Noticias de "google"

01-07-2013 | 20minutos.es
Google Reader cierra sus puertas: ¿Encontraste sustituto?

EP

  • Google da como motivo del cierre de Reader la considerable disminución del uso de este servicio en los últimos años.
  • Los usuarios de Google Reader mostraron su indignación por el cierre y llegaron a recoger 38.000 firmas en 24 horas que al final no sirvieron de nada.
  • LinkedIn adquirió la compañía Pulse después de observar su potencial
  • La red social Facebook podría estar preparando su propia versión de Flipboard.

El lector de RSS de Google, Reader, cierra sus puertas desde este lunes 1 de julio. La compañía lo anunció el pasado mes de marzo y durante estos casi cuatro meses los usuarios han buscado alternativas para poder seguir disfrutando de la actualidad con un simple golpe de vista.

El pasado 14 de marzo, la compañía Google anunciaba un nueva "limpieza de primavera", que consiste en el cierre de parte de los servicios del gigante de Internet para centrarse en los de más éxito. En las "limpiezas" pasadas, los usuarios estaban en su mayoría de acuerdo con el cierre de muchos de los servicios. Sin embargo, uno de los cierres que la compañía anunció ese 14 de marzo dejó a la mayoría de los usuarios sorprendidos a la vez que enfadados; Google anunciaba el cierre de Google Reader.

La compañía del buscador más famosos de Internet lanzó Google Reader en el año 2005, un servicio de Google que permite a los usuarios tener acceso a sus sitios web favoritos de forma actualizada mediante RSS en un único lugar.

Sin embargo, este lector de RSS, uno de los más utilizados por los usuarios, dejaría de existir a partir del próximo 1 de julio. La explicación dada por Google fue que en los últimos años el uso de este servicio había disminuido considerablemente por lo que decidía cerrarlo y daría a los usuarios un plazo de cuatro meses para poder exportar sus datos.

La indignación de los usuarios no se hizo esperar, incluso a través de la plataforma change.org, los usuarios decidieron recoger firmas para que Google recapacitara y no cerrara Reader. En sus primeras 24 horas, esta petición recibió 38.000 firmas.

Después del shock inicial tras el anuncio del cierre, los usuarios esperaban que la compañía estadonidense recapacitara ante tal decisión y que tras las quejas transmitidas no decidiera cerrar Reader. Sin embargo, los días pasaban y los usuarios veían que Google no se manifestaba al respecto, por lo que comenzaron a buscar alternativas al servicio de los de Mountain View.

Feedly y Digg Reader

Una de las alternativas que ganó peso fue Feedly. Pese a que fueron muchas las alternativas, se convirtió en la elegida por mayor cantidad de usuarios, ya que menos de 48 horas después del anuncio de cierre de Reader, la comunidad de este servicio experimentó un incremento de más de 500.000 usuarios.

Al entrar en Feedly, los usuarios se encuentran con una opción que permite pasar los datos de Google Reader a su servicio en cuestión de segundos. Tan solo es necesario registrarse con la cuenta de Gmail donde se encuentra su cuenta de Reader y poder disfrutar de toda la información en ella. Además, desde Feedly los usuarios pueden cambiar la vista de las noticias que parecen en la página principal.

Para hacer más fácil la migración, en Chrome también crearon una extensión que permitía pasar los datos de Reader a Feedly pero además manteniendo el diseño del servicio de Google.

Junto con Feedly, Digg Reader también anunció el inminente lanzamiento de su lector de RSS como sustitución de Reader. Además ese nuevo lector utilizaría la API de Google Reader. Desde su blog Digg aseguraba estar trabajando en un nuevo lector de RSS y que esperan lanzarlo en el segundo semestre de 2013 para conseguir así hacerse con los usuarios que tenía Google y hacer más sencillo la búsqueda de noticias por Internet.

Meses más tarde, el equipo de Digg anunció que la llegada de su lector de RSS se produciría el 26 de junio, cuatro días antes del cierre de Google Reader. El servicio está disponible para web y iPhone y espera desarrollar posteriormente una versión para Android. El equipo aseguró que este nuevo servicio se encuentra dirigido a "todos aquellos usuarios que dependen del suministro de información para estar al corriente de la más reciente y plural actualidad".

Tras su lanzamiento, su principal rival ya no es Reader sino Feedly y ambos servicios deberán luchar por conseguir la confianza de los usuarios. También es necesario destacar que estos dos servicios también cuentan con una versión disponible para dispositivos móviles.

Las versiones para móviles

Google Reader era el rey en los ordenadores. Sin embargo, durante los últimos años también ha tenido que hacer frente a algunos otros servicios que se hicieron hueco en los dispositivos móviles. Uno de los más populares es Flipboard.

Flipboard es una aplicación que comenzó estando disponible para dispostivos iOS, y tras convertirse en un éxito entre los usuarios de iPhone e iPad llego para los usuarios de Android. Se trata de un lector de RSS que permite a los usarios ver el contenido como si se tratase de una revista.

Los usuarios pueden sincronizar con Flipboard sus cuentas de Facebook o Twitter de forma que a la vez que están al día de las últimas noticias de lo que ocurre en el mundo o en un sector concreto pueden ver las publicaciones de sus amigos en formato revista. Los usuarios pueden conectar Flipboard con hasta 12 redes sociales, racionalizando su lectura y actividades tales como comentar, compartir o 'Me gusta'. Los servicios incluyen Twitter, Facebook, Instagram, Google+, YouTube, Google Reader, LinkedIn, Flickr, 500px, Sina Weibo y Renren.

Junto con Flipboard, otra aplicación que siempre ha pegado fuerte es Pulse. Además de estar disponible en dispositivos móviles, también cuenta con una versión para web. Se trata de un lector social de noticias que ofrece contenidos personalizados a cada usuario.

Tal es el potencial de Pulse que recientemente la red social para profesionales LinkedIn ha decidido adquirir la compañía por más de 90 millones de dólares (60 millones de euros). Además, al igual que ocurre con Feedly, los usuarios podrán importar todos sus feeds de Google Reader a Pulse.

Press es otro lector de RSS que ha ganado mucho peso a medida que Google Reader se ha ido acercando a su fin. Su interfaz limpia y bien organizada en tres columnas que divide los contenidos entre no leídos, leídos y favoritos hace la lectura y descubrimiento de contenidos una experiencia muy satisfactoria que hace que vaya ganando cada vez más adeptos, pese a ser una aplicación de pago.

Además de estas aplicaciones, una que también ha ganado popularidad es Pocket, que permite a los usuarios guardar contenidos para leerlos más tarde, aunque no tanto descubrir. Los usuarios tan solo tienen que añadir su cuenta de Twitter o Facebook a Pocket y aparecerá todo un feed con las últimas noticias de sus seguidores, con la posibilidad de poder leer en otro momento cualquiera de las noticias que aparecen.

¿Facebook también quiere su parte?

Ante el inminente cierre de Google Reader, estas últimas semanas ciertas informaciones apuntaban a que otro actor puede querer su parte del pastel en el mundo de los lectores de RSS. Y no es otro que Facebook.

Según las informaciones, la red social de Mark Zuckerberg prepara su propia versión de Flipboard. Se trataría de un servicio denominado internamente Reader, que muestra el contenido de los usuarios de Facebook y los editores en un nuevo formato visual adaptado para dispositivos móviles. El proyecto, en el que la empresa ha estado trabajando desde hace más de un año, está diseñado para mostrar contenido de noticias en particular.

Por el momento, la compañía de Zuckerberg no ha confirmado ni desmentido nada al respecto.

Estas son algunas de las opciones que los usuarios pueden elegir para seguir disfrutando de un lector RSS. Solo el tiempo decidirá cuáles de ellos alcanzarán el verdadero éxito y cuáles seguiran el mismo camino que Google Reader.

01-07-2013 | abc.es
Apple registra la marca iWatch en Japón
La compañía Apple quiere registrar el término iWatch en Japón. La patente del nombre presentada por la compaññia el pasado 3 de junio engloba una serie de productos, que incluye desde un ordenador a un dispositivo de pulsera. De esta forma el gigante de Cupertino quiere hacer frente a su gran rival Samsung, quien también ha manifestado estar trabajando en un dispositivos similar, así como Sony, que prono tendrá dos modelos en el mercado, e incluso Google. Los relojes inteligentes prometen convertirse en el nuevo «boom» en el sector de la movilidad. Compatibles con los «smartphones» y «tablets»..
01-07-2013 | abc.es
Google News añade nuevas funciones para compensar el cierre de Google Reader
El servicio de noticias de Google ha añadido nuevas funciones para que la pérdida de Google Reader, el lector de RSS que la compañía ha cerrado este lunes 1 de julio, sea más llevadera para los usuarios. Entre estas nuevas funciones, los usuarios tendrán acceso a través de Noticias a nuevos apartados como la previsión del tiempo para cuatro días, un editor o los resultados deportivos. La fecha de cierre de esta plataforma estaba fijada, desde el mes de marzo, cuando Google lanzó un comunicado a través de su blog oficial y de nada han servido las quejas y las firmas de los usuarios para impedir..
01-07-2013 | europapress.es
Google desvela sus planes para su nueva sede en Londres
Google anunció que su nueva sede en Reino Unido tendrá una longitud mayor que la altura de uno de los nuevos rascacielos que marcan el perfil de Londres, el Shard.
30-06-2013 | 20minutos.es
Goya y La Dama de Elche se dejan ver Google Art Project

EFE

  • En Art Project ya se podían observar obras de 21 instituciones españolas.
  • Desde este mes de junio se suman ocho museos más.
  • Google ha digitalizado las obras con una calidad 1000 veces mejor que la que realiza una cámara digital.
  • Lista: otros productos de Google, ¿cuál es el mejor?

Ocho museos españoles se han incorporado este mes de junio a la plataforma Art Project de Google, en la que se pueden observar a través de Internet las obras artísticas más importantes del mundo y que ahora contará con esculturas como La Dama de Elche o pinturas de Francisco de Goya.

En Art Project ya se podían observar obras de 21 instituciones españolas como las del Museo Thyssen-Bornemisza, las del Reina Sofía o el Museo Lázaro Galdiano, de Madrid. El Museo Arqueológico Nacional, la Casa Cervantes de Valladolid, el Museo de América, el Nacional de Arqueología Subacuática, el Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Marti de Valencia, el Museo Sefardí, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el Museo Julio Romero de Torres son las nuevas incorporaciones españolas a la plataforma.

"Debemos procurar que la mayor cantidad de recursos estén en la mayor cantidad de formatos", ha asegurado recientemente el Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, quien considera que el conjunto de los museos de titularidad del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se encuentran en un plan para fomentar su uso social.

Entre las más de 300 nuevas obras que podemos observar gracias a esta incorporación, destaca El entierro de la sardina de Francisco de Goya, que se ha digitalizado con una resolución de 7000 millones de píxeles, lo que supone una calidad 1000 veces mejor que la que realiza una cámara digital.

Amit Sood, Director del Cultural Institute de Google y responsable mundial de Art Project, ha asegurado que esta plataforma permite democratizar la cultura y acercarla a todas las clases sociales, evitando que quede relegada solo a las altas, como ha ocurrido durante mucho tiempo.

Además, Sood ha concluido que a través de la plataforma se pueden visitar museos de 43 países y que el propósito de Google es mostrar no solo las obras pictóricas más famosas, sino acercar también las pequeñas colecciones de instituciones y fundaciones.

"La digitalización está permitiendo una mejor conservación del patrimonio, favorece nuevas vías de estudio e investigación, democratiza la cultura, permite la internacionalización de nuestro patrimonio, además saca a la luz obras que están guardadas en almacenes de los museos", ha destacado el Subdirector General de Museos Estatales, Enrique Varela.

Además de poder observar en gran calidad más de 40.000 obras procedentes de 43 países, Art Project permite pasear por los pasillos de los diferentes museos gracias a la tecnología Street View de Google.

30-06-2013 | elpais.com
Adiós a Google Reader
Media docena de alternativas al servicio de selección de blogs que cierra el lunes, pese a las protestas
30-06-2013 | abc.es
«A Google le resulta muy sencillo entender el castellano pero le cuesta el catalán»
«La voz es una forma de interactuar con las computadoras muy natural y fantástica para controlar desde la televisión hasta la lavadora». El ingeniero español Pedro Moreno, responsable del área de investigación de reconocimiento de voz de Google, tiene claro que esta tecnología tiene «mucho futuro» y es actualmente una «tendencia muy clara».Por su departamento, compuesto de unos sesenta empleados, nacen las palabras que luego, posteriormente, integrará el buscador y que permite que reconozca en la actualidad hasta 44 idiomas -cuatro nuevos, próximamente- entre ellos el español, el catalán, el g..
29-06-2013 | europapress.es
Yahoo! cierra Altavista, Axis, RSS Alerts y otros 9 servicios
Altavista, el buscador de Yahoo! previo a Google, cerrará el 8 de julio definitivamente. Junto a este servicio, se pondrá fin al plugin de búsqueda para navegadores Yahoo Axis (lanzado el año pasado), Yahoo RSS Alerts, que desaparecerá el 1 de julio como Google Reader, y Yahoo! Local API, entre otros.
29-06-2013 | 20minutos.es
Alcàsser, Palomares o Bélmez: tragedias y hechos paranormales que dejan huella en Internet

EFE

  • Los sucesos traumáticos o curiosos de algunos municipios españoles constituyen un estigma digital a la hora de ser buscados en Internet.
  • El turismo y la agricultura de Palomares han estado marcados por la caída de cuatro bombas nucleares en 1966, y es por lo que se sigue recordando al pueblo.
  • Bélmez ha sabido sacar partido a su fama: posadas, hostales y restaurantes del pueblo acogieron a miles de curiosos que querían ver las famosas "caras".

Alcàsser, Olot, o Puerto Hurraco; Bélmez, Palomares o La Mussara, son topónimos marcados en la memoria colectiva de los españoles y que han dado el salto a los buscadores de Internet para convertir hechos traumáticos y curiosos del pasado en estigmas digitales que los entes locales tratan de combatir.

"La imagen que damos de nosotros mismos en Internet es de especial trascendencia, más aún en el caso de un pueblo que es una marca pública", asegura Francisco Canals, director de la consultora de comunicación Identidad Legítima, que ha ayudado a varios municipios españoles a lavar su imagen digital.

Google, motor de búsqueda empleado en el 85% de los casos en España, tiene unos algoritmos que sitúa entre los primeros resultados a los sitios web más antiguos o con más links, explica Canals, por lo que la imagen de algunos municipios en Internet perdura en el top 10 de Google muchos años después de un hecho traumático que se convierte en un estigma.

En el caso de municipios más grandes, como Madrid o Barcelona, este problema es menor, puesto que, según asegura Canals, hay una "mayor rotación de noticias", por lo que es más difícil que queden marcadas por hitos locales.

El caso de Palomares

El efecto sobre el turismo de estos municipios se multiplica incluso pasadas décadas y regatear las sospechas se torna en epopeya en casos como el de la localidad almeriense de Palomares, donde en 1966 cuatro bombas termonucleares cayeron al mar tras la colisión de dos aviones estadounidenses.

"Ahora mismo Palomares es principalmente conocido por las bombas", comenta el alcalde de la localidad almeriense, Juan José Pérez, lo que enmascara el progresivo crecimiento del turismo que, según afirma, "está naciendo de manera incipiente".

También la agricultura de Palomares, que cuenta con "productos de máxima calidad", se abre camino evitando el estigma digital y social que dejaron las bombas estadounidenses. "En principio fue ciertamente traumático y el desconocimiento de la gente al no saber qué había pasado causó bastante perjuicio" en el sector, dice Pérez.

Sin embargo y pese al trabajo hecho por el consistorio para demostrar que no son "de color verde", ni llevan "antenas", en Internet "pones Palomares y hay un montón de paginas y ninguna que sea diferente al accidente, excepto las propias de las administraciones", se lamenta el regidor.

Para superar ese estigma digital, es necesario dedicar tiempo y esfuerzo, "hay que crear cultura de Internet en los pueblos", asegura Canals, que considera que la imagen pública que se da en Internet es de "especial trascendencia".

"Hay herramientas en Internet que permiten saber cuánta gente teclea Madrid en Google, o que busca información para invertir, para reuniones de negocios, turismo..", ejemplifica. "O incluso un periodista que busca información de un pueblo en Internet, esa imagen que puede encontrarse es de vital importancia", añade.

Bélmez tuvo más suerte

No obstante, no todos los estigmas llevan la mala fama de la mano, sino que fe y superstición también han elevado el turismo en pueblos que se dieron a conocer por fenómenos paranormales.

Muestra de ello es Bélmez de la Moraleda, un municipio jienense de unos 1.700 habitantes, famoso desde los años 70 por las "caras de Bélmez", pigmentaciones con forma de rostros que aparecieron en una casa del pueblo y que sobreviven desde entonces a obras y tratamientos para su desaparición.

Y es que hay casos de "pueblos malditos" que han conseguido aprovechar la "mala fama" para activar la economía local.

De esta forma, durante los meses en los que se dio a conocer la aparición de las "caras de Bélmez", posadas, hostales y restaurantes del pueblo registraron mayores entradas, según apunta Canals.

Aun así, la mayor parte de los municipios que han obtenido su fama por situaciones dramáticas no han conseguido darle la vuelta a la situación y en nuestro imaginario permanecen marcados por las tragedias que allí tuvieron lugar.

Canals apunta a la falta de formación para "hablar de sí mismos en Internet" y asegura que, ante esto, "Google se encarga de manera natural de posicionar" al pueblo.

Y es que una noticia de tal calado puede permanecer durante años en el "Top 10" de las noticias del municipio, explica el experto, quien pone de ejemplo el caso de las niñas de Alcásser, un suceso que causó gran conmoción pública, donde tres jóvenes de 14 y 15 años fueron secuestradas, violadas y asesinadas en 1992.

"Son pueblos con patrimonio turístico, rutas históricas.. pero si lo tecleas en Google todo eso está literalmente enterrado y genera un perjuicio", señala Canals.

29-06-2013 | 20minutos.es
Alcàsser, Palomares o Bélmez: municipios marcados por su huella digital en Google

EFE

  • Los sucesos traumáticos o curiosos de algunos municipios españoles constituyen un estigma digital a la hora de ser buscados en Internet.
  • El turismo y la agricultura de Palomares han estado marcados por la caída de cuatro bombas nucleares en 1966, y es por lo que se sigue recordando al pueblo.
  • Bélmez ha sabido sacar partido a su fama: posadas, hostales y restaurantes del pueblo acogieron a miles de curiosos que querían ver las famosas "caras".

Alcàsser, Olot, o Puerto Hurraco; Bélmez, Palomares o La Mussara, son topónimos marcados en la memoria colectiva de los españoles y que han dado el salto a los buscadores de Internet para convertir hechos traumáticos y curiosos del pasado en estigmas digitales que los entes locales tratan de combatir.

"La imagen que damos de nosotros mismos en Internet es de especial trascendencia, más aún en el caso de un pueblo que es una marca pública", asegura Francisco Canals, director de la consultora de comunicación Identidad Legítima, que ha ayudado a varios municipios españoles a lavar su imagen digital.

Google, motor de búsqueda empleado en el 85% de los casos en España, tiene unos algoritmos que sitúa entre los primeros resultados a los sitios web más antiguos o con más links, explica Canals, por lo que la imagen de algunos municipios en Internet perdura en el top 10 de Google muchos años después de un hecho traumático que se convierte en un estigma.

En el caso de municipios más grandes, como Madrid o Barcelona, este problema es menor, puesto que, según asegura Canals, hay una "mayor rotación de noticias", por lo que es más difícil que queden marcadas por hitos locales.

El caso de Palomares

El efecto sobre el turismo de estos municipios se multiplica incluso pasadas décadas y regatear las sospechas se torna en epopeya en casos como el de la localidad almeriense de Palomares, donde en 1966 cuatro bombas termonucleares cayeron al mar tras la colisión de dos aviones estadounidenses.

"Ahora mismo Palomares es principalmente conocido por las bombas", comenta el alcalde de la localidad almeriense, Juan José Pérez, lo que enmascara el progresivo crecimiento del turismo que, según afirma, "está naciendo de manera incipiente".

También la agricultura de Palomares, que cuenta con "productos de máxima calidad", se abre camino evitando el estigma digital y social que dejaron las bombas estadounidenses. "En principio fue ciertamente traumático y el desconocimiento de la gente al no saber qué había pasado causó bastante perjuicio" en el sector, dice Pérez.

Sin embargo y pese al trabajo hecho por el consistorio para demostrar que no son "de color verde", ni llevan "antenas", en Internet "pones Palomares y hay un montón de paginas y ninguna que sea diferente al accidente, excepto las propias de las administraciones", se lamenta el regidor.

Para superar ese estigma digital, es necesario dedicar tiempo y esfuerzo, "hay que crear cultura de Internet en los pueblos", asegura Canals, que considera que la imagen pública que se da en Internet es de "especial trascendencia".

"Hay herramientas en Internet que permiten saber cuánta gente teclea Madrid en Google, o que busca información para invertir, para reuniones de negocios, turismo..", ejemplifica. "O incluso un periodista que busca información de un pueblo en Internet, esa imagen que puede encontrarse es de vital importancia", añade.

Bélmez tuvo más suerte

No obstante, no todos los estigmas llevan la mala fama de la mano, sino que fe y superstición también han elevado el turismo en pueblos que se dieron a conocer por fenómenos paranormales.

Muestra de ello es Bélmez de la Moraleda, un municipio jienense de unos 1.700 habitantes, famoso desde los años 70 por las "caras de Bélmez", pigmentaciones con forma de rostros que aparecieron en una casa del pueblo y que sobreviven desde entonces a obras y tratamientos para su desaparición.

Y es que hay casos de "pueblos malditos" que han conseguido aprovechar la "mala fama" para activar la economía local.

De esta forma, durante los meses en los que se dio a conocer la aparición de las "caras de Bélmez", posadas, hostales y restaurantes del pueblo registraron mayores entradas, según apunta Canals.

Aun así, la mayor parte de los municipios que han obtenido su fama por situaciones dramáticas no han conseguido darle la vuelta a la situación y en nuestro imaginario permanecen marcados por las tragedias que allí tuvieron lugar.

Canals apunta a la falta de formación para "hablar de sí mismos en Internet" y asegura que, ante esto, "Google se encarga de manera natural de posicionar" al pueblo.

Y es que una noticia de tal calado puede permanecer durante años en el "Top 10" de las noticias del municipio, explica el experto, quien pone de ejemplo el caso de las niñas de Alcásser, un suceso que causó gran conmoción pública, donde tres jóvenes de 14 y 15 años fueron secuestradas, violadas y asesinadas en 1992.

"Son pueblos con patrimonio turístico, rutas históricas.. pero si lo tecleas en Google todo eso está literalmente enterrado y genera un perjuicio", señala Canals.

721