Noticias de "google"

02-08-2019 | abc.es
Apple suspende el programa por el que terceros escuchaban tus conversaciones con Siri
El mes pasado saltaba la noticia de que Google, a través de su altavoz inteligente Google Home, transfiere parte de las conversaciones de los usuarios a un equipo humano encargado de mejorar su inteligencia artificial. Una práctica que también llevan a cabo otras compañías, como Amazon o Apple. Pues bien, ahora la firma de la manzana mordida ha decidido suspender su programa interno sobre control de calidad, destinado a desarrollar a Siri. «Estamos comprometidos a ofrecer una gran experiencia Siri mientras protegemos la privacidad del usuario», ha afirmado Apple a través de un comunicado del que se hace eco «Bloomberg». La tecnológica quiere dar carpetazo a noticias como la publicada por «The Guardian» la semana pasada, en la que varios empleados destinados a mejorar los comandos de Siri afirmaron que habían llegado a escuchar a usuarios practicando sexo, vendiendo droga o hablando sobre información médica privada. «Ha habido innumerables casos de grabaciones sobre temas privados entre médicos y pacientes, negocios, negocios aparentemente criminales, encuentros sexuales, etc. Estas grabaciones van acompañadas de datos del usuario que muestran la ubicación, los datos de contacto y los datos de la aplicación», explicaba un trabajador de la empresa a The Guardian. Desde Apple afirman que van a llevar a cabo una revisión exhaustiva de su inteligencia artificial. Con ese fin, van a suspender la calificación de Siri a nivel global. Desde la tecnológica explica, a su vez, que «como parte de una futura actualización de software de iOS, los usuarios tendrán la posibilidad de elegir participar en la calificación». Según la empresa de la manzana mordida, la cantidad de conversaciones que llegan a su equipo humano es únicamente el 0'1 por ciento del total grabado. Algo por debajo del 0'2 que reconoce Google. Amazon, por su parte, emplea el mismo tipo de programa de control de calidad para desarrollar a Alexa, la inteligencia artificial de su alatavoz Amazon Echo.
02-08-2019 | elpais.com
Las tecnológicas nos espían, pero les perdonamos cuando lo reconocen
Google, Amazon y Apple han reconocido recientemente que disponene de equipos dedicados a escuchar las conversaciones con sus asistentes virtuales para mejorar su servicio. ¿Podrían ser sancionadas por haberlo ocultado hasta ahora?
02-08-2019 | abc.es
Cómo mejorar tu privacidad en Facebook y WhatsApp
La privacidad de los datos personales preocupan cada vez más a los usuarios de servicios digitales, aunque es cierto que muchos de ellos, por dejadez o desconocimiento, no levantan las medidas de contención a su alcance para evitar ciertos riesgos. Aunque el dato que se filtra es aquel que no se da, las redes sociales disponen de herramientas para controlar las publicaciones que uno realiza, gestionar quién las ve o no, así como otros factores interesantes a tener en cuenta. En Facebook, por ejemplo, la mayor red social del mundo con más de 2.450 millones de usuarios registrados, todas las funciones relativas a la privacidad se amontonan en la pestaña de «Configuración» que se encuentra en cada uno de los perfiles. Generalmente, en un apartado ubicado en la parte superior derecha. Desde ahí se pueden realizar numerosas tareas. Pon medidas de seguridad de por medio Antes que nada es recomendable introducir una contraseña robusta, que sea difícil descubrir (combinar mayúsculas, minúsculas, otros caracteres, evitar datos personales?) y, aunque tal vez resulte algo engorroso, activar el sistema de verificación de dos pasos. Así protegeremos algo más la cuenta personal. También es aconsejable evitar que el navegador o dispositivo guarde la contraseña. Es cierto que es una medida cómoda, sobre todo, si se va a entrar varias veces al día, pero puede poner en riesgo la información. Igualmente, es conveniente consultar los dispositivos autorizados, así como activar el sistema de alertas en caso de producirse inicios de sesión no reconocidos. ¿Quién puede ver lo que publico? Facebook deja la posibilidad de decidir quién queremos que pueda ver nuestras publicaciones. Es una medida importante que, sin embargo, gran parte de los usuarios tiene abandonada. Es posible que la razón se encuentre en que «Es que yo no soy nadie, a nadie le va a importar lo que diga». No se suelen preocupar, aunque es interesante explorar esta vía para evitar que se filtre alguna publicación que en algún momento determinado se desee proteger. Porque nunca se sabe, sobre todo si somos de esas personas (o padres) que subimos periódicamente imágenes de nuestros hijos. En definitiva, existen muchas razones para echarle un vistazo a todas las opciones de privacidad, que son bastante amplias. Por ejemplo, desde el apartado «Privacidad» los usuarios pueden decidir «Quién quieres que vean tus publicaciones», algo que nos encontraremos con varias posibilidades (público, amigos, amigos concretos, amigos excepto o, la medida más extrema, solo yo). También se puede «limitar los destinatarios de tus publicaciones antiguas en tu biografía», aunque no se puede revocar esta opción una vez activada, con lo que si se quiere deshacer habrá que ir gestionando la privacidad de cada una de las entradas de manera individual. ¿Y si le decimos qué amigos queremos? Otra de las medidas más interesantes que incluye Facebook es la posibilidad de decidir qué usuarios nos pueden enviar solicitudes de amistad. Hay usuarios que utilizan esta red social como una comunidad personal, solamente metiendo en su red de contactos a familiares y amigos muy cercanos. Para evitar que cualquiera nos cotillee el perfil es importante mirar al menos este apartado. En el menú podemos elegir entre «Todos» o «Amigos de Amigos». Se da por supuesto que los usuarios pueden eliminar las peticiones de contactos en caso de no interesarle la persona. Este compromiso también se aplica, aunque con más opciones, a la opción de «Quién puede ver nuestra lista de contactos». Hay muchos usuarios que recelan de dar este tipo de información, por razones personales, con lo cual es posible bloquear este acceso a «Público», «Amigos», «Amigos excepto», «Amigos concretos» o «Solo yo». Si lo que se pretende es ser «invisible», también es importante activar la opción de que nadie pueda buscarte a través de la dirección de correo electrónico que se proporcionó y que está asociada a tu perfil. Aquí se dejan varias opciones como «Amigos de amigos», que puede ser una buena opción. Esto también se aplica al número de teléfono, en caso de haberse añadido previamente. Entre otros elementos que se han venido añadiendo con el tiempo es la posibilidad de que los motores de búsqueda como Google indexen tu perfil de Facebook, algo que es poco recomendable a no ser que le demos un uso profesional. ¿Y las publicaciones de otros? Facebook también tiene otra dimensión relacionada con la privacidad y es en todo lo relativo a lo que hacen tus contactos. En ocasiones, tal vez ya no sucede tan habitualmente, muchos de tus amigos graciosos suelen publicar (y etiquetarte) en imágenes en las que quizás no sales demasiado favorecido. Todos vivimos, sobre todo cuando somos jóvenes, algún momento de locura y desenfreno que queremos que nadie vea. Pues bien, la red social permite decidir, entre otras cosas, quién puede publicar en tu biografía, quién puede ver lo que otros publican, quién puede ver las publicaciones en las que te etiquetan pero, y lo más importante, dar la aprobación y revisar cuando alguien añada tu nombre a una imagen. De igual forma, se puede desactivar la opción de que compartan tu «story», esas historias efímeras que han cobrado más importancia en los últimos años. En el apartado «Publicaciones públicas», los usuarios pueden aplicar filtros como la posibilidad de decidir quién queremos que puedan comentar nuestras entradas que hemos calificado para todo el mundo, que también puede ser útil si no queremos llevarnos una sorpresa desagradable. Brindemos por los bloqueos Para casos extremos se puede incluso «bloquear» a una persona con solo añadir su dirección de correo electrónico, bloquear sus mensajes y, ojo, hasta las invitaciones a determinadas aplicaciones o juegos móviles que de vez en cuando inundan nuestros perfiles. Además de todo esto, la red social permite desactivar el sistema de reconocimiento facial aplicado a las imágenes. Bajo el nombre de «¿Quieres que Facebook pueda reconocerte en imágenes y videos?» le tendríamos que decir, tajantemente, «No». Bueno, bueno, ¿y qué pasa con WhatsApp? Aunque son mundos distintos, lo cierto es que WhatsApp, por si queda alguno que no lo sepa, es una aplicación de mensajería que pertenece al conglomerado de Facebook. El servicio, que dispone de un sistema de encriptado para las transferencias de mensajes, incluye también varias opciones de privacidad que es necesario tener presente. Así, desde el apartado «Configuración», que generalmente se encuentra en el menú de navegación en la parte inferior, hay que acceder a «Cuenta». Desde aquí se pueden mirar algunos aspectos determinantes que se engloban, a su vez, en dos opciones diferenciadas, «Privacidad» y «Seguridad». En la primera se puede decir si queremos que se vea o no («Nadie», «Mis contactos» o «Todos») la hora de la última vez conectada. Esta es una información tal vez trivial pero que para muchas personas puede generar controversia y discusión, sobre todo, entre parejas. También es recomendable decidir quién queremos que pueda ver nuestra foto de perfil. Muchos usuarios añaden imágenes personales en este espacio, pero puede ser visto por cualquiera que tenga nuestro número de teléfono. ¿Te imaginas que no queremos que vean esa información un señor del servicio de paquetería que en algún momento dado le tuvimos que facilitar nuestro teléfono? Pues se puede elegir también entre varias opciones («Todos», «Nadie» o «Mis contactos». Algo que también se aplica tanto a la información de usuario como a los «Estados».
01-08-2019 | abc.es
¿Cuál es el precio de tu cara? Google te paga cinco dólares por tus datos faciales
Google ha anunciado que su próximo «smartphone», el Pixel 4, contará con un sistema de control por gestos, así como con un sensor de reconocimiento facial. Sin embargo, ¿cómo ha logrado la tecnológica desarrollar esta funcionalidad y hacerla efectiva? Según afirman en «The Verge», empleados de la empresa de Silicon Valley han estado recorriendo las calles de varias ciudades de Estados Unidos, y ofreciendo a los transeúntes 5 dólares a cambio de que permitiesen que se les realizase un escaneo facial. Desde el medio estadounidense explican que Google lo considera una «investigación sobre el terreno». Esta tiene por finalidad entrenar su algoritmo, y de esta forma garantizar que el futuro dispositivo funcione a la perfección con un conjunto de caras lo más amplio posible. «Nuestro objetivo es construir la función con seguridad y rendimiento sólidos. También la estamos desarrollando con la inclusión en mente, para que se pueda beneficiar la mayor cantidad de personas posible», apuntan desde la tecnológica. Google, de esté modo, está siguiendo un camino parecido al escogido por Apple en su momento para desarrollar su Face ID. La firma de Cupertino, según explicó su vicepresidenta Cynthia Hogan en su momento, ideó su algoritmo para que funcionase independientemente de la raza o la etnia del usuario. Para entrenarlo, emplearon unos mil millones de fotografías. Respecto al tratamiento de los datos de aquellos que venden su información facial, Google explica que «aunque las muestras faciales no pueden ser anónimas, a cada participante se le asigna un número de identidad abstracto. Mantenemos por separado la dirección de correo electrónico de cada participante, para eliminar los datos de quienes lo soliciten». Los datos serán conservados por la empresa durante 18 meses. Al mismo tiempo, Google afirma que las caras de los usuarios de Pixel 4 no se guardaran en los servidores de la compañía, sino en el chip de seguridad Titan M del dispositivo. A su vez, la información que quede almacenada en Soli, el radar de movimiento que llevará incorporado el terminal,  también «permanecerán en el teléfono y nunca se guardan ni se comparten con otros servicios de Google», aseguran desde la tecnológica.
01-08-2019 | abc.es
Descubren un nuevo virus para Android que puede provocar una «infección masiva» en smartphones
Un programa malicioso de tipo «ransomware» (programa dañino que restringe el acceso a un dispositivo) para Android envía SMS con enlaces maliciosos a los contactos de sus víctimas, como ha descubierto la compañía de ciberseguridad ESET. La compañía ha advertido, además, de que se trata de una campaña dirigida por aficionados y con errores en su código. ESET explica en un comunicado que este virus, denominado Android/Filecoder.C, llega al usuario a través de un enlace malicioso en un mensaje de texto que, si se pincha sobre él, lleva al archivo de instalación del «ramsonware», lo que supone una forma «peculiar» de distribución de este tipo de «malware» (virus). El responsable de ESET que ha liderado esta investigación, Lukas Stefanko, ha asegurado que la forma de propagación «debería provocar una infección masiva, sobre todo teniendo en cuenta que el mensaje se puede encontrar hasta en 42 idiomas diferentes». Sin embargo, y como matiza, ese mensaje «está muy mal traducido y la mayoría de los usuarios que lo reciben lo tratan como algo sospechoso». Desde la compañía han señalado que el «ramsonware» «se ha encontrado camuflado en diferentes temas relacionados con la pornografía en la plataforma Reddit y, en menor medida, en el foro de desarrolladores XDA». Stefanko ha detallado que esta campaña está dirigida por aficionados, lo que se comprueba «viendo las técnicas de cifrado utilizadas, ya que son muy pobres». De hecho, ha afirmado que «cualquier archivo infectado puede recuperarse sin mayor problema». El investigador en ciberseguridad ha explicado que el «ransomware» contiene algunas anomalías en su cifrado como, por ejemplo, excluye archivos de más de 50MB e imágenes de menos de 150kb. Además, «su listado de tipos de archivo para cifrar contiene muchas entradas que no se corresponden con archivos de Android y, sin embargo, le faltan extensiones típicas de este sistema operativo». Además, se incluyen otros elementos poco habituales en este tipo de «malware» que secuestra los equipos, como que no se bloquea la pantalla del usuario infectado y "que no se trate de un conjunto de valores preestablecidos, sino que el rescate que se demanda se genera de forma dinámica al utilizar la identificación del usuario". Esta cantidad suele oscilar entre los 0,01 y los 0,02 bitcoins. Stefanko concluye que «parece ser que los delincuentes copiaron la lista del 'ransomware' Wannacry». A pesar de ello, ha remarcado la posibilidad de que sea "probable que el delincuente intente mejorar este «malware» resolviendo los fallos existentes y que busque una forma más avanzada de distribución, por lo que se podría convertir en una amenaza muy peligrosa". Desde la empresa recomiendan actualizar los dispositivos de forma automática y descargar solamente aplicaciones desde la tienda Google Play o de distribuidores conocidos. Aconsejan, además, antes de instalar una aplicación, leer las puntuaciones y los comentarios de otros usuarios, observar los permisos que solicita la app y, sobre todo, utilizar una solución de seguridad específica para el móvil.
01-08-2019 | elpais.com
Apple se une a Google, Microsoft, Facebook y Twitter en el Proyecto de Transferencia de Datos
Apple se ha unido al Proyecto de Transferencia de Datos (Data Transfer Project), centrado en la creación de una plataforma de código abierto que permita a los individuos la transferencia de sus datos entre proveedores de servicios digitales de forma sencilla.
01-08-2019 | elpais.com
Cómo tomar el control de tu vida digital jugando a ser ?hacker?
La certeza de que tus contraseñas son un desastre, el escalofriante motón de datos que cedemos a Google, la ligereza con que vertimos nuestra vida en redes.. Todo cabe en un 'escape room'
01-08-2019 | abc.es
Apple, Google, Microsoft, Facebook y Twitter se alían para la transferencia de datos de los usuarios
Apple se ha unido al Proyecto de Transferencia de Datos (Data Transfer Project), centrado en la creación de una plataforma de código abierto que permita a los individuos la transferencia de sus datos entre proveedores de servicios digitales de forma sencilla. El Proyecto de Transferencia de Datos cuenta entre sus miembros con Google, Microsoft, Facebook y Twitter, a los que ahora se une Apple. Su adhesión al mismo se debe a su creencia compartida en que «la portabilidad y la interoperabilidad son centrales en la innovación», como recoge la iniciativa. La idea consiste en desarrollar una plataforma de código abierto que conecte a dos proveedores de servicios digitales, lo que facilitaría la transferencia de los datos de los usuarios, por ejemplo, cuando quieren abandonar un servicio de música por no estar de acuerdo con sus políticas, pero no quieren perder las listas de canciones. La plataforma les permitiría importar una copia para guardarla en la nube y posteriormente exportarla a otro proveedor. Esta iniciativa exige a los proveedores adheridos tener «fuertes medidas de privacidad y seguridad», como el cifrado en tránsito, y aceptar el principio de reciprocidad, es decir, los usuarios «deben tener la garantía de que los datos importados a proveedor pueden de igual forma exportarse de nuevo, si así lo eligen». Lo que las compañías tecnológicas buscan conseguir con la plataforma es «especialmente importante» para los usuarios de mercados emegentes, donde las conexiones no son muy estables ni rápidas, dado que el proyecto «no requiere que el usuario cargue y descargue los datos». El Proyecto de Transferencia de Datos todavía está en desarrollo. En julio, se ha conseguido, además, de la participación de Apple, la integración para Deezar, Mastodos y Solid, y se ha actualizado la integración de Google Fotos y Smugmug. 18 colaboradores han añadido más de 42.000 líneas de código y han cambiado más de 1.500 archivos.
31-07-2019 | abc.es
Las lentillas del futuro: crean un prototipo para hacer zoom cuando se parpadea
Millones de personas usan, por necesidad, lentes de contactos para corregir sus problemas de visión. Las más modernas están hechas de hidrogel de silicona. Las lentillas del futuro se están haciendo de rogar, pero cada vez más surgen proyectos interesantes que proponen añadirle funciones ?inteligentes?. Un equipo de científicos ha desarrollado un prototipo que, de hacerse realidad en forma de versión comercial, permitirá hacer zoom con solo parpadear dos veces. La iniciativa (PDF) ha surgido a partir de un trabajo de investigadores de la universidad de San Diego (California, Estados Unidos). El globo ocular humano opera a través de corrientes eléctricas. Hay un potencial eléctrico constante, incluso cuando los ojos están cerrados o en la oscuridad total. Los expertos consideraron que era posible aprovechar el comportamiento los movimientos oculares como el parpadeo dado que conllevan un cambio potencial de la señal eléctrica de la visión. Un comportamiento que se puede aprovechar. De hecho, y para llevar a cabo el proyecto, midieron el impulso eléctrico del globo ocular. El resultado fue el hallazgo de una manera de usarlo para cambiar la distancia focal de la lente. El estudio, publicado en la revista «Advanced Functional Materials», señala que, debido a los materiales blandos utilizados en las lentillas, los cambios en la distancia focal pueden extenderse hasta un máximo del 32 %. La distancia focal se modifica en el momento en el que se deforma la lente de manera convexa. De ahí que para hacer zoom no se requiera de pulsar ningún botón físico o realizar gestos. Los investigadores han explicado que esta «lente blanda biomimética» está fabricada de polímeros que pueden ajustarse para ser más cóncavos o convexos en función del voltaje ocular. Los investigadores emplearon elastómeros dieléctricos -materiales blandos con propiedades aislantes- para lograr la deformación necesaria para lograr activar el sistema de aumentos. Con ello se ha logrado desarrollar un prototipo de lentilla robótica capaz de acercar o alejar objetos y que, en un futuro, puede ser útil para trabajos de investigación o a nivel doméstico para personas con problemas de visión. No es el primer proyecto que intenta sacar partido de un elemento tan común como las lentillas. En los últimos años empresas tecnológicas como Alphabet, matriz de Google, diseñaron prototipos enfocados al mundo de la salud, permitiendo que personas con diabetes pudieran obtener lecturas fiables de su enfermedad, aunque tuvo que ser cancelado por haberse detectado problemas técnicos. Samsung también ha patentado unas lentes que pueden capturar imágenes como si fuera una cámara fotográfica.
31-07-2019 | elmundo.es
Apple, Google y Amazon escuchan: ¿es seguro hablar con un asistente de voz?
Todas las compañías han reconocido que hay personas que escuchan lo que dicen los usuarios para mejorar el servicio 
87