Noticias de "google"

23-10-2018 | abc.es
Modo avión o apagado: ¿qué hago con mi móvil cuando me vaya a dormir?
Es hora de irse a la cama. El móvil nos acompaña hasta la mesita de noche. Y, ¿para qué? Todo depende de cómo dejemos el «smartphone» a la hora de irnos a dormir. Hay quien opta por dejarlo encendido, sin sonido, por si sucede algo. Otros, prefieren desconectarlo. Pero «¿lo apago directamente o activo el modo avión?», se pregunta más de uno, especialmente los usuarios de mayor edad. Para ayudarte a elegir qué opción es mejor, vamos a explicarte cada una de ellas con detalle. Para empezar, si eres de los que se lleva el móvil a la cama, deja de hacerlo. Según un estudio, estar delante de la pantalla del terminal mirando Facebook, Instagram o Google, interfiere con la región del cerebro que nos prepara el sueño, de tal manera que cualquier actividad excitante, hace que tengamos menos ganas de dormir. Apagar el terminal es la opción más radical y simple por la que podemos optar, que corta de raíz con la posibilidad de que alguien pueda llamarte por la noche o mandarte un mensaje que pueda interferir en tu descanso. Por unas horas, volverás a estar «incomunicado». De hecho, ya no hay la más mínima excusa para apagarlo porque los terminales más actuales te permiten poner la alarma aunque lo desconectes. Antiguamente, esta opción no era posible y si desconectabas el teléfonos, la alarma no sonaba. Pero ahora, echa un vistazo a las opciones de la alarma porque existe una opción que puedes activar que se llama «Apagado de alarma» para que suene con el teléfono apagado. Si a ello le añades que ahorras batería, se trata de una opción a tener muy en cuenta. Pero debes saber que, a no ser que tengas un teléfono fijo, si surge una emergencia, nadie podrá contactarte. El modo avión, sin embargo, no es tan radical. Se puso en marcha en 2013 para permitir que los aparatos electrónicos no fuesen apagados durante todas las fases del vuelo. De esta manera, los usuarios pueden ir trabajando, por ejemplo, con documentos mientras realizan ese viaje de negocios, escuchar música o leer. Y es que esta opción corta las conexiones inalámbricas del terminal. Es decir, un «smartphone» se queda sin datos y línea cuando activa este modo, pero sí podemos realizar otras acciones,. Incluso activar el wifi pero, si te vas a dormir, de poco te servirá. Este modo tampoco te permitirá recibir llamadas ni mensajes pero, sin embargo, gastarás batería. Menos que si no lo tuvieras activado pero más que si lo apagaras.
22-10-2018 | abc.es
Cómo convertir en «mágicos» tus auriculares para que te traduzcan en tiempo real cuando viajes a otro país
Seguro que en numerosas ocasiones has utilizado el traductor de Google cuando te has visto en algún que otro apuro y no te podías hacer entender. Y es que la traducción en tiempo real es un gran aliado de cara a situaciones imprevistas, tal y como sucede con los Pixel Buds, los auriculares de Google, gracias al Asistente que llevan integrado. Los de Mountain View presentaron estos dispositivos con traducción simultánea en 2017 y que solo funcionaba con sus teléfonos Pixel. De esta manera, dos usuarios que hablen diferentes idiomas pueden entenderse entre sí porque traducen al momento lo que dice el otro interlocutor. Es decir, si el emisor habla francés y dice una frase, los auriculares del receptor, que habla español, escuchan primero para traducir a continuación del francés al español lo que ha dicho el emisor. Si además, esas dos personas tienen los Pixel Buds, pueden hablar en su idioma directamente porque los auriculares van traduciendo al momento. Esta función necesita, al menos, que los auriculares estén conectados a un «smartphone» Pixel, así como la última versión de las aplicaciones Google y Traductor. Evidentemente, la traducción de más de 40 idiomas, se lleva a cabo gracias a la Inteligencia Artificial a partir del traductor de Google. Ahora, la compañía ha anunciado que va a actualizar esta herramienta y ampliarla el resto de auriculares compatibles con Google Assistant. Tal y como informa la página de la compañía, Google ha extendido el soporte para la traducción instantánea con su asistente a todos los auriculares optimizados para Assistant. «Google Translate está disponible en todos los auriculares y teléfonos con Android optimizados para asistentes», según se lee. De momento, por parte de Google, no hay una lista concreta con los auriculares que puedan ser compatibles con Google Assistant. Sin embargo, en el mercado ya existen algunas opciones como los LG Tone Platinum SE o los Bosé QuietComfort 35 II, por lo que la nueva funcionalidad debería estar lista. Tampoco será necesario que el usuario necesite tener un Google Pixel para beneficiarse de la traducción, ya que se realizará a través de cualquier «smartphone» Android conectado a los auriculares. Los que sí incorporarán la traducción simultánea será, muy probablemente, los auriculares Tipo C que llegarán con los nuevos Pixel 3 y Pixel 3 XL. La traducción instantánea está disponible en 40 idiomas. Entre ellos, está el español, alemán, francés, griego o nepalí.
22-10-2018 | abc.es
Los usuarios de Android podrían pagar más por sus teléfonos tras la multa de Europa a Google
Si Europa le complica las cosas a Google, el gigante de internet se las va a complicar a los fabricantes. Y estos, a los usuarios. Así de simple. Todo apunta a que esta va a ser la «ecuación» que se desarrolle en los próximos meses después de que Google se haya visto obligada a pagar la multa impuesta por el Tribunal General de la UE por su posición dominante en el mercado dentro de dispositivos Android. Google aseguró la semana pasada que pagará la multa cobrando a los fabricantes de móviles. Hasta ahora, no se sabía cómo ni cuánto pero según «The Verge», que ha tenido acceso a documentos confidenciales, los de Mountain View cobrará a Samsung, LG, Huawei y compañía 4 0 dólares por terminal, unos 35 euros. Hasta ahora, y en la mayoría de los países, cualquier móvil Android traía ya preinstaladas por defecto las aplicaciones de Google (Gmail, Maps, Youtube, Chrome..). Sin embargo, esto que se ha considerado como algo normal hasta ahora, ya no lo es. El gigante de internet está obligado a dar vía libre a los fabricantes, a partir del 1 de febrero de 2019, de introducir el paquete de aplicaciones en sus terminales. Eso sí, si quieren hacerlo, tendrán que pagar por ello. Y por separado. «Los fabricantes de Android tendrán que pagar a Google un coste sorprendentemente alto en Europa para incluir la Play Store de Google y otras aplicaciones móviles en sus dispositivos», asegura «The Verge», aunque las tarifas variarán en función del dispositivo y país. De hecho, Reino Unido, Suecia, Alemania, Noruega y los Países Bajos serán los que establezcan las tarifas más altas. Esto afecta al conjunto de «apps» Google Play Services. El problema es que es evidente que si los fabricantes tienen que pagar un nuevo extra, este nuevo gasto podría repercutir en el precio final del terminal, por lo que los usuarios serán quienes, al final, ayuden a Google a pagar su multa. Sin embargo, cabe la posibilidad de que Google ofrezca acuerdos a los fabricantes para instalar sus aplicaciones. Por país y píxeles En principio, todos tendrían que pagar a Google por instalar «Google Mobile Services» (el paquete completo de «apps»), que sin embargo no incluye las licencias para instalar Chrome y Google Search, que los fabricantes tendrían que comprar por separado. Sin embargo, Google negociaría condiciones con los fabricantes que quieran incorporar en sus terminales estos dos servicios primero. «En declaraciones públicas, Google se ha mostrado cauteloso sobre cómo se estructurarán las nuevas tarifas de licencia, pero los documentos revelan que el acuerdo con los fabricantes de la UE se establecerá por país y densidad de píxeles», explica «The Verge». Así, los países que tienen las tarifas más altas, un dispositivo con una densidad de píxeles superior a 500 ppi tendría que pagar una tarifa de 40 dólares para obtener la licencia del conjunto de aplicaciones de Google. Los dispositivos de 400 a 500 ppi pagarían una tarifa de 20 dólares, mientras que los dispositivos de menos de 400 ppi solo pagarían 10. En algunos países, para teléfonos de gama baja, la tarifa puede ser de tan solo 2.50 dólares por dispositivo. «No está claro por qué la densidad de píxeles es tan importante para el esquema de precios», añade «The Verge», «pero es probable que se utilice como un 'proxy' para el precio del dispositivo en general, ya que los dispositivos con mayor densidad de píxeles suelen costar más». Por ejemplo, el Samsung Galaxy S9 tiene una densidad de píxeles de 570 ppi. Las tabletas tendrían unos precios diferentes, «aplicado de manera uniforme en todos los países y con un límite de 20 dólares por dispositivo». Google Chrome y Search, las claves La situación empeora para aquellos fabricantes que no preinstalen Chrome, ya que perderán los ingresos de búsqueda que obtienen desde el navegador. «Si la compañía decide no colocar el navegador Google Chrome en el cajón de aplicaciones para cualquier dispositivo suministrado en el EEE [Área Económica Europea], la compañía no tendrá derecho a ninguna parte de los ingresos generados de Google Chrome», asegura el documento confidencial al que ha tenido acceso «The Verge». El fallo de la Comisión Europea no requiere explícitamente que Google cobre tarifas de licencia, pero sí que Google rompa su paquete tradicional de aplicaciones. Y es que los de Mountain View han sido obligados por Europa a ofertar por separado los permisos de aplicaciones móviles Google, la aplicación de búsqueda y el navegador Chrome. La Comisión Europea cree que de esta manera se favorece la competencia. Pero el gigante de internet sabe muy bien cómo jugar sus cartas. Google Chrome y Google Search son las aplicaciones principales de donde provienen las ganancias de Google, de ahí que vayan por separado. Se trata de una forma con la que «obligar» a los fabricantes de «smartphones» a llegar a acuerdos. Así, lo más normal es que paguen para contar con la Play Store en los dispositivos y, luego acordar la instalación de los otros dos servicios. Al final, ahora que las compañías pagarán una serie de costes extras por dispositivo en Europa, existe una gran posibilidad de que se traduzcan en un incremento del precio final de cada terminal para poder compensar la pérdida de ingresos. Y ese plus lo acabará pagando muy probablemente el usuario, ya que en la actualidad, el margen con el que cuentan los fabricantes es muy limitado.
18-10-2018 | abc.es
Llega Movistar Home, el sustituto inteligente del teléfono fijo
Después de casi dos años desde su presentación en el Mobile World Congress de 2016, Aura, el asistente digital de Telefónica, llega por fin a los hogares de los españoles. Y lo hace a través de un dispositivo doméstico, Movistar Home al que podremos dirigirnos de viva voz para pedirle que nos busque una película o serie en Movistar Plus, que nos apague o encienda la luz o resuelva cualquier gestión o papeleo que tengamos pendiente con la operadora, desde mostrarnos las claves del wifi o contratar un servicio. Más adelante, y a medida que Telefónica vaya llegando a acuerdos con terceros, Movistar Home podrá incorporar nuevas funciones como dar el pronóstico del tiempo, el estado del tráfico o consultar la agenda. En un momento en que los asistentes inteligentes de Google, Amazon, Apple, LG, Microsoft o IBM, entre otros, empiezan a invadir nuestras casas, Movistar Home tratará así de hacerse un hueco con su propio sistema de Inteligencia Artificial entre sus más de doce millones de usuarios. Y lo hará, en parte, gracias a una capacidad que los demás no tienen: sustituir al teléfono fijo, que ya no será necesario. La presentación oficial de Movistar Home se llevó a cabo en una edición especial del programa Late Motiv, que presenta Andreu Buenafuente en la plataforma televisiva de la operadora. Según explicó Emilio Gayo, presidente de Telefonica, desde Movistar Home se podrán hacer videoconferencias, programar la TV y acceder a otros servicios, como domótica, seguimiento de redes sociales, etc. Y Chema Alonso, el Global Chief Data Officer de Telefónica, afirmó que «la tecnología de reconocimiento de voz ya es lo suficientemente madura como para confiarle la relación con los clientes». De este modo, bastará con decir «ok Aura, quiero hablar con mi madre», para que Aura conteste, marque y haga la llamada. A partir del 15 de noviembre Gracias a la pantalla del dispositivo, esa llamada podrá ser por videoconferencia. Al colgar, bastará con decir «ok Aura, quiero seguir viendo la serie» y ésta aparecerá en el televisor. Al mismo tiempo, la «segunda pantalla» de Movistar Home mostrará información complementaria de lo que estamos viendo (biografías de los actores, etc), así como un pequeño trivial con preguntas sobre la serie. Según explica Chema Alonso, «también podemos ver comentarios de Twitter en tiempo real sobre lo que estamos viendo. Los tuits que aparecen en la pantalla de Movistar Home son relevantes y están filtrados y seleccionados». O echar una partida a un juego de preguntas de cine y comprobar nuestro nivel. Gracias a una colaboración con Iberia, también podremos preguntar por el estado de nuestros vuelos. Aura mostrará los datos en pantalla y nos dirá si existe alguna incidencia o retraso. El dispositivo cuenta con una pestaña superior con la que se puede desactivar en cualquier momento la cámara y el audio. Además, Aura no empieza a «escuchar» de forma activa al usuario hasta que éste pronuncia las palabras «ok Aura». Los dispositivos, ya en fase de prereserva, empezarán a instalarse en los hogares el próximo 15 de noviembre. Su precio será de 79 euros.
97