Noticias de "google"

09-10-2020 | abc.es
Una semana con el Nest Audio: el «HomePod de Google» que quiere camuflarse en tu salón
El mercado de los altavoces inteligentes es muy heterogéneo. Está dominado, sin embargo, por dos marcas, Google y Amazon. Ambos fabricantes han tirado en los últimos tres años la casa por la ventana multiplicando su inventario con infinidad de propuestas. Su objetivo es llenar los hogares con estos aparatos. La excusa es el audio: lo que importa en realidad es la «inteligencia» que lleva detrás. Pero hay excepciones. Nest Audio es uno de los últimos dispositivos de audio de Google. El mejor, sin duda, a nivel de calidad de todo su catálogo. De eso no cabe duda. Con un diseño elegante y minimalista, el aparato es compacto y de pequeñas dimensiones. Es más pequeño que el de su rival Apple, el HomePod. La estética es rectangular y, por qué no decirlo, hasta bonita: se camufla bien entre el mobiliario del salón o el dormitorio. Ahí es donde mejor puede pegar, sobre todo, si se trata de la versión de color blanco. Le da un toque especial entre la decoración. No desentona, y eso es importante porque la tecnología debe tener una vocación de ser «invisible» para que funcione. En conjunto, pasa perfectamente desapercibido y está ahí cuando se necesite. Un sonido mejor que sus antecesores Pero al final no deja de ser un altavoz. En esta misión cumple con creces su objetivo. Supera al Google Home original. El salto es bastante grande. La calidad de audio es buena en comparación con otras propuestas de la marca. Se queda un tanto por debajo de otros rivales. Trabaja de manera óptima las frecuencias medias y ofrece una nitidez y limpieza en su sonido, logrando separar las frecuencias bastante bien. Se echa en falta algo más de potencia y graves más profundos. El tipo de música reproducida influye, no obstante, en el resultado porque, a veces, los agudos se sobreexageran. Para ello se sirve un altavoz para agudos de 19 milímetros y otro para graves de 75 milímetros. En conjunto, la experiencia es acorde a su tamaño. Y, por cierto, cuenta con una tecnología llamada Ambient IQ, que ajusta el volumen del software de voz en función del ruido existente en la habitación. Los botones físicos están perfectamente ocultos. Con sencillos toques en su parte superior se puede pausar la reproducción o regular el volumen. Para saber que se han interactuado con las funciones se emplean luces LED protegidas por la fibra que recubre todo el aparato. Detrás, otro botón permite desactivar el micrófono. No tiene ningún otro tipo de conexión ni puertos, salvo el necesario para conectarlo al enchufe. Aunque es un equipo que sirve para escuchar música, forma parte del ecosistema de dispositivos inteligentes. Así que los usuarios pueden darle instrucciones de voz para que ejecute algunas acciones, como solicitar información de tráfico, el estado del tiempo, guardar recordatoiros, asignar una tarea en el calendario de la cuenta de Gmail asociada. Con este altavoz se pueden realizar llamadas a través de servicios digitales como Google Duo. También permite controlar el televisor si es compatible o dispone de un reproductor como el Chromecast en sus múltiples variantes. Pero nada de esto cambia respecto a otros altavoces la marca. Con otro Nest Audio se puede generar sonido estéreo. La empresa estadounidense ha logrado aumentar las capacidades del asistente digital Assistant, que es el «cerebro» que gestiona las peticiones a través de internet. Por eso se debe conectar a la red Wifi doméstica. El proceso es fácil y requiere de la aplicación Home disponible para teléfonos móviles iOS y Android. Tan solo hay que abrir la herramienta y seguir los pasos una vez que el dispositivo se ha enchufado a la red eléctrica. Precio: 99 euros. Reseña elaborada a partir de una unidad cedida por la marca
08-10-2020 | enter.co
Google realizó una encuesta para conocer qué expectativas tienen los colombianos frente al próximo Cyberlunes, que se realizará entre el 19 al 21 de octubre.  34 % de los encuestados asegura que planea hacer una compra en estos días y 15 % ha participado en versiones anteriores. La principal razón para escoger una tienda o […]
08-10-2020 | abc.es
Radar Covid: la «app» de rastreo estará disponible en toda la Comunidad de Madrid desde este viernes
Radar Covid, la aplicación española para el rastreo del coronavirus, será completamente funcional a partir de hoy en «todos los municipios madrileños». Así lo ha expresado la Consejería de Sanidad a través de un comunicado en el que, además, se insta a todos los ciudadanos interesados en su uso a que descarguen la herramienta. El anuncio llega después de que el vicepresidente y portavoz de la comunidad, Ignacio Aguado, explicase ayer en rueda de prensa que la «app», que ha sido desarrollada por la tecnológica española Indra, estaría completamente operativa en Madrid «en los próximos días». Cabe recordar que Radar Covid lleva siendo funcional en varias comunidades autónomas españolas desde mediados de agosto. Se puede descargar desde las tiendas de «apps» Google Play Store o App Store en función del sistema operativo del «smartphone», su funcionamiento es bastante simple y no recopila ningún tipo de dato personal. Cuando un usuario da positivo en coronavirus, y emplea la aplicación, se le entrega un código alfanumérico aleatorio para que lo introduzca. Hecho esto, la «app» envía una alerta a todas aquellas personas con las que haya pasado más de 15 minutos a una distancia inferior a los dos 2 metros durante las últimas dos semanas y que, además, empleen la aplicación. Todo el proceso se realiza de forma completamente anónima, ya que Radar Covid no requiere ningún dato personal del usuario. Según afirma la Consejería de Sanidad en el comunicado, el código que se debe ingresar en la «app» para alertar a los contactos del positivo de que se han visto expuestos llega a través de SMS. A estos se les solicitará, una vez reciban la notificación, que se pongan en contacto con el Centro de Atención al Paciente (CAP) de la Consejería de Sanidad de Madrid mediante una llamada telefónica. Radar Covid lleva siendo testada por la Comunidad de Madrid en Guadarrama desde el pasado 11 del mes de septiembre hasta el 4 de octubre. Durante ese tiempo fue empleada por 140 personas que previamente habían dado positivo en Covid-19. Gracias a su uso otros 150 usuarios de la aplicación contactaron con Sanidad.
07-10-2020 | abc.es
Probamos xCloud, el servicio de «streaming» de Microsoft: ¿El futuro de los videojuegos?
¿El futuro de los videojuegos? Si sacamos la bola de cristal nos devolvería una industria en constante cambio en el que el formato físico está a punto de abrir la puerta del crematorio. Todavía falta mucho, seguramente, para que eso suceda, pero lo que está claro es que el juego en la «nube» y las descargas digitales marcarán la nueva generación de consolas. Y ahí, en medio de esa refriega, estará Microsoft que, junto a otras compañías tecnológicas, pretenden ampliar la oferta con un único objetivo: jugar donde tú quieras. De esa propuesta ha surgido xCloud, el servicio de «streaming» que ha desembarcado en Game Pass. Es complicado de explicar. Veamos. La plataforma de Microsoft, al igual que hiciera su máximo competidor en el sector, Sony, ha diseñado en los últimos años una serie de servicios que incluye un extenso catálogo de videojuegos. Una especie de «Netflix para jugar». Bien, ha sido una apuesta estratégica para ampliar su fuente de ingresos a través de las suscripciones. Pero poco a poco se ha avanzado mucho en otro terreno: darle mecanismos al usuario para que éste tenga a su disposición distintas opciones para jugar. Esa es la visión de la compañía. Acertada o no, lo cierto es que su política sobre la distribución de contenido interactivo es cuanto menos interesante. Así, xCloud permite jugar en la «nube» distintos juegos disponible a través de Game Pass. Lo mejor es que puedes hacerlo desde cualquier sitio, incluso un teléfono móvil. Durante las pruebas realizadas a través de un Samsung Galaxy Note 20 (uno de los terminales compatibles con este servicio), la experiencia ha sido bastante equilibrada y solvente con una red Wifi doméstica de 200 Mbps. Lo que es obvio es que los juegos en «streaming» van a sufrir por las malas condiciones de la conexión, pero su rendimiento y latencia han sido buenos, superior incluso a su rival Google Stadia. Su funcionamiento es simple. Los usuarios se descargan la aplicación para Android (no funciona por ahora en iOS por las restricciones de Apple) de Game Pass. Ingresando la cuenta de Microsoft y abonando la suscripción se accede a un catálogo muy variado. Desde la pestaña «nube», los jugadores pueden acceder a un determinado juego o continuar la partida que ha dejado a mitad desde la consola Xbox One. El servicio, aún en fase de pruebas, permite jugar en tu móvil o tableta Android como si lo hicieras en la Xbox o el PC. En total, unos 150 títulos de todos los géneros. Una cifra muy alejada de su rival Nvidia GForce Now (600 títulos) pero muy por encima de Google Stadia. Están disponibles otras propuestas como «Tell me why», «Doom Eternal», «Destiny 2», «Ori and the will of the wisps» o «Minecraft: Dungeons»: Incluso títulos «pesados» como «Batman Arkham Knight» o «Forza Horizon 4», la transferencia es más que aceptable. Salvo interrupciones, alguna caída de cuadros por segundo y una reducción puntual de su fluidez, la experiencia ha permitido disfrutar de algunas superproducciones desde la pantalla de un «smartphone». Para ello, se conecta un mando de la Xbox One con tecnología inalámbrica y se conecta al dispositivo a través de Bluetooth. Un soporte especial permite conectar el controlador al móvil. Solo deja dos posiciones. Otro aspecto negativo es la interfaz de usuario, a veces mejorable y que puede ser algo invasiva sobre el teclado alfanumérico del móvil. Se compensa, en cambio, con una función que permite desactivar las notificaciones y alertas recibidas para evitar interrupciones. En la práctica, es como si se accediera a la próxima plataforma de Xbox One, aunque en reducidas dimensiones. Esto, en efecto, condiciona la experiencia de juego, puesto que resulta más cansado que hacerlo en la pantalla del televisor. Todo el paquete en su conjunto (mando y móvil) le añade un problema: resulta algo pesado de manejar con las manos al aire. Es casi recomendable utilizar una superficie como soporte para no cansarse. Más cómodo y recomendable es usar un periférico especial para móviles como el Razer Kishi. Como tienes que fijarte muy detenidamente en la pantalla (6.9 pulgadas en este caso), si juegas durante un tiempo prolongado pueden generar algo de fatiga. Pero la experiencia le dota de una gran versatilidad.
06-10-2020 | enter.co
El congreso ha emitido una serie de recomendaciones, después de encontrar culpables a las cuatro compañías de romper las reglas Anti monopolio.
06-10-2020 | enter.co
Con un cambio de imagen, Google Workspace quiere entrar en un segundo round para desafiar Microsoft Office.
06-10-2020 | enter.co
Muchos encontramos productos que buscamos a través de Google y su pestaña de Shopping. Hasta hace poco, los comercios que querían que sus productos aparecieran en esta sección debían pagar a través de la plataforma de publicidad Google Ads para hacerlo; pero a partir de este mes, las personas interesadas podrán cargar sus productos e […]
06-10-2020 | abc.es
Cómo el buscador de Google ofrece justo la información que necesitas
Cuando los usuarios buscan en Google, se limitan a introducir en el buscador unas palabras clave para obtener una información concreta, y ante determinados eventos, son muchas las personas que esperan descubrir qué está ocurriendo en ese mismo momento. Los usuarios pueden buscar todo tipo de información, desde algo genérico hasta cosas muy específicas, pero la mayoría de las veces encuentran lo que desean. Sin embargo, pocos se preguntan cómo Google logra ofrecer exactamente la información que los usuarios necesitan tan solo introduciendo unas pocas palabras en el buscador. Tiempo y ubicación Por esta razón, la compañía ha explicado en un su blog oficial cómo Google selecciona los fragmentos destacados y en qué se basa para ello. El tiempo y la ubicación geográfica son dos de los aspectos más importantes que ayudan a Google a comprender exactamente aquello que buscan los usuarios. En este sentido, los sistemas de Google determinan las páginas que consideran como una «excelente opción» para la búsqueda de los usuarios y la incluye en los elementos destacados. Asimismo, Google cuenta con unos «indicadores de frescura», tal y como se refiere a ellos, que pueden identificar si se produce una gran cantidad de contenido nuevo sobre un tema en concreto. De esta forma, los «indicadores de frescura» logran que los sistemas de Google descarten la mayoría de contenido que existe sobre un tema, aprendan un nuevo patrón y ofrezca nuevos resultados de páginas destacadas. Para explicar este proceso, la compañía ha puesto como ejemplo los incendios forestales en el norte de California, que provocaron que el cielo se volviera de un color anaranjado en algunas zonas de Estados Unidos. Al ver el cielo de ese color, muchos usuarios recurrieron a Google para saber qué era lo que pasaba. De hecho, las búsquedas de «por qué el cielo es naranja» han alcanzado un máximo histórico en septiembre en Estados Unidos, según indica la compañía. El cielo puede tener un color naranja por diversas razones y no únicamente por incendios forestales. Sin embargo, a los usuarios que se encontraban en lugares afectados por los incendios forestales y que buscaban «por qué el cielo es naranja», Google les ofrecía resultados con información sobre los incendios. En este sentido, los sistemas de Google extraían automáticamente información actual basada en la ubicación de los usuarios, así como el contenido nuevo sobre los incendios forestales, para ayudar a los usuarios a encontrar exactamente lo que buscaban.
06-10-2020 | abc.es
Consejos para usar Instagram de forma responsable y evitar que te «hackeen»
Si tiene más de 30 años, seguramente recuerde perfectamente cómo era el mundo antes de que las redes sociales comenzasen a transformarlo irremediablemente. A comienzos del siglo XXI, algo antes de la aparición de Facebook, seguíamos empleando las cabinas de teléfono y el correo tradicional para mantener el contacto con familia y amigos. Ahora, gracias a servicios como Instagram, que acaba de cumplir 10 años de existencia, es posible compartir imágenes, vídeos y mensajes con cualquiera. Independientemente del país donde se encuentre y de la hora que sea. Todo es posible con un «gadget» inteligente en la mano y conexión a internet. «Las redes sociales han supuesto toda una revolución. Permiten al usuario compartir información, aficiones, intereses como creador de contenidos. Incluso abrir vías de negocio. Su uso también ayuda a estar menos solo, especialmente en estos tiempos de pandemia. Aunque, evidentemente, no son un sustituto de compartir tiempo en persona con los demás. Tu vida no puede girar en torno al móvil», explica a ABC Ofelia Tejerina, jurista y presidenta de la asociación española Internautas. A pesar de los beneficios que ofrece, Tejerina hace hincapié en que la «app» fotográfica propiedad de Facebook, al igual que el resto de redes sociales, debe ser empleada con cuidado. Para sacar provecho de Instagram, y evitar que se convierta en un problema para el usuario, la mayoría de expertos en protección de datos y ciberseguridad recomiendan tomar una serie de precauciones. Y es que no hace falta tener millones de seguidores para sufrir un ciberataque y ver cómo tu información queda al alcance de cualquiera. Solo es necesario dejar sin cubrir algún agujero de seguridad. Cuidado con la sobreexposición En España un 62% de los usuarios utilizan redes sociales, lo que equivale a unos 29 millones de personas. Según el estudio Digital 2020 elaborado por We Are Social con datos previos a la crisis sanitaria, la media de uso diario de las plataformas llega casi a las dos horas. Otro informe, en este caso elaborado por la consultora App Annie el pasado mes de abril, apuntaba que el la pandemia ha provocado un aumento en el uso de estas plataformas del 20%. Y esa sobreexposición puede convertirse en un problema. «Aunque no hace mucho que vivimos con las redes sociales, debemos ser consciente de los riesgos. Que van desde la adicción al movil o el contacto con personas dañinas, hasta la exposición absoluta de nuestras vidas y nuestra información de tal modo que cualquier cosa puede convertirse en un arma», dice la presidenta de Internautas. Subir toda nuestra vida a sitios como Instagram puede acarrerar graves problemas de seguridad más allá de internet. El pasado mes de junio la empresa de servicios tecnológicos NordVPN lanzó un comunicado alertando de los riesgos de publicar más información personal de la cuenta a través de vídeos o fotografías. Ya sea compartiendo imágenes de la calle en la que se encuentra el domicilio del usuario o, simplemente, la geolocalización. «Las visualizaciones y reacciones al contenido de tus redes sociales te hacen sentir bien, pero el fondo de tus imágenes y videos también proporciona información para los criminales que rondan por la red», explicaba entonces Ruby Fernández, jefa de comunicación de la compañía. A este respecto, una buena medida que se puede tomar es limitar los usuarios que pueden ver el contenido que se sube. Esto se puede hacer accediendo a Instagram y pinchando en las opciones «Configuración», «Privacidad» y convirtiendo la cuenta en privada. Con esta funcionalidad solo podrán ver el contenido los seguidores. Asimismo, será necesario aceptarlos en adelante para que puedan acceder a las fotografías y los vídeos. No todas las contraseñas sirven Si es importante tener mucho cuidado con lo que se publica, porque puede permitir a un tercero malicioso ubicar al internauta, también es imprescindible proteger el acceso a las redes sociales. Eso pasa, en primer lugar, por contar con una contraseña sólida y cambiarla con frecuencia. «Una buena contraseña debe tener una longitud considerable y ser inteligible. El usuario no debe utilizar en ningún caso una palabra que tenga que ver con él, como sería su mes de nacimiento o su nombre. También debe contar con números, letras y signos especiales, como serían asteriscos o símbolos del dólar», señala a ABC el «hacker» ético Deepak Daswani. Asimismo, es importante no repetir claves en varios servicios y cambiarlas periódicamente. Intentos de suplantación.. Las cuentas de Instagram alojan en su interior una gran cantidad de información sobre el dueño, por lo que hay que protegerlas y no compartirlas con nadie. Los ciberdelincuentes llevan tiempo dedicando esfuerzos al robo de credenciales de redes sociales como la «app» fotográfica. Algo que no solo les permite acceder a todos los datos de la víctima, también les da la posibilidad hacerse pasar por ella y lanzar ataques dirigidos contra sus contactos. «Hay muchas variantes, pero lo más habitual en estos casos es que los ciberdelincuentes envien correos suplantando a un tercero para poder conseguir las credenciales de acceso a la red social. Esto se puede hacer, por ejemplo, solicitando a la víctima que se autentifique empleando sus credenciales de plataformas como Facebook o Instagram», apunta a este diario Eusebio Nieva, director técnico de la empresa de ciberseguridad Check Point en España y Portugal. El experto expone que en estos casos, para conseguir engañar a la víctima, es bastante habitual que los estafadores añadan en el correo un enlace que redirige a una página similar a la de la empresa o la institución a la que están suplantando. «La excusa puede ser cualquiera, desde un concurso hasta un supuesto problema de seguridad en alguna aplicación. Suelen emplear mensajes que llaman a actuar de forma urgente y que buscan evitar que el usuario piense antes de hacer lo que le piden». Para evitar los peligros de este tipo de ataques, el director técnico de Check Point recomienda emplear la autenticación en dos pasos. Una función que obliga a confirmar el intento de inicio de sesión cada vez que alguien intenta acceder a una cuenta de Instagram desde un dispositivo desconocido. Para activarla hay que abrir la aplicación y pulsar sobre «Configuración», «Seguridad» y, por último, «Autenticación en dos pasos». Siempre actualizada Como con cualquier otra aplicación, es fundamental mantener Instagram actualizado. Normalmente, las nuevas versiones vienen acompañadas de soluciones de brechas abiertas que pueden ser explotadas por los cibercriminales. Por ello, los expertos en ciberseguridad recomiendan no dejar pasar el tiempo y realizar la actualización correspondiente en el mismo momento en que está disponible. Asimismo, en caso de que se vaya a descargar la «app» en un «smartphone» o una tableta debe asegurarse de que la operación se realiza en la tienda oficial. Google Play Store en el caso de los dispositivos con sistema operativo Android y App Store en el de aquellos que cuentan con iOS, es decir, los iPhone y iPad.
04-10-2020 | abc.es
Los gigantes de Silicon Valley quieren atajar el problema racial
Hace cinco años Google tuvo que pedir disculpas públicas porque su sistema de reconocimiento facial confundió a una pareja negra con gorilas. No pasó de una mera anécdota. Era, sin embargo, el inicio de un escenario cada vez más habitual: los cuestionamientos sobre esta tecnología. La realidad es que si existían sesgos raciales era porque las bases de datos que alimentan a los algoritmos estaban incompletas. Había una corriente latente en la vida que afecta a las empresas de Silicon Valley: ahora pretenden atajar el problema de la supremacía blanca. Este año tan incierto que ha dejado miles de muertos en una pandemia que nadie esperaba también ha dejado movimientos sociales de denfesa de los derechos de los negros. «Black Matter Lives», creado hace siete años, se ha reforzado a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un agente de policía. Tres palabras que han sacudido los cimientos de la sociedad, la economía e, incluso, el arte. Un mensaje cargado de ideología que también ha disparado contra el mundo de la tecnología. Frente a ello, empresas de tecnología han movido ficha para compartir cómo la supremacía blanca «se ha mostrado en ellos mismos» y en sus organizaciones, por lo que han venido contratando empresas de consultoría para reducir el problema, según informa «The Telegraph». Estas firmas han empezado a contar con consultores para tratar asuntos espinosos como la diversidad y la inclusión. La idea es ofrecer asesoramiento a los altos ejecutivos. Pretenden cuestionar si pueden haber participado de manera inconsciente en extender hábitos racistas en el entorno laboral. El objetivo es discutir temas incómodos antes de sus apariciones públicas en los medios de comunicación. Una especie de lavado de imagen, aunque ¿se traducirá en cambio en las dinámicas de trabajo y su política de empleo? «Es hora de que tratemos con la supremacía blanca en tecnología», señala en una publicación en Medium Tiffani Ashley Bell, fundadora de The Human Utility, una organización de defensa de derechos sociales. Como afroamericana, está concienciada sobre esta situación. En su ensayo se cuestiona algunos comportamientos y conceptos asimilados por las sociedades y que pueden replicar un racismo latente: «¿Estamos dispuestos a dejar de patrocinar y asistir a conferencias sobre tecnología con un plantel de oradores que en su mayoría son hombres blancos? ¿Qué estamos dispuestos a hacer de manera diferente para eliminar la supremacía blanca en el sector de la tecnología y, debido a la influencia generalizada de estas empresas, extenderlo a la sociedad?». La falta de diversidad y la presencia de sesgos se ha convertido en un problema en Silicon Valley. Empresas de tecnología están incluso lidiando con guerras culturales internas en reuniones de accionistas y la petición de fuertes demandas entre la plantilla de firmas. En Google se produjo, incluso, un conflicto interno protagonizado por James Damore, ingeniero informático que fue despedido por publicar un manifiesto considerado «machista». En su denuncia dijo que la empresa discriminaba a los empleados blancos de ideología conservadora. La situación es que en los últimos años se han detectado las menores oportunidades para ganar responsabilidad en perfiles de afroamericanos, latinos y asiáticos en la industria tecnológica. En 2017, de hecho, se publicó una investigación (PDF) por parte de Ascend Foundation, organización sin ánimo de lucro, en la que se detectó una reducción de las contrataciones de estas nacionalidades una vez analizados los datos de empleo de la última década.
8