aunque fuera indirecto como la obtención de las estadísticas mencionada». Una idea que vuelve a representar uno de los mantras de la tecnología: cuando el producto es gratuito es que el producto eres tú. «Lo que demuestra esta herramienta es que, de nuevo, es fácil conseguir que los usuarios aporten voluntariamente datos tan relevantes como son sus rostros a apps de este tipo, con excusas como "a qué obra de arte te pareces"», considera este experto. No obstante, este experto se pregunta: «en este caso puede ser que solo sean utilizados en los términos indicados por Google, pero ¿realmente son conscientes de lo que podría suceder si quien solicitara su rostro tuviera malas intenciones? Lo dudo, muchas veces se subestiman los riesgos, al igual que sucede con otros datos personales en redes sociales cuando miramos "el valor de tu cuenta", "qué película te identifica"». Por su parte, Samuel Parra, abogado especializado en nuevas tecnologías, asume que ha sido «incapaz» de encontrar en los términos y condiciones de la aplicación unas cláusulas específicas para este servicio, algo que «ya de por sí llama la atención». «Si atendemos a la política general, choca con lo que dice Google de que no almacenan las fotos. Eso no es lo que dice su política de privacidad, que dice muchas cosas, entre ellas, que la información que recaba puede ayudar a mejorar otros servicios suyos. ¿Cuáles? Cualquiera que tenga», advierte. «Otra duda que me despierta es para qué va a servir entrenar su inteligencia artifical con nuestros rasgos faciales. Eso es porque quiere sacar provecho de alguna manera. Es evidente que lo quiere para algo». La edad de la inocencia (perdida) En la misma línea se sitúa Borja Adsuara, experto en derecho digital y exdirector de Red.es, quien considera que en muchas ocasiones las compañías tecnológicas desarrollan servicios aparentemente inocentes cuyo objetivo final es captar datos personales. «¿Usted se cree que una gran empresa tecnológica se va a gastar mucho dinero en una aplicación que sea solo un juego? Esto del cebo y el caramelito para que piques, lo han hecho muchas veces. Estamos en la edad de la pérdida de la inocencia. Queremos saber si esto tiene este fin o es un truco para captar una imagen que se va a utilizar para otras cosas. Nos pueden acusar de desconfiados, sí, pero somos más exigentes. Tenemos derechos a ser desconfiados», explica. Queremos saber si esto tiene este fin o es un truco para captar una imagen que se va a utilizar para otras cosas. Nos pueden acusar de desconfiados, sí, pero somos más exigentes. Tenemos derechos a ser desconfiados» Por otro lado, señala las dudas razonables que alberga la sociedad en general después de vivir varios escándalos de datos seguidos. «Mucha gente no se cree que una gran empresa tecnológica se vaya a gastar mucho dinero en una aplicación que sea solo un juego. Esto del cebo o el caramelito para que piquen y lo han visto otras veces. Tras el caso de la aplicación "This is Your Digital Life" y el uso de los datos que hizo Cambridge Analytica, estamos en la edad de la pérdida de la inocencia», afirma. Este experto da en la clave: son pocos los usuarios quienes se leen concienzudamente las cláusulas de las plataformas digitales que utilizan, el «contrato» por el que se puede llegar a ceder voluntariamente los derechos de las imágenes o videos que se publican. «Como no nos los leemos, quienes lo tienen que leer es la Agencia Española de Protección de Datos. Al igual que no se ponen en el mercado un producto sin que la autoridad pertinente lo revise, alguien lo tiene que leer para ver si cumple con los requisitos de protección de datos», sugiere. En este caso, Art Selfie remite a los términos y condiciones generales, pero el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) exige que el consentimiento sea «expreso y específico», con lo que Adsuara insiste en la idea: la información que se ofrece en el momento de la captación de los datos también debe ser específica. «Para ser justos, sí hay un aviso en la pantalla antes de "empezar" a usar la aplicación. Pero, aunque es de agradecer, no parece que solo con eso se cumplan las obligaciones de información que establece el RGPD, y se echan de menos unos Términos y Condiciones de Uso específicos de la aplicación. La confusión y desconfianza la ha podido crear la propia empresa, al remitir a los términos y condiciones de uso generales de Google, que son excesivamente amplios».
72