Noticias de "instagram"

01-01-1970 | abc.es
Un 45 por ciento de internautas españoles abandonó alguna red social el pasado año
Un 45% de internautas españoles abandonó alguna red social en 2016 y fueron Twitter, Telegram y Google+ las que más desertores tuvieron, según el «Estudio anual de redes sociales 2017» de la asociación de publicidad IAB Spain. El 13% de los usuarios que se marcharon de alguna red social abandonó Twitter (el 16% de las mujeres y el 9% de los hombres), si bien el número de españoles presentes en la red de «microblogging» se mantuvo porque las partidas se suplieron con nuevas llegadas. Un 10% dejó de utilizar Telegram, un 9% Google+ y un 8% Snapchat. El estudio de IAB, presentado este miércoles en Madrid, indica que en España hay 19,2 millones de usuarios de redes sociales, esto es, el 86% de los 22,4 millones de internautas del país. El número es un 5% superior al de 2016, un incremento que la asociación atribuye a que el rango de edad de los participantes en el estudio de 2017 ha aumentado, sin embargo el uso ha bajado desde las 2,5 a las 2'35 horas diarias. En esta ocasión, el informe se ha realizado a partir de cuestionarios a 1.248 internautas con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años y se han considerado redes sociales desde las clásicas Facebook, Twitter o Instagram, a servicios de mensajería como WhatsApp, Snapchat o Telegram, pasando por los portales de vídeo Youtube y Twitch y el reproductor de música Spotify. La más usadas por los españoles son Facebook (un 91% del total de los usuarios de redes sociales está presente, frente al 94% del pasado año), WhatsApp (89%), Youtube (que sube desde el 66% hasta el 71%) y Twitter (que se mantiene en el 50%). Los servicios sociales que más crecen en usuarios, según IAB, son Instagram (con un porcentaje del 45%, frente al 34% de 2016) y Spotify (31% frente al 24% del año anterior). Aunque Facebook sea la red más usada por los españoles, no es la más valorada por usuarios encuestados: con un 7,4 de nota media, ocupa la octava posición de una clasificación liderada por WhatsApp (con un 8,3 sobre 10), Youtube (8,1) y Spotify (8). En cuanto a la frecuencia de uso, WhatsApp se lleva también la palma con un promedio de 5 horas semanales, seguido por la red de visionado de vídeos de videojuegos Twitch y Spotify, con casi 4 horas cada una, Facebook (3,3 horas), Youtube (3 horas) e Instagram (casi 3 horas). Los datos de acceso a redes sociales del estudio de IAB no muestran grandes diferencias por sexo: el 51% de los usuarios son mujeres y el 49 %, hombres. Sin embargo, en Twitter hay una mayor presencia de hombres (16 puntos más) y en Instagram son más las usuarias (9 puntos más). También se aprecian diferencias por género en el grupo de internautas que no están presentes en redes sociales: el 62% de los ausentes son hombres y su edad se concentra en la franja de entre los 44 y los 65 años. Las razones que alegan para no usarlas son falta de interés, preocupación por la privacidad de los datos y falta de tiempo. El estudio de IAB también ha dedicado un apartado a analizar la relación de los usuarios de las redes sociales con las marcas: el 83% de los encuestados sigue a alguna compañía en estos entornos conectados y el 52% declara que lo que ve en redes sociales ha tenido algún impacto en sus procesos de compra. Sin embargo, la tercera parte de los usuarios no quiere que las marcas se dirijan a ellos en estas redes y al 36% (frente al 20 % de 2016) le molesta mucho o bastante la publicidad presente en estas herramientas.
01-01-1970 | abc.es
La realidad virtual frente a la realidad aumentada: ¿cuál es de verdad el futuro a seguir?
Después del boom inicial y del gran interés alrededor, la tecnología de realidad virtual vive en estos momentos un momento de incertidumbre. Son muchas sus potencialidades, sobre todo en el campo del ocio electrónico en donde la industria de los videojuegos explora este formato como uno de las líneas a seguir en el futuro con visores como PlayStation VR o HTC Vive. A día de hoy, sin embargo, su adopción es mínima en parte por la limitada disponibilidad de aplicaciones y experiencias y, por qué no decirlo, por los elevados precios de salida de los principales productos (sin contar con la realidad móvil que ha tenido una acogida mayor). Cuestionada y reducida la expectación, la realidad aumentada cobra mayor relevancia y más en un momento en el que Facebook, que en 2014 adquirió la firma Oculus para potenciar la realidad virtual, ha decidido virar hacia otro entorno. Ninguna ha sido totalmente revolucionaria en su generación. Con sus recientes anuncios en materia de servicios y herramienta para su red social gigante de internet se une a los esfuerzos por la realidad aumentada. Esta tecnología, tal vez no tan sorprendente de primeras como la virtual, ofrece una gran potencialidad en áreas como el diseño, la arquitectura, la educación, la sanidad pero también a nivel lúdico, en donde la aplicación de mensajería efímera Snapchat ha demostrado su fortaleza. Y es ahí donde ha disparado Facebook ahora después de emular en sus plataformas su filosofía de mensajes con fecha de caducidad. La realidad aumentada consiste en la superposición de objetos virtuales sobre la imagen real, ofreciendo detalles adicionales, descripciones, información o sacando punta, por ejemplo, a máscaras, filtros y capas al estilo del fenómeno móvil Pokémon Go. ¿Es, por tanto, la realidad aumentada el futuro? Otras firmas tecnológicas como Apple ya se han mostrado interesadas en esta tecnología. Tim Cook, consejero delegado de la compañía americana, ha reconocido públicamente en varias ocasiones que esta tecnología tiene mayor sentido que la realidad virtual porque condena al usuario a vivir un entorno totalmente artificial, aislandolo de la vida real. Hay razones para pensar, pues, que el próximo modelo de iPhone, cuya presentación puede llegar en septiembre, incorporará algún sistema para soportar esta tecnología. La cámara del móvil como entrada Microsoft, por su parte, no ha dudado un segundo en esta incipiente tecnología con proyectos como HoloLens, un dispositivo inalámbrico y software capaz de traer con gran verosimilitud y con fases interactivas una pieza de un trasatlántico. Epson también ha hecho lo propio con sus Moverio, muy orientadas al mundo profesional. ¿Qué queda para el terreno lúdico? En donde Google, con sus gafas Glass, fracasó, Facebook quiere ahora triunfar. Y tal vez puede hacerlo, por motivos aparentes. Las plataformas propias disponen de cámaras específica que vienen en los teléfonos móviles. ¿Por qué no utilizarlas para otros fines? A Introducir nuevas funcionalidades en ellas puede lograr endurecer aún más el mayor sueño de Zuckerberg: atrapar a los usuarios para que nunca abandonen sus plataformas. Y va camino de ello, porque entre WhatsApp, Instagram y Facebook se gasta gran parte del tiempo dedicado al uso del teléfono móvil. ¿Lo logrará? ¿Tiene sentido? ¿Se diluirá la euforia inicial? «Estamos dando los primeros pasos y los cambios no van a ser dramáticos de la noche a la mañana»Mark Zuckerberg, de Facebook Lo cierto es que consumir información, revisar actualizaciones, estar al día, compartir imágenes, hablar con cualquier amigo o familiar se hacen ya desde el móvil. Salvo las búsquedas específicas y la consulta de una página web en particular, la mayoría de usuarios incluso quedan bajo los barrotes de una única compañía. Si en algún momento se dispersaron hacia otras propuestas como Snapchat, ahora tienen menos excusas. Y plantea un desafío: la firma quiere convertir a la realidad aumentada en un nuevo canal de distribución y consumo de contenidos y una extensión a las redes sociales convencionales. «Estamos dando los primeros pasos y los cambios no van a ser dramáticos de la noche a la mañana», reconoció sin embargo Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, durante su intervención en las jornadas F8. La realidad aumentada, en efecto, tiene una gran potencialidad. Según los datos de la consultora IDC , los ingresos por la venta de dispositivos oculares que soportan esta tecnología alcanzarán los 48.700 millones de dólares (45.428 millones de euros) en 2021, unas cifras desorbitantes en comparación con los 200 millones generados el pasado año. Estos datos contrastan con los movidos por la realidad virtual, que pasará de los 2.100 millones de dólares (1.958 millones de euros) que ha distribuido en 2016 a 18.600 millones (17.350 millones de euros). Y todo eso se conseguirá, apuntan las previsiones, con unas ventas de unidades muy dispersas para dentro de cuatro años (27.3 millones de cascos de realidad aumentada por 72 millones de la realidad virtual). «La realidad virtual no está muerta, pero la aumentada cobra interés», sostiene en conversación con este diario Xavi Conesa, director de servicios al cliente de Visyon, empresa especializada con sede en Barcelona. En su opinión, el pasado año y tras el boom inicial se produjo un «reajuste natural» del mercado. «Se hizo una burbuja en torno a la realidad virtual porque en 2015 se vio que el hardware y el software estaban a la altura para generar contenido de calidad», reconoce. Sin embargo, y pese a que grandes empresas se metieron en su desarrollo, estos visores no han llegado al usuario final. «La gente no ha comprado tantos dispositivos como se esperaba, pero no quiere decir que esta tecnología esté muerta», asegura Conesa, quien añade que el 75% de proyectos presentados en su compañía están relacionados con esta tecnología. A su juicio, lo que se está viviendo es la búsqueda de un estandar y el tipo de formato que pueda funcionar. «El público tiene que adaptarse a esto nuevos formatos y la industria tiene que crear contenidos y entornos virtuales que no están acorde a los cánones actuales de videojuegos y contenido audiovisual», matiza. «La realidad virtual ha venido para quedarse, estamos en una fase inicial. Cuando aparece una nueva tecnología hay unos años de pruebas, definición de estándares, adopción necesarios»Xavi Conesa, de Visyon «La realidad virtual ha venido para quedarse, estamos en una fase inicial. Cuando aparece una nueva tecnología hay unos años de pruebas, definición de estándares, adopción necesarios. ¿Que todo el mundo tendrá un dispositivo de realidad virtual en su casa en unos años? Seguro, porque la sensación de vivir algo en RV es diferente», vaticina. Sin embargo, este experto cree que la realidad aumentada tiene mucho espacio por donde crecer y ofrece una ventaja al consumidor final, que permite hacer su vida cotidiana con unas gafas puestas con el valor añadido de disponer de toda la información en tiempo real. «Estamos muy atrasados en comparación con la realidad virtual, pero avanzará muy rápido porque no hablamos de un nuevo formato sino de un acceso a la información», asegura. «Es una tecnología que ya existe, pero que hace falta pulirla», agrega Conesa al tiempo que declara que la realidad virtual, mezclada con servicios en la «nube» y relacionados con Big Data será la «próxima revolución». Por ahora, ya se ha podido probar en numerosos proyectos e iniciativas. El marketing, por ejemplo, vivirá una nueva edad de oro posiblemente si es capaz de acercar la realidad aumentada al gran público. Y ya existen varios proyectos que le sacan provecho a esta tecnología digital y que permiten, entre otras cosas, recorrer los pasillos de un supermercado, conocer en tiempo real los ingredientes y aspectos nutricionales de los productos gracias a unos carteles virtuales o comunicarse de otra forma con el cliente. Un futuro muy interesante. Gráfico elaborado por Statista
01-01-1970 | abc.es
Un 45% de los internautas españoles abandonó alguna red social el pasado año
Un 45% de internautas españoles abandonó alguna red social en 2016 y fueron Twitter, Telegram y Google+ las que más desertores tuvieron, según el «Estudio anual de redes sociales 2017» de la asociación de publicidad IAB Spain. El 13% de los usuarios que se marcharon de alguna red social abandonó Twitter (el 16% de las mujeres y el 9% de los hombres), si bien el número de españoles presentes en la red de «microblogging» se mantuvo porque las partidas se suplieron con nuevas llegadas. Un 10% dejó de utilizar Telegram, un 9% Google+ y un 8% Snapchat. El estudio de IAB, presentado este miércoles en Madrid, indica que en España hay 19,2 millones de usuarios de redes sociales, esto es, el 86% de los 22,4 millones de internautas del país.El número es un 5% superior al de 2016, un incremento que la asociación atribuye a que el rango de edad de los participantes en el estudio de 2017 ha aumentado, sin embargo el uso ha bajado desde las 2,5 a las 2'35 horas diarias. En esta ocasión, el informe se ha realizado a partir de cuestionarios a 1.248 internautas con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años y se han considerado redes sociales desde las clásicas Facebook, Twitter o Instagram, a servicios de mensajería como WhatsApp, Snapchat o Telegram, pasando por los portales de vídeo Youtube y Twitch y el reproductor de música Spotify. La más usadas por los españoles son Facebook (un 91% del total de los usuarios de redes sociales está presente, frente al 94% del pasado año), WhatsApp (89%), Youtube (que sube desde el 66% hasta el 71%) y Twitter (que se mantiene en el 50%). Los servicios sociales que más crecen en usuarios, según IAB, son Instagram (con un porcentaje del 45%, frente al 34% de 2016) y Spotify (31% frente al 24% del año anterior). Aunque Facebook sea la red más usada por los españoles, no es la más valorada por usuarios encuestados: con un 7,4 de nota media, ocupa la octava posición de una clasificación liderada por WhatsApp (con un 8,3 sobre 10), Youtube (8,1) y Spotify (8). En cuanto a la frecuencia de uso, WhatsApp se lleva también la palma con un promedio de 5 horas semanales, seguido por la red de visionado de vídeos de videojuegos Twitch y Spotify, con casi 4 horas cada una, Facebook (3,3 horas), Youtube (3 horas) e Instagram (casi 3 horas). Mayor presencia de hombres en Twitter Los datos de acceso a redes sociales del estudio de IAB no muestran grandes diferencias por sexo: el 51% de los usuarios son mujeres y el 49 %, hombres. Sin embargo, en Twitter hay una mayor presencia de hombres (16 puntos más) y en Instagram son más las usuarias (9 puntos más). También se aprecian diferencias por género en el grupo de internautas que no están presentes en redes sociales: el 62% de los ausentes son hombres y su edad se concentra en la franja de entre los 44 y los 65 años. Las razones que alegan para no usarlas son falta de interés, preocupación por la privacidad de los datos y falta de tiempo. El estudio de IAB también ha dedicado un apartado a analizar la relación de los usuarios de las redes sociales con las marcas: el 83% de los encuestados sigue a alguna compañía en estos entornos conectados y el 52% declara que lo que ve en redes sociales ha tenido algún impacto en sus procesos de compra. Sin embargo, la tercera parte de los usuarios no quiere que las marcas se dirijan a ellos en estas redes y al 36% (frente al 20 % de 2016) le molesta mucho o bastante la publicidad presente en estas herramientas.
01-01-1970 | abc.es
Casi la mitad de los españoles tienen Facebook
Son tiempos difíciles para querer posicionar una aplicación y hacer negocio gracias a ella. Los modelos de negocio rentable escasean y, aunque surgen proyectos interesantes, se topan con la cruda realidad: llegar a ser una de las más descargadas de las tiendas digitales es cada vez más difícil. La competencia es ardua y destacar entre las dos millones de propuestas al alcance mano. Y de todas ellas, Facebook es, con permiso de los servicios de Google, el gran rey del mundo «smartphone». No hay duda que Mark Zuckerberg estuvo acertado en algunas decisiones del pasado y algunos movimientos empresariales, aunque otros proyectos no hayan sito tan rentables al corto plazo como se esperaba en un principio. En plena reconversión y búsqueda de nuevos negocios centrados en tecnologías muy diversas y emergentes como las realidades virtual y aumentada, el desarrollo de la inteligencia artificial o la hiperconetividad del mundo, la multinacional americana puede presumir de algo: cuatro de las cinco aplicación más descargadas del mundo están bajo su dominio, tanto en las plataformas Android como iOS. Estas son Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger, que están en el ranking principal durante el primer trimestre del presente año, según destacan desde la firma de análisis SensorFlow. La empresa, además, está en una buena posición en determinados mercados como España, una de las regiones europeas con mayor penetración de teléfonos móviles inteligentes. Todo un escenario bajo sus pies libre para captar al 86% de los internautas españoles (más de 19 millones usuarios) que utiliza las redes sociales, y con Facebook como opción preferida, según los datos recopilados en el Estudio Anual de Redes Sociales 2017 de IAB Spain. España es un lugar privilegiado para la red que hizo popular el icono de un pulgar hacia arriba. De hecho, según los datos de la firma Statista, en 2017 alrededor de 22,13 millones de españoles, esto es, un 48% de la población aproximadamente, son usuarios mensuales de Facebook. Las previsiones, además, son muy optimistas y se estima que para 2021 la cifra aumente en un millón de nuevos miembros. Actualmente, cuenta con 1.890 millones de usuarios en todo el mundo, siendo la principal red social del planeta. La visión de Zuckerberg para seguir manteniendo esa hegemonía en los próximos diez años es construir una comunidad global que tenga cabida numerosos servicios y funciones. Facebook se aleja más del concepto tradicional de red social de texto e imagen para cabalgar hacia otros terrenos en donde el consumo, producción y difusión de contenido verse en un pilar: i nmersión total gracias a la realidad aumentada y virtual. Y, para lograr ese cometido, el reto es seguir incrementando el ancho de banda para que el video y los aspectos multimedia formen parte, definitivamente, de las comunicaciones digitales. Quién sabe lo que deparará el futuro, pero el efecto «wow» ya lo ha conseguido. Gráfico elaborado por Statista
01-01-1970 | abc.es
Facebook: de las noticias falsas al mundo falso de la realidad virtual
¿Estamos construyendo el mundo que queremos? El pasado mes de febrero, el consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, se planteaba esta cuestión en un extenso post publicado en su perfil en la red social que fundó hace 13 años. «En todo el mundo, vemos gente abandonada por la globalización y movimientos para retirarse de la conexión global?», analizaba. «En tiempos así, lo más importante que podemos hacer desde Facebook es desarrollar la infraestructura social para dar a la gente el poder de construir una comunidad global», se planteaba el joven ingeniero ?el sexto hombre más rico del planeta-, que cumplirá 33 años el mes que viene. Su misiva, de un tono cívico y político sin precedentes en el discurso público del gigante tecnológico, generó unas expectativas que llegaban a asociar a Facebook con una suerte de nuevas Naciones Unidas de la era digital. «¿Cómo podemos ayudar a la gente a construir comunidades de apoyo que refuercen las instituciones tradicionales en un mundo en el que la participación en estas instituciones está en declive?», se preguntaba Zuckerberg. Este era, en cualquier caso, el contexto en el que la todopoderosa red social reunió los pasados días 18 y 19 en San José (California) a miles de desarrolladores, periodistas y especialistas. Un encuentro que confirmó, en mi opinión, la disonancia cognitiva existente entre la ambición global de muchos «tecno-utópicos» de Silicon Valley y el mundo real que aspiran -no lo dudo- a mejorar. En su discurso, en camiseta y zapatillas como siempre, Zuckerberg se reafirmó: «Nuestra nueva prioridad es construir una comunidad global». Pero su presentación no dio paso, como algunos esperaban quizás , a anuncios orientados a alinear la estrategia de producto de la red global con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, por decir algo. La gran apuesta escenificada por los responsables de Facebook en su conferencia anual fue la realidad aumentada. «Cuando te unes a una comunidad, se hace más fuerte. Si además se integra la realidad aumentada, la relación se refuerza», subrayó Zuckerberg. ¿A qué se refiere entonces cuando habla de comunidades que refuerzan sus lazos? Mientras se paseaba por el escenario, las pantallas del centro de convenciones que albergó la conferencia F8 proyectaban algunos efectos que permite la nueva Plataforma de Efectos de Cámara con la que Facebook quiere convertir a la cámara de fotos del teléfono en la plataforma primaria de realidad aumentada: zombis corriendo por tu cuarto de baño y peces saltando en el tazón de cereales del desayuno. Para usos algo menos lúdicos (¿banales?), la nueva plataforma tecnológica de Facebook permitirá que desarrolladores ajenos a la compañía creen máscaras para «decorar» los selfies o filtros a los paisajes, y juegos interactivos en la línea de Pokemon Go. Como alternativa a vivir en compañía de zombis, Zuckerberg mostró además otras utilidades, como introducir un tablero de ajedrez o una televisión virtual en tu salón (real) para «aumentar» así las posibilidades del ocio virtual, o bien la posibilidad de introducir capas de información virtualizadas sobre los objetos reales a los que apunta la cámara, por ejemplo, las críticas y puntuaciones del restaurante que tienes delante. La potencia técnica de la compañía californiana es apabullante. Facebook tiene ya más de 17.000 empleados en todo el mundo, casi el doble de los que tenía solo a finales de 2014. Durante la conferencia F8, presentó por primera vez los trabajos de su equipo de investigación y desarrollo (I+D) «Building 8», que trabaja en un sistema que permitirá a las personas escribir con la mente. Facebook pasaría un escáner óptico cien veces por segundo por el cerebro del usuario para crear así un sistema de voz «silencioso» capaz de escribir cien palabras por minuto directamente desde el cerebro (una velocidad 5 veces mayor que la que tenemos con el smartphone). Cuando Zuckerberg habla del futuro, no está pensando en las Naciones Unidas, pero obviamente tampoco se queda en zombis y pececillos. Su visión, genuina y decidida, de llevar a nuestro día a día la realidad aumentada y las nuevas tecnologías de realidad virtual (en F8 presentó Facebook Spaces para «socializar» la realidad virtual a través de las gafas Oculus) tiene muchos visos de hacerse realidad si tenemos en cuenta que la red social contaba en diciembre con 1.860 millones de usuarios mensuales, el 85% de los cuales están fuera de Estados Unidos y Canadá. Y todo su discurso sobre esa «comunidad global» -social, virtual y aumentada- que aspira a construir tiene que ver con su propio posicionamiento de mercado entre los gigantes tecnológicos de Silicon Valley. De ahí la disonancia cognitiva. Un ejemplo. Durante la conferencia F8, la charla sobre «El futuro de los medios» ?hablaremos de periodismo y de noticias falsas, pensamos algunos- era en realidad un «tête à tête» entre la responsable de Media Product de Facebook, Fidji Simo, y James Gunn, el director de la saga Marvel «Guardianes de la Galaxia». ¿Por qué? Porque Gunn es un excéntrico hiper-usuario de Facebook Live, la funcionalidad de video en directo de Facebook, y un carismático residente permanente en las redes sociales. A Facebook le preocupa el periodismo y el problema de las noticias falsas, y dedicaron varias sesiones de la conferencia a hablar de ello con los principales medios y grupos de comunicación (incluido Vocento, editor de ABC). Pero su gran preocupación es otra, es proteger en todo momento su principal activo estratégico: la comunidad de usuarios que emplea cada día (cada segundo) sus distintos productos. Una comunidad global más conectada Cuando Zuckerberg sueña con una comunidad global más conectada, está pensando en que cada vez más ciudadanos de este mundo convulso refuercen lazos, incluso en caso de atentados y terremotos o en sus comunicaciones con cargos electos locales, pero a través de sus aplicaciones. Estas son, recordemos, Facebook, Facebook Groups, Facebook Messenger, Instagram y WhatAapp: las cinco apps más utilizadas del mundo. Facebook, Facbook Groups, Facebook Messenger, Instagram y WhatsApp son las cinco apps más utilizadas del mundoSu objetivo estratégico más inmediato es, sin duda, acabar con Snapchat, su gran competidor en la imaginación digital de las nuevas generaciones. El abrazo de Facebook a la realidad aumentada es un abrazo del oso a los filtros y máscaras que caracterizan la experiencia en Snapchat, que está a punto de salir a bolsa. Tanto es así, que nada se dijo durante F8 acerca del futuro de Instagram o de Whatsapp, a pesar de las preguntas de los periodistas. Una estrategia defensiva que el mercado aprecia muy positivamente, como confirma la evolución de la acción en bolsa de Facebook tras la conferencia. El objetivo estratégico más amplio tiene que ver, sin embargo, con el lugar de Facebook dentro de la lucha depredadora por la supervivencia y el control del futuro que existe entre los gigantes de Silicon Valley. Si Facebook apuesta por la realidad aumentada para consolidar los lazos entre su «comunidad», la expectativa es que Apple introduzca estas funcionalidades en el inminente Apple 8. Pero la compañía que dirige Tim Cook pelea en realidad por liderar uno de los espacios críticos de ese futuro-ya-presente: el coche conectado. En ello trabaja uno de los equipos más opacos del valle californiano, ante los rumores de una posible compra de Tesla para acelerar el proceso de llegada del «coche Apple» a nuestras vidas. En el otro gran escenario de ese futuro-ya-presente, el hogar conectado, es Amazon quien lleva la delantera con su dominio de la logística, su creciente adquisición de contenidos para distribuir a través de Amazon Prime y, sobre todo, Alexa, su sistema operativo de asistente de voz que está ya presente en el 5% de los hogares norteamericanos gracias a la veloz implantación de Echo, su popular altavoz inteligente. En este ecosistema de darwinismo tecnológico, la moneda de cambio que todo lo explica es la competición por el tiempo de atención de los usuarios. Una economía de la atención que Facebook quiere llevar hacia el contenido audiovisual y Amazon hacia la voz. Tendencias que, de imponerse, debilitarían las actuales ventajas competitivas de quienes basan su negocio en la exposición de la retina del ojo a un anuncio o a un texto: Google, y los medios de comunicación. **Borja Bergareche, director de Innovación Digital de Vocento
01-01-1970 | abc.es
La misteriosa función de WhatsApp que le hace parecer a Instagram
WhatsApp continúa reinventándose. La conocida aplicación de mensajería instantánea es consciente que tener enganchado a sus usuarios con nuevas opciones y novedades es un aspecto clave en para asegurarse su futuro. Una de las opciones en las que está trabajando propone una nueva forma de agrupar el contenido multimedia compartido en álbumes al estilo de Instagram. Según desvelan desde WABetaInfo, cuenta que avanzan algunas de las características que está probando WhatsApp, la «app» trabaja en una nueva opción que podría incorporarse en una próxima actualización del servicio que permite a sus usuarios crear álbumes de fotografías compuesta de cinco imágenes. El receptor podrá ver, entonces, las imágenes una vez que las haya abierto. La idea es agilizar los pasos a la hora de compartir una serie de imágenes relacionadas, por ejemplo, de un viaje en particular o una reunión concreta entre amigos. Aparecerá, pues, en un solo mensaje, con lo que se elimina la posible confusión que genera el envío masivo de fotografías. SNEAK PEEK #2 WhatsApp for iOS 2.17.20: new album feature! Opening an album, you can see all shared photos (DISABLED BY DEFAULT) pic.twitter.com/s6bmJh5mBE? WABetaInfo (@WABetaInfo) 21 de abril de 2017Según la versión preliminar, el formato escogido para presentar al usuario receptor estas imágenes tiene un sistema de agrupación automático que aparece en la ventana de chat. Según los primeros indicios, esta opción vendrá desactivada por defecto. Por el momento, se trata solo de pruebas localizadas en la versión 2.17.20 para sistemas operativos iOS. Se desconoce, además, si esta característica consumirá muchos datos de la tarifa móvil.
01-01-1970 | abc.es
Colgar fotos y datos personales en internet conlleva un riesgo
Expertos de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC) han alertado este lunes, en vísperas de la celebración, el próximo miércoles, del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, de los peligros de colgar fotos y datos personales en internet. La profesora de Derecho y Ciencia Política de la UOC, Mónica Vilasau, ha avisado de que «poca gente lee las condiciones de uso que imponen las redes sociales para poder tener acceso al servicio» porque suelen ser «textos largos y pesados y tenemos tendencia a aceptar las condiciones sin mirarlas mucho o nada». Según Vilasau, leer las condiciones «es una práctica muy conveniente», aunque reconoce que resulta difícil debido a que muchas veces utilizamos dispositivos que no permiten una lectura fácil y amable. «La consecuencia de no leer las condiciones es que no sabemos las implicaciones que tienen las acciones que hacemos en las redes, que cada vez tienen más usuarios», ha advertido. Según el informe sobre el uso de redes sociales de la agencia de estudios IAB (2016), en España ocho de cada diez internautas de entre 16 y 55 años usan las redes sociales, lo que representa más de 15 millones de usuarios. El estudio constata que las redes preferidas son Facebook, YouTube, Twitter e Instagram y que el 36 % de los usuarios cuelgan y comparten contenidos. «Tenemos que ser cuidadosos a la hora de colgar fotos u otros contenidos en internet», ha alertado la catedrática de Propiedad Intelectual y también profesora de Derecho de la UOC, Raquel Xalabarder. Según los expertos, hay que distinguir si son espacios más o menos cerrados que permitan cierto control -como Facebook- o en cambio son espacios totalmente abiertos, como una web, Twitter o Instagram, en la que lo que se comparte es público y se puede hacer viral más rápidamente. Sobre la propiedad intelectual de las fotos personales publicadas en internet, Xalabarder informa de que «en las condiciones de uso, lo que hacen estas plataformas es obtener a su favor una licencia de todos los derechos de propiedad intelectual de todos los contenidos que colgamos». «Si queremos pensar bien, lo hacen porque, si no hubiera esta cesión de derechos, la herramienta no podría funcionar», ya que cada vez que alguien retuitea, hace un comentario o comparte un apunte, «hace un acto de explotación y, por tanto, si Facebook no tuviera nuestra autorización, no se podrían hacer estas acciones y el sistema no funcionaría como red social». «A efectos de propiedad intelectual, compartir comporta dos actos de explotación: la reproducción y la comunicación pública; y, por tanto, si no cedes al menos estos dos derechos, la red no funciona», según Xalabarder. Los expertos advierten, sin embargo, que una vez cedidos los derechos intelectuales estas plataformas «podrían hacer muchas más cosas con nuestras imágenes, como venderlas, ponerlas en una base de datos, obtener algún rendimiento económico». «De momento, no se sabe que lo hagan, sobre todo porque no les interesa», según Xalabarder, y además podrían tener problemas con los derechos de imagen, «que a menudo no tenemos en cuenta». La experta en propiedad intelectual recuerda que una cosa es que hagamos un foto y como autor tengamos derecho a colgarla, pero otra cosa es que eso no implica que la persona que sale en la foto haya consentido que la colguemos en la red. Según Vilasau, con los datos personales introducidos en una red social, una aplicación o una página web, pasa más o menos lo mismo: «perdemos el control». Vilasau afirma que en las condiciones de uso es donde se debería informar sobre quién tiene acceso a todo este tipo de información, pero «eso no impide que en algún caso se haga uso posteriormente y que se ceda a otras personas, aunque sea vulnerando la legislación».
01-01-1970 | abc.es
Instagram sufre su primera histórica caída
Instagram se ha caído. La red social por excelencia de la fotografía ha empezado, en la tarde de este lunes, a experimentar ciertos fallos de conexión, tal y como han denunciado numerosos usuarios en Twitter. Cuando no funciona instagram y te metes en twitter para ver si no eres la única? Sheeran (@edmysky) 24 de abril de 2017No funciona #Instagram, lo buscas en Twitter y cuando ves que no es cosa tuya ya te quedas tranquilo.? Daniel Ferrera (@danferrera1986) 24 de abril de 2017No me funciona instagram! Soy el único?? Raoul Vazquez (@raoulvazquez) 24 de abril de 2017¿Soy el único que se ha metido en Twitter para ver si tengo un movil malo o es que #instagram se había caído?? JairoBarey (@JairoBarey) 24 de abril de 2017La popular aplicación, que pertenece a Facebook, ha sufrido, durante unos minutos, un error desconocido del que la compañía, al final, se ha tenido que pronunciar: «Sabemos que algunos Instagrammers están experimentando problemas con la aplicación. ¡Estamos trabajando en un 'fix!'», ha asegurado Instagram a través de su cuenta de Twitter, sin especificar más, ya que la caída, al parecer, ha sido general y ha afectado a usuarios de EE.UU., Europa, Asia y Oriente Medio. Poco después, ese mismo tuit desaparecía del timeline de su cuenta de Twitter. Instagram cuenta con más de 600 millones de usuarios al mes.
01-01-1970 | abc.es
Yago Hansen, «hacker»: «Todos los días se producen robos de información con la que se trafica para controlar nuestras vidas»
Yago Hansen sabe muy bien de qué habla. Lleva muchos años en el mundo del «hacking» y por ello apuesta por la concienciación de la sociedad, ajena aún a los cibertataques y peligros que entraña la Red. Quizás por eso reflexiona de una forma muy personal: «Los humanos no deberíamos ser tan dependientes, tecnológicamente hablando». Él es «hacker» y uno de los cofundadores de Mundo Hacker Day, la gran cita del sector que se celebra este miércoles en Madrid, donde unos 2.500 expertos en ciberseguridad participarán para hablar sobre la necesidad de proteger a una sociedad cada vez más conectada y vulnerable a los ciberataques. Mundo Hacker 2017 celebra su cuarta edición. ¿Qué nos espera este año? Hablaremos más, aunque no es monotema, todo lo que tiene que ver con el Internet de las Cosas (IoT) pero también con cuestiones que afectan a la seguridad en redes wifi, espionaje, sistemas de interceptación de contenidos? En la jornada se combinan ponencias y charlas técnicas. Además, este año tendremos la «CTF Academy», un concurso de «hacking» con los miembros del equipo español que ganó la European Cyber Security Challenge 2016 en Dusseldorf (Alemania). Es verdad que se habla mucho del IoT: ¿por qué es tan importante? Tenemos un ejemplo muy reciente, que acaba de caer, para que la sociedad sea consciente: Mirai, un «malware» con el que un grupo de ciberdelincuentes se dedicó a «hackear» el IoT . Es decir, interceptaron desde los routers de los hogares hasta cualquier tipo de aparato conectado que se te ocurra, como puede ser la Smart TV. La cuestión es que consiguieron «hackear» millones de aparatos conectados y comandarlos como si fueran una milicia para atacar a grandes empresas, como Instagram o Twitter, y tirar toda su infraestructura. Es solo un pequeño ejemplo de lo que sucede con la inseguridad. Es muy importante que nos empecemos a concienciar sobre la importancia de la seguridad porque los aparatos conectados de casa no solo sirven para «hackear» nuestro hogar, sino también para atacar a grandes empresas. Es un riesgo. Has dicho que con Mundo Hacker 2017 queréis «advertir de la que se nos viene encima en los próximos años, que no es poco». ¿A qué te refieres? El año 2016 fue un año terrible en 'leaks' (robo de información). Y este 2017 tiene visos de superarlo. Pero no solo se roba información sino que también se secuestra, tanto a pequeñas como a medianas empresas. De hecho, recientemente, al Gobierno le han robado de un registro una serie de matrículas de coches así como los datos de los propietarios. Esto significa que toda nuestra información, ya no solo la que publicamos en redes sociales, sino en páginas web de compra o venta online, como Amazon, están sufriendo constantemente robos de información con la que se trafica y alimenta las grandes bases de datos que compran otras grandes empresas para tomar decisiones sobre nosotros, como hacernos un seguro de vida. Se paga muchísimo dinero y es una de las cosas que más miedo produce. Al final siempre vamos por detrás de los «ciberdelincuentes». Ir por delante es imposible ¿no? Es como todo. Intentamos adelantarnos a los malos pero la realidad es que la ley y la seguridad van detrás del «hacking» siempre, al igual que el delito siempre va por delante de la ley. Los «hackers» avanzan mucho más y seguirán cometiendo robos. La cuestión consiste en concienciar porque muchas empresas, pequeñas, medianas y grandes, no están concienciadas en seguridad. Por ejemplo, nuestra empresa visitó el año pasado entre 40-50 clientes víctimas del «ransomware». Les habían secuestrado toda la información de la compañía. Las fábricas se pararon porque su sistema informático había sido secuestrado por un «ransomware». Esta situación la viven muchas compañías día a día. Por tanto, hay que aplicar seguridad en el uso de la informática. Por otro lado, por suerte, las grandes compañías están ya empezando a implantar estándares de seguridad. El problema es que cuando son víctimas de un robo de información, como sucedió con Yahoo, lo ocultan con el objetivo de escapar de las multas, hasta que ven que es imposible. Entonces, aunque despacio, vamos avanzando Por supuesto. Cada día es un avance y cada día es más difícil «hackear» porque se requieren de más y más conocimiento. Hay que ser positivos, aplicar la lógica, el conocimiento y la seguridad en todos los niveles. A veces pienso, a modo de reflexión personal, que los humanos no deberíamos ser tan dependientes, tecnológicamente hablando. Todo lo queremos hacer desde «apps», en el «smart home», tener un coche conectado, relojes inteligentes.. Toda nuestra vida conectada.
01-01-1970 | abc.es
Instagram supera los 700 millones de usuarios al mes
Instagram no da crédito pero sí. Lo ha vuelto a conseguir. Una vez más, la popular aplicación, propiedad de Facebook, se ha superado a sí misma: t iene ya más de 700 millones de usuarios activos al mes. Fue el pasado mes de diciembre cuando la compañía anunció que tenía más de 600 millones de usuarios mensuales. Además, en febrero de 2013 anunció que superó lo 100 millones. Desde entonces su crecimiento ha sido imparable. Según datos de la compañía, que nació en 2010, los últimos 100 millones de «instagrammers» se han sumado «a un ritmo más rápido que nunca». «El crecimiento -continua- se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen nuestra mejor capacidad de conectar a la gente con sus amigos en Instagram. También hemos tomado medidas para simplificar y mejorar el proceso de registro, lo que ha ayudado a que se unan nuevas personas en todo el mundo». En los últimos meses, la aplicación no ha dejado de introducir novedades, especialmente en Instagram Stories, la funcionalidad parecida a Snapchat, que recientemente alcanzó los 200 millones de usuarios diarios. Aunque la ruptura con el orden cronológico de las publicaicones fue muy criticado, la compañía ha adoptado otras medidas que han cautivado a los usuarios, como la posibilidad de hacer zoom a las imágenes, guardar las publicaciones favoritas o la opción de añadir hasta diez imágenes en las publicaciones.