Noticias de "google"

16-03-2019 | elpais.com
Mike Kellogg (Wordreference): ?Google abusa de su posición de monopolio en las búsquedas?
La clásica web de diccionarios, que sobrevivió a la burbuja puntocom, podría sucumbir a manos del gigante de los buscadores después de veinte años. Hablamos con su fundador.
14-03-2019 | elmundo.es
Huawei guarda un sistema operativo 'en la manga' por si sus tensiones con Estados Unidos afectan a Android
La compañía únicamente lo utilizaría si la situación actual impidiese que sigan utilizando los sistemas operativos de Google y de Microsoft en sus dispositivos. 
14-03-2019 | abc.es
WhatsApp quiere luchar contra los bulos: te dejará buscar en Google las imágenes que recibas para comprobar su veracidad
WhatsApp está preparando varias novedades para Android que llegarán próximamente. Y, entre ellas, estará una nueva opción cuyo objetivo es luchar contra la proliferación de noticias falsas. Algo que popularmente se conoce como «fake news». La popular aplicación de mensajería instantánea ya puso en marcha la limitación del reenvío de mensajes a un máximo de cinco chats para luchar las noticias falsas. No hay que olvidar que WhatsApp es propiedad de Facebook , donde el escándalo de Cambridge Analytica evidenció el poder que puede llegar a tener la desinformación. Por esta razón, la «app» sigue innovando. Y está testando una nueva herramienta en Android que pondrá en marcha próximamente. Se trata de la opción «Buscar por imagen» en Google, con la que los usuarios podrán comprobar la veracidad de la imagen que reciban por WhatsApp. Especialmente ahora, en plena campaña electoral, la aplicación es el nicho perfecto en el que se distribuye de forma masiva y sin control, por ejemplo, los clásicos fotomontajes relacionados con políticos. Este tipo de imágenes actúan como «fake news» pero le corresponde al usuario saber si esa información que recibe o reenvía es verdadera. Según ha desvelado «WABetaInfo», WhatsApp está probando en Android la herramienta con la que un usuario pueda buscar esa imagen que recibe en Google. Es decir, basta con tener en un chat dicha fotografía, seleccionarla y dar a la opción «Buscar imagen» («Search image»), que próximamente se pondrá en marcha, para efectuar la búsqueda en Google. Entonces, la «app» abrirá el navegador para mostrar los resultados obtenidos y ayudar al usuario, así, a contrastar la información recibida, de tal manera que le sea más fácil identificarla o no como bulo.
14-03-2019 | abc.es
Estas son las primeras novedades que llegarán a tu móvil con Android Q
Google se prepara, un año más, y ya van dieciséis grandes actualizaciones en su historia, para la renovación del sistema operativo Android, el de mayor penetración del mundo desde hace muchos años. Aunque quedan muchos meses por delante para perfeccionar algunos detalles y sumar nuevas mejoras, el ecosistema ha empezado su fase de pruebas. Entre las novedades de Android Q destacan una mayor carga de privacidad, una nueva aplicación para gestionar los archivos de los dispositivos y un diseño para terminales flexibles. Son las primeras características de una plataforma que, si todo marcha como se espera, debutará de manera oficial entre los consumidores en otoño. Mientras tanto, sus desarrolladores comienzan una andadura larga en la que, de lo que es a lo que se convertirá, posiblemente haya un trecho muy grande. Mayor control de privacidad Bajo la promesa del «la versión más segura», Android Q -nombre todavía en clave- incorporará nuevas ideas para garantizar la privacidad de sus usuarios. Nos encontramos, ahora, en una era interesante en la que se reclama mayor protección a los datos personales, y más a raíz de los últimos escándalos. Por ello, la multinacional pretende abanderar esta misión que parece que Apple ha liderado hasta la fecha. Una de las funciones que albergará la próxima versión irá encaminada a cubrir este objetivo. Los usuarios, así, podrán elegir cuándo se le da permiso a una aplicación para acceder al geoposicionamiento del móvil. Ese mayor control de la ubicación se traducirá en dos aspectos. En primer lugar, y al igual que anteriores versiones, las aplicaciones solo pueden obtener la ubicación una vez que se le ha pedido permiso. Pero, a partir de ahora, se podrá elegir entre tres modelos: siempre, mientras se use la «app» o nunca. Otro de los aspectos en los que trabaja la compañía es un mayor control de los archivos compartidos. Así, los usuarios podrán gestionar el acceso de las aplicaciones a tus fotos, vídeos o notas de audio a través de nuevos permisos sobre el tiempo de ejecución. Para las descargas, las aplicaciones deberán utilizar el selector de archivos del sistema, con lo que el usuario podrá decidir a qué archivos puede acceder el servicio digital en uso. Esto significa que si queremos mandar un archivo en particular la herramienta únicamente tendrá acceso al contenido que vamos a transferir, y no a la carpeta almacenada. Además de estas opciones, Android Q evitará que las aplicaciones se «despierten» o entren en actividad mientras se encuentran en segundo plano. Si está en esta fase «dormida» y se necesita captar la atención del usuario rápidamente, como cuando aparecen llamadas entrantes o alarmas, se podrá activar una notificación -de alta prioridad-. De cara a reforzar la seguridad del dispositivo, esta actualización intentará limitar el acceso a los identificadores de dispositivos que no se pueden restablecer, es decir, el código IMEI del dispositivo, el número de serie y otros identificadores. Y también el software se conectará a las redes WiFi con direcciones MAC aleatorias de cara a no dejar rastro. Adaptable a las pantallas flexibles Una de las tendencias más calientes de la industria de la telefonía en estos momentos son los llamados «móviles flexibles». Un concepto de móvil muy innovador que aprovecha las particularidades maleables de las pantallas de tipo orgánicas, OLED. La idea detrás de todo esto, según han podido demostrar los primeros prototipos de Samsung y Huawei, es conseguir un móvil híbrido que sea capaz de doblarse como un libro para tener, de esta manera, dos formatos (móvil y tableta) al mismo tiempo. Una realidad incipiente por la que los fabricantes han depositados grandes esperanzas como el futuro de la movilidad. Google, propietario del sistema operativo móvil más popular, no quiere perder esta oportunidad con lo que Android Q ocultará unas funciones adaptativas para este nuevo entorno. De momento, y aunque todavía no se ha podido analizar su funcionamiento, la idea es que el software pueda ajustarse a los diferentes formatos de la interfaz. Será algo rápido y permitirá, entre otras cosas, que las reproducciones o actividad dentro de una aplicación se pause en el momento en el que el dispositivo se está doblando. Más opciones a la hora de compartir En Android Q, además, la acción de compartir contenidos o documentos va a ser más rápida. Se hará a través de una serie de atajos directos a una determinada función de la aplicación. Lo podrán seleccionar los propios usuarios y la idea es que los desarrolladores puedan adaptarse o proponer sus propios atajos en los desarrollos que tengan previstos. Un panel de configuración flotante invocado desde su aplicación podrá mostrar la configuración del sistema que los usuarios pueden necesitar, como conectividad a internet, Wifi, NFC y volumen de audio. Por ejemplo, si un servicio requiere el uso de Bluetooth y éste no está activado la aplicación sugerirá poder hacerlo de manera rápida con un icono directo. Así no hay que abandonar la aplicación. Mejoras también en la cámara Aunque la parte fotográfica depende, en gran parte de cada fabricante (tanto a nivel de software como de hardware), Google quiere introducir algunos aspectos que domina en su propio ecosistema. Así, muchas cámaras pueden simular una profundidad de campo difuminando el primer plano o el fondo en relación con el sujeto. Es el llamado efecto «bokeh», pero a partir de Android Q, las aplicaciones pueden solicitar una imagen de profundidad dinámica que consiste en metadatos JPEG, XMP relacionados con los elementos relacionados con la profundidad y un mapa de profundidad integrado en el mismo archivo. Permitirá ofrecer opciones especializadas de desenfoque.
14-03-2019 | elpais.com
Nicholas Carr: ?Google socava nuestra capacidad de pensar de manera profunda?
El divulgador tecnológico critica en la entrevista la evolución que han tenido las redes sociales y sostiene que las nuevas tecnologías contribuyen a una mayor banalidad de los razonamientos
13-03-2019 | abc.es
Estas son las próximas novedades que muy pronto verás en WhatsApp
Atención porque llegan novedades a WhatsApp en Android. O mejor dicho, van a llegar. Ya sabéis que «Wabetainfo» está siempre al tanto de las mejoras en las que trabaja la popular aplicación de mensajería instantánea y la beta 2.19.73 deja algunas pistas de cuáles son esas novedades. Una ellas es que WhatsApp va a incluir las banderas de las diferentes orientaciones sexuales. De momento, la de la heterosexualidad (azul, blanco y rosa) y la de la homosexualidad (rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado): WhatsApp también va a introducir en los emoticonos los símbolos masculino, femenino y tránsgenero: Other hidden emojis in WhatsApp beta for Android! Paste ?and ?in WhatsApp to see them! pic.twitter.com/GvQX7mKUsI? WABetaInfo (@WABetaInfo) 2 de marzo de 2019La última novedad que de momento se conoce es que la «app» va a poner en marcha una nueva función: «Buscar por imagen». Aunque de momento no está disponible, el objetivo de esta herramienta es luchas contra las «fake news» o informaciones falsas. Así, cuando un usuario reciba una imagen (por ejemplo, el clásico montaje fotográfico de un político), este puede buscarla en Google para contrastar si la información recibida es cierta o no, de tal manera que le sea más fácil identificarla como bulo. «WhatsApp está trabajando en esta función para garantizar la mejor experiencia antes de habilitarla para todos», asegura «Wabetainfo». Bastará con selecciona la fotografía y seleccionar «Buscar imagen» («Search image») para llevar a cabo la búsqueda en Google. La «app» abrirá el navegador para mostrar los resultados.
13-03-2019 | abc.es
Alexa, Siri, ¿hombre o mujer? Los asistentes virtuales «sexistas» se vuelven asexuales
La voz es el nuevo mando a distancia de la tecnología. Al amparo de los nuevos avances en sistemas de reconocimiento de voz e inteligencia artificial, los asistentes digitales han llamado a la puerta de los hogares para convencernos que sí, en efecto, están preparados para ser nuestros mayordomos virtuales. Cumplen, en mayor o menor medida, con las habilidades prometidas, pero todavía no se está ante un sistema tan perfeccionado como «Samantha», la intuitiva y sensible entidad que se representó en la película «Her». Lo que ha sucedido hasta ahora es que, en su mayoría, este tipo de software han tenido una voz muy similar, la de una mujer. Estudios psicológicos han desvelado que ha sido así porque el timbre femenino es más seductor, más cálido y nos retrotrae al seno materno, con lo que resulta más agradable en las conversaciones. El masculino, en cambio, resulta más imperativo y marcial. En cambio, esta filosofía ha tenido una contrapartida; la voz sintética programada de una mujer queda estereotipada hacia la sumisión hasta el punto que puede llegar a perpetuar un estereotipo de género. Una situación que ha empezado a cambiar hace unos años al ofrecer las principales empresas desarrolladoras la oportunidad de elegir entre la voz masculina o femenina, pero es cierto que en su mayoría viene predeterminada la femenina. De cara a superar esta vicisitud y romper, de paso, con el problema asociado al género, un equipo de investigadores con sede en Dinamarca ha desarrollado un asistente de voz apodado simplemente Q y que está diseñado para no ser percibida como hombre o mujer. Es una voz neutra, fuera de los cánones sexuales. Esta iniciativa, presentada este lunes en el festival creativo South by Southwest (SXSW) en Texas, aspira a dar un paso más en la concepción humana acerca de la relación entre el ser humano y las máquinas. «La tecnología emergente está siendo diseñada para depender de estos estereotipos» «No hay razón para que una voz tenga un género», apunta en declaraciones a Reuters Julie Carpenter, investigadora del grupo de ética y ciencias emergentes de la Universidad Politécnica del Estado de California, quien asesoró al equipo. «La tecnología emergente está siendo diseñada para depender de estos estereotipos». A su juicio, esta experta cree que los asistentes digitales más populares del momento, como Siri (Apple), Alexa (Amazon), Assistant (Google) o Cortana (Microsoft), generalmente se presentan como mujeres. Y, de hecho, hasta en su semántica viene implícita esa condición. En su mayoría, con la excepción del modelo del gigante de internet, tienen nombres femeninos. «La gente parece tener una preferencia por las voces femeninas cuando la tolerancia de la Inteligencia Artificial es más favorable a ayudar a alguien, mientras que asocian las voces masculinas con un tono autoritario», recuerda esta experta. Emil Asmussen, director de la agencia Virtue encargada de darle relevancia, espera que Q empuje a las principales empresas de tecnología a considerar otras opciones de inteligencia artificial digital para incluir voces sin género. «Realmente tenemos grandes esperanzas de que esto pueda generar cierto debate en todo el mundo y comenzar un diálogo con algunas de las compañías de grandes tecnologías. El desembarco de Q Voice, además de resaltar las preocupaciones sobre la tecnología de género, puede ser una alternativa hacia un futuro más neutral. Su creación, sin embargo, no ha resultado sencilla. «No es fácil crear una voz sin género», subraya Nis Norgaard, diseñador de sonido en el estudio Thirty Sounds Good, quien produjo el software. Para ello, se basó en una investigación en la que se encontró que las voces masculinas suelen estar entre 85 y 180 hertzios (Hz) mientras que la de las mujeres suelen tener entre 140 y 255 Hz. A partir de ahí, se pudo identificar un rango neutral potencial donde ambos timbres y tonalidades se superponen. Pero no fue únicamente el tono lo que definió el género percibido de la voz: los hombres tienden a tener un estilo de discurso «más plano» que varía menos en el tono y también pronuncian las letras «s» y «t» más bruscamente, valora. El equipo detrás de Q grabó las voces de 22 personas transgénero y no binarias como base para la voz en un esfuerzo por representar un espectro más amplio de género y porque -aseguran- se creyó que sonarían menos obviamente masculino o femenino. Esta particular voz se analizó delante de más de 4.000 voluntarios. Y, según sus estimaciones, alrededor de la mitad reconoció que no podían distinguir el sexo, mientras que la otra mitad dudaba a la hora de adivinar si era masculino o femenino.
83