Noticias de "instagram"

15-06-2020 | abc.es
Facebook se niega a pagar a los medios de comunicación australianos por sus noticias
La plataforma social Facebook rechazó este lunes un plan de las autoridades australianas para que los gigantes tecnológicos paguen a los medios de comunicación del país un porcentaje por la publicación de sus noticias. En una carta enviada a la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, siglas en inglés), Facebook recalcó que el dejar de publicar contenidos periodísticos no supone un gran impacto dado que, ya en enero de 2018, hizo cambios en los algoritmos que privilegian las publicaciones de amigos y familiares y reducen la exposición de los usuarios a las noticias. «Tenemos la confianza de que el impacto y los ingresos de la comunidad de Facebook en Australia sería poco significativa si dejamos de ofrecer contenidos noticiosos en Australia», precisó la empresa de Mark Zuckerberg en un comunicado de prensa. La ACCC tiene previsto publicar en julio próximo el borrador de un código de conducta obligatorio, encargado por el gobierno de Australia, que incluye el pago y el intercambio de los ingresos generados por parte de las multinacionales tecnológicas por la publicación de noticias publicadas en los medios locales. Conducta Si bien Facebook recalcó que apoya la idea de la creación de un código de conducta que regule la relación entre las plataformas digitales y los medios periodísticos, considera que compartir los ingresos supondría subsidiar a un competidor. «No es saludable ni sostenible esperar que dos empresas privadas, Facebook y Google, sean enteramente responsables de apoyar un bien público y resolver los retos que enfrenta la industria mediática australiana», afirma la compañía a través del comunicado. «El código (de conducta) necesita reconocer que hay una rivalidad saludable y competitiva entre las plataformas digitales y los que publican noticias y que en ella competimos por los ingresos publicitarios», añade la nota de Facebook. Además, la gran empresa asegura que a través de su plataforma se han producidos 2.300 millones de visitas a los enlaces de las noticias publicadas por los medios australianos entre enero y mayo de 2020, lo que a su parecer está valorado en unos 133 millones de dólares (118 millones de euros). Un medio de comunicación australiano propuso el mes pasado que Facebook y Google deberían pagar 386 millones de dólares (357 millones de euros), lo que supone un diez por ciento del total de los ingresos de estas multinacionales. En el documento enviado a la ACCC, el gigante de Palo Alto propuso además la creación de un Consejo Australiano de Noticias Digitales para mediar en las disputas entre las plataformas y los medios de comunicación, como alternativa a posibles multas y sanciones contempladas en el nuevo plan. Ingresos publicitarios La ACCC destacó en su informe final, publicado el año pasado, que las plataformas digitales en Australia concentraban el 51 por ciento del gasto publicitario en 2017 tras doblar su participación en los cinco años anteriores a costa de las publicaciones impresas, que en el mismo periodo pasaron del 33 al 12 por ciento del gasto. Facebook, la red social más popular en Australia, dispone de 17 millones de usuarios mensuales en el país, el 68 por ciento de su población, mientras que Instagram -la segunda con más seguidores y propiedad de Facebook- tiene 11 millones. En 2017, Google acumuló el 90 por ciento del tráfico de búsqueda desde ordenadores en Australia y el 98 por ciento desde teléfonos móviles. Australia, como otras organizaciones y gobiernos del mundo, está preocupada por la atracción de Facebook y Google de la mayor parte de los ingresos por publicidad digital en un espacio en el que no son los autores del material periodístico que publican.
09-06-2020 | abc.es
TikTok amenaza el trono de los vídeos: los jóvenes españoles usan la aplicación tanto como YouTube
Cuando llegó en 2005, YouTube era nada más que un repositorio de vídeos caseros. Una oportunidad para que todo aquel que quisiera publicar sus momentos divertidos lo hiciera de primera mano. En este tiempo se ha convertido en la principal plataforma audiovisual y ha introducido la figura de creadores de contenidos profesional, los llamados «youtubers». Es la «tele» para los más jóvenes y, sin embargo, peligra su hegemonía por culpa de la revolución TikTok . Esta aplicación de microvídeos es el fenómeno más reciente en la economía digital. Y la nueva ventana de entretenimiento para las generaciones más jóvenes. Los datos así lo constatan. Un estudio (PDF) de Qustodio, conocida herramienta de control parental, sobre una muestra de 60.000 usuarios en tres mercados (EE.UU. Reino Unido y España) pone de manifiesto que TikTok ha sido la la «app» más descargada durante la pandemia de nuevos coronavirus Covid-19 entre los menores, superando así a Instagram que, hasta ahora, estaba reteniendo el cetro de los servicios más interesantes para este tipo de perfiles. Su tiempo de uso en todos los mercados casi se ha duplicado en solo 9 meses. En el último año ha estado entre los cinco servicios más descargados de manera estable y permanente. Además, su uso se ha disparado. Los menores ya le dedican casi el mismo tiempo (una media de 71 minutos diarios) a TikTok en comparación con YouTube (unos 75 minutos diarios). El vídeo, por su fácil acceso y las mejoras en las velocidades de descarga, ha agitado el mercado digital, siendo ya uno de los formatos preferidos por los usuarios. De hecho, el informe indica que siete de cada diez menores utilizan YouTube, siendo la segunda plataforma para ver vídeos en televisión después de Netflix. ¿Por qué triunfa tanto? Por su apuesta por la imagen, la sobreexposición y sus capacidades para crear contenido gracias a un profundo editor que permite desde crear vídeos hasta 60 segundos o hacer «playback» de los éxitos musicales del momento. Una fórmula que ha conquistado a más de mil millones de usuarios en todo el mundo y, lo más importante, una cifra acumulada en un tiempo inferior del que lo consiguió Facebook, la mayor red social del mundo que está perdiendo en estos momentos el tren del futuro. En el último año, además, el tiempo que pasan los menores en redes sociales ha aumentado en torno al 100%, llegando hasta un 200% durante los meses de confinamiento. Los niños en España también menos tiempo jugando videojuegos que en otros países como EE.UU. y Reino Unido. El estudio indica que la «app» preferida de los menores en estos momentos es «Brawl Stars», nuevo videojuego de batallas multijugador de los creadores de «Clash of Clans». Antes de la crisis sanitaria, los menores pasaban una media de 86 minutos (EE.UU.), 75 minutos (Reino Unido) y 63 minutos (España) al día viendo vídeos en YouTube. Sin embargo, durante los meses del confinamiento (marzo-abril) el tiempo ha aumentado hasta 97 minutos (EE.UU.), 83 minutos (Reino Unido) Y 75 (España). Los españoles son los que menos tiempo pasan viendo vídeos online. Además del tiempo, el horario de consumo también ha cambiado: la hora punta se da durante el día (horario escolar) y no durante las horas de ocio.
09-06-2020 | abc.es
Por qué no debes subir fotos a Instagram desde la terraza de tu casa
El confinamiento, del que España va saliendo arrastrando los pies, ha alterado la forma de socializar y los hábitos de todos los ciudadanos. Una buena muestra de ello, es el enorme repunte de uso que han tenido las plataformas en línea durante este periodo. Según un estudio de Kantar, realizado sobre 25000 consumidores en 30 mercados, el uso de las redes sociales se ha incrementado en un 61% durante los meses de encierro. Evidentemente, más tiempo en las redes sociales significa más publicaciones y más vida personal revelada. Algo que, de por sí, no es malo, pero si que puede ser peligroso atendiendo a que estos espacios suponen, desde hace años, un entorno perfecto para el acoso, el maltrato y la ciberdelincuencia. Y, posiblemente, hasta el momento no se haya dado cuenta de que el contenido que sube puede revelar a personas extrañas mucho más de lo que pretendías inicialmente. ¿Sabía, por ejemplo, que alguien puede hacer zoom en sus selfies para analizar la escena reflejada en tus ojos? El año pasado, un acosador japonés fue noticia por hacer esto. Había estudiado los videos online de su víctima para determinar en qué edificio y qué piso vivía, y luego se dirigió a su puerta para atacarla. «El caso demuestra el gran problema que los usuarios de redes sociales enfrentan estos días: el acoso digital puede derivar en maltrato físico», dice Ruby González, encargada de comunicaciones en la empresa tecnológica NordVPN: «Las visualizaciones y reacciones al contenido de tus redes sociales te hacen sentir bien, pero el fondo de tus imágenes y videos también proporciona información para los criminales que rondan por la red». Si se quiere evitar posibles riesgos, únicamente hace falta tomar una serie de precauciones. Teniendo en cuenta que la seguridad total en internet no existe, todas las trabas que pueda poner el usuario contra la actividad de los cibercriminales son necesarias. NordVPN comparte unos consejos que pueden ayudarle en esta tarea. Controla quién puede ver lo que publicas Evidentemente, a todos los usuarios o, al menos, a la mayoría, les gusta que sus imágenes reciban un montón de «likes» e interacciones. Sin embargo, permitir que cualquier persona tenga acceso al contenido que se publica no es la mejor opción si se quiere evitar riesgos innecesarios. Por ello, es conveniente configurar las preferencias de la cuenta en modo privado. Antes de subir nada a la red social de turno, compruebe con quién está compartiendo su información. Lo ideal es que solo tengan acceso sus amigos dentro de la plataforma. Haz tus «posts» visibles solo para tus amigos en lugar de para todo el mundo en internet. Ojo con el resto Evidentemente, las redes sociales son un lugar que, entre otras cosas, está pensado para contactar con gente nueva. Sin embargo, es imprescindible que el usuario tenga mucho cuidado a la hora de aceptar la solicitud de amistad o responder al mensaje, de un desconocido. Entre otras cosas, porque puede tratatarse de una cuenta «fake» maliciosa que intente robar datos a la víctima. «No conectes con extraños en las redes sociales. Antes de aceptar como amigo a alguien que no conoces en Facebook, comprueba los amigos en común o las cosas que compartes con esa persona», recomiendan desde NordVPN. Escoge bien dónde sacas las fotos En tiempos de confinamiento se ha vuelto muy popular compartir imágenes desde balcones y terrazas. Sin embargo, cuando se hace algo así es importante ser consciente de que un cibercriminal, o un usuario malicioso, podría descubrir dónde vive quien publica el «post» únicamente observando el entorno. Y lo que sale No subas fotos de alta resolución a tus redes sociales. Es muy fácil descargar fotos y videos de Facebook e Instagram. Asegúrate de ocultar todos los nombres de calles, números de edificios y cualquier otra información que pueda indicar dónde estás. Recuerde, además, que en caso de que tenga el perfil abierto, un usuario malicioso podría descargar sus imágenes, crear una cuenta y utilizarla para suplantarle sin mayores problemas. Cuidado con la localización No etiquetes ninguna ubicación cerca de tu casa, para evitar que te sigan. También puedes desactivar la geolocalización, para que no se añada ninguna metainformación sobre tu ubicación a los archivos de tus fotografías. Nada de Wi-Fi pública Las redes Wi-Fi públicas pueden venir muy bien en un momento dado, pero hay que tener cuidado con la información que se consulta cuando se emplean. Los expertos no recomiendan, por ejemplo, entrar en cuentas bancarias por el riesgo de que la conexión esté hackeada y un tercero malicioso pueda robarla. Asimismo, es recomendable no utilizar redes sociales, ya que respresentan uno de los principales objetivos de los ciberdelincuentes debido a la enorme cantidad de datos que albergan del propietario y sus contactos.
05-06-2020 | enter.co
Uno de los mayores desafíos de la era de la Internet ha sido establecer cómo funcionan los derechos de autor. Tomemos el caso de Instagram. La plataforma es utilizada todos los días por artistas gráficos y fotógrafos para dar a conocer su material. Pero dentro de las opciones, también está la posibilidad de que un […]
03-06-2020 | abc.es
Collab: la «app» musical de Facebook para desafiar a TikTok
A diferencia de Zoom y de otras aplicaciones, TikTok no necesitaba que una pandemia lo pusiese todo patas arriba para seguir creciendo. Pero tampoco le ha venido mal. Así lo demuestra, por ejemplo, un reciente estudio de Sensor Tower en el que se afirma que plataforma de vídeos musicales ha registrado 315 millones de descargas durante el último trimestre. Un éxito rotundo que otras compañías, como Facebook, no han pasado por alto. Y es que la red social de Mark Zuckerberg está trabajando en el desarrollo de un servicio pensado para competir directamente con TikTok. Su nombre es Collab y en estos momentos ya está disponible en fase beta para iOS, aunque solo para invitados y para aquellos que hayan solicitado su uso a través del sitio web oficial. Según afirma Facebook a través del blog de la compañía, el servicio permitirá que varios usuarios puedan colaborar en la creación de vídeos musicales independientemente de su lugar de nacimiento. Es decir, exactamente lo mismo que TikTok. O casi. Su funcionamiento, detalla el jefe de producto de Facebook, Brittany Mennuti, es bastante sencillo. Cada colaboración está conformada por tres vídeos independientes que se reproducen de forma sincronizada. Asimismo, el servicio cuenta con herramientas de edición para que la mezcla de todas las interpretaciones tenga el mejor resultado posible. Para emplear la plataforma no es imprescindible contribuir con un vídeo propio tocando un instrumento o cantando. Quienes lo deseen podrán coger las interpretaciones de otros usuarios y realizar sus propias creaciones. Desde la red social afirman que, una vez se haya terminado de crear el vídeo, los usuarios podrán compartirlo dentro de la propia Collab. Pero también será posible colgarlos en otras plataformas propiedad de Zuckerberg, como Instagram o la propia Facebook, de forma sencilla.
01-06-2020 | abc.es
Cinco consejos para mejorar tu privacidad en redes sociales
En las redes sociales cabe toda la vida de un usuario. Desde los mensajes que intercambia a todas horas con sus amigos, hasta las fotos que subió de sus últimas vacaciones en Punta Cana. Por eso, es importante proteger todo lo posible esa información de aquellos que no tienen por qué conocerla. Especialmente de los cibercriminales, que siempre han mostrado un gran interés en el robo de cuentas. Aquí recogemos un puñado de consejos que pueden servirle a la hora de protegerse de los ataques y de las miradas indiscretas. Utilizar contraseñas robustas Las claves son la llave que da acceso a todas las plataformas en las que tiene una cuenta el usuario. Por eso, el primer paso para que las cuentas estén bien protegidas es el de contar con contraseñas seguras y difíciles de descifrar. «Una buena contraseña debe tener una longitud considerable y ser inteligible. El usuario no debe utilizar en ningún caso una palabra que tenga que ver con él, como sería su mes de nacimiento o su nombre. También debe contar con números, letras y signos especiales, como serían asteriscos o símbolos del dólar», señala a ABC el «hacker» ético Deepak Daswani. Asimismo, es importante no repetir claves en varios servicios y cambiarlas periódicamente. ¿Quién puede ver tus publicaciones? Las redes sociales se han convertido en el sustento de muchas personas. Ya sea porque gracias a sus publicaciones se han convertido en «influencers» o porque las utilizan para promocionar sus propios negocios. Sin embargo, si usted es un usuario normal, no hay motivo para que sus fotografías y comentarios estén visibles para todos los miembros de la plataforma. A este respecto, tanto Instagram como Facebook, dos de las redes más populares, cuentan con una funcionalidad que permite seleccionar quiénes tienen acceso a las publicaciones. Si no se emplean este tipo de herramientas, nada impediría, por ejemplo, que un tercero malicioso robase tus fotos de la red social y crease una cuenta de cero en la que suplantase al afectado. Ojo con lo que compartes La información es un bien muy preciado. Mucho más de lo que muchos usuarios se piensan. Por ello, es importante que, antes de realizar cualquier publicación, o de interactuar con una página en concreto, tengamos claro que no nos importa que Facebook, Twitter, Instagram o el vecino de enfrente se enteren de nuestras opiniones o de cuál fue el último viaje que realizamos antes de que la pandemia nos encerrase en casa. Hay que tener en cuenta, asimismo, que las redes sociales están interesadas en conocer los gustos de sus usuarios. Datos como el sexo, la afinidad por algún tipo de deporte o el gusto por la moda sirven, por ejemplo, para perfilarlos y mostrarles anuncios publicitarios personalizados. Tus claves son solo tuyas Como explicábamos, las cuentas de redes sociales, así como de otro tipo de plataformas digitales, como Amazon, resultan muy interesantes a ojos de los ciberdelincuentes. Por eso, no basta con contar con claves seguras, también hay que protegerlas y no compartirlas con nadie. Seguramente, en más de una ocasión se habrá encontrado en el buzón de entrada de su correo, o entre sus SMS o WhatsApp, algún mensaje en el que un tercero intenta, de forma más o menos chapucera, suplantar a algunas de las plataformas en las que tiene una cuenta para que le comparta datos personales. «Es muy importante utilizar el sentido común. En el caso de las estafas que tratan de robar la cuenta del banco del usuario, hay que saber que los bancos no entran en contacto con el cliente por medio de correos electrónicos o vía SMS para pedirle sus credenciales. Es algo muy raro. Yo diría que no ocurre con ninguna entidad. En caso de que tengamos una duda, lo recomendable es llamar por teléfono a nuestro banco y consultarlo», apunta a este diario José De la Cruz, director técnico de la firma de ciberseguridad Trend Micro. Y si tu banco no te va a pedir las claves por correo o SMS, evidentemente, tu red social tampoco. Al menos, a no ser que hayas realizado la petición de un cambio de contraseña. Asimismo, en caso de querer contactar con algún usuario, empleará uno de los dominios oficiales de la empresa. «Los correos electrónicos de Instagram y Facebook relacionados con tu cuenta se enviarán solo desde las direcciones @mail.instagram.com o @facebookmail.com», explican desde Instagram. Dar y quitar Cuando uno se descarga la aplicación de una red social, es bastante habitual que el servicio pida permiso para acceder a herramientas como el micrófono, la localización o la cámara. Esto no es algo necesariamente negativo, ya que muchas de las funcionalidades de una red social están directamente relacionadas con estas herramientas. En caso de que un usuario esté especialmente concienciado en temas de privacidad, pero no quiera perder la opción, por ejemplo, de subir «stories» a Instagram, lo mejor que puede hacer es dar y quitar el permiso a la aplicación de turno desde los ajustes del teléfono móvil. Algo que, aunque puede resultar algo engorroso, es posible tanto en dispositivos iOS como Android.
31-05-2020 | abc.es
La «otra» cara de los sistemas de cifrado en Facebook: puede proteger a pederastas
Las fuerzas de seguridad de muchos Estados han criticado en los últimos años la escasa colaboración de las plataformas de medios sociales en sus investigaciones. Seguir el rastro de sospechosos en redes sociales y sus comunicaciones digitales puede ser esclarecedor. Las multinacionales, sin embargo, se han cerrado en banda al considerar que protegen a sus usuarios. La privacidad ante todo. El sistema de cifrado de extremo a extremo introducido en algunos servicios tan populares como Facebook o WhatsApp ha limitado las posibilidades de interceder en una comunicación. Solo el emisor y el receptor pueden conocer el contenido del mensaje. Pero los expertos temen que estas medidas sean contraproducentes con sus investigaciones. Mark Rowley, exasistente de la comisión de la Policía Metropolitana de Londres (Reino Unido), ha señalado en declaraciones a «The Times» que los planes de encriptación de Facebook «pueden facilitar que los delincuentes prosperen en su plataforma». «Perdí la cuenta de las veces que mis equipos no pudieron detener crímenes en el Reino Unido debido a decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia por los ejecutivos de Silicon Valley», lamentó Rowley, quien cree que uno tipo de delincuente que se verá más beneficiado por estas medidas de seguridad pueden ser los pederastas. En la eterna lucha entre seguridad ciudadana o vigilancia policial, este veterano investigador lamenta la situación: «Sin acceso al contenido, el algoritmo de Facebook podrá detectar solo una pequeña fracción de los crímenes que identifica actualmente». Por esta razón, considera que es necesario establecer algún mecanismo de acceso. «Consideramos que nuestras casas son privadas, pero si la policía sospecha que se está cometiendo un delito grave en una casa es completamente razonable esperar que obtengan una orden de arresto. Este es el equivalente digital», argumentó. En los últimos años, gobiernos de todos los países, entre ellos, el de Estados Unidos han instado a las empresas tecnológicas a disponer de «puertas traseras» en los servicios digitales. En 2017, la disputa entre Apple y el FBI a raíz de un iPhone de un sospechoso del atentado de San Bernardino levantó un debate sobre la vigilancia colectiva. Actualmente, Facebook está trabajando para «fusionar" las tecnologías de mensajerías de Messenger, WhatsApp e Instagram. La idea es que los usuarios puedan enviarse mensajes entre cualquier plataforma de la empresa, aunque ya ha levantado las sospechas de posibles prácticas monopolísticas en Europa. Este planteamiento puede hacer que un usuario de WhatsApp pueda chatear con otro en Instagram, extendiendo así el sistema de cifrado en todos sus servicios.
31-05-2020 | abc.es
La «otra» cara de los sistemas de cifrado en Facebook: pueden proteger a pederastas
Las fuerzas de seguridad de muchos Estados han criticado en los últimos años la escasa colaboración de las plataformas de medios sociales en sus investigaciones. Seguir el rastro de sospechosos en redes sociales y sus comunicaciones digitales puede ser esclarecedor. Las multinacionales, sin embargo, se han cerrado en banda al considerar que protegen a sus usuarios. La privacidad ante todo. El sistema de cifrado de extremo a extremo introducido en algunos servicios tan populares como Facebook o WhatsApp ha limitado las posibilidades de interceder en una comunicación. Solo el emisor y el receptor pueden conocer el contenido del mensaje. Pero los expertos temen que estas medidas sean contraproducentes con sus investigaciones. Mark Rowley, exasistente de la comisión de la Policía Metropolitana de Londres (Reino Unido), ha señalado en declaraciones a «The Times» que los planes de encriptación de Facebook «pueden facilitar que los delincuentes prosperen en su plataforma». «Perdí la cuenta de las veces que mis equipos no pudieron detener crímenes en el Reino Unido debido a decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia por los ejecutivos de Silicon Valley», lamentó Rowley, quien cree que uno tipo de delincuente que se verá más beneficiado por estas medidas de seguridad pueden ser los pederastas. En la eterna lucha entre seguridad ciudadana o vigilancia policial, este veterano investigador lamenta la situación: «Sin acceso al contenido, el algoritmo de Facebook podrá detectar solo una pequeña fracción de los crímenes que identifica actualmente». Por esta razón, considera que es necesario establecer algún mecanismo de acceso. «Consideramos que nuestras casas son privadas, pero si la policía sospecha que se está cometiendo un delito grave en una casa es completamente razonable esperar que obtengan una orden de arresto. Este es el equivalente digital», argumentó. En los últimos años, gobiernos de todos los países, entre ellos, el de Estados Unidos han instado a las empresas tecnológicas a disponer de «puertas traseras» en los servicios digitales. En 2017, la disputa entre Apple y el FBI a raíz de un iPhone de un sospechoso del atentado de San Bernardino levantó un debate sobre la vigilancia colectiva. Actualmente, Facebook está trabajando para «fusionar" las tecnologías de mensajerías de Messenger, WhatsApp e Instagram. La idea es que los usuarios puedan enviarse mensajes entre cualquier plataforma de la empresa, aunque ya ha levantado las sospechas de posibles prácticas monopolísticas en Europa. Este planteamiento puede hacer que un usuario de WhatsApp pueda chatear con otro en Instagram, extendiendo así el sistema de cifrado en todos sus servicios.
27-05-2020 | enter.co
Instagram se ha convertido en una plataforma casi obligatoria para los creadores de contenido. La red social es una de las más populares para consumir fotos y videos, además de ser un punto de encuentro para aquellos que realizan transmisiones en vivo desde la plataforma. Pero aunque el público está ahí, los creadores han encontrado […]
25-05-2020 | abc.es
Amor en tiempos de pandemia: así utilizan los jóvenes las «apps» de citas para seguir ligando
Antes de que comenzase el estado de alarma, Carmela llevaba varios meses sin charlar con gente desconocida por redes sociales. Había tenido malas experiencias en el pasado, por lo que la joven madrileña de 27 años no estaba por la labor de repetir. Sin embargo, con la llegada del estado de alarma, y quién sabe si por coincidencia o por tedio, rompió la norma y comenzó a charlar diariamente por Instagram con un chico. «En mi caso sigo muy bien sola, pero ha dado la casualidad de que él es muy afín a mí. A los dos nos gusta la pintura, la arquitectura, la moda y frecuentamos los mismos ambientes. Además, vive a media hora caminando de mi casa. Así.. Ver Más