Noticias de "instagram"

16-10-2016 | abc.es
Instagram se instala en Windows 10
Se acabó tener que enviarte por email esa foto tan bonita que te has hecho con tu cámara reflex, que previamente te has pasado al disco duro del ordenador, para poder subirla a Instagram. Y es que la popular aplicación de fotografías llega al PC. Aunque no para todos. Una de las cosas que más se echa en falta de la famosa «app» de Facebook es que no tenga versión para ordenadores. Hasta ahora, el usuario ha manejado la aplicación solo desde el móvil. Sin embargo, la compañía ha diseñado una versión para Windows 10. Los interesados ya pueden descargarse Instagram desde la Store de Microsoft. Sin embargo, los usuarios que ya lo han hecho han denunciado su mal funcionamiento. Y es que solo se puede subir una imagen si el dispositivo tiene pantalla tácil, como por ejemplo, una tableta. Por contra, en los ordenadores de sobremesa no funciona.
10-10-2016 | abc.es
El 21% de los españoles siente pánico ante la idea de perder su «smartphone»
Estás en un tren y de pronto te das cuenta de que no tienes conexión de datos. La ansiedad se apodera de ti. No eres el único: el 7% de los españoles reconoce sufir FOMO (Fear of Missing Out). Es decir, miedo a perderse algo. No es el único miedo que sufren los españoles relacionados con su teléfono móviles: España es el país más adicto al teléfono, donde el 21% de los españoles siente pánico de perder su teléfono. Más de la mitad de los españoles (63%) admite tener algún miedo o fobia y, aunque los miedos más comunes son a las arañas (35%) o las alturas (35%), hay fobias modernas que han llegado para quedarse, como el miedo a perder la conexión a internet, la cobertura o directamente el teléfono móvil. Son datos que ha revelado este lunes un estudio de lastminute.com, elaborado con motivo del Día Internacional para Enfrentarse a los Miedos (Face Your Fears Day), que se celebra cada segundo martes de octubre. El estudio revela que el FOMO afecta ya a un 7% de los españoles, cifra que se eleva al 15% en el caso de los «millennials» (población entre 18 y 35 años) y que afecta a más hombres que a mujeres (9% y 6%, respectivamente). Junto con este miedo a la exclusión digital, a los españoles les afecta también el temor a quedarse sin internet (12%), por delante de otros países europeos como Alemania (11%), Italia (10%), Francia (9%) o Reino Unido (6%). La idea de no poder navegar por la Red, ver qué hacen los contactos en Facebook o compartir momentos en Instagram aterra a buena parte de los españoles, e incluso algunos están más preocupados por su imagen digital que por la real, con un 3% al que le da miedo no ser popular en las redes sociales. Además, el estudio sitúa a los españoles como los europeos con mayor adicción a su teléfono móvil: casi uno de cada cuatro (21%) siente pánico ante la idea de perderlo, de nuevo por delante de italianos (18%), franceses (15%), alemanes (14%) y británicos (9%). Los españoles son además los más proclives a compartir sus miedos y fobias a través de las redes sociales. Un 36% lo haría sin reparo, y entre los principales motivos están el ayudar a otros a superar el mismo miedo o fobia (57%), crear un tema de conversación (23%) o simplemente sentirse mejor (45%).
07-10-2016 | abc.es
La aplicación de fotografía Prisma introduce la creación de videos como obras de arte
En pocos segundos las fotografías toman una nueva dimensión. Y, a partir de ahora, también se podrá hacer con los videos. Prisma es una de las aplicaciones actuales más interesantes y que ha empezado a causar furor entre los usuarios de teléfonos móviles inteligentes. Permite aplicar diferentes filtros a las imágenes para crear fotografías y videos casi como obras artísticas. La nueva actualización ya está disponible para los sistemas operativos iOS y Android. La «app» cuenta con un sistema que, una vez procesado, convierte cualquier fotografía en una especie de obra de arte gracias a la incorporación de diferentes filtros que aplican numerosos efectos. El método es sencillo y tan solo hay que grabar los videos y, posteriormente, aplicar nueve filtros de corte artístico. En concreto, ofrece la posibilidad de convertir vídeos de 15 segundos en secuencias impresionantes. Estos filtros están inspirados en la estética y estilo de reconocidos pintores como Pablo Picasso, Vincent van Gogh o Eduard Munch, así como otros patrones clásicos del dibujo. Cuenta con unos 33 filtros disponibles, aunque la compañía ya ha adelantado en varias entrevistas a medios especializados que trabajan en otros tantos que lanzarán en las próximas semanas. De fácil uso, esta aplicación tiene funciones similares a las que han hecho popular a Instagram, servicio fotográfico propiedad de Facebook y que cuenta actualmente con más de 400 millones de usuarios en todo el mundo. Para utilizarla tan solo hay que darle acceso a la galería de fotos y, una vez elegida la imagen a modificar, seleccionar el filtro que se desea para, posteriormente, guardarla o compartirla en redes sociales.
07-10-2016 | abc.es
Instagram Stories, a la zaga de Snapchat: ya tiene 100 millones de usuarios
En solo dos meses desde que hiciera debut, Instagram Stories, un servicio de la red de fotografía inspirado en Snapchat, ha empezado a ofrecer números asombrosos. En este tiempo ha alcanzado ya los 100 millones de usuarios activos diarios. Con estas cifras, la plataforma propiedad de Facebook comienza a ser un duro competidor de la «app» de mensajería efímera, que acumula unos 150 millones de usuarios. Así lo ha confirmado Kevin Systrom, fundador de Instagram, en una entrevista en el medio especializado «Buzzfeed», en el que asegura que pese a las dudas iniciales «es una señal de que Stories está funcionando unos pocos meses después de su lanzamiento, pues más de 100 millones de personas la usan todos los días». Con más de 500 millones de usuarios en el mundo, Instagram decidió introducir este nuevo concepto de la caducidad pictográfica, entre otros motivos, para que el usuario pueda relajarse en sus creaciones sin la presión de tener que conseguir muchos «me gusta». Esta característica hace desaparecer las fotografías 24 horas después de su publicación. El objetivo es animar a los usuarios a publicar también sus momentos más cotidianos a modo de historia o relato pictográfico, sin limitarse sólo a los instantes estelares o visualmente más llamativos de la jornada, como suele ser habitual. El usuario puede seleccionar si quiere o no que le comenten sus fotografías y vídeos, y en caso de que lo permita, tiene opción de elegir que los comentarios sean sólo de sus seguidores y de gente que él también sigue o que lo hagan todos. En el caso de que el usuario de «Instagram Stories» desee conservar determinadas fotografías y evitar que desaparezcan transcurridos ese tiempo, sólo tiene que dar a la opción guardar antes o después de compartirlas. Para mantenerlas también las puede publicar como habitualmente en su perfil de usuario.
04-10-2016 | enter.co
WhatsApp ahora permite dibujar y poner emojis en las fotos
En los últimos meses, Facebook ha copiado varias de las funcionales de Snapchat para llevarlas a sus aplicaciones. Primero, fueron las Instagram Stories, que permiten compartir imágenes o video de manera pública con una duración de 24 horas. Ahora, la compañía anunció, a través del blog de WhatsApp que se podrá dibujar y poner emojis a […]
29-09-2016 | enter.co
Las mejores funciones de Historias de Instagram
Instagram lanzó hace poco Historias (similares a las Snapchat) en su plataforma. Aunque la función aún no tiene todas las herramientas de decoración y animación de Snapchat, Instagram ha intentado lanzar otras funciones que su app rival aún no tiene. Por ejemplo, en Instagram tienes más posibilidades de encontrar nuevas personas para ver sus historias. Estas […]
23-09-2016 | abc.es
¿Quién gana a quién en internet?
¿Facebook o Twitter? ¿Pinterest o Instagram? ¿Spotify o Apple Music? Son muchas las batallas que se libran en internet entre redes sociales, servicios de mensajería o de música en «streaming». Enfrentamientos menores, arduas disputas, luchas cruentas entre, algunos, gigantes de la tecnología que mueven millones de dólares en ingresos y, por supuesto, millones de datos personales, el gran negocio de los últimos tiempos. Pero nos encontramos en un panorama cambiante. Al igual que sucede en la tecnología de consumo, las empresas veteranas del sector -salvo honrosas excepciones- han cedido el testigo a empresas más jóvenes. Allí están las Nokia o las BlackBerry que quasi no tienen presencia en los mercados. Aunque Apple, con cuarenta años a sus espaldas, sigue cosechando éxitos y, en muchos aspectos, marcando la pauta en la innovación, hoy en día son otras marcas de menos de veinte años de existencia las que arrastran a los consumidores. Y en el ámbito de internet y los servicios digitales está sucediendo tres cuartos de lo mismo. Yahoo está, prácticamente, desaparecida. Su esperanza es sobrevivir a manos de la teleoperadora Verizon. Google, sin presencia en el mundo social, busca penetrar en otros sectores y alejarse de la coletilla de «motor de búsqueda». Hoy en día es Facebook la empresa modelo. En esta jungla digital, los usuarios de redes sociales y aplicaciones comienzan a distanciarse unos de otros, no solo por cuestiones evidentes como la edad. Bien se sabe que los jóvenes, por regla general, huyen de los espacios en donde se encuentran los adultos y sus padres. Y Facebook, con más de 1.710 millones de usuarios, corre el riesgo de tocar su techo de crecimiento y comenzar a observar cómo una generación llamada «Millennial» toma posiciones fuera de sus fronteras. Su objetivo, buscar otros lugares (virtuales) donde pasar el rato, divertirse, entretenerse y estar, como es de recibo, en comunicación permanente con sus amigos. Hubo un tiempo, sí, en que Twitter y Facebook se podían equiparar. Vistos los ritmos de crecimiento de uno y otro, y los derroteros por donde han sumado, hoy en día son firmas incomparables. Aunque en los últimos años han querido abrazar de manera recíproca servicios y funcionalidades propias de la filosofía de cada bando. Ha llegado un momento en el que no existe confusión: siempre sirvieron para distintos fines, algo que tal vez la red del pajarito azul no ha llegado a comprender en los últimos tiempos. Sus vaivenes, ensayos, cambios y experimentación no han logrado cautivar al gran público y, con un acumulado de 313 millones de usuarios, no hay día en que no se rumoree el interés de una empresa mayor en hacerse con los servicios de esta plataforma que es sinónimo de telerrealidad, comunicación en tiempo real y ha creado formas distintas de comunicación. Pero en ese nuevo orden mundial de las redes sociales han empezado a cobrar mayor protagonism0 marcas como Snapchat -uno de los fenómenos actuales entre un público mayoritariamente joven, según diversos estudios consultados por ABC- y WhatsApp que, pese a nacer en 2009 y tener varios años de existencia, ha comenzado a recoger la comunicación grupal que, hasta entonces, parecía canalizar Facebook. Visto en perspectiva, los 19.000 millones de euros que desembolsó Mark Zuckerberg hace tres años por una simple aplicación de mensajería ha sido, cuanto menos, clarividente de la situación en la que nos encontramos. Vestido de brujo, el ser humano se ha puesto habitualmente la chaqueta de gurú, aunque pocas veces se acierta a buen nivel. ¿Qué deparará el futuro? Aún no se sabe. Para algunos expertos, el tablero de las plataformas de internet continuará moviéndose de manera consistente. «Veo que ninguno de los dos [por Facebook y Twitter] va a serlo en el futuro, sabiendo como la gente joven pasa cada vez más de Facebook y veo más a Snapchat, que ha revolucionado los códigos de lenguaje, el que está cautivando al perfil que viene. Snapchat le está comiendo la oreja a Facebook al igual que Instagram a Twitter. Creo que se ve claramente cómo son dos monstruos que se van debilitando y van llegando nuevas cosas», considera a este diario Óscar Hormigos, fundador de The App Date. Las aplicaciones de mensajería son arena de otro costal. Han cubierto una necesidad básica, la comunicación, y han aprovechado el auge de una tecnología, los teléfonos móviles inteligentes, que gozan de una penetración increíble. Con sus virtudes y sus defectos, WhatsApp sigue siendo la reina en estos ambientes. Le sigue su «hermana» Messenger -ambas propiedad de Facebook-, que superan ya el umbral de los mil millones de usuarios en todo el mundo con presencias importantes en mercados como el europeo. Pero en la pelea por el liderazgo de las «apps» de mensajería aparecen otras como WeChat o Line. Pegatinas («stickers»), llamadas y videollamadas, funciones para compartir archivos en varios formatos, apuesta por la seguridad de los datos han servido para dar pasos importantes hacia la confección de plataformas más completas. El próximo salto, quizás, vendrá de la mano de los llamados «chatbots» basados en Inteligencia Artificial pero todavía es pronto si servicios como el reciente lanzamiento Google Allo tendrá más vida y si aportará algo importante. «Las propias aplicaciones de mensajería están compitiendo contra las propias redes sociales convencionales y tienen uso más masivo»., añade este experto. Nos encontramos, con todo, un panorama cambiante. En retroceso para algunas firmas, cree este experto: «Los líderes del sector van a la baja y aparecen nuevos códigos». Y, frente a esas posiciones, otra realidad que es evidente es la popularización y extensión de los servicios y plataformas de «streaming» que han inaugurado nuevas formas de consumos de contenidos. Para muestra, la música. El reproductor Spotify acaba de alcanzar los 40 millones de suscriptores de pago, una cifra que supera con creces a otros rivales como Apple Music, que debe contentarse con recibir el dinero de 17 millones de personas. «Desde luego en la música digital hay un claro ganador. Spotify lo entendió primero, tiró del carro, tiene una gran ventaja natural y Apple está demsotnrado que está flojo de cintura», manifiesta.